Drogas: depresivas, estimulantes y perturbadoras

Sustancias psicotrópicas. Toxicidad. Drogodependencia. Adicción. Usos. Toxicómanos. Tráfico. Alcohol. Anfetaminas. Cannabis

  • Enviado por: Daniel Velayos Garcia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
PREICFES Saber 11 Lectura Crítica Versión 2014
PREICFES Saber 11 Lectura Crítica Versión 2014
NO TE PIERDAS EL MUNDIAL YENDO A UN PREICFES VACACIONAL TRADICIONAL, MEJOR ESTUDIA DESDE TU CELULAR...
Ver más información

Ejercicios Resueltos Cálculo Diferencial
Ejercicios Resueltos Cálculo Diferencial
Serie de ejercicios resueltos de Cálculo Diferencial Este curso va ligado al curso actual de Cálculo...
Ver más información

publicidad

DROGA

Cualquier sustancia química preparada por el hombre y que éste puede utilizar en diversos cometidos. Se suele clasificar como drogas a los fármacos. Comúnmente se utiliza este término para llamar a aquella sustancia química, normalmente de origen vegetal, de uso terapéutico o no, que suministrada por diversos medios, fumada, inhalada, inyectada, etc., es capaz de actuar sobre el sistema nervioso y provocar un cambio en sus funciones, y cambios en sus sensaciones.

Sustancias como el alcohol, tabaco o café también son capaces de provocar cambios en el estado metal y físico del hombre. Por lo que son drogas.

En su mayor parte, estas sustancias son consideradas psicofármacos, puesto que se utilizan en el tratamiento de diversas dolencias. El término droga no se suele usar con estas sustancias de uso clínico sino a aquellas otras prohibidas en casi todo el mundo que, sin embargo, un gran porcentaje de población utiliza para su consumo particular.

Acción sobre el sistema nervioso central.

La capacidad de afectar a las funciones mentales de estas sustancias es muy grande. Está demostrado científicamente que las drogas provocan cambios en las células nerviosas y que éstas actúan sobre los neurotransmisores. Se conoce como actúan algunas drogas como el opio, que produce una sustancia muy parecida a unos neurotransmisores conocidos como endorfinas, o la cocaína, que produce una cambio en el neurotransmisor conocido como acetilcolina.

Aunque el efecto exacto de otras drogas se desconoce, se sabe que en la mayor parte de los casos producen sensaciones placenteras que, en un caso extremo, determinan la dependencia. La dependencia es cuando el consumo de droga tiene prioridad sobre las otras actividades diarias.

Cuando alguien se pasa con ciertas drogas -no necesariamente adictivas-, tiene unas sensaciones placenteras que tenderá a repetir. El consumo continuado de drogas origina el fenómeno de tolerancia, que se produce cuando el organismo se ha habituado a la nueva sustancia, y necesita cada vez mayores dosis de la misma para mantener el nivel.

Finalmente aparece la adicción, es cuando el que el cuerpo ha alcanzado tal dependencia que para lograr un estado de cierta normalidad en el sistema nervioso central, necesita nuevas dosis de la droga. Cuando la dependencia es muy alta, la falta de droga produce estados mentales de auténtico desorden, comúnmente conocido como mono.

No todas las drogas tienen la misma capacidad adictiva: algunas, como la heroína, son capaces de producir una rápida adicción a corto plazo, tanto física como psicológica; otras, como el LSD, no producen tanta adicción física.

La droga como fenómeno religioso y cultural

El consumo de diversas sustancias para lograr un estado eufórico, alucinatorio o narcótico viene desde primeras civilizaciones.

El uso de estas sustancias tenía un fuerte componente religioso y mágico, sin olvidar su uso medicinal. Está demostrado que ciertos pueblos de la Antigüedad usaban distintas sustancias de este tipo para la celebración de ritos religiosos en los que participaba todo el pueblo. Pruebas documentales demuestran el uso de estas drogas en la civilización griega. Las sustancias más utilizadas fueron el cáñamo y la seta Amanita muscaria.

Los especialistas dicen que hay dos tipos de experiencias con las drogas: algunas embriagan y producen una sensación de posesión del cuerpo, adormeciendo (el alcohol, el tabaco, la mandrágora, la belladona, el estramonio, etc) El otro tipo de experiencia producida por las drogas es la alucinatoria, la mente alcanza nuevos estados de consciencia y el espíritu parece escapar del cuerpo (la amina de ácido lisérgico o la psilocibina). Este tipo de experiencia la tenian los chamanes en multitud de culturas.

Las primeras drogas eran obtenidas de plantas bien conocidas por cada pueblo y que se podían encontrar con facilidad. Así, en el norte de Europa, Asia y América era común el uso de hongos, en Oriente Próximo la adormidera y el cáñamo fueron las más utilizadas, en Grecia se utilizaba el cornezuelo de los cereales, también conocido como ergot. En el resto de Europa se hizo un uso mucho la belladona, mandrágora o la adormidera, en África también se encontraban multitud de plantas aprovechables para este fin, como la nuez de cola o el café. Pero donde existió, y existe, mayor variedad de drogas es en América, donde podemos encontrar setas muy toxicas, cactus como el famoso peyote, y otras sustancias estimulantes como coca, guaraná, mate, cacao y tabaco.

La droga más extendida es el alcohol, ya era conocido en la Antigüedad, y, gracias a la fermentación de productos vegetales como la uva, el grano, ciertas frutas, etc., se podía tomar en todos los lugares.

Clasificación

Las drogas utilizadas, en medicina y en su uso ilegal, se las clasifica de muchas maneras: unas diferencian, entre drogas legales e ilegales; y otras se dividen entre las grandes familias químicas.

Quizás la clasificación más importante, aunque no la única, es la que se realiza entre los grandes grupos de drogas por el efecto sobre el sistema nervioso. Se diferencian tres grandes grupos: depresores, estimulantes y los perturbadores de la actividad del sistema nervioso.

Los grandes grupos de drogas quedan de esta forma:

Drogas depresivas del sistema nervioso

-Alcohol: es la droga más utilizada en todo el mundo y una de las más antiguas. Se consigue fermentando los azúcares de diversas plantas o de sus frutos. El azúcar, estimulado por unas levaduras da lugar a alcohol. La cantidad de alcohol dependerá de la concentración de azúcar en la planta original, y como del proceso de fermentación.

Cuando llega a la sangre, el alcohol produce una dilatación de los vasos sanguíneos . En dosis altas provoca alteraciones en las funciones mentales y del comportamiento, pérdidas de coordinación en el movimiento, y capacidad de percepción. La sensación de embriaguez es placentera.

El alcohol es legal y su consumo es aceptado por la sociedad.

- Opiáceos: el opio, de ella sale la morfina y después la heroína, se obtiene del bulbo de la planta.

El opio se obtiene al realizar cortes en el bulbo ya maduro de la flor. El opio provoca un fuerte estado de borrachera, y efectos analgésicos. No es muy tóxico pero si bastante adictivo. El opio es utilizado en farmacia, por sus cualidades analgésicas y como astringente.

Es una de las drogas más antiguas de las que se tienen noticia histórica, ya que hay pruebas escritas sobre sus uso en Egipto. El Mediterráneo fue una de las zonas para su cultivo, dado que salia de manera espontánea en muchos campos; en España, no hace mucho tiempo, era un remedio para dolores. En la actualidad, los mayores productores mundiales se encuentran en Asia.

El opio ha perdido su razón como droga, ya la producción se dedica a producir otros productos, primero morfina y más tarde heroína.

La morfina fue producida por primera vez en 1830, recibiendo su nombre del dios del sueño de la mitología clásica, Morfeo. Produce un estado de sopor y, lo más importante, eliminaba con gran rapidez todo tipo de dolores. Pero lo más sorprendente es que la eliminación de los dolores no implicaba una pérdida de otros sentidos. El problemas es que pronto se pudo observar que los pacientes tratados de forma intensiva tendían a volverse adictos. También se utilizó en el tratamiento de enfermedades respiratorias ya que es un fuerte depresor de la actividad respiratoria.

Un personaje universal de la literatura como es Sherlock Holmes, fue ideado por su autor como morfinómano.

En la búsqueda de una sustancia parecida a la morfina se llegó a otra nueva droga sintética, la diacetilmorfina, más conocida como heroína, descubierta en 1874 en la empresa alemana Bayer.

En un principio, y gracias a las presiones de la empresa farmacéutica, se pensó que era la solución a todos los problemas. Incluso se pensó que podría acabar con la tuberculosis.

El desembarco masivo de la heroína en Occidente se produjo a partir de la Guerra de Vietnam. Se fue convirtiendo en la reina de las drogas y fue eliminando otras drogas, como la marihuana o el LSD.

Sus efectos físicos y mentales, la heroína es parecida a la morfina.

Otro problema de esta droga, es que además de su toxicidad, suele ir mezclada con otras sustancias de parecida textura. Esta práctica muy común tiene como fin lograr mayores ganancias para el traficante. En algunos casos se ha llegado a detectar droga adulterada con polvo de ladrillo.

La heroína ha sido la droga que más ha favorecido la creación del perfil del drogadicto: persona marginal que sólo vive exclusivamente para procurarse nuevas dosis, y que se mueve en círculos delictivos o muy cercanos a ellos.

Otro tipo de drogas sintéticas derivadas del opio como la codeína, para uso médico, y otra droga totalmente sintética, la metadona.

Esta última es una droga sintética de menores efectos.

- Tranquilizantes y ansiolíticos: los tranquilizantes son drogas creadas para tratar ciertas enfermedades y recetadas masivamente y usadas en grandes cantidades. Entre los tranquilizantes se encuentran algunas de las drogas más comunes. El rey de estas drogas es el diazepan. Este tipo de sustancias se utiliza para paliar los síntomas de depresión, ansiedad, neurosis y estrés. Pueden llegar a provocar adicción, su toxicidad es baja.

El problema de este tipo de tranquilizantes es que se ha extendido entre la población con rapidez. Se pueden encontrar en el mercado negro como cualquier droga ilegal.

Drogas estimulantes del sistema nervioso

- Cafeína: es otra de las drogas más extendidas en la actualidad. Se suele consumir como infusión. Todas estas plantas eran conocidas desde antiguo, aunque el uso del café en infusión tuvo que esperar hasta el siglo XV .

produce unos efectos notables, aunque menos potentes y dañinos que otras drogas en dosis normales. Normalmente produce un efecto de estimulante psíquico, que ayuda a la memoria. También actúa en el aparato circulatorio y respiratorio. El problema es que en dosis altas produce insomnio, estados de excitación e incluso convulsiones. Como en el resto de las drogas su consumo puede dar lugar a la aparición de dependencia

En cacao parece que tiene algunas sustancias en su composición que pueden actuar como productoras de sensaciones de placer en el sistema nervioso.

- Tabaco: el tabaco, fue utilizada con profusión por los chamanes para sus ritos e incluso para alcanzar altos grados de intoxicación, que provocaban alteraciones de la conciencia del chamán.

El consumo de tabaco, fumado, en infusión, masticado e incluso en enemas, no solía tener el significado de placer que suele tener en la actualidad, ya que su uso era mágico y religioso. Cuando el uso de tabaco en cigarrillos o puros a la forma occidental se hizo común en América.

El uso intoxicatorio del tabaco ha quedado para los pueblos americanos que aún lo utilizan, mientras que el tabaco, una de las drogas más extendidas en la actualidad, se consume más por una mezcla de placer que produce la nicotina y por los usos sociales, que por la búsqueda de experiencias alucinatorias que sólo se producen con concentraciones de nicotina muy altas.

Los efectos de la nicotina en los fumadores suelen ser de una estimulación, y sensaciones de relax. Se llega a producir adicción física a la nicotina, pero la realmente importante es la psicológica.

- Cocaína: la cocaína es extraída de la planta conocida como Erythoxylon coca. Las hojas de esta planta, fueron utilizadas mucho por las culturas más antiguas de América. En las tierras altas de los Andes era muy apreciada ya que sus efectos sobre el cuerpo y la mente evitaban el mal de altura, anulaban la fatiga y eliminaban el hambre, y además daban fuerza al consumidor. Fue utilizada tanto en ritos religiosos y mágicos como para el consumo cotidiano.

Como con otras drogas, la coca fue prohibida por los conquistadores españoles, que pronto rectificaron al darse cuenta de los posibilidades en su utilización en los trabajadores, que no tenían cansancio ni hambre.

Se suele consumir esnifado. El consumo de hoja de coca y de cocaína son totalmente distintos. En el caso de masticar la coca los efectos nocivos no son muy altos, aunque producen un efecto de falta de atención y de concentración.

La nueva droga, tuvo su primer uso en la medicina donde fue bien recibida su capacidad anestésica. Se comprobó que aplicada sobre las mucosas las insensibilizaba, por lo que fue utilizada en oftalmología y odontología como anestésico. El nuevo milagro duró poco, hasta que se aparecieron los problemas de intoxicación y de dependencia.

El efecto de la cocaína sobre el sistema nervioso es muy potente: tras una toma aspirada por la nariz, se experimenta una sensación de exaltación de ánimo, eliminación de cansancio y una supuesta claridad mental, así como una sensación de placer. El problema de esta droga es que en dosis muy altas puede provocar la muerte, además de que produce daños cerebrales de consideración.

En Europa, la nueva droga ilegal se puso de moda, desde ese momento se la consideró la droga del éxito, ya que numerosos hombres de negocios la utilizaban para rendir más en su trabajo.

Los mayores productores de esta droga están en América del Sur.

- Anfetaminas: es otro psicofármaco excitante que parte de la efedrina. Al principio, la efedrina era utilizada para el tratamiento de enfermedades respiratorias, hasta que se comprobó sus efectos psicoactivos. Tras su consumo, se produce un aumento de la presión sanguínea, insomnio, y aumenta la actividad cerebral. Estas cualidades fueron aprovechas para lograr que los soldados durante la II Guerra Mundial, concretamente los británicos, pudieran aguantar la tensión del combate prolongado.

Con su ingesta, se logra mantener el vigor incluso durante días sin apenas comer, dormir o beber.

Drogas perturbadoras de la actividad del sistema nervioso central.

- Cannabis: La planta conocida como cáñamo es la productora de droga más conocida y utilizada. El cáñamo también ha sido usado mucho para la obtención de fibras. Ya se cultivaba en torno al año 8000 a.C. en sus múltiples variantes como la Cannabis sativa o Cannabis indica. Procede de Asia Menor se extendió con rapidez por todo el mundo para su uso como planta industrial de la que extraer fibras textiles y para consumir como estimulante. Su uso médico es de varios milenios atrás, ya que se conocen tratados médicos chinos del segundo milenio a.C.. Hasta el siglo XX este era su uso habitual, como medicina, hasta que fue prohibido.

Los productos obtenidos la planta son muy variados, el más común es la marihuana, también unas pastillas de aspecto plástico y color oscuro y conocida como hachís o chocolate. Normalmente se consume fumada, bien sola o mezclada con tabaco, dando lugar a un cigarro conocido comúnmente como porro.

los efectos que produce es efectos sedantes, estimulantes e incluso psicodélicos, además los ojos aparecen enrojecidos, aumenta del ritmo cardíaco, la boca se queda seca y se abre el apetito.

Es la droga ilegal más popular.

- Drogas alucinógenas: en este grupo están la mayoría de las drogas utilizadas por pueblos antiguos en sus ritos mágicos. La característica común de este grupo son los efectos como dilatación de las pupilas, aumento de la presión sanguínea, debilidad general. Su consumo suele provocar alucinaciones o visiones no reales, cambios de ánimo y un torbellino de ideas.

Las más famosas son diversos hongos, utilizados prácticamente en todo el mundo, como la Amanita muscaria y los cactus americanos, como la mescalina, extraída del cactus peyote, la fenciclidina o PCP, la psicolabina, la ibogaína, que se extrae de un arbusto africano, cuyas raíces producen efectos alucinógenos.

Pero la droga más común de este grupo es el LSD-25.

El ácido se consume chupando un pequeño papel secante o cartón impregnado de una minúscula dosis de la droga

Este tipo de drogas, fueron perdiendo poco a poco importancia a lo largo de los años hasta su casi

- Pegamentos, disolventes: se trata del escalón más bajo de la drogadicción marginal.

Se aprovechan gases presentes en disolventes o pegamentos para alcanzar un estado de embriaguez. Este tipo de consumo ha empezado a ser común desde hace algunos años entre niños y jóvenes, gracias a la facilidad de adquisición y bajo precio, contra lo que ocurre con otras drogas.

Toxicómanos

Existen varias opiniones que explican los motivos que conducen a entrar en el mundo de la droga. La más extendida, es que lo que causa la aparición de un grupo amplio de personas que hagan uso de las drogas y lleguen incluso a su abuso, es una auténtica enfermedad social. La opinion contraria defiende que en el uso de drogas sólo ve a criminales y degenerados que dan de esta forma salida a sus instintos más bajos.

En lo económico, en las últimas décadas los traficantes se han enriquecido.

Pero hemos dicho que el uso de las drogas es más complejo de lo que se piensa: no todos los drogadictos son marginados.

Los consumidores de cocaína españoles suelen tener un nivel educativo alto y suelen tener trabajo en la mayoría de los casos.

También las modas influyen decididamente en al difusión de las drogas o su uso como muestra de rebeldía ante el sistema, la sociedad, los padres, etc.

El negocio de la droga

El tráfico de drogas es uno de los mayores negocios mundiales por la cantidad de dinero que mueve en todo el planeta. Este dinero tienen una capacidad de corrupción notable.

Sólo en España y en 1993, las autoridades lograron capturar alijos de cannabis con un peso total de más de 160.000 kg., más de 5.000 kg. de cocaína y 604 de heroína y se estima que las capturas no llegan a un 10% del total que logra entrar en el país.