Drogas: Clases y efectos

Ciencias sociales. Marihuana. Hachís. Coca. Alucinógenos. Legalización. Efectos

  • Enviado por: Truchy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 58 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

Drogas

ÍNDICE GENERAL

Presentación Pág. 3

Introducción Pág. 4-11

Índice de las drogas Pág. 12

Marihuana Pág. 13-29

Hachisch Pág. 30-34

Coca Pág. 35-43

Alucinógenos Pág. 44-54

Legalización Pág. 55-57

Bibliografía Pág. 58

Cuando se nos planteó la idea de hacer un proyecto de investigación, decidimos hacerlo sobre las drogas. Nos pareció un tema interesante porque es una de esas cosas que siempre se ven, que estas en el día a día de nuestra vida. Cuando enciendes la televisión, siempre ves una noticia relacionada con las drogas, o cuando abres el periódico, que si se ha encontrado un aligo de cocaína o hachís o que se ha detenido a un importante traficante y sus compinches.

Creemos que hay que informar a la gente de nuestra edad de lo que son realmente las drogas, de los efectos que producen en nuestro cuerpo, y que consecuencias se pueden llegar a dar cuando los efectos primarios han cesado. En definitiva queremos dar un poco más de información para intentar acercarlo a la sociedad.

Este es un tema muy amplio, y nos podríamos pasar todo el curso recopilando y ordenando información sobre todos los tipos de drogas que existen, por eso nos hemos centrado solamente en cuatro tipos, uno de ellos es el hachís, que junto a la marihuana es una de las drogas más conocidas y consumidas por nuestra sociedad, dado que su obtención es relativamente más fácil y sobre todo más barata. Otra es la cocaína, la hemos escogido porque aunque parezca que es poco consumida, está mucho más presente en nuestra sociedad de lo que parece, y tanto jóvenes como adultos pueden llegar a consumirla habitualmente. La última y no menos importante que las otras tres son los alucinógenos, en esta categoría se engloban muchos tipos de sustancias, que van desde los hongos o setas alucinógenas hasta el éxtasis, pasando por los trippis y pastillas. Además nos centramos en este tipo de droga porque es muy barata e incluso gratis en el caso de las setas alucinógenas y otras plantas.

También nos ha interesado indagar un poco más sobre la historia de estas drogas, de donde vienen, y cual es la primera información existente.

Según los políticos, las drogas son uno de los problemas más grandes de nuestra sociedad, ya que están íntimamente relacionadas con la corrupción.

La palabra "droga", tiene sus raíces en la palabra griega "Phármakon", la cual significa que es una sustancia que comprende a la vez remedio y veneno, ambas a la vez.

Actualmente definiremos droga, como la sustancia o preparado que produce estimulación, depresión, alucinaciones o disminución de la sensibilidad o de la conciencia, y cuyo consumo reiterado puede crear adicción o dependencia. Droga es cualquier sustancia química que una vez ingerida altera la conducta y el estado de ánimo, la percepción, aumenta o disminuye el rendimiento físico y psíquico.

A continuación vamos a definir brevemente una serie de conceptos, los cuales están profundamente relacionados con las drogas:

- Adicción: estado de intoxicación crónica y periódica originada por el consumo repetido de una droga, bien sea natural o sintética.

- Dependencia: dependencia física o psíquica que tiene un drogadicto y que le lleva a hacer uso habitual de drogas o de estupefacientes.

- Hábito: un estado debido al consumo repetido de una droga.

- Sobredosis: dosis excesiva de una droga que puede llegar a producir alteraciones en el funcionamiento normal del organismo que la sufre.

Las drogas se pueden clasificar atendiendo a diversas particularidades como pueden ser:

  • Se pueden clasificar por su Composición Molecular en:

Drogas
-Livianas: Alcohol
Drogas
- Pesadas: Cocaína.

  • A su vez también se pueden clasificar por su efecto preponderante en:

Drogas
- Depresoras: alcohol y sedantes.
Drogas
- Estimulantes: cocaína, anfetaminas y cafeína.
Drogas
- Alucinógenas: LSD, psilocibina y mezcalina.

  • También se pueden clasificar por su origen en:
    Drogas
    - Canabinoides: Derivados de la marihuana, como el Delta 9 THC.
    Drogas
    - Opioides: Derivados de la Papaver Somniferum o amapola, como la heroína,
    morfina o codeína.
    Drogas
    - Inhalantes: Productos químicos volátiles que se inhalan para producir su

  • Por su aceptación social se pueden clasificar en:

Drogas
- Legales: alcohol, café, tabaco y medicamentos

Drogas
- Ilegales: cocaína, marihuana, heroína, etc.

Esta última clasificación será la utilizada por nosotros para clasificar los distintos tipos de drogas, para ellos comencemos dividiéndolas en drogas legales y ilegales:

Drogas legales

Alcohol

Historia:

Desde que el hombre aprendió a hacer uso del proceso de fermentación elabora bebidas alcohólicas; por ello el consumo de alcohol va íntimamente unido a las costumbres de casi todas las civilizaciones. Históricamente, el alcohol no se ha considerado como una droga y menos en los países con cultivos de vid. En muchos países representa la drogodependencia que provoca un mayor coste humano y material por su mortalidad y por estar muy extendida. El hábito de consumir bebidas alcohólicas, en épocas anteriores casi restringido al hombre, ha experimentado un crecimiento muy notable en la mujer. Actualmente, el consumo de alcohol es aceptado por muchas sociedades lo que permite su difusión e incluso su promoción por medios gubernamentales.

Química:

El alcohol etílico o etanol es un líquido claro, incoloro, volátil, inflamable y muy hidrosoluble. Se obtiene fundamentalmente por fermentación anaerobia de los hidratos de carbono. El etanol es el principal constituyente de las bebidas alcohólicas, que se vienen clasificando en diferentes grupos: -Bebidas fermentadas, como la cerveza y sidra con un contenido entre un 4-6% de etanol y los vinos (7-20%). -Bebidas alcohólicas destiladas con un contenido muy alto de etanol (30-50%). Destacan entre éstas: coñac, ron, whisky, ginebra, vodka, anís, etc.

Acciones farmacológicas:

-Sobre el sistema nervioso central: en una primera etapa produce una sensación de excitación por la desaparición de las inhibiciones, con sensación de euforia y optimismo, aumento del tiempo de respuesta, aumento de la sociabilidad, incoordinación muscular, alteraciones de la visión, excitación psicomotriz y en función de la dosis, depresión y coma. Inhibe, a grandes dosis, el centro respiratorio (se puede producir la muerte por asfixia, ya que se para el mecanismo que controla la respiración). -Aparato digestivo: la ingestión de alcohol aumenta la secreción de ácido clorhídrico y de gástrica (unas proteínas que ayudan a digerir los alimentos en el estómago), puede producirse gastritis, pudiendo llegar a erosiones sangrantes en el estómago. -Hígado: disminuye la formación de glucosa en el hígado (inhibición de la gluconeogénesis), hipoglucemia, aumento de la síntesis de triglicéridos en el hígado (a efectos nutricionales, el alcohol es una grasa, ya que cuando llega al hígado inmediatamente se transforma en ácidos grasos). -Aparato genital: el etanol aumenta la libido en el varón, pero disminuye la potencia sexual, además de producir atrofia testicular. En la mujer, a dosis altas produce relajación a nivel del útero. Intoxicación etílica aguda o embriaguez: es la clásica borrachera. Se caracteriza por una pérdida de control temporal sobre las facultades físicas y mentales causada por la ingesta excesiva de alcohol: alteraciones de la visión, de la percepción, lenguaje farfullante, trastornos de la coordinación, confusión mental y desorientación. Hay una reducción de la capacidad de crítica, una pérdida de la objetividad, se combinan estados de depresión y euforia, se afecta la memoria y aparece un empobrecimiento del lenguaje y pensamiento.

La intensidad de los efectos dependen de la alcoholemia (es decir, la concentración de alcohol en la sangre): -De 25-30 mg/100ml de sangre: sensación de bienestar. A la hora de realizar tareas finay y haya que procesar información de forma rápida es donde se ve el efecto del alcohol, ya que aumenta el tiempo que se tarda en reaccionar. -50-60 mg/100ml de sangre: ligera pérdida de inhibición. Éste es el límite legal (de concentración en sangre, ya que los valores que se detectan en las pruebas de alcoholemia son en aire expirado y son otros). -75-80 mg/100ml de sangre: se afecta la coordinación física, marcada pérdida de inhibiciones. -100 mg/100ml de sangre: torpeza, pérdida del control físico. -150 mg/100 ml de sangre: disartria (dificultades para articular las palabras), pérdida de memoria. -360 mg/100 ml de sangre: gran borrachera. -500 mg/100 ml de sangre: coma etílico y posible muerte.

Dependencia: el alcohol presenta dependencia tanto física como psíquica. Se considera que existe dependencia alcohólica cuando se presentan al menos tres de loa siguientes factores:

-La duración del consumo o la cantidad ingerida es mayor de lo que el sujeto pretende.

-Deseo persistente de consumir o repetidos esfuerzos inútiles de suprimir o controlar el consumo.

-Empleo de la mayor parte del tiempo en obtener alcohol para consumirlo o recuperarse de sus efectos.

-Intoxicaciones frecuentes o síntomas de abstinencia en situaciones domésticas, laborales o de otro tipo.

-Considerable reducción de las actividades sociales a causa del consumo del alcohol.

Continuo consumo de alcohol, a pesar de ser consciente de tener un problema social, psicológico y médico.

-Tolerancia notable a diferentes síntomas.

-Consumo de alcohol para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia.

Dependencia alcohólica:

Se caracteriza por un conjunto de alteraciones psíquicas, físicas y sociales que se desarrolla en sujetos con un abuso de ingesta alcohólica durante un período que oscila entre 5 y 10 años. Existe un período de primeros síntomas con degradación de la personalidad, pérdida de capacidad de razonamiento, empobrecimiento afectivo, lagunas amnésicas, descenso global del rendimiento psíquico. Suele aparecer en un lapso de tiempo comprendido entre 6 meses y 6 años, tras el cual se presenta el periodo de estado. El período de estado se caracteriza por un cuadro orgánico que implica desestructuración de la personalidad, deterioro intelectual, afectividad lábil e incontinencia emocional. Este conjunto de alteraciones empeora con las infecciones intermitentes que padecen y las múltiples complicaciones orgánicas que sufren. La desaparición del cuadro precisa de al menos 12 a 18 meses de completa abstinencia alcohólica. Síndrome de abstinencia: la intensidad depende de los siguientes factores: grado de dependencia física, dosis diaria de alcohol consumida, frecuencia del consumo, antigüedad del consumo y presencia de otras patologías, ya sean infecciosas o hepáticas. En la abstinencia alcohólica se pueden diferenciar varias etapas:

-Estado 1: aparece a las 12-36 horas de la supresión del alcohol y se caracteriza por un estado de nerviosismo e inquietud y de gran ansiedad.

-Estado 2: aparece a las 26-36 horas con sacudidas musculares, temblores, hipotensión ortostática y numerosas manifestaciones gastrointestinales (náuseas, vómitos, anorexia, etc). Hay gran irritabilidad.

-Estado 3: a partir del segundo día de abstinencia parece el cuadro "delirium tremens". Se caracteriza por sudoración, deshidratación y fiebre; un síndrome neurológico con temblores, trastornos del equilibrio e incoordinación, y un síndrome biológico con deshidratación severa, con pérdida rápida de peso. Este cuadro puede poner en peligro la vida del paciente.

-Estadio 4: alucinosis alcohólica con desorientación e ideas paranoides

Tabaco

La planta del tabaco recibe el nombre de Nicotiana tabacum en honor a Hean Nicot de Villemain, el primero que sugirió unos efectos terapéuticos de la planta (envió una muestra de la planta a la regente de Francia en 1560 para que aliviara sus jaquecas). La Nicotina tabacum es originaria de América. Las primeras descripciones del uso o de la adicción al tabaco se deben a Fr. Bartolomé de las Casas:"...siempre los hombres con un tizón en las manos y ciertas hierbas para tomar sus sahumerios, que son unas hierbas metidas en una cierta hoja, seca también, a manera de mosquete hecho de papel, de los que hacen los muchachos en la pascua del Espíritu Santo y encendida la un aparte del; por la otra chupan, o sorben, o reciben con el resuelto para adentr0 aquel humo; con el cual se adormecen las carnes y casi emborracha, y así dice que n sienten el cansancio. Estos mosquetes, o como les llamáremos, llaman ellos tabaco... Españoles cognoscí y en esta isla Española, que los acostumbraban a tomar, que siendo reprendidos por ello, diciéndoles que aquello era vicio, respondían que no era de su mano dejarlos de tomar; no sé qué sabor o provecho hallaban en ellos".

Tras los viajes de los españoles, su uso se hizo muy común en el viejo continente. A partir de entonces su cultivo comenzó a crecer de manera espectacular, llegando a ser una de las principales fuentes de ingresos para algunos países.

Aunque el consumo de tabaco suele considerarse un hábito y no una auténtica drogadicción, algunos autores estiman que este hábito reúne características similares a las de otras drogodependencias siendo las principales las siguientes:

-La nicotina es un compuesto psicoactivo.

-Los efectos subjetivos y psicológicos del cigarrillo y de la nicotina son similares.

-El tabaco se consume por períodos largos de tiempo, muchas veces de por vida.

-Una vez que el individuo se ha "enganchado", se desarrolla tolerancia a la mayoría de los efectos de la nicotina.

-La retirada de la nicotina va seguida de un síndrome de abstinencia.

-Existe una terapéutica sustitutiva para la desintoxicación (el chicle de nicotina), con períodos de inducción, mantenimiento, y retirada.

Los fumadores reconocen que las principales causas de su adicción son el alivio de la tensión y el aburrimiento. Pocos reconocen estar verdaderamente "enganchados" al tabaco y aseguran, como alguien dijo, que "dejar de fumar es realmente fácil: puede hacerse varias veces al día". La realidad es que los efectos farmacológicos de la nicotina y de los otros componentes del tabaco no pueden justificar totalmente el desarrollo de una adicción. De ahí la gran polémica que existe sobre la clasificación del tabaco como una droga.

Fumar produce una mejoría del estado de ánimo y relajación, particularmente en situaciones de estrés. Aumento del tiempo de reacción de los individuos fumadores a la hora de conducir.

Enfermedades relacionadas con el tabaco:

-cáncer: se admite que el humo del tabaco representa la causa más frecuente de cáncer de pulmón y que más del 85% de los pacientes con cáncer bronco pulmonar son o han sido fumadores. Otros cánceres relacionados con el tabaco son el de vejiga, laringe, mama, digestivos y cánceres de lengua y de labio (la posibilidad de desarrollar tumores de boca se multiplica se además se bebe alcohol)

-enfermedades respiratorias: la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es la patología más frecuente en individuos fumadores.

-enfermedades cardiovasculares: la nicotina y el monóxido de carbono son los dos componentes más nocivos sobre el sistema cardiovascular: la nicotina modifica la frecuencia cardiaca y el monóxido de carbono dificulta la oxigenación de los tejidos (con lo que se favorece la angina de pecho y el infarto de miocardio, ya que la sangre transporta al corazón menos oxígeno).

-embarazo: bajo peso al nacer, aumenta la mortalidad de los recién nacidos y aumenta el riesgo de malformaciones congénitas.

Fumadores pasivos: se estima que en lugares cerrados y poco ventilados, un no fumador puede inhalar en una hora la cantidad de humo de combustión de un cigarrillo.

Cafeína

La cafeína es la xantina más potente la cual, provoca un estímulo cortical y medular. La cafeína puede estimular el estado de alerta y aumentar la capacidad para realizar un trabajo agotador, además produce euforia que retrasa la actitud negativa frente a un trabajo tenaz.

Efectos farmacológicos

Las xantinas se distribuyen bien por el organismo tras la administración oral con una vida media de tres horas y media, mientras que la de la teofilina (presente en el te) es de 5 horas. Las xantinas dilatan las arterias coronarias y suelen ser usadas en casos de angina de pecho. Usadas también en caso de asma.

Efectos adversos por sobredosis

La cafeína es atóxica sin embargo la dosis fatal estimada para la cafeína en humanos es de 10g. provocando estados de ansiedad , irritabilidad temblores nerviosismo, hipertermia , jaqueca. Arritmias, hipotensión aguda debida a la vaso dilatación. La ingestión elevada de cafeína puede provocar un exceso de respiración, diuresis, tolerancia y aparición de síndromes de abstinencia ( tras 12 horas de la última ingestión)El consumo de cafés no esta relacionado con el cáncer.

Medicamentos con cafeína

Hoy en día existen multitud de medicamentos con cafeína ya sea cafeína sola o asociada con otros principios activos como en el caso de los analgésicos. Los medicamentos que contienen únicamente cafeína están indicados oficialmente para casos de astenia (cansancio de origen intelectual o físico) sin embargo se recurren a ellos en situaciones en las que hay que mantener la vigilia como es el caso de los transportistas por citar un sector de consumo. Si va a consumir uno de estos medicamentos pida consejo a su farmacéutico.

Inhalables

Este es un tipo de drogadicción que se efectúa principalmente y mayormente en la etapa adolescente o pre-adolescente, unido a un ambiente sociocultural muy bajo y en unas condiciones económicas deprimidas, famosos consumidores son algunos grupos de niños y niñas de la calle en Brasil. Este es un grupo muy heterogéneo de sustancias desde aerosoles, a pegamentos... buscando un efecto de borrachera rápida pues tienen un mecanismo de acción similar al alcohol, generalmente el producto se inhala metiendo la cabeza o la nariz en una bolsa. Tienen gran accesibilidad muy bajo coste por lo que este tipo de sustancias son consideradas como drogas de la pobreza, siendo un primer paso para el salto al consumo de otras. Los inhalables son depresores del sistema central , poco después de la absorción provocan un estado de euforia similar a la alcohólica, además de mareos característicos y falta de coordinación , ataxia pudiendo generar agresividad. A dosis elevadas puede sobrevenir un coma. Están descritas muertes súbitas por arritmias cardiacas, aspiración del vómito , menos frecuente es la aparición de parkinson aunque con frecuencia provocan lesiones renales. El tratamiento de los consumidores crónicos es muy complicado tanto en cuanto no se mejoren las condiciones socio-económicas y afectivas de la persona.

Inhalables Productos

Acetato de etilo y acetona Pegamentos

Hidrocarburos alifáticos Gasolina

Enflurano Anestésicos

Isopropilacetona Disolvente

ÍNDICE DENTRO DE CADA DROGA

NOMBRE CIENTÍFICO Y COMO SE LE CONOCE

¿QUÉ ES?

HISTORIA

EFECTOS

PRIMARIOS

SECUNDARIOS

TERAPÉUTICOS

PAPEL EN LA SOCIEDAD

NOMBRE CIENTÍFICO Y CÓMO SE LE CONOCE

El nombre común de la marihuana es “Cannabis Sativa”, pero en su centro de comercio más común (la calle) no se utiliza esta denominación. En la calle conocemos a la marihuana con nombres diferentes dependiendo del país en el que nos encontremos. Por ejemplo, en España se conoce la marihuana con nombres como `cáñamo', `hierba' o `tila'. A continuación se proporciona una lista de países junto con los nombres que se le dan:

Francia `Herbe de Chanvre', `Mari' o `MariJeanne'.

Brasil `Planta de felicidade'.

Dinamarca y Noruega `Hamp'.

Alemania `Hanfkant'.

Inglaterra `Hemp'.

Mozambique `Banga'.

Egipto `Kamonga'.

México `Marijuana', `Marihuana' o `Soñadora'.

Costa Rica `Hierba Santa', `Mala vida' o `Mariquita'.

Turquía `Kabak'.

Arabia `Kinnab'.

Japón `Taima'.

Oriente Medio `Zhara'.

¿QUÉ ES?

La marihuana es el nombre que se le da a la droga cruda fabricada con la planta llamada `Cannabis Sativa'. Ésta es una planta herbácea (permanece siempre verde), dioica (que tiene dos sexos: masculino y femenino), de cosecha anual y perteneciente a la familia de las urticareáceas. Es una planta muy resistente que puede medir de 1 a 7 metros. Presenta tallos acanalados (en forma de canal) con hojas palmeadas y partidas, de forma lanceoladas con bordes serrados, número impar de lóbulos, que puede variar de 5 a 11. Las hojas tienen una resina externa que la hace ser pegajosas al tacto. Las flores no tienen pétalos. Tienen un color que varía entre el verde y el amarillo. Las flores también tienen diferente sexo. Las masculinas se agrupan en racimos, mientras que las femeninas son casi invisibles y se agrupan en espigas. El fruto, conocido como cañamón, tiene una forma globular, un tamaño alrededor de los 5 mm de diámetro, color grisáceo y se emplea en la alimentación sobre todo de aves, y para la extracción del aceite.

El principal componente de la marihuana es el T.H.C. (delta-9-tetrahidrocarbinol), aunque en realidad contiene más de 400 elementos químicos diferentes. El T.H.C. está considerado como un agente activo alucinógeno, que tiene más de 80 derivados. Se concentra en diferentes partes de la planta. En la resina desde el 5 al 12 %, en las flores del 4 al 8% y en las hojas de la planta hembra del 0,2 al 4% de concentración. La cantidad y concentración del T.H.C. en la marihuana es quién determina la intensidad de sus efectos. La potencia de la marihuana viene marcada por varios factores como pueden ser la clase de planta, el clima, el suelo e la época de recolección, aunque estos son sólo algunos de ellos. En la actualidad, se dispone de una marihuana casi 10 veces superior, en potencia, a la marihuana que existía a principios de los años 70. Por eso, esta marihuana actual aumenta los efectos físicos y mentales, junto con la posibilidad de problemas de salud para el consumidor.

HISTORIA Y ORÍGENES

La planta de la cual procede la marihuana (`Cannabis Sativa') se conoce desde hace cerca de 8.000 años, ya que existen documentos chinos en los que se mencionan. Hace ya mucho tiempo que se vienen utilizando sus fibras para fabricar cordel, ropa, calzado o papel. Además, sus semillas se han utilizado a lo largo de la historia como alimento y su resina como medicina por su poder curativo. Los europeos que se desplazaron a América, dejaron constancia, en el s. XVI, de que la planta ya estaba muy ampliamente extendida por todas las tierras americanas. En la actualidad, esta variedad del cáñamo es la que más extendida está por el mundo.

Como inductor psíquico, fue utilizada primeramente en el continente Indio como apoyo a la meditación cósmica. Sus efectos psíquicos que favorecen la introspección (la capacidad del pensamiento para pensarse a sí mismo) fueron usados por los filósofos hindúes, preocupados sobre todo por la relación del individuo con el cosmos.

Por su multiplicidad de utilización, por las prohibiciones en la época moderna y por su gran expansión por todo el mundo, ha sido denominada de muchas y diferentes maneras, pero es importante saber que solo existe una especie y que hablar de dos variedades sativa e indica es un error. Se trata pues de una planta que según las condiciones de su cultivo, horas de luz, tipo de tierra, riego, toma apariencia y propiedades diferentes.

En lo relativo a sus efectos psíquicos, fue también utilizada por los griegos, quizá exportada del continente indio junto con las demás características del pensamiento clásico que conocemos como cultura indoeuropea. Se usaba el humo de la combustión de sus semillas aspirado, en fiestas religiosas. La aparición del vino puso en decadencia su uso en los países occidentales, más preocupados por la expansión hacia el exterior que por las exploraciones del alma, para lo cual el alcohol no es precisamente una aliado.

En el mundo árabe, la difusión del cannabis fue diferente. Existía una secta religiosa, que utilizaba no la planta sino la resina para narcotizar a los guerreros y en ese estado de atontamiento manipularlos, de tal forma que les hacían ver mediante decorados y jardines ocultos en los cuales introducían a los luchadores tras dormirlos con la droga, el paraíso de Alá, con mujeres bellas solicitas, ríos de leche y alimentos de todas clases. Ese estado de bienestar que producía la resina de la planta junto con la promesa de ir al paraíso tras la muerte, hacia de los guerreros del Alamut, llamados Assasin (asesinos), verdaderos suicidas fanáticos que pusieron en jaque a todo el mundo árabe. La tradición Sufi árabe, proclive a la meditación y al uso del pensamiento para llegar a Dios ha hecho que se conserve en estas tierras la costumbre de fumar hachís.

La revolución Hippy a finales de los cincuenta y principio de los sesenta puso de moda todo lo oriental, más preocupado por el espiritualismo que por el materialismo, por lo que las herramientas para hacer más fácil este cambio de percepción comenzaron a usarse ampliamente, no sin cierto disgusto de los gobiernos occidentales que veían con preocupación como una gran cantidad de divisas además de las simpatías de los ciudadanos se iban hacia el tercer mundo, a la vez que la juventud comenzaba a cuestionarse gracias a ese pensar al modo oriental, tanto la religión como la política e incluso el modo de vida que sustentaba la preponderancia de los países desarrollados.

La famosa convención de Viena, consiguió lo que los países occidentales no han conseguido hacer nunca; todos firmaron un acuerdo para prohibir y perseguir las drogas venidas del tercer mundo y se comprometieron a no dar individualmente ninguno de ellos un paso atrás en esta prohibición. Así queda asegurado mediante este muro medieval el dominio de nuestra cultura sobre los bárbaros.

El acceso a la información de nuestra cultura actual, pone muy difícil a los gobiernos el control sobre los individuos. Al poder sólo le queda una salida, la manipulación de la información y la creación de mitos o mentiras intencionadas a las cuales se prestan los científicos incluso para mediante la propia información disuadir a los ciudadanos del uso de su libertad individual de elección. Por otra parte, la labor policial que gracias a la manipulación informativa cada vez tiene mas impunidad en el atropello del individuo y sus instituciones ajenas al Estado.

En este momento, el consumo de los derivados del cáñamo, con fines que pudiéramos llamar de modificación del pensamiento esta tolerado, no legalizado y el trafico, cultivo y comercialización está castigado con penas desmesuradas, más propias de la Inquisición o de las leyes Nazi. El temor que sienten los estados occidentales por el poder del individuo sobre su pensamiento es casi paranoico hasta tal punto que recuerda a una de tantas guerras fanáticas que ha sufrido la historia para introducir un concepto de la vida explicativo en una religión con un Dios concreto y un símbolo al que todos deben reverencia. El Dólar, dios indiscutible ante el que se arrodillan todos los demás dioses menores y ante cuyo símbolo todos experimentan cierto estertor, domina nuestro mundo, introduciendo la ética económica propia de este sistema.

EFECTOS

PRIMARIOS

Los efectos abarcan una gama muy amplia, e influye de modo capital en ellos el ambiente y la preparación del individuo. Como en casi todo lo demás en la vida, las primeras administraciones tienen una intensidad rara vez recobrable, y por eso conviene cuidarlas más.

Cuando la marihuana es de calidad, son previsibles claros cambios en la esfera perceptiva. Se captan lados imprevistos en las imágenes percibidas, el oído, sobre todo la percepción musical, aumentan, las sensaciones corporales son más intensas y el paladar y el tacto dejan de ser simples actos rutinarios. De puertas adentro, esta suspensión de las coordenadas cotidianas hace aflorar pensamientos y emociones postergados o poco accesibles. Con variantes potentes y sujetos bien preparados, cabe incluso que se produzca una experiencia de éxtasis en el sentido antes expuesto, con una fase inicial de “vuelo” o recorrido fugaz por diversos paisajes y otra de “pequeña muerte”, conocida vulgarmente como “bajón”.

Parece haber también una alternancia en el efecto subjetivo. Por una parte están las risas estentóreas, la potenciación del lado jovial y cómico de las cosas, la efusión sentimental instantánea y el gusto por desembarazarse lúdicamente de inhibiciones culturales y personales. Por otra, hay un elemento de aprensión y oscura zozobra, una tendencia a ir al fondo (casi siempre pesimista) de la realidad, que ofrece al consumidor, de modo nítido, todo cuanto pudo o debió hacer y no hizo o la dimensión de incumplimiento inherente a su vida.

En cuanto al sexo, la marihuana goza de prestigios no enteramente infundados. Sin ser un afrodisíaco genital, potencia y matiza las sensaciones en todas las fases del contacto erótico. Mirar y tocar pueden convertirse en experiencias nuevas, como el propio orgasmo. Por otra parte, lo fácil parece quizá demasiado fácil, y lo difícil insuperable, induciendo desánimo; pero en una civilización obsesionada por puros rendimientos, como la nuestra actual, este desánimo presenta virtudes no despreciables, que devuelven formas de espontaneidad y finura muchas veces dejadas de lado. Desde luego, es incomparablemente más sutil para el erotismo que desinhibidotes como el alcohol, o que puros estimulantes. Resumiendo sus rasgos a este nivel, diría que hace a las personas más exigentes de lo común y que, por eso mismo, verifica una criba a la hora de buscar compañía; como compensación, proporciona a veces experiencias cualitativamente distintas.

SECUNDARIOS

Cuando se fuma marihuana, T.H.C., su ingrediente activo, es absorbido por la mayoría de los tejidos y órganos de su cuerpo; sin embargo, se encuentra principalmente en los tejidos grasos. El cuerpo, en su intento por deshacerse del producto químico extraño, transforma químicamente el T.H.C. en metabolitos de T.H.C. hasta una semana después de haberse fumado la marihuana, aunque los efectos de esta no sean notables. Mediante pruebas con T.H.C. radiactivamente marcado se han seguido estos metabolitos en animales por periodos de hasta un mes.

Las personas que consumen marihuana regularmente y a largo plazo pueden hacerse psicológicamente dependientes de la droga. Puede serles muy difícil limitar su consumo, pueden necesitar una mayor cantidad de la droga para producir el mismo efecto y pueden encontrar problemas en sus puestos de trabajo y sus relaciones personales. La droga puede convertirse en el aspecto más importante de su vida.

Una importante preocupación con la marihuana la constituyen sus posibles efectos sobre los jóvenes en su etapa de crecimiento. Las investigaciones indican que cuando antes comiencen las personas a utilizar drogas, tanto más probable será que pasen a experimentar con otras drogas. Además, cuando los jóvenes empiezan a fumar marihuana regularmente, a menudo pierden interés y no se sienten motivados para realizar sus deberes escolares. Los efectos de la marihuana pueden interferir con el aprendizaje ya que ésta reduce la capacidad mental, la comprensión de la lectura y las aptitudes verbales, y la habilidad para las matemáticas. La investigación demuestra que los estudiantes no recuerdan lo que han aprendido cuando están “intoxicados”.

Los experimentos realizados demuestran que la marihuana afecta adversamente una amplia gama de aptitudes requeridas para conducir con seguridad: se entorpecen las facultades mentales y los reflejos, se hace más difícil para los conductores responder a eventos repentinos e inesperados. También se ve afectada adversamente la capacidad del conductor para seguir en su vía o carril en las curvas, frenar rápidamente y mantener la velocidad y la distancia apropiada entre los automóviles. La investigación demuestra que estas aptitudes sufren un deterioro al menos por espacio de 4 a 6 horas después de fumar un solo cigarrillo de marihuana, mucho después de que haya desaparecido la intoxicación. Si una persona bebe alcohol, al mismo tiempo que consume marihuana, el riesgo de un accidente aumenta enormemente. La marihuana presenta un peligro patente en la carretera.

Algunos estudios de investigación indican que el consumo de marihuana durante el embarazo puede producir bebés prematuros y de bajo peso al nacer. Los estudios realizados con hombres y mujeres que fuman marihuana han demostrado que esta droga puede influir en los niveles de algunas hormonas relacionadas con la sexualidad. Las mujeres pueden tener ciclos menstruales irregulares y tanto hombres como mujeres pueden sufrir una pérdida temporal de fecundidad. Estos resultados indican que la marihuana puede ser especialmente perniciosa durante la adolescencia, periodo rápido de desarrollo físico y sexual.

Los científicos consideran que la marihuana puede ser especialmente dañina para los pulmones ya que quienes la fuman suelen aspirar profundamente el humo sin filtrar y lo retienen en sus pulmones por el mayor tiempo posible. Por consiguiente, el humo está en contacto con los tejidos pulmonares por largo espacio de tiempo, con lo que se irritan los pulmones y se dificulta su funcionamiento. El humo de marihuana contiene algunos de los mismos ingredientes que el humo del tabaco, los cuales pueden ocasionar enfisema y cáncer. Además, muchas personas que fuman marihuana también fuman tabaco, y los efectos combinados de fumar estas dos sustancias crean un riesgo mayor aún para la salud.

Se ha constatado que el humo de marihuana contiene los mismos agentes cancerígenos que el humo de tabaco. Al examinar en laboratorio tejido de pulmón humano que ha sido expuesto a humo de marihuana por espacio largo de tiempo, se observan cambios celulares, llamados metaplasia, los cuales se consideran como cancerosos. En pruebas de laboratorio, los alquitranes del humo de marihuana han producido tumores al aplicarlos a la piel de animales. Estos estudios indican que es probable que la marihuana ocasione cáncer si se la consume por un determinado número de años.

Los propios fumadores utilizan el término “estar quemado” para describir el efecto de un consumo prolongado. Las personas que fuman marihuana asiduamente por largos periodos de tiempo pueden experimentar torpeza, lentitud de movimientos y falta de atención. Estos fumadores “quemados” se muestran a veces tan inconscientes de lo que les rodea que no responden cuando les hablan sus amigos, y no comprenden que tienen un problema.

TERAPÉUTICOS

Fumar marihuana se ha convertido en un tratamiento muy popular para la pérdida de peso atribuida al VIH. Las aseveraciones sobre su eficacia están basadas principalmente en la experiencia individual más bien que en la información obtenida de estudios clínicos. Una forma sintética del ingrediente más activo de la marihuana, denominado dronabinol (Marinol), está aprobada por la FDA (Administración de fármacos y alimentos de los Estados Unidos). Se puede obtener mediante fórmula médica para tratar la pérdida de peso relacionada con el VIH (anorexia), así como para tratar las náuseas de las personas que están bajo quimioterapia.

Este documento describe las diferentes formas en que la marihuana se encuentran disponible en la actualidad. Aunque muchas personas reportan mejorías en su apetito y peso corporal, es importante considerar los posibles riesgos a la salud antes de utilizarla. Además, los estudios que se han realizado para evaluar el efecto de la marihuana en las personas con VIH han sido muy pequeños y breves. Mucha de la información que se da a continuación proviene de investigaciones hechas sobre personas que no tienen la enfermedad del VIH.

Los clubes de compradores y la ley

Aunque la marihuana es una sustancia ilegal, se han establecido "clubes de compradores" en algunas áreas con el fin de suministrarla a las personas que la utilizan con fines medicinales. Estos clubes constituyen un sitio seguro para comprar la marihuana. Aunque son ilegales bajo las leyes federales, algunas ciudades como San Francisco tienen leyes locales que les permiten operar. Algunos incluso tienen programas para suministrar marihuana medicinal gratuitamente o a bajo costo a personas de escasos ingresos.

Por medio de una votación popular se aprobó legislación en California que permite a los médicos recetar marihuana para ciertos problemas médicos. El desgaste físico atribuido al VIH es uno de los casos que considera esta legislación. Aunque algunos proveedores de atención médica han expresado su preocupación sobre la seguridad de fumar marihuana, muchos otros han quedado impresionados con los resultados tan positivos en cuanto a la recuperación de peso, y mejoría en el estado de ánimo y calidad de vida de sus pacientes VIH positivos que han utilizado marihuana medicinal.

Inquietudes en cuanto a la seguridad

Existen muchos posibles efectos dañinos por fumar marihuana, como sucede cuando se inhala cualquier otro tipo de humo. La mayoría de los estudios que mencionan estos efectos fueron realizados hace muchos años, y es común encontrar información contradictoria en ellos. Muchas personas se preguntan si las motivaciones de tipo político han influenciado los estudios iniciales sobre la marihuana. Para las personas con VIH, las principales inquietudes en cuanto a la seguridad son los posibles efectos en:

La función inmunitaria

Las complicaciones pulmonares (particularmente con la marihuana fumada)

Las hormonas

El estado mental.

La función inmunológica

Ha sido reportado que la marihuana y/o su ingrediente psicoactivo el "THC" pueden disminuir muchas de las funciones inmunitarias. Esto incluye la función de células importantes en el control de infecciones comúnmente observadas en las personas con VIH. La marihuana también puede aumentar el riesgo de ciertas infecciones, tales como el herpes y una variedad de otras infecciones de tipo bacteriano, viral o micótico (por hongos). Algunas de estas infecciones pueden producir niveles aumentados del VIH. Sin embargo, nada de esto ha sido claramente documentado en las personas VIH positivas.

Algunas investigaciones sugieren que la marihuana no tiene efectos significativos—buenos o malos—en el sistema inmunitario de las personas con VIH. Los estudios del Multicenter AIDS Cohort Study que evalúan los resultados de 1,662 personas seropositivas usuarias de drogas psicoactivas (marihuana, cocaína, LSD, etc.) encontraron que ninguna de estas drogas estaba vinculada a una mayor tasa de progreso de la enfermedad o de disminuciones en los recuentos de células CD4+. De los hombres que tomaron parte en el estudio, un 89% reportó haber fumado marihuana dentro de los últimos uno o dos años. Un estudio reciente, presentado en el 2000, examinó el impacto a corto plazo de la marihuana, el dronabinol o un placebo en los niveles del VIH y los recuentos de células CD4+. Después de 21 días, el uso de la marihuana no pareció tener efectos dañinos. Sin embargo, se requieren estudios a términos mucho más largos para poder concluir sobre si el uso de la marihuana es o no seguro para las personas con VIH.

Complicaciones de los pulmones

Las investigaciones que comparan los efectos en los pulmones de fumar tabaco y fumar marihuana muestran que el humo de la marihuana puede ser perjudicial. El humo de la marihuana aumenta el riesgo de complicaciones pulmonares, puede empeorar el asma y aumenta el riesgo de cáncer de pulmón más que el humo de tabaco.

Otro posible efecto perjudicial de fumar marihuana es que puede causar infecciones en los pulmones. En particular, se cree que un hongo llamado Aspergillus, que a veces se encuentra en la marihuana es causante de posibles infecciones. Estas infecciones han sido observadas algunas veces en personas en etapas avanzadas de la enfermedad.

Algunos recomiendan poner la marihuana en el microondas durante diez segundos para matar cualquier hongo que esté creciendo allí. El tiempo exacto requerido para matar el hongo variará dependiendo de las características del horno, la cantidad de marihuana y la humedad que contenga, así como de la cantidad de vatios del microondas. No existen estándares para esto, pero en general, los microondas pequeños generan menos poder y por consiguiente requieren mayor tiempo de "cocción" para matar al hongo.

Algunos estudios recientes sugieren que fumar marihuana también puede disminuir la capacidad de las células en los pulmones para destruir la cándida y otras bacterias. La cándida es el hongo causante de la candidiasis, un problema común en las personas con VIH. Las personas seropositivas que fuman marihuana pueden estar en mayor riesgo de complicaciones pulmonares. Este efecto en particular puede ser minimizado o eliminado horneando o ingiriendo la marihuana (como en el caso de los brownies y las tortas de marihuana), más bien que fumándola.

Impacto en las hormonas

Muchos hombres con VIH experimentan niveles bajos de testosterona durante el curso de la infección. Las mujeres también pueden experimentar niveles disminuidos de testosterona y cambios en otras hormonas, factores que pueden contribuir a muchas irregularidades menstruales que se observan en las mujeres seropositivas. Estudios realizados tanto sobre animales como sobre humanos demuestran que la marihuana puede bajar aún más los niveles de hormonas, incluyendo la testosterona. Esta información es importante para las personas con SIDA, ya que los niveles disminuidos de testosterona se han asociado con el desgaste corporal producido por el SIDA. La marihuana podría causar o empeorar este problema, posiblemente llevando a la necesidad de una terapia de reemplazo de testosterona.

Estado mental

El interrogante sobre los posibles efectos neurológicos (cambios en el estado mental) de la marihuana ha sido considerado en numerosos estudios realizados en años recientes. El uso de la marihuana ha demostrado tener un efecto a corto plazo sobre la capacidad de las personas para pensar, aprender, razonar y realizar tareas. Más aún, el uso de la marihuana tiene efectos a corto plazo en la memoria. Es menos claro si la marihuana tiene algún efecto a largo plazo en el estado mental o en el estado de ánimo. Tampoco se tiene muy claro si los efectos que se han percibido pueden catalogarse como "buenos" o "malos" por aquellos que los experimentan. Algunas personas sienten que fumar marihuana les ofrece un alivio de la depresión, mientras que otros sostienen que aumenta los niveles de ansiedad.

El impacto de la marihuana en el apetito

Se han llevado a cabo investigaciones extensivas sobre cómo afecta la marihuana el apetito, aunque muchas de ellas fueron publicadas desde ya hace 20 a 50 años. Siempre se han reportado informes anecdóticos sobre un mayor consumo de alimentos por parte de los fumadores de marihuana, (especialmente unos deseos constantes de picar aquí y allá). Sin embargo, hay que tener en cuenta la calidad de los alimentos que se consumen (caramelos y chips contra verduras, frutas y proteína) y la calidad del peso que se gana (grasa vs. músculo).

En general, los estudios sugieren que las personas que usan marihuana comen más, pero que los alimentos que consumen son más que todo golosinas, como galletas y chucherías. También hacen menos ejercicio y duermen más, todo lo cual contribuye a ganar peso.

No está del todo claro si el tipo de peso que se gana, el cual consiste más en grasa corporal que en músculo magro, beneficia la salud general y la longevidad de una persona con desgaste debido al VIH. Sin embargo, si se combina la marihuana medicinal con un programa integral de nutrición y mantenimiento de peso, así como de ejercicio, puede resultar muy útil. Debido a estas inquietudes, es importante que al evaluar los efectos medicinales de la marihuana no se limite a una medición del aumento de peso, ya que esto puede conducir a conclusiones falsas sobre su valor.

Al considerarse los factores de seguridad asociados al uso de la marihuana es importante sopesar estos factores en contraste con el daño que ocasiona el desgaste. Lo que puede parecer perjudicial para una persona saludable, puede resultar irrelevante para otra cuando se comparan las alternativas que debe afrontar.

El THC oral contra la marihuana

El medicamento oral, dronabinol (Marinol), fue aprobado en 1992 para el tratamiento de la anorexia en las personas con desgaste debido al VIH. El ingrediente activo en el dronabinol es el THC, el cual es uno de los principales agentes psicoactivos de la marihuana y es la sustancia que hace que alguien se sienta "drogado". Para tratar la pérdida de peso relacionada con el VIH, el THC probablemente actúa como estimulante del apetito, así como a las personas que están bajo el efecto de la marihuana les da el deseo de picar.

Las personas que usan dronabinol tienen experiencias mezcladas. Algunas reportan un efecto mínimo del medicamento mientras que otras experimentan demasiada euforia o la sensación de estar "drogadas". Esto se debe a las distintas formas en que el medicamento oral ingresa al torrente sanguíneo, o quizás desde el punto de vista de un individuo, de la forma cómo se sienta con respecto a estas sensaciones. Fumar marihuana o utilizar formas comestibles del producto puede ser la forma más eficaz de ingresar el THC al organismo. Las personas que han ensayado ambas formas dicen que son capaces de controlar mejor los efectos de la marihuana fumándola o comiéndola, y por eso lo prefieren a la formulación en pastillas.

Otros posibles usos de la marihuana medicinal

Para las personas con VIH, la marihuana puede tener otros usos además de estimular el apetito. Algunas investigaciones y reportes sobre las experiencias personales de la gente apoyan la noción de que la marihuana (o el THC) pueden ayudar a tratar las náuseas y el vómito. No se sabe cuál es la razón exacta por la que funciona. El dronabinol está aprobado para aliviar las náuseas en las personas que están bajo quimioterapia. Por consiguiente, la marihuana podría ser una alternativa razonable para las personas que no se benefician de los medicamentos regulares para las náuseas. Esto podría constituir un beneficio importante debido a que muchas personas reportan tener dificultades con las náuseas causadas por las terapias para tratar al VIH.

La marihuana ha demostrado ser un tratamiento eficaz para el dolor general asociado con una enfermedad o lesión grave. Al igual que con las náuseas, no se sabe cómo la marihuana alivia los dolores leves. Algunos nuevos estudios sugieren que la marihuana puede tener efectos antiinflamatorios.

El futuro de la marihuana medicinal

Un informe reciente del Instituto de Medicina (IOM) de la U.S. National Academy of Sciences estableció que ciertas sustancias químicas que se encuentran en la marihuana pueden ayudar a algunas personas a manejar ciertos problemas, pero que fumar marihuana, así como fumar cigarrillo, es perjudicial. Aunque existe un medicamento oral (dronabinol) que se supone que imita el efecto deseado de fumar marihuana, muchas personas prefieren fumarla o ingerirla en su forma natural.

En un intento de copiar los efectos de inhalar marihuana a la vez que se eliminan los riesgos que implica fumarla, algunos investigadores están ensayando el uso de vaporizadores (o inhaladores) para lograr una inhalación libre de humo. Aunque no se incluyó en este informe de la IOM, otras fuentes indican que el vaporizador ya se encuentra disponible. Este dispositivo calienta la marihuana hasta cierta temperatura para liberar las sustancias químicas activas sin quemar la planta seca. Puesto que esto solo existe desde hace poco tiempo, no se sabe su eficacia en suministrar el medicamento. Sin embargo, los resultados iniciales se ven prometedores.

En general, es muy probable que la investigación sobre la marihuana medicinal cambie el énfasis del estudio del uso de la planta misma al eventual desarrollo de un medicamento con las sustancias químicas derivadas de la planta. Esto ya ha ocurrido al aislar el THC en el desarrollo del dronabinol.

Lo que en la actualidad obstaculiza que se hagan más estudios sobre la marihuana (o las sustancias químicas derivadas de la marihuana) y sus beneficios para el organismo es un asunto complejo. Además de las inquietudes obvias de tipo político, no se les da muchos incentivos a los científicos investigadores para que estudien la marihuana y sus sustancias químicas. Específicamente, escasean los fondos del gobierno y las fuentes privadas, y existen inquietudes de que los frutos de la investigación no se hagan públicos debido a la naturaleza de esta droga. Además, muchos investigadores creen que podría afectarse su reputación si estudian la marihuana, debido a su característica de droga callejera y sustancia controlada.

Sin embargo, más investigación relacionada con la marihuana podría beneficiar a muchas personas, especialmente a quienes tienen VIH. Existen indicaciones de que las sustancias presentes en la marihuana pueden estimular el apetito, aliviar el dolor y calmar las náuseas. De tal manera que la investigación que lleve a descubrir las sustancias químicas causantes de estos efectos y la mejor manera de ingresarlas al organismo puede resultar de mucha utilidad. Aunque es posible que la investigación no logre eliminar las inquietudes sobre la seguridad de la marihuana medicinal, sí podría hacer que esta terapia sea una alternativa más realista para muchas personas.

¿Cómo comprar y tener acceso a la marihuana medicinal?

El dronabinol se encuentra disponible por medio de receta médica en hospitales y farmacias.

Comprar, vender o usar marihuana medicinal es ilegal en la mayor parte de los Estados Unidos.

Existe un número limitado de clubes de compradores, los cuales proveen un espacio seguro para que la gente compre marihuana medicinal. Algunos tienen programas que ofrecen gratuitamente o a bajo costo marihuana medicinal a las personas que la necesiten. Los mejores clubes de compradores operan bajo la vigilancia y credibilidad de una bien manejada agencia sin ánimo de lucro.

No todos los clubes de compradores son éticos o llevan a cabo negocios en el mejor interés de las personas VIH positivas. Los compradores deben tomar todas las precauciones y enterarse de las distintas opciones que existen en el área donde viven.

Resumen: Marihuana medicinal

La marihuana medicinal puede ser útil para aumentar el apetito en las personas con anorexia debida al VIH.

La marihuana también puede ser útil para manejar las náuseas y puede ayudar a aliviar el dolor.

Una forma sintética del ingrediente activo de la marihuana, el dronabinol (Marinol), está aprobado por la FDA para el tratamiento de la pérdida de peso asociada al VIH y para manejar las náuseas producidas por el uso de la quimioterapia.

Ventajas

El dronabinol está aprobado por la FDA y se encuentra disponible legalmente por medio de receta médica a través de hospitales y farmacias.

Las personas que han probado tanto el dronabinol como la marihuana medicinal indican que pueden controlar mejor los efectos de la droga con la marihuana medicinal.

Algunos pocos estudios sugieren que la marihuana no tiene impactos negativos en el largo plazo sobre la enfermedad del VIH y las medidas sobre la salud inmunitaria, como son los recuentos de células CD4+.

Desventajas

El dronabinol tiene problemas de absorción y muchas personas afirman tener dificultad para controlar los efectos de la droga (sentirse drogados).

La marihuana medicinal no se encuentra disponible legalmente para muchas personas. Las entidades que reembolsan los gastos médicos como las compañías de seguros y los programas estatales no cubren sus costos.

La marihuana y su ingrediente activo el THC ha demostrado en algunos estudios que disminuye la función inmunitaria.

La marihuana fumada aumenta el riesgo de infecciones en los pulmones y de complicaciones.

La marihuana puede estar contaminada con insecticidas, pesticidas, hongos y/o bacterias. Ingerirla puede traer consecuencias para la salud de leves a graves. (Algunas personas afirman que poner la marihuana en el microondas durante 10 segundos en alta potencia, puede disminuir los riesgos asociados a la contaminación con hongos).

La marihuana/THC tiene un impacto a corto plazo en el estado mental. Los efectos a largo plazo están menos claros.

Algunos estudios sugieren que la marihuana/THC puede disminuir los niveles de testosterona.

No está claro si la marihuana interactúa con otras terapias de medicamentos contra el VIH, aumenta la reproducción del VIH o impacta de forma negativa el progreso de la enfermedad.

PAPEL EN LA SOCIEDAD

Hoy en día, la marihuana está tan a la orden del día que no se puede sacar una opinión al respecto común a toda la sociedad, sino que hay que diferenciar por edades. Quienes más cercanos están a esta droga, que son las personas entre 15 y 29 años, consideran que la marihuana no es una droga, sino que es un vicio como puede ser el tabaco. Generalmente, quien empieza a fumar cuando es joven, sigue fumando en su mayoría de edad, aunque mucha menor cantidad y con diferentes usos. Por el contrario, las personas que nunca han estado en cercanía con la droga, tienen una opinión tremendamente contraria al anterior grupo de gente. Esta gente opina que la marihuana es una cosa maligna y maldita, aunque quizás sea porque no han recibido la suficiente información al respecto. Dicho lo cual, se puede observar que la marihuana, y la droga en general, es un tema muy subjetivo como para poder dar una versión detallada de lo que opina la sociedad acerca de ella.

En cuanto a la forma de introducción a la marihuana, los jóvenes suelen ser introducidos por sus compañeros, entre los cuales se pueden encontrar sus conocidos, amigos, e incluso hermanos. Las personas empiezan a consumir esta sustancia porque se sienten impulsadas a formar parte del grupo que forman sus amigos, que quizá ya consuman marihuana.

NOMBRE CIENTÍFICO Y CÓMO SE LE CONOCE

El haschisch no tiene un nombre científico determinado, ya que es un derivado de la planta del cannabis. Por el contrario, en la calle tiene muchos y variados nombres, que a continuación se ordenan por país.

España hachis, hash, grifa, kifi, mierda, chocolate, chich, costo, etc.

Francia indien, hachich, hach, haschisch

Noruega y Dinamarca hamp

Alemania hanfkant

Inglaterra hemp

Mozambique banga

Noroeste de África Chira

Egipto kamonga

Marruecos kif

México grifa

Costa Rica zacate chino

Turquía kabak

Arabia kinnab

Japón taima

Oriente Medio Zhara

¿QUÉ ES?

Es la resina del cannabis, y se obtiene dejándola secar una vez segregada por las flores femeninas. Se presenta en pastillas de color pardo oscuras, de olor fuerte a las que se les da el nombre de “suelas” o “fichas”. Se envuelve en papel de plata para su mejor conservación. La palabra `haschisch' es una palabra de origen árabe, y su traducción al castellano sería `hierba'.

El haschisch presenta varias tonalidades, formas y riquezas dependiendo del país del que sea su procedencia. Su cantidad en T.H.C. varía desde el 4 al 10%. Sus tonalidades se diferencian así. En Marruecos tiene un color verde oscuro tirando a marrón. Negro en el Líbano y en Medio Oriente, mientras que en Nepal tiene un tono negro como brea retorcida. En ocasiones, el producto puede ser adulterado con piensos compuestos o estiércol.

En cuanto a su proceso de elaboración, se puede decir que son necesarios casi 100 kg. De planta seca para obtener un kg. de haschisch de primera calidad. Tras retirar de la mata las raíces y partes más duras, una vez arrancada la planta, es corriente atarlas en gavillas para dejarlas luego secar. Tras el secado, se va tamizando sobre una tela, generalmente de seda, que cubre un recipiente de barro, de boca muy ancha.

Tras una primera pasada suave, se desprende un polvo muy fino que recibe el nombre de “sputnik” debido a que, según sus consumidores, la subida que produce recuerda a la ascensión de los satélites. De 100 kg. de rama, se desprenden entre 200 y 300 gramos de este polvo.

Una segunda pasada dará cerca de un kilo del llamado haschisch `doble cero' (el de más calidad). Pasadas sucesivas darán varios kilos de primera y segunda clase, siguiendo un proceso descendiente en calidad pero ascendente en cantidad.

Con la resina desprendida en sucesivas pasadas se confeccionarán a continuación las tabletas del haschisch, siguiendo diferentes procesos. Uno de ellos consiste en llenar de la cantidad adecuada bolsas de celofán preparadas al efecto y tamaño y peso adecuado al que se desea. Una vez llenas las bolsas, se cierran y se le practican unos agujeros pequeños para que permitan escapar el aire. Acto seguido se procede a envolver cada bolsa en papel húmedo y poroso (generalmente periódico), a fin de que al ser calentado se queme el contenido. Tras esta operación se vuelve a cubrir nuevamente con papel de estaño o de aluminio, y se coloca al calor hasta que alcanza la temperatura adecuada, momento en que se retira del foco de calor y se prensa. Durante el prensado, entran en funcionamiento los orificios practicados en las bolsas de celofán, dejando pasar el aire contenido en las mismas. Realizada la operación de prensado, se deja enfriar para que se endurezca y tome consistencia, procediendo luego a su almacenamiento. Su conservación es importantísima, por ser una planta aromática, debe evitarse la evaporación, es por lo que se hace un recubrimiento de plástico o de papel de estaño. Se intenta mantener a una temperatura no superior a 20º, ya que expuesto a temperaturas elevadas se deteriora rápidamente, perdiendo efecto sus principios activos.

De un tiempo a esta parte, con auge y demanda creciente, apareció un preparado conocido como haschisch líquido (aceite de haschisch). Su fabricación es un intento de concentrar el T.H.C.

Aunque se denomina líquido, en realidad es una sustancia viscosa, generalmente de color verde y con la consistencia del alquitrán. Es insoluble en el agua e incluso se solidifica si está en contacto con ella de una manera prolongada. El haschisch líquido suele tener una concentración de T.H.C. cercana al 65%, e incluso puede llegar a alcanzar hasta el 95% si las técnicas y los aparatos son buenos.

Mezclando 15 kg. de haschisch con 40 litros de alcohol de 96 grados, el resultado será 1 litro de haschisch líquido, de efectos mucho más fuertes que el haschisch convencional.

HISTORIA

Poco se puede decir del haschisch en cuestiones históricas que no vaya pegado a la historia de la marihuana, así que nos remitimos a ella. (Véase sección “La Marihuana”.)

EFECTOS

No se puede hacer una clasificación entre los tipos de efectos como es posible en el caso de la marihuana puesto que el haschisch no tiene efectos secundarios, y además también carece de usos terapéuticos.

Comparado con la marihuana, el haschisch resulta más reflexivo. Lo jovial y lo lúdico no desaparece, pero ocurre a un nivel menos epidérmico. Si la calidad del producto es excelente, puede producir experiencias visionarias sólo sospechadas usando marihuana, sobre todo cuando es administrado por vía oral. Incluso a través de pipas, sin mezclas de tabaco, ofrece con bastante claridad tres momentos sucesivos: el inicial de risa y extraordinaria agudeza para lo cómico, el intermedio de modificaciones sensoriales y el final de iluminación, donde cada individuo alcanza el grado de claridad que por naturaleza le corresponde.

Aunque su potencia introspectiva supera con mucho a la potencia de la marihuana, es frecuente que los consumidores atraviesen esas fases sin reparar en ello. Los derivados del cáñamo tienen como rasgo común exacerbar la personalidad del individuo en todos sus aspectos, y hace falta un esfuerzo de atención (por no decir un grado de desprendimiento personal) para aprovechar la oportunidad de mirarse desde fuera. Buscar el autoconocimiento es menos común que aprovechar pretextos para la desinhibición, y por eso algunos usuarios de haschisch y marihuana son arrastrados a escenificar disposiciones reprimidas.

Sin embargo, está fuera de duda que los derivados aumentan, en vez de reducir, la actividad cerebral, y está fuera de duda que reducen la agresividad. Por ejemplo, el gato no ataca al ratón si está sometido al influjo de haschisch.

Naturalmente, los efectos del haschisch excelente y el haschisch degradado son muy distintos. Además, éste último puede producir problemas físicos mucho antes. Aparte de la concentración de T.H.C. y sus isómeros activos, quizá la distinción básica deba establecerse entre uso ocasional y uso crónico. El ocasional asegura sorpresas en la experiencia debido a la falta de hábito de consumición. El uso crónico no asegura experiencias controladas, ya que eso depende de consumir o no variedades potentes. Además, este uso crónico tiende a quedarse con la parte depresivamente lúcida del efecto.

PAPEL EN LA SOCIEDAD

Puestos a comparar con la marihuana, el haschisch no goza de la misma fama dentro de la sociedad, puesto que es conocido por una gama menos amplia de personas. Se podría decir que sólo las personas de entre 13 a 40 años (a día de hoy) conocen bastante esta sustancia, ya que las personas mayores de esa edad ya eran mayores cuando esa droga se estaba empezando a instaurar en España, allá por la revolución hippy, y ni siquiera llegaron a conocerla. Generalmente pueden haber oído hablar de ella en noticias sobre que han capturado un alijo de haschisch, pero su conocimiento acerca de esta droga no va más allá.

Por el contrario, entre los jóvenes es una droga cada vez más conocida, y que debido a su bajo precio unido a su facilidad para ser conseguida es una de las formas más usuales hoy en día de “pillarse un buen colocón”.

NOMBRE CIENTÍFICO Y COMO SE LE CONOCE

Clorhidrato de cocaína

Coca, nieve farlopa, perico, gusanito, tiro ...

¿QUÉ ES?

COMPONENTES

Polvo cristalino de color blanco hidrofilico. Se extrae de la planta Erythroxylum Coca, que crece en América de Sur. Este arbusto es de hoja perenne de origen amazónico, tiene una corteza rugosa de color pardo rojizo, pudiendo alcanzar una altura de seis metros.

Tiene unas pequeñas flores de color blanco-marfil de unos dos centímetros de diámetro con olor parecido a las almendras. La semilla, se llama “Drupa”, tiene forma de ova y un diámetro de uno o dos centímetros y de color rojo cuando está madura.

La coca es un estimulante del sistema nervioso central. La cocaína aparece de distintas formas, a menudo es un polvo blanco parecido al cristal, aunque a veces viene en trozos mayores que en la “calle” se denominan “rocas”.

Otra forma de esta droga es la pasta de coca, es un producto fumado en Sudamérica, puede ser peligroso ya que también contiene contaminantes tales como el queroseno que puede llegar a ocasionar daños pulmonares.

también existe la base libre que se fabrica convirtiendo clorhidrato de cocaína de la “calle” a sustancia purificada y alterada que posteriormente es más apropiada para fumarla.

Existe también la hoja de coca, diferenciándose dos tipos:

Una es de un verde intenso, conteniendo una menor cantidad de alcaloides, pero ofreciendo un sabor agradable, por lo que es el tipo preferido por los indios para masticarla.

La otra es más corta y redonda, por lo que es preferida por los traficantes.

La hoja de coca, es el único integrante del arbusto que contiene cocaína. Esta dispuesta en grupos normalmente, de siete en cada tallo. Su forma es ligeramente ovalada, oscilando su tamaño entre cuatro y ocho centímetro de largo por dos a cuatro centímetros de ancho.

Su sabor es amargo produciendo que en la lengua una ligera sensación de embotamiento. El acto de masticar la hoja se denomina Acullicar.

PRODUCCIÓN Y PREPARACIÓN:

La planta o árbol de la coca, la Erythroxylon Coca , se cultiva en la zona occidental de América del Sur, que comprende el norte de Colombia, la región de Cochabanda en Bolivia y Perú, (en Perú se cultiva el 80% del total de la coca mundial) sus aldeas andinas a lo largo del Pacífico, a veces, cualquiera de sus 200 variedades puede crecer silvestremente. A parte de, los citados países latinoamericanos, en la actualidad se cultiva en Brasil, la India y Pakistán. El arbusto de coca, es sensible al frió, exigiendo unas condiciones de suelo muy particulares; las más idóneas son: altitud unos 600 metros, temperatura media de 20 grados, una humedad del 90%, debiendo los suelos ser ricos en nitrógeno.

Además de las grandes extensiones cultivadas, controladas por organizaciones mafiosas de droga, son abundantes las pequeñas plantaciones, propiedad de familias de campesinos.

El plantío de cocales, traen consigo una serie de consecuencia ecológicas, tales como la deforestación (arrasando la selva por el método de corta y quemar, con la consecuencia de inundaciones y sedimentación), y la desaparición de plantas y animales.

Generalmente, la producción de cocaína no se hace al por mayor, sino que los laboratorios, muy rudimentarios, trabajan por encargo, una vez que la operación cuenta con un comprador seguro, que se encarga de todo lo relacionado con el trasporte y la distribución de la droga, cuyo punto final suele ser Norteamérica o Europa.

La cocaína que se compra en la calle es una mezcla de cocaína pura y de otras sustancias que se le añaden para aumentar las existencias y las ganancias del vendedor. Estas sustancias con la cual se mezcla son: talco, harina, laxantes, azúcar, anestesia local y otros estimulantes y polvos.

FORMAS DE CONSUMO:

Aunque la masticación de hojas de coca produce efectos estimulantes, no se pueden comparar con el grado de estimulación que se obtiene con la administración de la cocaína, ya sea por vía nasal o intravenosa.

La cocaína suele tomarse fundamentalmente de dos formas:

Inhalada o “snifada”: por las fosas nasales, procedimiento muy en boga y de aumento progresivo en los últimos años en los países desarrollados de Europa y América.

Inyecciones subcutáneas o de otro tipo: es la forma de administrarse la cocaína por sí sola o mezclada con otra sustancia (morfina o heroína)

HISTORIA Y ORÍGENES:

La cocaína es el alcaloide de la planta Erythroxylon coca que se cultiva básicamente en la zona de la cordillera andina. Las hojas de coca, fuente de la cocaína, vienen siendo ingeridas, por sus efectos psicoactivos, desde hace por lo menos un milenio. Las hojas vienen a producir los mismos efectos mentales que la sustancia química pura, pero, como se las mastica, la cocaína que contiene, que suele ser del orden de 1%, es absorbida de un modo muy gradual en su paso del estómago a la corriente sanguínea; por este motivo los efectos psicoactivos que se derivan son más paulatinos y menos intensos que los del polvo cristalino, que suele inhalarse o inyectarse. 

La civilización Inca del Perú otorgó a la coca una posición prominente. Su uso más antiguo estaba reservado para las castas real y sacerdotal. Las hojas de la planta eran consideradas símbolo de la divinidad. Apreciando claramente sus efectos farmacológicos, pensaban que "los ángeles de Dios le habían regalado al hombre la hoja de la coca para saciar al hambriento, reanimar al cansado, reforzar al débil y hacer olvidar sus pesares al desdichado". Con el tiempo, los mayores consumidores de coca pasaron a ser las clases populares peruanas.

A mediados del siglo XIX empezaron a entrar en Europa cantidades apreciables de hojas de Coca. Su difusión por Europa y luego por Estados Unidos se debió principalmente al químico Ángelo Mariani, quien en 1883 patento el "Vin Mariani", extracto de coca diluido en vino que no tardó mucho en ser la bebida más popular de Europa, los médicos publicaron artículos profesionales recomendando el Vin Mariani para curar varias dolencias muy comunes, desde la irritación de garganta hasta dispepsia. Jonh Pemberton, boticario georgiano, inspirado por Mariani ideó en 1886 la formula de la coca-cola, que al principio contenía un jugo alcohólico y que describió como "vino francés de coca, tónico ideal", más tarde sustituyó dicho jugo por extracto de nuez de cola, una fuente de cafeína, y la base de agua común por una base de agua carbonatada. Hasta principios de este siglo la cocaína no fue eliminada de la fórmula de la Coca-cola.

La Coca-cola en sus orígenes llevaba en su composición Cocaína, era vendida como remedio para las cefalalgias y como estimulante. A comienzos de nuestro siglo, el personal médico empezó advertir de los peligros de adicción a la cocaína, la droga fue eliminada de la receta de la Coca-cola y se la sustituyó con un aumento de la presencia de la cafeína.

La obtención de la cocaína como sustancia química pura se debió al químico alemán Albert Niemman que en 1860 obtuvo cocaína pura de las hojas de coca peruana mezclando zumos acuosos de la planta con solventes orgánicos. Se demostró que la mayor parte de los efectos atribuibles a las hojas de la coca son atribuibles a la cocaína. Unos de los primeros investigadores médicos de la cocaína fue Sigmund Freud, la publicación de su articulo de "Über Coca" en el cual Freud hacía una defensa a ultranza de los muchos factores beneficiosos de la sustancia, entre los que se encontraban sentimientos de euforia, despeje mental, energía e inapetencia, hizo que empezara a difundirse la prescripción de la cocaína para aliviar la ansiedad y la depresión. Al final del siglo pasado la cocaína llegó a ser tan recetada como lo es hoy el Valium.

Entre los usos para los que Freud recomendó la cocaína se encontraba el de aminorar la morfinomanía. Ernst Fleischl con Marxow, patólogo y amigo suyo, se había convertido en morfinómano a causa de los dolores que padecía a raíz de la amputación de un dedo pulgar, Fleischl empezó a consumir cocaína para intentar prescindir de la morfina, pero enseguida pasó a necesitar dosis cada vez mayores de cocaína, después de cada inyección de cocaína le sobrevenía una rápida pero breve oleada de euforia seguida de una "caída" inmediata en grave depresión, Fleischl se siguió inyectando la cocaína en dosis cada vez mayores, hasta que al fin se volvió completamente sicótico, siendo el suyo uno de los primeros casos registrados de psicosis causada por la cocaína.

Cabe destacar que a pesar de los inherentes peligros del abuso de la cocaína, uno de los descubrimientos importantes fue el de usar la cocaína como anestésico local eficaz para cirugía menor. En 1905 se introdujo la procaína , anestésico local similar a la cocaína que produce en el paciente menos estimulación mental. La procaína y sus derivados siguen siendo básicos para la anestesia local.

EFECTOS:

PRIMARIOS:

La cocaína produce efectos sobre el sistema cardiovascular (taquicardia, hipertensión, arritmias, paro cardiaco) y sobre todo el aparato respiratorio (respiración irregular, aumento de la frecuencia cardiaca, parada respiratoria)

El individuo sufre una excitación, euforia, locuacidad, sensación de gran fuerza física y agudeza mental.

Cuando la cocaína es introducida por la nariz, los efectos comienzan a sentirse en cuestión de unos minutos, alcanzando el punto máximo en un intervalo de unos quince a veinte minutos y desapareciendo en un lapso de una hora. Estos efectos a parte de los mencionados anteriormente son, dilatación de las pupilas, aumento de la presión sanguínea y de la temperatura corporal. El adicto puede experimentar una sensación de bienestar y sentirse más a alerta o energético y con apetito.

SECUNDARIOS:

Los efectos físicos que se pueden llegar a dar en un individuo que consume cocaína son un andar vacilante, carnes de color gris amarillento, sus labios son temblorosos, ojos hundidos y rodeados por profundas ojeras de un tono moreno-violáceo y un hablar incoherente.

Al fumar la base libre se produce una intoxicación más corta e intensa que con las otras formas de consumo de la droga ya que el fumar es la forma más directa y rápida de llegar al cerebro. Debido a que se transportan al cerebro más cantidades y a mayor rapidez, se aumentan los riesgos asociados a la cocaína. Entre otro riesgos figuran confusión, dificultad del habla, ansiedad y graves problemas psicológicos.

Entre los consumidores son típicos los cambios de carácter y la hiperexcitabilidad , pasando de la euforia a la apatía o al mal humor, también los estigmas locales como hileras de pinchazos o cortes y lesiones en el interior de las fosas nasales, las cuales afectan a estas y al tabique intermedio, sientes picores y hormigueos, presentan las pupilas contraídas. Al tomarla por vía nasal, tienen sensaciones de frió y anestesia en la cara, nariz y boca, tienen sensación de moqueo acuoso, y de tener polvo a la altura de la solapa y hombros, por cuyo motivo se limpian con la mano dichas zonas de forma persistente.

El consumo continuado de cocaína se justifica por una fuerte dependencia psíquica que produce. La cocaína cuando es inhalada no produce dependencia física, de forma que, tras su consumo, el sujeto no sufre síndrome de abstinencia, o al menos, no manifiesta trastornos físicos, aunque si se han descrito algunas modificaciones a alteraciones del estado de animo del individuo como, insomnio, irritabilidad, depresión, cansancio, alteraciones de la memoria, paranoia, etc.

Sin embargo, cuando la cocaína se consume, por vía intravenosa, si que se produce dependencia física, y el sujeto sufre síndrome de abstinencia tras la interrupción del consumo.

El consumo continuado produce cuadros de tipo paranoide, que, a diferencia de los producidos por las anfetaminas no ceden con el cese del consumo.

TERAPÉUTICOS:

La cocaína fue utilizada en un principio como analgésico, pero dado su estrecho margen riesgo-beneficio, fue sustituida por nuevos analgésicos de síntesis con menor riesgo.

El clorhidrato de cocaína es la forma de droga más disponible y se utiliza médicamente como anestésico local.

PAPEL EN LA SOCIEDAD:

Al principio, los tomadores de coca, eran nativos de los países de producción o limítrofes, que en muchos casos mascaban la hoja de coca para que les ayudase a superar los inconvenientes de la vida en malas condiciones y el trabajo duro que se les planteaba diariamente.

Actualmente el consumo de la cocaína está experimentando un notable aumento, no solo entre la clase social alta y determinados profesionales, debido a la baja capacidad de la cocaína para producir dependencia física y a sus efectos estimulantes, que dan sensación de un aumento de las capacidades de la persona.

Los adictos a la cocaína de hoy en día, lo son por el mero placer o vicio que esta les produce, estando de moda en los grupos “snobs” y gente de alta y baja sociedad. Son numerosos los artistas mundiales conocidos entregados a esta lacra, un claro ejemplo en nuestra sociedad es el cantante Joaquín Sabina, todos conocemos su adicción y los problemas que esta droga le produjo. De hecho en clubs y discotecas de grandes ciudades, a las que acuden músicos, cantantes y gentes de élite, etc, es donde se consumen mucho de estos productos.

Cabe destacar que escritores tan conocidos como R.L. Stevenson, autor de El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde (1885), Sir Artur, autor de Sherlock Holmes, el poeta alemán G. Trakl, o el ruso M. Aguéev, eran consumidores de cocaína, como el caso del primero de ellos, que escribió su obra en tan solo tres días, estando bajo los efecto de esta sustancia. Aunque no solo consumían ellos esta droga sino también sus personajes, puesto que como se puede apreciar en el libro de Sherlock Holmes, su protagonista era consumidor de esta sustancia, alegando que la consumía para tener la mente activa cuando no tenía ningún caso que resolver.

La cocaína es la segunda droga ilícita más consumida, tras el cannabis. El 3,1% de los españoles entre quince y sesenta y cinco años han probado la cocaína en alguna ocasión, siendo un 0,6 % quienes lo hacen de manera regular.

Aunque desciende muy ligeramente el porcentaje de quienes la han probado, aumenta el de aquellos que la consumen regularmente.

Los mayores consumidores de esta sustancia se enmarcan entre los veinte y veinticuatro años, con un 3.3 % de chicos y un 0.8 % de chicas. Entre los jóvenes de entre catorce y dieciocho años nos encontramos con que al menos un 5.4 % han probado la droga alguna vez. La edad media del consumo para esta colectivo se sitúa en los 15.7 años.

De los 2141 episodios de urgencias en 1999, 1010 fueron debidos al consumo de cocaína, el 48.1% de los caso. Superando los caso de urgencias por heroína en el mismo año, que representaron el 41.9%.

NOMBRE CIENTÍFICO Y COMO SE LE CONOCE

Sustancias alucinógenas, dentro de esta categoría nos encontramos con las setas, la mescalina, el LSD (tripi), éxtasis o MDMA, PCP, e innumerables sustancias con distintos nombres, pero de la misma familia.

¿ QUE ES?

Los alucinógenos son sustancias que distorsionan las impresiones sensoriales dando lugar a ilusiones, alucinaciones, etc, es decir, el sujeto percibe objetos o sensaciones que no existen en la realidad. Los alucinógenos son psicotropos que quedan clasificados como psicodislepsicos por Delay, quien definició la psicodislepsia como la perturbación mental provocada por ciertas sustancias que producían una distorsión delirante en la apreciación de la realidad.

Se puede decir que todos los alucinógenos de carácter toxicológico-social pertenecen al reino vegetal, siendo innumerables las sustancias vegetales que contienen principios alucinógenos.

Los más conocidos son el LSD, que deriva de un hongo llamado Corzuelo de Centeno; la mescalina, principio activo obtenido de un captus, que crece en México, llamado Peyote; y la psilocibina que procede también de ciertos hongos de México y América central, y el éxtasis (MDMA).

El LSD o LSD-25 se trata de un psicotropo sintético, es el alucinógeno más utilizado y difundido en todo el mundo. Recibe su nombre de las iniciales liserg saure dietylamid, en español dietilamina del ácido lisérgico, y el numero 25, por ser el vigésimo quinto compuesto de este genero, de una serie de 27, sintetizado por los laboratorios Sanzoz mediante la compensación de la dietilamina y del ácido lisérgico, que fue asimilado en 1934 del cornezuelo de centeno. El cornezuelo de centeno, es un hongo parásito de esta gramínea, cuya denominación botánica es claviceps purpúrea, tiene forma de cuernecillo y , aunque afecta también a otras gramíneas, se desarrolla perfectamente en el centeno.

El LSD, es incoloro, inodoro e insípido y cuando cristaliza lo hace en forma de prismas puntiagudos. Su forma habitual de presentación (aunque existen otras), es en papel secante (que suele llevar dibujos tales como ácido, popeye, héroes del cómic, ... que le dan un diseño inocente), el cual se coloca en un centro con mucha irrigación sanguínea (por ejemplo colocándolo bajo el paladar), aunque también se puede inyectar o administrar en comprimidos.

El éxtasis o metilenedioximetilanfetamina (MDMA) es una nueva droga que apareció en el mercado ilícito americano, de una manera generalizada en cuanto a su consumo, en el año 1985, si bien fue patentada por primera vez en Alemania en 1914 por E. Merk & Cia, como supresor del apetito, pero nunca fue comercializada. Es conocida también con los nombre de Adán, hamburguesas, galletas de disco, palomas del amor, M25, XCT, o simplemente X, como últimamente se le viene denominando.

Su presentación por lo general es en forma de pastillas o cápsulas de diferentes colores. Hace efecto unas dos horas después de haberla consumido. Lo habitual es consumirla por vía bucal, y sus adeptos no suelen mezclarla con alcohol, ya que este mitiga los efectos de la droga, a la vez que pasadas unas horas suele deprimir ocasionando en el consumidor efectos contrarios a los que buscaba.

HISTORIA

Los alucinógenos naturales fueron algunas de las drogas empleadas primitivamente en la historia de la humanidad. En 1600 a. C. ya se utilizaba el hongo Amanita muscaria en la India. El cactus peyote y los hongos psilocybe se utilizaban en el Nuevo Mundo antes de que los españoles llegaran. En concreto, el peyote, cactus designado como Lophophora williamsii o bien como Anhalonium lewinii, se empleó durante siglos en las ceremonias religiosas de los indios mexicanos y ha perdurado hasta hoy en sus rituales sagrados..Mucho de lo que sabemos acerca de su uso en la antigüedad proviene de Francisco Hernández, médico del rey Felipe II de España que hizo varios viajes a México y pudo comprobar el uso sagrado que la civilización Azteca le daba al peyote.

      En vez de resistirse a la cristianización, los indios de México fusionaron sus antiguas religiones con la cristiana y combinaron las doctrinas de ésta con sus prácticas religiosas tradicionales. Paulatinamente la religión del peyotismo se fue propagando entre los indios por territorios que hoy forman parte de los Estados Unidos de Norteamérica. En 1918, su culto recibió la sanción oficial como Iglesia Americana Nativa de los Estados Unidos,  formal sincretización del cristianismo y las creencias tradicionales de los indios. Por los años sesenta era considerado como el principal culto religioso de los indios norteamericanos que habitan entre las Montañas Rocosas y el Mississippi. El empleo por la Iglesia Americana Nativa de una droga que altera la mente llegó a ser materia de controversias legales y disputas legislativas entre los congresistas, pero en la actualidad el peyotismo es completamente legal. El peyote contiene muchos componentes químicos, A. Hefter, investigador alemán, identificó en 1896 la mescalina como el más importante ingrediente activo de la planta.

 El llamado "hongo mágico" de México y Centroamérica posee un historial de uso humano más prolongado que el de cualquier otra planta de las que altera la mente. Esculturas de piedra de hongos psicoactivas halladas en El salvador, en Guatemala y en varias partes de México datan de bastante antes del año 500 a.J.C. Rostros de dioses o demonios esculpidos en los tallos confirman el papel desempeñado por estos hongos en los ritos religiosos, evidente así mismo por su nombre indio "teonanactl", que significa "alimento de los dioses".  

En contraste con el carácter público del culto del peyote, las propiedades y los ritos del hongo mágico estaban rodeadas de secretos. El mérito de haber sido los primeros en introducirse en la cultura teonanactl y de haber sacado de ella cuantiosas partidas de los hongos para su identificación química le corresponde a  R. Gordon Wasson, vicepresidente del J.P Morgan Bank de Nueva York, y su esposa, Valentina, pediatra e interesada por los efectos medicinales de las plantas. A comienzos de los años cincuenta, hicieron varias expediciones por México con el propósito de adentrarse en la cultura india y obtener la planta teonanactl.

En 1955 se les permitió participar en una ceremonia del sagrado hongo, ingerir sustancias y adquirir muestras. Con ellos iba un experto en hongos, el micólogo Roger Him, quien identificó el hongo psicoactivo como perteneciente al género Psilocybe mexicana. Con ayuda del afamado investigador Albert Hofmann, conocido por el descubrimiento del LSD, Him consiguió aislar el principio activo de la Psilocybe mexicana, la psilocina. Una droga que observaron tenía una extraordinaria semejanza estructural con el neurotransmisor serotonina, y una alta semejanza clínica con el LSD, siendo la principal diferencia entre ambos que los efectos  de la psilocina desaparecen al cabo de cuatro a seis horas, mientras que los LSD persisten de ocho a doce.

   La era moderna de los alucinógenos comenzó en 1943, al descubrirse la potencia y los efectos psicodélicos de la sustancia sintética experimental LSD. Las propiedades alucinógenas del LSD (dietil-amida del ácido D-lisérgico) fueron descubiertas accidentalmente por el químico suizo Albert Hofmman al absorber una pequeña cantidad de sus dedos.

  Hofmann  ideó un procedimiento de síntesis para producir grandes cantidades de ergovina, droga utilizada posteriormente en obstetricia para acelerar los partos y detener las hemorragias, esto le hizo proseguir sus investigaciones sobre los alcaloides del hongo llamado cornezuelo o ergot, y buscaba un estimulante circulatorio y respiratorio. El preparado número 25 de ergot semisintético que obtuvo Hoffman combinando ácido lisérgico con diferentes aminas fue la dietilamida del ácido lisérgico, LSD. Los farmacólogos de Sandoz poco impresionados pos sus efectos en animales, dejaron de desarrollar este producto en particular. De acuerdo con la política de la compañía , el LSD debería pues, haber quedado descartado y no habría sido sintetizado de nuevo. Sin embargo en 1943, movido por un "raro presentimiento" de que el compuesto tenía otras propiedades descubiertas, Hofmann decidió sintetizarlo una vez más. Esta vez, a medida que fue completando la purificación y cristalización, absorbió una pequeña cantidad por vía cutánea y se vio embriagado por singularísimas sensaciones. Al día siguiente Hofamnn escribió a Arthur Stoll, que era su superior en la Sandoz, un memorándum del histórico suceso:

" El viernes pasado, 16 de abril de 1943, me vi obligado a interrumpir mi trabajo en el laboratorio a media tarde y hube de irme a casa, afectado por una notable agitación acompañada de un ligero mareo. Al llegar a casa, me eché y quedé sumido en un estado como la embriaguez, no desagradable, caracterizado por una enorme viveza imaginativa. En un estado de ensueño, con los ojos cerrados, percibía un incesante raudal de imágenes fantásticas, de extraordinarias formas con un juego caleidoscópico de colores. Transcurridas unas horas, el trastorno se desvaneció".

   Hoffman pensó acertadamente que estas sensaciones mentales se las había causado probablemente la sustancia química que acababa de sintetizar. El 19 de abril sometió a prueba su hipótesis ingiriendo 0,25 miligramos de LSD, una cantidad que para la mayoría de las drogas se considera pequeñísima, sin embargo dada la potencia del LSD, tal dosis era enorme. Las reacciones que Hofmann experimentó fueron espectaculares y bastantes desagradables.

 "Todo lo que había dentro de mi campo visual ondulaba y se distorsionaba como si se lo viese en un espejo curvado... los muebles adquirían formas grotescas, amenazantes... mi vecina, a la que apenas reconocí... no era ya la señorita R., sino una malévola e insidiosa bruja con pintarrajeada máscara... peores aún que las endemoniadas transformaciones del mundo exterior eran los cambios que perciba en mí mismo, en mi interior. Todo acto de voluntad, todo intento de poner fin a la desintegración del mundo de fuera y a la disolución de mi ego, parecían esfuerzos vanos. Un demonio me había invadido, se había apoderado de mi cuerpo, de mi mente, de mi alma. Yo salté y grité tratando de liberarme de él, pero luego volví a hundirme y yacía impotente en el sofá... Me acosaba un terrible miedo a estar volviéndome loco. Me sentía trasladado a otro mundo, a otro lugar, a otro tiempo. Mi cuerpo me parecía inerte, sin sensaciones, sin vida, extraño. ¿Me estaría muriendo? ¿Era aquello el tránsito a ultratumba? A veces creía que mi espíritu se hallaba ya fuera del cuerpo, y entonces percibía con claridad, como un observador situado aparte, lo inmensamente trágico de mi situación... ¿Entenderían nunca (mi mujer y mis tres hijos) que yo no me había lanzado a hacer este experimento irresponsablemente , sin pensarlo antes bien, sino que había procedido con la mayor cautela y que semejante resultado no era en modo alguno previsible?

  Hofmann tardó unas catorce horas en recuperarse. Sus colegas de Sandoz apenas podían creer lo que había sucedido. Algunos de ellos ingirieron pequeñas dosis de LSD y confirmaron cuanto Hofmann había descrito. La compañía trató de encontrarle al LSD utilidad terapéutica y comercial. Se investigó la posibilidad de convertirlo en auxiliar de psicoterapia: "que trajera al domino de la consciencia lo incosciente". A pesar de que algunos psiquiatras que se embarcaron en esta aventura  informaron de ciertos éxitos, otros opinaron que las distorsiones sensoriales y los efectos psicomiméticos se interponían a la terapia. Ciertos facultativos administraron una gran dosis única de LSD a los alcohólicos, confiando en que la abrumadora experiencia psicodélica sería un trauma que llevase al paciente a optar por la sobriedad. Al principio se habló de éxitos; luego, estudios especiales demostraron que un tratamiento sin LSD  aunque con el mismo apoyo psicológico y emocional que había secundado al tratamiento con esta droga se producían idénticos efectos favorables. También se les recetó LSD a pacientes cancerosos desahuciados para ayudarles a tolerar los dolores intensos y aceptar su destino. aquí también, las primeras investigaciones entusiasmaron a los científicos, pero el trabajo posterior puso de manifiesto que entre las experiencias de los pacientes había tantos "viajes malos" como buenos.  

    Con la enorme popularidad que dieron al LSD por los años sesenta Timothy Leary y otros apologistas, empezó a haber documentación sobre reacciones trágicamente adversas. Muchos individuos se suicidaron a causa de las engañosas ideas e ilusión antes percepciones que en ellos provocó la droga. En algunos casos, las psicosis por LSD precipitaban a largo plazo brotes esquizofrénicos en personas sanas. También al examinar los psicólogos a consumidores crónicos del LSD detectaron una significativa proporción del grupo un deterioro, al parecer irreversible, de los procesos mentales. Ante tanta publicidad adversa, los gobiernos de toda Europa y de Norteamérica impusieron restricciones cada vez más duras al uso del LSD, aún para fines de investigación.

EFECTOS

PRIMARIOS

Los efectos que producen las setas varían desde la excitación y euforia, con dosis pequeñas, a las distorsiones de formas, colores y alucinaciones, con consumos mayores. A menudo el consumidor se siente disociado, como si estuviera mirando las situación que vive desde fuera. También pueden producirse nauseas, vómitos, diarrea y dolores estomacales.

Las fases de un viaje con LSD. después de la ingestión, generalmente oral, aparecen los efectos en 30-40 minutos. Si es por vía intravenosa, los efectos aparecen en pocos minutos.

1ª fase: Dura unas 5 horas.

2ª fase: En esta disminuye la intensidad de los efectos. Las sensaciones alucinatorias se alternan con periodos de normalidad. Dura unas 2 horas.

Delay y sus colaboradores experimentaron personalmente el LSD. y encontraron los siguientes efectos:

1. Absoluta imposibilidad de concentración de tal manera que fue imposible para este autor contar sus pulsaciones siguiendo las manecillas del reloj.

2. Despersonalización y ausencia de la realidad, faltando tono emocional de la percepción. Risas inmotivadas típicas de la esquizofrenia.

3. Intenso autismo e incomunicación verbal.

4. Deformaciones de los objetos: todo oscila, las sombras y las montañas ondean como si estuviesen sumergidas en el agua.

5.Graves trastornos de la imagen del propio cuerpo, al que se tiene la impresión de observar desde fuera del mismo, sentirlo totalmente ligero o tan pesado como el metal, pudiendo darse incluso la regresión a un cuerpo infantil.

No crea dependencia física, ni engendra tolerancia. Al contrario, si se abusa de él, deja de actuar, por lo que los consumidores aconsejan viajes esporádicos.

Por la naturaleza química del éxtasis, cabe suponerle una actividad estimulante (por su carácter anfetamínico) y alucinógena, con efectos similares a la mezcalina. Crea una fuerte dependencia emocional o psíquica, si se consume intensamente produce síndrome de abstinencia, que se traduce en fatiga, depresión y trastornos del sueño.

En pequeñas dosis el éxtasis produce una mayor actividad motora, un aumento de la percepción sensorial y un efecto analgésico, o de euforia o de terror, alucinaciones, nauseas, vómitos. Dosis más grandes producen rigidez muscular, temblores, y convulsiones e incluso la muerte.

SECUNDARIOS

Los efectos secundarios de la setas son que pueden producirse “malos viajes” aunque, normalmente no duran mucho tiempo. El mayor peligro es el de los “ flash- back” de la experiencia original. Se desconocen problemas mayores, tales como dependencia o síndrome de abstinencia. La tolerancia se desarrolla rápidamente, lo que desalienta el uso continuado de estas setas.

El efecto de los hongos alucinógenos en el organismo humano se debe a la presencia de dos sustancias indólicas: la psilocina y la psilocibina, que es una droga más potente que la anterior y, además, por su mayor concentración en los hongos, se considera que es la responsable de la actividad sicotrópica de los mismos, según el registro de diversos autores. La dosis efectiva de la psilocibina purificada, capaz de producir síntomas, es de 6-15 mg. Los efectos de esta sustancia, variables según la persona intoxicada, son físicos y sicológicos.

Los efectos físicos consisten, casi siempre, en aumento del pulso, de la presión arterial, del ritmo cardíaco y de la temperatura corporal, temblores en las extremidades, estremecimiento, escalofríos, momentos de respiración arrítmica, anorexia, aumenta la salivación, náusea, rubefacción, palidez, midriasis, micturación; sensaciones somáticas subjetivas de debilidad, frío, calor, entumecimiento y llenura del abdomen, entre otras.

Los efectos sicológicos son: alucinaciones, ilusiones, las pinturas se avivan, los objetos se mueven y se deforman, se ven manchas, destellos de luz, figuras geométricas y líneas zigzagueantes, así como formas caleidoscópicas que cambian rápidamente, el gusto, el olfato, el tacto y el oído se agudizan, hay sinestesias que es una especie de traslación de tipo sensorial en otro; puede haber cambios emocionales como reír sin un motivo aparente y sentir hostilidad, sospecha o intenso afecto. También hay cambios en el entendimiento, fácil distracción por estímulos externos o internos, rápido flujo de ideas, pérdida del sentido del tiempo y del espacio, despersonalización, con una separación del cuerpo y de la mente.

Se ha investigado poco sobre los efectos a largo plazo de las setas alucinógenas, y son en la actualidad unas perfectas desconocidas. Un peligro real lo constituye la recolección y consumo de setas venenosas por equivocación.

Uno de los peligros de su uso, es la posibilidad de volver a experimentar sus efectos sin necesidad de tomar una nueva dosis, fenómeno que se conoce con el nombre flash back o vuelta atrás, dándose casos en los que han transcurrido seis años entre la toma primera y la repetición de las sensaciones.

Los principales efectos nocivos para el individuo proceden de los efectos psicológicos de los alucinógenos. El uso del LSD. condiciona un riesgo elevado de reacciones adversas como reacciones de tipo paranoide con delirios de persecución, sentimientos de terror, ideas suicidas, tendencias agresivas, etc.

La experiencia producida por la MDMA y análogas suele conllevar una serie de efectos adversos colaterales.

1. Efectos somáticos: boca seca (85 por 100) o pastosa (68 por 100), sensación de calor (68 por 100), insomnio (65 por 100), diaforesis (64 por 100), taquicardia(62 por 100), movimientos involuntarios de la mandíbula (61 por 100), escalofríos (59 por 100), trismo (55 por 100), deseo de orinar (49 por 100), pérdida del sentido de la orientación (47 por 100), temblores (45 por 100), visión borrosa (41 por 100), náuseas (39 por 100), vómitos (33 por 100), movimientos involuntarios de los ojos (31 por 100) y dificultad para coordinar los movimientos (29 por 100). Estos efectos son propios de una sobreestimulación simpática tanto en el área cardiovascular como neurológica.

2. Efectos psicológicos: agobio (57 por 100), pérdidas temporales de memoria (56 por 100), inquietud (54 por 100) o ansiedad (46 por 100), pérdida del control en las acciones (53 por 100), pensamientos extraños (51 por 100), confusión (44por 100), dificultades para concentrarse (44 por 100), inestabilidad mental (40 por 100) e irritabilidad (39 por 100), paranoia (37 por 100), obsesión (33 por 100) y pánico (16 por 100).

Los efectos adversos más característicos son sequedad de boca, sensación de calor, insomnio, sudoración excesiva, taquicardia, movimientos involuntarios o rigidez de la mandíbula, agobio, inquietud y pensamientos extraños. Todos ellos suelen desaparecer horas después de la ingesta, si no se producen reacciones adversas agudas u otro tipo de complicaciones.

Aunque se trata de una droga que produce insomnio, la mayoría de los usuarios (56 por 100) consideran que permite conciliar el sueño, e incluso produce cierta somnolencia, una vez que sus efectos han desaparecido.

Efectos residuales

Entendemos por efectos residuales aquellos que todavía persisten veinticuatro horas después de la ingesta, una vez que la MDMA ha sido metabolizada por el organismo. Los principales efectos residuales relatados por los usuarios fueron los siguientes: fatiga (75 por 100), dificultad para concentrarse (71 por 100), anorexia (67 por 100), abulia (60 por 100), insomnio (57 por 100), pérdida de memoria (57 por 100), incapacidad para trabajar o estudiar (50 por 100), irritabilidad (50 por 100), depresión (48 por 100) y falta de deseo sexual (33 por 100).

La euforia y la energía que produce la MDMA en las horas siguientes a su ingesta contrastan con el estado apático en que se sume el usuario una vez que los efectos principales desaparecen. Este brusco contraste entre los síntomas que produce la MDMA durante el período de actividad de la sustancia en el organismo y en las oras y días posteriores, experimentado de manera repetida, podría inducir o agravar estados depresivos, de ansiedad, de despersonalización, e incluso desrealización, en personas sensibles a estas dolencias psiquiátricas.

La pérdida de apetito parece ser un efecto bastante generalizado entre los usuarios de éxtasis (67 por 100). Además, se trata de una droga que altera el sueño y puede producir insomnio. El 57 por 100 de los usuarios reconocen haber padecido problemas de insomnio alguna vez días después de haber tomado éxtasis.

TERAPÉUTICOS

No se han descrito efectos terapéuticos para este tipo de sustancia, lo único que podemos mencionar que las brujas de antaño, utilizaban este tipo de sustancias para realizar sus viajes astrales, y todo tipo de brujerías.

PAPEL EN LA SOCIEDAD

La posesión de las setas no es, en si, contraria a la ley, a no ser que hayan sido tratadas y preparadas para su uso ilegal. Cocerlas, cortarlas o triturarlas para su comercio probablemente sería un delito.

Las tabletas ilícitas fabricadas a partir de las setas secas es, claramente, un “preparado o producto” que contiene una droga controlada y , que por tanto, esta prohibido por la ley.

En 1985 la D.E.A. en EE.UU., mediante un poder de urgencia, introduce el medicamento en la lista reservada a las drogas más peligrosas y que no tienen posible utilización medica. En 1986, la comisión de estupefacientes de las Naciones Unidas, en sesión celebrada en el mes de febrero, acordó incluir el MDMA, junto con otros productos, en la lista I del Convenio de Sustancias Psicotropicas de 1971. En España se abusa de esta droga, siendo por excelencia junto a otras las drogas de marcha en la ruta el bakalao, también está relacionada con la moda acid house.

LEGALIZACIÓN O NO LEGALIZACIÓN

Decir sí o no sería una respuesta muy simple a un problema complejo, que tiene muchos aspectos a tener en cuenta, como son: la pobreza, el mercado de consumo, las complicidades y la corrupción.

Nosotros apoyaremos la legalización, parece lógico pues somos jóvenes y nos caracterizamos por nuestro carácter revolucionario y rebelde, pero vamos a tratar de argumentarlo de una forma razonada.

Las drogas, tanto legales como ilegales se vienen utilizando desde hace milenios en todas las culturas y civilizaciones de la tierra, se han utilizado en rituales religiosos y civiles, en fiestas, como remedio y cura de enfermedades y también como alimento.

La historia de las drogas, a través de los últimos 5.000 años demuestra que es posible su uso siempre y cuando sea de una forma racional e inteligente. La prohibición, experimento impuesto por los Estados Unidos de América en el S.XX, ha fracasado. Aunque dicho desastre no se reconozca tanto en instituciones nacionales como internacionales como es la ONU. El costo del intento fallido de prohibir algunas drogas, mientras por el contrario se apoya la venta de otras como por ejemplo el alcohol, tabaco y fármacos de venta en farmacias (tranquilizantes, somníferos, barbitúricos, etc.) es incalculable.

Además, esta ley no hace más que limitar la libertad civil y quitarnos nuestra posibilidad de libre elección, la aplicación de leyes contra el uso de estas drogas ha tenido como resultado mas evidente, la criminalización de una parte de la sociedad, en especial trabajadores en paro, jóvenes y miembros de minorías étnicas, sociales y religiosas.

La prohibición ha creado un problema mundial de corrupción del que ha salido el mayor negocio ilegal que jamás ha existido en la tierra. Además, esta prohibición trae como consecuencias la elevación de los precios de las drogas, ya que se corre una serie de riesgos por parte de los corruptores que realizan la cadena de comercialización para esquivarla. Pero esta ley además de favorecer el incremento de los precios trae consigo otros importantes problemas, como son: impide controlar la calidad y pureza de las drogas comercializadas, incrementando el daño a los drogadictos; su alto precio permite corromper a los agentes encargados de controlar su comercio; preservar esa corrupción y competir por el liderazgo en esas lucrativas actividades al margen de la ley provocan la conocida estela de crímenes asociada a los carteles de la droga.

Nosotros nos apoyaremos en la idea defendida por José Parejo "las drogas no matan, lo que mata es la ignorancia", si nos dedicáramos a tomar azúcar por poner un ejemplo o sal en grandes cantidades pues también acabaríamos dañando nuestro cuerpo o incluso acabando con él, o por ejemplo, el alcohol, tomado en cantidades industriales, es bastante dañino y a nadie se le ha ocurrido establecer una ley seca. Tampoco nadie se ha planteado la posibilidad de prohibir a las personas que se tiren de puentes o que se suban a paredes, y también puede ir contra el beneficio de su salud.

Debemos de pensar entonces en como legalizar las drogas, para ello es importante tomar como ejemplo a Holanda y apoyarnos en él, ya que son un país avanzado en esta actividad. Tenemos que tener en cuenta que Holanda va contra corriente desde 1976, y cuyo ejemplo más significativo son sus famosos coffe-shop.

A continuación tenemos un fragmento de un discurso pronunciado por Sonia Robla:

"Holanda camina contra corriente desde 1976. Mañana comenzará en Ámsterdam y Utrecht un programa de reparto gratuito de heroína para unos 750 adictos considerados «casos perdidos», reclutados entre los que ya se benefician de los programas de distribución de metadona. El proyecto, financiado por el Estado, que se ha limitado a informar de que ha adquirido la heroína en industrias farmacéuticas no identificadas, será extendido dentro de tres meses a Utrecht, Groninga, La Haya y Maastrticht, si sus resultados son satisfactorios. Allí se crearán centros de suministro e inyección de la droga como los que ya existen en las ciudades piloto. El objeto del plan es comprobar, al cabo de tres años, si con la heroína mejoran la salud y los problemas sociales que todavía se derivan de los programas de distribución de metadona”.

Pero, por lo demás, los 22 años de tolerancia tienen un balance optimista: el consumo de drogas blandas es semejante al del resto de los europeos y el de drogas duras se mantiene estable desde los años 80, a diferencia de lo que ocurre en los países más cercanos, Alemania y Bélgica. Sólo 1,6 de cada mil holandeses son toxicómanos, nivel muy lejano al casi 6 por mil de Suiza o al 3 por mil de España. La edad media de consumo se ha elevado a los 36 años y la mortalidad por sobredosis es la más baja de Europa.

Holanda despenalizó en los años 70 el consumo de drogas blandas, aunque oficialmente se mantuvo penada la fabricación, tráfico, y hasta la venta y tenencia de más de 30 gramos de esas sustancia.

Poco ha cambiado desde entonces. La ley holandesa establece una clara distinción entre las drogas blandas (marihuana y hachís) y las duras, consideradas de riesgo e inaceptables, entre las que se encuentran la cocaína, la heroína y el éxtasis. El objetivo es mantener separados ambos mercados para evitar que los consumidores de las blandas, en su mayoría jóvenes, tengan que acercarse a los círculos ilegales de alta delincuencia. De ahí que se hayan tolerado, que no legalizado, los conocidos coffe-shops, una especie de bares donde se puede elegir, comprar y consumir todo tipo de marihuana y hachís.

No obstante, la aumento y popularidad de los coffe-shops y la falta de control desembocaron en los últimos años en un aumento de la venta de drogas y en graves molestias para el vecindario. El año pasado el Gobierno decidió reducir de 30 a 5 gramos la cantidad de estupefacientes que se puede comprar por persona, y aumentó las penas para el cultivo de cáñamo con hasta 4 años de prisión.








Bibliografía:

-Páginas Web:

-Libros:

- Antonio Escohorato, Historia General De Las Drogas, Espasa Forum, Madrid, 1998

Páginas de referencia:

350 LA COCA

  • TESTIMONIOS SOBRE LA COCA

    • COCA

    • COCAÍNA

      • ÉXTASIS

      • MARIHUANA

      • HACHISCH

      • LSD

      • - Juan Carlos Melero y Jesús A. Pérez de Arrópide, Drogas: + información - riesgo, Plan Nacional sobre drogas, Madrid, 2001

        2

        Drogas

        Drogas