Dormido sobre los espejos; Jordi Sierra I Fabra

Literatura española del Siglo XX. Novela juvenil. Narrativa juvenil. Personajes. Argumento. Crítica e interpretación

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad

DORMIDO SOBRE LOS ESPEJOS

283 páginas.

JORDI SIERRA I FABRA

COLECCIÓN ABRIL 4 / EDITORES ASOCIADOS

PERSONAJES:

Diego, Tania, el abuelo Alejandro, la abuela Noelia, Cecilia, los padres de Diego, el

tío Benjamín y el primo. El capitán Varela. Su mejor amigo Ramiro.

LUGARES:

La Habana, Cuba.

Barcelona.

Diego es un chico de 19 años y vive con sus padres y su hermana Cecilia. Sin embargo su tío vive con su abuela porque tiene un cáncer. Diego creía que su abuelo, el marido de su abuela Noelia, estaba muerto. Le habían dicho que murió antes de nacer su padre, cuando su abuela estaba embarazada. Un día falleció su tío y le dijeron a Diego que fuera a casa de su abuela, a por algunas cosas para el entierro. Él fue, y mientras cogía algo, se cayó al suelo una caja llena de cartas. Las cartas eran de su abuelo, mandadas desde Cuba pero las fechas no coincidían, porque las cartas eran de hace 15 años, ¿el abuelo no murió antes de nacer su padre?. Entonces Diego cogió todos los detalles de las cartas y empezó a investigar. Solo averiguó que el abuelo huyó a Cuba y allí estuvo con el “che” y Fidel como guerrillero, pero no porqué hizo eso. Diego sabía que su padre desconocía, que Alejandro, su padre, no murió antes de nacer él. Y decirle a su abuela que sabía todo sobre su abuelo, le daba miedo. Entonces fue a casa de un primo, porque Diego vio que el abuelo mandaba allí las cartas. Habló con el primo y este le contó todo lo que sabía. Era verano y Diego decidió ir a Cuba, él solito. Le dijo a toda la familia que iba a Cuba, pero no porqué. Cuando caminaba por La Habana, siguiendo las indicaciones que le dio su primo, llegó a una casa. En esa casa se encontró con Tania, una chica de 17 años, se hicieron amigos y ella le dijo que de hace dos años ellos vivían en esa casa, y que ella por lo menos, no conocía a su abuelo. Después de dos días se hicieron novios y ella le ayudó a buscar al abuelo. Siguieron las pistas que les había dado la madre de Tania y después de tres días agotadoras buscando al abuelo, lo encontraron. Diego no creía la historia que le había contado su abuelo:

“ …tu abuela mató a un tal Varela, un importante político, porque no le dejaba vivir. Para que la gente no pensara que había sido ella, yo vine a Cuba, así pensaron que fui yo y tu abuela pudo vivir tranquila. Aquí me encontré con el “che” y Fidel, así me hice guerrillero.”

Entonces entendió Diego porqué su abuelo no volvió a casa, pero le costó entender más porque tuvo otros hijos con diferentes mujeres. Pero lo hizo; entendió que había pasado mucho tiempo. Como había pasado tan poco tiempo le costaron mucho despedirse a los dos, pero se despidieron. El abuelo le dijo a Diego que le digiera a la abuela, que aún la seguía queriendo. Ahora le tocaba despedirse de Tania, también le costó, porque se acababan de hacer novios. Entró al avión diciéndola que la quería y que volvería. Cuando llegó fue a donde su abuela y le contó todo:

“ sé todo sobre el abuelo, le he visto y me ha dicho que te digiera que te sigue queriendo”. La abuela se emocionó y Diego también.