Dopaje en el Deporte

Rendimiento. Mejoras sanguíneas, farmacológicas, químicas, físicas. Anabolizantes. Narcóticos. Anfetaminas. Cocaína. Cafeína. Diuréticos. Betabloqueantes

  • Enviado por: Carlos Bañó
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

DOPAJE EN EL DEPORTE

INTRODUCCIÓN

El concepto de dopaje engloba todas aquellas técnicas, métodos o sustancias que se utilizan con el fin de mejorar el rendimiento deportivo y que van en contra de la ética deportiva y/o de la propia salud física o psíquica del deportista.

El dopaje sanguíneo se practica con cierta frecuencia aunque su uso es menor actualmente.

Entre las sustancias químicas prohibidas más utilizadas, destacan los esteroides anabolizantes, los analgésicos narcóticos, los estimulantes, diuréticos, betabloqueantes, la hormona del crecimiento y el probenecid.

Los últimos y más recientes casos de dopaje en atletas de élite, ponen de manifiesto, una vez más, la magnitud del problema del dopaje, lo cual obliga al C.O.I.(Comité Olímpico Internacional) a adoptar nuevas medidas, entre las que se encuentra un mayor de controles tanto en la competición como en los períodos de entrenamiento, y sanciones más duras.

MEJORAR EL RENDIMIENTO

Los conocimientos en el campo de la fisiología del esfuerzo, la farmacología, dietética, y otras maneras científicas aplicadas al deporte, pueden contribuir al desarrollo de métodos fisiológicos que mejoren el estado físico y la capacidad de rendimiento de los atletas.

Los tipos de dopaje pueden agruparse en dos apartados:

Dopaje Sanguíneo: Consiste en extraer sangre a un deportista, y posteriormente, al cabo de un período de tiempo, volver a introducirla.

Al quedar el organismo con menor cantidad de glóbulos rojos(anemia) se ponen en marcha una serie de mecanismos para la hemoglobina hasta volver a los limites normales.

Mas tarde, al reinfundir la sangre previamente extraída, se consigue una sobrecarga en la cantidad de hemoglobina total, con sangre. Con ello teóricamente, se logra una mejora del rendimiento deportivo, especialmente en las pruebas de resistencia. Naturalmente, este método esta prohibido naturalmente por la C.O.I., aunque es bastante difícil detectarlo.

Además, presenta importantes peligros para la salud, como son la transmisión de enfermedades infecciosas (hepatitis, SIDA, etc.), e incluso reacciones alérgicas, especialmente cuando la sangre transfundida no procede del mismo atleta.

Manipulaciones farmacológicas, químicas o físicas. Dentro de este grupo veremos las sustancias que actualmente están prohibidas por el C.O.I. Estas son:

Esteroides anabolizantes:

Estas sustancias se obtienen de forma sintética a partir de la hormona masculina, que es la testosterona. En el hombre, la testosterona endógena (la que fabrica el propio cuerpo) contribuye básicamente a desarrollar los caracteres sexuales secundarios (voz, distribución del vello y de la grasa, etc.) y a fortalecer los músculos. Los deportistas que toman esteroides anabolizantes, intentan mejorar la fuerza y la potencia de sus músculos, y de forma general, aumentar tosa la masa muscular.

Así se ha demostrado que estas sustancias son:

  • Bastante eficaces en deportes duros como la halterofilia, los lanzamientos (peso, martillo, disco, etc.), las carreras de velocidad, etc.

  • Y, al mismo tiempo, son muy perjudiciales para la salud. Si se consumen de forma habitual pueden provocar efectos masculizantes en las mujeres (aumento de vello, cambios en la voz, aspecto “hombruno”, etc.) y trastornos en los hombres (disminución de la potencia sexual, testículos más pequeños, roturas de tendones, etc.) Además, en el futuro pueden aparecer enfermedades del hígado, de la próstata, y de otros órganos que pueden degenerar en un cáncer.

Por otro lado, se ha comprobado que el consumo de estas hormonas en edades tempranas (adolescentes) pueden frenar el crecimiento provocando una importante disminución de la talla y de la envergadura.

Analgésicos narcóticos.

En este grupo se incluye la morfina y otras sustancias similares( metado, heroína, etc.)

La acción más importante de la morfina es la de suprimir la sensación de dolor. En medicina, se emplea, sobre todo, para combatir los intensos dolores que provocan ciertas enfermedades(Cáncer óseo, de esófago, etc.)

Estos analgesicos se han utilizado, en algunas ocasiones, para tratar el dolor en determinadas lesiones deportivas. Esta actitud es, hoy en día, injustificable, pues existen otros muchos medicamentos y métodos terapéuticos, y que no tiene efectos peligrosos para la salud del deportista.

El uso que continuado de estas drogas Pueden ocasionar una dependencia física y psíquica importantísima (adicción) de la que es muy difícil salir. Si se toma en grandes cantidades puede llegar a producir una parada respiratoria.

Estimulantes del sistema nervioso

Comentaremos los más conocidos: Anfetaminas, cocaína, la cafeína.

Anfetaminas: provocan en el organismo una disminución de la sensación de cansancio, sueño y apetito. Además, aumentan la concentración, y producen un estado de bienestar y euforia (artificiales) en las actividades pesadas o difíciles.

Por estos efectos, las anfetaminas están muy extendidas en amplios sectores de la sociedad. Se han utilizado para aumentar la capacidad física e intelectual, en programas de pérdida de peso, etc.

En el campo deportivo, algunos atletas las toman para mejorar su rendimiento, especialmente en las pruebas de larga duración (marathon, ciclismo, marcha atlética, etc.) aunque no se ha determinado que tengan un efecto claramente positivo.

Estas sustancias presentan serios riesgos ya que provocan:

  • Dependencia psicológica a la droga.

  • Disminuye la sensación de fatiga del atleta quien actúa de forma auto engañada trabajando por encima de sus posibilidades normales.

Esto puede tener consecuencias fatales, ya que el organismo no dispone de señales de alarma que le obliguen a parar o a disminuir la intensidad del ejercicio, y podrán aparecer problemas cardiocirculatórios que pueden llevar a la muerte al atleta.

Cocaína: Es una sustancia procedente de la coca.

Desde hace mucho tiempo son bien conocidas sus propiedades para inhibir la sensación de cansancio, por lo que era y es consumida por los mineros de la zona. Se ha extendido mucho su uso, siendo actualmente “una droga social” en multitud de pases.

Se sabe que la cocaina tiene gran difusión entre los deportistas profesionales norteamericanos, especialmente los jugadores de béisbol y baloncesto, aunque su expansión es creciente.

Cafeína: Se encuentra en el café, el té y la cola.

Tomando una o dos tazas de café, actúa estimulando el cerebro. Se ha comprobado que una dosis alta de cafeína mejora la resistencia fisica en ejercicios prolongados.

Desde hace poco, el C.O.I. considera un control <positivo> una muestra de orina para la cafeína, si su concentración supera los 12 microgramos/ml s(aproximadamente unas cinco tazas).

Diuréticos: Su acción principal es aumentar la eliminación de orina.

Se emplean mucho en los deportes que están divididos por categorías según el peso de los participantes (lucha, boxeo, halterofilia, etc.).

Se utilizan para perder peso de forma rápida (en horas o días), con el fin de competir en categorías inferiores, con lo que se consigue una ventaja inicial importante.

No constante, esta disminución de peso se consigue sé a expensas de un liquido corporal, lo cual puede provocar un estado de deshidratación, que altera los mecanismos de termorregulación del organismo; al tener menos agua disminuye la capacidad de eliminar calor a través del sudor. Ello provoca un aumento de la temperatura interna que empeora el rendimiento físico, e incluso puede afectar seriamente la salud del deportista.

Algunos diuréticos también se utilizan para aumentar la eliminación de ciertas drogas por la orina con el fin de impedir su detección en los controles antidopaje.

Betabloqueantes: Se emplean para tratar ciertos estados de tensión arterial muy alta y en algunos trastornos del ritmo cardiaco.

Entre otros efectos, los betabloqueantes, disminuyen la frecuencia cardíaca y, en general, suprimen los estados de miedo o excitación exagerada, que aparecen, por ejemplo, antes de una competición.

Por ello se utilizan en deportes que requieren una alta precisión de ejecución, tales como, el tiro, los deportes de motor, en penthatlón moderno, etc.…

Pueden provocar bajadas bruscas de la tensión arterial, diarreas, disminuciones peligrosas del ritmo cardiaco, etc., especialmente si son manejadas por gente inexperta.

Otras sustancias: Recientemente se han incluido en la lista de productos dopantes dos nuevas sustancias:

HCG(gonadotrofina coriónica humana): es una hormona femenina que, en el hombre, estimula la producción de hormonas androgénicas como la testosterona y por ello se emplea para tratar ciertos casos de esterilidad.

Algunos deportistas pretenden aprovechar el aumento de fabricación de testosterona por sus conocidas acciones estimulantes sobre los músculos.

Probenecid: esta sustancia disminuye la eliminación de otros medicamentos, con lo que se consigue aumentar su tiempo de permanencia y de acción en el organismo.

Con la toma del Probenecid se pretende retardar la eliminación de otros productos que se utilizan con fines dopantes. Por ejemplo, para enmascarar la presencia de esteroides anabolizantes en la orina de un atleta.