Don Quijote de la Mancha; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Novela renacentista. Novela de caballerías. Caballeros andantes. Argumento. Personajes

  • Enviado por: SHOKET
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 58 páginas
publicidad
publicidad


- Biografía de Cervantes.

(1547-1616). Escritor español. Participó en la batalla de Lepanto. Estuvo cinco años cautivo en Argel. De regreso a España (1580), sufrió prisión por acusaciones no del todo comprobadas y dio a conocer casi toda su obra literaria en los últimos años de su vida.

Fue poeta de segunda fila (Epístola a Mateo Vázquez, escrita en Argel, es su mejor poema), dramaturgo aceptable y uno de los más grandes novelistas de su siglo. Como dramaturgo presenta dos etapas. De la primera, muy ligada a lo clásico, lo más importante es El cerco de Numancia, alabanza al heroísmo español; de la segunda, aceptadas ya las innovaciones de Lope, destacan, entre las comedias, Los baños de Argel, El rufián dichoso y Pedro de Urdemalas, y, entre los entremeses, El retablo de las maravillas y La guarda cuidadosa. Unos y otras formaron parte del libro Ocho comedias y ocho entremeses (1615).

Pero ninguna de estas actividades alcanza mínimamente la categoría del Cervantes novelista. Dentro de ésta hay que señalar una línea progresiva que va desde La Galatea (1585), pasa por las Novelas ejemplares (doce, entre las que destacan La Gitanilla, La ilustre fregona, El casamiento engañoso, El celoso extremeño, Rinconete y Cortadillo y El coloquio de los perros, publicadas en 1613) y desemboca en su obra cumbre, El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha (primera parte, 1605; segunda, 1615), en la que logra superar sus primitivas intenciones de parodiar los libros de caballerías para darnos una de las novelas más hondas de la literatura universal.

Su éxito fue inmediato, y su influencia sobre la narrativa posterior, decisiva. El libro revela, además, la confluencia estilística y anímica de las dos grandes formas del momento: Renacimiento y Barroco.

Su última obra fue la novela Los trabajos de Persiles y Sigismunda (1617), inacabada y de publicación póstuma, de género bizantino.

PRIMERA PARTE DE LA NOVELA

II

a) Nárrese muy sucintamente el argumento de los quince primeros capítulos.

Don Quijote era un hidalgo que vivía en la Mancha en una casa con una dama, una sobrina y un mozo. Este hidalgo se pasaba las horas leyendo libros de caballerías hasta que se volvió loco y se pensó que era un caballero andante como los de sus libros. Cogió a su caballo y le puso el nombre de Rocinante y se inventó que tenía una amada llamada Dulcinea del Toboso.

Después de todo esto decidió ponerse en marcha y una mañana sin avisar a nadie se armó y con su caballo se fue a buscar aventuras, pero se dio cuenta de que no había sido armado caballero y que entonces no podía llevar las armas.

Llegó a una venta, la cual él creyó que era un castillo, y allí el ventero le dio de comer y de beber.


Después de que comiera, don Quijote al ventero (al cual don Quijote lo consideraba el señor del castillo) que lo armara caballero. El ventero así lo hizo, pero porque se había dado cuenta del grado de locura de su huésped.

Don Quijote tenía sus armas encima de una pila de agua cuando un harriero fue a coger agua para darle a su recua. El harriero apartó las armas y don Quijote le dijo que no las tocara sino quería perder su vida. El harriero no hizo caso y don Quijote le pegó un golpe que lo dejó en el suelo. Otro harriero hizo lo mismo y don Quijote también le pegó. Cuando los demás vieron esto comenzaron a tirarle piedras a don Quijote, pero el ventero los detuvo.

A la mañana siguiente don Quijote salió de la venta, pero recordó que el ventero le había dicho que necesitaba llevar camisas limpias y dinero como todo caballero andante y decidió volver a casa para proveerse de todo eso. Cuando iba por el camino oyó unas voces y se acercó a ver lo que ocurría, se encontró con un muchacho atado a una encina que era golpeado por un labrador (el amo del muchacho). El labrador le explicó a don Quijote lo que ocurría y don Quijote dijo que soltara al muchacho y que le pagara todo lo que le debía por cuidar de las ovejas. Cuando don Quijote se marchó, el labrador volvió a atar al muchacho a la encina y le pegó una paliza que lo dejó casi muerto.

Por le camino se encontró con unos mercaderes toledanos. Don Quijote hizo que se detuvieran y les dijo que dijeran que Dulcinea del Toboso era la más hermosa Emperatriz de toda la Mancha. Los mercaderes dijeron que no la conocían y no le contestaron. Don Quijote se enfadó muchísimo y fue a luchar contra uno de ellos, cuando tropezó Rocinante y Don Quijote cayó rodando por el suelo. Los mercaderes le dieron una paliza y le rompieron la lanza.

Don Quijote se quedó allí tirado y al rato fue encontrado por un vecino suyo que lo llevó a su casa.

Cuando al llegar a su casa vieron el ama y la sobrina lo ocurrido decidieron echar todos los libros al fuego con la ayuda del barbero y del cura.

Mientras don Quijote dormía entraron en el aposento de los libros y entre el cura y el barbero comenzaron a seleccionar los libros que el ama arrojaría al patio para posteriormente ser quemados en el fuego.

El cura se estaba empezando a cansar de ver tantos libros y estaba pensando en quemar todos los que le faltaban sin ni siquiera mirarlos, pero continuó.

Cuando seguían quemando los libros, despertó don Quijote y comenzó a hablar y a dar espadazos a todas partes. Cogieron todos los libros restantes y los quemaron sin mirarlos y fueron a acostar de nuevo a don Quijote. Taparon con una pared la habitación de los libros de modo que al día siguiente cuando don Quijote fue a buscarlos no los encontró y le dijeron que se los había llevado un encantador. Don Quijote estuvo unos días sin salir de casa hablado con el cura y con el barbero, pero entonces le dijo a un vecino (Sancho) labrador que fuera su escudero y le prometió muchas cosas si se iba con él. Sancho aceptó y los dos salieron en busca de aventuras.


Mientras don Quijote y Sancho caminaban descubrieron unos 30 molinos de viento y don Quijote le dijo a Sancho que eran gigantes con brazos muy largos y que iba a luchar contra ellos. Sancho le dijo que se fijase bien que no eran gigantes sino molinos de viento y que los brazos eran las aspas del molino. Don Quijote no le hizo caso de todo lo que decía Sancho y corrió con su caballo a luchar con ellos. Se movió un fuerte viento y una de las aspas lanzó a don Quijote rodando por el campo y rompió en mil pedazos su lanza. Sancho fue a socorrerle y don Quijote dijo que había sido el sabio Frestón que había convertido a los gigantes en molinos de viento. Los dos siguieron su camino y pasaron la noche debajo de una encina de la cual don Quijote cogió un tronco y se hizo una nueva lanza. A la mañana siguiente vieron a un coche con caballos y unos mozos con mulas y don Quijote dijo que eran encantadores que llevaban a una princesa en el coche. Sancho le dijo que eran frailes de San Benito. No le hizo caso y se fue a hablar con ellos. Ellos le dijeron que eran frailes de San benito, pero don Quijote no hizo caso y arremetió contra uno de los frailes. El otro que lo vio se fue corriendo. Sancho fue a por el que estaba en el suelo y le empezó a quitar la ropa, pero los mozos le pegaron una buena paliza. Don Quijote estaba hablando con la señora del coche y un escudero que había se metió en la conversación y empezó a luchar con don Quijote al que le hizo una herida en el hombro.

La historia continúa más tarde después de ser descubierta en unos cartapacios la segunda parte de esta lucha en la que se cuenta que después del golpe que recibió don Quijote, éste le dio un fuerte golpe en la almohada y en la cara, con lo que se calló al suelo sangrando y poniendole la espada entre los ojos le preguntó que si se rendía. La señora del coche le dijo que el vizcaíno haría lo que le dijese si no le mataba. Don Quijote dijo que tenían que llevarlo al lugar del Toboso y presentarle ante doña Dulcinea para que ella hiciera con él lo que quisiera.

Cuando Sancho ya se había levantado y vio que don Quijote había salido victorioso, le ayudó a subir a Rocinante y se fueron por un bosque. Por el camino Sancho le dijo que podían ir a una Iglesia por si la Santa Hermandad se entera de la pelea contra los frailes de San Benito y van a buscarlos. Don Quijote dijo que no se preocupara que los caballeros andantes nunca eran sometidos a justicia. Por el camino Sancho dijo que porqué no curaba don Quijote, porque le sangraba mucho la oreja, pero don Quijote le dijo que no y que él le enseñaría a hacer un bálsamo que lo cura todo. Al final Sancho curó a don Quijote y se pararon a comer. Al anochecer se dirigían a un poblado que eran las chozas de unos cabreros.

Se les vino la noche encima y tuvieron que pasar la noche con los cabreros que les acogieron muy bien y les dieron de cenar. Sancho decía que no quería cenar porque no se sentía agusto, pero don Quijote le convenció y sentó a cenar con ellos. Al final de la cena don Quijote cogió unas bellotas y dijo unas palabras. Después vino un amigo de los cabreros llamado Antonio que cantó una canción. Al acabar la canción, uno de los cabreros curó y vendó la oreja de don Quijote.

En ese instante llegó otro mozo de los que traían las provisiones de la aldea y les contó que por la mañana había muerto un pastor llamado Grisóstomo y que se decía que era a causa de la moza Marcela y que tenían que ir todos al entierro. Don Quijote le dijo a Pedro que le contara quién eran Grisóstomo y Marcela. Pedro dijo que el que había muerto era hijo de un hidalgo rico y que componía grandes coplas y villancicos. Sobre Marcela dijo que habían muerto sus padres y que ella había quedado cargo de su tío, el cual la estuvo criando. Marcela decidió un día que quería ser pastora y se fue al campo. Todos los pastores, caballeros... etc., que pasaban se quedaban impresionados y que todos la querían, porque ella era muy hermosa. Pedro contó que Grisóstomo fue uno de ellos. Después de que Pedro le contara la historia a don Quijote decidieron irse a dormir.

Cuando amaneció, cinco de los seis cabreros se levantaron y despertaron a don Quijote para ir al entierro de Grisóstomo.


Se fueron al entierro y por el camino se encontraron a seis pastores que venían hacia ellos y que iban vestidos de negro y 2 hombres a caballo que iban al entierro. Se fueron todos juntos y comenzaron a hablar de Grisóstomo y de Marcela. A don Quijote le preguntó uno de los pastores, que se llamaba Vivaldo, qué hacía armado por esas tierras y don Quijote se lo explicó. Al decir esto, todos comenzaron a pensar que estaba loco. Le siguieron preguntando cosas sobre él y sobre su amada. Cuando don Quijote contestó a todo, vieron realmente que sí que había perdido el juicio. Cuando estaban llegando vieron a los que traían a Grisóstomo y se dieron prisa en llegar. Dejaron unos papeles que había escrito el difunto y Vivaldo se quedó con unos cuantos, de los cuales iba a leer en voz alta uno que se titulaba canción desesperada.

Vivaldo ya había terminado de leer la canción de Grisóstomo y a todo el mundo la había gustado. En la canción, Grisóstomo se quejaba de celos, sospechas y de ausencia de Marcela. Cuando se iba a leer otro de los papeles apareció Marcela y dejó muy claro que ella no tenía la culpa de la muerte de Grisóstomo ya que ella nunca le había dado esperanzas.

Después enterraron a Grisóstomo y cada uno se fue por su camino. Le dijeron a don Quijote que se fuera con ellos a Sevilla que allí podía tener muchas aventuras, pero don Quijote dijo que tenía que limpiar estas tierras de los ladrones que había. Don Quijote se fue a buscar a Marcela para ofrecerle su servicio.

Fueron a buscarla por el mismo bosque que ella había entrado. Cuando llevaban caminado ya más de dos horas y no la habían encontrado decidieron quedarse a descansar en un prado que habían encontrado y dejando a sus caballos libres empezaron a comer. Aparecieron unos harrieros yangüeses con unas hacas. Rocinante se acercó a ellas y los yangüeses fueron y le dieron una paliza a Rocinante. Cuando don Quijote y Sancho vieron lo ocurrido fueron a por ellos, aunque eran más de veinte.

Los yangüeses les pegaron también una paliza a los dos y los dejaron allí tirados. Mientras estaban allí en el suelo, don Quijote pensó que no lucharía más contra alguien que no fuera caballero andante, sino que era Sancho el que lo haría. Sancho decía que él no lucharía contra nadie. Después de un rato de discutir esto decidieron levantar a Rocinante y con don Quijote subido al jumento de Sancho siguieron caminando hasta llegar a una venta, la cual don Quijote decía que era un castillo y Sancho decía que no.

b) El prólogo. Dónde escribió Cervantes el Quijote?

Cervantes escribió el Quijote en Argamasilla del Alba.

- Cervantes se burla de los autores que publican sus libros precedidos de elogios; Por qué?.

Porque lo considera algo innecesario, ya que, él quería que apareciese una leyenda pobre de conceptos.

- Finalidad de la novela. Consejos que le da su amigo para que la obra sea agradable.

Hacer que el lector conozca plenamente la vida de don Quijote y todas sus aventuras.

c) Capítulo I. Don quijote; Quiénes viven con él?

Con don Quijote vivía un ama, su sobrina y un mozo.


- Su afición principal.

La afición principal de don Quijote era leer libros de caballerías.

- Por qué enloquece?

Porque de tanto leer libros de caballerías, se imaginaba que él también podía ser un buen caballero andante como los que aparecían en sus libros.

- Cervantes describe en estas líneas el proceso de enloquecimiento de su personaje. Por eso, se mezclan en ella contrastes ilógicos y enumeraciones de cosas, como expresión lingüística de caos mental de don Quijote.

Señala los contrastes y las enumeraciones a las que aludimos.

Contrastes: Pasaba las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio

Enumeraciones: Llenósele la fantasía de todo aquello que leía en los libros, así como de pendencias, batallas, desafíos, heridas, requiebros, amores y disparates imposibles.

- Explica todas las decisiones que adopta el hidalgo para convertirse en caballero andante.

Don Quijote decidió hacerse caballero andante e irse por el mundo con sus armas y con su caballo a buscar las aventuras y a hacer lo mismo que los caballeros andantes de sus novelas hacían.

d) Capítulo II. Acontece en este capítulo su primera salida.

- Se da cuenta de que le falta un trámite importante: Cuál es?.

Que no era armado caballero y que, conforme a la ley de la caballería, ni podía ni debía tomar armas con ningún caballero.

- Crees que su estilo es natural y sencillo?

Yo creo que no, sino más bien es un estilo complicado y algo difícil de comprender.

- Señala rasgos de expresión que juzgues burlescos.

Con éstos iba ensartando otros disparates, todos al modo de los que sus libros le había enseñado, imitando en cuanto podía su lenguaje; y con esto caminaba tan despacio, y el sol entraba tan apriesa y con ardor que fuera bastante a derretirle los sesos si algunos tuviera.


- Hay también arcaísmos, usados con la misma intención; señala alguno.

Non fuyan las vuestras mercedes, ni teman desaguisado alguno, ca a la Orden de caballería que profeso non toca ni atañe facerle a ninguno, cuanto más a tan altas doncellas como vuestras presencias demuestran.

- El hidalgo llaga ante el mesón: con qué lo confunde? Señala los efectos cómicos a que da lugar esa confusión hasta el final del capítulo.

Con un castillo con cuatro torres y capiteles de plata.

Confundió a las dos mozas que había en la puerta con dos hermosas doncellas, se pensaba que el ventero era el señor del castillo, confunde la truchuela con la trucha, don Quijote se pensó que se encontraba en un famoso castillo y que le servían con música porque llegó un castrador de puercos y sonó su silbato.

e) Capítulo III. El ventero -dice Cervantes- <<era un poco socarrón>>.

-Cómo manifiesta su socarronería?

La manifiesta haciendo lo que don Quijote quería, que era ser armado caballero, y a la vez que en ventero le seguía el juego estaba como burlandose de él.

-Crees que hasta este momento, es el Quijote algo más que una novela cómica?

Creo que en los capítulos leídos anteriormente, el Quijote tiene rasgos de ser una novela cómica y se demuestra en las ideas de don Quijote y en las cosas que le ocurren.

f) Capítulo IV. <<La del alba sería... >> Así comienza el capítulo.

-Qué significa esa frase? (lee el final del capítulo anterior).

Que estaría amaneciendo.

-Por qué decide el caballero volver a casa?

Porque le vinieron a la memoria los consejos de su huésped de que tenía que llevar dinero y camisas limpias y decidió volver a su casa para coger todo lo necesario.

-Pronto se le presenta la primera ocasión de ejercitar los deberes de la caballería que acaba de recibir: narra sucintamente ese primer suceso.

Don Quijote entró por un bosque y oyó a un muchacho atado que estaba atado a un árbol y que un labrador le estaba azotando y cada vez que le azotaba le daba un consejo.


Don Quijote fue a enterarse de lo que pasaba y el labrador dijo que el chico era su criado que le cuidaba las ovejas y que cada día le desaparecía una y que por eso le azotaba y que no le iba a pagar lo que le debía. Don Quijote le dijo que le pagara inmediatamente y que lo desatara o sino lo mataría con su lanza. El labrador lo desató y dijo que le pagaría. Don Quijote se fue y el labrador al ver que ya se había ido volvió a atar al criado y continuó azotandole.

-No crees que aquí siente ya el lector que se haya ante un relato más trascendente?

Pienso que sí, porque a partir de aquí deja más de lado los rasgos cómicos y se centra más en las novelas de caballerías.

-Esa primera aventura, piensa don Quijote, ha terminado victoriosamente para él; pero la siguiente va a mostrarle cuál es el premio que espera a quienes se mueven sólo por el ideal;

-Cómo?

No saliendo victorioso de la lucha que emprende contra los mercaderes en la que cuando está apunto de embestir contra uno de ellos Rocinante resbala y cae don Quijote al suelo y uno de los mercaderes le da una paliza.

g) Capítulo V. Presenta un punto máximo de locura de don Quijote.

-Qué personajes intervienen y cómo se comportan?

En este capítulo los personajes que aparecen son don Quijote, un labrador que era vecino de don Quijote, el ama, la sobrina, el cura y el barbero.

Todos excepto don Quijote muestran la misma intencionalidad que es ir directamente a quemar todos los libros que don Quijote tenía en su aposento, porque decían que esos libros estaban encantados y que eso era el motivo de la locura de don Quijote.

h) Capítulo VII. En este capítulo VII, se narra la segunda salida.

-Qué le urge hacerla?

El motivo de la segunda salida de don Quijote es que tenía que ir a luchar contra el encantador, el que supuestamente, le había hacho desaparecer sus libros de caballerías.

-Cómo caracteriza Cervantes a Sancho Panza?

Como un labrador pobre y de muy poca sal en la moyera.

-Qué le mueve a servir a don Quijote?

Que don Quijote le persuadió y le prometió muchas cosas y le dijo que si le servía de escudero le podía suceder aventura, alguna ínsula y que le dejará a él por gobernador.


i) Capítulo VIII. Es uno de los más famosos de la novela.

-Señálese en contraste de caracteres entre don Quijote y su escudero.

Don Quijote se basaba en juzgar los hechos según las fantasías que tenía y que confundía con la realidad.

Sancho era una persona que tenía los pies en la tierra y sabía lo que hacía, a la vez que intentaba aconsejar a su amo de lo que ocurría realmente, aunque éste no le hiciera caso y lo tomara por tonto.

-Pero en el episodio de los frailes de San Benito, Sancho movido por la codicia, se olvida de su sentido común: cómo lo paga?

Los mozos le dieron una paliza y lo molieron a coces dejándolo tendido en el suelo sin aliento ni sentido.

j) Capítulo XV. Desgraciada aventura con los yangüeses. Hidalgo y escudero salen quebrantados. Cervantes los pone en esa situación para que, en la segunda parte del capítulo, ambos expongan sus respectivos temples anímicos, que se descubren mejor en la adversidad.

-Cómo es don Quijote?

Don Quijote es una persona muy atrevida, que cuando se le presenta la ocasión se pone a luchar contra el que tenga delante, pero en este capítulo decide no luchar contra quien no sea caballero y entonces manda a Sancho a lucha contra el que se aparezca.

-Cómo es Sancho?

Sancho es un hombre pacífico, manso y sosegado que no se pondría a luchar contra nadie que le hiciera algo malo, ya sea alto, bajo, caballero o no.

III

a) Resúmase con mucha brevedad el argumento de los capítulos XV - XXVI.


Cuando llegaron a la venta fueron atendidos por la mujer y la hija del ventero y por una moza muy fea llamada Maritornes. Les hicieron unas camas en un pajar en el cual estaba también un harriero. Sancho le estuvo hablando a la ventera y a las otras dos de lo que les había pasado (estaba mintiendo) y quienes eran. La moza Maritornes le había dicho al harriero que por la noche cuando todos durmieran vendría y se acostaría con él. Por la noche don Quijote estaba recordando una novela en la que la hija del dueño del castillo vendría a acostarse con el caballero que atendían. En ese momento llegó la moza y se encontró con don Quijote y éste la cogió y la llevó a su cama. El harriero cuando se enteró comenzó a pegar a don Quijote, subió el ventero que se había despertado y comenzó a pegarles a Maritornes y a Sancho que se había encontrado con ella en su cama. El candil se apagó y todos se pegaban. Llegó un miembro de la Santa Hermandad y dijo que se detuviera todo el mundo porque él creía que don Quijote estaba muerto y que ellos lo habían matado. Todos se escabulleron excepto don Quijote y Sancho.

Cuando don Quijote y Sancho se despertaron, don Quijote le contó lo que le había ocurrido con la hija del ventero y luego con el harriero, que se pensaban que era un moro encantado. Subió más tarde el cuadrillero a ver como estaban y al preguntarle, don Quijote le dijo que así no se le hablaba a un caballero andante.

El cuadrillero le soltó con el candil en la cabeza haciendole dos chichones.

Le dijo a Sancho que fuera a por los ingredientes para hacer el bálsamo mágico. Hicieron el bálsamo y cuando don Quijote le bebió comenzó a vomitar y a las tres horas de estar dormido estaba curado, pero Sancho se encontraba mucho peor de lo que estaba antes.

Cuando se fueron de la venta don Quijote comprendió que era una venta y no un castillo y pidió que se le perdonara lo que debía. Como el ventero no quiso, don Quijote se fue de la venta y el ventero le pidió el dinero a Sancho, que como tampoco quiso pagar le dieron otra paliza.

Cuando Sancho llegó a donde estaba don Quijote, éste le dijo que no pudo salta el corral para ayudarle. Sancho dijo que sería mejor volverse a casa ya que sólo les ocurrían desgracias. Don Quijote dijo que no y siguieron caminando. A lo lejos veían venir una espesa polvorienta y don Quijote decía que era un ejercito y que éste era su día de suerte. Pero resultó que no eran ejércitos, sino 2 mandas de ovejas y carneros. Don Quijote no hacía más que decirle a Sancho los nombres de los caballeros que venían. Sancho no lo creía ya que oía a las ovejas. Don Quijote fue a atacar y los pastores al ver lo que hacía comenzaron a tirarle piedras hasta que lo dejaron casi muerto en el suelo, donde tomé su licor mágico. Don Quijote dijo que había sido el encantador que le perseguía y que había transformado a los ejércitos en rebaños. A don Quijote le hizo efecto el licor y vomitó encima de Sancho y éste encima de don Quijote. Fue aquí cuando Sancho se dio cuanta de que no llevaba las alforjas y casi volviendose loco volvió pensar en volver a casa. Siguieron su camino y don Quijote le dijo a Sancho que fuera él el que le guiara hacia algún lugar para poder dormir. Por el camino, Sancho intentó entretenerle ya que le dolían los pocos dientes y muelas que le quedaban.

La noche se les echó encima y decidieron seguir adelante para ver si veían una venta, pero vieron venir unas luces de fuego por el camino que resultó que eran unos sacerdotes que llevaban a un muerto a su tierra natal.

Don Quijote los paró y les dijo que quienes eran y a donde iban. Le dijeron que tenían prisa y que no se podían detener. Don Quijote se enfadó y arremetió contra todos los que iban que tuvieron que salir corriendo excepto un bachiller que había quedado en el suelo y con el cual estuvo hablando don Quijote mientras Sancho les quitaba la comida de las alforjas.

Siguieron después su camino y pararon a comer en un valle, pero vieron que no tenían ni vino ni agua para beber.

Decidieron andar para buscar agua y cuando les pareció que la oían caer oyeron otro enorme ruido y don Quijote dijo que tenía que ir a acometer esa gran aventura y que si no volvía en tres días, que Sancho fuera al Toboso a decírselo a Dulcinea. Sancho dijo que era mejor huir y para que don Quijote esperara a que amaneciera le ató los pies a Rocinante.


Cuando llegó la mañana, Sancho soltó a Rocinante y cuando don Quijote vio que se podía mover, decidió acometer la aventura. Sancho se fue con él y enseguida llegaron donde caía el agua que, además, había unas casas viejas que era de donde venían los golpes. Entraron en ellas y vieron que los golpes los daban unos mazos de batán. Sancho comenzó a reírse y don Quijote, enfadado, le dio dos palos en las costillas. Al tranquilizarse don Quijote, Sancho le pidió perdón y continuaron ablando.

Comenzó a llover y como don Quijote no quiso refugiarse en la casa de los batanes, se fueron por un camino y vieron a un hombre a caballo con algo en la cabeza. Don Quijote dijo que un caballero que traía un yelmo dorado y encantado que le pertenecía. Don Quijote fue corriendo con la lanza hacia él y al verlo el otro saltó de su asno y se fue corriendo y don Quijote aprovechó para coger el yelmo. Después de esto se sentaron a comer.

Siguieron caminando y fueron hablando de lo que había propuesto Sancho, que era que en vez de seguir buscando aventuras de las que nadie se enteraría, podrían ir a servir a algún príncipe o rey. Acabaron hablando de que don Quijote haría conde a Sancho.

Don Quijote alzó los ojos y vio a unas doce personas con esposas y cadenas que los llevaban a las galeras para remar y los acompañaban dos hombres a caballo y dos a pie con armas. Don Quijote fue a liberarlos. Don Quijote los paró y preguntó que porqué los llevaban así y le contestaron que iban a las galeras por parte del rey. Don Quijote preguntó uno a uno el motivo de su castigo, y cuando los sabía, rogó que los soltasen. Los guardas no quisieron y don Quijote arremetió contra uno de ellos y lo tiró al suelo. Los demás fueron a luchar con don Quijote mientras los presos se soltaban y uno de ellos llamado Ginés cogió la escopeta de uno de los guardas y comenzó a disparar y los demás a tirarles piedras, con lo que los guardas salieron corriendo. Don Quijote dijo a los presos que tenían que ir ante sus señora Dulcinea del Toboso y que le tenían que explicar lo ocurrido. Ginés dejo que sería mejor rezar por ella. Don Quijote se enfadó al ver que le desobedecían y los galeotes comenzaron a tirarle piedras y cuando estaban en el suelo don Quijote y Sancho, los galeotes los desnudaron y se fueron.

Después de esto decidieron irse de allí porque la Santa Hermandad iba a ir a buscarlos y se adentraron por una parte de Sierra Morena. Pasaron allí la noche, pero uno de los galeotes, Ginés, fue a para al mismo sitio que ellos, ya que él también huía de la Santa hermandad y le robó el asno a Sancho mientras éste dormía. Al despertar, Sancho al ver que su asno no estaba comenzó a llorar y don Quijote lo consoló como puedo.

Por el camino encontraron una maleta que tenía dentro unas camisas, escudos de oro y un libro de notas con un soneto escrito y unas cartas.

Vieron por la cima de una montaña a un hombre desnudo saltando de piedra en piedra, el cual pensó don Quijote que sería el dueño de la maleta y fueron a buscarlo. Por el camino encontraron a un cabrero y le dijo don Quijote que bajase don estaban. Estuvieron hablando y don Quijote le preguntó si sabía de quien eran las prendas. El cabrero sólo les dijo que hace unos meses había ido una majada de pastores y que el dueño de eso era el que habían visto desnudo saltar por la montaña. Decidieron ir a buscarle y lo encontraron enseguida. Don Quijote lo abrazó como si lo conociera de toda la vida y el otro al instante comenzó a mirarlo fijamente para ver si lo conocía.

Don Quijote escuchaba atentamente lo que decía el caballero de la Sierra.

Don Quijote le preguntó quién era y si le podía ayudar en algo. Le pidió algo de comer y se lo dieron. Después el Roto los llevó a un pradecillo verde donde les contó la historia de su vida.

Don Quijote le interrumpió furioso porque había hablado mal de la reina Madásima y Cardenio, así se llamaba el Roto, le tiró una piedra al pecho, con lo que don Quijote cayó de espaldas al suelo. Sancho le soltó un puñetazo, pero Cardenio le dio otro que lo mandó a los pies de su amo y lo mismo le sucedió al cabrero. Sancho se levantó y le echó las culpas al cabrero, con lo que se pelearon y don Quijote los tuvo que separar. Don Quijote le preguntó al cabrero que quería encontrar a Cardenio para que le contase el final de su historia.


Mientras lo buscaban, Sancho dijo que se quería volver a su casa, porque allí por lo menos podría hablar con su familia de lo que quisiera. Don Quijote le dijo que podía hablar y estuvieron hablando de las mentiras que dijo Cardenio y del porqué lo estaban buscando.

Llegaron al pie de una alta montaña, en la cual había un arrollo y un verde prado donde don Quijote hizo se penitencia.

Don Quijote dijo que iba a escribir una carta a su señora Dulcinea. Cuando Sancho oyó de verdad quien era, dijo que la conocía y la describió lo más parecido a un hombre basto. Don Quijote escribió la carta y se la leyó a Sancho.

Después de que Sancho viera todas las locuras que don Quijote tenía que ensearle, partió sobre Rocinante para la aldea, quedandose don Quijote esperandolo en Sierra Morena.

Don Quijote se puso a pensar si iba a imitar a Roldán o a Amadís, llegando a la conclusión de imitar a Amadís de Gaula y se dedicó a ir escribiendo coplas por todas partes.

Sancho, mientras se dirigía al Toboso pasó por la venta en la cual le habían lanzado por los aires y de ella salieron el cura y el barbero de su aldea, los cuales le preguntaron que donde estaba don Quijote. Sancho les contó donde estaba y todas sus locuras y después tuvo que recitar tres veces la carta que don Quijote escribió a Dulcinea, ya que don Quijote no se la había dado al final y Sancho se creía que la había perdido.

Los dos empezaron a darse cuenta de que Sancho estaba un poco loco también.

Decidieron entrar en la venta a comer, excepto Sancho, y al salir el cura pensó que para sacar a don Quijote de allí se disfrazarían y se harían pasar por una doncella que le pediría algo que no podría negar por ser caballero andante, que era que se viniese con ella para arreglarle un problema y con ese cuento llevarlo a la aldea.

b) Capítulos XVI y XVII.

-El vigor de Cervantes se expresa aquí por una vía caricaturesca y deformante.

-Por qué carga tanto las tintas en la fealdad?

Porque por lo visto se trataba de una mujer horrible y, además, es la forma de escribir del autor que se centra mucho en las cosas.

-En el retrato son perceptibles varia ironías: puedes sealarlas?

No tenía siete palmos de los pies a la cabeza.

Las espaldas, que algún tiento le cargaban, le hacían mirar al suelo más de lo que ella quisiera.

-Al final del capítulo XVII, hay un nuevo contraste entre la ideal caballería de don Quijote profesa, y la tosca realidad; en qué consiste?

Consiste en que don Quijote dice que a los caballeros andantes no se les exigía el pago de su gasto en las ventas, pero en cambio en ventero pedía que se le pagara lo que se le debía.


c) Capítulo XVIII. Hágase ver su paralelismo funcional con el capítulo VIII.

Que en los dos capítulos don Quijote le hecha la culpa al encantador de haber transformado en otra cosa lo que él creía ver. Los gigantes en molinos (cap. VIII) y a los ejércitos en rebaños (cap. XVIII).

d) Capítulo XX. Si en el capítulo XV veíamos el comportamiento de don Quijote y Sancho ante la desgracia común, aquí los enfrenta Cervantes con el riesgo, para ir perfeccionando el retrato de sus caracteres. Expóngase los argumentos de uno y otro ante el peligro. Y cómo fracasa una vez más el heroísmo de don Quijote.

Don Quijote dice que tiene que ir a acometer esa aventura aunque muera.

Sancho piensa que debe ir a esa aventura ya que sería mejor esconderse e irse por otro camino.

El heroísmo de don Quijote fracasa porque cuando encuentran el lugar del cual venían los fuertes golpes, vio que eso no era ninguna aventura para acometer, sino que eran unos simples mazos de batán los que daban los golpes.

e) Capítulo XXII. Este capítulo XXII es especialmente famoso: el caballero da la libertad a unos galeotes (=presos condenados a remar en las galeras), que lo apedrean luego. Léase con mucha atención, y contesta:

- Fíjate en Ginés de Pasamonte: <<él mesmo ha escrito su historia>>.

No han hecho eso mismo otros delincuentes literarios? Ginés recuerda a uno; te acuerdas de alguno más?

Lazarillo de Tormes.

-Es don Quijote un campeón de la libertad? Se trata de una <<locura>> más? Discútase esta cuestión.

No, no lo es. Si se trata de una locura más, porque don Quijote libera a unos delincuentes que van a cumplir su condena, cuando si eran delincuentes no los debía haber liberado.

-En qué consiste la nueva desilusión de don Quijote? (Téngase en cuenta también el comienzo del capítulo XXIII).

En que los galeotes no cumplen lo que don Quijote les manda y lo muelen a pedradas, cuando él pensaba que le iban a estar agradecidos por haberles salvado.


IV

a) Resúmase con mucha brevedad el argumento de los capítulos XXVII - XXXVIII.

Se disfrazaron el cura y el barbero y despidiéndose de todos se pusieron en camino. El cura y el barbero se quedaron escondidos y Sancho se fue a donde se encontraba don Quijote.

Oyeron cantar una agradable voz y decidieron ir a ver quién era. Enseguida lo encontraron, era Cardenio. Este les contó la historia entera de su vida.

Cuando acabó de contar su historia le consolaron, pero de repente oyeron una extraña voz.

Fueron a buscar quien era la persona que emitía esa voz y descubrieron a una mujer muy hermosa llamada Dorotea.

Después de convencerla para que no huyera, estuvieron hablando con ella y les contó su historia. En esta historia aparecían cosas referentes a la historia de Cardenio, lo que al final resultó ser que trataba de lo mismo y ella dijo que cuando Luscinda se desmayó, don Fernando le desabrochó el pecho y vio un papel escrito por ella que decía que no quería casarse con él, sino que con el que quería casarse era con Cardenio.

Cuando Dorotea acabó de contar su historia, decidieron ir a por don Quijote y ella se prestó para hacer de doncella y así engañar a don quijote para sacarlo de allí.

Cuando Sancho llegó diciendo que había encontrado a don Quijote se fueron a donde éste estaba y Dorotea le pidió que le ayudara. Don Quijote aceptó y se pusieron de camino al supuesto reino de Dorotea.

Mientras seguían su camino, hablaron de los galeotes. Sancho les dijo que a los demás que fue don Quijote el que les había puesto en libertad, con lo que éste se enfadó mucho.

Después don Quijote le dijo a Dorotea que le dijese que cuantos eran las personas de las cuales la tenía que defender. Dorotea se lo contó todo.

Más tarde Sancho propuso a don Quijote que se casara con Dorotea, a lo que don Quijote contestó que no y Sancho comenzó a darle una serie de razones para que se casara con ella. Esto enojó a don Quijote, porque dejaba mal a Dulcinea, con lo que le soltó un par de palos a Sancho, el cual después se arrodilló ante su amo, le pidió perdón y besó su mano.

Mientras seguían caminando vieron a un caballero sobre un jumento que resultó ser Ginés de Pasamonte, y al verlo, Sancho comenzó a gritar diciendo que le devolviera su asno y Ginés al oír eso se fue corriendo.

Después don Quijote y Sancho estuvieron hablando de la carta de Dulcinea.

Al rato de ir caminando, Nicolás dijo que se detuvieran para beber agua en una fuente, y al pararse un joven se acercó y agarrando a don Quijote, se puso a llorar.

Resultó que ese mozo era el que don Quijote había liberado de la encina en la que se amo le estaba azotando.

Don Quijote les contó a todos lo que ocurrió ese día, pero Andrés, el mozo, les contó lo que ocurrió después.

Le dieron algo de comida a Andrés y éste siguió su camino.


Como se quedaron sin comida decidieron entrar en la venta que habían estado don Quijote y Sancho. Una vez allí, don Quijote se durmió y los demás estuvieron viendo unos libros de caballerías de los cuales el ventero creía lo que contaban. Más tarde el cura decidió leer en voz alta unos escritos que contaban la historia del Curiosos Impertinente. La novela trataba de dos caballeros que ricos que vivían en Florencia (Anselmo y Lotario).

Camila era la que se casó con Anselmo después de los esfuerzos de éste y la ayuda de Lotario.

Un día Lotario dejó de ir a la casa de Anselmo con la frecuencia que antes, ya que Anselmo se había casado con Camila, pero Anselmo le suplicó que volviese.

De todas formas quedaron en que Lotario sólo comería con Anselmo dos días a la semana y los días festivos.

Un día Anselmo le pidió a Lotario que le ayudara, porque quería ver si Camila era tan buena como él pensaba.

Lotario se negó, pero Anselmo le dijo que sino se lo diría a otro, entonces Lotario aceptó la petición de Anselmo.

Un día Lotario fue a comer a casa de Anselmo y éste le dijo que iba a hacer unas cosas y los dejó solos para que Lotario pusiera en marcha lo acordado.

Lotario se quedó a solas con Camila, paro no intentó nada y cuando Anselmo vino le dijo que sólo le había hablado de su hermosura.

Pasaron los días y Lotario le decías lo mismo, hasta que Anselmo lo descubrió y Lotario le prometió que a partir de ahora no le mentiría.

Anselmo decidió irse ocho días a casa de un amigo para que Lotario hiciera lo mandado. Pero durante ese tiempo Lotario comenzó a fijarse en Camila y comenzó a hablarle de forma amorosa, a lo que Camila respondía sin pronunciar palabra alguna.

Al final Camila se rindió ante las palabras de Lotario y éste le dijo a Anselmo todo lo contrario.

Un día Lotario vio salir de la casa a un hombre que no le pareció que hubiese estado con Leonela (la criada), sino con Camila.

Lotario le contó todo a Anselmo y los dos idearon un plan para descubrir a Camila.

Más tarde idearon un plan Camila y Lotario (después de hablar y aclararlo todo) para dar una lección a Anselmo.

Después de montar una escena que convenció a Anselmo de que Camila era buena se aclaró todo.

Pero unos meses más tarde se descubrió toda esta historia y le costó la vida a Anselmo, y aquí paró de leer el cura la historia del Curioso impertinente.

De repente Sancho salió del aposento donde descansaba don Quijote u dijo que éste le había cortado la cabeza al gigante del reino Micomicón. Todos fueron a ver lo que pasaba y resultó que don Quijote estaba soñando eso y lo que hacía era contar los cueros de vino, lo que enojó mucho al ventero.

Después que se calmaron todos, el cura terminó de leer la novela del Curioso Impertinente que contaba cómo Anselmo descubrió un hombre en su casa y pidió explicaciones a Leonela y luego se lo contó a Camila. Al día siguiente se encontró sólo y fue a casa de Lotario, el cual no estaba, porque se había ido con Camila, y entonces Anselmo fue a casa de un amigo y dejando una nota escrita murió.

Lotario murió más tarde en una batalla y Camila se suicidó en un monasterio.

Después de todo esto, el ventero vio venir a un grupo de hombres con antifaces que traían a una señora con la cara tapada.

Al poco tiempo de estar en la venta se descubrió que esa señora era Luscinda y uno de los hombres era don Fernando (nombrados en la historia de Dorotea). Después de esto se encontraron con ellos Dorotea y Cardenio, con lo que después de aclararlo todo Luscinda se fue con Cardenio y don Fernando con Dorotea.


Al rato, don Quijote salió de donde descansaba y don Fernando decidió que se siguiera con la mentira de la princesa Micomicona.

Decidieron continuar su camino al día siguiente.

Llegaron a la venta un hombre y una mujer mora subida en un jumento, los cuales se quedaron con ellos y les contaron su historia.

Mientras cenaban, don Quijote dio un gran discurso, el cual al oírlo los demás no lo tomaron por loco en esos momentos.

Don Quijote siguió con su discurso que trataba de las armas y las letras y al acabar todos estuvieron de acuerdo con él. Después le dijeron al Cautivo que les contase su historia para conocerle y él aceptó.

b) Capítulo XXIX. En el capítulo XXVII, el cura y el barbero han decidido que Sancho los lleve hasta el lugar en donde está don Quijote haciendo penitencia, para lograr que vuelva a su casa. El primero se disfrazará de doncella, y el segundo, de escudero suyo. Pero, al fin, cambian los disfraces. Ya entrados en la sierra -capítulo XXVIII- descubren a la bella Dorotea, que les cuenta su historia, una de las que, sin conexión directa con el tema central, aparecen en esta parte de la novela. Al comienzo del capítulo XXIX, Dorotea y Cardenio acompañan al cura, al barbero y a Sancho. Este ha hallado a don Quijote: ya no hará falta disfraz alguno, porque Dorotea se presta a fingir que es la princesa Micomicona. Sancho -que ignoraba la treta- se lo cree.

- Piensas que Sancho sigue siendo el mismo que, antes, no se creía las fantasías de don Quijote?

Creo que no, porque poco a poco parece que se está volviendo como don Quijote.

- No se está produciendo una quijotización del escudero, al menos en un aspecto muy superficial?

La verdad es que sí, porque Sancho comienza a creerse las historias de don Quijote, e incluso inventa él algunas fantasías.

- Dorotea-Micomicona se dirige a don Quijote, cambia el modo normal de expresarse?

Sí, cuando se aproxima a don Quijote decide expresarse de forma distinta para así meterse mejor en el papel para que así don Quijote se lo creyera.

- La avidez interesada de Sancho reaparece pronto; Halla normal el trafico de esclavos?

Sí, a Sancho se le plantea un problema desencadenado por su imaginación al cual pone rápida solución, que consiste en el tráfico de esclavos.


- Qué piensas del comportamiento del cura en todo este capítulo?

Pienso que se comporta de un modo apropiado, ya que hace lo que considera más oportuno y eficaz para poder rescatar a don Quijote.

c) Capítulo XXX. De nuevo se pone a prueba el amor que don Quijote profesa a Dulcinea, al ofrecersele la oportunidad de casarse con Micomicona.

Cuáles son los argumentos de Sancho para inducirle a ello?

Sancho dice que es muy buena princesa, que es muy rica y hermosa, incluso dice que es más hermosa que Dulcinea, lo que provocó el enfado de don Quijote.

- Abundan los insultos: enuméralos.

Gañan, faquín, belitre, socarrón de lengua viperina, hideputa, bellaco, traidor, blasfemo.

- Cómo se desenoja el hidalgo?

Don Quijote se desenoja porque Sancho le pide perdón por todo los que ha dicho y besa la mano de su amo.

d) Capítulos XXXIII-XXXV. Don Quijote ha sufrido en el capítulo XXXI la mayor humillación que podía recibir: se encuentra con Andresillo, el muchacho a quien, en el capítulo IV, libró de Juan Haldudo, y se entera así de que éste no le hizo el menor caso. Andresillo maldice al hidalgo y huye. -En el capítulo XXXIII, llegan todos a la venta donde sirve Maritornes. Y el ventero les entrega, para que pasen el tiempo leyendola, la novela del Curioso impertinente, que se narra en este capítulo y en los dos siguientes. Es otro -el más famoso- de los relatos intercalados en el Quijote. Podría ser una <<novela ejemplar>>. Recomendamos su atenta lectura.

- Debátase esta cuestión: Quién es más culpable, Anselmo o Camila?

Yo creo que Anselmo, porque él fue el que estuvo tentando a Camila por medio de Lotario hasta que ocurrió lo que no tenía que haber ocurrido si Anselmo hubiese dejado las cosas como estaban en un principio. Lo que tenía que haber hecho es limitarse a confiar en Camila y no faltarle al respeto de esa manera.

- En el capítulo XXXV, se narra a modo de interrupción de El curioso Impertinente, la aventura de los cueros de vino. Por qué lo habrá hecho así Cervantes, por dar mayor variación al relato o para fundir mejor con la historia de don Quijote esta otra, tan ajena, de Anselmo y Camila?

Yo creo que la intención de Cervantes es la de fundir mejor con la historia de don Quijote esta otra.


e) Capítulo XXXVII. En el capítulo anterior, y en el principio de éste, se produce el desenlace de la historia de Dorotea y Cardenio. Pero, en su segunda mitad, se inicia un episodio periférico mas: el del cautivo y Zoraida, que llegan a la venta. En esta coinciden, pues multitud de personajes de la más diversa condición. Estos capítulos representan una auténtica proeza narrativa: nunca la novelística anterior había alcanzado tal complejidad, tal entre cruzamiento de peripecias. Cervantes sabe conducirlo todo y procurarle un desenlace magistral. Don Quijote se encuentra a sus anchas: sólo a un caballero andante le es permitida la maravillosa circunstancia de sentar a una misma mesa a personas tan principales. Y, entusiasmado, comienza su famoso <<Discurso de las armas y las letras>>, que se prolonga en el capítulo siguiente. Es un auténtico prodigio de estilo y de razonamiento. Léase atentamente para responder a las cuestiones que formulamos a continuación.

d) Capítulo XXXVIII. Cuál es el problema que afronta don Quijote?

Las diferencias existentes, las desigualdades, es decir, las controversias entre el trabajo de un estudiante y el del mílite guerrero.

- Es el planteamiento de la cuestión, a la que da inmediata respuesta: Cuál es? (No debe olvidarse que Cervantes estuvo siempre orgulloso de su juvenil vida militar).

Que la vida guerrera hace pasar a los que la practican todo tipo de miseria, calamidades, han de atravesar circunstancias inhumanas, han de exponerse a la muerte..., sin embargo, el estudiante antes o después, mejor o peor tiene algo que comer todos los días, algún sitio en donde dormir, y, cuando termina sus estudios ya ha acabado el sufrimiento nunca expone su vida al peligro de la muerte.

- Comienza el proceso dialéctico exponiendo las razones que pueden oponerse a su opinión: Cuáles son?

Habla de la miseria de la paga que viene tarde o nunca, a lo que ganara con sus manos con notable peligro de su vida y de su conciencia, con gran desnudez ha de dormir, incluso a la mitad del invierno, a la campaña rasa y después de todo esto, llega la batalla y allí le pondrán la borla en la cabeza hecha de hirlas para curarle algún balazo que quizás le habrá pasado las sienes.

- Cómo las refuta?

La primera es que a los soldados los premian con alguna condecoración y al letrado no, pero don Quijote lo debate diciendo que es mayor el trabajo del soldado y mucho menor el premio, pues hay muchos que pierden la vida. Y otra razón es que es más fácil premiar a dos mil letrados que a treinta mil soldados, y don Quijote aduce que esta misma imposibilidad fortifica más la razón que tiene de que es más pobre el soldado.


- Cuáles el fin de las letras humanas, según don Quijote?

Que al final todos aparecen recompensados con un oficio, que por fuerza se le ha de dar.

- Y el de las armas?

Ser premiadas con la hacienda del señor, cosa prácticamente imposible.

- Cuáles son superiores?

El oficio de las armas, por su esmero y dedicación.

- Son más necesarias las armas a las letras, o las letras a las armas?

Según lo que dice Cervantes las armas son más necesarias que las letras.

- Sin embargo, no hay algo que pervierte el noble ejercicio de las armas?

Para don Quijote las armas son necesarias a las letras lo que pervierte el ejército de las armas son los endemoniados instrumentos de artillería porque son la causa de que un infame y cobarde brazo quite la vida a un valeroso caballero.

V

a) Resúmase con mucha brevedad el argumento de los capítulos XXXIX-LII.

El cautivo comenzó su historia en la que contaba que tuvo que dejar su casa hace veintidós años y que no volvió a saber nada de sus padres y hermanos. Habló de los sitios donde había estado y lo que había ocurrido allí.

Habló de un tal Pedro de Aguilar, el cual resultó ser hermano de uno de los que iba con don Fernando.

Cuando el cautivo terminó de contar su historia, don Fernando le hizo una serie de ofrecimientos, los cuales el cautivo rechazó.

Por la noche llegó a la venta un señor oidor (el hermano del cautivo) con una hermosa doncella de unos dieciséis años cogidos de la mano.

El cautivo se dio cuenta de que era su hermano y con la ayuda del cura se volvieron a encontrar.

Más tarde, todos se fueron a dormir excepto don Quijote que se quedó haciendo guardia.

Al amanecer comenzaron a escuchar una voz que cantaba y que nadie sabia quien era.

Al final resultó que el hombre que cantaba era el hombre del que Clara se había enamorado y que intentaba olvidar alejándose de él porque les resultaba imposible casarse por los padres que tenían.

Después de esto la hija del ventero y Maritornes decidieron gastarle una broma a don Quijote y después de haberlo engañado lo dejaron colgado con una cuerda en una ventana.


Al rato llegaron cuatro hombres a caballo que querían dar de comer a sus caballos y después de hablar con don Quijote se burlaban de sus disparates.

Estos cuatro hombres que llegaron iban buscando al mozo de mulas que cantaba.

Lo buscaron por toda la venta hasta que le encontraron. Intentaron llevarlo a su casa contra su voluntad.

El mozo explicó el motivo de su huida mientras que otros dos que había en la venta apaleaban al ventero para irse sin pagar.

Después de todo esto llegó a la venta el barbero al que le habían robado el yelmo y las albardas y en cuanto vio a Sancho comenzó a pegarle a lo que Sancho respondió muy bien y al verlo don Quijote pensó en hacerlo caballero en la primera oportunidad que se le presentase.

Estuvieron discutiendo todos para ver si la vacía era yelmo o no. Todos se pusieron del lado de don Quijote para seguirle la busca.

Después todos se metieron en una pelea que don Quijote deshizo con unas palabras.

Al final quedó decidió como don Quijote lo creía.

Después de esto, los miembros de la Santa Hermandad querrían arrestar a don Quijote por asaltador de caminos, a lo cual don Quijote se defendió con unas palabras.

El cura convenció a los miembros de la Santa Hermandad de la locura de don Quijote y consiguió que no se lo llevaran.

Más tarde, después de estar todo claro, decidió don Quijote que ya era hora de continuar su camino hacia el reino Micomicón, pero como Dorotea tenía que irse por otro lado, decidieron idear un plan para llevarse a don Quijote.

Mientras don Quijote dormía, decidieron disfrazarse y metieron a don Quijote atado en una jaula hecha con palos y se lo llevaron en ella creyéndose don Quijote que formaba parte del encantamiento.

Iban a llevarse a don Quijote, y antes de salir, el ventero le dio al cura unos papeles que eran ña novela de Rinconete y Cortadillo.

Mientras los transportaban, don Quijote vio venir a unos seis o siete hombres a caballo que enseguida les alcanzaron. Les preguntaron el motivo del enjaulamiento de don Quijote y el cura y el barbero se adelantaron con el que les había preguntado a contarle toda la historia de don Quijote.

Estuvieron hablando después un buen rato y entonces el barbero les dijo que éste era un buen lugar para que los bueyes comiesen.

Mientras estos hablaban, Sancho fue a avisar a don Quijote del engaño del encantamiento y al final consiguió que don Quijote lo creyera.

Más tarde Sancho le dijo al cura que dejaran salir un rato de la jaula a su amo y el cura aceptó. Una vez que don Quijote había salido de la jaula, todos se sentaron en la hierba para hablar.

Mientras comían apareció un cabrero que iba persiguiendo a una de sus cabras. Éste cabrero se quedó con ellos a contarles su historia.

Después de que el cabrero les contara todo lo relacionado con él, todos estaban muy contentos menos don Quijote, el cual acabó peleándose con el cabrero. La pelea se detuvo al oír unas trompetas que tocaban unos hombres vestidos de blanco. Don Quijote fue hacia ellos y les dijo que dejaran libre a la mujer que llevaban y luchó contra uno de ellos, el cual dejó a don Quijote en el suelo herido.


Don Quijote ordenó que lo metieran en la jaula y entonces se fueron de camino hacia la aldea.

Cuando llegaron a la aldea contaron a todos lo ocurrido y acomodaron a don Quijote.

Sancho le contó a su mujer, Juana Panza, lo que habían hecho.

Después de esto se anuncia la tercera salida de don Quijote y e Sancho que tendrá lugar en la segunda parte.

b) Capítulos XXXIX-XLI. El cautivo que, con Zoraida, llegó a la venta en capítulo XXXVII, narra en estos tres capítulos su vida hasta el instante de llegar allí. Se trata de otro famosísimo relato intercalado, de gran fuerza novelesca y con muchísimas observaciones reales, ya que, como sabemos, Cervantes estuvo cautivo en Argel.

El autor había desarrollado el mismo tema en su comedia Los baños de Argel.

- Hay algún detalle biográfico en el que coinciden Cervantes y el Cautivo, antes de la prisión de éste?

Que Cervantes fue también apresado por los turcos.

- Cómo imaginas un baño?

Según lo que se cuenta en la novela un baño parece ser algo parecido a una prisión en dónde encierran a los cautivos cristianos.

- Dónde comienza lo propiamente lo propiamente novelesco del relato?

Comienza en el instante en que el cautivo está apresado en los baños y Zoraida, mediante una caña, le manda un mensaje y dinero.

- El problema de la religión en los amores entre el Cautivo y Zoraida. Cómo es el carácter de esta última?

Posee un carácter más bien tímido, propio de la religión y la sociedad en que se movía y, por medio de mensajes escritos y numerosos dineros que daba al cautivo pretendía que llegase a conocer sus verdaderas intenciones.

- Cómo es su sentimiento filial?

Pretende encontrar en este cautivo el hombre de su vida, ya que cuando se encontraran fuera de aquellos territorios pretendía contraer matrimonio con él.

- Tiene alguna razón, para explicar el amor del cautivo, el hecho de que los franceses roben a Zoraida todas sus joyas?

Es posible que éste sintiera también lástima por ella.


e) Capítulo XLVI. La primera parte de la novela se encamina a su final. Don Quijote ira sirviendo a Dorotea (=Micomicona), y acercándose así a su aldea.

- Hay un nuevo enfrentamiento entre el caballero y el escudero, que confirma el constante juego caracterológico entre ellos: Cuál es?

Que Sancho le comenta a don Quijote que había visto a Dorotea besando a don Fernando incluso en presencia de los demás de la venta, lo que don Quijote no lo creyó e insultó fuertemente a su escudero.

- Pero Dorotea a de seguir su camino por otra parte: Cómo deciden llevarse el cura y el barbero a don Quijote?

Encerrado en una jaula hecha con palos.

- Este es ya símbolo de muchas cosas: Qué te parece la idea de transportarlo en una jaula?

A mí me parece que hicieron muy bien en meterlo en la jaula, porque así no se podría escapar, pero me parece un poco exagerado el hecho de estar atado con cadenas dentro de ella.

- Qué piensas de la burla de los disfraces?

Me parece que está muy bien pensado el tema de esta burla, ya que así don Quijote no sospecharía nada, ya que no sabe quién se lo lleva y va pensado que está encantado.

d) Capítulo XLVII.

- Cómo se consuela don Quijote?

Pensando que ha sido encantado y que por ser nuevo caballero se han inventado nuevas formas de llevar a los caballeros encantados.

- Comportamiento de Sancho: Por qué increpa al cura?

Porque pensaba que su amo no estaba encantado como el cura le quería hacer creer.

Sancho considera al cura un embustero y un envidioso y piensa que sus disfraces y la intención que tenían contra su amo era la de destruir su persona y su fama.

- En qué medida está quijotizado?

En la medida de que se enfadó porque don Quijote no se casaría con la princesa Micomicona y él no quería volver a su casa como un simple mozo de caballos, sino como gobernador de una ínsula o de algo equivalente.


- Cuál es el juicio que merecen al canónigo los libros de caballerías?

Los critica porque dice que tienen influencias en la mente de las personas, como le había ocurrido a don Quijote, pero por otro lado habla a favor de ellas porque dice que son complejas y cuentan una gran variedad de historias distintas.

e) Capítulo XLVIII. Fundamental para conocer las ideas de Cervantes sobre el teatro.

- Qué reparos opone la fórmula de Lope de Vega, aunque elogia a este autor?

Le recrimina que sus historias sean disparatadas e inventadas pero que a pesar de ello y de la escasa calidad con que se realizan, éstas producen gran éxito y fama.

f) Capítulo LII. Tras algunas -escasas- pruebas de cordura, por las cuales (y por otras necesidades) se le ha permitido salir de la jaula, es preciso volver a encerrarlo en ella para que entre así, tan cruelmente conducido, en su pueblo.

- Qué nuevas extravagancias se le ocurren?

Cree que unos hombres de blanco llevan a una señora secuestrada y don Quijote lucha con uno de ellos, el cual lo deja casi muerto.

- Don Quijote, que salió gallardo y ufano a acometer las más importantes proezas, Cómo regresa a su casa?

Metido en la jaula por voluntad suya.

- Sancho se siente superior a su mujer: Por qué?

Porque piensa que este fracaso no tenía importancia, a la vez que se encuentra muy convencido en pensar que algún día llegaría a ser gobernador de alguna importante ínsula.

- Imagen final de don Quijote: Corresponde a la de un libro que sólo fuese de mera diversión?

Parece ser que sí, porque lo que se cuenta en él tiene más bien un toque humorístico y sus historias son muy divertidas.

- Qué interpretación cabe dar a su derrota?

Pues la verdad es que es un poco triste, ya que salió con toda la ilusión de ser un gran caballero andante y resultó ser una experiencia humillante.


SEGUNDA PARTE DE LA NOVELA

VI

a) Nárrese muy sucintamente el argumento de los once primeros capítulos.

El cura y el barbero estuvieron casi un mes sin ver a don Quijote y advirtieron al ama y a la sobrina que le cuidasen y alimentasen bien. Así lo hicieron y cuando el cura y el barbero fueron a visitar a don Quijote creyeron que se había curado de su locura. Sin embargo, el cura que quería estar completamente seguro de su curación, decidió a referirle un asunto caballeresco con el que se vio que no estaba curado.

El barbero a modo de ejemplo contó una historia que con otras palabras y otros personajes, venía finalmente a referir la propia historia de don Quijote.

Don Quijote, se enteró de lo que decía el barbero y se molestó en cierto modo, y, como tantas veces había hecho anteriormente empezó a defender su profesión, los que la profesaron, las aventuras que les acontecieron y en fin tantas y tantas razones dio que todos cayeron en la cuenta de como se hallaba.

Y, en esto estaban cuando oyeron unos gritos del ama y la sobrina desde el patio, a los cuáles todos acudieron.

Las voces que se oían eran del ama y la sobrina que discutían con Sancho porque él quería ver a don Quijote y ellas no le dejaban. Al final don Quijote le mandó entrar.

Sancho le estuvo diciendo a don Quijote lo que la gente pensaba de ellos. Le habló de que le bachiller Sansón Carrasco había traído un libro que contaba las historias de don Quijote y de Sancho y que se llamaba El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha.

Don Quijote lo atribuyó a un sabio encantador, pero Sancho dijo que su autor se llamaba Cide Hamete Berenjena (Sancho confunde Benengeli por Berenjena). Después de esto Sancho se fue a buscar al bachiller.

Cuando Sancho trajo al bachiller Sansón Carrasco, éste le contó a don Quijote lo que trataba el libro. Don Quijote le pidió al bachiller que se quedara a comer y después durmieron la siesta. Al despertar continuaron con la historia, pero a don Quijote no le gustó nada que se contaran los palos que había recibido.

Después de comer Sancho volvió a casa de don Quijote, donde éste le comentó su deseo de emprender un tercer viaje. Sansón les aconsejó que se dirigiesen hacia la ciudad de Zaragoza porque en unos pocos días se iba a celebrar en esta ciudad una fiesta de la cual podría salir reconocido el mejor caballero andante de todos los tiempos.

Don Quijote le pidió a Sansón que le compusiera un poema en el cual debía de aparecer el nombre de su señora Dulcinea. Y al final decidieron que en ocho días partirían.

Don Quijote y Sancho ya se encuentran preparando su tercera salida y Sancho se lo comunica a su mujer. En este momento Sancho se vuelve más culto que antes.

Mientras que Sancho y su mujer se encontraban hablando, el ama y la sobrina de don Quijote se hallaban junto a él, temiéndose ambas que por su cabeza estuviese rondando la idea de una tercera salida. El ama se dirigió al hidalgo y le comentó a este la existencia de los caballeros cortesanos que servían a Su Majestad, y que disponían de un oficio más sencillo, a lo que éste respondió que por eso mismo no quería ejercer tal oficio, porque él era amigo de las adversidades, de pasar frío y calor y de combatir con grandes gigantes.


Al poco llegó Sancho, y el ama corrió a esconderse, luego la sobrina abrió la puerta y ambos se juntaron en la habitación de don Quijote donde reanudaron otra interesante conversación.

El ama se dio cuenta de que don Quijote y Sancho preparaban su tercera salida y fueron a avisar a Sansón Carrasco para que hable con ellos y así evitar esa nueva salida. Entonces Sansón fue a avisar al cura. Mientras don Quijote y Sancho hablaban entraron en la habitación Sansón Carrasco, el ama y la sobrina. Pero Sansón no les detuvo, sino que les impulsó a irse y a los tres días emprendieron el viaje.

Don Quijote y Sancho llegaron a media noche al Toboso y se pusieron a buscar la casa de Dulcinea, a la cual ninguno de los dos había visto.

Después de haberle preguntado a un labrador por la casa de Dulcinea, Sancho le dijo a don Quijote que le esperase en un bosque fuera del pueblo y que él buscaría a Dulcinea.

Sancho decidió que lo mejor sería buscarle a su amo por Dulcinea cualquier joven del Toboso, reuniese o no las características ya nombradas. Sancho encontró fácil remedio, pues por allí pasaron tres labradoras sobre unos pollinos; se dirigió hasta donde su amo estaba y le dijo que saliese al camino pues su señora ya se acercaba. Don Quijote sorprendido hizo lo que su escudero le aconsejó y cuando vio a las tres labradoras se sorprendió y le preguntó que si la había dejado en otra parte.

Sancho hizo creer a su amo que esa era su señora y dos doncellas y del coloquio luqe entre los cinco pasaron terminó el asunto con la ida de las tres jóvenes quedando don Quijote tan aturdido y suspenso que no sabía qué decirse. Todo lo solucionó juzgándolo a obra de los encantadores de lo que Sancho recibió gran gusto en oírlo a la vez que se consideró que había cumplido con su obligación.

En su camino iba don Quijote muy pensativo considerando la mala burla que los encantadores le habían hecho volviendo a su bella señora en una horrenda labradora. Sancho le plantea a su amo el problema de cómo reconocerían sus vencedoras a su señora cuando a ella los encomendase a lo que don Quijote respondió que posiblemente ese encanto sólo fuese hecho a sus ojos de los que mal le querían.

Con uno de ellos tuvo Sancho una contienda, pues se llevó su rucio pero luego volvió en él a lo cual consideró oportuno el Sancho bueno, el Sancho discreto, el Sancho cristiano y sincero como su amo dijo de no emprender contra ellos empresa alguna pues eran gente humilde.

b) El prólogo. Evidentemente, Cervantes lo escribió después de haber compuesto toda la segunda parte del Quijote; Por qué?

Porque las palabras que hacen mención a la segunda parte de la obra. Al final del prólogo se nos dice que en esta segunda parte hallaremos de lo mismo que en la primera, a la vez que nos adelantan noticias como es el caso de la muerte don Quijote y aparece la crítica del Quijote de Avellaneda.

- Qué es lo que afectó más de los insultos de Avellaneda?

Que le hiciera notar de viejo y de manco.


- A quién, según Avellaneda, envidiaba Cervantes?

A Lope de Vega.

- Es este sincero cuando dice que no guarda rencor a Avellaneda? Justifica tu respuesta.

No, porque aunque procura mostrarse con serenidad y hacer ver que sus fuerzas eran superiores a las injurias de Avellaneda, pero en verdad le hirieron mucho.

c) Capítulo II. Tras el primer capítulo, en que don Quijote da muestras claras, ante el cura y el barbero, de no haberse curado de su locura, recibe en este la visita de Sancho.

- Señala los rasgos coloquiales que halles en la conversación entre el ama, la sobrina y el escudero.

Aparecen insultos como mostrenco, ama de Satanás, Sancho maldito, golosazo, comilón, saco de maldades, costal de malicias.

También aparecen expresiones de mal gusto: Malos insultos te ahoguen, ir a labrar vuestros pegujares...

- Cómo resulta la mutua amistad en los reproches que se dirigen don Quijote y Sancho?

Como una verdadera amistad, porque don Quijote le pidió a Sancho que fuese sincero en sus palabras, que si fuesen buenas no se excediese en ellas y si malas que no restasen nada de ellas.

- A don Quijote, como caballero andante, le interesa su pública fama; Qué le cuenta Sancho?

Sancho le cuenta a don Quijote lo que la gente piensa de ellos y que los tienen como locos a los dos.

- Cómo justifica don Quijote que su fama no fuera tan elogiada como quisiera?

Diciendo que es algo normal, ya que a otros grandes personajes históricos se les habían atribuido cosas malas y que a él le ocurría lo mismo.

d) Capítulo III. Don Quijote se preocupa por si la imagen que de él está difundiendo la primera parte de sus aventuras, ya publicada, no se corresponde con la que él tiene de sí mismo. - Cómo se ve, cómo cree que es don Quijote?

Don Quijote se considera como el renovador del oficio de la caballería andante, al mismo tiempo que piensa que sus aventuras y hazañas son claro ejemplo de su valentía y fuerza.


- El bachiller Sansón Carrasco es <<socarrón>>; Qué muestras da de ello a lo largo del capítulo?

Cuando alaga a don Quijote con numerosas expresiones y cuando corrige a Sancho en su vocabulario.

- A don Quijote no le gusta que Benegeli-Cervantes haya contado los palos que ha sufrido, <<pues las acciones que ni mudan ni alteran la verdad de la historia no hay para qué escribirlas, si han de redundar en menosprecio del señor de la historia. Qué piensas de ello?

Pues que es normal que a don Quijote no le guste el hecho de que se cuente con todos los detalles sus derrotas, aunque yo creo que está bien que se haya contado todo, ya que así se sepa mejor como era don Quijote realmente.

- Es seria la contestación de Carrasco, o es socarrona?

Es sin duda una contestación seria, ya que se limita a narrar lo que en verdad había sucedido a don Quijote y a Sancho de una forma clara y explícita.

- Cervantes hace una autocrítica de su técnica novelesca; en qué momento?

Aproximadamente en la mitad del capítulo cuando Sansón está haciendo el comentario de lo difícil que resultaría el gobierno de una ínsula, refiriendose a Sancho naturalmente. Después Sansón comenta que una de las principales tachas del libro es la novela de El curioso impertinente, la cual es considerada por Cervantes impropia.

e) Capítulo V. Don Quijote y Sancho han decidido ya salir en busca de aventuras. En este capítulo Sancho se lo comunica a su mujer. El proceso de quijotización ya está en marcha. Empezando por el lenguaje.

- Justifica el que Teresa le diga: <<Después que os hicisteis miembro de caballero andante, habláis de tan rodeada manera que no hay quien os entienda>>.

Pues que Teresa estaba acostumbrado al habla vulgar de Sancho y como ahora intenta hablar como don Quijote ella no lo puede entender.

f) Capítulo VII. Nuevamente chocan los puntos de vista de don Quijote y Sancho: con qué motivo?

Con el motivo de que Sancho quería que don Quijote le pagara un salario por servirle y don Quijote decía que ningún caballero nunca había pagado un salario a su escudero.


- Reacción de Sancho: en qué se basa?

En repetirle lo que ya le había dicho en ocasiones anteriores, es decir, que no le corrigiese en palabra alguna, excepto en las ocasiones en que éstas dificultasen la comprensión de lo hablado.

- Cómo se comporta, en tu opinión, Sansón Carrasco?

De una forma traicionera, porque había hacho creer al ama y a la sobrina que convencería a don Quijote de que no iniciara una nueva salida, pero al final hizo todo lo contrario e incitó a don Quijote y a Sancho a realizar su tercera salida y viajar hacia Zaragoza.

- No hay alguna ironía en los elogios que le dirige don Quijote?

La verdad es que sí hay ironías, especialmente cuando hace elogios a don Quijote y se muestra a favor de sus decisiones.

g) Capítulo IX. Es bellísimo este breve capítulo en que don Quijote se dispone a realizar el más alto empeño de su vida: presentarse a Dulcinea.

- Con qué rasgos descriptivos se logra el ambiente nocturno?

Cuando dice: Media noche era (al principio del capítulo). También se dice que todos los vecinos dormían y le pueblo estaba en silencio, los animales que se oían en la noche...

- Cómo entran en conflicto la realidad y la imaginación del hidalgo, que obedece, por otra parte, a una gran lógica interna?

La realidad es que don Quijote nunca había visto a Dulcinea del Toboso, pero la imaginación de don Quijote decía lo contrario y la tenía como una gran dama, muy bella y con muchas joyas, lo cual nadie sabe si es verdad, porque como ya se ha dicho esto formaba parte de la imaginación de don Quijote.

h) Capítulo X. Don Quijote, en sus recomendaciones a Sancho, expone una serie de observaciones tópicas acerca de la mujer enamorada.

- Cuáles son?

Cuando le dice a Sancho: Ten memoria y no se te pase della cómo te recibe, si muda los colores el tiempo que la estuvieses dando mi embajada, si se desasosiega y turba oyendo mi nombre, si no cabe en la almohada, si te repite la respuesta que te diera dos o tres veces, si la muda de blanda en áspera, de aceda en amorosa, si levanta la mano al cabello para componerlo aunque no esté desordenado.


- El monologo de Sancho; tiene a don Quijote por loco, pero está dispuesto a obrar en consecuencia? Por qué?

Si, Porque le iba a resultar fácil de engaarle, ya que, como en otras ocasiones había podido observar era engañado con facilidad consideró que de igual manera le podía hacer creer a su amo que cualquier moza pudiese llegar a ser Dulcinea.

- Cuando el hidalgo ve a las tres aldeanas, sufre la misma clase de alucinación que con los molinos de viento?

No, porque don Quijote confundió a los molinos de viento con gigantes, en cambio a las labradoras las vio tal y como eran, solamente que lo atribuyó de nuevo a una broma de los encantadores.

- La brutal realidad cómo se expresa?

Pues que don Quijote esperaba encontrarse con la hermosura de su señora Dulcinea del Toboso, pero hayo frente a él a una labradora fea y con olor a ajos.

- Pierde por ello su fe el caballero?

No porque como él pensaba que la apariencia de la falsa Dulcinea era por causa de encantamiento no se preocupó.

- Qué opinión te merece el engaño tramado por Sancho?

Muy bien pensado, ya que ha conseguido que su amo crea que ha podido ver a Dulcinea y no se lleve una total desilusión y crea que en esos momentos no puede apreciar su belleza por culpa de los encantadores.

VII

a) Nárrese muy sucintamente el argumento de los capítulos XII-XXI.

La noche que siguió al día del reencuentro de la muerte, la pasaron don Quijote y Sancho debajo de unos árboles.

Estuvieron hablando sobre la comedia que habían visto a lo cual don Quijote dijo que las comedias son una imagen de la vida misma, pues al igual que en la comedia todos llevan unas ropas diferentes pero al acabarse ésta todos resultan ser iguales.

Se fueron a dormir y todo quedó en silencio, pero de repente apareció un hombre, el cual resultó ser caballero andante, y, por su manera de hablar averiguó don Quijote que se trataba de un caballero, enamorado y desdichado.


Finalmente resultó que don Quijote y el caballero del Bosque se entendían perfectamente y comenzaron a hablar entre ellos, mientras el escudero de este otro caballero propuso a Sancho apartarse ambos y hablasen por su cuenta.

Mientras hablaban, el caballero del Bosque dijo que había vencido a don Quijote de la mancha, pero su sorpresa vino cuando el verdadero don Quijote dijo que él era y que nunca había sido vencido por este caballero.

Los dos caballeros lucharon y don Quijote resultó vencedor y se descubrió que el caballero del Bosque era el bachiller Sansón Carrasco y su escudero era Tomé Cecial, pero don Quijote no lo creyó y lo volvió a atribuir a los encantadores.

Después siguieron su camino hacia Zaragoza.

Sansón y su escudero siguieron también otro camino y éste fue curado por un algebrista mientras preparaba su venganza para don Quijote.

Don Quijote y Sancho encontraron en su camino a un hombre (el caballero del Verde Gabán-Diego de Miranda) que venía en una yagua.

Estuvieron hablando un ben rato y don Quijote le dio una serie de consejos.

Al poco, vieron llegar un carro a lo que don Quijote consideraba una nueva aventura.

Don Quijote les preguntó que quienes eran y qué traían. El carretero le respondió que llevaban un par de leones enjaulados.

Don Quijote exigió que los soltaran y se los echaran a él que éste les enseñaría quien era. El leonero abrió la jaula, pero el león no quería salir y don Quijote pensó que él era el valiente y el león el cobarde, ya que no había salido.

Desde este momento don Quijote es llamado el caballero de lo Leones.

Más tarde llegaron hasta la casa de don Diego que a don Quijote le pareció tan grande como una aldea.

La mujer de don Diego se llamaba doña Cristina y el hijo don Lorenzo. Antes del almuerzo el hijo y don Quijote mantuvieron una gran conversación.

A los cuatro días, don Quijote consideró que ya era oportuno partir de allí, lo cual se lo comunicó a toda la familia, agradeciéndoles el buen trato recibido.

Antes de marchar, dio el siguiente consejo a don Lorenzo: cuando vuesa merced quisiere ahorrar caminos y trabajos para llegar a la inaccesible cumbre del templo de la fama, no tiene que hacer otra cosa sino dejar a una parte la senda de la poesía, algo estrecha, y tomar la estrechísima de la andante caballería, bastante para hacerle emperador en daca las pajas.

Después de este consejo, don Quijote y Sancho partieron de aquel castillo.

Al poro de caminar se encontraron con dos estudiantes y unos labradores, los que le informaron de que se dirigían a la boda de Quiteria la Hermosa y Camacho el rico y también les hablaron de un tal Basilio, el cual había sido, desde la niñez, la compaa y el consuelo de Quiteria, pero que por parecerle a su padre poco para su hija le prohibió su entrada en casa y le obligó a casarse con Camacho.

Don Quijote no estaba de acuerdo con la decisión del padre, mientras Sancho reprochaba esta aptitud por parecerle que el amor es decisión personal y no ha ni debe estar influida por nada ni por nadie. Todos se fueron a dormir.

Don Quijote despertó y al ver durmiendo a Sancho, tan tranquilo, se molestó con él pues consideró que ninguna situación le preocupaba y ningún pensamiento le aturdía.

Cuando Sancho despertó, ambos se llegaron hasta donde la boda se estaba preparando.


Después, en compañía de don Quijote observaron la magnífica procesión que por allí se extendió, y cuando terminó Sancho comentó a su amo lo de las comidas que le habían ofrecido y por ello se puso de parte de Camacho y no de Basilio.

De repente se oyeron grandes voces y gran ruido, dado por los que en las yeguas iban que se dirigían a recibir a los novios. Cuando Sancho vio aparecer a Quiteria la glorificó y se asombró de las joyas y valiosas prendas que a su cuerpo cubrían, de cuyas rústicas alabanzas rióse don Quijote, pareciéndole a éste que solo su señora Dulcinea merecía tales elogios.

El rostro de la joven Quiteria venía algo pálido, posiblemente por los nervios y la intranquilidad del momento y cuando iban a llegar a un teatro magníficamente adornado donde había de celebrarse los desposorios, oyeron unas voces a sus espaldas, que al acercarse a los novios todos observaron que se trataba de Basilio, quien traía un bastón con una punta de acero y lo dejó en el suelo mientras comenzaba a darle numerosas razones a Quiteria por las cuales le afirmaba que no debía haberle dejado y cuando esto dijo se tiró al suelo y la punta de acero ya nombrada le atravesó.

Basilio en su agonía tan solo pedía morir siendo el esposo de Quiteria y Camacho consintió que así fuera ya que esta era su última voluntad y el honor de Camacho no iba a desfavorecerse porque el final de Basilio ya estaba muy próximo. Entonces, Quiteria se acercó a basilio y le prometió amarle de veras cuando este se levantó de una y dejó a todos los asistentes perplejos los cuales consideraban ser esto una industria que los dos ya habían planeado. Camacho olvidó pronto lo sucedido y no le dio mayor trascendencia lo cual lo demuestra su deseo de continuar con el festejo. Por su parte, Quiteria y Basilio decidieron irse a su pequeña aldea pues allí también encontrarían quien los acogiera y compartieran su felicidad. Don Quijote y Sancho siguieron al matrimonio, lo que Sancho lamentó viendo el banquete que se habían perdido.

b) Capítulo XIII. En el capítulo XII, se ha producido el extraño encuentro de nuestros héroes con el caballero del bosque, cuyos delirios son en todo semejantes a los de don Quijote. Y sus respectivos escuderos se retiran a hablar, dejando a sus amos. El capítulo XIII se ocupa de esa conversación. Evidentemente, el escudero del bosque está tomando el pelo a Sancho.

- Muestrense sus rasgos irónicos. Y aquellos otros con que intenta persuasor a Sancho para que abandone su vida escuderil.

Los rasgos que nos muestran son: cuando le dice que estarían mejor en su aldea cazando o pescando, que no había porque estar expuesto a tan gran peligro teniendo la tranquilidad del hogar.

También desconfía que se pueda hacer realidad el gobierno de la ínsula.

También se queja de las inclemencias del tiempo donde el frío, el calor, la lluvia... hacían pasar malos días, y también las batallas, contingencias, para las cuáles se había de estar preparado a lo largo de todo el día.


c) Capítulo XIV. Mientras los escuderos platican, hablan los amos. Está claro que el Caballero del Bosque quiere provocar e irritar al de la Triste Figura.

- Cómo lo intenta?

Mintiendo en sus hazañas. Dice que había luchado contra don Quijote y que le había vencido, pero no sabía que el que estaba con él era el mismísimo don Quijote.

- Se prueba otra vez, cómicamente, la cobardía de Sancho?

Si, ya que no quiere pelear bajo ningún concepto con el otro escudero.

- Al describir el amanecer, Cervantes se burla nuevamente del estilo almibarado de las novelas pastoriles; hágase notar.

En este párrafo es donde se puede observar:

En estos ya comenzaban a gorjear en los árboles mil suertes de pintados pajarillos, y en sus diversos y alegres cantos parecía que daban la norabuena y saludaban a la fresca aurora, que ya por las puertas y balcones de Oriente iba descubriendo la hermosura de su rostro, sacudiendo de sus cabellos un número infinito de líquidas perlas, en cuyo suave licor, bañándose las yerbas, parecía asimismo que ellas brotaban y llovían blanco aljófar; los sauces destilaban maná sabroso, reíanse las fuentes, murmuraban los arroyos, alegrábanse las selvas y enriquecíanse los pardos con su venida

- Qué condición impone el Caballero del Bosque o el de los Espejos para el que resulte vencido?

Que el caballero vencido ha de quedar a discreción del que resulte vencedor.

- El combate entre los caballeros es una clara parodia burlesca; hágase ver.

El del Bosque se prepara con mucha diligencia y espera comedida pero ansiosamente la llegada de su contrincante.

En la batalla don Quijote se encuentra decidido a vencer a su contrario.

Tras la derrota del caballero del Bosque, don Quijote se acerca a él para ver como se encontraba y al descubrirle el rostro se quedó de piedra, porque vio que no se parecía a ningún caballero.

- Al acabar la lectura de este capítulo, podemos entender mejor el comportamiento de Sansón Carrasco en el capítulo VII?

No, porque es muy raro que al principio le convenza de que inicie su tercera salida y luego valla a buscarle para luchar con él y luego hacerle volver a su casa.


d) Capítulo XV.

- Qué promesa hace Sansón Carrasco?

La promesa que hizo Sansón Carrasco fue que se vengaría de don Quijote más adelante, ya que él había pensado vencerle para que don Quijote volviera a su casa, pero todo resultó al contrario.

e) Capítulo XVI. En este capítulo, y en los dos siguientes, se desarrolla el episodio de Caballero del Verde Gabán, don Diego de Miranda. Representa el contacto entre el desvarío y la cordura y discreción que encarna don Diego.

- Cómo es la vida <<burguesa>> de este último?

Es una vida de lujo, con sus libros, sus reuniones y banquetes con los amigos y pasando mucho tiempo con su mujer y sus hijos.

- La pinta Cervantes de modo atractivo?

Yo creo que sí, ya que da muchos detalles y muy intensos de cómo vive el Caballero del Verde Gabán.

- Defensa que hace don Quijote de la vocación poética y de la poesía. Compárese con el discurso de las armas y las letras, del capítulo XXXVII de la primera parte.

El considera esta vocación como necesaria y prestigiosa para otras ciencias, porque el poeta también se tiene que basar en otros saberes, resalta la importancia de la poesía romance, defiende la libertad de idioma, abusar de la poesía pues cada uno tiene su forma de expresar sus ideas.

Manifiesta una crítica contra algunos poetas del romanticismo y considera que el poeta nace no se hace al tiempo que recrimina las sátiras y todo tipo de escritos que deshonran a otras personas.

- f) Capítulo XVII. Don Quijote, en el capítulo anterior, ha estado brillantemente razonable. Y Cervantes debe cuidar de que se muestre ridículo y que cometa dislates. A ello obedece el siguiente capítulo.

- Muéstrese.

Don Quijote considera que el caballero del Verde Gabán lo toma por loco y justifica sus explicaciones con su habitual belleza y forma de expresión y afirma que él tan solo es un caballero andante, que va en busca de aventuras y que con valentía deberá acometer contra todo peligro.

- Qué impresión saca don Diego de todo ello?

Que don Quijote está realmente loco.


- Coméntese la belleza heroica de las explicaciones de don Quijote.

Cuando quería enfrentarse a los leones e incitaba al leonero para que los azotase, don Quijote da unas explicaciones y hace unos comentarios que reflejan sus pensamientos, caballerescos y aventureros.

g) Capítulo XVIII. Cervantes se ha producido situar a su héroe en los más variados ambientes. Aquí está en casa de un propietario rico, labrador, discreto y feliz. Y don Quijote no se sentirá soliviantado ni excitado a acometer locuras.

- Expresa tu opinión acerca de por qué sucede así.

Porque el ambiente en el que se encuentra don Quijote en estos momentos no es considerado por don Quijote como lugar apropiado para dar muestra de su carácter.

VIII

a) Nárrese muy sucintamente el argumento de los capítulos XXII-XXXIII.

Los desposados hicieron muchos tagalos a don Quijote y al cabo de tres días manifestó su deseo de abandonar la casa de estos, porque había pensado dirigirse a la cueva de Montesinos para lo cual don Quijote le pidió sí podía darle una guía a lo cual Basilio le presentó a un primo suyo que dispuesto estaría a ir con él. Los tres se dirigieron a la cueva. Poco antes de llegar, descansaron en una venta donde pidieron una larga cuerda con la cual don Quijote pensaba desprenderse por las profundidades de la cueva.

A Sancho no le hacía mucha gracia y se imaginaba una desgracia, y así cuando ya se encontraba bien atado pidió a los dos que fuesen dándole cuerda cuando lo solicitase y así hicieron.

La cuerda se terminó y durante media hora dejaron a don Quijote allí dentro, y al pasar este tiempo comenzaron a tirar de la soga.

Estaban preocupados porque no pesaba, pero al poco tiempo empezaba a costarles trabajo estirar (lo cual les agradó).

Cuando la cuerda ya estaba bastante fuera el primo y Sancho empezaron a dar voces a don Quijote quien no respondió palabra y estos, atemorizados entraron rápido para poder ver lo que había ocurrido.

Don Quijote salió con los ojos cerrados y con síntomas de desmayado y tanto le movieron y menearon que al poco tiempo volvió en sí.

Don Quijote dijo que tenía hambre y se tendieron en el verde prado para comer.

Después de comer don Quijote comenzó a contar a lo que había dentro de la cueva de Montesinos.

Dijo que había conocido al mismo Montesinos, el cual había arrancado el corazón a su amigo Durandarte y se lo había llevado a la señora Belerma.

Don Quijote también dijo que el tal Montesinos le había contado muchas cosas que allí sucedían y éste decía que todo eso formaba parte de un encantamiento.


Después de que don Quijote contara todo lo que había visto en la cueva de Montesinos, decidieron buscar un lugar en donde dormir.

El primo propuso ir a una ermita que había por allí cerca, pero, cuando iban en camino, vieron a un hombre cargado de lanzas y alabardas. Don Quijote le hizo una serie de preguntas, pero él con gran prisa respondió rápidamente y dijo que le daría más explicaciones si esa noche se juntaba con él en una venta que se hallaba poco más arriba de la ermita.

Tras pasar por la ermita, llegaron a la venta, donde Sancho quedó sorprendido, ya que su amo no había confundido la venta con un castillo.

Don Quijote preguntó al ventero por el hombre de las lanzas y alabardas, el cual le respondió que en la caballeriza se encontraba acomodando el macho, lo mismo hicieron de sus jumentos el primo y Sancho dando a Rocinante el mejor lugar.

Don Quijote invitó a un paje a pasar la noche con ellos. El hombre de las lanzas y las alabardas prometió contarle a don Quijote lo que le había prometido.

Cuando terminó de contar la historia de los rebuznos entró en la venta un hombre, que traía un mono, del cual decía que era capaz de adivinar el pasado o presente de cualquiera, y muchos fueron los probaron suerte.

Todos los que en la venta estaban se mostraban muy atentos ante la representación que maese Pedro pensaba hacer delante de todos, en la que con la Melisendra y don Gaíferos como personajes centrales, comenzó a representar un espectáculo amoroso donde los personajes, unas simples figurillas de pasta, parece que cobraron vida para don Quijote y así, cuando la historia se encontraba en lo mejor y más emocionante de toda la obra don Quijote desembainó su espada y arremetió contra todos los personajes dejándolos destrozados por completo.

Don Quijote se dio cuenta de su error y aceptó el pago que le habían puesto como multa por lo que había hecho y dijo que lo había hecho por estar encantado.

Don Quijote se salió de la venta, pasó por allí dos días, en los cuáles no le sucedieron nada en particular, pero al tercer día oyeron unos ruidos y al subir una loma, don Quijote vio que se preparaba una batalla. Por la insignia que una de las dos banderas llevaba don quijote averiguó que había de ser la aldea del rebuzno que iba a enfrentarse con otra enemiga. Entonces don Quijote se acercó a ellos y les dio unos consejos para que abandonaran la lucha. Sancho hizo lo mismo y uno de los del pueblo arremetió contra él y lo lanzó al suelo, don Quijote también intervino pero fue apedreado y huyó dejando a su fiel escudero en mitad del campo.

Cuando Sancho alcanzó a don Quijote se enfadó con él.

Don Quijote se disculpó diciendo que el solamente se había retirado y que eso no era huir.

Sancho se quejaba de que le dolía todo el cuerpo y dijo que tenía la intención de volverse a su casa, pero no sin que antes le pagase todo lo que le debía por todo el tiempo que con él llevaba y el pago de la ínsula que le había prometido. Don Quijote le convenció de que no se volviera.

Finalmente llegaron hasta una alameda donde don Quijote se acomodó en un olmo y Sancho en una haya, y de este modo pasaron la noche y al amanecer siguieron su camino, buscando las riberas del Ebro.

Dos días después de abandonar la alameda encontraron al río Ebro, donde observaron un pequeño barco.

Don Quijote ordenó a Sancho que atara a Rocinante y al rucio al tronco de un árbol, porque debían de embarcar.


Al rato descubrieron unas grandes aceñas y don Quijote dijo a Sancho que ya haber hallado el castillo donde les esperaba la aventura. Sancho le pidió que se tranquilizase y que mirase bien, finalmente don Quijote quedó malparado y tuvo que pagar los desperfectos.

Después los dos volvieron con sus animales y así terminó la aventura del barco.

Volvieron a cabalgar hasta que don Quijote vio gente a los que dijo que eran cazadores, también observó que entre ellos venía una señora muy hermosa que vestía como ellos.

Don Quijote mandó a Sancho para que se acercara a ella y le diese la noticia de quiénes eran y cual era su intención de serviles en su castillo.

Ella afirmó conocer algo la historia de don Quijote por haber leído la primera parte de esta historia al igual que su marido, gustando mucho en oír los disparates de don Quijote, aceptaron tal petición y así se quedaron en su compañía.

Don Quijote es acogido con gran entusiasmo en el castillo, todos los criados, cuidan y tratan con especial atención detenimiento al don Quijote, pero el sacerdote muestra lo contrario.

Don Quijote se enfureció ante las palabras del sacerdote.

Después de la comida, cuatro doncellas lavaron las barbas a don Quijote con agua más blanca posible y fue tratado con mucho.

Sancho se quejaba de no haber sido lavado como su amo pues, según él, los escuderos debían ser tratados con la misma disciplina que a los señores y amos.

Mientras a Sancho se le cumplía con lo que pedía, en la sala quedaron los duques y don Quijote, en donde la duquesa preguntó a don Quijote que le hablase de la señora Dulcinea, después, con la intención de remover el descontento del caballero.

Más tarde, la duquesa tomó el pelo a Sancho, cuando le hace creer que en verdad aquella villana que había dado el brinco sobre la pollina era Dulcinea y, que él había quedado como un incrédulo, pues queriendo engañar a su amo había resultado engañado él.

b) Capítulo XXIII. Don Quijote ha oído hablar de la cueva de Montesinos, donde las gentes manchegas aseguran que ocurren cosas maravillosas: nada mejor para su ánimo esforzado que visitarlas. El hidalgo cuenta aquí lo que ha visto en el fondo de la caverna. Es importante este capítulo porque en él don Quijote incorpora a Dulcinea a su particular mitología, mezclando la realidad vivida - la burla de las tres labradoras - con la fantasía aprendida en romances y libros de caballería. Muéstrese este juego, por el que el hidalgo se empeña en creer que aquella burla fue cosa de encantamiento, y que ve lo que quería ver.

En la mentalidad de don Quijote hay un ideal de belleza de una dama que ha de corresponder a su caballero, por lo que le resultó más fácil a Sancho convencerle de que Dulcinea era una simple labradora y que tenía ese aspecto por culpa del encantamiento.

c) Capítulo XXV. Acontece en una venta, donde se cuenta el divertido cuento del rebuzno. Y don Quijote vuelve a encontrar a Ginés de Pasamonte, el galeote a quien dio libertad en el capítulo XII de la primera parte, que ahora se presenta como maese Pedro, el cual se dispone a exhibir, en un retablo o escenario portátil, la representación con muñecos de la libertad de Melisendra. Y lleva un mono adivino. El capítulo es un preámbulo para el importantísimo que sigue.


d) Capítulo XXVI. Has oído alguna vez la pieza musical El retablo del maese Pedro, de Manuel de Falla, inspirado en este capítulo del Quijote?

No.

- Convendría que lo oyeras, como complemento de la lectura. En qué consiste esta vez la alucinación caballeresca del hidalgo?

Don Quijote, al ver la injusticia que se estaba cometiendo con los personajes, y sin darse cuenta de que se trataba de personajes de verdad, se enfrentó a ellos sin darse cuenta de lo que hacía.

e) Capítulo XXX. Empieza aquí la zona culminante de esta segunda parte de la novela, y aún quizá de toda ella. Don Quijote y Sancho, ya en tierras de Aragón, se encuentran con unos duques, que van a aprovecharse de su falta de cordura y de su inocencia. Los van a tratar conforme a la imagen que de ellos tienen por haber leído la primera parte del Quijote; y van a hacerlo sin ninguna piedad. Cervantes dice que los duques <eran muy aficionados a los libros de caballerías>; sabiendo lo que él pensaba de tales libros, tendrá algún significado esa observación?

Sí, que a los duques les gustaban mucho estos libros, peros les gustaba aún más oír los disparates que decía don Quijote.

- En qué rasgos se anticipa ya el posterior comportamiento de los duques?

Pretenden seguir el juego a don Quijote y a su escudero para así por reírse de ellos dos.

f) Capítulo XXXI. El novelista ha descrito quizá con exceso las pompas con que se rodea la llegada de don Quijote. Seálalas.

El duque se adelantó para informar a sus criados de como habían de tratar a don Quijote. Al mismo llegar nuestro buen caballero, salieron del castillo dos lacayos, vestidos de unas ropas que llamaban la atención.

Al entrar en un patio llegaron dos hermosas doncellas y echaron sobre los hombros a don Quijote un gran mantón y en un instante se coronaron todos los corredores del patio de criados y criadas de aquellos señores que alabaron a don Quijote.

Entraron a don Quijote en una sala adornada de telas riquísimas de oro donde seis doncellas le desarmaron y sirvieron.


- Cervantes es severísimo en la pintura del eclesiástico que sirve de capellán a los duques. Hazlo notar.

En efecto, el carácter del eclesiástico es excesivamente rígido y severo. Éste critica a los duques por alabar a don Quijote y por hacerle creer que era un verdadero caballero andante.

También se molesta con Sancho por su forma de hablar.

g) Capítulo XXXII. La réplica de don Quijote al capellán traslucen tal vez sentimientos del propio Cervantes?

Sí, sobre todo cuando dice que no había de contestarle a sus ofensas por tratarse en cierto modo de un género débil, indefenso e incapaz de hacer mal a sus hermanos.

- Cómo se manifiesta la frivolidad del duque?

Aceptando todas las situaciones con humor.

- Es culta la duquesa?

Sí, aparece como una mujer culta y se nota mucho en la forma con la que trata a don Quijote.

Cómo juzga don Quijote a Sancho?

Lo alaba lo considera como uno de los mejores escuderos que han existido.

Aquí es donde don Quijote se da cuenta de labor que hacía de Sancho.

IX

a) Nárrese muy sucintamente el argumento de los capítulos XXXIV- XLIV.

El duque y la duquesa estaban encantados de la malicia que pensaban hacerle a don Quijote y cuando todo estaba dispuesto y los criados avisados de cómo habían de actuar, los duques comunicaron a don Quijote y Sancho que irían de caza al bosque.

Después de la caza, fueron hasta un lugar del bosque donde los duques sirvieron a sus invitados un gran banquete.

Por la noche se oyeron ruidos de cornetas, cuernos, bocinas, clarines, trompetas y tambores. Al poco apareció un hombre que decía ser el diablo y que le advirtió a don Quijote que unos carros venían muchos encantadores y también la señora Dulcinea del Toboso de la que dirían el modo de desencantarla.

Después de esto se oyeron ruidos musicales, los cuales Sancho los considero buenos.


Hasta donde se encontraban reunidos Sancho, don Quijote, los duques, llegó Merlín (en verdad era el mayordomo del duque) junto a una bella señora, y le dijo a Sancho el modo que había de salvar a Dulcinea de los encantadores.

Esto consistía en que se tenía que dejar dar tres mil y trescientos azotes, a lo que al principio rechazó, pero al final lo aceptó.

Tras comer en el jardín apareció Trifaldi, el de la barba blanca, escudero de la condesa Trifaldi, les contó que su señora había venido a pie desde muy lejos, encontrándose a la puerta de la fortaleza esperando a que el duque le diese permiso a entrar y contar sus penalidades a don Quijote.

Por su parte, el duque también ofreció de su ayuda y le dio permiso para que se llegase pronto la tal condesa de la cual ya se habían dado noticias de su encantamiento.

De todos los presentes, tan solo Sancho juzgó a mala fortuna la visita de aquella dueña, pues según él había oído decir donde hay dueña no puede suceder cosa buena.

Mientras hablaban oyeron que el pífaro y los tambores volvían a sonar por donde entendieron que la Dueña Dolorida entraba.

La señora Trifaldi entró en la fortaleza de los duques, la cual llegó acompañada por una docena de dueñas repartidas en dos hileras.

Ésta les contó la trágica historia que la había llevado a buscar a don Quijote.

Después de esto la dueña informó a don Quijote de que media hora después de la media noche aparecería frente a ellos un caballo que el encantador le mandaba enviar para que se reuniera con él y lidearan hasta obtener una solución al conflicto que ya había contado.

Este caballo era especial pues volaba o se arrastraba por la tierra, no necesitaba comer, beber, ni nada en especial y en él podían ir montados dos personas. A lo que Sancho dijo que el no sería quien se subiría a las alturas ni se arrastraría por los suelos pues al fin y al cabo a quien se le iba a reconocer la victoria y el mérito sería a su amo.

Llegó la noche y con ella el momento en que Clavileo había de aparecer para llevar a don Quijote y Sancho frente a Malambrino y resolver entre ellos el asunto de las barbas de la dueña Trifaldi.

Sancho, tras manifestar oposición en un inicio, después, gracias a las palabras del duque aceptó subirse el caballo y emprender aquel viaje que tan peligroso y arriesgado.

Los duques encargaron a amo y escudero que se taparan los ojos y que no habían de destaparse hasta llegar al lugar donde el caballo relincharía. De este modo comenzó el viaje.

De momento se dio un estruendo y ambos cayeron al suelo, cuando se levantaron se encontraron en el jardín y un pergamino que les informaba que todo estaba bien, también hallaron a los duques y algunos más tendidos en el suelo a los que fueron a informarles de todo.

Sancho, fuera de juicio, contaba tales argumentos y juraba haber estado tan cerca del cielo con lo que los duques quedaron muy maravillados.

Los duques decidieron continuar sus bromas y el duque le comunicó a Sancho su idea de que pronto ocuparía la ínsula que le había prometido.

En esto llegó don Quijote quien llevó con él a Sancho hasta su aposento.

Don Quijote le dio algunos consejos que le servirían para ser querido y apreciado y sobre todo un gobernador justo.

Después de que don Quijote hablara con Sancho, se fueron a comer.


b) Capítulo XXXV. Caballero y escudero han sido invitados a una cacería. Se trata de un pretexto para que sea representada ante ellos una farsa, que han organizado los duques, la cual se desarrolla en este capítulo. Supuestos magos, de los que aparecen en los libros de caballerías, desfilan ante sus ojos atónitos. Y uno de ellos, Merlín indica cómo podrá ser desencantada Dulcinea, y librada del maleficio que la retiene en la cueva de Montesinos: Sancho deberá propinarse en las posaderas tres mil trescientos azotes. Cómo reacciona Sancho?

Al principio se enfada por la mala suerte que había tenido al tocarle a él el cumplimiento del requisito para la liberación de Dulcinea del encantamiento y pedía que don Quijote cumpliese el castigo por ser cosa de él.

- Cómo se convence?

Con los razonamientos de todos los que estaban presentes y con las explicaciones de Merlín.

c) Capítulo XXXVI- XL. En estos capítulos se expone la aventura de la condesa Trifaldi o Dueña Dolorida, que terminará en el XLI, uno de los más famosos de la novela. Se trata de otra obra de los duques, en la línea de las peripecias (magos, encantamientos) que avivaban la locura de don Quijote. La condesa, con un cortejo de damas, finge venir de un reino lejanísimo donde un malvado hechicero ha encantado a dos jóvenes esposos, y ha hecho que a ellas les crezcan barbas. El encantador Malambruno les restituirá a su forma normal sólo si don Quijote lo vence en singular batalla. Para ello, él y Sancho, deberán trasladarse a aquel remoto reino montados en Clavileo, un caballo de madera que vuela por los aires.- Coméntese el valor de don Quijote y la cobardía de Sancho, en estos capítulos.

Desde el principio, don Quijote se muestra dispuesto a ayudar en todo lo posible, pero Sancho al contrario, se muestra impasible ante las circunstancias y manifiesta su sospecha de que aquella situación no es de fiar.

d) Capítulo XLI. Describe la célebre aventura de Clavileo.- Don Quijote obra movido siempre por el amor de Dulcinea; hágase ver que también en esta ocasión.

Cuando don Quijote le dice a Sancho de emprender el viaje sería bueno que se diese unos cuantos azotes para restar algunos de los que había de sufrir para que la señora Dulcinea del Toboso quedase liberada de su encantamiento, pero Sancho dice que a la vuelta del viaje cumpliría su castigo y eso es lo que motiva a don Quijote para emprender el viaje lo antes posible.

- En cambio, qué impulsa a Sancho?

La palabra que el duque le había dado de reservarle el gobierno de la ínsula hasta su regreso.


- Cómo consiguen los bromistas hablando, que amo y criado tengan la sensación de que vuelan?

Los bromistas elaboraron unos enunciados con los cuáles fue posible engañar a don Quijote y hacer creer que por los aires se hallaba: Dios te guíe, valeroso caballero, Dios sea contigo, escudero intrépido. Ya, ya vais por esos aires rompiéndolos con más velocidad que una saeta. Ya comenzáis a suspender y admirar a cuantos desde la tierra os están mirando. Tente, valeroso Sancho, que te bamboleas, mira no caiga, que será peor tu caída que la del atrevido mozo que quiso regir el carro del sol su padre.

e) Capítulo XLII. Terminado el episodio de la Dueña Dolorida, otra broma más: Sancho va a ser enviado como gobernador a una <ínsula>. Es el momento de que don Quijote lo aconseje. Pero no sin antes manifestar una pizca de envidia; cómo la expresa?

De forma indirecta, porque aunque manifieste que está satisfecho se lamenta de que Sancho hubiera encontrado esa ínsula.

Es como si tuviera envidia, porque piensa que él es el que ha tenido todo el mérito y en cambio la recompensa es para su escudero.

- Describe el ideal cervantino de la autoridad, tal como se deduce de los consejos del hidalgo.

Don Quijote da numerosos consejos a su escudero y entre todos ellos, existe uno que hay que destacar, don Quijote le pide que nunca abandone a sus amigos, a su mujer e hijos, ni olvide su patria, ni su forma de ser, ni tampoco se deje influir por el odio y la compasión, la belleza o cualquier otra clase de naturaleza que pudiese influirle a la hora de tomar sus determinaciones, que por tratarse de un gobernador acarrearían en ellas una gran trascendencia.

f) Capítulo XLIII. Prosiguen los consejos a Sancho, ahora referidos, no a los principios generales, sino al modo como debe proceder personalmente. Él sabe que su escudero tiene defectos que desmerecen de un gobernador: cuáles son?

Que no debe de dejarse las uñas largas, no había de ir disceido y flojo, tomar con discreción el pulso a lo que pudiere valer su oficio, no había de mezclar en sus pláticas los refranes, le aconseja sobre como había de ir montado sobre su caballo, ser moderado en el sueño... etc.

- Cómo ha de ser el idioma de Sancho?

Limpio de refranes que enmascaran en la autenticidad de sus palabras.


- Una larga tradición literaria, que viene desde el Arcipreste de Hita (siglo XIV) usa los refranes para caracterizar la lengua popular y rústica. Cervantes prolonga esa tradición. Y Sancho no puede hablar sin emplear refranes. Don Quijote se lo ha reprochado múltiples veces. Ahora, aunque quiere evitarlos, no puede; y qué resulta?

Que su conversación se transforma en una auténtica estupidez, porque al principio intenta dar a entender una idea, pero luego con el empleo de los refranes fracasa en sus intenciones.

X

a) Nárrese muy sucintamente el argumento de los capítulos XLIV- LIV.

Sancho es llevado hasta su querida ínsula de dónde había de ser gobernador y obtener muchas riquezas.

Cuando este partió, don Quijote quedó muy triste de lo cual la duquesa se dio cuenta con gran rapidez y le aconsejó que no estuviera triste pues ella podría proveerle de escuderos, dueñas y doncellas que le servirían muy a satisfacción de su deseo, a lo que don Quijote replicó que no aceptaría ningún ofrecimiento ni.

Tras la cena, don Quijote se retiró a su aposento y desde allí oyó la voz de una joven (altisidora) que una poesía dedicada a él pronunciaba, don Quijote se enfureció pues pensaba que querían influenciarle para que dejara de tener a su señora el respeto que merecía y cerró de golpe la ventana y se acostó.

Sancho se encontraba ya en su ínsula que tenía el nombre de Barataria.

Cuando éste hizo entrada todos los insulanos ya esperaban conocer a su nuevo gobernador.

Al momento, le informaron de que había de responder a una pregunta de cuya respuesta el pueblo tomaría el pulso del ingenio de su nuevo gobernador, y así, o se alegrarían o se entristecerían con su venida.

Al poco, entraron en el juzgado dos hombres, uno vestido de labrador, y el otro de sastre, a los cuales Sancho hubo de resolverles un conflicto, al igual que el caso de los ancianos, el uno con una cañaheja por báculo y el otro sin bácula o, finalmente el caso de la mujer que entró al juzgado asida fuertemente de un hombre vestido de ganadero rico.

Y así, con las ingeniosas que Sancho dio a cada uno de los conflictos que se plantearon, todos los presentes quedaron asombrados en extremo de las resoluciones de su nuevo gobernador.

A la mañana siguiente, don Quijote se encontró en un pasillo a su admiradora (Altisidora) con otra amiga y la primera fingió desmayarse y así, el caballero, acercándose a la amiga le pidió que para esa noche se le sirviera un laúd en su habitación, así se hizo y, al llegar el momento don Quijote cantó un romance en el que dio a entender que seguía fielmente arraigado al sentimiento que le unía a su señora y que en ningún momento vacilaría ni cambiaría sus intenciones.

Los duques le habían preparado otra broma, pero las cosas se volvieron del revés y don Quijote

que fue atacado por un gato que le afeó el rostro y le hizo estar en cama durante unos días.


Por otra parte llevaron a Sancho a un suntuosos palacio a donde en una gran sala estaba puesta una limpísima mesa, varias personas habían con él en la entre los cuáles deberíamos destacar el médico, el mayordomo y el maestresala; el médico no dejó probar bocado a nuestro buen Sancho pues todo lo que se llevaba a la boca le parecía ser malo para la salud y de este modo Sancho quedó tan descontento con el banquete que empezó a quejarse de su situación como gobernador. Llegó una carta del duque, Sancho se la dio a su secretario para que se la leyese, la cuál le informaba de que debía permanecer en alerta pues gente con malas intenciones rondaba la ínsula.

Entonces, cuando terminaron de leer la carta y Sancho dio explicaciones, llegó un labrador que le contó tal historia, al final de la cual le pidió como ayuda seiscientos ducados, a lo que, Sancho, viendo que se querían aprovechar de su licencia y buen gobierno, quedó tan malhumorado.

Mientras don Quijote se recuperaba en su cama llegó la dueña, doña Rodríguez, que fue a contarle un problema.

Este problema estaba relacionado con su hija y un hombre que le había prometido matrimonio abandonándola después tras haberle robado lo más íntimo y preciado.

La dueña le pidió a don Quijote que le ayudara a resolverlo.

De repente oyeron unos ruidos en la puerta y con el susto doña Rodríguez arrojó la vela al suelo con lo que la habitación quedó a oscuras y entraron algunas personas que azotaron y pellizcaron a don Quijote, luego la dueña se marchó sin dirigir palabra a don Quijote.

Por otro lado, Sancho comenzó a exponer su opinión sobre el asunto del negociante, pero esto hizo con unas palabras tan cultas y bien pronunciadas que todos los presentes se admiraron oyéndole hablar tan elegantemente sin saber a que atribuirlo.

Posteriormente, el gobernador se quejó de lo mal abastecido que se le tenía en lo referente a la alimentación y de este modo se decidió que de ahí en adelante se le dejase comer a su antojo.

Entre los asuntos de la ínsula que hubieron que resolver se encontraba el de los dos hombres que se peleaban por la posesión de unas redes ganadas en una casa de juego; al mozo que burlaba la justicia o a los dos hermanos que habían salido a la calle vestidos con atuendos contrarios a lo que su naturaleza pedía.

Mientras se cuenta quiénes fueron los que sorprendieron a don Quijote y doña Rodríguez en el cuarto.

Un paje, mandado por la duquesa, se dirigió en busca de Teresa Panza y Sanchica a las que les dio conocimiento de la buena fortuna que había llegado a su marido y padre respectivamente, pero por su parte, el cura, el barbero y Sansón Carrasco, no se lo creían.

A la mañana que siguió a la ronda, Sancho se levantó y, por orden del doctor Pedro Recio le sirvieron un desayuno de poca sustancia y aprecio.

Después llegó un forastero que le pidió consejo sobre qué habían de hacer con un hombre que igualmente podía ser castigado que dejado en libertad, a lo que Sancho respondió, siguiendo un precepto que su amo le había dado antes del gobierno, que cuando la justicia estuviese en duda, habían de decantarse y acogerse a la misericordia. Después, viendo todos la buna disposición y buena resolución que Sancho había tenido en dar buen término a este asunto decidieron darle bien de comer para que así satisfaciera todas sus hambres retenidas, más tarde llegó una carta de su amo, donde don Quijote da la enhorabuena a su escudero por su buena resolución y le repite algunos consejos. También le informó de que su familia y pueblo ya estaban enterados de su buen final y algunos detalles más.

Sancho le mandó una carta a don Quijo al instante donde le informaba sobre sus continuas abstinencias, de su alegría en que su mujer e hijos ya estuviesen enterados de su buen término, del mozo que tenía pensado como yerno... etc.


Después, Sancho se dispuso a dar tales órdenes y mandatos para el buen funcionamiento de lo que él pensaba ser ínsula que aún se guardan en aquel lugar y se reconocen como <las constituciones del gran gobernador Sancho Panza>.

Un día don Quijote tuvo la idea de pedirles licencia a los duques para marchar hacia Zaragoza, cuando entraron dos mujeres, vestidas de luto, las cuáles señoras resultaron ser doña Rodríguez y su hija. Don Quijote aceptó ayudarlas.

En la séptima y última noche que Sancho descansaba en su cama como gobernador le ocurrió algo que determinaría su final.

Como hemos dicho, mientras descansaba oyó un gran alboroto y saliendo de su cuarto tuvo noticia de que algunos enemigos habían invadido la ínsula.

A Sancho le gobernaron tal atuendo que no acertaba a moverse del sitio y en pie con lo que dio en el suelo siendo pisoteado por todos.

Cuando todo terminó, Sancho, comenzó a vestirse, cogió su rucio y dio noticia a los demás de que se partía de aquel lugar.

Ya tenían el duque y su mujer totalmente planeado la burla a don Quijote por el asunto del que había de llegar a convertirse en yerno de doña Rodríguez.

Por su parte, Sancho ya llevaba gran parte de su camino cuando se encontró con unos hombres a los que ofreció cuantos alimentos llevaba consigo.

Resultó que Sancho conocía a uno, el cual le ofreció sentarse y comer junto a ellos.

Después, mientras los demás durmieron sobre los manteles, Sancho y Ricote estuvieron hablando y Ricote le propuso que se fuera con él, pero Sancho no quiso aceptar.

b) Capítulo XLIV. Cervantes no sólo ha prescindido en esta segunda parte de las novelitas intercaladas, sino que se va a ser precisado a separar, durante algunos capítulos, a don Quijote y Sancho.- Qué sentimiento invade al hidalgo cuando se marcha su escudero?

De soledad y melancolía, y pensaba que si fuera posible revocarle la comisión y quitarle el gobierno a su escudero, lo haría.

- De qué nueva broma van a hacerlo objeto los duques, jugando con sus convicciones más íntimas?

Hicieron que una muchacha cantase un romance en cuya letra se nombrara a don Quijote y su para que se diese a entender que de estaba enamorada de él.


c) Capítulo XLV. Ya está Sancho en su ínsula, que no es tal (ínsula es lo mismo que isla), sino un pueblecillo de los estados del duque.- Don Quijote ha producido siempre la impresión de ser un loco cuerdo, o un cuerdo loco; pero el escudero es sólo un rústico y torpe de buen corazón. Pero, ahora, su perfil como personaje va a cambiar, y va a producir las mismas perplejidades que su amo:  es realmente un lerdo ignorante o un hombre dotado de gran ingenio natural?

Sancho es ahora un hombre dotado de gran ingenio, que en modo alguno es tan tonto como se pensaba y que tiene gran conocimiento y excelente picardía para resolver problemas.

- Es lo que, tras haber presenciado los juicios, se preguntan las gentes del pueblo.  Por qué cambiará así Cervantes a su personaje? Expón las razones que se te ocurran.

Es posible que lo hiciera para vengarse de la broma de mal gusto le habían gastado los duques, con lo que Sancho consigue demostrar que no es tan torpe ni tan tonto como a primera vista aparenta.

d) Capítulo XLVII. El capítulo XLVI nos ha conducido a don Quijote; el duque ha decidido gastarle otra broma <que fuese más risueña que dañosa>. Lo cierto es que ha resultado lo contrario, y que aquellos próceres siguen obrando con mucha crueldad. Alude Cervantes a ella, o deja que el lector extraiga por sí mismo aquella consecuencia?

A mi parecer, Cervantes no influye directamente en la expresión patética de la crueldad, sin embargo, sus intenciones y su subjetividad son tan patentes que dan claros indicios de lo que pretende lograr en sus comentarios.

- Ahora, en este capítulo, prosigue el gobierno de Sancho Panza. Otra antipática gracia de los duques: tentar con la comida a Sancho, y no permitirle comer. Y enseguida, otra: las peticiones del labrador. El <gobernador> reacciona de un modo que no ha sido usual en él:  cómo lo hace?

Mostrando un carácter rústico y agudo de manera que no se anda por las ramas y sin más expresa sus sentimientos con respecto a las palabras del labrador.

- Prosigue la transformación iniciada en el capítulo XLV?

Si, ya que en este capítulo se nos muestra la otra cara de Sancho, cuando expulsa de su amada ínsula a los que intentan aprovecharse de su buena voluntad.


- En el retrato de Clara Pelerina, Cervantes parte siempre de un elogio, y lo corrige detallando algún defecto, produciéndose así una descripción irónica. Detállase dicho juego descriptivo.

Esto se puede observar en el siguiente párrafo: la doncella es como una perla oriental, y mirada por el lado derecho parece una flor del campo; por el izquierdo no tanto, porque le falta aquel ojo... .

e) Capítulo XLVIII. Con la técnica que ha adoptado Cervantes (un capítulo dedicado a don Quijote y otro a Sancho) corresponde este al hidalgo: doña Rodríguez, la dueña o camarera mayor de la duquesa, va a su encuentro a contarle su historia. Ello le vale una tunda a ella, y otra a don Quijote. El capítulo ofrece interés, sobre todo porque el caballero vuelve a defender su castidad contra una amenaza menos importante que la de Altisidora; de qué modo?

Don Quijote encamina sus pensamientos en una dirección totalmente opuesta a la que debía, y así con mucho temor y remordimiento se dirige a cerrar la puerta de su cuarto antes de que la dueña volviese con una vela encendida, pero ésta lo ve y él de este modo ya no puede evitar pasar parte de la noche encerrado en su habitación y con una mujer a la cual podría querer hacer suya si en encantamiento continuase.

f) Capítulo XLIX. Sancho se ha transformado hasta en su lenguaje; hazlo notar.

Al principio del capítulo se puede observar como Sancho asombra a todos con su lenguaje cuidado y refinado.

- Sancho constituye, en cierto modo, una venganza contra los duques, pues, como dice el mayordomo, <las burlas se vuelven en veras, y los burladores se hallan burlados>, pruébalo.

Esto tiene mucha relación con el lenguaje que Sancho utiliza ahora, con lo que los duques quedarían admirados ante él, ya que lo tomaban por tonto y con un lenguaje muy vulgar.

- Qué tres peripecias le suceden a Sancho en la ronda?

- El encuentro con dos hombres que reñían a cuchilladas por la posesión de unos reales, que uno de ellos decía que el otro le debía, por haberle animado para sus logros en una casa de juego.

- Con el mozo que burlaba a la justicia.

- El caso de los dos hermanos que habían salido a la calle con la ropa cambiada.

- Cúal te parece más ingeniosa?

La última, por que tiene un cierto tono humorístico y gracioso.


- El <gobernador> se irrita cuando la gente no expone los asuntos con brevedad. Antes, eran don Quijote quien se enfadaba con él por ese mismo motivo.  Qué te sugiere esta observación?

Que Sancho cada vez se va pareciendo más a su amo don Quijote, con lo que se le pega la fama de ser de éste y sus costumbres.

g) Capítulo LI. El capítulo L no está dedicado a don Quijote, sino a la mujer y a la hija de Sancho, hasta quienes ha querido extender sus burlas la duquesa. Y es importante para el relato, porque así el cura, el barbero y Sansón Carrasco pueden tener noticias del hidalgo. Sancho continúa su gobierno.  Qué piensas de la resolución que da al problema que le plantea el forastero?

Que Sancho actúa con total cordura y razonamiento, ya que actúa como dice este capítulo: cuando se esta entre el mal y el bien, mejor es atender al bien que nos dará mayor poder y riqueza en el reino de los cielos....

- Por qué - recuerda el capítulo XLVIII- previene al <gobernador> de que tal vez termine pronto su amistad con los duques?

Por la culpa de aquellos fantasmas encantados que irrumpieron la tranquilidad y sosiego de don quijote y doña Rodríguez, mientras hablaban y que mucho tuvieron que ver con los duques.

h) Capítulo LII. Su mayor interés está en la primera mitad. Doña Rodríguez es el primer personaje de la novela que ha creído en don Quijote.  Cuáles son las consecuencias?

- Compara las cartas de Teresa a la duquesa y a su marido, y observa qué diferencias de tono hay en ellas.

Si, en la carta a la duquesa se utiliza un lenguaje en el que pretende ensalzarse y darle a entender su elevada posición social, a la vez que emplea un lenguaje más cultivado, sin embargo, con su marido se expresa de una forma no tan cuidad.

i) Capítulo LIII.  Qué piensas de la burla a Sancho durante el <asalto> a la ínsula?

Pues que se pretendía humillar a Sancho totalmente. Esto ya era demasiado, porque ya se habían burlado de él en varias ocasiones.


-  Con quién se consuela?

Con su rucio, que a la vez era su gran amigo y con él salió de aquél lugar en el que tanto se burlaban de él.

-  Es esto cómico o dramático?

Más bien se trata de un hecho dramático, porque consiguen hacer que Sancho se sienta muy mal con esto que le están haciendo y ya la broma no tiene nada de graciosa, sino todo lo contrario.

- Coméntese el desengañado y digno discurso de Sancho. Te parece que, a estas alturas, es el Quijote una novela para hacer reír, una simple burla de los libros de caballerías?

La verdad es que a estas alturas, el libro se está convirtiendo en una auténtica burla de muy mal gusto a los libros de caballerías, porque no solo se está burlando de los libros de caballerías, sino también con las personas gastandoles una serie de bromas muy pesadas que consiguen desanimarlos.

j) Capítulo LIV. Es de gran importancia ideológica el encuentro de Sancho con Ricote. Léase con suma atención. Los moriscos (descendientes de los moros que quedaron en España al terminar la Reconquista) habían sido expulsados, entre 1609 y 1613, porque, o no se habían convertido aunque lo fingían, o se desconfiaba de su conversión. Se trataba de españoles a quienes se obligaba al exilio. Qué actitud adopta Cervantes ante este problema, aunque la exponga con suma prudencia?

Cervantes nos intenta mostrar el tema con suma delicadeza y de una forma muy cuidada, pero intercalando, como no, algunas escenas un tanto divertidas. Como se nos dice, Cervantes expone el tema con suma prudencia. Nos presenta el problema de los moriscos de una forma cuidado y seleccionado en sus vocablos y expresiones con lo que pretende tratar el tema con delicadeza, pero sin perder ocasión de intercalar algunas escenas de diversión.

XI

a) Nárrese sucintamente el argumento de los capítulos LV-LXV.

Sancho, no pudo llegar a dónde estaba don Quijote antes de que anocheciera, y así viendo llegar la oscuridad se apartó del camino donde pensaba pasar la noche, con tan mala suerte que cayó en una sima en donde se lamentaba de su mala fortuna y donde esperaba habría de morir. A la mañana siguiente don Quijote salió a dar una vuelta y oyó unas voces que le llegaban desde el fondo de la tierra en las cuales creyó reconocer la voz de Sancho.


Así, cuando don Quijote se aseguró que quien allí se hallaba era Sancho, fue hasta el castillo donde los duques le sirvieron unas sogas y maromas con las que don Quijote consiguió sacar a su escudero de allí.

Cuando llegó Sancho ante la presencia de los duques, les explicó todo lo sucedido.

Los duques quedaron muy maravillados cuando el mayordomo llegó y les contó todo lo que Sancho había hecho durante el gobierno, las explicaciones que empleaba y las resoluciones a que se llegaba.

Entonces llegó el día en que don quijote había de enfrentarse a quién le había quitado la honra a la hija de doña Rodríguez.

Tosilos, que así se llamaba el que se iba a hacer pasar por el malandrín y poco caballero, cuando vio a la hija de la dueña, quedó tan absurdo de su belleza que al comienzo de la batalla, llegándose a la madre, le pidió por esposa a su hija sin más lideamiento.

De esto quedaron los duques y sobre todo don Quijote que vio con cuanta presteza quedaba resuelto el problema.

Le pareció a don Quijote que ya era momento de abandonar el castillo.

Los duques entregaron a Sancho la carta de su esposa.

Cuando ya estaban dispuestos a marchar, se oyó la voz de Altisidora quien en modo de romance deseaba gran mal a don quijote por no haberle correspondido en sus sentimientos.

Don Quijote entendió que como estaba enamorada hablaba de ese modo, después de esto salieron del castillo y continuaron su camino hacia Zaragoza.

Al poco tiempo vieron, que encima de la hierba de un pradillo estaban comiendo una docena de hombres y al lado de ello tenían unas figuras cubiertas con sabanas blancas y don Quijote pidió que se las enseñasen.

Después de verlo continuaron su camino y llegaron a una selva don de se encontraron con dos hermosas mozas vestidas de pastoras.

Más tarde llegó el hermano de una de ellas y don Quijote aceptó acompaarles hasta sus cabañas.

Don Quijote creyó que se encontraba ante una nueva aventura de cual salió muy mal parado y salieron de allí sin despedirse de las pastoras.

Después pasaron por una fuente que había en una alboreda que fue el lugar donde descansaron y comieron.

Después de estar en este lugar continuaron su viaje hasta una venta.

Llegaron a ella y preguntaron al huésped si había sitio, les respondió que si y tras llevar Sancho a los animales a la caballeriza se volvió al ventero, al cual le pidió que le informase lo que allí había para cenar y éste le dijo que era bastante escaso.

Mientras cenaban, don Quijote descubrió que existía otro libro sobre él y pensaba que o había escrito algún enemigo suyo, entonces don Quijote decidió no ir a Zaragoza sino a Barcelona.

A la mañana siguiente iniciarán su camino.

Unos seis días más tarde estaban descansando entre unos árboles y a don Quijote no se le ocurrió otra cosa que azotar a Sancho mientras dormía porque éste no cumplía su promesa, pero por poco Sancho mata a don Quijote.

Sancho descubrió que de unos árboles colgaban unos pies, de lo que se asustó mucho y a la mañana siguiente pudieron ver que eran unos ahorcados, como don Quijote supuso.

Después de esto llegaron unos bandoleros que les robaron, pero entonces apareció Rique Guinart que como sabía quienes eran les hizo que les devolvieran todo.


Poco más tarde llegó Claudia Jerónima que se lamentaba de haber quitado sino la vida, al menos la salud en extremo a Vicente quien le había prometido casamiento y ahora se iba a casar con otra.

Al final Roque da muestra de su sangre fría acuchillando a uno de sus mozos por un simple comentario.

Y así quedó después en compañía de don Quijote y Sancho escribiendo una carta a Barcelona en la cual daba a un amigo noticia de la excelente compañía en que se hallaba.

Don Antonio se llamaba el huésped de don Quijote. Sancho estaba muy contento de haber caído de nuevo en manos de gente adinerada para poder alcanzar el gozo y la satisfacción que en ocasiones anteriores experimentó.

En esta ocasión don Quijote fue burlado nuevamente.

Tras la broma de la cabeza de bronce broma, don Quijote, Sancho y dos criados de don Antonio salieron a pasear por la ciudad y llegaron hasta una imprenta donde don Quijote se enteró de que ya se estaba poniendo en circulación la segunda parte de su fabulosa historia.

En las galeras se encontraron con un mozo que resultó ser una muchacha llamada Ana Félix, hija de Ricote, que por fin la encontró.

Don Quijote sufrió en este capitulo la aventura del caballero de la Blanca Luna con el que luchó don Quijotea porque este extraño caballero decía que Dulcinea no era la más bella de la urbe.

Don Quijote salió perdiendo y tuvo que cumplir con el trato impuesto por el caballero de la Blanca Luna al comienzo, que consistía en que si resultaba vencido había de regresarse a su hogar al menos durante un año.

Don Antonio siguió al caballero de la Blanca Luna con la intención de conocer su verdadero identidad y la intención por la cual se había enfrentado a don Quijote.

El caballero de la Blanca Luna dijo que él era el bachiller de donde vivía don Quijote y de como había fracasado en su intento como caballero de los Espejos.

A los dos días don Quijote y Sancho partieron, el primero desarmado y el segundo a pie porque su rucio iba cargado con las armas.

b) Capítulo LV. Qué accidente le sucede a Sancho al regresar al palacio de los duques?

Que cayeron él y su rucio en una honda sima que había entre unos edificios muy antiguos.

- Salió con pompa a la Ínsula Barataria, y regresa destrozado. Hallas algún significado en el hecho de que caiga en una sima, y allí lo encuentre don Quijote?

Pues que Sancho había salido decepcionado y melancólico del gobierno de su ínsula y tiene relación que don Quijote lo encontrara metido en aquella sima hundido.

c) Capítulo LVI. Lee el primer párrafo (<No quedaron arrepentidos... de que no pequeño gusto recibieron>); cuál es la actitud de Cervantes ante los duques?

Cervantes, en numerosas ocasiones, emplea estas palabras u otras similares cuando se refiere a las bulas configuradas por los duques.


- En duelo con don Quijote, cómo se comporta Tosilos?

Al principio se comporta como un caballero preparado y dispuesto para la batalla, pero tras engañarle la belleza se olvida de la misión que se le encargaba y sin más rodeos le pide a la madre su mano.

- Cuál es la reacción del duque y de su corte?

De asombro, de enfado y también de tristeza.

- La consideras justa?

Pues si, porque todo había ocurrido al contrario de como sec lo esperaban.

d) Capítulo LIX. Tras una nueva y estúpida broma de Altisidora (capítulo LVII), hidalgo y escudero abandonan la venta; corren una aventura que satiriza los embelecos de la novela pastoril (capítulo LVIII) y de la cual vuelven a salir malparados. Y llegan, en el presente capítulo, a una posada, no lejos de Zaragoza.- Cómo se satiriza la posada?

La satiriza el ventero cuando le dice a Sancho que en definitiva no tenía gran cosa que ofrecerle para cenar porque allí la mayoría de los que iban eran personas principales y ya llevaban consigo cocinero, despensero y repostería.

- Qué molesta a don Quijote, y qué indigna a Sancho en el Quijote de Avellaneda?( No olvidemos que, probablemente, Cervantes estaba escribiendo este capítulo cuando cayó en sus manos la obra de su émulo).

A don Quijote le molestan muchas cosas, por ejemplo el decir que estaba desenamorado de Dulcinea, lo que le provocó un gran enfado.

Sancho se enfada porque lo tratan de comilón y borracho.

También a don Quijote lo juzgan de loco y poco valiente.

Al final consideraron a Avellaneda como un enemigo de los dos.

e) Capítulo LX. Sorprendentemente, don Quijote y Sancho llegan a las manos: por qué?

Porque don Quijote pretende azotar el mismo a Sancho para hacerle pagar la deuda que con él tenía en la resolución del encantamiento de Dulcinea.

- No ha traicionado el hidalgo sus ideales de libertad, avasallando al escudero?

Según don Quijote no, porque él considera el ejemplo de Alejandro Magno en el que encuentra la libertad y licencia para hacerlo.


- Ambos caen en poder de los bandoleros de Roque Guinart (un famoso delincuente, que vivió por aquellos años, y que acabó su vida en Italia como capitán de los tercios reales). El episodio de Claudia Jerónima muestra la catástrofe a que puede conducir la violencia irreflexiva. Tendrá algún significado el hecho de que esto ocurra, precisamente, en presencia de Roque Guinart?

En el avance sobre la vida de Roque se nos dice en cierto modo que pasó de ser delincuente a ocupar el puesto de capitán de los tercios reales.

- Cómo se comportan los bandoleros con don Quijote y Sancho? ( en comparación con el anterior comportamiento de los duques).

Como con cualquier otro extraño que encontraron en su camino y actuaban según las órdenes de Guinart, es decir, asaltándoles y robándoles sus pertenencias. Este hecho contrasta con el trato que habían recibido de los duques que le trataban con gran cortesía y respeto.

f) Capítulo LXII. Nuestros héroes son recibidos en la playa de Barcelona, triunfalmente, `por don Antonio Moreno y sus amigos (capítulo LXI). Antonio Moreno es hombre rico, y se dispone también a divertirse a costa del hidalgo y su criado. Con todo qué tipo de bromas se propone gastarle, según se dice al principio del capítulo?

Aquéllas que le sirvieran para sacar a la luz sus locuras pero que no repercutiesen en su persona ni le ocasionaran perjuicio alguno.

- Qué te parece, sin embargo, la ocurrencia de pasearlo por las calles con un cartel a la espalda?

Me parece que esta broma no perjudica a la persona de don Quijote, sino que sólo hará que la gente se dé cuenta de que está loco de verdad.

- Se siente feliz el hidalgo en estos primeros días barceloneses?

Yo creo que si, ya que al no conocer las bromas que se le crean, piensa que todo lo que le sucede es obra del destino y el hecho de que se le conozca en toda la ciudad le hace confiar más en sí mismo.

g) Capítulo LXIII. Las burlas se truecan en veras, en este capítulo: Cómo?

Pensaba gastarle a don Quijote una broma con relación a las galeras Pensaba fabricarle a don Quijote una broma con referente a las galeras, donde sería ficción, pero que al final resultó al contrario.


-  Te parece bien descrita la caza del bajel turco?

Sí, porque se describe de una forma muy detallada y cuidada lo sucedido.

-  Tenía motivos Cervantes para describir con precisión acciones de este tipo?

Sí, porque Cervantes fue apresado por los piratas turcos y pasó cinco años cautivo en Argel, lo que a mí me da a entender que esto influyó de alguna manera en su producción y tuvo la necesidad de incluirse dentro de su composición.

- Dijimos que el inmortal novelista no gustaba de dejar cabos sueltos; pruébalo con el episodio de Ana Félix.

Unos cuantos capítulos atrás, después de que Sancho abandonara su ínsula, éste se encontró con Ricote (un viajo amigo suyo), el cual iba a buscar a su hija, a la cual la encuentra más adelante.

h) Capítulos LXIV-LXV.  Por qué la aventura con el caballero de la Blanca Luna es la mayor pesadumbre produjo a don Quijote?

Porque esta derrota significa el final de la carrera de don Quijote, ya que aceptó el trato impuesto por el caballero de la Blanca Luna (Sansón Carrasco) que consistía en que si don Quijote era vencido debería de regresar a su casa.

-  Quién es, en realidad, tal caballero?

El caballero de la Blanca Luna es el mismísimo bachiller Sansón Carrasco.

-  Por qué ha procedido así?

Porque quería hacer volver a don Quijote a su buen juicio y así que volviera a su casa y tuviera una vida normal sin correr peligros innecesarios.

-  Qué te parece la opinión de don Antonio Moreno?

Muy egoísta, porque éste solo se preocupa por tener que abandonar la diversión y el entretenimiento que le proporcionaban las historias de don Quijote y Sancho.

- Los consuelos de Sancho  están a la altura del dolor del caballero?

No, porque Sancho le dice que es mejor volver a su casa, pero don Quijote piensa todo lo contrario, es decir, continuar ejerciendo la caballería.


-  No es lamentable su soledad?

Si, además de eso tenía en la cabeza la idea de que tenía que volver a su casa que le desolaba totalmente, aunque a Sancho le alegraba.

-  Qué historia alcanza aquí su final remate?

La historia de don Gregorio y el renegado.

- Cómo contrasta esa felicidad con los sentimientos de don Quijote y Sancho?

De una forma muy brusca, porque en aquellos momentos en la casa de don Antonio se sentía felicidad por el regreso don Quijote y Sancho.

XII

a) Nárrese muy sucintamente el argumento de los capítulos LXVI-LXXIV.

Al salir de Barcelona no sucedió nada durante varios días, hasta que se encontraron con unos hombres que les pidieron consejo sobre una cuestión de gordos, de flacos, de apuestas y de justicia.

Más tarde también se encontraron con Tosilos, el lacayo del duque.

Al rato de dejar a Tosilos, don Quijote le preguntó por si Tosilos le había contado alguna nueva sobre la princesa Altisidora, a lo que Sancho respondió no tener idea alguna.

A don Quijote se le ocurrió la idea de que había que aprovechar aquel desdichado año en alguna actividad que le satisfaciera y ocupara bien, y planteó el hacerse pastores, argumento que alegró a Sancho y comenzaron a planificarlo todo.

Se encontraron con unos hombres armados que les rodearon y les hicieron caminar hacia el castillo Ducal.

En el patio pudieron ver a la preciosa Altisidora tendida en el suelo y don Quijote se enfadó mucho por su desgracia.

Sancho, tras dejarse hacer de todas las barbaridades posibles, la tal Altisidora volvió a levantarse como si hubiera regresado a la vida con lo que todos se pusieron muy contentos.

Después Sancho fue elogiado por haber curado a Altisidora y en cambio a don Quijote lo acusaban por ser el que perjudicó su salud.

Sancho, molido y quebrantado se retiró a su aposento el cual compartiría con su amo.

Sansón Carrasco volvió a encontrar a su amo gracias a la colaboración de los duques.

Al poco de tenderse amo y escudero, entró Altisidora en el cuarto con lo que don Quijote quedó muy perplejo por no saber que hablar con ella. Ésta le echó en cara sus errores a don Quijote, alabó de nuevo a Sancho y en medio del enojo confesó a nuestro hidalgo que todo había sido una farsa con lo que Sancho estuvo muy de acuerdo.


Don Quijote les dijo a los duques que se iría de allí.

Comenzaron su viaje, en donde Sancho le prometió a su amo que esa noche se daría parte de los azotes que le debía, pero esto, no sin antes acordarse una paga por la realización de ellos.

Llegó la noche, Sancho se azotó, durmieron y a la mañana siguiente llegaron hasta un mesón al cual don Quijote no reconoció como ningún castillo ni nada por el estilo.

Estaban en el mesón cuando llegó un hombre llamado Álvaro Tarte, con el cual don Quijote estuvo hablando y cuyo nombre creyó haber reconocido por hallarse impreso en la segunda parte de don Quijote de la Mancha.

Don Quijote le pidió que expusiera la verdad a la justicia, con lo que amo y escudero quedaron muy felices. Con éste caminaron un tiempo, hasta que uno hubo de seguir un camino y los otros dos otro, que les conducía hasta su aldea.

Poco más adelante hallaron a Sansón Carrasco y el cura los cuáles se acercaron a ellos con gran alegría. Juntos, los cuatro, llegaron hasta el pueblo donde el ama y la sobrina de don Quijote les estaban esperando a la puerta de la casa, al igual que Teresa Panza.

Sancho y Teresa se fueron a su casa, mientras don Quijote comentaba al cura y el bachiller su intención de aprovechar aquel año en actividades pastoriles.

El ama y la sobrina no se alegraron mucho de esta decisión, pero por el momento llevaron a su amo al aposento, donde le dieron de comer y regalaron lo posible, ya que don Quijote decía no encontrarse muy bien.

Al poco tiempo don Quijote murió cuando menos se lo esperaba, pero antes había recobrado la razón y todos quedaron sorprendidos.

Murió a los tres días de escribir su testamento.

Y hasta aquí llegó la historia del valiente caballero don Quijote de la Mancha.

b) Capítulo LXVI. Justifíquese lo que dijo don Quijote al escudero: <Muy filósofo estás. Sancho, muy a lo discreto hablas. > Y expón tu opinión acerca de quién (o qué) le ha enseñado a hablar así.

Sancho se expresa de una manera mucho mejor que antes y utiliza un lenguaje mucho más cuidado.

Sin duda esta forma de hablar la ha adquirido de oír hablar a su amo, pero que lo ha ido desarrollando más mientras era gobernador de la ínsula de Barataria.

- Se da alguna prueba de la gran discreción que ha alcanzado Sancho?

Al final cuando Tosilos le pide que le cuente lo ocurrido a su amo, Sancho de manera educada intenta dejar de contar la historia, porque podría llegar a perjudicar la fama de don Quijote.

- Otro cabo, correspondiente a otro episodio anterior, se anuda en este capítulo: cuál?

El de Tosilos.


 Por qué le ha dado esa solución Cervantes?

Porque Cervantes quiere concluir con todas las historias secundarias que rondaban el castillo Ducal, y así determinó de dar a cada personaje el destino y la ocupación que sería más apropiada para concluir con la trama.

c) Capítulo LXVII. La lectura de novelas hizo que don Quijote se creyera caballero andante. Ahora que no puede serlo, por la palabra dada al ser derrotado, quiere refugiarse en otra ficción novelesca: en cuál?

En la vida pastoril.

- Cómo interpreta esa posible vida el hidalgo?

Como una vida de placer y de lujo.

- Y cómo la concibe Sancho?

De una forma más pesimista que su amo.

d) Capítulo LXVIII. Cervantes no ahorra pesadumbres al caballero en estos tristísimos días de su vencimiento. Qué humillación sufre este?

Pues que fue sorprendido por unos hombres armados que le hicieron caminar en silencio durante una hora hasta que llegó a encontrarse frente al castillo de los duques.

- Ves en ello algún simbolismo?

Sí, estos hombres parecen que querían celebrar la derrota de don Quijote y por eso lo humillan y ridiculizan de esa manera.

e) Capítulo LXIX. Los duques son insaciables en su afán de burlarse del hidalgo y del escudero. Qué piensas de esta nueva broma?

Pues la verdad es que esta broma la considero como otra más de las muchas bromas que les han gastado a estos dos personajes a lo largo de su historia.


f) Capítulo LXX. Por qué razones ha ido el bachiller Sansón Carrasco a desafiar a don Quijote?

Porque quería vengarse de la derrota que sufrió ante don Quijote cuando Sansón Carrasco iba disfrazado del caballero de los Espejos y de paso quería hacerle volver a su aldea si conseguía derrotarle.

- Te parece razonable que los duques hayan decidido mofarse otra vez de él?

Sí, porque los duques ven aquí la última posibilidad de burlarse de don Quijote, ya que Sansón Carrasco les había informado se iba de su retirada durante un año.

- Cervantes, por medio de Cide Hamete Benengeli, expresa su opinión de manera inequívoca: con qué palabras?

Cuando pretende contar el motivo que les había movido a los duques a preparar esta nueva burla a don Quijote y a Sancho,

- Se trata de una condena implícita de la aristocracia ociosa.  Acaso el duque no debería esforzarse en cumplir algunos de los fines que se propuso don Quijote?

Si, el duque debería convertirse en defensor del pueblo y lograr la paz para unas gentes con problemas cuya solución había de mantenerse en manos de la aristocracia.

- Cuál de los dos está más loco?

En el capítulo se intenta mostrar que es duque está igual de loco que nuestro caballero, pero a mí me parece que en realidad ha sido don Quijote el que a dado muchas más muestras de su locura a lo largo de la historia que el duque.

- Repárese cómo, al final del capítulo, y a propósito de Altisidora, don Quijote condena la principal culpa de los duques: cuál es?

La ociosidad, la cual tendría fácil remedio si dispusiera de una ocupación honesta y continua.

g) Capítulo LXXI. Qué te parece el engaño de Sancho?

Pues que Sancho está empezando a comprender que su amo está loco y que cada vez se burle más de él o no le haga caso a lo que diga.


- Cervantes estaba muy dolido con Avellaneda; en este y en algún capítulo inmediatamente anterior se ha referido a él con indignación: indica en qué pasajes.

Cervantes, critica a Avellaneda cuando dice que sus escritos no se fundamentan sobre ninguna base lógica, porque según él, se trata de alguna invención o desatino al igual que sucede en muchas ocasiones más.

h) Capítulo LXXII. Cómo sigue desahogándose aquí la irritación de Cervantes contra Avellaneda?

Cervantes emplea en este capítulo un lenguaje con el que pretende tachar de burlador, mentiroso e ignorante a Avellaneda.

Cervantes lo critica por haber escrito una obra con su nombre en el cual lo que se dice no es cierto.

i) Capítulo LXXIII. Don Quijote, vencido y enfermo, siente ya barruntos de que no se cumplirá el mayor bien que desea; de qué modo se manifiesta en la novela?

Cuando al comienzo se encuentran con unos jóvenes a los que oye las palabras <no la verás en toda tu vida>, con lo que don Quijote creyó le sucedería a él y le produce un gran enfado y desilusión.

- Cómo es recibido Sancho por su familia?

Sancho es recibido por su familia con desilusión, porque creían que iban a encontrar a Sancho coronado y vestido con los atuendos de un gobernador, pero aparece igual que siempre.

- Y cómo don Quijote por la suya?

Don Quijote es recibido con mucha alegría, porque su familia no pretendía verlo como alguien importante, sino lo que querían era que volviera a casa y que se curara.

j) Capítulo LXXIV. Don Quijote, que creyó en las novelas de caballerías, abomina ahora de ellas, cuando está cuerdo; sirve esto a los fines de Cervantes como escritor?

Sí, con don Quijote abominando su principal afición que es la caballería y con esto se da punto final a esta larga pero entretenida historia de un gran caballero andante que buscaba el bienestar para todo el mundo.


- Te parece psicológicamente explicable que los amigos consuelen a don Quijote como si aún estuviera loco?

La verdad es que si, porque para ellos resultaba muy extraño el hecho de que don Quijote recobrara la razón y pensaban simplemente se trataba de un nuevo desvarío de su psicología.

- Cervantes conocía bien la naturaliza humana: cómo se comportan la sobrina, el ama y Sancho durante la agonía del hidalgo?

Se comportan de una forma muy normal según en el momento en el que se encontraban, que es el momento de la muerte de nuestro caballero don Quijote de la Mancha.

- Crees que perjudica o beneficia al final de la novela la obsesión de Cervantes contra Avellaneda?

Creo que beneficia a Cervantes ya que él pretendió dejar mal a Avellaneda diciendo unas palabras en las que afirma que odia y abomina a este autor por haber disfrutado con sus ocurrencias y haberlo puesto en oídos de todos.

FIN

El Quijote

Miguel de Cervantes

47