Don Quijote de la Mancha; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Novela renacentista. Novela de caballerías. Caballeros andantes. Argumento. Temas

  • Enviado por: Sebastián
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 9 páginas
publicidad

Introducción:

En el presente trabajo hago un análisis de los capítulo leídos del libro “Don Quijote de la Mancha”, del español Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616), dramaturgo, poeta y novelista español, autor de la novela El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, considerada como la primera novela moderna de la literatura universal.

Los personajes principales son Alonso Quijano, mejor conocido como "Don Quijote", y Sancho Panza, su escudero y fiel amigo.

Don Quijote es un hidalgo de escasos ingresos, que le gustaba leer historias de caballería. Pierde el juicio debido a quedarse día y noche, sin comer, leyendo sus libros y en cada aventura invoca a su amada Dulcinea para que lo ampare y proteja.

Sancho Panza es un campesino de escasos ingresos, al igual que Don Quijote, de "buen corazón", aficionado a la buena vida.

Sancho acompaña a Don Quijote durante el transcurso de toda la historia, afrontando golpizas, pedradas y robos, pero también tiene su recompensa material como por ejemplo, gobernar la ínsula que le promete el quijote.

Estas características demuestran que Sancho permanece al lado de Don Quijote por un supuesto sueño de adquisición material.

El Quijote es una magna síntesis de vida y literatura, de la vida vivida y también soñada, una integración de realismo y una manifestación de las difíciles y complejas relaciones humanas.

Se hace caballero andante para defender la justicia en el mundo, quiere hacer el bien y vivir la vida como una obra de arte.

Los propósitos que se tiene al realizar esta monografía es el de ampliar el conocimiento sobre las andanzas del aventurero Don Quijote de la Mancha, en este caso específicamente, sobre las características generales de la obra.

Desarrollo


La obra esta dividida en dos partes. La primera parte titulada “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la mancha”, publicada en Madrid en 1605. Esta primera parte relata las dos salidas del Quijote, quien, tras perder el juicio por leer libros de caballerías, decide abandonar su pueblo para actuar como caballero andante, en compañía de Sancho Panza, al que lo nombra su escudero. Como buen caballero andante, ofrecerá sus victorias a la mujer de sus pensamientos, Dulcinea del Toboso, que es una humilde aldeana, llamada Aldonza Lorenzo.

La primera salida se salda con una paliza que le propinan unos mercaderes, pero Don Quijote lo intenta de nuevo y corre las más inesperadas aventuras: la de los molinos de viento, la del yelmo de Mambrino y la de los galeotes. Al final de la obra, el cura y el barbero del pueblo consiguen llevarlo de regreso a su casa, engañándolo.


Sancho Panza, se caracterizaba por su simplicidad mental, su glotonería y su habla llena de modismo, refranes y constantes incorrecciones idiomáticas. Sancho es un hombre de bien, ambicioso, realista y soñador a la vez, simple, honrado, fiel. Es un típico campesino hecho de bondad y de egoísmo, que siente la justicia para su propio beneficio.

Sancho Panza no era más que un simple campesino cuando Don Quijote lo escogió para que fuese su acompañante durante sus aventuras.

Sancho busca salir de la realidad en que vive apoyándose en las promesas que le brinda Don Quijote.

Este personaje es un hermoso ejemplo claro de fidelidad, ya que está siempre al lado de su señor y lo acompaña hasta la muerte.

Sale de su casa en busca de fortuna, pero al final entra en el mundo de las aventuras porque su amo lo convence con sus razonamientos.

A lo largo de la obra va agudizando su ingenio y cuando le hacen gobernador muestra su gran sabiduría.

Sancho representa el apego a los valores materiales mientras que Don Quijote ejemplifica la defensa de un ideal. No son dos figuras contrarias, sino complementarias, que muestran la complejidad de la persona, materialista e idealista a la vez.

.Una situación clave que podemos tomar como ejemplo de esta afirmación es que Don Quijote trata de huir por completo de la realidad, en cambio Sancho Panza no hace más que clavarse en ella.

El escudero y compañero de Don Quijote lo llama a la realidad sin ser escuchado. Sancho, pese a ver las cosas muy distintas de cómo las ve Don Quijote, no solo lo acompaña sino que lo cuida y está siempre ayudándolo.

Durante el transcurso de la obra los dos se convierten en algo inseparable, en la unión del idealismo con el realismo.

Se podría afirmar que Sancho Panza se va de su hogar con el fin de alcanzar esta meta y de sacarle su propio provecho para ayudar a su familia a superarse; aún sabiendo que Don Quijote no estaba muy bien mentalmente, su deseo de tener más y la esperanza de que su sueño se haga realidad y que pueda dar más a su esposa y a sus hijos.

En la segunda parte, Cervantes nos cuenta la tercera salida de Don Quijote, después de vencer al caballero de los espejos y de bajar a la cueva de Montesinos llega a la corte de los duques. Estos se divierten a su costa hasta que el héroe se marcha a Barcelona, donde es derrotado por el Caballero de la Blanca Luna, que le obliga a volver a su pueblo. Así lo hace Don Quijote, quien piensa, por un momento, en sustituir su obsesión por la de convertirse en un pastor como los de los libros pastoriles. Una vez en su casa, enferma y muere, tras haber recobrado el juicio y renegar de los libros de caballerías. En este segundo volumen, los personajes han ido creciendo en humanidad a medida que han fracasado en sus sueños de ideales. Don Quijote es más consciente de la realidad y Sancho es más crítico y menos simple.

Cervantes dijo haber escrito el Quijote para terminar con los libros de caballerías, pero la intención de la obra va mucho más allá de la simple parodia.

Las características generales que se presentan a lo largo de la obra son las siguientes:

  • La burla y la malicia:

Esta característica se da en el Quijote a lo largo de la obra, ya que los demás personajes al descubrir la locura que tiene Don Quijote se burlan y le hacen maldades sin escrúpulos.

Ejemplo:

      • “… pero yo imagino que toda la industria del señor Bachiller no ha de ser parte para volver cuerdo a un hombre remotamente loco […] diría que nunca se sane Don Quijote…” (el Quijote de la Mancha, Miguel de Cervantes Saavedra, editorial Atlántida. Capítulo LXV, página 486)

  • El ridículo:

Es específicamente el Quijote, quien con su locura no se da cuenta de los movimientos o acciones que realiza que lo hacen poner en ridículo frente a los demás.

Ejemplo:

      • “…no me levantare jamás de donde estoy, valeroso caballero, fasta que la vuestra cortesía me otorgue un don que pedirle quiero, el cual redundara en abalanza vuestra y en pro de genero humano…” (ob. cit. capítulo III, Página 70)

  • El amor idealizado:

La admiración hacia Dulcinea del Toboso, su amor idealizado, hacen que Don Quijote sea un caballero andante ya que como el lo afirma, “un caballero andante sin amores es árbol sin hojas y sin frutos y cuerpo sin alma”.

Ejemplo:

    • “…por que antes la bendigo y la bendeciré todos los días de mi vida, por haberme hecho digno de merecer amar tan alta señora como Dulcinea del Toboso…” (ob. cit. Capítulo XXXI, página 285)

  • El valor de la palabra:

La palabra del Quijote, como la de verdadero caballero andante es inmovible e irrevocable, ya que todos los juramentos que hace este personaje los cumple y nunca los deja pasar por alto.

Ejemplo:

    • “…que se dispusiese a ir con él de buena gana porque podía suceder aventura que ganase, en quítame allá esas pajas, alguna ínsula y le dejase a él por gobernador de ella…” (ob. cit. Capítulo VII, página 39)

  • La honra:

Don Quijote al ser caballero andante, querer hacer valer la justicia y el bien ante todos siempre trata de defender a todos sin excepciones. Esta característica se da como una virtud paralela a la ingenuidad.

Ejemplo:

    • “… has de saber, amigo Sancho Panza, que fue costumbre muy usada de los caballeros andantes antiguos hacer gobernadores a sus escuderos de las ínsulas o reinos que ganaban…” (ob. cit. Capítulo VII, página 41)

EL AMOR IDEALIZADO:

Primera parte

El tema del amor idealizado se va desarrollando a lo largo de la obra de la siguiente manera.

Comienza cuando el Quijote de la Mancha busca un amor para invocar sus victorias y para que lo ampare durante su aventura. Este amor se llama Dulcinea del Toboso, llamada verdaderamente Aldonza Lorenzo.

Don Quijote emprende sus aventuras, con casi todos los personajes que se encuentra este héroe le comenta sobre su amor, como por ejemplo, cuando Don Quijote se encuentra a dos mercaderes les cuenta la belleza de su amada Dulcinea. Unos capítulos mas adelante; Don Quijote se encuentra con Dorotea, que era discreta y de gran gentileza; quien al darse cuenta de su locura, comenzó a inventar la historia de que ella era la princesa Micomicona. Hija del rey Tinacrio el Sabidor, y de la reina Jaramilla. El rey predijo que el gigante Pandafilando le pediría matrimonio a la princesa Micomicona, pero como esta no se quería casarse con el gigante. Partió a buscar a un caballero que la salvase del gigante y que posteriormente se casase con ella.

Al oír esto Don Quijote se lo dijo a Sancho el cual se alegró al saber que ya tenían un reino al que mandar. Pero Don Quijote le dijo al momento que él le cortaría la cabeza al gigante pero que no se casaría con ella ya que el amaba a Dulcinea.

Tras oír esto Sancho se enfadó profundamente y llego a decir que Dulcinea no merecía a Don Quijote lo que produjo el gran enfado de Don Quijote que llego a arrearle varias veces.

Luego, Sancho al no saber que decir acerca de la supuesta conversación que mantuvo con Dulcinea. Le decía a su amo que cuando le entrego la carta a Dulcinea, ella la rompió sin haberla leído previamente ya que ella no sabia leer y no quería que nadie la lea por ella.

Llego un momento en el que Don Quijote dudo, si ir primero a Toboso o ir primero a ir a cortarle la cabeza al gigante. Ante esta duda Sancho le dijo que fuese primero a donde se encontraba el gigante, ya que Sancho veía peligrar el señorío que le había prometido.

Segunda parte

Después del ritmo acelerado de la primera parte, Don Quijote se retira a la soledad de Sierra Morena, para pensar en el amor. En él, el amor es cosa de pensamiento y de imaginación, especie de religión que le da energía en su empresa. Dulcinea es un ser abstracto. Lo de menos es que exista. “…Y así bástame a mi pensar y creer que la buena Aldonza Lorenzo es hermosa y honesta […] yo imagino que todo lo que digo es así, sin que sobre ni falte nada y píntola en mi imaginación como la deseo…” (ob. cit. Capitulo XXV, pagina 179)

Así para Don Quijote la amada es un “ser construido” con categorías de heroínas de literatura caballeresca.

La única aventura que existe en esta segunda parte es la de los cueros de vino donde el héroe cumple su máxima hazaña: matar al gigante enemigo de la princesa Micomicona.

Debido a esto, Don Quijote no puede distinguir entre sueño y vigilia. Cree efectivamente que ha matado a un gigante.

En el último capitulo, Don Quijote recupera el juicio y antes de fallecer le dice a su sobrina que, por favor, no se casara con un hombre que conociera las novelas de Caballerías ya que estas le acabarían llevando a la locura. Y tras decir esto Alonso Quijano falleció.

LA LOCURA EN LA OBRA:

La locura en la obra comienza cuando, a Don Quijote se le seca el cerebro de tanto leer libros de caballerías:

“…En efecto, rematado ya su juicio, vino a dar en el mas extraño pensamiento que jamás dio loco en el mundo, y fue que le pareció convenible y necesario, así para el aumento de su honra como para el servicio de su republica, hacerse caballero andante…” (ob. cit. Capitulo I, pagina 16)

A menudo que transcurre la obra, el Quijote de la Mancha pasa de una aventura a otra y de esta a una tercera.

Es como lo que dice Tomé Cecial a Sansón Carrasco, que ha ido disfrazado de caballero para enfrenta al Quijote quien lo ha dejado molido.

“…Sepamos, pues, ahora: ¿Cuál es más loco, el que lo es por no poder menos, o el que lo es por propia voluntad?…” (ob. cit. Capitulo XV segunda parte, pagina 245)

Pero su mayor locura no estriba en que transforme la realidad que lo rodea y vea castillos donde hay ventas, gigantes donde hay molinos y doncellas donde hay “mozas del partido”. Su mayor locura esta en su propia vanidad, como acontece a muchos de los personajes de su historia.

Don Quijote esta seguro de quien es, y de lo que busca y de poder ser a través de su poder de caballero. La prueba son sus libros de caballería.

Como sus esperanzas comienzan a frustrarse, su imaginación sigue estimulando su ansia de poder. Sancho se encarga de resumir esa situación que aun no es de desengaño.

Sancho, en cambio, también es loco pero por ambiciones de poder y riquezas y así magnifica su propio valor:

“…aunque se decir al señor Carrasco que no echará mi señor el reino que me diera en saco roto, que yo he tomado el pulso a mi mismo y me hallo con salud para regir reinos y gobernar ínsulas, y esto ya otras veces lo he dicho a mi señor…” (ob. cit. Capitulo IV segunda parte, pagina 216)

A partir de capitulo LXIV de la segunda parte, Don Quijote regresa lentamente a la aldea y a la cordura. Es el fin del viaje y del desarraigo.

Va a encontrar sus raíces y sobre todo su perfil. No solo es Alonso Quijano sino también enemigo de los libros de caballería.

“…Señores vámonos poco a poco, pues ya en los nidos de antaño no hay pájaros hogaño: yo fui loco, y ya soy cuerdo; fui Don Quijote de la Mancha, y soy agora, como he dicho, Alonso Quijano el Bueno…” (ob. cit. Capitulo LXXIV, página 413)

Y así la grandeza de Don Quijote consiste en haber reconocido su miseria y vanidad.

Conclusión

Luego de realizar este trabajo, queda como conclusión que el personaje Don Quijote de la Mancha no es mas que un simple y buen hombre lector de las novelas de caballerías y que, debido a esto, pierde el juicio; y luego de varias aventuras como caballero y Sancho Panza como escudero.

Don Quijote debido a una batalla contra el caballero de la Blanca Luna pierde, por lo tanto debe abandonar las andanzas y volver a su pueblo.

Lo que hace que Don quijote de la Mancha recupere el juicio, volviéndose enemigo de las novelas de caballerías y que Sancho de a poco vaya perdiendo la cordura.

Por lo tanto, de todo lo expuesto se concluye que en la obra se produce una sanchificación del Quijote y una quijotización de Sancho.

Bibliografía

  • España, editorial ALBA, 1998. Miguel de Cervantes Saavedra “el Quijote de la Mancha (primera parte)”

  • Diario El territorio. “ el ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” (segunda parte)

  • Buenos Aires, editorial Colihue, 2003. Miguel de Cervantes “Don Quijote de la Mancha”

  • Enciclopedia Encarta “biblioteca Premium DVD” 2006

  • www.monografias.com

  • www.google.com

  • Enciclopedia temática siglo XXI. Ediciones Nuevo Mundo.

Anexos

'Don Quijote de la Mancha; Miguel de Cervantes'

La Mancha, España

Molinos de viento salpican el paisaje de La Mancha. La región es conocida como la tierra de don Quijote y Sancho, protagonistas de la gran novela de Miguel de Cervantes Saavedra.

2