Don Quijote de la Mancha; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Novela renacentista. Novela de caballerías. Caballeros andantes. Argumento. Personajes. Estructura. Temas

  • Enviado por: Mónica Domenech Monte
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad

Don Quijote

de la Mancha

Miguel de Cervantes

Estudio de cuatro capítulos de la novela

2º Bachillerato

Literatura Castellana

PRIMERA PARTE

CAPITULO 1

Resumen

El capítulo primero, Cervantes, nos presenta al protagonista de la novela, Alonso Quijano. Nos presentan a este personaje como una persona con un nivel económico no muy alto. Este personaje se aproxima a los cincuenta años, nos lo describe, a parte de cómo uno hombre de pocos recursos, un poco dejado físicamente. Nos presentan a su familia compuesta por su sobrina, de unos veinte años, una vieja ama y un mozo de campo. Cervantes describe al protagonista como un hombre <<…de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro, gran madrugador y amigo de la caza>> (página 28.capítulo I), es decir, un hombre delgado, que a primera vista se le ve que su nivel económico no es muy alto.

Seguidamente nos presenta la actitud, la personalidad de Alonso Quijano. Es un personaje al cual le apasionan las novelas de caballería, emplea la mayoría de su tiempo leyendo estas novelas, le apasionan tanto que incluso llegó a vender sus tierras para conseguir dinero para comprar más libros de caballería. Uno de sus escritores de novelas caballerescas favorito es Feliciano de Silva. Alonso, a parte de empeñar sus tierras por su pasión por estas novelas, llega a tal punto que esta pasión se convierte en obsesión. Esta obsesión hace enloquecer a nuestro protagonista, <<…se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el cerebro de manera que vino a perder el juicio…>> (página 29.capitulo 1).

Esta locura le afectó tanto a nuestro protagonista que le arrastró a la decisión de hacerse caballero, <<…así con el aumento de su honra como para el servicio de su república, hacerse caballero…>> (página 31. capitulo 1). Para llevar a cabo esa locura debía convertirse en caballero completamente. Primero buscó las armas de sus bisabuelos, llenas de moho ya que estaban olvidadas, y las limpió lo mejor que pudo, pero éstas tenían un fallo, no tenían celada de encaje, así que, el mismo se fabricó la suya y la golpeo con una espada para probar a ver si su fabricación era eficaz, pero todo el trabajo que había hecho durante toda una semana, se vio destruido por esos tres golpes de espada y tubo que construirse otra armadura.

Luego al ver su rocín, decidió que como buen caballero tenia que poseer uno y se pasó cuatro días pensando el nombre de éste, ya que si iba a ser el caballo de un famoso caballero, no podía tener un nombre cualquiera, al final el rocín lo llamó Rocinante. Después tenía que buscar un nombre para él mismo, y tras ocho días meditando su nombre decidió llamarse don Quijote, y al igual que otros caballeros como Amadís de Gaula, don Quijote finalmente se quedó como, don Quijote de la Mancha.

Sólo le quedaba una cosa, encontrar a una amada a la cual dedicarle sus victorias y sus batallas, eligió a una moza labradora vecina suya llamada Aldonza Lorenzo, a la que idealizó como princesa y al igual que a su rocín y a el mismo tenia que buscarle un nombre así que decidió llamarla, Dulcinea del Toboso, ya que la moza era natural del Toboso.


Estructura y partes

Este capítulo esta estructurado en tres partes y la última parte podríamos dividirla en cuatro subapartados.

La primera parte del capítulo uno sería la presentación de Alonso Quijana, protagonista de la novela. Hace la descripción física del personaje describiéndolo como una persona de pocos recursos económicos, físicamente un poco dejado debido también a su pobreza. También nos describe la pasión que Alonso tiene por los libros de caballerías.

La segunda parte del capítulo nos presenta la locura del protagonista. Esta locura proviene de la obsesión de Alonso por las novelas de caballería, Cervantes nos dice que se pasaba las noches leyendo que incluso empeño algunas de sus propiedades para poder tener mas libros de caballería para leer.

En la tercera parte nos describe la transformación de Alonso Quijana en caballero, debido a la locura que le ha creado la lectura excesiva de las novelas de caballería. Como ya he dicho antes, esta tercera parte podemos dividirla en cuatro subapartados. El primero, la búsqueda de una armadura digna para un caballero de su importancia, ésta la consigue limpiando y restaurado viejas armaduras de sus bisabuelos. El segundo subapartado sería la búsqueda de una medio en el cual viajar para llevar a cabo sus aventuras, y como todo buen caballero ha de llevar un caballo, en este caso Alonso coge a su viejo rocín, y lo hace llamar Rocinante. El tercer subapartado pertenecería a la búsqueda de un nombre para el mismo, un nombre para ser recordado, se hará llamar don Quijote de la Mancha. Y el cuarto y último subapartado será la búsqueda de una bella amada a la cual dedicar todas sus aventuras, batallas y triunfos, éste escogerá a su vecina, una moza de campo y la vera como la más bella de todas y su princesa, a su amada hará llamarla Dulcinea del Toboso.

Tema e ideas principales

El tema de este capítulo sería la presentación del protagonista y la transformación que éste padecerá y que le acompañará durante el resto de la novela.

Las ideas principales del capítulo primero sería la personalidad del protagonista, que como he dicho antes nos explica su pasión por la lectura de libros de caballerías, otra de las ideas sería la obsesión por esta lectura y la locura que este echo le crea. Y otra de las ideas principales serían las cualidades principales que según don Quijote debía poseer un buen caballero, una armadura, un caballo, un reconocido nombre y una amada a la que honrar.

Conducta de los personajes

En este capítulo solo aparece el personaje principal, don Quijote, y ya en el primer capítulo padece una evolución de su personaje. Nos lo presenta como un hombre pobre, de pocos recursos al cual le apasiona la lectura, en su preferencia, de libros de caballerías. A lo largo del capítulo el personaje va evolucionando y nos presenta la locura de éste. La locura de don Quijote le lleva a querer convertirse en caballero y hace una serie de actos para convertirse en un reconocido caballero que honrará a su tierra.

Función del capítulo en la novela

La función de este capitulo en la novela es la de introducirnos en la lectura de ésta, preparándonos con la primera escena cómica del libro, como es la de la búsqueda y limpieza de la armadura, para encontrarnos con las múltiples aventuras que este personaje vivirá a lo largo de la novela. El primer capítulo nos adentra en la locura que el personaje posee y nos encamina de tal manera que ya podemos imaginar como irá transcurriendo la novela. Este capítulo nos anima a seguir con la lectura.

CAPITULO 7

Resumen

Este capitulo comienza con una escena en la cual nos muestra la locura de don Quijote ya que se despierta chillando y delirando con sus historietas de caballería. A causa del estruendo que nuestro protagonista estaba creando acudieron a enterarse de lo que pasaba el cura y el barbero. En cuanto éstos llegaron don Quijote dando voces y dejándose llevar por su locura, dando cuchillazos a las paredes. El cura y el barbero se hicieron con él, una vez tranquilizado, le dieron de comer tal y como él había pedido y lo volvieron a meter en su cama y don Quijote se volvió a dormir.

El cura y el barbero asombrados por la locura del personaje y junto al ama decidieron quemar todos sus libros de caballería. Para que don Quijote no se diera cuenta del acto de estos personajes de quitarle sus pertenencias, el cura y el barbero decidieron poner un muro para ocultar los libros quemados. Una vez quemados los libros y tapiado la pared ocultando los libros, se pusieron de acuerdo para contarle a don Quijote, cuando echara en falta sus pertenencias, que un mago había venido y se las había llevado con el mientras don Quijote dormía.

Dos días después don Quijote se levanta y como era de esperar pregunta por sus libros de caballería a la ama, ésta le dice que se los ha llevado el diablo y la sobrina lo rectifica contándole a don Quijote que no se los había llevado el diablo sino que un mago había sido el que se los había llevado, y que el mismo mago había afirmado tener una enemistad con el protagonista y decía que se llamaba el sabio Muñatón.

Don Quijote al escuchar el nombre del mago, dudo sobre ese nombre y dijo que seguramente lo habían entendido mal que seria el sabio Frestón. Entonces don Quijote dice saber de este mago <<que ése es un sabio encantador, grande enemigo mío, que me tiene ojeriza, porque sabe por sus artes y letras que tengo de venir, andando los tiempos, a pelear en singular batalla con un caballero a quien él favorece y le tengo que vencer sin que él lo pueda estorbar, y por esto procura hacerme todos los sinsabores que puede…>> (página 71.capítulo 7).

Es ahora cuando don Quijote quiere marchar a otra de sus aventuras y por eso se pasó quince días en casa muy sosegado, en éste tiempo don Quijote buscó un acompañante para que fuera con el en sus aventuras de caballero. Encontró a Sancho Panza, un pobre labrador vecino suyo que sería el acompañante de don Quijote. Para que Sancho cediera a ser quien acompañara a don Quijote, éste último le prometió que en un futuro sería recompensado con poderes de gobernador. Sancho lo aceptó y fue así que abandonó a su esposa y a sus hijos para marcharse con don Quijote.

Durante estos quince días don Quijote también se dedicó a buscar dinero. Una vez conseguido el dinero, avisó a su amigo Sancho del día y la hora en la que partirían. Don Quijote le mando a Sancho que llevara alforjas y éste le dijo que si que las llevaría y que también llevaría con él a un asno ya que no estaba acostumbrado a andar tanto. Don Quijote reflexionó lo del asno de Sancho ya que no había leído nunca una novela en la que un caballero llevara un asno, pero finalmente cedió. Los dos personajes se marcharon al amanecer, Sancho sin despedirse de sus hijos y su mujer y don Quijote sin despedirse de su ama y de su sobrina.

Estructura y partes

Este capítulo podemos estructurarlo dividiéndolo en seis partes, diferenciando los acontecimientos que van ocurriendo a lo largo de éste.

La primera parte narra el despertar del protagonista, como está afectando esta locura que le ha creado la lectura obsesiva de los libros de caballerías y nos cuenta como se despierta dando voces creyéndose su sueño y perdiendo en control, lo demuestra en el echo de dar cuchillazos contra la pared. En este fragmento también nos narra la reacción del cura y del barbero, tranquilizando a don Quijote y sujetándolo de manera que éste se calma, le dan de comer y lo vuelven a dejar en su cama para que se duerma.

La segunda parte sería el plan del barbero, el cura, la ama y la sobrina, que consiste en quemar todos los libros de don Quijote que encuentren por la casa y esconderlos tras un muro que ellos mismos construirán. También quedan de acuerdo en la mentira que le contaran a don Quijote cuando éste eche en falta sus libros.

La tercera parte nos muestra la reacción de don Quijote y del resto de los personajes en el momento en el que el protagonista despierta y se da cuenta de que le faltan sus libros. Al principio el ama le cuenta que ha sido el diablo, pero después la sobrina le reafirma que ha sido un mago que decía ser enemigo de don Quijote.

La cuarta parte nos explica la intención de don Quijote de marcharse a vivir otra de sus aventuras y nos muestra como el ama y la sobrina intentan impedirlo pero no lo consiguen.

La quinta parte nos narra los quince días que don Quijote pasa antes de partir. En estos quince días el personaje busca un acompañante para sus aventuras y conoce a Sancho panza, un labrador vecino suyo, al cual le promete que si le acompaña en un futuro poseerá poderes y este acepta. En estos quince días el protagonista también se dedica a conseguir dinero empeñando sus posesiones.

La última parte, nos narra el comienzo del camino de estos dos personajes que se han marchado sin despedirse de nadie, y nos narra la primera conversación de éstos dos, en la cual Sancho quiere informarse sobre las promesas que don Quijote le ha hecho.

Tema e ideas principales

El tema de éste capítulo sería la segunda aventura de don Quijote y las consecuencias de la locura del protagonista.

Las ideas principales del capítulo serían, en primer lugar, la locura que padece el protagonista y las consecuencias que ésta le provoca. Otra de las ideas sería, la participación de algunos de los personajes secundarios en acabar con la locura de don Quijote. Otra idea que podríamos destacar sería, la inocencia del protagonista al creerse la historia del mago y de nuevo su locura al querer marcharse otra vez, aunque esta vez acompañado por un vecino suyo.

Conducta de los personajes

Los personajes que aparecen en el capítulo siete son, don Quijote, el ama, la sobrina, el cura, el barbero y Sancho Panza.

La conducta que don Quijote lleva en este capítulo no es muy variada, nos muestra su locura y los actos que esta le hace hacer, como levantarse chillando y pegando cuchillazos sobre la pared, creerse lo del mago y así partir hacia una nueva aventura, engañando a un pobre labrador para que le acompañe, prometiéndole poderes.

La conducta del ama, la sobria, el cura y el barbero, son aproximadamente la misma, la de controlar la locura del protagonista y intentar luchar contra sus actos fuera de lugar.

La conducta de Sancho es simple, él es un pobre labrador al cual don Quijote le promete que si le acompaña en sus aventuras al final se vera compensado con la posibilidad de ser gobernador, éste ante su pobreza y esa oportunidad acepta, es un personaje un poco cazurro pero de buena fe, ya que cree en don Quijote.

Función del capítulo en la novela

El capítulo siete en la novela tiene la función de mostrarnos las locuras que el protagonista padece junto a los personajes que intentan ayudar a remediarla o al menos controlarla, y nos presenta también a un personaje que será importante durante toda la novela, me refiero a Sancho Panza, el que le acompañará en todas sus aventuras.

SEGUNDA PARTE

CAPITULO 29

Resumen

Don Quijote y Sancho Panza llegaron al río Ebro y a don Quijote le da un gran gusto porque esas vistas renuevan en su memoria amorosos pensamientos.

De repente don Quijote vio un barco pequeño sin remos atado a un árbol, el cual dice que le está llamando para que vaya hacia él. Don Quijote miró hacia todas partes para ver si había alguien, pero no vio a nadie, fue entonces cuando cogió a Rocinante y mando a Sancho tomar a su burro y atar a las dos bestias en el tronco del árbol.

El protagonista idealiza otra de sus historietas, basándose en que ese barco estaba allí esperando a que don Quijote llegara para partir con éste y salvar a algún caballero que necesitaba ayuda.

Una vez atados los dos animales suben al barco, cortan el cordel que sujetaba al barco y se inicia la aventura. Se iban alejando poco a poco, y dejando atrás a Rocinante, que intentaba escapar para ir tras ellos, y al asno, que rebuznaba desconsolado. Tras esto, Sancho empieza a llorar y su señor le pregunta que por que llora, y le explica que con el barco llegaran a la línea del ecuador y que así no tendrán que ir andando. Sancho le pone en duda el cómo sabrá don Quijote cuando han llegado a dicha línea y don Quijote le responde que, cuando mueran sus piojos, será cuando hayan sobrepasado el ecuador. Sancho delante de la personalidad tan imaginativa de su señor se lo vuelve a poner en duda con una mentalidad más realista, ya que él sigue viendo a lo lejos a las dos bestias que habían dejado atadas al tronco de un árbol, y comprueba que el barco se mueve a paso de hormiga.

Después de la contradicción de Sancho a su señor, los dos personajes descubren unas grandes aceñas, don Quijote dijo al verlas: <<… ¿Ves? Allí, ¡OH amigo!, se descubre la ciudad, castillo o fortaleza donde debe de estar algún caballero oprimido, o alguna cosa reina, infanta o princesa malparada, para cuyo socorro soy aquí traído. >> (Página 776. capítulo 7). Sancho de nuevo ante la visión loca de don Quijote de aquellas aceñas le niega que sea un castillo o una fortaleza. Don Quijote lo manda callar y se defiende excusándose diciendo que aunque parezcan simples aceñas en realidad no lo son, porque las cosas no son lo que parecen.

Fue entonces cuando los molineros de las aceñas al ver venir el barco por el río y que se dirigía hacia una corriente fuere <<…se iba a embocar en el caudal de las ruedas…>>, éstos sacaron unas largas varas para intentar parar el barco en el que don Quijote y Sancho navegaban. Fue entonces cuando don Quijote de nuevo idealizó su historia imaginando que eran los malos, que tenían al caballero encerrado en su fortaleza, desde el barco les grita con la espada en su mano y agitándola contra el aire.

Los molineros al final consiguen detener el barco de manera que los dos personajes caen al río y han de nadar hacia tierra. Sancho rezándole a Dios que le librara de las locuras de su señor.

A continuación llegaron los amos del barco, los pescadores, y viendo como don Quijote y Sancho habían dejado el barco, hecho pedazos, los pescadores desnudan a Sancho y le piden a don Quijote que les pagase los desperfectos.

Don Quijote dice que antes de todo los molineros tienen que dejar en libertad al preso que tienen, éstos le toman por loco, y don Quijote defraudado pide perdón por no haber podido rescatar al preso y se escusa diciendo que ésa misión no formaría parte de su aventura, que el rescatarle sería la tarea de otro caballero. Entonces, a desgana, les paga a los pescadores cincuenta reales y volvieron con sus bestias.

Estructura y partes

La estructura de este capítulo consistiría en dividir éste en tres partes.

La primera parte sería la que narra como llegan al río Ebro y nos dan a entender que es un paisaje muy bonito ya que don Quijote lo mira asombrado y admirándolo, nos narra también la acción de cuando se encuentran el barco atado a un árbol, como atan a sus animales en un tronco y suben al barco y parten hacia algún lugar con éste.

La segunda parte narra el encuentro de los dos personajes con unos molineros que tienen sus aceñas al lado del río y don Quijote confunde éstas con una fortaleza en la que guardan preso a algún caballero o alguna princesa. Nos narra como don Quijote los amenaza con espada en mano y los molineros al ver que el barco se dirige hacia las fuertes corrientes intentan salvar a don Quijote y Sancho haciendo parar el barco con unas largas varas. Los molineros consiguen parar el barco y sacar a los dos personajes del agua.

La tercera parte pertenecería al encuentro de los pescadores, dueños del barco y el reclamo de éstos últimos para que don Quijote les pague los desperfectos, los pescadores como venganza desnudan a Sancho también. En esta parte del capítulo también se narra el fracaso de don Quijote al no salvar al imaginario preso y tener que acabar pagándoles los desperfectos a los pescadores y marchar con sus animales de nuevo.

Tema e ideas principales

El tema de este capítulo sería la aventura del don Quijote y Sancho con el barco, los molineros y los pescadores.

Las ideas principales del capítulo son la idealización de don Quijote al ver el barco, que dice que le esta llamando para que vaya en busca de un caballero que necesita su ayuda. La idealización de las aceñas de los molineros como una fortaleza o castillo, y a los molineros como sus enemigos. Y otra de las ideas principales del capítulo sería el sentimiento de Sancho de querer que su amo pare ya con sus locuras y la intención del mismo para intentar hacerle ver la realidad.

Conducta de los personajes

La conducta de don Quijote sigue siendo la de llevar su locura a múltiples aventuras como ha sido la de, robar el barco porque algo le decía que había un preso a falta de su ayuda, la idealización de sus enemigos en los molineros cuando lo que querían hacer es ayudarle a no encaminarse a las corrientes del río. A pesar del fracaso de don Quijote al final del capítulo por no conseguir rescatar al preso, éste de todas formas se escusa diciendo que otro caballero tendría la misión de sacarlo y no él.

Sancho Panza, sigue teniendo una visión realista de todas las visiones idealizadas de su señor, intenta hacerle ver que lo que él ve no es cierto pero don Quijote se escusa diciéndole que no todo es lo que parece, dándose la razón, cuando en realidad quien ve lo que realmente es, es Sancho.

Los molineros a pesar de las amenazas de don Quijote, y de ser idealizados por éste como sus enemigos, en realidad están ayudándoles a salir del río.

Y por último los pescadores, que solo buscan sus beneficios por haber encontrado su barco destrozado.

Función del capítulo en la novela

La función del capítulo en la novela es la de narrarnos de nuevo otra de las aventuras del protagonista llevadas a cabo a causa de su locura, y como al verse don Quijote contradicho por lo que realmente es verdad se escusa con otra historia en el cual sea idealizada también.

CAPITULO 74

Resumen

En el último capítulo de don Quijote de la Mancha en un principio nos encontramos con el estado en el que se encuentra el protagonista, llevaba seis días en cama, sus amigos le iban a visitar a menudo, estos pensaban que el mal estar de don Quijote seria por el echo de <<…verse vencido y de no haber cumplido su deseo en la libertad y el desencanto de Dulcinea…>> (Página 1099. capítulo 74). Éstos intentaban animarle y al ver que su amigo no se recuperaba llamaron al medico, que le dijo a don Quijote que no le quedaba demasiado tiempo de vida. Fue entonces cuando el ama, su sobrina y su escudero rompieron a llorar, don Quijote pidió por favor que lo dejaran solo que quería dormir y así fue lo dejaron solo y el personaje se paso durmiendo seis horas del tirón.

Después de esas horas de sueño el protagonista se despertó gritando, diciendo que había ocurrido un milagro, que ya no estaba loco; <<… yo tengo juicio ya libre, claro, sin las sombras caliginosas de la ignorancia que sobre él me pusieron mi amarga y continua leyenda de los detestables libros de caballerías…>> (página 1100. capítulo 74). Al deshacerse de su locura y informar a sus amigos de tal echo recuperó el nombre que al principio de la novela se le había otorgado; <<…Dadme albricias, buenos señores, de que ya no soy don Quijote de la Mancha, sino Alonso Quijano, a quien mis costumbres me dieron renombre de “bueno”. Ya soy enemigo de Amadís de Gaula y de toda la infinita caterva de su linaje; ya me son odiosas todas las historias profanas de la andante caballería; ya conozco mi necesidad y el peligro en que me pusieron haberlas leído; ya por misericordia de Dios escarmentando en cabeza propia las abomino.>> (página 1100,1101. capítulo 74).

Sus amigos que se pensaban que esto formaba parte de otra de sus locuras le intentaban animar diciéndole que Dulcinea ya estaba desencantada pero Alonso Quijano les repetía que no se burlaran ya de él, que ya no estaba loco.

Después de todo esto Quijano quiso quedarse a solas con el cura para confesarse. Mas tarde entraron todos para que el protagonista hiciera el testamento. A Sancho, su escudero, dice que pagara sus deudas y si sobra algo de dinero que se lo quede Sancho y que lo aproveche. Tras esto, Alonso, pide perdón a Sancho por todas las locuras que ha hecho y le ha hecho creer. A su sobrina, Antonia Quijana le manda toda su hacienda y que de este dinero pague a la ama todo el dinero que le debe por sus servicios. También en su testamento dice que si su sobrina decide casarse con un hombre el cual le apasionen los libros de caballería, que no se case, y si lo hace que se le quiten todas las pertenencias que Alonso le ha cedido. A sus albaceas les encarga que si tienen la suerte de conocer al autor que ha compuesto con el título de Segunda parte de las hazañas de don Quijote de la Mancha, que le digan de su parte que se va a morir <<…con el escrúpulo de haberle dado motivos para escribirlo…>>. Finalmente Alonso Quijano fallece.

Estructura y partes

El último capítulo podríamos dividirlo en cuatro partes.

La primera parte nos presenta el estado en el que se encuentra el protagonista, nos explica también cual es el motivo que sus amigos creen que padece ese malestar y finalmente llaman al medico y éste les dice que Alonso Quijano esta en sus últimos días de vida.

La segunda parte en el que podríamos dividir el capítulo setenta y cuatro sería el momento de confesión del protagonista con el cura y el paso a declarar su testamento antes de morir.

La tercera parte sería la crítica que hace al autor que ha escrito ese libro que habla de su vida cuando estaba loco, la vida de don Quijote.

La cuarta parte serían las palabras de Cide Hamete.

Tema e ideas principales

El tema principal del capitulo setenta y cuatro es la muerte del protagonista de la novela.

Las ideas principales son, la enfermedad de Alonso Quijano junto a la noticia de que está a punto de morir. Otra de las ideas principales es la pérdida de su locura y el reconocimiento de este echo. Otra de las ideas es la crítica que hace a Avellaneda y por último las palabras de Cide Hamete que ponen fin a la novela.

Conducta de los personajes

El personaje de don Quijote hace una clara evolución que ya se había cometido en el primer capitulo pero a la inversa. Se transforma de don Quijote a Alonso Quijano, tras recuperar la cabeza y reconocer que todo este tiempo había estado sometido a una locura producida por los libros de caballerías.

El resto de personajes se muestran dolidos por la muerte del protagonista y con sus llantos muestran ese dolor. En un principio no se creen que don Quijote se haya recuperado de su locura.

Función del capítulo en la novela

La función de este capitulo en la novela es la de dar un fin a la historia de don Quijote de la Mancha, curándole de su locura. Por último Cide Hamete tiene la función de hacer de fuente del relato.