Don Quijote de la Mancha; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Novela renacentista. Caballerías. Argumento. Personajes. Estilo literario

  • Enviado por: Luly
  • Idioma: castellano
  • País: Uruguay Uruguay
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


Don Quijote

Es un título epónimo (nos adelanta el posible personaje de la historia), también está acompañado por un topónimo (lugar geográfico) y es emblemático, adelanta el posible tema del texto (el tema: “Las Aventuras…” del texto).

Al hacer referencia al hidalgo señala la clase social del personaje. Es un noble empobrecido, un hijo de alguien que algo vale.

Es ingenioso por ocurrente, como inventivo. Con esto se nos adelantan características etopéyicas del personaje.

Todo esto se refleja en sus acciones.

Análisis del Capítulo Primero:

El texto se abre dando una ubicación imprecisa, esto contrasta con las novelas de caballería donde los datos del caballero se establecen minuciosamente. Esta imprecisión funciona en el texto como un recurso para ridiculizar a las novelas de caballería (intención paródica).

El hecho de que diga: “no hace mucho tiempo…” hace contemporáneo al hidalgo.

Los antepasados del hidalgo eran verdaderos nobles. Se menciona lo que posee, lo va presentando a través de sus posesiones [astillero, rocín flaco (señala la situación económica, venido a menos)], galgo corredor (se refiere a la caza).

La caza es una actividad propia de la nobleza.

Lo segundo mencionado es la comida, se sigue retrasando la presentación del propio personaje (característica Barroca), se dan muchas vueltas antes de llegar a la presentación.

Los alimentos mencionados son: la vaca porque el carnero era más caro, salpicón (hecho de sobras), duelos y quebrantos (huevos con tocino), palomino (tenía la posibilidad de comer esto debido a que iba a cazar los domingos).

También describe su vestimenta: sayo de velarte, calzas y pantuflas de velludo, vellorí (paño entrefino).

Su alimentación y su vestimenta nos señalan que el personaje lleva una vida monótona y rutinaria. Esto lo lleva luego a convertirse en Don Quijote.

Otro aspecto descrito es que vive con un ama y con una sobrina. Esto muestra que no tiene a nadie de su edad (distanciamiento generacional), con los que discute es con el cura y con el barbero.

Él tenía una única persona que se encargaba de todas las actividades (mozo de campo y plaza), esto hace referencia nuevamente a la situación económica del hidalgo.

Luego se empieza a describir las características etopéyicas y epopéyicas. Los datos de la edad y de su estado físico contrastan con sus ideales porque ya no tiene edad para ser caballero.

Él es grande, alto; pero esto no quiere decir que sea fuerte.

También es seco de carnes y con rostro delgado.

Cuando menciona “gran madrugador y amigo de la caza” se hace referencia a características de su personalidad.

Otra vez aparece la imprecisión en el nombre del personaje (Quesada o Quijada) y busca dar una base real al texto (la verosimilitud).

Luego nos habla de su vida, de sus ratos de ocio porque era un hombre mayor y no tenía muchas cosas para hacer.

Fue tal su gusto por las novelas de caballería que olvidó otras actividades que también le gustaban. El personaje se obsesiona con las novelas de caballería y vende pedazos de tierra que le podrían generar riquezas (valor de tipo material), y los cambia por un bien emocional (libros), es una forma de cambiar su vida monótona y salir de la soledad. Esto es el primer punto de desequilibrio en el personaje, la pérdida gradual de su cordura.

A partir de lo que menciona Feliciano de Silva, se muestra que las novelas de caballería carecían de sentido. Se establece una crítica hacia ellas.

La complejidad falsa de lo que Él leía se reafirma con una Hipérbole (exageración) que menciona a Aristóteles.

Él se preocupa por personajes ficticios. No se puso a escribir porque a él le gustaba la acción, convertirse en caballero.

Cuando dice que se enfrascó en la lectura, señala que el personaje vivía encerrado leyendo sin dormir. Este es el segundo hecho que muestra la pérdida de cordura. (Al principio sólo se desvelaba pero luego aparece el insomnio).

Cuado dice “se le secó el cerebro”, perdió la razón y lo único que le importa son las novelas de caballería, vive en un mundo ficticio, el cual ingresa en el personaje.

Enumera los aspectos claves de las novelas de caballería que se filtran en la cabeza del personaje. Al enumerar se utiliza el asíndeton (recurso que supone la presentación de una serie de elementos o atributos que caracterizan determinada realidad, esta presentación se establece en ausencia de nexos creando una sensación acumulativa).

El personaje compara seres ficticios desdibujando los límites entre lo real y lo ficticio.

Esto muestra la obsesión y la pérdida de su razón.

“…rematando ya su juicio…” hecho definitivo.

Lo primero que hace es buscar armas porque las necesita para defenderse. Esas armas pertenecen a sus bisabuelos que eran de fines del siglo XV, del tiempo de los reyes católicos; de ahí la risa de quienes lo vean vagar por ahí jaja.

Armas viejas, deterioradas de “Luengos siglos” (largos siglos, enfatizan el deterioro de las armas, pasadas de moda y también podemos decir que se observa la presencia de un pleonasmo).

El personaje busca revivir su función, por lo cual pone empeño por mejorar esas armas, destacando la intención que tiene por convertirse en caballero.

La armadura que estaba dañada, rota, era la que protegía la cabeza lo cual es significativo porque el personaje también va perdiendo su razón (la cabeza).

La obra plantea la lucha constante entre la realidad y lo que el personaje cree.

Don Quijote decide reparar su armadura con cartón, lo cual muestra la locura, la imaginación y el ingenio.

La fragilidad y la debilidad de su armadura indican también la fragilidad del mundo que está surgiendo.

Le restituye vida útil a las armas y a la armadura así como las novelas de caballería le otorgan un sentido a su vida, él es rescatado por ellas.

El segundo paso para su transformación es buscar un nombre para su caballo, el cual está enfermo (cuartos).

“…Formó, borró…” nos muestra otro Asíndeton.

El caballo al igual que las armas era una prolongación de su fortaleza, el cual es un rocín, viejo, enfermo y de poco valor.

Cree que su caballo es el mejor, lo aleja de la realidad.

Otra vez se destaca el tiempo, le toma 4 días elegir el nombre del caballo.

Es importante nombrar el caballo para darle una nueva vida, adquirir fama y prestigio.

Rocinante, es el nuevo nombre del caballo, conserva su raíz (Rocín). El juego de palabras quiere señalar la metamorfosis que sufre el caballo.

Luego tarda 8 días para elegir su nombre, el cual conserva la raíz de su apellido, (Don Quijote).

Don, viene del latín Dominus que significa señor.

El Don es una partícula honorífica y señala el prestigio que busca darse.

El sufijo “ote” es de tipo humorístico. A su vez deriva de su caballero preferido que es Lanzarote. El Quijote es la parte de la armadura que cubría los muslos del caballero.

Agregar el topónimo: “de la Mancha” pretendiendo imitar al Amadís de Gaula o a otros caballeros conocidos.

La Mancha en la época de Cervantes es un lugar poco conocido pero real, mientras que en las novelas de caballería eran lugares exóticos o lejanos.

El topónimo plantea honrar la patria y darle prestigio.

El personaje plantea la necesidad imperiosa de tener una amada (móvil de acción). La merecedora de sus triunfos, la razón de ser del caballero. La necesita, es parte primordial del ideal que intenta revivir.

Para señalar esta importancia utiliza una metáfora.

“árbol sin hojas y sin frutos y cuerpo sin alma”, lo que significa y hace referencia a la ausencia de vitalidad, le falta una parte de él, no tiene razón de ser.

Es por esto que elige el nombre de Dulcinea de Toboso, la cual era una labradora llamada Aldonza Lorenzo.

Luego de esto es que el narrador en tercera persona dio paso al estilo directo, hablando el propio personaje.

El personaje transforma las cosas de acuerdo a lo que necesita. Todo forma parte de una nueva realidad, entonces las cosas deben cambiar.

Los seres van recobrando dignidad (viejo olvidado, con vida rutinaria, caballo viejo, armas). No solo cambia el personaje sino que también los elementos que lo rodean.