Don Quijote de la Mancha; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Novela renacentista. Obras de Cervantes. Lengua y estilo. Idealismo y realismo

  • Enviado por: Mr Salazar
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 35 páginas
publicidad
publicidad

Don Quijote de la Mancha; Miguel de Cervantes

ÍNDICE

0.- INTRODUCCIÓN.

1.- EVENTOS.

1.- Situación política.

2.- Situación social.

3.- Situación cultural.

4.- Situación religiosa.

5.- Situación lingüística.

6.- Situación literaria.

2.-BIOGRAFÍA DE CERVANTES.

3.- OBRAS MÁS IMPORTANTES (excluyendo el Quijote).

4.- EL LIBRO.

5.- INTENCIÓN DEL QUIJOTE.

6.- LENGUA Y ESTILO.

7.- DON QUIJOTE Y SANCHO: IDEALISMO Y REALISMO.

8.- BREVE RESUMEN.

9.- CONCLUSIÓN PERSONAL.

0.-INTRODUCCIÓN.

“Este que veis aquí, de rostro aguileño; de cabello castaño; de frente lisa y desembarazada; de alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada; las barbas de plata, que no ha veinte años fueron de oro; los bigotes grandes; la boca pequeña; los dientes ni menudos ni crecidos, porque no tiene sino seis, y esos mal acondicionados y peor puestos, porque no tienen correspondencia los unos con los otros; el cuerpo entre dos extremos, ni grande ni pequeño; la color viva, antes blanca que morena, algo cargado de espaldas y no muy ligero de pies; este digo que es el autor de La Galatea y de Don Quijote de la Mancha”.

Así cuando tenía setenta y seis años publicó este autorretrato dentro del prólogo de las Novelas ejemplares, así el más ingenioso escritor de nuestra historia literaria dejó el rostro escrito, como a él le gustaba, en calidad de legado y en compensa de no poseer ningún retrato pictórico suyo (los que se han tenido por tales son falsos).

1.- EVENTOS.

A pesar de que Cervantes vivió a caballo entre los siglos XVI y XVII, en este trabajo estudiaremos las características del siglo XVI, ya que Cervantes vivió la mayor parte de su vida en este siglo, y es por ello, que estuvo más influenciado por el Renacimiento que por el Barroco.

1.- SITUACIÓN POLÍTICA.

Los Reyes Católicos inician la unificación de los reinos peninsulares bajo los presupuestos de una monarquía absoluta. En dicho proceso se dan estas fases:

  • 1469: matrimonio de Isabel y Fernando.

  • 1492: conquista del reino de Granada.

  • 1496: incorporación al reino de la última isla canaria.

  • 1512: anexión del reino de Navarra.

  • 1580: incorporación del reino de Portugal a manos de Felipe II.

Durante el Renacimiento podemos hablar de dos importantes reinados:

  • Carlos I de España (V del Sacro Imperio Romano Germánico): la política matrimonial de sus abuelos, la desaparición prematura de posibles herederos y la incapacidad de su madre concentraron en su persona las dispares herencias de las cuatro dinastías. De su abuelo Maximiliano heredó los territorios centroeuropeos de Austria y los derechos al Imperio, de su abuela María de Borgoña los Países Bajos, de Fernando el Católico los reinos de la Corona de Aragón, además de Sicilia y Nápoles, y de su abuela Isabel I la Corona de Castilla, Canarias y todo el Nuevo Mundo descubierto y por descubrir.

En 1515, se hizo cargo del gobierno de los Países Bajos, pero debido a su inexperiencia, lo cedió al señor de Chièvres.

En 1516, por a la muerte de su abuelo Fernando, se convirtió en rey de España. El malestar que produjo la llegada de Carlos I, por su juventud, educación flamenca y consejeros extranjeros, aumentó en 1519 cuando, al descontento producido por su petición a las Cortes castellanas de subsidios para ser nombrado emperador, se unieron una serie de reivindicaciones políticas, dando lugar al levantamiento de las Comunidades (1520-1521). Las principales ciudades castellanas, dominadas por nobles y burgueses, se unieron en una revuelta que adquiriría matices tanto sociales como políticos. El memorial de agravios (Constitución de Ávila) dirigido al rey, recogía las aspiraciones de los comuneros. Aunque éstos consiguieron algunos éxitos bélicos, fueron derrotados en la batalla de Villalar (1521) que significó la sumisión de Castilla. En adelante, las Cortes cederían la mayor parte de sus antiguas prerrogativas políticas, limitando sus funciones a materia tributaria: los pecheros castellanos tendrían que soportar el peso del Imperio.

Casi simultáneamente, se produjeron en Valencia los alzamientos de las Germanías o hermandades cristianas que reflejaban la protesta contra el poder de la nobleza y sus vasallos moriscos, aunque indirectamente eran también un movimiento de resistencia a la Corona. Su destrucción (1521-1524) constituyó otra victoria del poder del emperador. España, una vez pacificada, iba a integrarse en los planes de la política imperial, a la que habría de proporcionar además de medios humanos, abundantes recursos.

  • Felipe II: heredó el vasto imperio de Carlos I, sin duda, la unidad territorial más amplia de la época moderna puesta bajo un mismo cetro.

En el interior peninsular destacan diferentes vertientes. La monarquía personal de Felipe II se apoyaba en un gobierno por medio de consejo y de secretarios reales y en una poderosa administración centralizada. Pese a todo su poder, las bancarrotas, las dificultades hacendísticas y los problemas fiscales (entre otras actuaciones notorias creó el nuevo impuesto 'de Millones') fueron característicos durante todo su reinado.

Política exterior

A la vez, los piratas berberiscos asolaban las costas mediterráneas. Aunque la expedición naval consiguiera la victoria en Malta (1565), el problema morisco estaba en el interior. Los moriscos de las Alpujarras granadinas protagonizaron la principal sublevación, que no terminaría hasta que don Juan de Austria les derrotó (1569-1571).

Internacionalmente, para mantener y proteger su Imperio, continuamente estuvo inmerso en todos los conflictos europeos. Por esas razones, se multiplicaron las capitulaciones matrimoniales y contrajo sucesivas nupcias con María de Portugal (1543), la reina de Inglaterra (María I Tudor), la francesa Isabel de Valois y Ana de Austria (1570), madre de su sucesor Felipe III. Durante su reinado los conflictos externos se sucedieron en varios frentes. Felipe II actuaría en todos ellos teniendo presentes siempre criterios políticos y religiosos.

Heredero de la guerra contra Francia, a pesar de la Tregua de Vaucelles (1556) nada más comenzar su reinado, ambas casas reales iniciaron su lucha por el control de Nápoles y el Milanesado.

Paralelamente, otro gran problema estratégico, comercial y de unidad de la fe era el peligro de la piratería, el bandidaje y las incursiones berberiscas y turcas en el Mediterráneo. Para conjurar dicha amenaza constituyó con Venecia, Génova y el Papado, el bloque principal de la Liga Santa contra el Imperio otomano.

Contra Inglaterra los resultados fueron menos afortunados, debido al control marítimo militar inglés. En su pugna permanente, apoyando a todos los enemigos castellanos, Isabel de Inglaterra acabó con los católicos reyes escoceses, mientras apoyaba la piratería en el Caribe (Francis Drake) y a los rebeldes holandeses. La conclusión militar vino determinada en 1588 por la derrota de la Armada Invencible. A partir de entonces, el poderío naval español en el Atlántico comenzaría su declive.

Felipe II tampoco pudo solucionar el conflicto político-religioso generado en los Países Bajos.

En cambio, consiguió un gran triunfo político al conseguir la unidad ibérica con la anexión de Portugal y sus dominios, haciendo valer sus derechos sucesorios en 1581 en las Cortes de Tomar.

2.- SITUACIÓN SOCIAL.

La antigua estructura estamental de la Edad Media se mantenía, aunque con algunos aspectos modificados:

  • La Nobleza: se somete a la autoridad del rey. Aunque con problemas financieros, sigue gozando de prestigio y poder, basado en la posesión de tierras. Destaca la figura del cortesano (hombre de armas y letras).

  • El Clero: mantiene su poder. Debido a problemas internos y a las divergencias en el seno de la Iglesia, surgen los problemas que inician la Reforma protestante de Lutero y la Contrarreforma.

  • La Burguesía: está en auge debido al creciente poder de las ciudades, el comercio y la industria.

  • El Pueblo: muy pobre. Compuesto principalmente por campesinos y artesanos, inicia el conocido éxodo rural hacia las ciudades en busca de una oportunidad. Allí, aparecerán numerosos vagabundos y mendigos. Surge la figura del pícaro.

3.- SITUACIÓN CULTURAL.

El Humanismo en España

Destacan nombres como Pérez de Oliva, Vitoria, Morcillo... pero ante todos Luis Vives, que escribió todas sus obras en latín, recogió mejor que nadie las influencias que flotaban en el ambiente.

Estos humanistas, buscaban la orientación práctica, es decir, rechazaban la pedantería inútil.

Destacó la creación de la Biblia Políglota Complutense.

  • Biblia Políglota Complutense: el cardenal Cisneros reunió en Alcalá a los mayores especialistas para que fijaran el texto de la Biblia, adquiriendo previamente los mejores manuscritos que pudieron hallarse.

La revisión de los textos griegos y latinos fue encomendada a Nebrija, Hernán Núñez Piciano, Demetrio Lucas y Diego López de Estúñiga; la del texto hebreo, a los judíos conversos Pablo Coronel, Alfonso de Zamora y Alfonso de Alcalá; la confrontación de los textos, a Juan de Vergara y Bartolomé de Castro.

El trabajo comenzó en 1502, y los seis tomos de que se compone la obra fueron impresos entre 1514 y 1517. Los cuatro primeros tomos contienen el Antiguo Testamento (textos griego, latino, hebreo y caldeo); el quinto, los textos griego y latino del Nuevo Testamento; el sexto, un vocabulario hebreo-caldeo, un índice de nombre y una gramática hebrea.

La Complutense es la primera Biblia Políglota que se imprimió, y constituye una buena medida de la gran altura a que habían llegado en España los estudios escriturarios y filosóficos.

4.- SITUACIÓN RELIGIOSA.

Durante el reinado de Carlos I, España acoge el Erasmismo, es decir, una relación más sincera e intimista con Dios.

La Reforma iniciada por Lutero, que provoca una escisión en el seno de la Iglesia. Nace el protestantismo. Para solucionar este problema, se convoca el Concilio de Trento (1545-1563), en el que se fijan los nuevos caminos de la doctrina ortodoxa católica. España se suma a esta tendencia llamada la Contrarreforma Católica. A ello obedece la fundación de la Compañía de Jesús, la Reforma de los Carmelitas... La inquietud religiosa es enorme y por ello, brotan numerosas herejías, de orientación protestante o no, que fueron perseguidas duramente por la Inquisición. También se practicó una fuerte limpieza de sangre (antisemitismo).

5.- SITUACIÓN LINGÜÍSTICA.

En el año 1492, Elio Antonio de Nebrija publica su Gramática Castellana.

El castellano se convierte plenamente en lengua literaria y, debido a la extensión política, es una lengua culta e internacional. Recordemos que se extendió hasta el Nuevo Mundo.

Algunos rasgos del Castellano del siglo XVI:

FONÉTICA Y ORTOGRAFÍA

  • Uso habitual de l <h> en lugar de la <f> inicial.

  • Alternancia de formas: mill/mil, sant/san, dubda/duda...

  • La confusión v/b se hace extensible a toda la Península.

MORFOLOGÍA Y SINTAXIS

  • Uso de diminutivos acabados en la forma -illo/a, -uela/a, -ito/a, -ico/a: ojuelos, menudica, pasito...

  • Generalización de -ísimo/a en la formación del superlativo: cla-rísimo, dolorosísima...

  • Uso habitual de las preposicio-nes cabe y so.

  • El verbo aver pierde el sentido de posesión y se emplea como auxiliar.

LÉXICO

  • Incorporación de palabras:

  • Americanismos: patata, maíz...

  • Galicismos: servilleta, batallón...

  • Lusismos: payo, mermelada...

  • Italianismos: piloto, novela...

  • Uso de cultismos como hipérbole, encomio, sublimar...

Presenta una diferenciación perfecta entre literatura profana y religiosa.

  • A la literatura profana le caracterizan estos hechos:

  • En la lírica se adoptan los motivos poéticos y la métrica del petrarquismo. Destacan Boscán y Garcilaso de la Vega.

  • En la narrativa persiste el gusto por los libros de caballerías (el Amadís de Gaula, Tirante el Blanco...) pero nacen dos géneros típicamente españoles: novela picaresca (El lazarillo de Tormes) y novela morisca (Historia del Abencerraje y de la hermosa Jarifa). Incorporación de la novela pastoril, de imitación italiana, (La Galatea, La Arcadia, La Diana...) y la novela bizantina (El Persiles, el Peregrino en su Patria...). Cierra el siglo el gran genio de nuestra literatura y uno de los mayores genios de la literatura universal: Cervantes.

  • La literatura religiosa, de calidad excepcional tanto en prosa como en verso, se manifiesta en escritores de la talla de Fray Luis de León, Fray Luis de Granada, Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz... y en obras como Soneto a Cristo Crucificado, Cántico espiritual...

  • En el teatro se distinguen también las dos vertientes: profana y religiosa. En el teatro profano, se emplearán formas italianas, que desembocarán en el teatro nacional (con Lope de Vega en el siglo XVII y Calderón). Destacan Juan del Encina, Lucas Fernández, Gil Vicente, Torres Naharro, Juan de la Cueva y Lope de Rueda y los intentos de Cervantes.

La Lengua Literaria en el siglo XVI

He decidido tratar este aspecto concreto de la lengua ya que ofrecía una gran diversidad según el género literario a tratar:

  • En la lírica Garcilaso implanta el ideal cortesano de la sencillez elegante, es decir, se trata de huir de la afectividad “sin caer en la sequedad”. Sin embargo, a medida que avanza el siglo, hay una tendencia a aumentar los artificios del lenguaje (Manierismo), preludio del Barroco. En cambio, Fray Luis y San Juan de la Cruz se ciñen a un estilo sobrio.

  • En la prosa doctrinal, Fray Luis de León introduce una “maravillosa armonía” y Santa Teresa, en cambio, un estilo completamente desaliñado pero lleno de encanto.

  • La novela pastoril presenta una prosa refinada. La novela morisca alterna refinamiento y sencillez. La novela picaresca (sobre todo El Lazarillo) usa un lenguaje funcional sobrio.

2.- BIOGRAFÍA DE CERVANTES

Año

Biografía Cervantes

Contexto histórico

1547

Nace Miguel de Cervantes Saavedra, cuarto hijo del cirujano Rodrigo de Cervantes y de Leonor de Cortinas , en Alcalá de Henares.

Posiblemente naciese el 29 de septiembre, día de San Miguel, de ahí su nombre, pera hasta el momento sólo se ha encontrado su acta bautismal, según la cual fue bautizado el 9 de octubre de 1547 en la iglesia de Santa María la Mayor.

Derrota de los protestantes en la batalla de Mülhberg.

Jerónimo Fernández, Don Belianís de Grecia (1547-49).

Nace Mateo Alemán y Juan Rufo.

1548

Interim de Carlos V.

Juan de Segura, Proceso de cartas de amores.

1550

Pedro de Luján, Coloquios matrimoniales.

Nacen Cristóbal de Virués, Juan de la Cueva y Vicente Espinel.

1551

En busca de mejor fortuna, la familia Cervantes marcha a Valladolid, donde a la sazón se hallaba la Corte. Allí se establece en el barrio del Sancti Spiritus, pero las deudas contraídas llevan al padre a la cárcel y provocan el embargo de todos sus bienes.

1552

Derrota de Innsbruck.

Núñez de Reinoso, Historia de los amores de Clareo y Florisea.

1553

Tras el fracaso de Valladolid, la familia vuelve a Alcalá de Henares y, al menos el padre -no sabemos si acompañado de su esposa e hijos o no-, emprende un verdadero peregrinaje que lo lleva, primero, a Córdoba.

Es posible que Cervantes asistiese allí al colegio jesuítico de Santa Catalina, emprendiendo así sus primeros pasos escolares y empapándose ya, con seis años, en los ambientes picarescos que luego recrearía en su escritos.

1554

Felipe, hijo de Carlos V, casa con María Tudor.

Felipe II rey de Nápoles.

Lazarillo de Tormes.

1555

Paz de Augsburgo.

Diego Ortúñez de Calahorra, El caballero del Febo.

Álvar Núñez Cabeza de Vaca, Naufragios.

1556

Abdicación de Carlos V.

Felipe II es coronado en Valladolid.

Melchor de Ortega, Felixmarte de Hircania.

Fr. Luis de Granada, Guía de pecadores.

1557

Batalla de San Quintín.

1558

Mueren Carlos V y María de Tudor.

Dieta de Francfort.

Advenimiento de Isabel de Inglaterra.

1559

Paz de Cateau-Cambrésis.

Felipe II casa con Isabel de Valois.

Jorge de Montemayor, La diana.

Nace Lupercio Leonardo de Argensola.

1560

Jerónimo Sempere, La Carolea.

Nace Juan de Arguijo.

1561

Traslado de la Corte a Madrid, nombrado capital del reino.

Historia del Abencerraje y de la hermosa Jarifa.

Nace Luis de Góngora.

1562

El Brocense, Latinae institutiones.

Nacen Bartolomé Leonardo de Argensola, Lope de Vega y José de Valdivieso.

1563

Se pone la primera piedra del Escorial.

Termina el Concilio de Trento.

P. de Luján, El caballero de la Cruz (II).

1564

A finales de 1564, el padre reaparece instalado en Sevilla, como regente de unas casas de alquiler, sin que sepamos tampoco si su familia lo acompañaba o no, donde nuevas deudas le obligarán a abandonar la ciudad en unos dos años.

También ahora cabe conjeturar la asistencia de Miguel al colegio de los Jesuitas, donde habría tenido al padre Acebedo como maestro y a Mateo Vázquez, luego secretario de Felipe II, como condiscípulo.

Fracaso turco ante Orán.

Gaspar Gil Polo, La Diana enamorada.

Antonio de Torquemada, Don Olivante de Laura.

Nace Shakespeare.

1565

Luisa de Cervantes ingresa en el convento de Alcalá.

Fracaso turco ante Malta.

Revuelta de los Países Bajos.

Jerónimo de Contreras, Selva de aventuras.

Juan de Timoneda, El Patrañuelo.

Muere Lope de Rueda.

1566

En otoño de este año, Rodrigo Cervantes se halla establecido con los suyos en Madrid, ahora metido en negocios, entre otros, con Alonso Getino de Guzmán, gracias a quien (era organizador de espectáculos de la capital) Cervantes inicia sus primeros pasos poéticos con un soneto ("Serenísima reina en quien se halla") escrito a propósito de la celebración del nacimiento (1567) de la infanta Catalina Micaela, segunda hija de Felipe II e Isabel de Valois.

Compromiso de Breda.

El duque de Alba gobernador de los Países Bajos.

Luis de Zapata, Carlo famoso.

1568

Cervantes estudia con Juan López de Hoyos, nombrado rector del "Estudio de la Villa" el 12 de enero de 1568, quien le encarga -so título de "amado discípulo"- cuatro poemas destinados a la Relación oficial de la exequias celebradas con motivo de la muerte de Isabel de Valois, la cual se publicaría al año siguiente.

Por estos años, nuestro joven autor y poeta novel, debió de estar en contacto y mantener amistad con poetas como Pedro Laýnez o Gálvez de Montalvo.

Mueren el príncipe Carlos e Isabel de Valois.

Sublevación de los moriscos de Granada.

1569

Sorprendentemente, al año siguiente lo encontramos instalado en Roma, convertido en camarero de monseñor Acquaviva, con quien no permanecería más de un año y pico.

La única explicación coherente dada a ese brusco cambio de escenario tiene que ver con una provisión real, fechada en septiembre de 1569, en la que se ordenaba el apresamiento de un joven estudiante homónimo de nuestro autor, por haber herido en duelo al maestro de obras Antonio de Sigura. Y es hipótesis, por poco que nos guste, bastante sólida hasta que no se documente la existencia de otro Miguel de Cervantes.

Los turcos ocupan Chipre.

Felipe II se casa con Ana de Austria.

Se organiza la Liga Santa.

Antonio de Torquemada, Jardín de flores curiosas.

1571

Las tropas de Diego de Urbina embarcan en la galera Marquesa, encargadas de prestar apoyo al contingente veneciano. Cervantes enferma de malaria y padece fiebres altas, lo que no impide que pelee heroicamente, situado en el esquife de la nave, en la más "alta ocasión que vieron los pasados siglos, ni esperan ver los venideros", como él denominaba a la batalla de Lepanto. Allí recibe dos disparos de arcabuz en el pecho y un tercero en la mano izquierda, que se la dejaría inutilizada para inmortalizarlo como "manco de Lepanto". Se recupera de sus heridas en Mesina.

Batalla de Lepanto.

Fin de la guerra de la Alpujarras.

1572

Pese a haber perdido el movimiento de la mano izquierda, se incorpora a la compañía de don Manuel Ponce de León, del tercio de don Lope de Figueroa, y participa, ya en calidad de "soldado aventajado", en varias campañas militares durante los años siguientes: Navarino y La Goleta son las más importantes. Entre tanto permanece en los cuarteles de invierno en Sicilia, Cerdeña y Nápoles.

Muere Pío V.

Campañas de Corfú y de Mondón.

1573

Don Juan de Austria toma Túnez.

Mateo Vázquez es nombrado secretario de Felipe II.

1574

Melchor de Santa Cruz, Floresta española.

El Brocense comenta a Garcilaso.

1575

Convertido en "soldado aventajado", obtiene cartas de recomendación de don Juan y el duque de Sessa y decide regresar a España. A principios de septiembre embarca en Nápoles en una flotilla de cuatro galeras que se dirige a Barcelona. Una tempestad las dispersa y El Sol, en la que viajaban Cervantes y su hermano, es apresada, frente a las costas catalanas, por unos corsarios berberiscos al mando de Arnaut Mamí. Los cautivos son conducidos a Argel y Miguel de Cervantes cae en manos de Dalí Mamí, apodado El Cojo, quien, a la vista de las cartas de recomendación de nuestro soldado, fija su rescate en 500 ducados de oro, cantidad prácticamente inalcanzable para su familia.

Se inicia así el período más calamitoso de su vida: cinco años de cautiverio en los baños argelinos, jalonados por numerosos intentos de fuga siempre fallidos.

Segunda bancarrota de Felipe II.

Juan Huarte de San Juan, Examen de ingenios.

1576

Primer intento de fuga: huye con otros cristianos rumbo a Orán, pero el moro que los guiaba los abandona y han de regresar a Argel.

Saco de Amberes por los españoles.

Don Juan de Austria es nombrado regente de los Países Bajos.

1577

Segundo intento: Cervantes se encierra con catorce cautivos en una gruta del jardín del alcaide Hasán, donde permanecen cinco meses en espera de que su hermano Rodrigo, rescatado poco antes, acuda a su liberación. Un renegado apodado El Dorador los traiciona y son sorprendidos en la gruta: Cervantes se declara el único responsable, lo que le vale ser cargado de grillos y conducido a las mazmorras del rey.

Hasán Baja rey de Argel.

1578

Tercer intento: envía a un moro con unas cartas dirigidas a don Martín de Córdoba, general de Orán, para que les envíe algún espía que los saque de Argel. El moro es detenido y Hasán ordena que se le den 2000 palos a Cervantes. Tan sólo sabemos a ciencia cierta que el castigo no se cumplió.

Juan de Escobedo es asesinado.

Proceso contra Antonio Pérez.

Muere don Juan de Austria.

Sebastián de Portugal muere en la batalla de Alcazarquivir.

Nace el futuro Felipe III.

1579

Cuarto intento: procura armar una fragata en Argel para intentar alcanzar España con unos sesenta pasajeros. De nuevo una delación, realizada por el renegado Caybán, frusta la empresa y Cervantes, otra vez, se responsabiliza de todo y se entrega a Hasán, quien le perdona la vida y lo encarcela en sus baños.

Caída de Antonio Pérez.

Se inauguran los primeros teatros madrileños

1580

El 19 de septiembre de 1580, cuando Cervantes está a punto de partir en la flota de Hasán Bajá hacia Constantinopla, los trinitarios fray Juan Gil y fray Antón de la Bella pagan el monto del rescate y nuestro autor queda en libertad. El 27 de octubre llega a las costa españolas y desembarca en Denia (Valencia): su cautiverio ha durado cinco años y un mes.

A finales de año se traslada a Madrid, para iniciar una serie de demandas que recompensen sus servicios militares.

Felipe II es nombrado rey de Portugal.

Pedro de Padilla, Tesoro de varias poesías.

Fernando de Herrera, Anotaciones a las obras de Garcilaso.

Nace Francisco de Quevedo.

1581

Tan sólo consigue una oscura misión en Orán, llevada a cabo a mediados de 1581, desde donde se tralada a Lisboa para dar cuenta a Felipe II del resultado.

Independencia de los Países Bajos.

Nacen Salas Barbarillo y Ruiz de Alarcón.

1582

Desde principios de año, reside de nuevo en Madrid y no ceja en sus aspiración a alguna vacante sin lograrla. Entre tanto, se integra perfectamente en el ambiente literario de la Corte, mantiene relaciones amistosas con los poetas más destacados (Laýnez, Figueroa, Montalvo, Padilla, Maldonado, Dantisco, etc.) y se dedica a redactar La Galatea, donde figuran como personajes buena parte de ellos. Simultáneamente, sigue de cerca la evolución del teatro, con el nacimiento de los corrales, y se empapa en las obras de Argensola, Cueva, Virués, etc. De estos años podrían datar sus primeras piezas conservadas de la primera época: El trato de Argel y La Numancia.

Ante la imposibilidad de obtener algún cargo público, Cervantes parece ya claramente abocado a la literatura, aunque las cosas cambiarían muy pronto.

Fernando de Herrera, Poesías.

Luis Gálvez de Montalvo, El pastor de Fílida.

Nace el conde de Villamediana.

1583

Juan de la Cueva, Comedias y tragedias.

Fr. Luis de Granada, Introducción al símbolo de la fe.

Fr. Luis de León, La perfecta casada y De los nombre de Cristo.

1584

Mantiene relaciones con Ana de Villafranca, o Ana Franca de Rojas, de quien nacería la única descendencia (dejando de lado el Promontorio que se alude en el Viaje al Parnaso) de nuestro autor: Isabel de Saavedra.

Inmediatamente, Cervantes viaja a Esquivias para entrevistarse con Juana Gaitán, viuda de su amigo Pedro Laýnez, e intentar publicar sus obras. Allí conoce a Catalina de Palacios, con cuya hija de diecinueve años, Catalina de Salazar, contrae matrimonio, a sus treinta y siete, el 12 de diciembre. Se instala con su esposa de momento, pero pronto iniciará un permanente peregrinaje entre Esquivias y Madrid.

Felipe II se traslada al Escorial.

Juan Rufo, La Austriada.

Nacen Tirso de Molina y Saavedra Fajardo.

1585

El 5 de marzo firma un contrato con Gaspar de Porres, quien le entregará cuarenta ducados por dos piezas perdidas: El trato de Constantinopla y La confusa (por estos años debieron de componerse también los títulos desaparecidos de su primera época teatral).

Pocos días después se publica la Primera parte de la Galatea, dividida en seis libros, dirigida a Ascanio Colona e impresa en Alcalá de Henares, por Juan Gracián, a costa de Blas de Robles.

Ese mismo año muere su padre. Los viajes arrecian: se desplaza con frecuenencia a Toledo y ya a finales de año lo encontramos en Sevilla, desde donde regresa a Esquivias por Navidad.

San Juan de la Cruz, Cántico espiritual.

Santa Teresa, Camino de perfección.

1586

A mediados de año vuelve a viajar a Sevilla, para regresar en seguida y recibir en agosto la dote de Catalina (algo más de 400 ducados). Escribe algunos sonetos de circunstancias.

L. Barahona de Soto, Las lágrimas de Angélica.

1587

Desde principios de mayo aparece instalado en Sevilla, donde, por fin, obtiene, por mediación del Alcalde de la Real Audiencia de Sevilla, Diego de Valdivia, el cargo de comisario real de abastos para la Armada Invencible, al servicio de Antonio de Guevara, comisario general de la provisión de las galeras reales.

Inicia así un ajetreado vagabundeo mercantilista, al que se dedicaría durante unos quince años, sin lograr más que disgustos, denuncias y algún encarcelamiento.

Comienza en Écija, donde sus requisas de grano eclesiástico le valen la excomunión por parte del vicario general de Sevilla. Recorre luego Córdoba: La Rambla, Castro del Río (vuelve a ser excomulgado, ahora por el vicario general de Córdoba), Espejo, Cabra, etc.

Comienzan los preparativos para la Armada Invencible.

Lope de Vega es desterrado de Madrid.

Cristóbal de Virués, El Monserrate.

B. González de Bobadilla, Las ninfas y pastores de Henares.

1588

Sigue requisando aceite y trigo en Écija y sus alrededores durante dos años. Allí es acusado de malversaciones, de las que sale airoso, por el regido Luis de Portocarrero.

A principios de mayo muere su suegra, Catalina de Palacios.

Fracaso de la Armada Invencibel.

El Greco, El entierro del conde de Orgaz.

Santa Teresa, Libro de la vida y las Moradas.

1590

A principios de año está en Carmona, comisionado por el sustituto de Guevara, Miguel de Oviedo, para requisar aceite en la región. Cansado de sus correrías, en mayo dirige una petición al presidente del Consejo de Indias, solicitando un oficio en las indias de los vacantes a la sazón: contaduría del reino de Granada, gobierno de Soconusco, contador de las galeras de Cartagena o corregidor de la Paz. La respuesta vuelve a ser negativa y decepcionante: "busque acá en que se le haga merced".

A estos años pertenece la Novela del Cautivo intercalada en el primer Quijote (XXXIX-XLI).

Revuelta de Aragón.

1591

Prosigue con sus requisas, ahora prorrogado por el nuevo comisario general, Pedro de Isunza, por Jaén, Úbeda, Baeza, Estepa, Montilla, etc. Su ayudante, Nicolás Benito es denunciado por abusos y Cervantes evade su responsabilidad gracias a la mediación de Isunza.

Evasión de Antonio Pérez.

Muere Mateo Alemán.

Bernardo de Vega, El pastor de Iberia.

1592

Los enfrentamientos a que da lugar su enojosa tarea dan con él en la cárcel de Castro del Río, merced a una orden del corregidor de Écija por venta ilegal de trigo. De nuevo, la mediación de Isunza logra que se le deje en libertad muy pronto.

El 5 de septiembre se compromete con Rodrigo Osorio, mediante contrato y a cambio de 300 ducados, a componerle seis comedias.

Cortes de Tarazona.

1593

Su labor como comisario de abastos toca a su fin, coincidiendo con la muerte de su madre en octubre: sólo le queda un último encargo de Miguel de Oviedo, tras el cual se pondrá fin, en 1594, a la vasta empresa iniciada por Guevara. A Cervantes, sin embargo, todavía le quedan nuevos sinsabores.

Por estos años (1590-93) compone algunos poemas sueltos (odas a la Invencible, romance a La morada de los celos, etc) y es posible que esboce algunas de sus novelas cortas: El cautivo, Rinconete y Cortadillo, El celoso extremeño, etc.

1594

Agustín de Cetina encomienda al ex-comisario la misión de recaudar los atrasos de tasas en el reino de Granada. Cervantes acepta y vuelve a su tarea de recaudador, depositando el dinero en casa del banquero Simón Freire, cuya quiebra daría con los huesos de nuestro autor, otra vez, en la cárcel.

1595

Ginés Pérez de Hita, Guerras civiles de Granada.

1596

Saco de Cádiz por Howard y Essex.

Alonso López Pinciano, Philosophia antigua poética.

Juan Rufo, Los seiscientos apotegmas.

1597

Al no poder hacer frente a la cantidad recaudada, el juez Gaspar de Vallejo, abusando de su autoridad, decreta su encarcelamiento en Sevilla el 6 de septiembre, donde permanecería durante varios meses.

Allí podría haber esbozado el plan novelesco del Quijote y aun haber iniciado su andadura.

Tercera Bancarrota de Felipe II.

1598

Muere Ana Franca y, al año siguiente, su hija Isabel entra al servicio de Magdalena de Cervantes, bajo el nombre de Isabel de Cervantes.

Compone el soneto "Al túmulo de Felipe II".

Paz de Vervins con Francia.

Isabel y Alberto regentes de los Países Bajos.

Muere Felipe II.

Advenimiento de Felipe III.

Gobierno del Duque de Lerma.

Nace Zurbarán.

Se decreta el cierre de los teatros.

Lope de Vega, La Arcadia y la Dragontea.

1599

Epidemia de peste en España.

Felipe III casa con Margarita de Austria.

Nace Velázquez.

Mateo Alemán, Guzmán de Alfarache (I).

Lope de Vega, El Isidro.

1600

Durante el verano abandona Sevilla, por las mismas fechas en las que sus hermano Rodrigo muere en la batalla de las Dunas, sin que sepamos mucho más de él a ciencia cierta -como no sea que se dedica de lleno al Quijote- hasta 1604. Parece que viajó a Toledo, a Esquivias y hay quien supone, con poca fiabilidad, que pudo volver a la cárcel sevillana en 1602.

Se abren de nuevo los teatros.

Nace Pedro Calderón de la Barca.

Romancero general.

1601

La Corte se traslada a Valladolid.

Juan de Mariana, Historia de España.

Nace Baltasar Gracián.

1602

Nuevas complicaciones económicas con el Tesoro público.

Lope de Vega, La hermosura de Angélica y Rimas humanas.

Mateo Luján, Segunda parte del Guzmán de Alfarache.

1603

El matrimonio Cervantes se instala en Valladolid, nueva sede de la Corte, en el suburbio del Rastro de los Carneros, junto al hospital de la Resurrección, rodeado de la parentela femennina: Andrea, Constanza, Magdalena, Isabel y, por añadidura, una criada, María de Ceballos.

Muere Isabel de Inglaterra.

Agustin de Rojas, El viaje entretenido.

Francisco de Quevedo redacta El buscón.

1604

Toma de Ostende.

Gregorio González, El Guitón Honofre.

Mateo Alemán, Guzmán de Alfarache (II).

Lope de Vega, Primera parte de Comedias y El peregrino en su patria.

1605

A principios de año ve la luz El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, dirigido al duque de Béjar, en la imprenta madrileña de Juan de la Cuesta, a costa de Francisco de Robles. El éxito es inmediato y apabullante: inmediatamente salen ediciones piratas en Lisboa, Valencia y Zaragoza; a los tres meses Cuesta inicia la segunda edición; salen numerosos lotes rumbo a América...

Pero la alegría dura poco: a finales de junio Gaspar de Ezpeleta es herido de muerte a las puertas de los Cervantes, lo que provoca un nuevo, y también efímero, encarcelamiento del escritor y de parte de su familia, ahora por decisión del alcalde Villarroel, que sin duda se dejó llevar por la mala fama que envolvía a "la cervantas".

Nacimiento del príncipe Felipe, futuro Felipe IV.

Embajada de lord Howard.

Francisco López de Úbeda, La pícara Justina.

1606

De nuevo tras la Corte, Cervantes se traslada a Madrid, donde se instala -al menos desde 1608- en el barrio de Atocha; después en la calle de la Magdalena, muy cerca de la librería de Francisco Robles y de la imprenta de Juan Cuesta.

Su hija Isabel casa con Diego Sanz, de cuyo matrimonio nace, al año siguiente, Isabel Sanz.

La Corte vuelve a instalarse en Madrid.

1608

Su hija Isabel se casa, tras la muerte de Diego, con Luis de Molina.

Bernardo de Balbuena, Siglo de oro en las selvas de Erifile.

1609

En abril, preocupado ya por su salvación, ingresa en la congregación de los Esclavos del Santísimo Sacramente del Olivar; Magdalena, Catalina y Andrea los han hecho antes en la Orden Tercera de San Francisco. La muerte se ceba en sus parientes: en octobre muere su hermana Andrea; seis meses después, su nieta Isabel Sanz y, transcurridos otros tantos, Magdalena.

Tregua de los Doce Años en los Países Bajos.

Se decreta definitivamente la expulsión de los moriscos.

Lope de Vega, Arte nuevo de hacer comedias.

1610

Intenta acompañar a don Pedro Fernández de Castro, conde de Lemos, a su virreinato en Nápoles, pero Lupercio Leonardo de Argensola, encargado de reclutar la comitiva, lo deja fuera, lo mismo que a Góngora.

El conde de Lemos es nombrado virrey de Nápoles.

Toma de Larache..

Enrique IV es asesinado en Francia.

1611

Muere Margarita de Austria.

Se cierran temporalmente los teatros.

Fr. Diego de Hojeda, La Cristiada.

Sebastián de Covarrubias, Tesoro de la lengua castellana.

1612

El matrimonio Cervantes, acompañado por Constanza, se traslada al número 18 de la calle Huertas, frente a las casas del príncipe de Marruecos, don Felipe de África.

Todavía aficionado a la poesía, el ya célebre novelista asiste a las academias de moda: entre ellas, a la Academia Selvaje, fundada por don Francisco de Silva y Mendoza en su palacio de la calle de Atocha. Entre tanto, el Quijote es traducido al inglés por Thomas Shelton.

Diego de Haedo, Topographía e historia general de Argel.

  • de Salas Barbadillo, La hija de Celestina.

  • Lope de Vega, Los pastores de Belén.

    C. Suárez de Figueroa, La España defendida.

    1613

    Cervantes viaja a Alcalá e ingresa como novicio en la Orden Tercera de San Francisco, en la que haría votos definitivos tres años después.

    Salen las Novelas ejemplares, dirigidas al conde de Lemos, en Madrid, por Juan de la Cuesta, en casa de Francisco de Robles.

    Luis de Góngora de a conocer la Primera Soledad y El polifemo.

    1614

    Publica el Viaje del Parnaso, dirigido a Rodrigo de Tapia, en Madrid, por la viuda de Alonso Martín. César Oudin traduce el Quijote al francés.

    A. Fernández de Avellaneda, Segunda parte del Quijote.

    Lope de Vega, Rimas sacras.

    1615

    En compañía de su esposa y de una criada, Cervantes se traslada, por última vez, a una casa sita en la calle de Francos, esquina a la del León, frente al mentidero de los comediantes.

    Publica el tomo de teatro: Ocho comedias y ocho entremeses nuevos nunca representados, dirigidas, de nuevo, al conde de Lemos, en Madrid, por la viuda de Alonso Martín, a costa de Juan de Villarroel.

    Se publica la Segunda parte del ingenioso caballero don Quijote de la Mancha, en Madrid, por Juan de la Cuesta, en casa de Francisco de Robles.

    Luis XIII de Francia casa con Ana de Austria, hija de Felipe III.

    1616

    Enfermo, sin cura, de hidropesía, en abril profesa en la Orden Tercera. El 18 del mismo mes recibe los últimos sacramentos y el 19 redacta, "puesto ya el pie en el estribo", su último escrito: la sobrecogedora dedicatoria del Persiles.

    El viernes 22, poco más de una semana después que Shakespeare, el autor del Quijote expira, siendo enterrado al día siguiente, con el sayal franciscano, en el convento de las trinitarias descalzas de la calle de Cantarranas (actualmente, de Lope de Vega)

    Muere Shakespeare.

    1617

    Su esposa Catalina gestiona con Juan de Villarroel la impresión de Los trabajos de Persiles y Sigismunda, historia setentrional, que salen de las prensas, de nuevo, de Juan de la Cuesta, dedicados al conde de Lemos.

    C. Suárez de Figueroa, El pasajero.

    3.- OBRAS MÁS IMPORTANTES (excluyendo el Quijote)

    • Obras poéticas: la mayoría de ellas se han perdido pero se conservan algunas que están intercaladas en otros relatos. En verso está Viaje al Parnaso, en la que Cervantes enjuicia a los poetas españoles con elogio o amable sátira.

    • Teatro: fue la gran vocación de Cervantes, pero no tuvo suerte al tener que vivir junto a Lope de Vega. Al principio respetaba la regla de las tres unidades, es decir, realizaba un teatro clásico. Pero después de Lope, Cervantes, lo imita. A la segunda época pertenecen las Ocho comedias y ocho entremeses nuevos, nunca representados (1615). Las comedias son: El gallardo español, La casa de los celos y selvas de Ardenia, Los baños de Argel, El rufián dichoso, La gran Sultana doña Catalina de Oviedo, El laberinto de amor, La entretenida y Pedro de Urdemalas. Y los entremeses: El juez de los divorcios, El rufián viudo, La elección de los alcaldes de Daganzo, La guarda cuidadosa, El vizcaíno fingido, El retablo de las maravillas, La cueva de Salamanca y El viejo celoso.

    • Novela: es donde la producción cervantina alcanza el nivel más alto. Cultiva todos los géneros: pastoril, La Galatea (1585), morisca, Historia del Cautivo (insertada en el Quijote), bizantina, El Persiles, “picaresca”, Rinconete y Cortadillo (no es del todo picaresca, aunque habla de pícaros).

    La Galatea

    En la prosa narrativa Cervantes empezó escribiendo una novela pastoril que fue su primer libro publicado, con el título de Primera parte de La Galatea (1585). Como en otras novelas de su género, los personajes son pastores convencionales que cuentan sus penas amorosas y expresan sus sentimientos en una naturaleza idealizada. La Galatea se compone de seis libros en los cuales se desarrollan una historia principal y cuatro secundarias. La principal refiere los amores de los pastores Elicio y Galatea, a la cual su padre quiere casar con el rico Erastro. Y las secundarias añaden otros tantos episodios amorosos protagonizados también por pastores. Lo más importante reside en que ya en esta primera novela Cervantes aparece como un escritor renovador. Acepta las convenciones del género pastoril, pero a veces rompe el patrón idílico en las relaciones entre los pastores y en la geografía —convencional y real a un tiempo— del río Tajo. Lo más innovador es la integración de cuatro historias secundarias que acaban confluyendo en la acción principal y dejando abierta la posibilidad de una continuación. Esta segunda parte prometida fue a menudo recordada por Cervantes, hasta en la dedicatoria del Persiles, pero no se publicó nunca.

    Novelas ejemplares

    Entre 1590 y 1612 Cervantes fue escribiendo una serie de novelas cortas que, después del reconocimiento obtenido con la primera parte del Quijote en 1605, acabaría reuniendo en 1613 en la colección de Novelas ejemplares. En el prólogo Cervantes proclama su novedad: "Yo soy —dice— el primero que he novelado en lengua castellana". En efecto, así fue, pues en la literatura española no había entonces tradición de novela corta; las que circulaban eran adaptaciones o traducciones de los novellieri italianos. Cervantes españolizó el género, lo ennobleció y creó la novela corta en la literatura castellana.

    La colección se abre con La gitanilla, sigue El amante liberal, Rinconete y Cortadillo (en cuyas páginas sobresalen la mejor ironía y humor cervantinos), La española inglesa, El licenciado Vidriera, La fuerza de la sangre, El celoso extremeño, La ilustre fregona, Las dos doncellas, La señora Cornelia El casamiento engañoso, El coloquio de los perros.

    Los Trabajos de Persiles y Sigismunda

    Finalmente, el Persiles fue tal vez el libro más querido de la fantasía de Cervantes, quien ya no tuvo tiempo para hacer las últimas correcciones en un texto no del todo acabado y se puso a escribir el prólogo tres días antes de morir.

    La novela cuenta la peregrinación de Persiles y Segismunda desde el norte de Europa hasta Roma. El viaje se enriquece con la diversidad de lugares recorridos, desde la geografía nórdica de la mítica isla Bárbara, Islandia, Noruega, Irlanda y Dinamarca, hasta las tierras ya conocidas de Portugal, España, Francia e Italia. Su complejidad aumenta con la constante aparición de nuevos personajes en el recorrido y con la interpolación de historias particulares en la peripecia de los amantes protagonistas. Y el interés y la intriga de la trama se intensifican por acumulación de arriesgadas navegaciones, naufragios, piraterías, desafíos, batallas, cautiverios, fugas, raptos, encuentros, separaciones y aventuras de toda índole.

    4.- EL LIBRO.

    La edición más antigua conocida de la primera parte del Quijote es la publicada por Juan de la Cuesta, en 1605, en Madrid, que lleva privilegio real a favor de Cervantes firmado el 26 de septiembre de 1604 y el testimonio de las erratas y la tasa, de diciembre del mismo año. Eso quiere decir que en esa fecha el libro ya estaba acabado. En enero de 1605, se publica en Portugal una segunda edición de Juan de la Cuesta, idéntica a la anterior, en la que Cervantes añade en los capítulos 23 y 30 el robo del rucio de Sancho. Ese mismo año se publicaron furtivamente dos ediciones en Lisboa y dos autorizadas en Valencia.

    La segunda parte fue publicada por el mismo editor en 1615, con una de las aprobaciones firmada en febrero, el privilegio en marzo y otra aprobación en noviembre, lo que indica que la obra se pondría en venta unos cinco meses antes de la muerte de Cervantes.

    Don Quijote de la Mancha; Miguel de Cervantes

    Portada de la primera edición del libro en 1605.

    En 1612 ya estaba traducida al inglés, en 1614 al francés, en 1622 al italiano, y, en el siglo XVII ya se publicó en alemán y holandés, en el XVIII en danés, polaco, portugués y ruso, y en el XIX y XX se ha traducido a todas las lenguas cultas o que son susceptibles de escritura impresa.

    Además, en el siglo XVII se publicó unas treinta veces en castellano, en el XVIII unas cuarenta, en el XIX unas doscientas, y en lo que va del XX, un promedio de unas tres veces al año.

    Es por ello que podemos afirmar que el Quijote es el libro más veces publicado detrás de la Biblia.

    El éxito fue tan grande, que en 1614 se publicó el Quijote de Avellaneda, obra apócrifa publicado en Tarragona y escrita por un tal Alonso Fernández de Avellaneda (seudónimo de un aragonés que sin duda era amigo de Lope de Vega y feroz adversario de Cervantes). En el prólogo carga duramente contra Cervantes, y en la obra don Quijote se convierte en un loco vulgar y Sancho, en un rústico maleducado. Aunque la obra es meritoria y a ratos divertida, no alcanza al original. En la publicación de la segunda parte, Cervantes, arremetió justa y duramente contra el impostor.

    5.- INTENCIÓN DEL QUIJOTE.

    Cervantes afirmó varias veces que su primera intención era mostrar a los lectores de la época los disparates de las novelas de caballerías. En efecto, el Quijote ofrece una parodia de las disparatadas invenciones de tales obras. Pero significa mucho más que una invectiva contra los libros de caballerías. Por la riqueza y complejidad de su contenido, de su estructura y técnica narrativa, la más grande novela de todos los tiempos admite muchos niveles de lectura e interpretaciones tan diversas como considerarla una obra de humor, una burla del idealismo humano, una destilación de amarga ironía, un canto a la libertad o muchas más.

    Entre otras aportaciones más, el Quijote ofrece asimismo un panorama de la sociedad española en su transición de los siglos XVI al XVII, con personajes de todas las clases sociales, representación de las más variadas profesiones y oficios, muestras de costumbres y creencias populares. Sus dos personajes centrales, don Quijote y Sancho, constituyen una síntesis poética del ser humano. Sancho representa el apego a los valores materiales, mientras que don Quijote ejemplifica la entrega a la defensa de un ideal libremente asumido. Pero no son dos figuras contrarias, sino complementarias, que muestran la complejidad de la persona, materialista e idealista a la vez.

    6.- LENGUA Y ESTILO.

    • En la primera parte de la obra, el relato principal se ve cortado y suspendida por algunos relatos secundarios. Este hecho fue duramente criticado y es por este motivo que Cervantes se guardó muy bien de ponerlos en la segunda obra.

    • Cervantes se introduce en la historia cuando habla de Cide Hamete de Benengeli (aunque al principio sólo satirizaba de este recurso tan usado en los libros de caballerías) y nos cuentas sus problemas al componer el libro. También se introduce cuando Sancho le dice a don Quijote que hay “un historiador” que ha publicado sus historias de forma tan real que él “se hace cruces de como puede haberlo sabido”.

    • En la segunda parte, satiriza sobre Avellaneda y su obra (a la que evitaré nombrar por no ser este trabajo un trabajo sobre esa obra), cuando decide ir a Barcelona y no a Zaragoza para desmentirle y cuando hace aparecer a don Álvaro de Tarfe (personaje creado por Avellaneda) para desmentirle.

    • Aunque también realiza errores voluntarios como la indeterminación del apellido de don Quijote, o la del “famoso lugar de la Mancha”, Cervantes comete errores como el del robo del rucio, el del nombre de la mujer de Sancho Panza... pero es una obra tan compleja que no se los podemos achacar, ya que Cervantes escribía rápidamente y podía olvidar algún detalle insignificante. Es posible que no repasase los textos, o que lo hiciera rápido, por eso, hay títulos colocados donde no deben...

    • La complejidad de la obra es tan grande que actúan unos 150 hombres y unas 50 mujeres, pero destacan ante todo don Quijote, Sancho y Dulcinea.

    • Cada personaje habla según su condición y según la situación en la que se encuentra. Es por este hecho que la obra es tan amena y original. Don Quijote habla usando arcaísmos y Sancho mediante refranes. Por eso se puede decir que alcanza la cima de la prosa castellana.

    7.- DON QUIJOTE Y SANCHO: IDEALISMO Y REALISMO.

    La caracterización de los personajes es una muestra de genialidad. Estas son las características principales:

    • Don Quijote: es un personaje muy complejo capaz de mezclar los hechos más disparatados con una inteligencia y, a veces, una lucidez fuera de lo común. Es bueno, se mueve por los altos ideales y por amor, no distingue la realidad y la ficción. Más aún, transforma la realidad para acomodarla a su ficción.

    • Sancho Panza: representa el realismo, el sentimiento práctico de la vida, la visión materialista, es leal aunque también es escéptico y le mueve el deseo de prosperar.

    Al final, el contacto entre ambos personajes hace que don Quijote sea un poco más realista y Sancho, un poco más idealista. Es aquí donde se concentra la gracia de los personajes: los personajes nacen, crecen, y mueren en la novela, vemos sus cambios y los entendemos, y somos capaces de juzgarles. Esto hace que nos adentremos en sus sentimientos, en sus deseos y en sus ideas, lo que hace que realmente participemos en la historia.

    8.- BREVE RESUMEN.

    La acción principal está constituida por los tres viajes que realiza don Quijote. Las dos primeras salidas se cuentan en la primera parte y la tercera, en la segunda.

    1ª parte: El hidalgo manchego don Alonso Quijano (o Quijana o Quesada o Quijada), llamado el Bueno, enloquece leyendo libros de caballerías y, con el nombre de don Quijote de la Mancha y su viejo caballo Rocinante, se lanza por la Mancha guiado por nobles ideales: deshacer entuertos, proteger a los débiles, y merecer a Dulcinea (que en realidad es una labradora llamada Aldonza Lorenzo, idealizada por él). En una venta que imagina ser castillo, se hace armar caballero entre las burlas del ventero y los que allí estaban. Libera a un muchacho que estaba siendo azotado por su amo (pero apenas se marcha prosigue la paliza). Es apaleado por unos mercaderes y un conocido lo devuelve a la aldea. Ya repuesto, convence con promesas a Sancho Panza, un labrador de la aldea para que le acompañe en su nueva salida. Y siempre sale mal parado: lucha contra unos molinos pensando que son unos gigantes, arremete a unos rebaños de ovejas que le parecían ejércitos... Entonces, sus amigos, el canónigo y el ventero de su pueblo le engañan y lo devuelven a su casa enjaulado.

    2ª parte: Sale otra vez acompañado de Sancho, quien, en una ocasión, intenta engañar a don Quijote diciéndole que una rústica que viene montada encima de un asno es Dulcinea encantada. Atravesando Aragón, llegan a los dominios de unos Duques que se divierten a su costa. Mandan como gobernador de una “ínsula” (que no es más que una aldea) a Sancho, quien da pruebas de un gran sentido, pero aburrido de los disgustos que le da el poder (o sea, las bromas pesadas que le hacen los Duques), se vuelve con don Quijote. Tras otras aventuras, llegan a Barcelona y allí, don Quijote es vencido por el Caballero de la Blanca Figura (que es Sansón Carrasco, su amigo, disfrazado), y éste, le hace volver a su pueblo y don Quijote, anímica y físicamente destrozado, lo hace. Al llegar (curado de su locura), don Quijote enferma y muere.

    9.- CONCLUSIÓN.

    Quisiera finalizar este trabajo con unas palabras sencillas que Sansón Carrasco dejó escritas en el epitafio de Don Quijote.

    Yace aquí el hidalgo fuerte.

    Que a tanto extremo llegó

    de valiente, que se advierte

    que la muerte no triunfó

    de su vida con su muerte.

    Tuvo a todo el mundo en poco;

    fue el espantajo y el coco

    del mundo, en tal coyuntura,

    morir cuerdo y vivir loco.