Don Juan Tenorio; José Zorrilla

Literatura española del Romanticismo. Siglo XIX. Teatro romántico. Drama religioso. Características románticas

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

CARACTERÍSTICAS ROMÁNTICAS DE DON JUAN TENORIO

INTRODUCCIÓN

Don Juan Tenorio es la obra más representativa del teatro romántico español, escrita por José Zorrilla en el año 1844, y cuya popularidad ha perdurado durante mucho tiempo.

En la parodia encontramos todos los elementos de una obra seria, pero sin bases para la credibilidad, lo que dota a la obra de una mayor aceptación de los leyentes. Pertenece al género romántico del teatro.

En la obra se narra la virtuosa vida de un señor de una época clásica, Don Juan tenorio, cuyas características son propias de un hombre mujeriego e inconformista, que mantiene su carácter desde que empieza hasta que acaba la obra. Su vida esta determinada por su honor, lo que le lleva incluso a matar a amigos, pero que al final de la obra son los causantes de su muerte. Pero el tema de la obra es el amor. Un amor entre un hombre sinvergüenza y atrevido hacia una chica pura y bondadosa, Doña Inés, que acaba muriendo para salvar el alma impura de su amado, el cual finalmente consigue salvarse del infierno y morir tranquilo junto a ella.

La obra se divide en dos partes, en la primera, una acumulación de motivos románticos invade el drama. El héroe se presenta misterioso, y le acompañan elementos como los antifaces, mascaras, disfraces, duelos, peleas callejeras, encarcelamientos, raptos, muertes por espadas… Todo esto se presenta envuelto en movimiento, dinamismo y acción, en la que Don Juan es protagonista de la tromba de sucesos que ocurren, y arrebata todo a su paso.

En la segunda parte, el drama se dota de escenarios más apagados, como el cementerio, y que dan a la obra una cierta lentitud, que presagia la llegada de la muerte de Don Juan Tenorio. A esto se le unen una serie de duelos y muertes que llevan a Juan su propio fallecimiento. La obra finaliza con la salvación del alma de Don Juan a través de Doña Inés, que se unen para ir al cielo.

A lo largo de la obra Don Juan desarrolla una serie de características románticas, que determinan su forma de actuar, y que en parte, predestinan la obra. Estas características identifican la obra dentro del movimiento romántico. Las características románticas que podemos encontrar en el personaje son:

- Dentro de Don Juan Tenorio podemos apreciar un aire subjetivista, ya que no es la propia obra la que presenta la realidad, sino que es ésta, la que presenta los pensamientos del personaje que, en definitiva son los que marcan el hilo de la historia.

Las emociones y los impulsos que Don Juan presenta al realizar sus acciones, determinan su forma de pensar, que se basa en el honor y la valentía. Esto se puede ver reflejado en el acto segundo de la segunda parte, cuando cenan Don Juan, Avellanedas y Centellas, se oyen ruidos, y Don Juan no es capaz de aceptar la realidad, y para defender su honor culpa a sus amigos de los hechos que estaban sucediendo, hasta tal punto de batirse con ellos en duelo. Pero un ejemplo más claro de subjetivismo entre Don Juan y Doña Inés, es que en el Romanticismo, la pasión esta por encima de la razón, lo que hace que el amor entre ambos salve a Don Juan en su lecho de muerte, con acciones que no pueden ser explicadas a través de la razón, y escape al cielo junto a Doña Inés.

- En la obra también aparece un punto de vista irracionalista, desde el cual Don Juan, se comunica con los muertos a través de sombras. Como Don Juan es tan orgulloso no puede aceptar la idea de que existan seres fantásticos y juega con ellos, hasta darse cuenta de que todo aquello eran sucesos que presagiaban la hora de su muerte, pero cuando intentó utilizar la razón, ésta no le pudo responder, ya que había muerto y era uno de esos espíritus que vagaban esperando ser juzgados por Dios. Esta visión irracional o sobrenatural, la encontramos en el acto tercero de la segunda parte, cuando las estatuas cobran vida y hablan con Don Juan.

- Don Juan también tiene una visión idealista del mundo, es decir, siempre intenta buscar el absolutismo, ya sea en casos materiales como el amor deseado, o sentimientos como el honor y el orgullo. Para Don Juan, Doña Inés es una mujer con un rostro silencioso, pero bella como la vida misma, y que él desea para hallar su amor de forma ideal y absoluta. Este amor se va viendo impedido por hechos que alejan Don Juan de Doña Inés, y que cada vez se va haciendo más imposible. Pero es al final de la obra, cuando este amor reaparece y hace que Don Juan pueda salvar su alma a través de Doña Inés. Pero donde realmente vemos el ansia de Don Juan por la búsqueda ideal, es a través de su honor. Esto lo podemos apreciar en el acto primero de la primera parte, cuando Don Juan y Don Luís comprueban su apuesta, en la que vence Don Juan. Pero el hecho de haber ganado no le es suficiente a Don Juan, sino que tiene que buscar la perfección de su honor y orgullo, y ofrece una nueva apuesta a Don Luís que va más halla del honor, dónde se juegan la vida.

- Unos de los temas básicos en el Romanticismo el carácter individualista, que conlleva a la afirmación del yo, y desemboca en la soledad. Esta característica esta muy presente en Don Juan a lo largo de toda la obra, ya que a través de la afirmación de que él lo puede todo lo lleva a matar y a caer en una soledad. El caso más destacable en la obra está dentro del acto segundo de la segunda parte, cuando Don Juan y sus dos amigos, se baten en duelo y mueren, como Don Juan no acepta la realidad cree estar vivo y se encuentra solo, sus amigos habían muerto, su padre lo había desheredado y su amada también había muerto. Aunque Don Juan se encuentra solo, nunca acepta esa soledad por una causa suya, sino que culpa a los demás de haber buscado esa situación.

- El artista nace, no se hace, estas son las palabras del autentico aire del genio creador. Don Juan nace ya con las condiciones de genio creador, ya que mantiene su ideología a lo largo de toda la obra, y no se ve alterado por lo hechos que suceden en la obra. La espontaneidad con la que Don Juan afronta los actos de la realidad destaca el genio creador de él mismo, que podemos ver en el acto segundo de la primera parte, en la que la destreza de Don Juan desempeña un papel muy importante, ya que va actuando en función de las acciones que le suceden, hasta hallar la forma de entrar en la casa de Doña Ana para cumplir una parte de su apuesta con Don Luís.

- Don Juan presenta una insatisfacción frente al mundo, siempre intenta buscar la perfección de sus actos, pero al haber perdido la confianza en la razón, afirma que no existen certezas absolutas. Esta inseguridad o satisfacción radical se convierte en el motor de creación del artista, que desarrolla la obra ateniéndose a la ideología del personaje.

- En el segundo acto de la segunda parte, cuando Don Juan se encuentra cenando con sus amigos, se producen fenómenos extraños y aparece la sombra del comendador, al que Don Juan había invitado de manera burlesca. El choque entre el yo de Don Juan y la realidad, producen en el personaje un profundo desengaño que desemboca en una rebeldía contra sus amigos hasta tal punto de matarlos.

- La obra se evade de los problemas de la época desplazándose hasta tiempos pasados para tratar los problemas de otra época. Don Juan utiliza la evasión para olvidar la soledad y huye a lugares triste como el cementerio.

- Al morir todos, la soledad de Don Juan se produce por una evasión a otro lugar, pero esta soledad también es consecuencia del individualismo del personaje. La soledad lo lleva a ansiar la comprensión de los otros personajes, pero por encima de todo el defiende su honor y nunca admite que la muerte de éstos fue culpa suya. Otro momento importante de soledad en la obra es el abandono a Doña Inés en una ermita.

- El ánimo de Don Juan en la obra es fundamental, ya que dota a la misma de una naturaleza dinámica. La mayoría de los sucesos transcurren por la noche, para ambientar la obra de una mayor acción. Solo al principio de la obra encontramos un ambiente diurno, cuando se presenta la apuesta en el restaurante, donde aparecen mascaras y disfraces, ya que es carnaval. Este ambiente carnavalesco identifica el principio como un acto misterioso, en el que se reúnen dos hombres de origen desconocido, con dos antifaces y que van a verificar una apuesta.

- El sentimiento de soledad mostrado por Don Juan, se manifiesta de forma íntima, y tiene una importancia trascendental, ya que hace que Don Juan acuda al panteón donde residen los cuerpos de todas las personas a las que el mató, y se produzca allí el momento de su hora final. Este sentimiento hace adoptar a Don Juan una nueva sensibilidad más espiritualista.

- El nacionalismo no es un tema que mueva los actos de Don Juan, ya que este no necesita ser guiado por unos valores, que no sean los suyos propios.

CONCLUSIÓN

Desde mi punto de vista creo que la obra es un drama que contiene todos los elementos que atraen a los leyentes, contiene intriga, amor y pasión, venganza y muertes. Todo esto ha hecho que la obra tenga una importancia trascendental en la literatura española.

Pero en la actualidad el mito de Don Juan está confundido, ya que se piensa que Don Juan es un hombre que vive para satisfacer su necesidades mujeriegas, pero no es así, ya que la obra narra que Don Juan ante todo es un hombre que defiende su honor ante todo, y que no puede verse invicto ante una situación de orgullo.

El drama también puede dar a entender que el amor, es una forma de salvar el alma y que al final de nuestras vidas todos podemos ser perdonados de los pecados que hallamos cometidos aunque hallan sido la muerte.