Don Juan Tenorio; José Zorrilla

Literatura española. Romanticismo. Teatro (drama) romántico del siglo XIX. Dramaturgos españoles. Amor. Muerte. Honor. Valentía. Estructura. Moraleja. Argumento. Biografía

  • Enviado por: Anika
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

  • Estructuras………………………………………………………………………1

  • VII………………………………………………………………………………2

  • X…………………………………………………………………………………3

  • XVII……………………………………………………………………………..4

  • XXXVIII…………………………………………………………………………5

  • XXXIV…………………………………………………………………………..6

  • Opinión personal de la obra.....…………………………………………………..7

  • Bibliografía.…………………...…………………………………………………8

Don Juan Manuel nació en el Castillo de Escalona, en Toledo, el 6 de mayo de 1282. Hijo del Infante Don Manuel y de Beatriz de Saboya, era nieto de Fernando III de Castilla. Heredó de su padre el gran Señorío de Villena, recibiendo los títulos de Príncipe, Señor y Duque de Villena. El Príncipe mostró cierta dulzura por esta tierra, donde vivió temporalmente.

Comenzó a intervenir desde muy joven en la vida política, pues aún siendo niño, luchó contra los musulmanes al lado del rey Sancho IV.

Durante los reinados de Fernando IV y Alfonso XI don Juan Manuel participó en las intrigas y luchas que caracterizaron la escena política castellana de la época, llegando incluso a acceder al trono.

Durante sus largas estancias en su castillo de Peñafiel, en Valladolid, Don Juan Manuel desarrolló una intensa actividad literaria que lo convirtió en el ejemplo de una aristocracia que desde el siglo XIV comenzó a interesarse en el cultivo de las letras, hasta ese momento prohibido al clero.

Fue uno de los primeros autores que mostró conciencia y orgullo de escritor y su extensa obra se orientó hacia un propósito didáctico y moralizante.

Durante sus últimos años el Príncipe Don Juan Manuel abandonó la vida pública y se dedicó al estudio y al pensamiento religioso. Falleció en Córdoba en 1348.

  • LIBROS DE DON JUAN MANUEL

  • Crónica Abreviada

  • Libro de las Armas

  • Libro de la Caza

  • Libro del Cavallero et del Escudero

  • Crónica Conplida

  • Libro Enfenido/Libro Infinito

  • Libro de los Estados

  • El Conde Lucanor

  • Prólogo General

  • Tractado de la Asunción de la Virgen

  • Petición de un consejo

      • Planteamiento

      • Medios que utiliza Patronio

      • Resultado

  • Relato de un ejemplo

      • Planteamiento de un caso particular

      • Desarrollo del ejemplo

      • Conclusión

  • Formulación de una sentencia

      • Prueba de que el infante da por bueno el ejemplo

      • Medios empleados

      • Síntesis

    VII: LO QUE SUCEDIÓ A UNA MUJER LLAMADA DOÑA TRUHANA

    • Resumen:

    Había una mujer llamada doña Truhana que era pobre.

    Un día yendo al mercado, llevaba una olla de miel en la cabeza y por el camino se ponía a pensar que si vendía la olla de miel y compraba huevos, tendría gallinas y después vendía los gallinas y compraría ovejas y así seguiría comprando y vendiendo sacando ganancias, hasta verse más rica que sus vecinas.

    Luego pensó que al ser tan rica también casaría a sus hij@s.

    Al pensar esto, comenzó a reírse y se dio una palmada en la frente y cayó la olla de miel al suelo y se rompió.

    Al haberse roto la olla, doña Truhana no tendría esas riquezas que rondaban por su mente y se echó a llorar al pensar que seguiría igual que siempre, pobre.

    • Moraleja:

    En las cosas ciertas confiad y las fantásticas evitad.

    • Opinión:

    No hay que hacerse ilusiones por cosas que puedan pasar, porque después te entusiasmas mucho con esa cosa y al final todo sale mal, si no es por una cosa, es por otra, porque puede que no pase nunca lo que pensamos o imaginamos. No hay que hacerse ilusiones por cosas que nunca vendrás porque no nos dejan nada y se puede perder lo que ya tenemos.

    X: LO QUE OCURRIÓ A UN HOMBRE QUE POR POBREZA Y FALTA DE OTRO ALIMENTO COMÍA ALTRAMUCES

    • Resumen:

    Era una vez un hombre que era pobre, buscaba y buscaba algo para comer pero no encontraba nada, solo encontró una escudilla llena de altramuces. El hombre, al pensar que había sido muy rico y ahora verse en la pobreza si n nada que llevarse a la boca, se puso a llorar, pero como tenía mucha hambre, empezó a comer altramuces mientras lloraba. Las cáscaras de los altramuces las echaba al suelo detrás suya y sintió como que alguien lo seguía, miró hacia atrás y vio que un hombre se estaba comiendo las pieles que él había tirado. Este hombre también había sido rico. El hombre de los altramuces vio que había gente que era más pobre que él y luchó por salir de la pobreza y volvió a ser rico.

    • Moraleja:

    Por pobreza nunca desmayéis, pues más pobres que vos veréis.

    • Opinión:

    Yo creo que si antes eran ricos y ahora no lo son, es porque han abusado mucho de lo que tenían hasta que lo han gastado todo y se han quedado sin nada.

    No se debe de abusar de lo que se tiene porque al final todo acaba mal, como les ha pasado a estos dos hombres. Aquí el Conde nos quiere decir que no nos sentamos inferior a los demás porque hay gente con mucho menos que nosotros, y que aprendamos a valorar lo que tenemos y esforzarnos para llegar a conseguir lo que queremos.

    XVII: LO QUE LE SUCEDIÓ A UN HOMBRE CON OTRO QUE LE CONVIDÓ A COMER

    • Resumen:

    Era la historia de un hombre que era pobre, y le daba vergüenza que sus amigos lo supieran, entonces no podía ir pidiendo por la calle limosna.

    A esto un día que se pasó a por la casa de un conocido suyo, y éste lo invitó a comer por quedar bien. El pobre le dijo que sí mientras se lavaba as manos rápidamente y se sentó con ellos a comer. Este hombre pobre salió de la miseria al poco tiempo.

    • Moraleja:

    No te hagas mucho de rogar en lo que te pueda beneficiar.

    • Opinión:

    Yo pienso que el hombre no tenía vergüenza ninguna y que tenía mucha cara, es decir, se aprovechaba de los demás. Aunque no tenía nada, era un aprovechado, viviendo a costa de los demás. Y no hay que tener vergüenza de que te vea la gente, tú eres tú y a nadie le tiene que importar cómo seas o cómo vivas.

    XXXVIII: LO QUE SUCEDIÓ A UN HOMBRE QUE IBA CARGADO DE PIEDRAS PRECIOSAS Y SE AHOGÓ EN EL RÍO

    • Resumen:

    Había un hombre que llevaba un montón de piedras preciosas. Tenía que atravesar un río y si se metía en el río podía hundirse ya que las piedras pesaban mucho. Había en la orilla otro hombre que le decía que si no soltaba las piedras se iba a hundir, que si prefería las piedras o salvarse. El hombre cargado de piedras se iba hundiendo cada vez más al pasar a la parte honda del río, y como no soltaba las piedras se hundió, todo por su avaricia.

    • Moraleja:

    A quien por codicia la vida aventura, las más de las veces el bien poco dura

    • Opinión:

    Este señor era muy codicioso, lo quería todo para él, arruinó su vida para conseguir un montón de piedras preciosas. Lo dio todo por conseguir esas piedras hasta hizo perder su vida a causa de las piedras. Es un ambicioso, murió por unas piedras, ¿a quién se le ocurre dar su vida por unas piedras preciosas si después no las vas a utilizar porque has pasado a la otra vida?

    XXXIV: LO QUE LE SUCEDIÓ A UN CIEGO QUE LLEVABA A OTRO

    • Resumen:

    Era un hombre que se quedó ciego y se hizo pobre. Otro hombre, también ciego de esa misma ciudad fue a él y le dijo que se podrían ir los dos a otra ciudad o pueblo a vivir y allí pedía limosnas y se podrían alimentar. El primer ciego le dijo que ese camino tenía muchos pozos y caminos peligrosos. El segundo ciego le dijo que irían los dos acompañados y le habló tan bien del camino que acabó convenciéndolo.

    Entonces los dos ciegos siguieron el camino rumbo a otra ciudad, el segundo ciego cae en un barranco y el primero cayó después de él.

    • Moraleja:

    Huir del peligro es mayor seguridad que la que ningún amigo puede dar.

    • Opinión:

    Yo pienso que no hay nunca que fiarse de los demás ni echarle cuenta a nadie, que el ciego se fió de otro ciego y al final no tuvo que haber hecho lo que le dijo el otro, sino haberse guiado de sí mismo. Si no hubiera salido de su ciudad por culpa de que el otro le comió el coco, no le hubiera pasado nada.

    Es una colección de 51 cuentos distintos, aunque se entrelazan unos con otros de la siguiente manera:

    El Conde Lucanor consulta y pide opinión sobre lo que debe de hacer o no a su consejero Patronio. Patronio en vez de darle su opinión, le cuenta un cuento adecuado a la historia para que el Conde tome su propia decisión apoyado en una historia que podría ser real. Al final de cada cuento, pone la moraleja haciendo referencia al cuento.

    En todos los ejemplos, al principio aparece el conde hablando con Patronio y al final la moraleja.

    Este libro me ha parecido un libro interesante. Está cargado de enseñanzas muy útiles para la sociedad.

    Aunque es un poco aburrido, se aprenden muchas cosas y se reflexiona ante otras muchas cosas. Una de las partes de cada cuento que nos hace reflexionar es la moraleja, donde se explica brevemente el argumento del cuento. Aunque son cortas, tienen mucho significado.

    Cada moraleja ayuda al Conde a reflexionar sobre lo que debía hacer o lo que no debía hacer.

    Una de las cosas que tampoco me han gustado del libro ha sido que está escrito en castellano antiguo, cosa que resulta difícil leerlo por no entender el castellano de esta época, en la edad media.