Don Juan Tenorio; José Zorrilla

Literatura española del romanticismo. Teatro romántico. Biografía. Argumento. Estructura

  • Enviado por: Patricia García
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


DON JUAN TENORIO

ÍNDICE

  • José Zorrilla: vida y obra……………………………………………………… pág. 1

  • Don Juan Tenorio: argumento……………………………………………… págs. 2-3

  • Don Juan Tenorio: estructura……………………………………………… pág. 4

  • Valoración Crítica…………………………………………………………………… pág. 5

JOSÉ ZORRILLA

Escritor español (Valladolid 1817-Madrid 1893). A los nueve años entro en el Real seminario de nobles de Madrid. En 1833 ingresó en la universidad de Toledo como estudiante de leyes, y en 1835 pasó a la de Valladolid. Poco después abandonó sus estudios y se fue a Madrid, donde alcanzó fama tras leer unos versos suyos en el entierro de Larra. Ocupó el puesto de estén la redacción de El español, donde publicó la serie de poemas titulada Poesías, principio de una serie de ocho volúmenes que acabó en 1840.

Su poesía está dominada por elementos goticistas y fantásticos que abarcan todos los temas: religioso, amoroso, histórico, etc. Escribió numerosas leyendas (Cantos del trovador, Recuerdos y fantasías), en las que resucita la España medieval y renacentista, basándose en leyendas populares (A buen juez, mejor testigo, Margarita la Tornera, El capitán Montoya). Su producción teatral se inicia en 1837 con Vivir loco y morir más y alcanza su primer éxito con El zapatero y el rey, al que le siguieron, entre otros, El puñal del godo, Don Juan Tenorio y Traidor, inconfeso y mártir. También escribió tragedias a la manera clásica, como Sofronia.

Muerto su padre, marchó a Francia y de allí a México, donde fue protegido por el emperador Maximiliano, que lo nombró director del Teatro nacional. De regreso a España publicó diversos libros y fue coronado como poeta de Granada por el duque de Rivas, en representación de la reina regente.

DON JUAN TENORIO: ARGUMENTO

Tras un año de aventuras, Don Luís Mejía y Don Juan Tenorio se reúnen para completar una apuesta, en la que debían demostrar quien de los dos podía hacer más daño con mayor fortuna. Al decir ambos sus conquistas, batallas ganadas, asaltos venturosos y demás, se dieron cuenta de que quedaron empatados, así que decidieron una revancha que consistía en que esa misma noche, Don Juan debía conquistar a Doña Ana de Pantoja, con la que debía casarse Don Luís (que consideró imposible de lograr) al día siguiente, y a Doña Inés de Ulloa, criada desde recién nacida recluida en el convento. Don Juan, más audaz que el mismo demonio, secuestra a Don Luís mientras realiza sus hazañas para que no le estorbe. Doña Ana es seducida por Don Juan haciéndose pasar por su prometido. Doña Inés es engañada por Brígida y enamorada por ella hacia Don Juan. Él la saca del convento a punto de llegar Don Gonzalo de Ulloa, padre de Doña Inés, y llevada a casa de Don Juan, a las afueras de Sevilla, en las orillas del Guadalquivir. Al momento llega Don Luís, embozado, pero sus ganas de matar al dueño de la casa le hacen ser reconocido. Don Juan insiste en que ha ganado la apuesta, pero Don Luís asegura que es su contrincante el que ha de perder la vida porque ha incumplido las normas al conquistar a su prometida haciéndose pasar por quien no es. Ciutti avisa a Don Juan de que Don Gonzalo ha llegado con más gente armada, así que Don Luís es retirado a otra habitación mientras Don Juan declara su amor verdadero por Doña Inés, postrándose de rodillas ante su padre, el Comendador, quien no le cree. Oyéndolo Don Luís, se une a Ulloa, y Don Juan enojado da un pistoletazo al uno y una estocada al otro cayendo muertos los dos. Al tiempo, éste se escapa y soldados y justicia entran para encontrarse los dos cadáveres.
 Tras años de fuga, Don Juan regresa a Sevilla y en lugar de su casa se encuentra un cementerio, con las tumbas de su padre, y de otras tres personas: Don Luís, Don Gonzalo  y Doña Inés; cada tumba tiene sobre su lápida una escultura, cuyo creador está a punto de marcharse, pero Don Juan se acerca a él para informarse sobre lo ocurrido durante su ausencia. El escultor le cuenta que su padre, Don Diego Tenorio, hizo destruir el palacio para crear en su lugar panteón para él y para cuantos murieron a manos de su hijo, también que Don Juan estaba desheredado y que Doña Inés murió de sentimiento al regresar al convento abandonada por su amado, aunque la muerte no la trató mal. Tras esto, el escultor al enterarse de con quien estaba hablando se marchó para dejarles el problema a los sevillanos.

Al quedarse sólo comienza a hablar con las esculturas, y cuando habla con

Doña Inés, rompe a llorar, al momento al que su estatua se desvanece y aparece en su lugar la sombra de su amada. Ésta le dice que Dios la ha dejado esperarle en su sepultura para darle una última oportunidad. Pensando en lo ocurrido, razona equívocamente que todo fue obra de su imaginación. Ahora se reencuentra con sus amigos Centellas y Avellaneda, que ya estuvieron con él en el primer encuentro por la apuesta, y deciden ir a cenar a casa de Don Juan. Allí aparece la estatua de Don Gonzalo, cayendo Centellas y Avellaneda desvanecidos, y éste le dice de parte de Dios que no falte esa misma noche a su cita en el panteón. Ahora se le vuelve a aparecer la sombra de Doña Inés, recordándole lo mismo que la estatua de su padre. Cuando ella desaparece Don Juan corre a despertar a sus amigos, y éstos, pensando que les había drogado, comienzan a discutir y terminan en la calle a muerte. Tras matarles, arrepentido por lo recientemente hecho, acude a su cita en el cementerio. Allí, tras hablar con la estatua de Don Gonzalo, a punto de ser llevado al infierno, aparece Doña Inés, que gracias a cuyo amor, Dios le concede el cielo a Don Juan.

DON JUAN TENORIO: ESTRUCTURA

  • Estructura externa:

- Primera parte: la primera parte se divide en cuatro actos, de los cuales el primero se divide en quince escenas, el segundo en catorce, el tercero en nueve y el cuarto en once.

- Segunda parte: la segunda parte se divide en tres actos, de los cuales el primero se divide en seis escenas, el segundo en cinco, y el tercero en cuatro escenas.

  • Estructura interna:

- Introducción: Actos 1º y 2º. En estos actos se presenta a los personajes.

- Nudo: Actos 3º y 4º. En ellos transcurre la acción de la obra, en la que después de la apuesta Don Juan intenta conquistar a Doña Inés y se enamora de ella. También en esta parte muere Don Gonzalo.

- Desenlace: 2ª parte. Es en la que se produce el desenlace. Don Juan se salva del infierno gracias a la misericordia de Dios y el amor que siente por Doña Inés.

VALORACIÓN CRÍTICA

Considero que Don Juan es un rufián, que quiere conseguir las apuestas a toda costa, para que sepan de él en todo momento y le tengan como un mito; para ello usa a su criado para ayudarle. Es egoísta e inmoral pero también es fiel a sus promesas ya que tiene su honor a pesar de todo; también es romántico y emotivo como se demuestra en varias escenas.

No es el tipo de obras que a mí me gustan, así que lo único que puedo decir es que no me ha gustado.