Don Catrín de la Fachenda; José Joaquín de Lizardi

Literatura hispanoamericana del siglo XVIII. Narrativa y novela colonial. Argumento. Personajes. Crítica social

  • Enviado por: Juliette
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

“DON CATRÍN DE LA FACHENDA”

LITERATURA

6040

FECHA DE ENTREGA: 25-11-2002

“DON CATRÍN DE LA FACHENDA”

“INTRODUCCIÓN”

A lo largo de la historia han existido personas con cierto tipo de frustraciones y con mucha sed de expresar su sentir, probablemente no lo han hecho de una manera oral, quizá se lo han guardado por miedo a una crítica social, otros cuantos prefieren agregar más cosas de las que son para ganar bonos; pero existe una excelente manera de dar a conocer estas ideologías, y es la manera literaria.

Por medio de ésta se pueden reflejar un sin número de fantasías y relatos, únicamente dado vida a personas imaginarias y hacer que tanto el autor, como el personaje, lleguen a tener tanto contacto que se vuelvan una misma persona, hasta que el autor inmortalice al personaje o viceversa. Tal creo es el caso de José Joaquín Fernández de Lizardi, que por medio de su excelente novela “Don Catrín de la Fachenda”, refleja en cierto modo parte de sus sentimientos y vivencias en esta novela, debido a la manera en que es redactada por el autor.

“ANÁLISIS”

Analizando esta obra, podría tomarse como una auto-biografía, siendo que todos los capítulos son relatados de una manera vivencial más que formal, y se reservan a hablar únicamente de la vida y hecho de una persona, que en este caso es Don Catrín de la Fachenda.

Relata sus hecho de una manera indirecta, todo lo que dice es verdad, pero muy en el fondo hay cierto tipo de lenguaje que es diferente al que realmente fue escrito, existe esa desesperación de dar a conocer lo más vacío de su vida.

La novela es relatada por distintas etapas de su vida, desde su nacimiento hasta su muerte; acentuándose en los hechos de adolescencia y vejez. Estás últimas etapas de su vida las resalta de una manera tan dolorosa que me hace pensar que fueron aquellos tiempos en los que Don Catrín de la Fachenda estaba más deteriorado psicológicamente y cuando más dudas y soledad tenía. Y que mejor en estos ejemplos que cuando relata sus dudas acerca de la Universidad y cuando en su último capítulo relata que es un viejo desahuciado y solo; en verdad, pobre Don Catrín, o mejor dicho, pobre Lizardi.

Tengo el presentimiento de que muchas cosas las habla verídicamente, pero con cierto rencor hacia la vida y trata de disfrazarlas relatándolas con distinto lenguaje. En el inicio de la novela, da a entender detalladamente como fue su infancia, irremediablemente comprendemos que Don Catrín, jamás provino de un gremio potentado, sino más bien humilde. Y a pesar de que el aparentaba estar extremadamente orgulloso de sus orígenes y del gran amor que sentía hacia su progenitores, poco más adelante demuestra que no fue así. ¿A qué me refiero con esto ?, es sencillo, si Don Catrín hubiese amado a sus padres de la manera que lo expresaba, jamás hubiese exigido de una manera tan prepotente e hipócrita que se le dieran la suficiente economía para alcanzar el rango militar que deseaba.

No me parece un hombre inteligente, ni seguro de si mismo; en lo personal podría llamar tendencioso. Es un hombre con una inseguridad muy notable, no tiene voluntad propia para hacer las cosas ni para realizarse como persona en el ámbito que desea, es exageradamente ambicioso y poco analítico. Me parece raro que en vez de tratar de aprender acerca del arte y de su familia (a quienes sí considero audaces y sabios), vaya a consultar con una persona de la alta sociedad que hacer con su vida, y dicho y hecho, hizo lo que la gente de mundo le recomendó

Es deplorable que una persona que presume de ser audaz, tenga que recurrir a este tipo de cosas. Fue una persona amargada, frustrada, nunca pudo ser él mismo, ni ser de la manera en que él lo hubiese deseado. Como la mayoría de estas personas su fin fue algo trágico, termino sólo, sin ganas de seguir contando la triste historia de su vida, que por lo que me di cuenta, supimos mucho, pero a la vez supimos poco.

“CONCLUSIÓN”

Independientemente “El Periquillo Sarniento” fue la novela que lo inmortalizó, “Don Catrín de la Fachenda” da a conocer más sobre lo que realmente fue Lizardi y sus hechos históricos. La manera de redactar del autor me pareció excelente, es un lenguaje muy rico y no difícil de comprender.

Es una novela como pocas se leen; las cuales comprendes, te agradan, las recuerdas, analizas y lo más importante, dejan una moraleja y un finísimo recuerdo para toda la vida.