Don Álvaro o la fuerza del sino; Duque de Rivas

Literatura española del Romanticismo. Teatro del siglo XIX. Drama romántico. Temas. Dramatismo. Fatalidad. Argumento. Estructura. Personajes

  • Enviado por: Elenita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Actores Políticos entre el Final del Franquismo y la Transición
UNED
La Transición democrática que se vivió tras la muerte de Franco es un periodo que marcó un antes y un después en...
Solicita InformaciÓn

Cantabria en la Época Contemporánea. Política, Sociedad, Economía y Territorio
UNED
¿Te gustaría conocer los aspectos más relevantes de la historia de Cantabria? Conoce el origen y causas de su...
Solicita InformaciÓn

publicidad

“DON ÁLVARO O LA FUERZA

DEL SINO”

DUQUE DE RIVAS

Resumen por jornadas.

Jornada I:

La escena primera empieza en una calle de Sevilla, unos lugareños charlan hasta que en la tercera escena don Álvaro pasa por allí y comienzan a discutir sobre si ira a visitar a doña Leonor la hija del marqués de Calatrava. Uno de los que están allí le cuenta al marqués lo que vio que para evitar que los amantes se vean lleva a su hija a un castillo. Por la noche en la séptima escena don Álvaro va a ver a su amada; ellos pretenden fugarse pero en la octava escena el marqués aparece con su espada insultándoles, por que cree que don Álvaro ha deshonrado a su hija, este tira su pistola que se dispara y hiere de muerte al marqués.

Jornada II:

Un año después; en un mesón, los que están allí cenando intente descubrir quien es el nuevo huésped que no ha bajado a cenar y que resulta ser doña Leonor disfraza de hombre para poder pasar desapercibida, que viajaba a un convento. Cuando llega, el hermano guardián le permite alojarse allí, en una ermita cercana.

Jornada III:

Aparece un monólogo en el que don Álvaro explica su idea de la vida, un tanto pesimista por que cree que sin doña Leonor, su existencia no tiene sentido así que decide irse a Italia a morir en la guerra con un nombre falso. Una noche salva a un oficial del que se hace muy buen amigo y que finalmente es don Carlos, hermano de doña Leonor y que descubre la identidad de de don Álvaro cuando este se encuentra herido, quiere combatir con el pero prefiere esperar a que don Álvaro se recupere.

Jornada IV:

Cuando don Álvaro se recupera, don Carlos le dice que sabe quien es y van a batirse en duelo. Don Álvaro intenta disuadirle de hacerlo, pero el insiste mucho y finalmente luchan; don Álvaro mata a don Carlos pero le detienen por que precisamente ese día habían prohibido los duelos, pero don Álvaro produce una revuelta y escapa.

Jornada V:

Don Álvaro se retira al convento de los Ángeles donde pasa cuatro años. Una noche un caballero va a visitarle, en cuanto le ve don Álvaro sabe que es el último hijo del marqués de Calatrava, don Alfonso, que le dice que sabe la historia de su familia: que es hijo de un virrey español y de una princesa Inca. Don Álvaro cree que ahora que sabe que es de origen noble le permitirá casarse con doña Leonor; pero don Alfonso le pide una compensación por el daño causado a su familia; así que se baten en duelo y cuando don Alfonso esta a punto de morir llega un ermitaño para darle la extrema unción, que resulta ser doña Leonor. Su hermano le clava un cuchillo, por que cree que los amantes se habían reunido, y ambos mueren. Don Álvaro desesperado se tira por un barranco.

Estudio de la estructura dramática.

Este drama está divido en cinco jornadas (lo que rompe con la división habitual de tres actos) y en 44 escenas las cuales se van desarrollando durante cinco años.

Mezcla de géneros:

Mezcla tanto elementos trágicos como cómicos: aunque se trata de una obra dramática, ya que todos los protagonistas mueren y son muy pesimistas, también se observan elementos cómicos como las conversaciones de las gentes del lugar.

Quebramiento de las tres unidades:

Don Álvaro o la fuerza del sino rompe con la regla clásica de las tres unidades (lugar, tiempo y acción). Los clasicistas decían que la obra tenía que ocurrir en espacios cercanos no en espacios diversos o alejados entre sí; querían que se desarrollase la acción en un solo día y su tratamiento tuviese un solo asunto. En este drama romántico se acepta el tratamiento de dos asuntos complementarios (el sentimiento de venganza de don Carlos y de don Alfonso y el amor que sienten doña Leonor y don Álvaro); un tiempo dilatado que permita narrar los hechos como verosímiles; y espacios cambiantes y espaciados (como por ejemplo, Sevilla y Veletri).

Mezcla de prosa y verso:

El drama está escrito en prosa y en verso. La mayor parte de las veces que se usa el verso, es para conversaciones con los protagonistas o los personajes noble. En cambio la prosa la utilizan los personajes secundarios y cotidianos.

Hay muchos ejemplos de alternancia de prosa verso, como ocurre en la quinta escena de la primera jornada, para dar paso al dialogo del marques con doña Leonor.

Polimetría:

El tipo de estrofa utilizado es muy variada: romances, silvas, décimas... Hay tanta variedad métrica que no se puede elegir ninguna estrofa para cada jornada o personaje, excepto en la tercera jornada donde hay cantidad de décimas que se observan en el pensamiento de don Álvaro.

Importancia de los recursos escenógraficos:

En mi opinión la escenografía es muy importante en la obra ya que he llegado a contar dieciséis decorados diferentes, todos muy complejos. Y por que la ropa de los personajes, la luz e incluso los sonidos están ampliamente descritos a través de unas extensas acotaciones. Esto ocurre, sobre todo en la última escena, donde se describe detalladamente el escenario misterioso y la tormenta que crea un ambiente nocturno y los silencios que crean tensión y dan intensidad.

Temas de la obra.

Amor:

El argumento principal de la obra es el amor imposible y pasional, que es el tema romántico por excelencia: por amor a doña Leonor, don Álvaro olvida que ha venido a España a pedir el indulto de sus padres y a su vez por amor a don Álvaro, doña Leonor está dispuesta a enfrentarse a su padre y a olvidar su clase social. Este amor que el marqués no ve bien les ponen en peligro de muerte, de hecho, doña Leonor muere a manos de su hermano don Alfonso.

Convicciones morales o sociales:

Pero además también hay otro tema, las convicciones morales entre las distintas clases sociales, representada en el amor entre los criados de ambos.

El honor:

Representado por el marques que intenta impedir que se mancille el nombre de su familia y por sus hijos que una vez muerto su padre intentan recuperar su honra.

La frustración:

Este tema se trata en la obra a través de don Álvaro ya que todo lo que ocurre va en contra de su voluntad y es fruto de la casualidad; además cuando intenta huir o desaparecer se acaba encontrando con toda la familia Vargas.

Evasión de la realidad:

En la obra se observa un sentimiento de evasión ya que la acción se desarrolla en el pasado pero no expresa la problemática de dicho momento.

El destino:

A pesar de ser una buena persona, el destino de don Álvaro hace que siempre ocurra lo opuesto a sus deseos. Está predestinado y es consciente de ello. Todo es una fatalidad, fruto de al casualidad, durante toda la obra: la casualidad hace que el marques muera; también hace que coincidan en Italia don Álvaro y don Carlos; y también lo es que don Alfonso encuentre a don Álvaro tras y más todavía que les lleva a donde Leonor se había ocultado.

Otros temas:
Son la venganza (sobre todo en los duelos. Esa ansia de vengarse parece salvar el honor de la familia que ha sido ofendida. En la obra, la furia del marqués se transforma en deseo de venganza, como una obligación, en sus hijos), la crítica a una sociedad basada en el orden social de carácter clasista.

Los personajes.

Don Álvaro es un indiano rico y de misterioso origen qué vive en Sevilla. Está enamorado de doña Leonor y quiere fugarse con ella para casarse, ya que el padre de ella, el marqués de Calatrava, no se lo permite. Es hijo de un virrey español y de una princesa inca. Sus padres fueron encarcelados y el vino a España para pedir el indulto de sus padres. A pesar de que la familia Vargas, le ve como un asesino, todo empezó por una casualidad del destino ya que el no pretendía matar al Marqués y por eso tiró la pistola al suelo que accidentalmente se disparó y le mató. Por esto su vida dio un giro de 90 grados, y termina con toda la familia del marques persiguiéndole como un asesino. Es el típico personaje romántico física y moralmente ya que idealiza la amistad, el honor y el amor.

Doña Leonor es una doncella enamorada de don Álvaro y que provoca todos los conflictos a los que se expone su amante. Leonor huye a un convento, llevada por el amor al sentimiento de la culpa y éste da lugar al castigo, en donde termina encontrando la muerte. Es tierna, tímida y dócil. Está dominada por su padre a quien en principio parece que intentara desafiar pero al que definitivamente se somete.

El marqués de Calatrava es el padre de doña Leonor, don Carlos y don Alfonso. Parece muy estricto porqué se opone a la relación de don Álvaro con su hija, por que le considera un aventurero sin nobleza. Pero luego solo se le presenta como un padre que sólo quiere proteger a su hija. El marqués les sorprende intentando fugarse pero resulta mortalmente herido por el arma de don Álvaro. Tiene unos valores inamovibles.

Don Carlos es el hermano mayor de doña Leonor. Busca vengar la muerte de su padre y limpiar la honra familiar con la sangre de don Álvaro. Se encuentra con el en Italia y se hacen amigos hasta que descubre su verdadera identidad, lo que les lleva a un duelo en el que don Carlos muere. Aunque al principio parece una buena persona, por buscar con tanta ansia la venganza, no se mantiene esta opinión.

Don Alfonso es el segundo hijo del marqués de Calatrava. Además de a don Álvaro, también quiere matar a doña Leonor, ya que es la culpable de la deshonra familiar. Encuentra don Álvaro en un convento y le reta a duelo, donde muere al igual que su hermano mayor, pero justo antes de ello descubre a su hermana en el mismo convento y la mata.

Otros personajes 
El mundo social de la obra va desde la aristocracia hasta los lugareños del pueblo. El ejército es representado por muchos personajes: desde teniente coronel a ordenanza. La religión lo está por: el Padre Guardián, el Hermano Melitón, el fraile gruñón pero gracioso, el canónigo y un capellán de regimiento. También está la gitana, Preciosilla. Todos ellos planos y marginales

Los ambientes de la obra.

En la obra se observan paisajes típicamente románticos, como pueden ser el cementerio, el convento, el castillo, la tempestad… Estos espacios contribuyen a la acción ya que reflejan el tono lúgubre y nocturno de algunos momentos y el estado de ánimo del autor y de los personajes. Un ejemplo es la muerte de don Álvaro ya que el paisaje se describe

El costumbrismo.

Es un aspecto importante de la obra ya que cuatro de los cinco actos comienzan por escenas costumbristas: el aguacho, el mesón, la partida de cartas, los pobres del convento.

El lenguaje de la obra.

En la obra se observa un cambio del estilo sublime, usado por los protagonistas y los nobles, y el bajo, usado por la gente del pueblo en las escenas costumbristas, qué se alternan. Por ejemplo entre doña Leonor y su criada entre el padre Guardián y el hermano Melitón.

Tono:
Predomina el tono sentimental e imaginativo, muy emotivo e hiperbólico. El lenguaje era figurado y enfático. Los hechos se conocen por las conversaciones de los personajes aunque también ayudan los monólogos. La descripción es bastante importante en la obra. La obra tiene mucho lirismo en algunas escenas.

Vocabulario romántico:
El lenguaje es muy variado. Hay mucha variedad y riqueza de vocabulario; ya que hay diferentes tipos de conversaciones (entre la aristocracia y entre el pueblo). Hay cantidad de adjetivos usados para describir la escenografía, de cultismos y de frases hechas.