Don Álvaro o la fuerza del sino; Duque de Rivas

Literatura española romanticista. Romanticismo literario español. Teatro (drama) romántico del siglo XIX. Estructura dramática. Fatalidad

  • Enviado por: Andrea
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

  • La escena, aunque en prosa, sigue siendo una buena muestra del estilo romántico. Señálese el valor de ciertas exclamaciones, algunas particularidades de léxico, etc.

El estilo romántico: la idealización del objeto del amor(“ Vuestra hija es inocente…, más pura que el aliento de los ángeles que rodean el trono del altísimo”); el sometimiento el destino (“Espero resignado el golpe, no lo resistiré”); la defensa del honor (“Desgraciado del que me pierda el respeto”). El valor es popular y no es elevado. Las exclamaciones sirven para realzar los sentimientos de los personajes.

Jornada II

  • Refiérase brevemente el argumento.

  • En Hornachuelos, en un mesón, los que están cenando intentan descubrir quien es uno de los huéspedes del mesón que no ha salido a cenar y les tiene muy intrigados. Cuando la mesonera encuentra una excusa para poder ir a ver al misterioso huésped, no se encuentra con nadie, y descubren que el misterioso huésped era Doña Leonor disfrazada de hombre para que no la reconocieran, que viajaba hacia el convento franciscano de los Ángeles en busca del hermano guardián. Cuando llega la convento, el hermano guardián la permite vivir en una ermita cercana y promete no dejar que se acerque nadie.

  • También se inicia este acto con unas escenas costumbristas(I y II), en las que nos interesan varias cosas:

    • ¿De que tipo es el cantarcillo que entona el estudiante?

    El cantarcillo que entona el estudiante es una Seguidilla.

    • Señálese la viveza del diálogo y los rasgos del lenguaje castizo.

    Este tipo de lenguaje contrasta mucho con el de los protagonistas porque el de los protagonistas es muy correcto y elaborado, en cambio, el lenguaje castizo es muy llano, basto y dinámico. Con este tipo de diálogo se da rapidez a la escena, y es ideal para expresar lo que quiere decir el autor.

    • Véase como reaparece el hilo de la trama principal. ¿qué efecto habrá perseguido el autor al combinar las escenas costumbristas con las serias? ¿a que tiempos del arte romántico responde esta combinación?

    El autor, al combinar las escenas costumbristas con las serias, buscaba dar viveza a la obra. Estas técnicas de combinación se solían usar frecuentemente en las obras de carácter popular.

    • En fin, ¿cuánto tiempo ha transcurrido desde el final de la jornada I?

    Desde que ocurrió la desgracia que marcaría las vidas de Leonor y de Álvaro hasta ese momento, cuando Leonor va camino del convento de los Ángeles para quedarse allí, transcurre un año.

  • Escena III.¿por qué se caracteriza el tono con que Leonor expresa su estado emocional? Por otra parte, ¿qué tipo de versificación se emplea aquí?

  • En esta escena, Doña Leonor, pide piedad a Dios por su desdicha. Invoca a Dios con tono desesperado.

    Le versificación es endecasílaba y heptasílaba, la rima es consonante.

  • Escenas IV, V y VI. El romántico, como sabemos, no vacila en mezclar el estilo elevado con el tono conversacional y hasta chusco. Nótese tal contraste en estas escenas: ¿cómo habla el hermano Melitón?

  • Las intervenciones de Leonor son profundas y están expresadas con gran sentimiento, en cambio cuando es el hermano Melitón quien habla, se manifiesta distendidamente con gracias y revueltas que ayudan a aligerar la escena.

  • Escena VII. Entresáquese aquellas expresiones de esta escena en las que se expresen ideas propias de la concepción romántica del mundo. Compárense con las que estudiamos sobre el desengaño barroco. Y véase la solución ascética que aquí parece triunfar.

    • ¿Qué versificación se adopta en esta escena? Señálese los cambios de rima. ¿qué nombres recibe la variedad utilizada en los versos 1555-1612, y en que otra obra fue realizada por Rivas?

    En esa poesía encontramos una redondilla. También encontramos las combinaciones en las estrofas de dos endecasílabos y dos heptasílabos. La rima de este poema es asonante.

    Jornada III

  • Resumen del argumento.

  • En Veletri en Italia hay un regimiento, y uno de sus soldados más destacados resulta ser D. Álvaro que está allí con un nombre falso. Una noche mientras D. Álvaro reflexiona sobre todo lo que le ha pasado oye una reyerta y corre a socorrer a un oficial del que después se hace muy buen amigo, pero este resulta que es D. Carlos, el hermano de Doña Leonor. Un día durante unas maniobras, D. Álvaro es herido gravemente y le pide a D. Carlos que custodie su maleta, ante las sospechas decide abrir la maleta y descubre que es Don Álvaro y espera a que se cure pues quiere batirse con él.

  • Escenas I y II. Una vez más, nos encontramos con un comienzo costumbrista: compárese con las escenas iniciales de los actos anteriores y señálese, como en aquellas, el interés de los tipos, el tono coloquial, los giros conversacionales y los términos jergales. El mismo tono se consigue en la escena, en la prosa, y en la II, en verso. Esta última es una de las más deliciosas de la obra : señálese la viveza de la conversación.

  • Se representa un cuartel donde juegan a las cartas. El lenguaje coloquial es diferente al empleado en el puente de Triana y en Hornachuelos, es más basto, refleja muy bien el ambiente de cuartel y la jerga de los soldados (pájaro-oficial)

  • Escena III. El soliloquio de don Álvaro es del máximo interés. He aquí los puntos que merecen ser observados:

    • Un compendio de temas románticos: dígase que conceptos expresa el protagonista sobre la vida, el destino, el mundo la muerte, etc.

    La vida que se alarga para el que la sufre como una carga y demasiado breve para el que la disfruta en todos sus aspectos, así el irremediable destino acerca la muerte al que no la quiere, pero al que la desea se la niega. Para D. Álvaro la muerte es la forma de escapar del destino.

    • Compárense con los temas estudiados en el barroco. Se ha señalado, en esta escena, la influencia de “ La vida es sueño” de Calderón: ¿es así, en efecto?

    Si, es así. Este soliloquio es prácticamente calcado del primer monólogo de Segismundo en La vida es sueño, de Calderón de la Barca, pero acoplado al pensamiento romántico.

    • La estrofa empleada es también la misma que la de los grandes monólogos de Segismundo: señálese.

    Encontramos esa estrofa de los monólogos de Segismundo en la décima estrofa de esta obra (Don Álvaro y la fuerza del sino).

  • Escena IV. Con el agradecimiento de don Carlos a don Álvaro, y la mutua simpatía que entre ellos nace, el autor introduce un hábil recurso dramático: coméntese.

  • Entre Don Álvaro y Don Carlos surge la amistad, y aquí es donde entra el hábil recurso dramático que introduce el autor. Se demuestra que en la venganza nada se puede interponer, ni siquiera la amistad. Ellos de admiran mutuamente sin saber a quien admiran realmente.

    • El dialogo se caracteriza ahora por cierta naturalidad y sencillez que recuerda muchos diálogos de la comedia del Siglo de Oro. Valórese.

    Hay rasgos utilizados en esta obra que son los mismos que se utilizan en las comedias de siglo de Oro, por ejemplo, en esta obra podemos observar que muy natural y llano.

  • Escenas V y VI. Tiene un carácter narrativo y cierto aliento épico: júzguese su viveza y dígase que función desempeñan en la caracterización de los personajes principales.

  • Los personajes principales de esta obra de caracterizan por la edad, los mas vividos son menos apasionados que los mas jóvenes.

  • Escena VII. Continua la mutua simpatía de los personajes que hemos visto en la escena IV. Además, hay otros aspectos interesantes: ¿por qué lamenta don Álvaro no haber muerto? Por otra parte, ¿qué efecto producirá en don Carlos la turbación del protagonista al oír el nombre de Calatrava?. En fin, véase la alusión de don Álvaro al “misterio impenetrable” que le rodea: ¿es un elemento importante de la intriga?

  • Don Carlos salvó a Don Álvaro de la muerte sin saber que este deseaba morir. Porque no tiene a Leonor. El efecto que producirá en Carlos es que empezará a sospechar y esto creará misterio en la historia. Si que es un momento importante porque en esta escena la historia podría tomar otro rumbo diferente.

  • Escena VIII. Júzguese la eficacia dramática de las vacilaciones intimas de don Carlos. Pero, una vez descubierta la identidad del protagonista, el deseo de venganza borra, en don Carlos, todo rastro de simpatía. ¿resulta natural este brusco cambio?. ¿puede aplicarse a esta escena lo que dijimos sobre la escasa profundidad humana de los personajes?

  • Un cambio tan brusco no resulta natural, pero tal cambio se entiende gracias el contexto en el que se encuentra. Cuando se da cuanta de que es Don Álvaro, le ciega la ira y la venganza y deja al lado todo resto de amistad que tenía con Don Álvaro cuando no sabía quien era en realidad.

    Jornada IV

  • Resúmase su argumento.

  • Cuando D. Álvaro despierta, D. Carlos le cuenta que sabe quien es y pide una satisfacción para vengarse, D. Álvaro intenta detenerlo, pero insiste y finalmente se baten en un duelo. Ese mismo día se había publicado un edicto real condenando a muerte a todos los que se batieran en duelo. En ese momento detienen a D. Álvaro que acaba de matar a D. Carlos y le condenan a muerte, pero gracias a una revuelta que se produce consigue escapar.

  • Escena I. Júzguese las actitudes de ambos personajes. ¿cómo intenta justificarse don Álvaro?; ¿qué razón le obliga a batirse con don Carlos?; ¿no ha podido escapar a su sino?

  • Don Carlos quiere batirse con Don Álvaro, pero este se justifica, que no quiere batirse, diciendo que como habían sido amigos no podía defraudar tal echo. Don Álvaro se entera de que Leonor sigue viva entonces le propone a Don Carlos ir a buscar a Leonor los dos. Pero este rechaza la idea y dice que matará a Leonor después de haber acabado con Don Álvaro.

    Como Don Carlos dice que la matará a ella también, Don Álvaro, al final, accede a batirse solo por defender a su amada Leonor.

  • La escena II presenta rasgos ya observados en la escena I de la jornada anterior (¿cuáles?). Al principio, parece que corta la tensión dramática creada; ¿pero que función cumple?, ¿de que nos enteramos?.

  • Esta escena comienza con un acto costumbrista, cosa que tiene en común con la escena I de la jornada anterior.

    Nos enteramos de que a Don Álvaro lo van a ejecutar por orden del rey por estar prohibidas las reyertas.

  • Escena III. ¿qué opinión nos merece don Álvaro por lo que manifiesta en esta escena, al hablar de su enemigo?

    • ¿qué notas patéticas pueden señalarse al final de esta escena?

    Lo patético es que Álvaro quiere morir pero no humillado por un verdugo, sino que quiere morir con honor.

  • Escena V. Este nuevo monologo del protagonista es una recapitulación de su situación: señálese sus principales aspectos.

  • Cundo habla de sus padres, dice que si llegara a morir a manos de verdugo sería una gran deshonra para sus padres. En cuanto a la felicidad, se da cuanta de que no puede hacer nada para cambiar su destino, nunca podrá estas con su amada por mucho que lo intente.

  • Escenas VI y VII. Sigue quedando ennoblecida la figura de don Álvaro: véanse los detalles. En fin, cuando un hecho fortuito deja en libertad al protagonista, ¿cuál es su determinación?

  • Cuando Álvaro queda libre, por el repentino ataque de los enemigos, el decide unirse a la batalla, y que si por alguna casualidad este quedase vivo, que no le dieran muerte durante la batalla, decide retirarse a algún lugar donde estuviera solo.

    Jornada V

  • Refiérase brevemente al argumento.

  • Aparece el convento de los ángeles donde se ha retirado D. Álvaro. Por la noche llega un embozado en busca del hermano Rafael, el embozado resulta ser Don Alfonso, el otro hermano de Leonor y el hermano Rafael es Don Álvaro. D. Alfonso descubre su identidad y exige a D. Álvaro una compensación por todo el daño que ha causado en su familia, D. Álvaro se resiste alegando sus hábitos. D. Alfonso para incentivarle le cuenta que sabe su pasado, es hijo de un virrey del Perú y una princesa Inca, su familia había caído en desgracia pues el virrey quería formar un reino en Perú y nombrarse rey. D. Álvaro cree que todo está solucionado ahora que saben que es noble que se podrá casar con Leonor y se acabarán los problemas, pero D. Alfonso se niega en rotundo y finalmente D. Álvaro acepta el Duelo, en la reyerta le hiere de muerte y va en busca del ermitaño para que le de la extrema unción a D. Alfonso. Cuando llega descubre que el ermitaño es Leonor que al ver a su hermano se lanza en sus brazos, pero este aprovecha y le clava un cuchillo, los dos mueren. Don Álvaro no lo soporta más y se tira por un precipicio.

  • Escena I. Compárese este ultimo cuadro costumbrista con los anteriores.

  • La escena costumbrista refleja cuando le dan de comer a los pobres en el convento y algo muy sobresaliente, cuando les daban limosna lo hacían muy a disgusto y les trataban mal.

  • Escena II. El padre Guardian y el hermano Meliton hablan del Padre Rafael; ¿por qué rasgos comprendemos que se trata de don Alvaro? ¿qué sentido cabe dar la solución de retirarse al convento, semejante a la que ya había adoptado doña Leonor?

  • Cuando el hermano Melitón y el hermano guardián hablan sobre el hermano Rafael dan algunas pistas que ayudan a reconocer a D. Álvaro: por ejemplo cuando el hermano Melitón le llama mulato y otra vez indio salvaje y se enfurece, o su genio contenido.

    Don Álvaro quiere retirarse a un convento, parecido a como hizo Leonor, para alejarse de todos los problemas y poder estar solo.

  • Escena III. Señálese, una vez mas, el contraste de tono entre don Alvaro y el hermano Meliton.

  • El tono del hermano Melitón y el de don Álvaro son muy distintos: el del hermano Melitón es casi cómico y el de Don Álvaro es distante y serio.

  • Escenas IV, V y VI. La escena IV (dialogo entre don Alfonso y don Alvaro) fue muy alabada por Azorín; muéstrese su posible habilidad de desarrollo. Por lo demás, su construcción es muy semejante a la escena I de la jornada IV (en dialogo de don Alvaro con don Carlos). Dígase ahora que razones hacen que el protagonista abandone su actitud humilde y su propósito de paz. Recapitulemos: don Alvaro, ante el marques en el acto I y, posteriormente, ante los hermanos de Leonor, adopta en vano actitudes positivas; ¿qué observaciones cabe hacer?

  • Siempre ha adoptado una posición pacifica, pero esta vez decide acceder a la reyerta porque Don Alfonso, que ya conoce sus orígenes, ofende a su familia y le abofetea. En todo caso, don Álvaro sen encuentra en una situación entre la espada y pared con lo que accede a la reyerta y así acabar con sus problemas para siempre y a acogerse a la muerte que es lo que siempre había buscado.

  • Escenas VII y VIII. El monólogo del hermano Melitón no parece tener, en principio, mas función que la descriptiva. Sin embargo, al aludir a la ermita y al “santo penitente”, ¿no anticipa algo de lo que va a suceder?. Nótese en efecto de “suspensión”.

  • Es un anticipo de lo que ha de ocurrir, las viejas supersticiones de las clases bajas y las leyendas a que tan aficionados son los románticos, se funden en el personaje del hermano Melitón. Ya desde el comienzo de esta jornada Melitón iba anticipando la supuesta fuerza diabólica del hermano Rafael y en estas escenas con su monólogo pone de relieve su teoría que luego se demostrará no estar muy equivocada.

  • Escena IX. Comiéncese por prestar mucha atención a la acotación inicial, con sus indicaciones escenográficas, y señálese los rasgos románticos del paisaje que va a servir de marco de la escena.

    • Por fin se revela el misterio sobre el origen de don Alvaro: ¿qué notas se añaden ahora a la índole romántica del protagonista?. Si las noticias que ahora don Alvaro se hubieran producido al principio, hubiera sido distinto el destino de su amor?. ¿por qué resultan trágicas ahora aquellas noticias ?

    Ahora se conoce el origen d don Álvaro. Si estas noticias se hubieran sabido al principio, cuando conoció a su amada, la historia de su amor sería distinta, ya que el padre de Leonor, el Marqués de calatrava, habría aceptado de buen gusto que Don Álvaro pretendiera a su hija ya que este es un noble.

    Esas noticias ahora son trágicas porque ya nada se puede hacer por salvar su amor, han ocurrido demasiadas cosas y mucho tiempo para que ahora esas noticias sirvieran de algo para salvar su amor.

    • Don Alfonso resulta una encarnación de la venganza: dígase hasta que extremo y nótese la falta de matices del personaje.

    Don Alfonso desea tanto la venganza que le encoleriza. este solo deseaba la muerte de Don Álvaro a todo costa.

  • Escenas X y XI. Llegamos al final; atiéndase al los siguientes aspectos: rapidez del desenlace, acción acelerada; véase como las acotaciones indican el movimiento frenético de las escenas.

    • ¿De que malentendido es presa don Alfonso?, ¿cómo se muestra aquí “la fuerza del sino”?

    El malentendido del que es presa don Alfonso trata de que este descubre q Leonor esta cerca del convento en el que está don Álvaro y piensa que se estaban “viendo” a escondidas. En la reyerta don Álvaro hiere de muerte a don Alfonso, entonces al darse de cuenta don Álvaro llama a un ermitaño cercano para q diera la extrema unción a don Alfonso. Cuando el ermitaño, que era Leonor, y descubre que su hermano esta tendido en el suelo s tira a sus brazos y don Alfonso aprovecha y se venga de su hermana también clavándola el cuchillo y dándola muerte.

    Con la muerte de Leonor se demuestra la fuerza del sino. El sino de Don Álvaro era que nunca podría estar con su amada y por mucho que lo intentó nunca lo consiguió.

    • El suicidio, como sabemos, es un tema muy romántico: ¿cómo se explica aquí?; ¿qué sentido las últimas palabras blasfemas “satánicas”, del protagonista?. ¿qué pensar del lugar de la religiosidad en la obra?

    El fin con el suicidio es la mayor característica del romanticismo, es la mayor evasión, evasión de la vida que es el fin de este movimiento cultural y social. Cuando D. Álvaro se suicida reniega de todo lo que había encontrado antes: el amor, la religión, el honor y se arroja a la despreocupación, no le importa ya nada, está enfadado con el mundo y lo sentencia. Con su suicidio él cree concluir el problema, pero el sujeto (Él) es más que un problema y todo eso también lo elimina.

    • Señálese los rasgos de estilo romántico: exclamaciones, expresión entrecortada, vocabulario...

    En esta escena abundan las exclamaciones (¡desdichado!) y los puntos suspensivos (por fin...si, te hallé...muerta...)

    • Este final es el colmo de la exaltación y extremosidad romántica: ¿qué impresión nos produce hoy su lectura?

    Cuando la obra se estrenó causó gran conmoción pues estaba dentro de todo el contexto romántico que se estaba dando y que verdaderamente era un hecho social, algunos autores y lectores llegaron a suicidarse como cúspide de este movimiento y vivían exaltando los sentimientos por encima de todas las cosas, ahora en una época en que la razón suele dominar es más bien cómico ver la cantidad de “casualidades” que se dan y que nuestra mente racional no considera plausibles.