Domótica

Tecnología. Edificios. Casas inteligentes. Definición. Sistemas de control. Servicios. Funciones. Sistemas domóticos. Sistemas cableados o inalámbricos. Medios de transmisión. Impacto en la sociedad

  • Enviado por: Sherpa
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 65 páginas

publicidad

La Domótica - Índice de contenidos

1. Introducción ............................................................................................................... 3

1.1 Historia del hombre y sus orígenes

1.2 Evolución de la domótica en España

1.3 Nuestros días

2. ¿Qué es la domótica? ................................................................................................. 8

2.1 Beneficios

2.2 Aplicaciones

2.3 Características de los sistemas domóticos

2.3.1 Sistema técnico

2.3.2 Usuarios del edificio

2.3.3 Diseño arquitectónico

3. Sistemas de control .................................................................................................. 19

3.1 Evolución de los sistemas de control

4. Servicios y funciones ................................................................................................ 21

4.1Gestión de la energía

4.1.1 Racionalización de cargas eléctricas

4.1.2 Gestión de tarifas

4.1.3 Tele-lectura del contador de luz

4.2 Seguridad

4.2.1 Sistema de monitorización personal (video-vigilancia)

4.3 Confort (automatismos)

4.4 Comunicaciones

5.Tipos de sistemas domóticos .................................................................................... 29

5.1 X-10

5.1.1 ¿Cómo funciona?

5.1.2 Tipos de dispositivos X-10

5.1.3 Oferta de dispositivos X-10

5.2 HAL2000

5.2.1 ¿Cómo funciona?

5.2.2 Ampliando HAL2000

5.2.3 Hablar con HAL2000

5.3 DOMOLON

5.3.1 Protocolo de comunicaciones

5.3.2 La preinstalación domótica

5.3.3 Nodos

5.3.4 Unidad de alimentación

5.4 European Installation Bus (EIB)

5.4.1 ¿Cómo funciona?

6. Dispositivos ……………………………………………………………………..…. 44

7. Sistemas cableados o inalámbricos ........................................................................ 47

8. Medios de transmisión ............................................................................................. 48

9.Aspectos exigibles a un sistema domótico ............................................................... 51

9.1 Interacción entre unidades

9.2 Capacidad de ampliación

9.3 Sencillez de instalación

9.4 Ubicación flexible de los dispositivos

9.5 Fiabilidad y seguridad

9.6 Posibilidad de establecer prioridades de ejecución

10. Situación de la domótica en el mundo ................................................................. 55

10.1 Estados Unidos

10.2 Japón

10.3 Europa

11. Impacto en la sociedad (valoración personal) ..................................................... 57

11.1 Impactos personales

11.2 Impactos sociales

11.3 Impactos económicos

11.4 Impactos medio-ambientales

12. Previsión de futuro ................................................................................................ 61

13. Bibliografía ............................................................................................................. 62

14. Impresiones ............................................................................................................ 63

La Domótica

1. Introducción

La domótica (del latín domus (hogar) es el conjunto de sistemas automatizados de una vivienda que aportan servicios de gestión energética, seguridad, bienestar y comunicación, y que pueden estar integrados por medio de redes interiores y exteriores de comunicación. Se centra en los servicios de bienestar, seguridad y comunicaciones que pueden facilitarse en la vivienda a sus habitantes.

'Domótica'

1.1 Historia del hombre y sus orígenes

Desde la era de la prehistoria. Cuando los hombres vivían en cuevas, se ha buscado una constante mejora del medio en el que establecerse, y más concretamente en su hogar. El descubrimiento del fuego en aquellos tiempos remotos supuso un adelanto diferencial en cuanto a seguridad y confort, ya que las llamas ofrecían por un lado protección frente los enemigos ajenos y a la vez luz y calor.

Posteriores a las cuevas fueron las cabañas (situémonos en el periodo neolítico) y poco a poco la vivienda se fue transformando con la aplicación de nuevas técnicas y materiales, con diferencia según la zona geográfica. Más tarde en la Mesopotamia se inicia la construcción de lo que podríamos denominar “primeras casas” con piezas de barro, que más adelante también usarían los egipcios con edificaciones que iban de lo más modesto a verdaderas mansiones, con jardines, patios interiores, fuentes, dependencias, etc.

En el siglo V a.C. algunas habitaciones de la casa griega (oikós) empezaban a tener una función muy específica como es el thalamós, lugar más íntimo en donde se guardaban los bienes más preciados. Estas casas servirían en un futuro de modelo para la civilización romana, que incorporaron una diferenciación aún más clara de las distintas salas; había el tablinum (recibidor), el triclinio (comedor) y los cubiculum (dormitorios), todo alrededor de un patio central denominado atrium. Algunas de las aportaciones de los romanos a la arquitectura doméstica fueron la introducción del agua corriente, que llegaba a las fuentes de las casas mediante los acueductos y las cañerías de plomo, junto con la invención de un ingenioso sistema de calefacción consistente en un sistema de cañerías subterráneas mediante las cuales circulaba agua que previamente sé había hecho calentar mediante con fuego y leña.

Las casas europeas de la Edad Media no representaron un adelanto relevante en cuanto a confort y seguridad a causa de la pobreza de la época, si bien los nobles vivían rodeados de comodidades en los castillos.

Ahora hagamos un salto cronológico hasta 1850, fecha de la 2ª Revolución Industrial. La evolución de las viviendas, que hasta entonces sé había ido desarrollando de forma discreta, se dispara con la aparición de la electricidad, el agua corriente, el gas, el correo, el teléfono y los electrodomésticos. Todas estas apariciones de la ciencia y la tecnología se fueron asimilando paulatinamente. Con inventos como el teléfono, la radio y más tarde la televisión, que favorecerá que la opinión pública se genere en el ambiente doméstico y no en el exterior como sucedía hasta entonces (por ejemplo en el caso romano la opinión se intercambiaba en el forum); en casa actúan los políticos, juegan los deportistas, cantan los artistas, debaten los intelectuales y combaten los militares. De esta forma el terreno doméstico ya esta preparado para los inicios de la automatización, que será la tecnología antecesora de la edificación inteligente.

La automatización, símbolo del progreso durante las ocho primeras décadas del siglo XX, iba extendiéndose a todo aquello susceptible de ser automatizado en un edificio. En los años setenta, un edificio moderno debía estar dotado como mínimo de escaleras, puertas, ascensores, climatización, sistema de detección de incendios y de intrusos; todo automático.

El hecho que permitiría encaminar la tecnología hacia los edificios inteligentes fue, sin lugar a dudas, la aparición del microprocesador y en definitiva de los ordenadores personales. No obstante, el concepto de edificio inteligente todavía quedaba lejos y el paso más importante para alcanzarlo vino de la mano del control climático: el ahorro y el confort eran y son factores prioritarios para un arquitecto, de modo que ingenieros e informáticos acercaron sus relaciones como nunca y empezaron a diseñar para posteriormente instalar sistemas de climatización controlados mediante la electrónica microprocesada, por autómatas y finalmente por ordenadores personales.

Entrando en los noventa, el desarrollo paralelo de tres grandes ramas de la tecnología (telecomunicaciones, electrónica e informática) hace que los edificios convencionales añadan múltiples mejoras y a su vez los hogares inteligentes empiecen a ser una realidad más palpable, aunque eso sí más cerca de un interés promocional que real (nos encontramos en un estado embrionario y aún no podemos hablar de casas inteligentes). Cualquier edificio dotado de sistemas inteligentes de climatización de accesos, de iluminación, etc. era considerado inteligente cuando en realidad las palabras más adecuadas habrían sido edificio domótico.

1.2 Evolución de la domótica en España

Los orígenes de la domótica a España se pueden situar alrededor del año 1990, fecha en la que se empiezan a llevar a cabo las primeras iniciativas e investigaciones principalmente por el Institut Cerdà. Al principio, el mercado se caracterizaba por un gran desconocimiento de la domótica tanto en el ámbito tecnológico como de posibilidades y aplicaciones por lo que el interés que suscitaba este adelanto tecnológico era muy limitado y su investigación mínima.

Los primeros sistemas estaban poco integrados y las áreas de gestión que se cubrían eran, a duras penas, el aspecto de la confortabilidad y la seguridad, aunque también cabe destacar que había otras aplicaciones más aisladas tales como la gestión de las comunicaciones y la energía.

A continuación una clasificación de las características de aquel mercado al que se enfrentaban los sistemas domóticos españoles:

  • Generalmente, los productos estaban fabricados atendiéndose a las normativas europeas y destinados a mercados extranjeros más desarrollados.

  • Había ciertas dificultades a la hora de diseñar e instalar dispositivos, al carecer de suficiente personal cualificado.

  • El coste de las instalaciones era muy elevado y estas resultaban poco productivas.

  • No había entidades públicas o privadas especializadas en instalaciones de este tipo ni interés por abrir un mercado.

  • Había desconfianza y reticencia por parte de los usuarios al encontrarse delante de algo que podía poner en riesgo la seguridad de los edificios o viviendas (o incluso los mismos usuarios) debido a una excesiva automatización.

A pesar de que actualmente la situación se diferencia notablemente respecto otros países, no hay lugar a dudas de que en los próximos diez años las instalaciones automatizadas serán un valor añadido de las construcciones, ya que el mercado actual se caracteriza por los siguientes aspectos:

  • Creación de nuevas empresas dedicadas a la fabricación e instalación de sistemas automatizados.

  • Avances en la normalización y homologación de determinados productos así como el rechazo a otros que no cumplen la normativa tecnológica española y/o europea.

  • Desarrollo de nuevos sistemas por parte de las empresas del sector electrónico.

  • Creación de organismos de investigación y desarrollo (I+D). (*)

  • La apuesta por el progreso y la innovación mediante sistemas domóticos y la financiación por parte de las instituciones públicas junto con la Comunidad Económica Europea de proyectos I+D.

(*) El progreso de la domótica española no habría podido llevarse a cabo sin los organismos e instituciones dedicadas a su óptimo desarrollo que, asumiendo un riesgo económico considerable han apostado por esta nueva tecnología. Las principales entidades comprometidas en este aspecto son las siguientes:

  • CEDOM (Comité Español para la Gestión Técnica de Edificios y Viviendas).

  • AFME (Asociación de Fabricantes de Materiales Eléctricos).

  • EIBA (Asociación del Bus de Instalaciones Europeas).

  • Institut Cerdà.

  • Ministerio de Fomento.

  • IDEA (Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía).

  • El Mundo de la Domótica (revista de sistemas de control y gestión técnica de edificios).

El mercado español cuenta con más de 25 sistemas (casas equipadas con componentes automatizados) domóticos y un gran número de productos con prestaciones cada vez más atractivas y asequibles para los usuarios no familiarizados con el sector. Por otro lado, dichos sistemas se están implantantando en el 60% de hogares de nueva construcción y en el 40% de hogares ya existentes, la cual cosa implica una paulatina normalización (aún estando en estado embrionario) de los dispositivos automatizados a nuestras casas.

1.3 Nuestros días

Hasta la actualidad el usuario de una instalación eléctrica convencional se conformaba sencillamente con iluminarse, calentarse y disponer de acceso al tendido eléctrico para conectar los electrodomésticos y demás componentes eléctricos.

Los requisitos de una instalación se limitaban a proteger las líneas y las personas contra los riesgos eléctricos.

Posteriormente, a las funciones tradicionales se han añadido nuevas funciones y productos que gestionan la energía y el confort como aparatos que permiten aplicaciones especificas como programar la calefacción, regular la temperatura ambiental, gestionar el consumo de energía, etc.

La incorporación de estas instalaciones singulares ha supuesto mayor complejidad, aumentando el cableado interno de la vivienda y provocando que una ampliación y/o modificación de dicha instalación se traduzca en largas y costosas intervenciones por parte del instalador.

2. ¿Qué es la domótica?

Entendemos como tal la incorporación al equipamiento de nuestras viviendas y edificios una práctica, intuitiva e innovadora tecnología que permita gestionar de forma energéticamente eficiente, segura y confortable para el usuario, los distintos aparatos e instalaciones domésticas tradicionales que conforman una vivienda ( la calefacción, la lavadora, la iluminación...).

El usuario nota que tiene el control, y ese control lo ejerce mediante el sistema para ahorrar o derrochar (yo controlo, yo decido). Podemos hacer que una luz se encienda al abrir la puerta, o que se cierren automáticamente el gas y el agua, se bajen las persianas y se apague la calefacción cuando activamos la alarma al salir de casa, pero todo ello porque yo quiero, no porque el sistema quiera (el usuario establece de forma intuitiva, centralizada y eficiente como quiere que su hogar se automatice).

'Domótica'

El usuario establece a forma sencilla las pautas a seguir por la vivienda.

Para que un sistema pueda ser considerado inteligente ha de incorporar elementos o sistemas basados en las Nuevas Tecnologías de la Información. Generalmente, un sistema domótico dispondrá de una red de comunicación y diálogo que permite la interconexión de una serie de equipos a fin de obtener información sobre el entorno doméstico y, basándose en dicha red, hará de la vivienda un entorno más funcional, inmediato y a medida de cada usuario.

En la actualidad la propia evolución, la convergencia en prestaciones y campos de aplicación de las tecnologías disponibles, junto con este estado todavía muy inexplorado y otras razones de carácter semántico hacen que se prefiera la denominación Gestión Técnica de Edificios y Viviendas en detrimento del término domótica.

Podemos considerar la domótica como la utilización simultanea de electricidad, electrónica e informática en la gestión técnica de las viviendas o bien decir sencillamente que es el lenguaje mediante el cual el usuario y la vivienda se comunican. Entendemos por gestión técnica la modificación, ya sea local o remota, de los parámetros de los servicios y funciones implementados en la instalación.

'Domótica'

Modelo conceptual de la integración de sistemas del Hogar Digital.

Según el destinatario podemos hacer distintas definiciones:

  • Para el usuario: Aquella que permite una mayor calidad de vida a través de la tecnología, ofreciéndole un aumento del bienestar y la seguridad de los habitantes, a la vez que una reducción de las tareas domésticas y una racionalización de los distintos consumos.

  • Para el técnico: Aquella que incluye agrupaciones automatizadas de equipos normalmente asociadas por funciones, que disponen de la capacidad de comunicarse interactivamente entre ellas a través de un soporte de comunicaciones que las integra.

Antiguamente el usuario de una instalación eléctrica convencional se conformaba solamente con iluminarse, calentarse y disponer de acceso al tendido eléctrico para conectar los distintos dispositivos asociados.

Los requisitos de la instalación se limitaban a proteger las líneas y las personas contra los riesgos eléctricos.

Posteriormente, a las funciones tradicionales se han añadido nuevas funciones y productos que gestionan la energía y el confort (primordialmente).

Para dar respuesta a estas nuevas demandas, han aparecido en el mercado una extensa variedad de dispositivos que permiten aplicaciones especificas como programar la calefacción, regular la temperatura ambiental, gestionar el consumo de energía, etc.

La incorporación de estas instalaciones singulares ha supuesto mayor complejidad, el cableado que requieren estas innovaciones se debe añadir al ya existente y la densidad es tan elevada que una ampliación y/o modificación en la utilización de los locales se traduce en largas y costosas intervenciones por parte del instalador.

Se necesitaba una nueva tecnología para simplificar la instalación eléctrica, con el objetivo de:

  • Disminuir el cableado.

  • Una mayor flexibilidad que permita una fácil ampliación y/o re-configuración.

  • Integrar los servicios y las instalaciones convencionales, funcionando hasta ahora independientemente, posibilitando la comunicación e interacción entre ellos.

  • Al hablar del concepto de domótica en sí, que estaría mucho más cerca de un sistema de control que de un sistema de gestión, nos encontramos con dos tipos de filosofía principales.

    La primera es la filosofía de los sistemas domóticos restringidos, que llamamos así porque no permiten utilizar los mecanismos (interruptores, pulsadores, etc.) que desee el usuario, sino que limitan el abanico de posibilidades de elección a los modelos y marcas que son compatibles con sus sistemas, en este grupo nos podemos encontrar con las grandes marcas eléctricas. Los magnates del mercado eléctrico en Europa, que no potencian ni imaginan verdaderas soluciones domóticas a la vida cotidiana, aunque camuflen su dejadez o falta de imaginación en teóricos estándares de comunicación europeos y otras especies, posiblemente porque su mercado y facturación siguen estando en el lado eléctrico de la vida, no en el electrónico.

    Al otro lado está la otra filosofía, la que dice tú pon lo que quieras y yo te lo controlaré, con esta filosofía es con la que trabajan los fabricantes del país de la domótica, USA (o Home Automation como ellos lo llaman). Estos sistemas controlan todo lo que se instala en las viviendas y es susceptible de ser controlado. Toldos, persianas, electro-válvulas, luces, puertas automáticas, aires acondicionados, televisores, videos, equipos de música, DVD, y ese largo etcétera de equipos, electrodomésticos y sistemas con los que convivimos día a día.

    2.1 Beneficios

    Los beneficios que aporta la domótica son múltiples, y se podría afirmar que cada día surgen nuevos. Por ello los agruparemos en los siguientes apartados:


    1- El ahorro energético gracias a una gestión tarifaria e "inteligente" de los sistemas y consumos.

    2- La potenciación y enriquecimiento de la propia red de comunicaciones.

    3- La más contundente seguridad personal y patrimonial.

    4- La tele-asistencia.

    5- La gestión remota (vía teléfono, radio, Internet, etc.) de instalaciones y equipos domésticos.

    6- Aumento del bienestar y en definitiva, del confort.

    2.2 Aplicaciones

    La domótica busca el aprovechamiento al máximo de la energía y luz solar adecuando su comportamiento a nuestras necesidades.

    Las posibles aplicaciones son innumerables dadas las posibilidades de la domótica, podemos decir tranquilamente que las posibilidades son tan extensas como puedan ser las pretensiones de los propios usuarios, por ello trataremos de agruparlas en las más comunes:

    En el ámbito del ahorro energético:


    a) Programación y zonificación de la climatización. El usuario personaliza a que hora y que zonas de la vivienda desea que estén gestionadas por el control central


    b) Racionalización de cargas eléctricas: desconexión de equipos de uso no prioritario en función del consumo eléctrico en un momento dado. (Reduce la potencia contratada).


    c) Gestión de tarifas, derivando el funcionamiento de algunos aparatos a horas de tarifa reducida.


    En el ámbito del nivel de confort:

    a) Control de todos los dispositivos instalados y operativos desde un dispositivo central simplificando su gestión y optimizando su uso.


    b) Apagado general de todas las luces de la vivienda.


    c) Automatización del apagado/encendido en cada punto de luz. La forma de encender y apagar la iluminación de la vivienda puede ser automatizada y controlada de formas complementarias al control tradicional a través del interruptor clásico. Se puede en esta manera conseguir un incremento del confort y ahorro energético.

    La iluminación puede ser regulada en función del nivel de luminosidad ambiente, evitando su encendido innecesario o adaptándola a las necesidades del usuario. La activación de ésta se realiza siempre cuando el nivel de luminosidad pasa un determinado umbral, ajustable por parte del usuario. Esto garantiza un nivel de iluminación mínima, que puede ser especialmente útil para por ejemplo un pasillo o la iluminación exterior.

    'Domótica'

    Cuando le das al play tu comedor se convierte en una sala de cine.

    La iluminación puede ser activada en función de la presencia de personas en la estancia. Se activa la iluminación cuando un sensor detecta presencia. Esto garantiza una buena iluminación para por ejemplo zonas de paso como pasillos. Asegura que luces no se quedan encendidas en habitaciones cuando no hace falta.

    d) Regulación de la iluminación según el nivel de luminosidad ambiente.


    e) Automatización de todos los distintos sistemas/ instalaciones / equipos dotándolos de control eficiente y de fácil manejo. El hecho de que los sistemas de la vivienda se pueden programar ya sea para que realicen ciertas funciones con sólo tocar un botón o que las lleven a cabo en función de otras condiciones del entorno (hora, temperatura interior o exterior, etc.) produce un aumento del confort y un ahorro de tiempo.


    f) Integración del portero al teléfono, o del video-portero al televisor. La señal de audio y control del portero automático se puede integrar en la red de telefonía interior de la vivienda, para permitir utilizar el teléfono en lugar de la habitual consola de control de esta instalación.

    Cualquier llamada desde el portero automático puede ser atendida desde un terminal telefónico, entablando conversación con la persona visitante y, si es preciso, abrirle la puerta. La señal de vídeo y control del video-portero automático se puede integrar en la red de televisión de la vivienda y edificio, para permitir utilizar el televisor en lugar de la habitual consola de control de esta instalación. Cualquier llamada desde el video-portero automático puede ser atendida desde el televisor, reconociendo la persona visitante y, si es preciso, abrirle la puerta mediante el propio mando a distancia del televisor (u otro de uso específico).

    Opcionalmente, y cuando no hay nadie en la vivienda, podría pensarse en desviar la llamada desde el portero automático a un número de abonado telefónico, simulando la presencia de un usuario en casa o abrirle la puerta de acceso de la calle a por ejemplo un mensajero.

    g) El riego automático es una aplicación muy utilizada por la gente que vive en viviendas unifamiliares. El riego puede ser gestionado por un controlador que normalmente se limita a regar según la programación horaria. Pero el riego puede ser más desarrollado y avanzado que eso. Puede ser activado de forma automática según programación horaria, pero también según la humedad en el césped, el día de la semana o cualquier otro valor. Además si el riego esta integrado en el sistema de domótica se puede controlar el riego de forma remota o según otros eventos como incendios o robos.

    Además existe la posibilidad de realizar actuaciones puntuales y personalizadas como por ejemplo regar por la tarde en vez de por la noche si el dueño planifica una barbacoa con los amigos por la noche.

    En el ámbito de la protección personal y patrimonial:


    a) Detección de un posible intruso. En caso de intruso el control central se encarga de hacer saltar las alarmas, a la vez que avisa al propietario del inmueble y las autoridades.


    b) Simulación de presencia. Gestión del control de acceso y control de presencia, así como la simulación de presencia.


    c) Detección de conatos de incendio, fugas de gas, escapes de agua. Mediante el nodo telefónico, se puede tener acceso (mediante un pulsador radio-frecuencia que se lleve encima por ejemplo) a los servicios de Samur, Policía, etc. A través del nodo telefónico es posible desviar la alarma hacia los bomberos, por ejemplo.


    d) Servicios de información, tele-compra, tele-banco, alerta médica (Tele-asistencia), etc. Para ciertos colectivos estos servicios pueden ser de gran utilidad (por ejemplo, unidades familiares donde ambos cónyuges trabajan) ya que producen un ahorro de tiempo.


    e) Cerramiento de persianas puntual y seguro.

    f) Se puede detectar averías en los accesos, en los ascensores, etc.

    En el ámbito de las comunicaciones.


    a) Control Remoto.

    -Dentro de la vivienda: a través de un esquema de comunicación con los distintos equipos (mando a distancia, bus de comunicación, etc.). Reduce la necesidad de moverse dentro de la vivienda, este hecho puede ser particularmente importante en el caso de personas de la tercera edad o minusválidos.

    -Fuera de la vivienda: presupone un cambio en los horarios en los que se realizan las tareas domésticas (por ejemplo: la posibilidad de que el usuario pueda activar la cocina desde el exterior de su vivienda, implica que previamente ha de preparar los alimentos) y como consecuencia permite al usuario un mejor aprovechamiento de su tiempo.


    b) Transmisión de alarmas.


    c) Intercomunicaciones entre las habitaciones.

    d) Telefonía IP. Las comunicaciones de voz por Internet utiliza la conexión a Internet como red de transporte de los datos, para realizar una comunicación VoIP (Voice Over IP). Se puede realizar las llamadas desde el ordenador personal hasta otro PC remoto o bien hasta cualquier tipo de teléfono, basta con disponer de un PC, conexión a Internet, un equipo multimedia (altavoces y micrófono) y el software necesario para ello. Pero también existe la posibilidad de integrar, o hasta sustituir la telefonía tradicional con la telefonía IP. Como terminal para realizar las llamadas se puede utilizar por parte del que tiene contratado el servicio:

    • El PC, aprovechando los altavoces y micrófonos internos o externos.

    • El PC, con un teléfono especial conectado al puerto USB.

    • Un teléfono normal conectado a un hub que a su vez esta conectado a un router.

    • Un Teléfono o SmartPhone dotado de tecnología WiFi que directamente integra el software de telefonía IP.

    'Domótica'

    Esquema conceptual sobre el sistema VoIP.

    Tal vez la ventaja más tangible para los usuarios finales radique en el método de facturación de estas llamadas. Mientras que las operadoras telefónicas tradicionales suelen tarificar las comunicaciones según la distancia y el tiempo de conexión, el coste de una llamada por Internet puede no depender de la lejanía del interlocutor. Pero aún siendo dependiente de su destino, la comunicación tendrá siempre un valor considerablemente más reducido que el de una llamada telefónica habitual, pudiendo en algunos casos ser gratis.

    2.3 Características de los sistemas domóticos

    Para valorar el grado de inteligencia de un edificio se han de tener en cuenta diversas variable observables tanto en sus sistemas automatizados como en su estructura. La medida en que se contemplan estas variables nos permitirán decidir si un edificio es inteligente o sencillamente dispone de funciones automatizadas y los podemos clasificar en tres grandes niveles:

  • Sistema Técnico.

  • Usuarios del edificio.

  • Diseño arquitectónico.

  • 'Domótica'

    Funcionamiento del sistema técnico.

    2.3.1 Sistema Técnico

    Este grupo lo componen cuatro variables destacables:

    • La integración de servicios y sistemas es la convergencia de todas las estructuras en un solo equipo controlador. De esta variable depende la rapidez y eficacia del control del edificio.

    • La flexibilidad es la capacidad de añadir nuevos servicios y elementos a los sistemas existentes y en funcionamiento. Un edificio inteligente ha de prever que sus usuarios tendrán nuevas necesidades en el futuro y debe tener un margen de aceptación de nuevos elementos que ayuden a cubrir dichas necesidades sin tener que rediseñar completamente la instalación (con la consiguiente dificultad a nivel técnico y económico que eso pueda suponer).

    • Otro rasgo característico de un sistema domótico es la capacidad de re-programación del mismo. El sistema técnico debe permitir modificar los parámetros de cada dispositivo de acuerdo con las exigencias y necesidades del usuario. Por ejemplo, el sistema de iluminación debe permitir cambiar la intensidad de las lámparas o el sistema de control de temperatura regular la calefacción.

    • La compatibilidad de formatos de información es imprescindible para tener una buena interacción entre los automatismos ya que cada uno de ellos emite un tipo de señal propio que no tiene porque ser necesariamente el mismo al resto de dispositivos conectados. Hay dos tipos de señales: digital y analógica; pero además podemos encontrar diferentes medios físicos para transmitirlos en una misma instalación: a través de un cable denominado bus (el más común entre los sistemas domóticos), mediante señales en información útil para el controlador se utilizan acondicionadores de señales que transforman la señal propia del dispositivo de forma que sea compatible con la señal del controlador central.

    2.3.2 Usuarios del edificio

    Estas características pertenecen al orden social y cultural en la relación casa/usuario. Serán todas aquellas que se orienten a mejorar una serie de condiciones:

    • Mejora de la calidad de vida.

    • Seguridad de los habitantes y los bienes del inmueble.

    • Facilidad de comunicación entre las personas.

    • Mejora en la realización de las tareas destinadas a los usuarios.

    • Optimización de los recursos energéticos.

    2.3.3 Diseño arquitectónico

    A la hora de abordar una instalación domotizada hace falta tener en cuenta diversas exigencias económicas, ambientales, normativas, etc. Ya que el diseño de un edificio o una vivienda abarca muchas cuestiones. En este punto simplemente tendremos en cuenta algunas de las características de las instalaciones automatizadas.

    La normalización es un factor que hoy por hoy se encuentra en proceso de desarrollo, hay que tener en cuenta que a pesar de las innovaciones aparecidas, la domótica es una área relativamente nueva los órganos que dictan la normativa a seguir han ido creando leyes a medida que sé hacia necesario. También debemos tener en cuenta que la legislación es variable según la zona geográfica y cambia en función de los progresos de la tecnología.

    El diseño de espacios comunes, es decir, aquellos que comparten los usuarios del edificio (pasillos, recibidores, habitaciones, servicios, etc.) han de tener en cuenta su naturaleza en cuanto a iluminación, calefacción, control de acceso, etc.

    También hay que prestar atención a las canalizaciones a la hora de diseñar el edificio, tanto para los cables de alimentación eléctrica como para las señales de audio, video, teléfono, etc. Hay que realizar los aislamientos convenientes y prevenir los accesos a las instalaciones eléctricas para posibilitar su mantenimiento.

    Ya que el ahorro energético es uno de los objetivos primordiales de la domótica, es necesario una dedicación especial en el aislamiento, reduciendo los coeficientes de perdida de temperatura. Mediante puertas y ventanas podemos regular la ventilación pero no conviene olvidar aquellos accesos exteriores de apertura automática, como ahora la puerta principal o la del garaje.

    'Domótica'

    Esta podría ser nuestra vivienda domótica.

    3. Sistemas de control

    En cierto sentido, el sistema de control que gobierna una vivienda o un edificio automatizado es equiparable al cerebro humano (evidentemente, el grado de inteligencia de un sistema de control artificial es muy inferior al de uno humano, pero podemos establecer ciertos parecidos fundamentales que nos servirán para definir los sistemas de control artificiales).

    En un edificio automatizado tendríamos un ordenador central en lugar de un cerebro humano, las señales de entrada vendrían dadas por los sensores y las señales de salida transmitirían a los actuadores las decisiones tomadas por el ordenador.

    'Domótica'

    Ejemplo de sistema de control.

    La definición científica para un sistema de control es aquel que integrado en un escenario dinámico es capaz de realizar unas actuaciones en función de unas variables ambientales denominadas de entrada, modificando una seria de variables de salida y que, además, debe permitir actuar sobre el mismo sistema de control modificando su comportamiento mediante otras variables denominadas consigna.

    3.1 Evolución de los sistemas de control

    Aumentar el confort y la productividad en los edificios es una máxima presente a las tendencias actuales del mercado. Las pretensiones del propietario del inmueble hacen que la industria mantenga una evolución continua aplicando todos los avances de la ciencia. No debemos dejar a un lado la contribución de las necesidades domésticas en potenciar dicha evolución. A continuación podemos ver en una tabla los factores más relevantes que han propiciado esta alza de la industria.

    Factores que afectan al desarrollo de los sistemas de control

    A los edificios

    A los hogares

    Elevación de la exigencia de productividad a les empresas

    Seguridad de las personas y sus bienes

    Encarecimiento de los costes energéticos

    Incorporación de la mujer al mundo laboral

    Voluntad de reducción de los costes de operación y mantenimiento

    Aumento del tamaño de los hogares

    Seguridad de les personas y las instalaciones

    Actitud positiva frente las nuevas tecnologías

    Mejora del ambiente laboral

    Mejora del ambiente doméstico

    Aumento del tiempo destinado al ocio

    La evolución de los sistemas viene marcada por la evolución electrónica e informática. A finales de la década de los cincuenta, el uso del transistor a los ordenadores marcará el inicio de la fabricación de equipos cada vez más pequeños, rápidos y versátiles que permitirán satisfacer las necesidades del usuario.

    Diez años más tarde apareció el circuito integrado que posibilitará la fabricación de diversos transistores en una única pastilla de silicio.

    A principio de la década de los ochenta aparece el ordenador personal. El uso de microprocesadores se extiende y su coste se reduce considerablemente.

    Ya en los noventa aparecerán los primeros sistemas de control con tipología de bus y es a partir de aquí donde los sistemas de control empiezan a evolucionar de forma similar a la de los ordenadores personales; ya no es importante que el sistema controle bien los equipos sino que se exige que además el sistema de control sea capaz de mostrar de forma sencilla los centenares o miles de datos con los que opera.

    Con la aparición de los sistemas operativos de interfaz gráfica como Windows 3.x, Windows'95 y sucesivos los sistemas se convierten en una herramienta fácil y práctica de usar para un operario.

    4. Servicios y funciones

    Las prestaciones, servicios y funciones de un sistema domótico las podemos ubicas en cuatro grandes bloques:

    Gestión de la energía

    Confort (automatismos)

    Seguridad

    Comunicaciones

    Gráfico de prestaciones de un sistema domótico.

    4.1 Gestión de la energía

    La gestión eléctrica del hogar es uno de los argumentos más antiguos para la implementación de la domótica. Varias de estas funciones son de gran importancia para la administración pública, los proveedores de servicio y el usuario final.

    Los servicios de control y gestión de energía se encargan de racionalizar los diferentes consumos energéticos domésticos en función de diferentes criterios (ocupación de espacios, tarifa, potencia contratada, etc.). Algunas de sus funciones son:

    • Desconexión selectiva de cargas eléctricas: cuando la demanda de energía eléctrica es superior a la potencia contratada se desconecten algunos equipos o instalaciones, previamente seleccionados, para evitar la interrupción del suministro.

    • Limitación de la activación o funcionamiento de ciertos circuitos como por ejemplo:

    -Limitación de la iluminación exterior en función del grado de luminosidad exterior combinado con la presencia de personas.

    -Desconexión de la calefacción o del aire acondicionado si hay ventanas abiertas.

    • Programación de la puesta en marcha de ciertos equipos de potencia (lavadora, lavavajillas, calentador de agua, etc.) dentro del horario de tarifa nocturna.

    • Zonificación de la climatización. La climatización o calefacción podrá funcionar según los horarios, los niveles de temperatura deseados o otros criterios posibles. La forma más básica de controlar la climatización de una vivienda es la conexión o desconexión de todo el sistema de climatización. Se puede realizar esto según una programación horaria, según presencia de personas en el hogar o de forma manual.

    Con estos modos de funcionamiento el sistema sólo garantiza el establecimiento de una temperatura de consigna única para toda la vivienda, de forma parecida a la existencia de un termostato de ambiente convencional. Sin embargo se puede hacer muchísimo más para alanzar un alto nivel de confort y ahorrar energía.

    Cada zona definida en la vivienda tiene requisitos de uso o condiciones térmicas distintas, que hacen conveniente el ser gestionadas de forma independiente. Esta gestión por zonas puede realizarse siguiendo una misma programación para cada una de ellas, o bien ser controlarlas de forma independiente, incrementando, con ello, las posibilidades de uso y confort para el usuario.

    Los criterios seguidos para definir una zonificación de la vivienda pueden ser variados. De entre los posibles, los más habituales son los dos siguientes:

      • El uso dado a las dependencias, creando lo que se denomina como zona día (uso habitual durante el día como el comedor, el salón, etc.) y zona noche (habitualmente limitada a las habitaciones).

      • La orientación de la vivienda, considerando los aportes energéticos solares, creando las dos zonas siguientes: zona norte (estancias no expuestas a la radiación solar) y zona sur (con incidencia solar).

    • Información estadística de consumos y costes del agua, gas y electricidad.

    Funciones del control energético

    Regulación

    Para mantener unos valores dentro de unos valores prefijados a priori

    Programación

    Capacidad de modificar los valores anteriormente citados en un intervalo de tiempo

    Optimización

    Realizar un diseño a partir de todas las variables y condiciones para asegurar un coste mínimo para el usuario

    Desconexión

    Para parar un aparato en caso de que su funcionamiento suponga un coste superior al adecuado o comprometa la estabilidad del sistema

    Seguridad

    Intervención del sistema en caso de peligro de sobrecarga para evitar que se funda el tendido eléctrico u otros perjuicios

    4.1.1 Racionalización de cargas eléctricas

    Cuando la demanda de energía eléctrica es, en un momento determinado, superior a la potencia contratada, el sistema domótico puede desconectar una o varias líneas o circuitos eléctricos (en los que se encuentran conectados equipos de uso no prioritario y de significativo consumo eléctrico), con la finalidad de evitar que se interrumpa el suministro a la vivienda por actuación de las protecciones, en concreto, por actuación del interruptor de control de potencia y magneto-térmico (ICPM).

    Esta aplicación es especialmente interesante cuando existe una electrificación importante en la vivienda, por ejemplo, cuando se dispone de calefacción eléctrica por suelo radiante y techo de apoyo, termo eléctrico para agua caliente sanitaria, etc.

    Aparte del beneficio descrito con anterioridad, esta aplicación permite también reducir la potencia contratada por el usuario, reduciendo, a su vez, el término fijo de potencia y el coste mensual de la factura eléctrica. Y el proveedor de energía puede evitar los principales picos en las redes de suministro.

    4.1.2 Gestión de tarifas

    Existen ciertos equipos domésticos cuyo uso puede derivarse a horas distintas a las habituales, sin afectar al ritmo de vida de los usuarios. En la actualidad y para el sector doméstico, sólo existen distintas tarifas en el suministro de energía eléctrica, a través de la conocida tarifa nocturna.

    Así pues, acumuladores eléctricos para generación de agua caliente sanitaria, lavadora o lavavajillas, sistemas de calefacción eléctrica por acumulación (acumuladores dinámicos o estáticos, suelo radiante, etc.), son algunos ejemplos de equipos cuyo funcionamiento puede derivarse a horas nocturnas, aprovechando las condiciones económicas de esta tarifa eléctrica.

    4.1.3 Tele-lectura del contador de luz

    La liberalización del mercado eléctrico español y la renovación de los contadores eléctricos mecánicos de más de 30 años a contadores digitales convierte el mercado de contadores energéticos en España en un mercado estratégico. Con millones de nuevos contadores eléctricos implementados cada año se abre la posibilidad de en gran escala empezar a medir el consumo eléctrico de forma remota, es decir, sin necesidad de acceder al contador en el edificio, algo que significaría un importante ahorro de costes para las empresas energéticas.

    4.2 Seguridad

    Las aplicaciones de seguridad contemplan tanto la seguridad de las personas como la seguridad de los bienes materiales. Hay que destacar:

    • El sistema anti-intrusión: existen dos tipos de sistemas anti-intrusión que son los siguientes:

    1) Protección perimetral: protege de accesos a la parcela y a la misma vivienda a través de puertas y ventanas. Principalmente se utiliza barreras infrarrojas de exterior en vallas, el jardín y ventanas y puertas; y sensores de contacto magnético de puerta/ventana y sensores de rotura de cristal.

    2) Protección del interior: protege de intrusión dentro de la misma vivienda. Se utiliza normalmente sensores de detección de movimiento con tecnologías infrarroja y ultrasónica.

    • La alarma técnica consiste en un conjunto de detectores (incendio, gas, CO, inundación, etc.) que en caso de producirse fuegos o escapes de fluidos, posibles errores en la instalación o mal uso involuntario detectan la anomalía y proceden al corte del suministro mediante la válvula de fluidos, la desconexión de los circuitos eléctricos y otras actuaciones previstas. También pueden configurarse para que den un aviso de entre los siguientes:

    1) Local: sirenas, timbres, luces, mensajes hablados etc.

    2) Remoto: a las Centrales Receptoras de Alarmas y/o al usuario final directamente, a través del teléfono convencional, móvil, correo electrónico o similar.

    Además la casa puede estar preparada para actuar automáticamente según la alarma, adicionalmente del aviso, como por ejemplo:

      • Si hay un escape de agua corta el suministro de agua con la electro-válvula de agua.

      • Si hay un escape de gas corta el suministro de gas con la electro-válvula de gas.

      • Si hay humo puede subir o bajar persianas según necesidad preprogramada.

    También pueden avisar de fallo de suministro eléctrico, fallo de línea telefónica, etc. Y con algunos sistemas modernos se puede realizar una re-configuración automática para volver a activar algunos sistemas.

    • La simulación de presencia consiste en la activación aleatoria de algunos elementos como la iluminación y las persianas en los periodos en que la vivienda no esta ocupada, creando una sensación de actividad en su interior.

    • Las alarmas personales: existen dos tipos de alarmas personales destinadas al hogar personal.

      • Aviso SOS o pánico: se utiliza en casos de emergencias graves tipo en casos que hay intrusos, de robo o ataques personales realizados dentro o justo fuera de la vivienda.

      • Avisos de asistencia: se utiliza para llamar la atención de necesidad de asistencia personal principalmente para personas de tercera edad o gente discapacitada.

    Las interfaces suelen ser botones en las mismas centrales de seguridad o botones en los llaveros, y para avisos de asistencia hay pulsadores de forma reloj o colgante que manda una señal vía radio en caso de caída o al encontrarse mal.

    'Domótica'

    Ejemplo de avisadores integrados en elementos de uso común.

    Las centrales muchas veces tienen sistemas de habla escucha que permite realizar una conversación con el que ha avisado o por lo menos escuchar lo que pasa en la vivienda.

    4.2.1 Sistema de monitorización personal (video-vigilancia)

    Cualquier sistema de seguridad, esté o no homologado, puede ser instalado en una vivienda y configurado para que avise directamente al usuario o propietario de la misma. En este caso es el propio usuario quien gestiona que hacer en caso de que se produzca un evento en la vivienda. En España, según la legislación vigente, el usuario podrá instalar cualquier tipo de sistema de seguridad y configurarlo para que le avise a él directamente, siempre y cuando no instale sirenas exteriores que perjudiquen a sus vecinos.

    Cada vez más están saliendo al mercado productos o sistemas que pueden ser configurados para avisar directamente al usuario final. Además suelen incorporar la opción de darse alta en una Central Receptora de Alarmas y según el tipo de evento, avisar a uno o a ambos.

    Adicionalmente se utilizan cámaras de seguridad que pueden ser consultadas y/o grabadas remotamente o de forma local para posteriormente identificar a los intrusos. Las cámaras de vigilancia pueden ser cámaras convencionales analógicas que están cableadas a una central capaz de tratar el imagen para acceso local o a través de Internet (video servidores con o sin IP). O cada cámara puede tener conexión a Internet (cámaras IP) para el acceso directo a la cámara a través de Internet o para incluir la imagen en otra interfaz global del control y la vigilancia de la casa.

    En las familias modernas normalmente ya no hay una persona con la responsabilidad global del hogar en la casa todo el día. Y muchas veces cuando no estamos en casa nos gustaría saber lo que esta pasando por ejemplo cuando llega la asistenta, lo que hace la muchacha con nuestros hijos, si han llegado los niños del colegio, lo que hacen los niños cuando les dejamos solos en la casa por la noche si vamos a cenar... estructurados podemos definir estas alarmas emocionales como ejemplo:

    • Avisos de actividades: como la llegada o salida de terceros (asistenta, muchacha, jardinero, fontanero, etc.) o de los familiares (hijos, padres, etc.) a la vivienda.

    • Avisos de ausencia de actividad: si se queda alguien en la vivienda (niños, ancianos, etc.) sin realizar ninguna actividad en un determinado intervalo de tiempo, algo que puede ser una indicación de que ha pasado algo, como una caída o similar, o que una persona mayor no se ha levantado por la mañana.

    El tipo de aviso se puede se puede estructurar en dos tipos:

    • Mensajes de texto o hablados, guardados en la misma central, o avisos en tiempo real a teléfonos fijos, móviles, correo electrónico (e-mail), etc. que avisan de la conexión o desconexión de la alarma, accesos a zonas específicas, etc.

    • Mensajes con imágenes enviados como MMS, o mediante la tecnología digital streaming, al móvil o por correo electrónico, o películas grabadas guardadas en el video, PC, según programación horaria o según los eventos dentro de la casa.

    Adicionalmente podemos monitorizar la vivienda en tiempo real de forma local a través de la televisión, PC o similar o remotamente a través de Internet para ver las actividades que ocurren dentro del hogar con cámaras distribuidas por distintas zonas y habitaciones la casa.

    4.3 Confort (automatismos)

    El campo de automatización de sistemas e instalaciones eléctricas es muy amplio, dependiendo de las necesidades e ideas del usuario, como más significativos destacamos:

    • Accionamiento automático de persianas para evitar los efectos atmosféricos (viento, lluvia, nieve, etc.) sobre estos elementos para limitar sus perdidas térmicas.

    • Accionamiento automático de la iluminación en función del nivel de iluminación y de la presencia de personas.

    • Centralización y supervisión de la información del estado de los sistemas instalados.

    • Posibilidad de agrupar un conjunto de acciones en una sola orden. Por ejemplo: apagar todas las luces, cerrar las persianas y cortar el suministro de agua, gas y poner el sistema de alarma en estado de vigilancia con un mismo interruptor con llave.

    • Utilización de mandos a distancia para las diferentes instalaciones.

    'Domótica'

    Cada dispositivo tiene su mando de control asociado.

    4.4 Comunicaciones

    Los servicios y aplicaciones de comunicaciones contemplan el intercambio de mensajes entre personas y equipos dentro del mismo hogar y desde el hogar hacia el exterior, algunos de estos servicios son:

    • Telefonía con centralita automatizada que permite realizar funciones como: telefonía IP, interfonía, números abreviados, números prohibidos y autorizados, conversaciones a tres, llamada en espera, hilo musical, etc.

    • Aviso telefónico de alarmas.

    • Mantenimiento y control del sistema domotico a distancia.

    5. Tipos de sistemas domóticos

    En un sistema domótico la interacción con el entorno físico del sistema es un factor muy importante. En el desarrollo de un sistema domótico es necesario establecer mecanismos para que pueda extraer información del entorno y realizar acciones sobre él. Por otra parte, hay que destacar que un aspecto importante de los sistemas domóticos es la integración de los distintos tipos de servicios que debe ofrecer: automatización, seguridad, comunicaciones, multimedia, etc. y para ello se valdrá tanto de elementos hardware (sensores, actuadores, cableado...) como de software (video bajo demanda, mensajería electrónica, etc.).

    Por todo esto, es necesario un lenguaje de modelado específico que tenga en cuenta estas características y proporcione a los usuarios un sistema mediante el cual añadan de forma cómoda, eficiente y económica solución a sus necesidades. Aquí destacaremos los tres sistemas más extendidos y las bases de su funcionamiento.

    5.1 X-10

    Entre 1.976 y 1.978 se desarrolló la tecnología X-10 en Glenrothes, Escocia, por ingenieros de la empresa Pico Electronics Ltd; en la actualidad se distribuye X-10 en los cinco continentes, siendo su principal mercado los Estados Unidos. Durante los últimos 15 años se han vendido más de 150 millones de equipos X-10. Desde que empezó su comercialización en 1.978, millones de instalaciones en todo el mundo avalan este sistema técnicamente conocido por Power Line Carrier (corrientes portadoras), su funcionamiento se basa en la utilización de la red eléctrica existente en cualquier tipo de edificio, ya sea casa u oficina, como medio físico para la comunicación interna de los distintos componentes del sistema domótico.

    Sus más de 25 años de experiencia, con millares de instalaciones realizadas en España, la multitud de fabricantes que asegura una amplia gama de productos, continuidad de la tecnología y el importante hecho de no tener que realizar obras de infraestructura para cableados especiales, son suficientes motivos para recomendar este sistema domótico domótica destinado para apartamentos, oficinas y locales, tanto de nueva como de antigua construcción.

    Pero además, combinando múltiples productos de dilatada y probada experiencia, se puede lograr un sistema domótico de altas prestaciones y baja inversión. Su instalación y configuración es tan sencilla que el propio usuario puede configurar las aplicaciones que desee en cada momento entre una amplio abanico de funciones.

    Gracias a la flexibilidad que supone el ser un sistema escalable, resulta todo un interesante y nuevo mundo de bricolaje tanto en seguridad doméstica como en confort, ahorro energético, comunicación e incluso ocio, pudiendo manejar a distancia el DVD, las fotos, vídeos y canciones mp3 almacenadas en nuestro PC para visionarlas en el home cinema de nuestro salón.

    La red eléctrica para X-10 sería el equivalente al Bus de otros sistemas como EIB o LonWorks, claro está, salvando las distancias.

    X-10 es el estándar con mayor implantación en el mercado domótico de corrientes portadoras. La filosofía fundamental de diseño X-10 es que los productos pueden interrelacionarse entre ellos y la compatibilidad con los productos anteriores de la misma gama, es decir, equipos instalados de hace 20 años siguen funcionando con la gama actual.

    El sistema X-10 ha sido desarrollado para ser flexible. Se puede empezar con un producto en particular, por ejemplo, un mando a distancia, y expandir luego el sistema para incluir la seguridad o el control con el ordenador, siempre que desee, con componentes fáciles de instalar y no requieren cableados especiales.

    X-10 es el lenguaje de comunicación que utilizan los productos compatibles X-10 para hablarse entre ellos y que le permiten controlar las luces y los electrodomésticos de su hogar, aprovechando para ello la instalación eléctrica existente de 220V de su casa, y evitando tener que instalar cables. Los productos de automatización del hogar X-10 están diseñados para que puedan ser instalados fácilmente por cualquier persona sin necesidad de conocimientos especiales.

    El sistema X-10 proporciona a los usuarios todo lo que necesitan:

    • Conectar y funcionar (Plug & Play).

    • Facilidad de manejo.

    • Confort y diversión.

    A los instaladores:

    • Soluciona problemas economizando proyectos.

    • Flexibilidad, modularidad, capacidad de crecimiento.

    • Rehabilitación de casas, optimizando recursos con X-10.

    • Soluciones inteligentes.

    A los promotores:

    • Instalar un sistema domótico potencia la imagen de empresa innovadora y de futuro.

    • Porque tiene la posibilidad de desmarcarse de su competencia, sin que le suponga grandes costos.

    • Porque por muy poca inversión puede ofrecer grandes beneficios al usuario.

    'Domótica'

    Esquema visual con algunas de las funcionalidades del X-10.

    5.1.1 ¿Cómo funciona?

    Los equipos X-10 poseen dos ruedas las cuales son utilizadas para la configuración en la red eléctrica, la primera es de color rojo y representa el código de la casa, esta identificada con las letras de la A a la P y la segunda marcada de color negro representa el número del modulo o numérico que corresponde a dicho dispositivo. Cada dispositivo tiene su propia dirección única que el usuario escoge rodando los dos diales en el dispositivo. Si dos actuadores tienen los mismos códigos de casa y numérico, ejecutarán simultáneamente las órdenes procedentes por la red eléctrica. Si a dos detectores de presencia X-10 se les asigna los mismos códigos, cosa que puede resultar útil para encender las luces de escalera desde dos plantas distintas por ejemplo,  mandarán la misma orden. Hay 256 combinaciones, así que puede extender su instalación hasta 256 puntos de control X-10.

    En HAL2000 (otro tipo de sistema del que hablaremos más adelante) encontraremos los mismos diales que aparecen en los módulos X-10, por lo que lo único que cambiará a la hora de su identificación será que aquí los diales los gira con el puntero del ratón.

    Lleva sólo un par de segundos hacerlo: el usuario define un nombre para el dispositivo (usará este nombre al dirigir el sistema por voz), le pone el código correspondiente, prueba el dispositivo en tiempo real, y puede asignar el dispositivo a un grupo para que pueda operar un rango entero de dispositivos y luces incluso con una sola orden. Puede agregar nuevos dispositivos o puede renombrar los existentes todas las veces que el usuario quiera, fijar su funcionamiento a lo largo de las horas de un día, una semana, etc.

    'Domótica'

    Podemos conectar hasta 256 módulos X-10 a nuestra vivienda.

    Las corrientes portadoras funcionan aprovechando la onda que genera la corriente alterna. Las transmisiones de datos se sincronizan en el paso del cero a la corriente continua. De esta forma se genera una serie de códigos formada por el 1 y el 0.

    5.1.2 Tipos de dispositivos X-10

    Como hemos visto los sensores de un sistema domótico transmiten órdenes mientras que los actuadores las reciben; por este motivo X-10 hace una clasificación y asigna a sus dispositivos unos logos para identificar su función, son los siguientes:

    'Domótica'

    Transmisores: Estos transmisores envían una señal especialmente codificada de bajo voltaje que es superpuesta sobre el voltaje del cableado. Un transmisor es capaz de enviar información hasta 256 dispositivos sobre el cableado eléctrico. Múltiples transmisores pueden enviar señales al mismo módulo.

    'Domótica'

    Receptores: Como los receptores y transmisores pueden comunicarse con 256 direcciones distintas. Cuando se usan con algunos controladores de computadoras, estos dispositivos pueden reportar su estado.

    'Domótica'
    'Domótica'

    Bidireccionales: Estos dispositivos toman la seña enviada por los dispositivos transmisores. Una vez que la señal es recibida el dispositivo responde encendiéndose (ON) o apagándose (OFF). Los receptores generalmente tienen un código establecido por el usuario para indicar la dirección del dispositivo. Múltiples dispositivos con el mismo código pueden co-existir y responder al mismo tiempo dentro de una misma casa.

    Los dispositivos bidireccionales, tienen la capacidad de responder y confirmar la correcta realización de una orden, lo cual puede ser muy útil cuando el sistema X-10 está conectado a un programa de ordenador que muestre los estados en que se encuentra la instalación domótica de la vivienda. Este es el caso del programador para PC.

    'Domótica'

    Inalámbricos: Una unidad que permite conectarse a través de una antena y enviar señales de radio desde una unidad inalámbrica e inyectar la seña X-10 en el cableado eléctrico (como los controles remotos para abrir los portones de los garajes). Estas unidades no están habilitadas para controlar directamente a un receptor X-10, debe utilizarse un módulo transceptor.

    5.1.3 Oferta de dispositivos X-10

    Llegado este punto hemos realizado una selección con algunos módulos de tipología X-10 actualmente en el mercado y que están destinados a satisfacer algunas de nuestras necesidades:

    Módulo para lámparas: el módulo de lámpara básico, forma parte de cualquier sistema de domótica, es un receptor de señales X-10 que va enchufado a la red y permite el control de encendido y apagado así como atenuar la luminosidad de una lámpara. Soporta una intensidad de 40w a 300 w. Tan sencillo como conectarlo en el enchufe actual de la lámpara, y luego esta se conecta al módulo.

    Módulo de aparato: permite enchufar cualquier electrodoméstico para controlarlo con este dispositivo. El módulo de domótica para aparatos es similar al de lámpara pero permite intensidades de hasta 2500w y por el contrario no lleva atenuador. Puede ser activado remota o localmente, es decir en el mismo enchufe o a distancia.

    Módulo para casquillo: permite controlar bombillas directamente de hasta 100Watios. Es el módulo domótico de lámpara que se enrosca directamente en el casquillo de la bombilla. Controla el encendido de cualquier luz ya sea de interior o de exterior, y solo basta con enroscar el módulo en el lugar donde antes estaba la bombilla. El módulo es de tipo encendido y apagado.

    Módulo universal: módulo que controla el encendido y apagado de aparatos de bajo voltaje o contactos sin tensión por medio de un relé.

    Módulo receptor de radio-frecuencia: es uno de los componentes más importantes que podemos encontrar por parte de la domótica, ya que recibe las señales de los mandos a distancia y envía las ordenes correspondientes para encender y apagar luces y aparatos.

    Módulo receptor universal: este módulo se conecta directamente al PC. Este receptor tiene una antena externa de doble fijación y un cable de 2 metros, que permite colocarlo donde nos sea más idóneo o donde haya mejor recepción.

    Módulo transmisor: este módulo envía las ordenes de encendido y apagado. Es tan pequeño que se instala dentro de las cajitas de los interruptores actuales. Gracias a este tamaño, no hace falta cambiar todos los interruptores de la casa.

    Módulo en aparato: este módulo puede controlar hasta 2000w en lámparas y 3600w en cargas resistivas. Este módulo se instala detrás del enchufe que se quiere controlar, quedando totalmente oculto y conservando los mismos mecanismos existentes. Es muy seguro para los niños, ya que se puede tener la corriente cortada en todos aquellas tomas que no tienen nada conectado.

    Detector de movimiento: se trata de un sensor que detecta los movimientos. No necesita cables y transmite por radio-frecuencia cualquier percepción de movimiento.

    Sensor de puertas y ventanas: este sensor es imprescindible para cualquier sistema de seguridad. Funciona con baterías, y su instalación requiere un mínimo esfuerzo. Se auto-chequea el funcionamiento periódicamente de forma automática.

    Sirena interior: es una sirena que se puede colocar en cualquier sitio de la casa. Es muy segura, ya que tiene unos sonidos muy elevados.

    Detector de rotura de cristales: el detector se coloca al cristal y funciona bajo dos parámetros; detecta las vibraciones del cristal y escucha el sonido de alta frecuencia de la rotura del cristal. Esta diseñado para lunas fijas o escaparates y no necesita cables para su instalación, además actúa por radio-frecuencia.

    5.2 HAL2000

    HAL2000 representa un verdadero hito tecnológico y lleva la informática en el hogar con gran paso, un poco más lejos, su vocación actual es ser una herramienta para el entretenimiento y la productividad. HAL2000 ofrece una plataforma que posibilita una verdadera integración electrónica en la casa, para beneficio de nuestra conveniencia personal.

    Con HAL2000 integrado en su sistema domótico, el usuario puede acceder a su propio hogar y controlarlo desde su propia voz.

     

    Este producto de software nos permite integrar una gama de dispositivos eléctricos y electrónicos en la casa. Le permite programar estos dispositivos, fijar su funcionamiento, y dejar que ellos interactúen mutuamente entre ellos. El usuario puede programar HAL2000 simplemente para encender luces, radios o cualquier otro aparato eléctrico mientras está lejos.

    Con HAL2000 se podría hacer esto con cualquier dispositivo cronometrado barato que podemos adquirir en cualquier tienda de electrónica o centro comercial. Pero tales dispositivos no pueden hacer que sus aparatos interactúen entre sí. Con HAL2000, el usuario puede tener un sensor inalámbrico de detección de movimiento y puede hacer que su PC de respuesta a ese movimiento detectado.

     

    Puede enviar un mensaje a un beeper o teléfono móvil, encender la televisión en un canal específico (el vídeo-portero por ejemplo), hacer sonar una sirena, encender todas las luces en el jardín, y así sucesivamente.

     

    HAL2000 también ofrece servicios de telefonía totalmente integrados. Recibe voz, fax y correos electrónicos (e-mail) y puede notificarlos en su teléfono móvil. También transmite toda clase de información de Internet, el tiempo, la programación de televisión, noticias… y puede advertirlo en su beeper si sus acciones en bolsa han adquirido un nivel prefijado.

     

    HAL2000 es verdaderamente excepcional e innovador. Por primera vez, la automatización de la vivienda y la convergencia electrónica está disponible en plataforma Windows. Y excede con mucho la funcionalidad de otros sistemas tradicionales… a un fragmento de su coste.

     

    Otra de las características más impresionantes de HAL2000 es que el usuario puede hacer uso de su propia voz para operar el sistema.

     

    HAL2000 confía en la tecnología de reconocimiento de voz innovadora de Lermout & Hauspie (creadores de la potente herramienta de traducción Power Translator). El usuario puede usar el micrófono al aire libre, un teléfono inalámbrico o se puede llamar desde cualquier dispositivo de casa para mandar una orden, y HAL2000 no necesita hacerle aprender ordenes complicadas. Con unas frases sencillas como todos los días de la semana a las 5 PM, enciende la luz de la entrada durante dos horas ya vale.

    5.2.1 ¿Cómo funciona?

    La utilización de HAL2000 es muy sencilla. Solo se necesita un kit de sensores de movimiento optativo. Éste viene con un módulo transceptor RF-X10 que se conecta en una toma de corriente de pared y tres sensores de movimiento inalámbricos, operados por pilas que atornillará en una pared o en un techo. Cada sensor tiene dos diales para que pueda darles un código X-10 disponible. Cuando detecten su entrada, el transceptor captura el código por medio de las señales de radio frecuencia enviadas por los sensores, y lo convierte en señales X-10 que pasa a la línea eléctrica; estas señales llegan a HAL2000 a través del interfaz de su ordenador, y el sistema responderá de la manera que previamente había especificado, quizás de diferente forma en función de unas determinadas condiciones, como la hora, la fecha… Preparar un sensor X-10 en HAL2000 es tan simple como preparar cualquier otro módulo X-10.

    'Domótica'

    La instalación de HAL2000 en el PC es simple y rápida.

    Para poder utilizar HAL2000 se necesita un PC. No hace falta que sea un PC especialmente potente o de última generación, sino que con uno sencillo ya vale. Sin embargo, encontraremos que una vez empieza haciendo uso de los rasgos más avanzados de HAL2000 como el reconocimiento de voz, seguridad, el control térmico de su hogar, preferirá ejecutar HAL2000 en un PC dedicado (no querrá que los niños desordenen el sistema).

     

    HAL2000 viene entregado en un CD-Rom. No hay ningún grueso manual en papel, el usuario encontrará todas las instrucciones en la ayuda del CD (puede imprimirlo sí así si lo desea). El archivo de ayuda es sumamente rápido e interactivo, y cuando se sitúe encima de las muchas opciones de pantalla, accederá a las ayudas contextuales que le ayudaran a encontrar lo que esta buscando.

    El software incluye un pequeño manual de comienzo rápido que guía al usuario a través de un proceso de instalación simple. Los diseñadores del software pensaron en alguna protección extra, así que, contra la piratería del software necesitará llamar a un centro de asistencia técnica HAL2000 para darle su código de acceso personal (es un número nacional, así que no le costará mucho). Una vez hecho esto, todo está listo para comenzar. En la caja del kit HAL2000, el usuario encontrará también un dispositivo de interfaz X-10 entre su PC y la línea de corriente y un módulo de lámpara X-10 por ejemplo. La interfaz de PC a X-10 se conecta entre el puerto serie de su ordenador y cualquier toma de corriente de pared. Este dispositivo transmite las señales X-10 desde el PC a la instalación eléctrica, y su línea de corriente cuida del resto enviando las instrucciones X-10 a los receptores de X-10 (en principio el módulo de lámpara). El usuario necesitará conectar este módulo de lámpara a una toma de corriente de pared para posteriormente conectar una lámpara (incandescente) al módulo.

    5.2.2 Ampliando HAL2000

    Ahora sabemos que HAL2000 usa la tecnología X-10 para controlar lo que es eléctrico en nuestra casa. De hecho el usuario también puede controlar y puede automatizar cosas tales como termostatos, acondicionadores de aire, videos, instalaciones de alta fidelidad, etc.

    Por supuesto, controlar estos dispositivos necesita algo más que HAL2000 y estamos hablando de un PC y X-10. Se necesitará periféricos adicionales. Pero lo mejor es que la mayoría de estos periféricos son Plug & Play (conectar y funcionar) y no le costarán nada.

     

    Calefacción: Muchas casas ofrecen termostatos electrónicos estos días. HAL2000 interactúa mutuamente con el termostato preguntando a su sensor de temperatura y controlando su calefacción a los niveles que queremos. Sin embargo, el usuario seguramente no podrá usar su termostato actual. Porque la mayoría de los termostatos nunca se ha diseñado para comunicar con un ordenador (o con cualquier otro dispositivo controlador). Así que su termostato necesita ser uno de los que si pueden trabajar con HAL2000.

     

    Necesita reemplazar su termostato por uno soportado por el sistema HAL2000. La lista incluye termostatos de RCS, Enerzone y Xencom. Éstas no son marcas europeas típicas. Las más recomendables son de la marca COCONZ. COCONZ ofrece termostatos que son soportados a través de HAL2000 y tienen certificado su uso en Europa. Una vez tiene uno, puede reemplazar su termostato actual simplemente conectando el nuevo de la misma manera. El equipo puede venir con una caja adicional que necesitará conectar en la instalación eléctrica que va del sistema calorífico al termostato; esta caja recibe y envía señales a través de la tecnología X-10.

    Instalar esta central requiere la intervención de un profesional. Por otro lado, los kits para HAL2000 son bastante sencillos y fáciles de instalar por el usuario mismo. Una vez el termostato se instala, tiene un tiempo determinado para configurar el HAL2000. Puede llamar al sistema desde donde quiera que el usuario esté, y pedir al termostato la temperatura actual, aumentar o bajar la temperatura un par de grados, o a la temperatura que desee. Y, por supuesto, se puede programar el termostato perfectamente en el PC, y fijarlo para horas específicas o fechas específicas. El usuario encontrará que es mucho más fácil de programar el termostato de esta manera, incluso más que en el propio termostato. Además de todo esto, estas aplicaciones se pueden llevar a cabo desde un móvil, o el mando del coche, etc.

    5.2.3 Hablar con HAL2000

    Hasta ahora mismo hemos visto que HAL2000 nos permite que controle, programe y automatice varios dispositivos eléctricos y electrónicos de nuestra vivienda, incluidas luces, aparatos, termostatos, equipo de audio y video, seguridad… El usuario ha comprobado como HAL2000 es algo más que un sistema de automatización del hogar: permite la verdadera separación de todos los dispositivos, incluido algo muy importante. Además, HAL2000 interactúa con Internet y le permite pedir boletines meteorológicos, leer las noticias, decir lo que está previsto ver en su televisión y le advierte cuando sus acciones preferidas van más allá de los límites que usted ha definido.

    Y esto es justo el principio. HAL2000 es un producto vivo y continuará evolucionando con nuevos rasgos que el usuario podrá descargar (a priori gratuitamente) desde el Web. HAL2000 realmente es el Sistema Operativo de su Hogar.

    Una vez instalado HAL2000 en el PC, se puede automatizar, controlar y fijar toda esta funcionalidad en sus pantallas. Aún cuando se decida no usar la innovadora tecnología de reconocimiento de voz que incluye el sistema HAL2000, el usuario puede sacar un valor increíble del sistema a través de su interfaz de usuario gráfica, de muy fácil uso. Desde las pantallas gráficas es posible comunicarse de una forma intuitiva y muy visual con su sistema. En este caso, su pantalla de PC actuará como una verdadera consola de control interactiva. El usuario no necesita ser un programador, todo sigue la máxima señale y pulse El único momento en el que tiene que hacer uso de su teclado es cuando de nombre a sus dispositivos, o cuando teclee un texto que le gustaría que HAL2000 leyera en momentos predefinidos (tecnología de texto-a-voz).

    5.3 DOMOLON

    El sistema DOMOLON se define como un sistema de automatización de viviendas de arquitectura distribuida, multimedia, con protocolo LonWorks modular, ampliable, y compatible con la instalación eléctrica convencional, de tal manera que permite realizar la preinstalación domótica de la vivienda en fase de construcción, sin necesidad de decidir en esta fase la instalación del sistema.

    DOMOLON es un sistema de automatización de viviendas basado en una arquitectura distribuida y multimedia. Se compone básicamente de nodos de control estándar, nodos de supervisión, nodos exteriores, unidad de alimentación y nodos de comunicaciones. Todos los elementos del sistema DOMOLON se conectan a una misma red de comunicaciones (red domótica), con topología tipo bus, para tomar la alimentación e intercambiar información entre ellos.

    El sistema DOMOLON utiliza como medio de comunicación básico un par trenzado a una velocidad de transmisión de 39Kbps, pero puede incorporar nodos de control cuyo medio de transmisión no es el básico (39Kbps), línea de potencia y radio. A esta característica se la denomina multimedia. Además, aunque la velocidad elegida para el medio de transmisión básico del sistema DOMOLON es de 39Kbps, ésta se puede variar en función de las necesidades de la red en cuanto a volumen de tráfico de datos.

    Entre las características que destacan al sistema DOMOLON se encuentra la de ser de arquitectura distribuida tanto de capacidad de proceso como de ubicación física de los diferentes elementos de control, con topología de la red básica tipo bus.

     

    Cada elemento del sistema tiene su propia capacidad de proceso y puede ser ubicado en cualquier parte de la vivienda. Esta característica proporciona al instalador domótico una libertad de diseño que le posibilita adaptarse a las características físicas de cada vivienda en particular.

    5.3.1 Protocolo de comunicaciones

    Una vez establecido el soporte físico y la velocidad de comunicaciones, un sistema domótico se caracteriza por el protocolo de comunicaciones que utiliza, que no es otra cosa que el idioma o formato de los mensajes que los diferentes elementos de control del sistema deben utilizar para entenderse unos con otros y que puedan intercambiar su información de una manera coherente.

    Dentro de los protocolos existentes, se puede realizar una primera clasificación atendiendo a su estandarización:

  • Protocolos estándar: los protocolos estándar son los que de alguna manera son utilizados ampliamente por diferentes empresas y estas fabrican productos que son compatibles entre sí.

  • Protocolos propietarios: son aquellos que desarrollados por una empresa, solo ella fabrica productos que son capaces de comunicarse entre sí.

  • 5.3.2 La preinstalación domótica

    La preinstalación domótica es la posibilidad de dejar preparada una vivienda, para que con el menor número de actuaciones, se le pueda instalar el sistema domótico en el momento que el usuario lo demande.

    Para que un sistema pueda ofrecer una verdadera preinstalación domótica en una vivienda, debe de ser compatible con la instalación eléctrica actual, de tal manera que el usuario pueda, en la fase de construcción, elegir la preinstalación domótica y la instalación eléctrica convencional y con posterioridad, realizar cualquier tipo de automatización de su vivienda.

    El sistema DOMOLON se caracteriza por poder realizar la preinstalación domótica de la vivienda, sin necesidad de realizar la instalación en la fase de construcción.

    5.3.3 Nodos

    La red domótica DOMOLON, está compuesta por una serie de nodos que se conectan unos con otro a través del bus de comunicaciones, el cual lleva dos hilos para datos y dos para la alimentación. Podemos hacer una clasificación de los distintos tipos de nodos:

    • Nodos de control estándar: son los encargados de controlar los parámetros de cada estancia. Cada uno soporta dos circuitos independientes de conmutación y dos entradas extra para sensores. La funcionalidad del nodo depende del programa (firmware) que se cargue en el nodo. ISDE suministra un conjunto de programas con las diferentes funcionalidades que cubren la mayoría de las necesidades de control de las estancias de una vivienda.

    • Nodos de supervisión: son los que se encargan de realizar la interfaz con el usuario. Cada función que el usuario necesita para supervisar y controlar el sistema está preparada para funcionar en el correspondiente nodo. De esta manera, el usuario puede elegir para su vivienda las funciones que considere necesarias. Destacamos:

    -Nodo de alarmas técnicas (agua, gas, humo y fuego).

    -Nodo de vigilancia de intrusión (simulación de presencia, vigilancia).

    -Nodo de sirena interior (prueba de avisador acústico externo y rearme de alarmas).

    Este nodo presenta en la pantalla de televisión la situación de los elementos de supervisión y el usuario puede controlar su vivienda con el mando a distancia.

    • Nodos exteriores: dentro de este tipo de nodos se agrupan aquellos que siendo de uso dedicado se instalan en el exterior de la vivienda. Dentro de ellos podemos destacar el nodo de sirena exterior y el nodo medidor de luz exterior.

    5.3.4 Unidad de alimentación

    La unidad de alimentación es la encargada de suministrar energía a los diferentes elementos activos de la red domótica (sensores, nodos, electro-válvulas, etc).

    La unidad de alimentación incorpora una batería (para vigilancia de intrusión) con autonomía suficiente para ocho horas de ausencia de suministro eléctrico. Opcionalmente se puede suministrar la unidad de alimentación redundante para casos en los que se requiere una alta fiabilidad. Básicamente la unidad de alimentación se componen de dos partes:

    1. Cargador de baterías.

    2. Supervisor de Alimentación.

    5.4 European Installation Bus (EIB)

    El sistema EIB se puede utilizar tanto en viviendas residenciales de poca superficie como en grandes edificios. Hay que remarcar que el sistema EIB es un sistema descentralizado, es decir, que los sensores y actuadores funcionan directamente sin que la información pase por una unidad principal.

    La gran ventaja del sistema EIB es que el cableado va en paralelo con la linia de corriente, consiguiendo de este modo una reducción de las posibilidades de incendio del hogar, menos costes de instalación y facilidades para una posible ampliación del sistema.

    5.4.1 ¿Cómo funciona?

    En el sistema EIB podemos conectar hasta un total de 11.520 dispositivos. Principalmente encontramos 15 áreas o zonas, en cualquiera de estas un máximo de 12 líneas y dentro de estas hasta 64 componentes.

    Debido al hecho que el sistema EIB es descentralizado (como se ha dicho anteriormente) la forma por la cual los sensores y actuadores realizan sus funciones se asigna a una dirección física, que consta de tres nombres (a, b, c). En principio el nombre de zona o área (a) seguido del nombre de línea (b) y en ultimo lugar el nombre del componente (c).

    Los componentes del sistema EIB son programables individualmente, cada componente integra un microprocesador, una memoria EEPROM, una RAM, una ROM y este conjunto forma un acoplador de bus.

    Los sensores son los elementos que recogen la información exterior convertible en información (telegrama) y la transmiten al bus que la hace llegar a su actuador correspondiente por medio de su dirección física.

    La transmisión del telegrama y por lo tanto, el acceso al bus debe estar debidamente controlado para garantizar un intercambio ordenador de información entre dispositivos. En el instanbus (tipo de bus del sistema EIB) los bloques individuales de datos se transmiten por medio de la línea del bus, de forma que únicamente un paquete de datos de un dispositivo del bus se puede transmitir en un momento determinado. Por motivos de fiabilidad, el instanbus utiliza un sistema descentralizado de acceso al bus.

    Los telegramas importantes pueden perder prioridad gracias a un mecanismo incluido en el telegrama. El intercambio de datos en el instanbus viene condicionado a los sucesos de forma que únicamente se transmiten telegramas si pasa algún suceso.

    En el sistema EIB una vez el sensor transmite la información al bus, el actuador reconoce la dirección física y procesa la información y actúa de acuerdo con las necesidades establecidas por el sistema.

    6. Dispositivos

    Para poder implementar estas funciones la domótica se apoya en multitud de dispositivos distribuidos a lo largo de la casa en función de las necesidades. Básicamente estos dispositivos los podemos clasificar en tres bloques:

  • Sensores: encargados de captar cualquier tipo de cambio físico en el interior de la vivienda y transmitir la información a la unidad de control para que esta actúe convenientemente. De esta manera el controlador puede saber si hace frío o calor, si hay mucha o poca luz, si hay personas dentro del edificio o no, si las ventanas están abiertas o cerradas, etc. Aportan información i/o ordenes al sistema. Por ejemplo: pulsadores, detectores, termostatos, etc.. Encontramos sensores de temperatura, humedad, gas, luminosidad, incendio, intrusión, consumo...

  • Actuadores: son aparatos que mediante las órdenes que la unidad de control le envía actúa y transforma aquellos datos en acciones físicas como la subida de las persianas, llamada telefónica, calentar el horno, etc.. Generalmente conectan y desconectan. Por ejemplo: salidas de tipo relee, reguladores...

  • Unidad de control: es la parte más importante del sistema domótico ya que todo el entramado electrico/electrónico/informático esta íntimamente conectado a dicha unidad. Se ocupa de gestionar la información y enviar los datos necesarios hacia el actuador correspondiente con la finalidad de resolver el problema.

  • Dependiendo de cada solución o fabricante, hay equipos que son controladores/sensores/actuadores al mismo tiempo, ya que en un único equipo se dispone de toda la inteligencia necesaria para medir una variable física, procesarla y actuar en consecuencia (por ejemplo, un termostato). Pero la mayoría de las soluciones del mercado, sean propietarias o no, se construyen diferenciando los sensores de los actuadores con objeto de aportar mayor flexibilidad y menor precio de cara a la instalación e integración en una vivienda.

    'Domótica'

    La cantidad de dispositivos que puede disponer una vivienda domótica únicamente es superada por nuestras necesidades.

    Respecto a los sensores es interesante distinguir entre los estándares (utilizables por cualquier instalación convencional) que generalmente se acoplaran al sistema domótico utilizando entradas binarias y los sensores propios de cada tecnología.

    Dependiendo del sistema domótico que el usuario elija podemos encontrar:

  • Arquitectura Centralizada: En estas arquitecturas existe una unidad central, encargada de procesar la información recibida desde los diferentes dispositivos o sensores y enviar órdenes a los actuadores correspondientes. Cuando un elemento sensor transmite una señal a la unidad central, ésta en función de la programación establecida por el usuario transmitirá a su vez una serie de órdenes a los actuadores. Son sistemas modulares a los que se les puede ir agregando placas para expandir su alcance. Su ventaja fundamental es la simpleza de su instalación por lo que su coste es menor frente a las arquitecturas distribuidas. Se integran perfectamente con estas arquitecturas distribuidas, las cuales extienden aún más sus posibilidades.

  • Arquitectura Distribuida: Son arquitecturas potentes que permiten implementar variadas aplicaciones y servicios y prácticamente no tienen limitaciones en el tamaño de la edificación a automatizar. En estos sistemas de cableado tipo bus, cada elemento cuenta con la capacidad de tratar la información que recibe y pueden actuar de forma autónoma. Poseen un alto grado de flexibilidad, dejando agregar dispositivos al bus sin inconvenientes y en cualquier lugar de la red.

  • 'Domótica'

    Diferencia entre sistema centralizado y distribuido.

    Hay que destacar que algunos sistemas usan un enfoque mixto, esto es, son sistemas con arquitectura descentralizada en cuanto a que disponen de varios pequeños dispositivos capaces de adquirir y procesar la información de múltiples sensores y transmitirlos al resto de dispositivos distribuidos por la vivienda. Hoy en día hay buenos sistemas centralizados y distribuidos, todos ellos con elevadas prestaciones. Ambas arquitecturas tienen sus ventajas y sus inconvenientes, lo cual a priori no ayuda a decidir cual es la mejor solución para una vivienda.

    7. Sistemas cableados o inalámbricos

    Se pueden clasificar las centrales en tres tipos a escala tecnológica:

    1. Centrales cableadas: todos los sensores y actuadores están cableados a la central, la cual es el controlador principal de todo el sistema. Esta tiene normalmente una batería de respaldo, para en caso de fallo del suministro eléctrico, poder alimentar a todos sus sensores y actuadores y así seguir funcionando normalmente durante unas horas.

    2. Centrales inalámbricas: en este caso usan sensores inalámbricos alimentados por pilas o baterías y transmiten vía radio la información de los eventos a la central, la cual está alimentada por rede eléctrica y tiene sus baterías de respaldo.

    3. Centrales mixtas: combinan el cableado con el inalámbrico.

    'Domótica'

    Diferencia entre sistema cableado e inalámbrico.

    8. Medios de transmisión

    En todo sistema domótico los diferentes elementos de control deben intercambiar información unos con otros a través de un soporte físico (par trenzado, línea de potencia o red eléctrica, radio-frecuencia, infrarrojos, etc.).

    Cada protocolo utiliza un medio de transmisión específico. A continuación enumeramos los siguientes tipos de medios:

    • Líneas de distribución de energía eléctrica (corrientes portadoras): Si bien no es el medio más adecuado para la transmisión de datos, sí es una alternativa a tener en cuenta para las comunicaciones domésticas dado el bajo coste que implica su uso, ya que se trata de una instalación existente.

      Para aquellos casos en los que las necesidades del sistema no impongan requerimientos muy exigentes en cuanto a la velocidad de transmisión, la línea de distribución de energía eléctrica puede ser suficiente como soporte de dicha transmisión. Dada las especiales características de este medio y, sobretodo, su idoneidad para las instalaciones domesticas lo hacen poseedor de una serie de ventajas e inconvenientes tales como el nulo coste de instalación, la facilidad del conexionado y la poca fiabilidad además de la baja transmisión de datos.

    • Soportes metálicos: La infraestructura de las redes de comunicación actuales, tanto públicas como privadas, tiene en un porcentaje muy elevado de cables metálicos de cobre como soporte de transmisión de las señales eléctricas que procesa. En general se pueden distinguir dos tipos de cables metálicos: el par metálico y el coaxial.

      • Par metálico: son cables formados por varios conductores y pueden dar un soporte a un amplio rango de aplicaciones en el entorno doméstico. Están diseñados para transportar señales de voz, datos y alimentación de corriente continua.

      • Coaxial: Un par coaxial es un circuito físico asimétrico, constituido por un conductor filiforme que ocupa el eje longitudinal del otro conductor en forma de tubo. Este tipo de cables permite el transporte de las señales de video y señales de datos a alta velocidad. Dentro del ámbito de la vivienda, el cable coaxial puede ser utilizado como soporte de transmisión para señales de tele-difusión que provienen de las antenas de televisión, televisión por cable, radio y señales de control y datos a baja y media velocidad.

    'Domótica'

    Tipos de cables en una instalación domótica.

    • Fibra óptica: La fibra óptica es el resultado de combinar dos disciplinas no relacionadas, como son la tecnología de semiconductores (que proporciona los materiales necesarios para las fuentes y los detectores de luz), y la tecnología de guiado de ondas ópticas (que proporciona el medio de transmisión, el cable de fibra óptica).

      La fibra óptica está constituida por un material dieléctrico transparente, conductor de luz, compuesto por un núcleo con un índice de refracción menor que el del revestimiento, que envuelve a dicho núcleo. Estos dos elementos forman una guía para que la luz se desplace por la fibra. La luz transportada es generalmente infrarroja, y por lo tanto no es visible por el ojo humano.

      Algunas de sus múltiples ventajas y escasos inconvenientes son la gran fiabilidad en la transferencia de datos, la inmunidad frente a interferencias electromagnéticas y de radiofrecuencias, la elevada seguridad en la transmisión de datos y el elevado coste del cableado y las conexiones.

    • Conexiones wireless (sin hilos): El uso de mandos a distancia basados en transmisión por infrarrojos esta ampliamente extendido en el mercado residencial para tele-comandar equipos de audio y vídeo.

      La comunicación se realiza entre un diodo emisor que emite una luz en la banda de IR, sobre la que se superpone una señal, convenientemente modulada con la información de control, y un fotodiodo receptor cuya misión consiste en extraer de la señal recibida la información de control.

      Los controladores de equipos domésticos basados en la transmisión de ondas en la banda de los infrarrojos tienen las siguientes ventajas: comodidad y flexibilidad y que admiten un gran número de aplicaciones.

    Al tratarse de un medio de transmisión óptico es inmune a las radiaciones electromagnéticas producidas por los equipos domésticos o por los demás medios de transmisión (coaxial, cables pares, red de distribución de energía eléctrica, etc.).

    La introducción de las radiofrecuencias como soporte de transmisión en la vivienda, ha venido precedida por la proliferación de los teléfonos inalámbricos y sencillos telemandos.

    Este medio de transmisión puede parecer, en principio, idóneo para el control a distancia de los sistemas domóticos, dada la gran flexibilidad que supone su uso. Sin embargo resulta particularmente sensible a las perturbaciones electromagnéticas producidas, tanto por los medios de transmisión, como por los equipos domésticos.

    Sus principales ventajas e inconvenientes son la alta sensibilidad a las interferencias, la fácil intervención de las comunicaciones y su dificultad para la integración de las funciones de control y comunicación, en su modalidad de transmisión análoga.

    9. Aspectos exigibles a un sistema domótico

    Cualquier sistema domótico debería ser capaz de dar soluciones sencillas y económicas a la mayor parte de las necesidades domésticas y deben verificarse unas características básicas para poder considerarlo un buen sistema domotico. Los puntos siguientes pueden utilizarse tanto para realizar una valoración genérica de un sistema domotico como unos criterios para decidir el sistema más apropiado a nuestras necesidades, presentes y futuras, en el momento de realizar una instalación. De entre los principales aspectos a tener en cuenta destacamos:

    • Interacción entre unidades.

    • Capacidad de ampliación.

    • Sencillez de instalación.

    • Ubicación flexible de los dispositivos.

    • Fiabilidad y seguridad.

    • Posibilidad de establecer prioridades de ejecución.

    9.1 Interacción entre unidades

    En un futuro cercano la mayoría de equipos mantendrán el tipo de funcionamiento aislado que hoy los caracteriza. No obstante un producto siempre podrá ofrecer mejores servicios al usuario si es capaz de establecer una comunicación con el entorno.

    Como ejemplo, podemos considerar un detector de gas que funcione autónomamente indicando mediante una señal luminosa y/o acústica la posible fuga de gas. Esta información del detector de gas, tendrá más utilidad y más efectividad si puede (en caso de estar integrado a un entorno inteligente) cerrar la válvula de suministro de gas y avisar del incidente al propietario mediante una llamada telefónica a un número pre-programado.

    La característica más relevante que ofrecen las redes domóticas es la infraestructura de comunicación de propósito general que puede ser utilizada para las diferentes aplicaciones (o dispositivos electro-mecánicos) sin interferir unas con otras. Una red domótica es capaz de reducir considerablemente el cableado existente en las instalaciones actuales, además de permitir la interacción entre áreas de aplicación (interacción no existente en sistemas convencionales); con mucho menos cableado se obtiene mayor funcionalidad.

    9.2 Capacidad de ampliación

    Con este concepto se quiere indicar la facilidad de añadir nuevos dispositivos al sistema domótico con un mínimo coste económico y de esfuerzo por parte de instaladores y usuarios.

    En el caso del uso de sistemas en red, cada cable deja de tener una funcionalidad concreta, se estableces puntos de conexión al bus o se conectan directamente a cualquiera de los nodos existentes, introduciendo una gran flexibilidad.

    9.3 Sencillez de instalación

    El coste de instalación de cables y conectores ha de mantenerse en el mínimo posible. Un sistema domótico debería prestar todos sus servicios con la menor cantidad de conectores de características diferentes, resulta óptimo obtener todos los servicios con un único tipo de conector.

    En cualquier caso la instalación y/o ampliación de dispositivos conectados a un sistema domótico no debería suponer ningún esfuerzo técnico para el instalador (en el mejor de los casos, tampoco para el usuario).

    'Domótica'

    Las soluciones X-10 incorporan funcionalidad y fácil instalación.

    9.4 Ubicación flexible de los dispositivos

    Los sistemas con bus ofrecen una infraestructura de control de propósito general, lo que quiere decir que no importa en que lugar del cable se conecte un dispositivo ya que su funcionalidad será totalmente independiente de su ubicación física.

    Como ejemplo podemos imaginar un dispositivo inteligente ubicado inicialmente en un lugar determinado, donde se encuentra conectado y funcionando, por motivos diversos se decide cambiar de lugar dicho dispositivo. En el caso de la instalación cableada el cambio comportaría volver a instalar todos los dispositivos de control, por otro lado en el caso del bus el trabajo se reduce a desconectar el dispositivo y conectarlo al nuevo destino. Las ordenes de accionamiento, interacciones con sensores externos, etc. continuarán llegando en la nueva ubicación.

    9.5 Fiabilidad y seguridad

    La fiabilidad nos indica que un elemento actuará cuando debe hacerlo y no lo hará cuando no sea necesario su uso. Cuando se integra un elevado número de unidades complejas para configurar un sistema, la fiabilidad decrece significativamente. Por lo tanto los componentes centrales y las unidades periféricas deben ser realmente fiables.

    En cuanto a la seguridad, hay que evitar que personas sin autorización tengan acceso a los medios abiertos de que disponen algunos de los sistemas domóticos. Por medio abierto se entiende aquel medio físico por el cual se puede introducir información ajena a la nuestra; cuando el medio físico de transmisión son las ondas hertzianas cualquiera puede interferir en dicha transmisión, basta con disponer del medio adecuado; esto en cuanto a un medio abierto, que se pueden aplicar transmisiones por infrarrojos y red eléctrica, pero cuando el medio utilizado es el cable coaxial o par roto (medios cerrados en general) la información no puede ser alterada sin una conexión física al sistema.

    'Domótica'

    Podemos controlar todos los dispositivos desde un control central.

    9.6 Posibilidad de establecer prioridades de ejecución

    La comunicación para las distintas aplicaciones que pueden implementarse en un sistema domotico requieren tiempo de respuesta diferentes para cada una de ellas, así los canales de alta velocidad de transmisión serán importantes en los sistemas en tiempo real como el de audio y video. Para aplicaciones donde es menos estricto el tiempo de respuesta, el canal de transmisión de baja velocidad es más adecuado.

    Estos canales ofrecen diferentes prioridades de atención con la finalidad de establecer un orden de urgencia sobre que mensaje debe ser transportado y ejecutado antes que otro. Algunas aplicaciones (alarmas de incendio, por ejemplo) no requieren tiempo de respuesta rápidos (considerando que hablar de tiempo de respuesta lentos es hablar de milisegundos), pero si requieren prioridad sobre otros órdenes de control.

    10. Situación de la domótica en el mundo

    10.1 Estados Unidos

    Su orientación es hacia el hogar interactivo (intercomunicado), con servicios como e-working, e-learning, etc.

    Ha sido el primer país en promover y realizar un estándar para el hogar demótico: el CEBus (Consumer Electronic Bus), al que se han adherido mas de 17 fabricantes americanos (AT&T, Johnson, Tandy, Panasonic y otros).

    En 1984 se lanza el Proyecto Smart House, originado por la Asociación Nacional de Constructores (NAHB: National Association of Home Builders). El principio esencial del Smart House es la utilización de un cable unificado que sustituye a los distintos sistemas que pueden existir en una vivienda actual: electricidad, antenas, periféricos de audio-video, teléfono, informática, alarmas, etc.

    La estrategia de marketing de la domótica se ha desarrollado en varias fases: inicialmente, las casas-laboratorio (2 en la ciudad de Washington), con posterioridad las casas-prototipo (15 en distintos estados) y, en ultimo termino, las casas de demostración (100, repartidas por todo el país). El precio medio de la domótica incorporada a estas viviendas representaba en torno al 2% del coste total de la casa.

    10.2 Japón

    En Japón, los estudios oficiales hablan de un mercado domótico de 140.000.000 millones de pesetas en la actualidad, cifra que se eleva a 540.000.000 millones dentro de 10 anos.

    Según datos de 1990, se estima que las instalaciones domóticas sobrepasan la cifra de 600.000, y para fin de siglo, se prevé que funcionen en el país ocho millones de instalaciones domóticas.

    En la actualidad la orientación japonesa no es hacia el hogar interactivo (como Estados Unidos), sino hacia el hogar automatizado.

    La tendencia es incorporar al máximo de aparatos electrónicos de consumo (equipos de audio, vídeo, TV, fax, etc.), pero sin conexión exterior.

    La asociación más activa, en Japón, es la EIAJ (Electronic Industries Association of Japan) con su proyecto de bus (Home Bus System).

    En el principal proyecto de demostración, se realizó, una proyección sociológica, en el tiempo, es decir, que la casa fue preparada para simular el modo de vida de la próxima generación. Esto produjo cierto rechazo popular en un país con evoluciones sociológicas tan lentas.

    10.3 Europa

    En Europa, las iniciativas domóticas empezaron en el ano 1984. Dentro del programa Eureka, seis empresas europeas iniciaron el primer proyecto IHS (Integrated Home System) que fue desarrollado con intensidad en los anos 1987-1988 y que dio lugar al actual programa ESPRIT (European Scientific Programme for Research & Development in Information Technology), con el objetivo de continuar los trabajos iniciados bajo el Eureka.

    El objetivo final es definir una norma de integración de los sistemas electrónicos domésticos y analizar cuales son los campos de aplicación de un sistema de estas característica. De este modo se pretende obtener un estándar que permita una evolución hacia las aplicaciones integradas de la vivienda.

    El programa ESPRIT, patrocinado por la Comunidad Económica Europea ha pasado ya por la primera fase (1989-1990), la segunda (1991-1992) y actualmente se encuentra en la tercera fase.

    A cada nueva fase del proyecto se han ido incorporando nuevas empresas y en este momento podemos decir que se encuentran representados todos los países de la CEE.

    El desarrollo de la domótica en Francia ha alcanzado un nivel realmente satisfactorio. Además de los esfuerzos llevados a cabo en materia de normalización, se han conseguido involucrar en este tema a asociaciones de constructores, industria eléctrica y electrónica, informática, compañías suministradoras de energía, etc.

    Hay que hacer constar que la plena comercialización de un sistema de videotexto interactivo (como es el caso del Minitel), ha permitido el desarrollo y adaptación de muchos componentes a los sistemas demóticos.

    En Francia, se han ido realizando importantes aportaciones practicas (Casa Lyon Panorama, proyecto HD2000, etc.).

    En España, la iniciativa más importante la están realizando las empresas eléctricas, que vienen participando en acciones de investigación, promoción y desarrollo de las viviendas domóticas y que tiene como finalidad dar a conocer las características y el modo de funcionamiento de los elementos que conforman un sistema demótico En esta línea de información y difusión se han llevado a cabo diversas iniciativas y procesos de colaboración.

    11. Impacto en la sociedad (valoración personal)

    Este apartado intentará reflejar las repercusiones que, como todos los inventos tecnológicos asimilados para la sociedad, podría tener la domótica en distintos ámbitos (personal, social, económico y medio-ambiental).

    Como estos impactos aún no se han producido a gran escala por la relativa falta de implantación de instalaciones automatizadas la información en este punto del trabajo se basa en gran medida en hipótesis que son susceptibles de no cumplirse en un futuro.

    11.1 Impactos personales

    Entendiendo por personales las consecuencias que la tecnología del control integrado pueda tener para el individuo que la utilice podemos afirmar que esta repercutirá en el estilo de vida en la medida en la que el individuo asuma sus aplicaciones. Podría ser, de la misma forma que surgirán nuevas funcionalidades, que algunas de estas aplicaciones desaparecieran por falta de demanda, incluso se podría dar el caso que la domótica no llegara más allá de los hogares y edificios de las clases con mayor poder adquisitivo, que es la situación actual. Entonces hablaríamos de impactos personales diferenciados por la forma en la que los hombres y mujeres se verían afectados por un invento que revolucionaria el uso de sus casas y que dependería de factores como el sexo, la edad, la posición social, el rol familiar o profesional (si nos referimos a la automatización de edificios de oficinas), factores culturales, etc.. Del mismo modo una persona de avanzada edad valoraría más aplicaciones como la tele-asistencia o las alarmas médicas que un empresario que quizás se decantaría por una gestión energética más eficiente.

    Santiago Lorente, profesor de Sociología de las Tecnologías de la Información en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicaciones (Madrid) y actual miembro del CEDOM nos dice en su libro La Casa Inteligente que los grupos más receptivos a las nuevas tecnologías son, por otro lado, los jóvenes que están más familiarizados con la cultura electrónica, informática... y tienen unos hábitos que les permiten asimilar mejor las innovaciones tecnológicas. Por otro lado los profesionales (principalmente empresarios) han sido los impulsores de la aplicación de nuevas tecnologías desde la Revolución Industrial, porque les ofrecen un mejor rendimiento y un claro aumento de la productividad en las fábricas, mejores comunicaciones y todo un conjunto de prestaciones que después de una inversión representan un incremento de capital notable.

    Además son los profesionales quienes están mas en contacto con los avances que puedan afectar a sus campos laborales y se deben poner al día para no quedar atrás en el competitivo mundo de la industria.

    El estudio del profesor Lorente no se detiene aquí sino que continua y lo hace incidiendo en que son los padres a nivel general, las mujeres y los individuos con más de 45 años quienes tienen más dificultad en el uso de los artefactos tecnológicos. Convendría aclarar que las posibles dificultades que la mujer pueda tener en este sector no responden a cuestiones de índole sexista sino al hecho de que, tradicionalmente, las familias y el sistema educativo potenciaban más a los niños que a las niñas. Si bien este fenómeno tiende a desaparecer aún es existente en numerosos focos de nuestra sociedad.

    La dicotomía más habitual representada por el escepticismo frente los inventos (creciente a medida que el individuo madura) y la voluntad de incorporar nuevas tecnologías constantemente nos puede llevar a plantear una actitud conciliadora entre las dos tendencias, que valora la máquina en su concepción inicial, como instrumento al servicio de los humanos. Dicho de otra forma, la tecnología por si sola no puede ser mala, pero si el uso irresponsable que se pueda llevar a cabo con ella.

    Para hacer una aproximación de las aplicaciones que tendrán más salida al mercado, analizaremos unos resultados realizados en la Comunidad Europea sobre el interés de los usuarios potenciales de sistemas domóticos. Las encuestas del Instituto Louis Harris y el gabinete Marketing Office ponen de manifiesto la existencia de una considerable demanda de sistemas que proporcionan una serie de servicios en términos como es el confort, la seguridad o la gestión de energía que ocupan el interés principal de las personas de la encuesta.

    Sobre los futuros impactos personales que la domótica causará en sus usuarios, nuestra opinión personal es que si logra implantarse paulatinamente no debería producirse un cambio radical en la concepción del hogar, sino que el uso de los dispositivos automáticos poco a poco debería ser algo habitual, natural, normal. No se debería otorgar una importancia excesiva a los aparatos, ya que al final existen para hacer la vida más sencilla.

    Esto tampoco quiere decir que no tenemos que valorar el ahorro energético, la seguridad de las personas, etc., pero el usuario no debería obsesionarse con la tecnología; es decir, el hecho que podamos obtener la imagen de una montaña con una resolución perfecta con apretar un simple botón no implica desistir de alcanzar la cima de esta.

    Paradójicamente las tecnologías de la información nos permiten abrir las puertas al mundo desde nuestra casa, pero a la larga nos pueden hacer más domésticos si no comprendemos que la finalidad última es nuestro bienestar.

    11.2 Impactos sociales

    La pregunta fundamental que entraña este trabajo es: ¿La implantación de edificios inteligentes y casas domóticas conduce a una sociedad mejor? Es decir, el aumento del bienestar que nos ofrece esta tecnología será tangible a toda la sociedad o serán las diferencias entre clases las que aumenten? La respuesta es compleja.

    Empezando por los edificios inteligentes, se ha visto como la automatización de las fábricas lleva inevitablemente a la substitución de trabajadores por máquinas, la cual cosa aumentará la producción y también el paro laboral. Puede pasar lo mismo en otros tipos de edificios, donde los guardias de seguridad sean remplazados por un sistema de vigilancia integrado, los cajeros de las entidades bancarias por un ordenador que gestione los ingresos mediante Internet, etc. Esta pérdida de puestos de trabajo ser ve atenuada (que no compensada) por la creación de nuevas profesiones en el sector de las telecomunicaciones, la informática y la electrónica, ya que crece la demanda de la gente que fabrique, controle y repare las máquinas.

    Por otro lado las condiciones en los puestos de trabajo aumentarían con los sistemas orientados al confort, y algunos empleos serian menos complejos de desarrollar con la ayuda del control integrado. Tomemos el ejemplo de un conserje que tenga que cerrar las puertas de 50 despachos cada noche; esta tarea quedaría reducida a pulsar un botón con un sistema que controlara las puertas del edificio.

    Una visión más utópica seria la de una sociedad en que hubiera una reducción del trabajo, pero nadie perdiera su empleo; es decir, que se trabajaran menos horas con el mismo sueldo. Asimismo, es evidente que ningún empresario modernizaría su negocio si no recuperara el capital. La ansia de multiplicar la producción, ahorrar energía y controlar el mercado es lo que potencia la implantación de nuevas tecnologías a los edificios privados. Desde nuestro punto de vista las instituciones públicas deberían ser las primeras en gozar de los avances que la domótica puede ofrecer a los usuarios, además del ahorro de energía que se lograría permitiría la optimización de los recursos del Estado con la financiación que suministra la ciudadanía.

    En cuanto a las viviendas particulares, en un futuro no muy lejano se empezarán a hacer cotidianas conceptos como e-working, e-learning, e-business, etc.. ¿La posibilidad de realizar determinadas tareas desde casa con la más absoluta comodidad conduce necesariamente a una sociedad más doméstica? Si la tele-educación, que ya en nuestros días empieza a asomar la cabeza, llega a suplantar al concepto de enseñanza actual, una institución tan antigua como es la escuela podría llegar a desaparecer para dar lugar a clases por video-conferencia. Sucedería lo mismo con el tele-trabajo, la tele-compra, etc.. entonces la vida social de los institutos, los puestos de trabajo (tenemos en cuenta empleos que se realizan con ordenadores) y los numerosos sectores se verían notablemente reducidos.

    Hay que cuestionarse hasta que punto un bienestar es asumible, como puede afectar la comodidad a nuestro hogar y en definitiva nuestra sociedad y cultura, para traducirse en un bienestar colectivo. No obstante el bienestar es una idea abstracta, muy sujetiva. Si bien para algunas personas es sinónimo de vivir rodeado de máquinas que lo hagan todo, hay otros que entienden por bienestar la vida rural por poner un ejemplo.

    11.3 Impactos económicos

    Ahora mismo no podemos hablar de un mercado de masas por lo q hace a los sistemas domóticos, pero curiosamente tampoco hay un verdadero mercado de élite, la cual cosa es sorprendente si tenemos en cuenta la enorme oferta y variedad de productos de los que ya disponemos. Además, un estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Massachussets afirma que la productividad podría amentar hasta un 12% con un re-diseño de las oficinas (con control integrado). Lo que sucede es que la población no esta concienciada de las innovaciones por culpa de la falta de estudio de mercado por parte de las empresas comercializadoras. No se ha hecho una campaña de información efectiva y los compradores potenciales no están al corriente de la oferta existente.

    Ahora bien, la escasa presencia de edificios inteligentes en nuestro país se debe atribuir aún más, como mínimo, a tres causas más:

    - En primer lugar por el desmesurado precio de la vivienda que ya resulta demasiado caro como para introducir automatismos que eleven su coste.

    - En segundo lugar, el hecho que no se haya producido una fusión entre el sector eléctrico y electrónico, tutelado por el primero de los industriales, y por informáticos e ingenieros de telecomunicaciones posteriormente, de forma que hay desconocimiento de la oferta incluso por parte de los profesionales del sector. Un buen ejemplo de esta situación es que las empresas distribuidoras de dispositivos domóticos se ven con dificultades para encontrar instaladores eléctricos que sepan manipular sus productos. Es imposible que la población permanezca informada en este sentido si entre los profesionales se da tal disgregación.

    - La tercera causa viene dada por otro sector profesional implicado directamente con los edificios inteligentes: la construcción. Según la opinión de Santiago Llorente, registrada en una entrevista sobre domótica: los promotores son gente muy inculta, tan solo interesados en su beneficio y no en la innovación (...) a la cadena de productores de las viviendas (promotor, constructor, arquitecto, aparejador, administración) les falta no tan solo la imaginación creativa sino que también el conocimiento del mercado porque simplemente no se estudia...

    Las causas anteriores, sumadas al poco interés de los consumidores por la tecnología que no esta orientada al ocio (plataformas digitales) o a la comunicación interpersonal (telefonía móvil) dificultan la integración de la domótica a todos los niveles de la sociedad, pero la historia nos muestra que muchos inventos que en principio adquirían poquísimas personas han terminado afianzándose y resultando tan populares como la televisión o el coche.

    11.4 Impactos medio-ambientales

    Tanto o más importante que el incremento del bienestar personal es el bienestar ambiental que nos afecta a todos. Todo invento, estructura o actividad debe ser respetuosa con el medio con el que interacciona, y la domótica demuestra estar a la altura de las circunstancias, respondiendo a necesidades que priman sobre el confort: ahorro energético y optimización de los recursos.

    Como ya se ha dicho en apartados anteriores, las inquietudes por aprovechar más los recursos naturales encontraban solución en la arquitectura sostenible, anterior a los edificios inteligentes; de esta forma no se deberían contemplar estas dos tendencias arquitectónicas como fenómenos independientes sino que los dispositivos automáticos deberían estar al servicio de los edificios bioclimaticos ya que las innovaciones de dichos edificios es formal y estructural (tienen que ver con la orientación de las construcciones, la disposición de las habitaciones, ventanas, sistema de ventilación, etc.) mientras que la domótica consiste en instalar aparatos a cualquier edificio, la cual cosa hace compatibles las dos proposiciones.

    12. Previsión de futuro

    La penetración imparable de la tecnología en los hogares, como consecuencia de la disminución de precios, la competencia y el ciclo de vida de estos productos, hará mucho más posible y accesible la domótica para todos.

    'Domótica'

    'Domótica'

    Las casas del mañana ya están aquí.

    Si bien existe normativa suficiente para distintos ámbitos del hogar digital y conectado que pretende la domótica (REBT, reciente ICT, etc.), no existen normas específicas que guíen la actuación de este conglomerado de actores que se dan cita en el sector, lo que, en opinión de algunos expertos, se solucionaría con un reglamento concreto.

    El concepto de ambiente inteligente muestra una visión de la sociedad de la información en el que se enfatiza la facilidad de uso, el soporte eficiente de los servicios y la posibilidad de mantener interacciones naturales con el ser humano. El objeto central se materializa a grandes rasgos en un individuo rodeado de interfaces inteligentes e intuitivas que se encuentran integradas en partes y objetos corrientes, todo esto en un entorno que sea capaz de reconocer y responder a la presencia y necesidades de diferentes individuos, de una forma completamente discreta e imperceptible más que a través de los resultados. Un entorno por otra parte, que no se limita a ningún lugar físico determinado, sino que comprende a todos ellos: la casa, el coche, el lugar de trabajo, etc.

    13. Bibliografía

    A continuación mostramos las fuentes más destacables sobre las que hemos basado este trabajo de investigación:

    • Asociación Española de Domótica - http://www.cedom.org

    • Portal De La Domótica Casadomo.com - http://www.casadomo.com

    • Web sobre domótica - http://www.fortunecity.com/campus/spanish/184/domotica/domotexto.htm

    • Universia Argentina - http://www.universia.com.ar/contenidos/internet/domotica.html

    • GIO-UPM Masters - http://tecnologias.gio.etsit.upm.es/domotica/introduccion-a-la-domotica-49.asp

    • LSB S.L. (manual sobre domótica) - http://www.lsb.es/imagenes/x10_introduccion.pdf

    • Domotica.Net - http://www.domotica.net

    • DomoDesk.com - http://www.domodesk.com

    • Sistemas Domótic - http://www.sistemasdomotic.com.ar

    • Web sobre domótica - http://www.nova.es/~mromero/domotica/domotica.htm

    • Domótica Viv@ - www.domoticaviva.com

    • “Domótica e Inmótica. Viviendas y edificios inteligentes”.

    Autor: Cristóbal Romero Morales.

    Editorial: Ra-Ma.

    • “Domótica: Edificios Inteligentes”.

    Autor: J. Manuel Huidobro Moya.

    Editorial: Ramón Millán Tejedor (2004).

    • “Domótica - Sistema para autómatas”.

    Autor: José Moreno Gil.

    Editorial: PLC Madrid Automatización Avanzada y Formación.

    • “Domótica para instaladores”.

    Autor: Antonio Creus Soler (2005).

    14. Impresiones

    Llegados a este punto los tres vamos a dar por finalizado este trabajo denominado La Domótica que pretende contribuir a la difusión y posterior aceptación de este avance que en un futuro no muy lejano potenciará el bienestar sobre nuestras viviendas y expondremos aquellas ideas que hemos aprendido:

    David Muñoz Sierra

    Antes de nada me gustaría concretar que las nuevas tecnologías y en especial el mundo de la informática, que vivo con devoción, se me presenta muy atractivo e interesante. Durante años me ha gustado mantenerme informado y descubrir conceptos que me han ayudado (siguen haciéndolo) a disipar mis dudas.

    Si bien es cierto que no podemos tener en cuenta que La Domótica que hemos planteado no es de carácter técnico sino divulgativo, la idea que se ha pretendido transmitir a lo largo del proceso es la de domótica accesible a todos; siempre pensando en las personas con interés por saber un poco más sin conocimientos básicos.

    Por otro lado, y esto también se debe considerar, nuestros conocimientos son limitados y por muchas inquietudes que podamos tener, en el fondo somos unos desconocedores más de esta tecnología a la que le viene costando introducirse (aunque ya esté en el mercado), pero sabemos más? Que paradójico no? Así es como ven mucha gente las nuevas tecnologías y personalmente pienso que merece la pena confiar en el avance tecnológico. Hay una realidad y no es otra que el futuro esta íntimamente ligado a las nuevas tecnologías y significa progreso, para mí es suficiente razón.

    Debo añadir que acerca de la domótica en cuestión no conocía apenas aspectos pero el ver como la informática aporta sus funcionalidades a la propia vivienda me ha gustado descubrir esta nueva vida en el hogar que se nos avecina.

    Por último me queda esperar que el fruto de nuestra documentación haya servido para contribuir a que ustedes conozcan de cerca este mundillo y sepan apreciar el fruto de nuestras investigaciones.

    Hyun Min Park

    Para mí la domótica fue ante todo un tema que no conocía, algo que no había oído hablar nunca y cuando mis compañeros David Muñoz y Héctor Souto me empezaron a contar lo algunos conceptos generales me inquietó y quise formar parte del trabajo. Después de haberlo elaborado concluyo que la domótica es el futuro.

    Una vez empecé a hacer el trabajo, pues poco a poco me fue interesando cada vez más. Durante el proceso, cada persona se encargó de trabajar cada parte de éste, y mi función, entre otras, consistió en encargarme de recabar información acerca de los sistemas X-10, HAL2000 y DOMOLON. Trabajar con ellos me ha ayudado a aprender más a fondo los conceptos sobre la domótica.

    Al principio pensé que quizás se me haría pesado el trabajo, pero no fue exactamente así por lo entretenido del proyecto, y aprendiendí a disfrutar con todo. A parte de esto, hacer un trabajo de recerca en grupo me fue más edificante, ya que cuando alguno de nosotros tenia dudas nos ayudábamos unos a los otros, y esto me permitía una mayor seguridad a la hora de desarrollar mis tareas.

    Para acabar me gustaría comentar que he aprendido mucho haciendo este trabajo a nivel general. Gracias.

    Hector Souto Méndez

    1 - ¿Porque he elegido la domótica?

    Si he de ser sincero, por pura curiosidad. Cuando oí por primera vez la palabra domótica y las palabras casa inteligente, me quedé estupefacto dejando volar mi imaginación e ideando las múltiples y casi infinitas aplicaciones que podría proporcionarnos, mejorando nuestra calidad de vida y del planeta. Algo que hasta ahora gracias a nuestro sistema económico capitalista, había resultado imposible.

    2 - ¿Qué te ha gustado más o menos?

    Lo que me ha gustado saber más o menos, es la variedad de sistemas y que la mayoría se encaminan hacia la adaptación del sistema Plug & Play en los módulos ampliables e independientes. Facilitando su instalación y control, evitando siempre que sea posible la dependencia técnico/especialista.

    3 - ¿Qué te ha gustado más?

    Considero que es una hazaña que, el mundo de la domótica, haya progresado tanto en los diez años que llevo siguiéndola e informándome sobre ella; dado que unir tantos campos distintos de la ciencia para que sumen esfuerzos en un proyecto con perspectivas hasta entonces inciertas, no es que fuese imposible pero si bastante difícil. Dando lugar a multitud de opciones antes consideradas ciencia-ficción, como ahora lo es, para la gran mayoría de gente, el que en un futuro próximo se consolide la unión entre domótica y robótica creando distintas realidades entre las más destacables, las domesticas, con un carácter radicalmente futurista.

    4 - ¿Qué piensas?

    Creo que la domótica tiene perspectivas de futuro, por no decir directamente que es el futuro. Pero lo que me preocupa es hasta que grado puede afectarnos el hecho de que sino todo casi todo nos lo den hecho. ¿Dónde esta el límite? No hay más límite que la propia imaginación y eso, digan lo que digan, no es bueno sobre todo para los malos hábitos.

    5 - ¿Qué has aprendido?

    Para ser honesto, debo añadir que no he aprendido mucho más de lo que sabia, algunos conocimientos técnicos, nombrados en algunos puntos como el quinto, en el cual se desarrollan los distintos tipos de sistemas domóticos y sus diversos módulos ampliables.

    Con todo, no pretendo insinuar que sea un técnico en domótica, sino que ya sabia de la existencia y de algunas de sus aplicaciones debido al seguimientos superficial que llevo realizando desde que conozco el sector.

    Domótica