Dolor torácico agudo

Urgencias. Protocolo atención Enfermería. Enfermedades coronarias (angina de pecho, infarto miocardio) Hipertensión arterial. Diagnóstico. Cuidados

  • Enviado por: Julio César
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Técnico en Gestión de PYMES
Instituto Americano
Capacitar al alumno para, una vez finalizado el curso, esté en condiciones de:
Solicita InformaciÓn

Gestión por competencias (Con tutorías)
Grupo Adams
¿Sabrías aplicar un modelo de gestión por competencias a tu negocio? En tan solo 60 horas, gracias a este curso...
Solicita InformaciÓn

publicidad

DOLOR TORÁCICO AGUDO

El dolor torácico es uno de los motivos más frecuentes de consulta en el Servicio de Urgencias y quizás una de las más alarmantes.

Cuando llega un paciente con dolor torácico, lo primero que pasará por nuestra mente será siempre lo mismo: I.A.M. Pero ese dolor también puede ser debido a problemas pulmonares, pépticos…..

No siempre existe relación entre la intensidad del dolor y la gravedad del mismo, pero ante un cuadro de dolor torácico se requiere siempre una valoración urgente y exacta.

El paciente suele presentar mucha ansiedad, para reducirla lo primero que tenemos que hacer es darle a entender que nosotros controlamos la situación. Una vez hayamos tranquilizado al paciente, nuestro trabajo consistirá en reunir la mayor información posible sobre el dolor que le afecta.

En este capítulo nos vamos a centrar en el dolor torácico de origen cardiovascular concretamente en la angina de pecho o Angor e I.A.M.

DOLOR TORÁCICO DE ORIGEN CARDIOVASCULAR

Las enfermedades cardiovasculares más significativas que cursan con dolor torácico y que son atendidas en el Servicio de Urgencias con más frecuencia son:

  • Enfermedades coronarias:

    • Angina de pecho

    • Infarto agudo de miocardio.

  • Tromboembolismo pulmonar.

  • Aneurisma disecante de aorta

  • Pericarditis.

  • ENFERMEDADES CORONARIAS

  • ANGOR PECTORIS O ANGINA DE PECHO.

  • Concepto: Es un síndrome clínico caracterizado por crisis paroxísticas de dolor o molestias precordiales de breve duración

    Fisipatología: La angina se produce en circunstancias en las que las necesidades de oxígeno del miocardio rebasan la disponibilidad del músculo, es decir que está desencadenada por estados en que el trabajo cardiaco esta aumentado, como el ejercicio, emociones, estrés, esfuerzo físico…

    Clínica: El enfermo describe la angina como un dolor torácico subesternal o precordial como una “ceñidura” o pesadez, como si tuviera un peso en el pecho o como una opresión, teniendo un incremento gradual en intensidad seguido de una desaparición gradual.

    Localización: Retroesternal, desde epigastrio o faringe, es decir en el área de la corbata.

    Irradiación: Lo más característico es que se irradia a la base del cuello, hombro izquierdo y cara interna del brazo izquierdo.

    Duración: Por lo general dura uno 10-15 minutos. Si se prolonga por encima de 30 minutos habría que pensar en un I.A.M.

    Otras manifestaciones:

    • Signos vegetativos: Palidez, sudoración fría, mareo, inestabilidad ....

    • Disnea: cede con el reposo.

    • Sensación de ahogo, de muerte inminente.

    2. INFARTO AGUDO DE MIOCARDIO (I.A.M.)

    Concepto: Es la necrosis miocárdica secundaria a la isquemia cardiaca prolongada.

    Fisiopatología: Es el proceso de destrucción tisular del músculo cardiaco como consecuencia de una reducción total o parcial del flujo sanguíneo coronario, secundario al estrechamiento de una arteria coronaria, por arteriosclerosis o por oclusión completa de estas debido a un trombo o embolo.

    Clínica: Es un cuadro típico donde el dolor comienza de manera repentina en la zona esternal inferior y epigastrio, continuo que puede aumentar de intensidad.

    Localización: Región precordial retroesternal.

    Irradiación. A cuello, epigastrio, hombro y brazo izquierdo a región cubital.

    Duración: Superior a 30 minutos.

    Otros signos: Síntomas vegetativos: Nauseas vómitos, sudor frío, palide, mareo, inestabilidad.

    Para el diagnostico diferencial del dolor torácico de origen vascular ver cuadro anexo.

    ACTUACIÓN - CONDUCTA A SEGUIR ANTE EL PACIENTE CON DOLOR TORÁCICO.

  • Valoración inicial:

  • Aspecto del paciente : calor, sudoración, sensación de angustia, postura de las manos, ansiedad, cianosis….

  • Anamnesis: recogida de antecedentes previos, medicación, alergias, síntomas, dolor.

  • Dado que el dolor es una sensación subjetiva, el primer paso en la valoración del dolor torácico será preguntarle al paciente sobre el origen y características del mismo.

    • Localización

    • Irradiación

    • Intensidad.

    • Duración(tiempo que hace que apareció).

    • Relación con los movimientos respiratorios.

    • Aumento con la presión.

    • Siente mejoría con el reposo, con la inclinación hacia delante, con antiácidos, con analgésicos.

    Debemos recordar que el paciente no habla de dolor siempre al referirse a su dolencia. Así puede considerarlo una pesadez, molestia o quemazón en el pecho; a menudo también lo describe como algo que le apriete en el tórax.

    Al hacer el interrogatorio no hay que orientar al paciente sobre las características.

  • Toma de constantes vitales:

    • Frecuencia cardiaca

    • Tensión arterial

    • Temperatura.

    Estas nos indicará rápidamente el nivel de gravedad y repercusión hemodinámica del paciente. También nos dará información importante a la hora de actuar y de ubicar al paciente.

  • Si el enfermo está clasificado como Nivel I( Dolor torácico con repercusión hemodinámica), se trasladará inmediatamente a la UNIDAD DE EMERGENCIA:

  • ACTUACIÓN DE ENFERMERÍA ANTE UN PACIENTE CON I.AM. Y REPERCUSIÓN HEMODINÁMICA.

    • Desvestir al paciente

    • Hacer E.K.G. y monitorizar.

    • Canalización de una vía venosa y extracción de muestras analíticas.

    • Aplicación de las distintas indicaciones terapéuticas del facultativo.

    • Tranquilizar al paciente

    • Anotar los cuidados en los registros

    • Acompañar al paciente en el traslado a otras unidades.

    • Preparar material de intubación , si fuera necesario

    • Preparar desfibrilador.

  • Cuando la situación del paciente es del Nivel II ( no hay repercusión hemodinámica), la actuación a seguir es:

    • Colocar al paciente y desnudarle.

    • Hacer E.K.G., monitorizar.

    • Canalizar vía venosa.

    • Avisar al médico y aplicar el tratamiento adecuado.

    • Cumplimentar registros.

    • Anotar los cambios e informar al médico.

    • Informar a familiares.

    • Acompañar al paciente en los traslados a otros servicios.

    HIPERTENSIÓN ARTERIAL

    Una proporción importante de los enfermos que acuden al Servicio de urgencia corresponden a una patología en relación con la hipertensión arterial debido a la gran frecuencia de esta; aproximadamente un 20% de la población.

    La hipertensión arterial es según la O.M.S.: la elevación mantenida de las cifras de presión sistólica, diastólica o ambas por encima de los valores establecidos. Así la O.M.S. determina que cifras tensionales mayores o iguales a 160mm de Hg. de sistólica y/o 95mm de Hg. de diastólica son hipertensión.

    FACTORES DE RIESGO

    Los factores de riesgo más importantes son cuatro:

  • Obesidad

  • Hiperlipemia

  • Tabaquismo

  • Diabetes.

  • Pero estos, no son los únicos y también influyen: la edad, el sexo, la herencia, ambiente, ingesta de sal, alcohol y café, tratamiento con ciertas medicaciones( contraceptivos, hormonales, corticoesteroides, gotas nasales con vasoconstrictores, anfetaminas, antidepresivos tricíclicos.).

    COMPLICACIONES DE LA H.T.A.

    .CRISIS HIPERTENSIVA.

    Cuando la tensión arterial se eleva produciendo alteraciones orgánicas y/o funcionales, poniendo en peligro inminente la vida del paciente o la integridad de los órganos diana( quedando estos afectados de forma irreversible), ya no hablamos de H.T.A., sino de crisis hipertensiva.

    Definición: Es el aumento súbito, severo y sostenido de la presión sistólica y diastólica por encima de los límites fisiológicos y en un tiempo relativamente corto, que pueden poner en peligro la vida del enfermo y requieren un tratamiento urgente.

    Las crisis de hipertensión paroxísticas aparecen principalmente en sujetos hipertensos, mientras que en los normotensos son muy poco frecuentes.

    Causas: Hay muchos factores y cuadros clínicos que pueden desencadenar una crisis hipertensiva, alguno de ellos son:

    • Tumores cerebrales y T.C.E.

    • Hemorragia intracraneal.

    • Encefalopatía hipertensiva.

    • Aneurisma disecante de aorta.

    • Isquemia miocardica.

    • Hipertensión progresiva.

    • Supresión brusca de medicación hipertensiva.

    • Foecromocitoma.

    • Eclampsia.

    • Infecciones

    • Abuso de nicotina y de regaliz.

    Sintomatología:

    • Cefaleas

    • Nauseas.

    • Vómitos

    • Sensación de angustia.

    • Epistaxis

    • Edema de pailas

    • Trastornos visuales(visión borrosa).

    CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN UNA CRISIS HIPERTENSIVA. TRATAMIENTO.

    El objetivo del tratamiento es reducir con rapidez los niveles tensionales:

  • El paciente tiene que tener reposo absoluto con la cabeza más alta que el resto del cuerpo. Le ayudaremos a desvestirse y le tumbaremos en la camilla. En todo momento hay que intentar reducir la ansiedad que pueda tener.

  • Canalización de vía venos y extracción de analítica.

  • Ayudar a la Enfermera en la administración del tratamiento médico.

  • Aplicar oxígeno si fuera así prescrito.

  • Sí la medicación prescrita fuese Nifedipina (ADALAT) sublingual , tendremos que pinchar la capsula para que pueda salir el líquido, le diremos que levante la lengua para poder introducir la capsula y le advertiremos que sabe amargo y que no debe tragarlo.

  • Toma consecutiva de la T.A. cada 20-30 minutos.

  • Hacer balance estricto.

  • Informar al paciente

  • Anotar los cuidados en los registros.