Dolecias laborales al estar sentado frente a una computadora

Pausas regenerativas. Ejercicios de compensación

  • Enviado por: Domingo Torres
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 2 páginas
publicidad

Artículo: "TIEMPOS DE RECUPERACIÓN Y EJERCICIOS DE PAUSAS SALUDABLES EN LOS PUESTOS DE TRABAJO"

 

Siempre se habla de la necesidad de realizar pausas regenerativas, orientadas a reducir los niveles de sobre carga mental y física.   Desde tomar un café, levantarse y caminar por el lugar de trabajo o realizar ejercicios de estiramiento son procedimientos que ayudan a atenuar la fatiga; pero múltiples son las ideas y pocos los aspectos científicos de estas actividades.

 

Lo que se busca son actividades especialmente los ejercicios llamados de compensación para eliminar tensiones y relajarnos, soltar la musculatura que esta sometida al trabajo diario, posturas incorrectas, fuerzas mal ejecutadas, materiales de trabajo incómodos y la alta presión mental a la cual están expuestos los trabajadores.

 

Vemos en muchas empresas actividades tendientes a disminuir y atenuar los factores negativos a los cuales el trabajador esta expuesto durante largas jornadas.    Una bella profesora o un instructor, realizan movimientos que muchas veces no tienen una concepción real del trabajo, sino muy general de los verdaderos requerimientos de ese puesto.  

 

Veamos solo algunos factores que deben ser tomados en cuenta al confeccionar un programa de ejercicios para el trabajo:

 

  • Edad de los participantes

  • ¿Existen grupos de riesgo?

  • ¿Que tipo de jornada laboral realizan las personas?

  • ¿Que ciclos de trabajo se realizan?

  • ¿Es un trabajo pesado, medio o ligero?

  • ¿Que cantidad de acciones técnicas se realizan durante la jornada?

  • ¿Existe alta demanda mental?

  • ¿Que grupos musculares actúan en este trabajo?

  • ¿Que zonas corporales están más afectadas?

  • ¿Se ha realizado un estudio de los factores y características del trabajo?

 

No es solo mover los segmentos o articulaciones, sino tener un conocimiento acabado de los requerimientos físicos de cada puesto de trabajo.

 

Algunos estudios ergonómicos recomiendan realizar pausas con ejercicios compensatorios en una relación 5:1, o sea cada 50 minutos de trabajo aplico 10 de descanso.     Otras investigaciones hablan de la influencia de pausas cortas pero con una alta frecuencia durante la jornada laboral.   En otros casos solo hacen falta pausas más extensas un par de veces al día.

 

De lo anteriormente descrito se expresa la importancia de contar con un estudio ergonómico acabado al inicio de cualquier acción de este tipo para detectar científicamente los factores que influyen sobre las personas en su puesto de trabajo.

 

Determinar los movimientos más adecuados para cada situación en particular, pues la labor de oficina frente a un computador es muy diferente a la de un trabajador que levanta y transporta carga muy pesada y en condiciones ambientales muchas veces adversas.

 

Garantizar mejoras en las condiciones de trabajo y aplicar programas que tiendan a mejorar la salud y productividad son la base en todo proceso que implica la interacción entre máquina y hombre, por ende obtener una vida más saludable.