Doctor Jekyll y Mister Hyde; Robert Louis Stevenson

Literatura universal contemporánea. Narrativa. Novela de Ficción. Terror. Misterio. Argumento. Personajes. Contexto

  • Enviado por: Javier Mesa
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

El Dr. Jekyll y Mr. Hyde

-Idea Central

El Autor trata de evocar el lado oscuro de la condición humana, al tiempo que ilumina mundos ocultos bajo la delgada capa de las convenciones sociales.

Esta argumentación se ve ejemplificada en las transformaciones que sufre el Doctor Jekyll, hombre de prestigio social y de egregia cuna, transmutándose en la hez de la sociedad, Mr. Hyde.

Con todo ello Stevenson recrea una atmósfera en la que se entremezclan los aspectos más mezcinos del entorno social, con la clase y el señorío inglés del siglo XIX.

-Resumen

El Dr. Jekyll es un afamado y prestigioso médico del Londres señorial de la centuria del 1800. Sin embargo su afán descubridor y su excesivo amor al avance le hacen ser un científico prisionero en la arcaría de un presente tradicional y no muy propenso a los cambios.

Para intentar evitar este aislamiento involucionista, Jekyll se dedica a elaborar una serie de fórmulas y pociones que generalmente y en un principio no dieron resultado, hasta que por un error en los elementos empleados en la fabricación de ellas produjo una reacción que generaba un cambio en el organismo de quién la consumía aflorando de él todos la inquina de sus instintos.

A partir de este punto, aparece la figura de Mr. Hyde, tratado inicialmente como un personaje independiente pero que con el desarrollo de la obra llegaremos al convencimiento de que es esa parte del Dr. Jekyll que aparece en el momento de tomar la poción. Este carácter, espejo de los rasgos más ocultos y soeces de una personalidad educada de la manera más estricta y con el esencial convencimiento de adquirir una formación basada en los valores imperantes en las más altas capas sociales, será capaz de invertir una trayectoria marcada por la caballerosidad sustituyéndola por los asesinatos y la maldad.

Ante todo ello surge la persona de Mr. Utterson un prestigioso abogado londinense amigo de la infancia del Dr. Jekyll que tratará por todos los medios de descubrir y solucionar la extraña e ignota situación a la que se ve enfrentado. Será él el artífice de desenmascarar la dualidad de ánimas que posee Jekyll siendo finalmente gran protagonista del desenlace de la historia.

A él lo ayudará otro viejo compañero de universidad, el Dr. Lanyon que, sabedor del problema de Jekyll guarda el secreto profesional pero entrega a Utterson una carta por la que finalmente se da explicación clara al problema planteado en la obra.

-Personajes

Mr. Utterson: Afamado abogado descrito como hombre de semblante adusto rara vez iluminado por una sonrisa. Frío y reservado en la conversación enjuto seco y melancólico sus ojos irradiaban un algo eminentemente humano. A pesar de todo ello era una persona bastante querida y reconocida en la sociedad dónde habitaba, siendo uno de los exponentes más claros de la riqueza y el señorío del entorno.

Gracias a su tesón dedicación, esfuerzo e inteligencia se convierte a medida que transcurre la obra en el nexo de unión entre el Dr. Jekyll y el resto de los personajes, adquiriendo en momentos de la obra una importancia suprema su actuación como lazo conductor de la historia.

Dr. Jekyll: Reconocido doctor y científico descendiente de una familia de la nobleza inglesa que se nos presenta, como un hombre tranquilo, apacible y bondadosa en lo concerniente a su carácter y de hercúlea talla en su aparente físico. Su personalidad avanzada para el tiempo en el que le tocó vivir le lleva a realizar un descubrimiento revolucionario por el que a través de una fórmula aquel que se la tome experimentará una transformación consistente en la exteriorización de los instintos más profundos y básicos de su persona.

Tranquilo y taciturno actúa como personaje generador de la obra creando así la historia entorno a la cual va a girar toda la actuación de los demás personajes y produciendo un desenlace trágico casi dramático.

Mr. Hyde: Posee un aspecto bajo y grueso que evoca en todos aquellos que lo conocen una inquietante sensación de malestar producido por su aspecto desagradable.

En un principio de la obra el narrador trata de presentárnoslo como un personaje independiente heredero de la fortuna del Dr. Jekyll y representante de la inquina de la sociedad, con el transcurrir de los acontecimientos se descubrirá que no es más que el resultado de los experimentos del Dr. Jekyll ejemplificados y personificados en una doble personalidad que sale a relucir al ingerir una fórmula.

Dr. Lanyon: Compañero de universidad del Dr. Jekyll y amigo de la infancia de Utterson, este prestigioso médico desempeña un papel aclarador crucial, y en momentos determinados, inquietantes. Él es el primero que descubre el secreto del Dr. Jekyll cuando este le solicita ayuda para poder volver a su estado original y que desaparezca Mr. Hyde.

La carta que envía a Utternson va a resultar a la postre un elemento diáfano para entender el verdadero sentido de la historia.

-Rasgos Sociales:

Nos hayamos ante un entorno social marcado por el tradicionalismo clásico del Siglo XIX. Curiosamente en el ámbito cronológico el autor no nos desvela con precisión el año en que nos encontramos, por lo que nos resulta muy difícil realizar cualquier tipo de paralelismo con la realidad histórica. A la hora de reseñar una fecha, lo realiza señalando únicamente los dos primeros dígitos evadiendo así encuadrar perfectamente la obra en un año determinado.

Los aspectos sociales más sobresalientes y reseñables de la historia que nos ocupa se enmarcan en una Inglaterra tradicional y costumbrista detallada por unos valores muy marcados y un alto sentido del honor. Se intenta reflejar a lo largo de todo el transcurrir de la obra las luces y sombras de la alta sociedad inglesa, resaltando por una parte las virtudes de todos sus personajes como por ejemplo todas las costumbres y educación típicamente inglesa y de otra la falsedad que marca los caracteres de los que ambicionan poder.

Es también digno de mención especial la ignorancia que sufre la mujer en el desarrollo de la obra, pues se le da un tratamiento muy sucinto resumiéndose sus apariciones personificadas en sirvientas y demás personal de servicio.

-Opinión Personal

Se trata de una obra que evoca fielmente la noble sociedad Londinense del siglo XIX sus descripciones son muy claras e ingentes en adjetivos, por lo que al lector le resulta más fácil y entretenida su lectura. Destaca sobretodo por el mantenimiento de la tensión durante todo el transcurso de los acontecimientos siendo ora inquietante ora apacible y tranquila. Narrada con gran sobriedad logra que el lector no consiga adivinar el desenlace hasta el final.