Doble y única mujer; Pablo Palacio

Literatura ecuatoriana contemporánea. Narrativa. Novela juvenil. Novela de ciencia-ficción. Siameses. Marginación social. Amor. Muerte. Biografía

  • Enviado por: Andru
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 9 páginas
publicidad
publicidad

Concurso

Del

Libro Leído

Título de la Obra:

“Doble y única mujer”

Autor:

Pablo Palacio

Estudiante:

Colegio:

Curso:

Sexto Sociales

Concurso Libro Leído

Título de la Obra: “Doble y única mujer”

Autor: Pablo Palacio

Biografía del Autor:

Nace en la ciudad de Loja en  1906. Su infancia transcurre al cuidado de su madre y de un tío en su ciudad natal. Sufrió  un accidente a orillas de un río, lo que afectó seriamente a su salud con repercusiones futuras. 

Su producción literaria se condensa en tres libros, "Un hombre muerto a puntapiés", "Débora" y "Vida del ahorcado".

Su inteligencia se ve menguada tempranamente por una exquisita locura que se trasluce en su obra. Muere a la edad de 40 años en un manicomio de la ciudad de Guayaquil.

Contexto Histórico:

En 1906, año en que nace Palacio, el clima que se vivía era de violencia. Se acusó a Alfaro de tirano. Se pidió su arresto. Alfaro fue capturado junto con otros liberales y se los asesinó a todos de una manera muy cruel. Se cortaron dedos y lenguas. Se los ató con sogas y se los arrastró hasta parque El Ejido.

Se vivió una historia política muy fuerte e inestable. En 1926 asumió Isidro Ayora como dictador. En 1930 se hace sentir la crisis económica mundial y Ayora es destituido. En las elecciones de 1931 gana Neptalí Bonifaz, peruano. No se le entrega el poder y se da lugar a "La Guerra de los Cuatro Días”. Surgen varios presidentes en corto tiempo y el país sufre una inestabilidad total. En 1925 triunfa la Revolución Juliana, el proletariado protesta y es callado el 15 de noviembre de 1922 en la revolución del pueblo en Guayaquil.

Nace en el 30 el movimiento literario del Realismo Social, el cual utiliza un tono de denuncia en defensa del indio, montubio, etc. En estos momentos en el país coge fuerza el partido socialista, cuyas ideas de izquierda influyen en el pensar de las artesanías.

Al mismo tiempo, surge la Vanguardia que no tuvo gran acogida, siendo su imagen representativa Pablo Palacio. Está claro que el se adelantó a su época.

Como podemos ver, la vida de Pablo Palacio se desenvolvió entre muchos problemas. La muerte de su madre, la época en la que vivió que fue una de las más conflictivas de la historia de nuestro país.

Resumen

Una mujer comienza a relatar su historia, se describe así misma como un ser con "dos cuerpos". Los llama, yo primera y yo segunda. Cada una tiene un deseo, necesitan hacer su voluntad de manera independiente y alega que los seres dobles no están separados, sino que son una comunidad.

La primera siempre tuvo supremacía sobre la otra. Tienen la capacidad de ver las cosas del mundo con una perspectiva total. Sí una de ellas dejara de sentir las cosas a su alrededor no sería lo mismo, se perderían de muchas cosas. Cuando tratan con otras personas no lo hacen como un solo ser, sino que lo hacen independientemente y con personalidades distintas.

Los padres de este ser eran muy adinerados, cuando su madre estaba embarazada, el padre tuvo que viajar por motivos de salud. Un amigo de la familia entabló una amistad muy cercana con la madre quien siempre le contaba historias de monstruos, con lo cual justifica el fenómeno que ella sufre al nacer. Cuando ella nació el papá se molestó y maltrató a la madre. A este ser le repugnaba la hipocresía de su madre al tenerle compasión y pena por ser como era. Mientras que el padre la odiaba, acusándola de estar loca. La amenazó con enviarla al hospicio, entonces ella le suplicó que la dejara permanecer en casa. Él se suicida, la hija se llenó de alegría.

Cuando cumplió 21 años se fue de la casa. Su madre vio esfumarse gran parte de la herencia. Cuando tenía que comprar muebles los enviaba a confeccionar especialmente para su anatomía. Sólo tiene una amiga, pero prefiere estar sola. Cuando estuvo en la casa de su amiga conoció a un hombre del cual se enamoró. La situación fue muy compleja porque yo primera y yo segunda lo amaban y sentían celos la una de la otra.

Se siente inconforme con sus personas, y llega a la conclusión de que la razón de la unicidad de ellas es que talvez tenían una sola alma, pero si no era así no deseaba morir, pues no soportaría una eternidad en esta circunstancia.

Análisis

  • Narrador

  • Está narrado en primera persona y es de tipo omnisciente, se caracteriza por conseguir hacernos creer su historia como algo posible. Nos cuenta la vida y milagros justificando las causas de los sucesos, por lo cual explica que lo que podría parecer un mero caso de siamesas unidas por la espalda, en realidad constituye un solo organismo único compuesto por dos mujeres.

    Se cuestiona a si mismo, y como recurso literario utiliza los paréntesis para monólogos interiores.

  • Ambientación Emocional: Hace uso de la intriga para mantenernos atentos a los hechos que relata. También existe odio, rechazo, la inseguridad reflejadas en los conflictos del ser, de esa lucha interna de voces que a veces queremos callar.

    • Ambientación Física: Podemos asumir que la historia se da en una época contemporánea en la ciudad y altas sociedades debido a la preocupación de los personajes por desear parecer “normales” y ser aceptados por el entorno. A pesar de ser en los 30 años liderando el movimiento de La Vanguardia, ya aquí Palacio se adelanta a la literatura post moderna donde el espacio físico no es lo relevante y puede el lector adoptarlo libremente.

  • Conflicto

  • El conflicto se origina no solamente con el padecimiento de ser siamesas, sino cuando se enamoran del mismo hombre. El rechazo de la familia y de la sociedad, se percibe como conflicto a lo largo de la obra.

  • Desenlace

  • La reflexión de yo-primera ante la situación que enfrentaría luego de su muerte, llegando a la conclusión de no desearla, si sería así eternamente y su cuestionamiento sobre el alma, el interrogarse y analizarse sobre si vale la pena vivir o no.

  • Lenguaje

  • Su lenguaje es coloquial y hace partícipe al lector. La mayoría de veces es sarcástico e irónico, característica de Palacio. Es codificado, pues el lector tiene que saber leer entre líneas para encontrar significados escondidos.

    El lenguaje lleva una carga de emociones; usa la sintaxis dislocada propia de La Vanguardia, el narra la complejidad del tema.

  • Tema Central

  • La dualidad de cuerpos y unicidad volitiva del ser.

  • Personajes

  • Trata de un monstruo doble, una mujer con dualidad corporal. La perspectiva de narración es doble, yo-primera y yo-segunda, son o es la protagonista.

    Nos permite ver una yo-primera dominante, de carácter fuerte y posesivo. Una yo-segunda más sumisa pero enamorada y celosa, al mismo tiempo de yo-primera, lo que ocasiona un conflicto.

    Sus padres trastornados por “el que dirán”, vuelven víctima a su hija, quien sufre la pena de su madre y el odio de su padre, quienes personifican el antagonismo en la obra.

    También nos muestra a una sociedad hipócrita, supuestamente preocupada por la siamesa demostrándolo con su falsa compasión y son quienes juegan también el papel de antagonistas.

  • Análisis de forma y fondo

  • Palacio nos presenta el personaje de unas siamesas y la confusión de ser y no ser una sola. Con esto Palacio mostró preocupaciones intensamente urbanas y psicológicas que hablan de los desgarramientos interiores del ser humano, opuestas a los temas de tendencia estética, realista y proletaria de la época (fondo).

    La doble y única mujer es otro cuento que confunde al lector. No es totalmente literal, tiene varios mensajes entre líneas, por eso se dice que el lenguaje es oculto, codificado, porque encierra una simbología que el lector debe ir descubriendo. En este cuento el tema de las siamesas no es tal en sí. Más allá de la historia se halla maquillada la complejidad del humano, tanto como ser individual como frente a la sociedad y a la globalización en un entorno dedicado fundamentalmente a juzgar. Es aquí entonces cuando el hombre duda de ser él mismo para satisfacer la mirada de los demás.

    El rechazo de parte de la sociedad es evidente. Cuando se acerca a los niños y a los hombres, éstos le marginan. Se supone por su duplicidad corporal. Sin embargo, ella hace evidente que se siente una sola; esa es la esencia del cuento. Esta marginación está reflejada en una sociedad a la que Palacio detestaba, a una burguesía que jugaba a ser juez y decidir quien convenía y quien no, relegando entonces a personas que o bien no eran de su status o no les brindaban algún interés.

    En cierta forma, la época de revoluciones que le tocó vivir, Palacio ejerció una influencia que sin usar el tono de denuncia del Realismo Social, expresa su rechazo por los opresores, representándolos con una sociedad marginadora.

    Yo segunda es el otro yo interno que vive dentro de cada uno de nosotros, es muchas veces nuestra verdadera personalidad llorando a gritos ser liberada a causa de las inseguridades sociales que vivimos.

    También representa la conciencia, esa voz que nos hablar y hay otro yo que no desea escucharla; la ambigüedad del ser, la duda entre estar “de moda” o actuar correctamente, la confusión entre ser y parecer, el ser auténticos o seguir la masa.

    Un ejemplo muy claro lo vivimos actualmente, los candidatos que aspiran la presidencia, evidentemente buscan dar una imagen limpia, carismática y amigable a los votantes para conseguir mayor apoyo, sin embargo, no deja de ser más que una estrategia que mueve al pueblo. No es más que una imagen confusa y ambigua, claramente se observa que sus proyectos no son firmes y con la finalidad de mover la conciencia de los pobladores, pueden desmentirlos, o modificarlos, dándonos una sola imagen de ellos; la que les conviene. Ellos muestran una cara pero no conocemos la otra, la auténtica.

    En esta obra, Palacio deja muy marcadas varias características de su movimiento literario, la vanguardia, por ejemplo: Como absurdo nos explica que la justificación de ser siamesa fue porque un amigo de su madre le contaba historias de monstruos. Como personajes atormentados nos pone de ejemplo no solo al personaje principal, sino también a sus padres torturados por la sociedad. El humor negro se hace presente cuando la hija siamesa disfruta del suicidio de su padre.

    Dualidad, rechazo, conflictos internos del ser, personajes atormentados y segregados, etc. Son los temas tabú del 30 que Pablo Palacio revolucionariamente deseó tratar haciendo caso omiso al movimiento en boga, el Realismo Social.

    La obra de Palacio perfila a un adelantado y lo convierte en uno de los padres de la narrativa moderna en América Latina.

  • Conclusión

  • Se dice que Palacio estaba loco, muy difícilmente una persona desquiciada escribe con tal cordura. Puede que sea difícil interpretar el discurso palaciano, pero es necesario hacerlo, por el mensaje que conlleva. Los personajes han dejado de ser héroes y han pasado a ser locos, homosexuales, prostitutas, seres mal vistos por la sociedad.

    Su vida transcurrió entre el desamor, la tristeza y el enclaustramiento. Muere su madre, en su literatura está contenido ese sentimiento de frustración de manera indirecta. La incertidumbre política de su tiempo también se hace sentir en este cuento.

    Sólo resta decir que su obra es indescriptible, se debe estar muy atento si se quiere entenderla. Tener la mente abierta, estar dispuestos a visitar mundos inverosímiles.

    En el cuento “Doble y única mujer”, el tema de la dualidad vs. Unicidad del ser, realmente no era considerado en esa época, sin embargo Palacio penetra en un problema humano(conflicto del ser) para situarlo en unión del problema social, es decir presentar sarcásticamente esa sociedad que despreciaba, por darse funciones de juez y decidir si una persona podía o no ser aceptada en el medio, considerándose a la vez como una “sociedad pura y sin mancha” para poder calificar con frialdad y libertad a las personas, sin importarles las consecuencias de esa marginación en los demás.

    Las siamesas son eso, el espejo de los marginados y el reflejo del ser que con su inseguridad se convierte en un ser ambiguo que pierde su autenticidad.

    El título está totalmente ligado a la obra.

    - 1 -