Dispositivos eléctricos de Seguridad

Electricidad. Instalación de Líneas. Corriente, Energía eléctrica. Tensión. Resistencia. Protecciones. Sobrecargas. Electrocución. Tomas de Tierra. Equipos de Alta Tensión

  • Enviado por: Oss
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 36 páginas

publicidad
cursos destacados
Problemas resueltos: Recta tangente a una curva
Problemas resueltos: Recta tangente a una curva
En este curso se resuelve una serie de problemas muy interesantes relacionados con la recta tangente a una curva. Ver más información

Álgebra Lineal
Álgebra Lineal
En este curso se estudian los conceptos básicos sobre Álgebra Lineal. Se explica que es una matriz, los...
Ver más información


Riesgos Eléctricos:

Dispositivos y equipos de seguridad eléctricos en la instalación de líneas

Temuco, junio 09 de 2000

Indice

Indice 2

Introducción 3

Objetivos 5

Desarrollo

Proceso de distribución eléctrica 6

Algunas Consideraciones de la Electricidad 7

Causas de los Riegos Eléctricos 13

Importancia de los Implementos de seguridad eléctricos 14

Protecciones básicas de los circuitos de alumbrado y distribución 16

Riesgos en el trabajo con electricidad 21

Principales lesiones 22

Implementos de seguridad eléctricos

  • Equipos de seguridad personal 25

  • Implementos de seguridad eléctricos 28

Procedimientos para trabajos eléctricos en el sistema

de transmisión y distribución 30

Conclusiones 35

Bibliografía 36

Introducción

Actualmente el avance de los procedimientos en el manejo de la electricidad hace imprescindible el uso de implementos de seguridad, tanto personales como materiales, considerándoseles como un aspecto fundamental en el trabajo, que ayudan al trabajador a desempeñarse en forma segura y sin mayores riesgos. Si bien estos equipos no previenen los accidentes, son importantes en las consecuencias que éstos pueden causar, aminorando las lesiones y además contribuyendo en la productividad de la empresa.

En cualquier maniobra con alta tensión hay un riesgo constante, por lo cual es necesario actuar muy concentrado en el trabajo y siguiendo todos los procedimientos de seguridad. Un descuido o el pasar por alto una medida de protección puede significar serias quemaduras o bien la muerte del trabajador. Es así como las empresas eléctricas mantienen estricto cumplimiento de los procesos y medidas de seguridad, lo que se traduce en bajos índices de accidentabilidad, demostrando así que una actividad ceñida a la salvaguardia da resultados. Lo anterior también se ve reflejado en una baja ausencia laboral, ya que de ocurrir estas situaciones, se altera el proceso, se gasta tiempo en reemplazar al trabajador accidentado, con la serie de papeleo que hay que seguir, y además se fijan multas a la empresa al sobrepasar el índice permitido de accidentabilidad.

Sin embargo, existe el concepto muy generalizado de que la alta tensión, como por ejemplo 12.000 Volts o 110.000 Volts, son las que causan muertes instantáneas, pero en realidad no es así: su efecto principal generalmente es serio, la quemadura. En cambio, cuando trabajamos con voltajes bajos vale decir 220 ó 380 Volts nos confiamos y no le damos realmente la importancia que merece. Es justamente el voltaje alterno bajo el que deja a la persona "pegada" al conductor, llegando a afectar la respiración y el corazón.

La energía eléctrica puede ser peligrosa por varios factores como la tensión, intensidad, resistencia óhmica del hombre, frecuencia, la duración del tiempo de contacto, recorrido de esa corriente, factores personales, etc.

Para efectos del siguiente trabajo tomaremos en cuenta los dispositivos de seguridad que se usan en la distribución eléctrica, por lo que no tomaremos en cuenta los equipos e implementos de protección domiciliaria. Solo se mencionarán algunos implementos como los interruptores automáticos magnetotérmicos a modo de referencia.

Objetivos del Trabajo

  • Conocer la utilidad y funcionamiento de los implementos de seguridad eléctricos.

  • Prospectar la importancia del uso de estos implementos en el trabajo con electricidad.

  • Visitar una empresa de este rubro para conocer en terreno estos implementos.

  • Estructurar una exposición informativa para presentar los conocimientos aprehendidos, que además implicará la muestra de algunos implementos en la sala de clases.

Desarrollo

Proceso de distribución

Las empresas generadoras transportan la energía con una potencia que va desde los 220 a 500 mil voltios, hasta las subestaciones de enlace, donde la reciben las empresas distribuidoras, transformándola (bajándola) a 110.000 voltios.

Desde las subestaciones de Enlace la energía es transportada por una red de Líneas de Alta Tensión a otras subestaciones, llamadas Receptoras, ubicadas en distintos puntos de las ciudades. Y están unidas por torres que mantienen los cables a gran altura, para mantenerlas lejos del alcance de la gente. En estas subestaciones receptoras se baja nuevamente la potencia, reduciéndola de 110.000 voltios a 12.000 voltios.

A partir de estas Subestaciones Receptoras sale una nueva red de cables eléctricos de Mediana Tensión, que llevan la electricidad hasta los transformadores de distribución, los que se ubican en las calles, lugar en el cual se baja el voltaje de 12.000 voltios a 220/380 voltios, según el destino: El hogar o la Industria.

Algunas consideraciones sobre la electricidad

La electricidad es conformada por electrones en movimiento que se observan en la naturaleza en distintas formas (rayos, estática, etc.). Se produce cuando las cargas eléctricas se mueven a través de un conductor, siendo distribuidas por cables de alta tensión, que forman una red, permitiendo el uso de energía en las ciudades. En otras palabras se produce haciendo girar un magneto en un rollo de alambre (principio del generador eléctrico). El generador consta de dos partes básicas: una parte rotante llamada "rotor", que es esencialmente un magneto masivo; y una parte fija llamada "estertor", que lo forman carretes de alambre de cobre y van alrededor del rotor. Cuando el rotor gira (como una jaula de ardilla), el cable de cobre tiene un campo magnético cambiante que le penetra y se produce la electricidad.

La energía eléctrica puede generarse en las centrales hidroeléctricas, las cuales aprovechan la energía mecánica del agua almacenada en una represa. También puede generarse en las termoeléctricas, las cuales utilizan la energía calórica, en ambos casos hacen girar una turbina que genera la electricidad. La energía es la capacidad de los cuerpos, o conjunto de éstos, para efectuar un trabajo.

La Energía que utilizamos en la tierra proviene, principalmente del sol, en forma de energía lumínica y calórica. Gracias a esta última se producen los vientos en la atmósfera, las corrientes marinas y las lluvias. Una cantidad menor de esta energía es absorbida por los vegetales y transformada en energía química.

Si se acumula agua en un embalse, por gravedad, tiende a bajar al nivel del mar o sea, mientras el agua no tenga libertad de movimiento, contiene almacenada energía potencial, la cual también se conoce como energía estática. De esta forma el agua en movimiento transforma aquella capacidad de trabajo en fuerza viva o energía cinética, capaz de mover, por ejemplo, una rueda hidráulica.

Así las moléculas del agua corriente que bajan de la presa por gravedad, al ser desviadas por los árabes de la rueda hidráulica, pierden velocidad y les ceden una parte de energía cinética, la cual, al hacer girar una turbina, se convierte en energía mecánica. A su vez la turbina acciona un alternador cuya rotación produce una corriente de electrones que, por haber cambiado de estado, desarrollan energía eléctrica; ésta se transforma en energía radiante y en energía calorífica cuando el filamento de una lámpara opone cierta resistencia al paso de la corriente.

Luego, podemos decir que la energía cinética y la energía potencial son dos formas diferentes de energía mecánica: cuando una disminuye, la otra aumenta de tal forma que la suma de ambas es constante.

Aunque los cuerpos humanos reaccionan de forma muy diferente unos de otros y también según sean las condiciones del momento, podemos decir que la corriente eléctrica empieza a ser peligrosa cuando atraviesan el cuerpo humano más de 25 mA durante más de 0,2 segundos.

Se ha comprobado que la resistencia del cuerpo humano, con piel sana y seca, depende de la tensión que se le aplique, pudiendo variar entre 2.500 y 100.000 ohmios. Esta resistencia también disminuye debido a la humedad, la transpiración, las heridas superficiales, al aumentar la masa muscular de las personas, si el con­tacto es inesperado, etc. También, y por causas aún desconocidas, se sabe que en las altas frecuencias la corriente eléctrica deja de ser peligrosa para el cuerpo humano (a partir de unos 7.000 Hz aproximadamente), y por tal motivo se emplea mucho en electromedicina.

Debido a esto, cuando se hacen cálculos para la protección contra electrocución, y con el fin de trabajar con un buen margen de seguridad, se considera que la resis­tencia del cuerpo humano tiene 1.000 ohmios.

Los Reglamentos electrotécnicos fijan como tensiones peligrosas, exigiendo la instalación de protecciones contra electrocución, a partir de:

  • 50 V, con relación a tierra, en locales secos y con suelos no conductores.

  • 24 V, con relación a tierra, en locales húmedos o mojados.

  • 15 V, en instalaciones para piscinas.

Resistencia del Cuerpo Humano.

Para una tensión dada, la intensidad de la corriente que circula por el organismo es función de la resistencia eléctrica que posea ese organismo y esta relación la encontramos en la Ley de Ohm.

Pero la resistencia eléctrica del cuerpo humano, no es constante y varía según la influencia de ciertos factores, de ahí que es muy difícil precisar que corriente ha circulado por una víctima en un accidente eléctrico.

Al calcular la intensidad que circula por el cuerpo, con una tensión dada, debemos tener presente la resistencia propia del cuerpo, de la tierra, del calzado, del punto de contacto, etc.

Un terreno seco (piedra, ladrillos, madera, etc.), es mal conductor de la electricidad, pero no así uno húmedo o empapado que tendrá una baja óhmica. En igual forma, una piel sana y seca tendrá una resistencia mayor que una piel húmeda por la transpiración o con heridas, la diferencia la vemos en los siguientes valores;

Pie seca 100.000 ó más Ohms

Pie húmedo (con transpiración) 10.000 ó más Ohms

Interior del cuerpo de manos a pies 400 a 600

Tensión de la corriente: El riesgo de fibrilación alcanza su máximo cuando la tensión tiene una variación entre 220 a 800 volts para una condición habitual de resistencia del cuerpo pero puede presentarse con resistencias débiles y con tensiones de 100 a 160 volts.

Frecuencia y forma de la corriente: Se ha comprobado que para alcanzar los valores anteriores definidos, la corriente continua necesita valores de intensidad cuatro veces más altas que con las corrientes alternas comúnmente empleadas. El principal problema que presenta la corriente continua es la electrólisis de los líquidos orgánicos3 provocando con ello perturbaciones al organismo al disociar las sales metálicas disueltas.

Por sobre 1.000 cps. ocasiona efectos térmicos y son bien conocidos los equipos médicos que usan alta frecuencia y bajos valores de voltaje.

Tiempo de Contacto: Se ha comprobado experimentalmente que no hay fibrilación ventricular en contactos eléctricos menores de 0,2 seg..

Aprovechando esta característica, encontramos en el mercado interruptores automáticos ultrarápidos, altamente sensibles que interrumpen el paso de la corriente en pocos milisegundos después de haber detectado una fuga a tierra de pequeñas cantidades de corriente, evitando así los efectos perjudiciales al cuerpo humano por el flujo de corrientes de duración e intensidad suficiente o para producir daños al equipo o incendio. (Protector Diferencial).

Tales dispositivos pueden ser intercalados entre un equipo individual (taladro de mano) y la red o en forma permanente para proteger un circuito.

Trayectoria de la Corriente:

Es fundamental tener claro que según sea el trayecto que tenga la corriente será el daño que ocasionará al cuerpo humano. Un contacto entre una mano y tierra a través de los pies, será en extremo peligroso si lo comparamos con otro que tenga por contacto entre pie y pie.

Intensidad de la corriente

En los accidentes eléctricos por circulación de corriente el cuerpo humano pasa a formar parte de un circuito comportándose como un componente más. Esto puede ocurrir de tres formas diferentes:

  • Cerrar un circuito con el cuerpo, como es el caso de tomar las dos puntas de un conductor eléctrico cortado y energizado.

  • Establecer un circuito con el cuerpo entre dos conductores de diferente tensión, como es el caso de un contacto entre fases.

  • Establecer contacto con el cuerpo entre un conductor energizado y tierra es el caso más frecuente.

  • EFECTOS DE LA CORRIENTE ELECTRICA EN EL ORGANISMO

    EFECTO

    Corriente Cont. Valores mA.

    Corrientes Alterna

    50 cps

    100.000 cps

    Hombres

    Mujeres

    Hombres

    Mujeres

    Hombres

    Mujeres

    Ligera sensación en la mano

    1

    0.6

    0.4

    0.3

    7

    5

    Umbral de Percepción

    5.2

    3.5

    1.1

    0.7

    12

    8

    Choque indoloro

    9

    6

    1.8

    1.2

    17

    11

    Choque doloroso sin pérdida del control muscular

    62

    41

    9

    6

    55

    37

    Choque doloroso

    76

    51

    16

    10.5

    75

    50

    Choque doloroso grave. Dificultades de respiración

    90

    60

    23

    15

    94

    63

    Principio de la fibrilación ventricular

    200

    70

    50

    35

    La energía eléctrica distribuida en nuestro país, es del tipo alterna con 50 ciclos por segundo. Esto hace que tengamos 100 pulsos alternados entre fase y neutro, lo que produce el efecto de agarrotamiento de los músculos afectados por la circulación de la energía, impidiendo que la persona logre soltarse del punto de contacto eléctrico. Este efecto se llama tetanización muscular.

    Cuando el accidente ocurre con bajas tensiones, puede ocurrir que la víctima llame pidiendo auxilio o logre desprenderse del elemento con tensión; si el accidente ocurre con alta tensión, se produce un contracción muscular muy fuerte y el accidente es arrojado fuera del punto de contacto con el elemento energizado.

    Causas de los Riesgos Eléctricos

    Por condiciones inseguras

    • Falta de altura de líneas de alta y baja tensión con respecto al suelo.

    • Poca distancia entre líneas de alta y baja tensión.

    • Uso de material inapropiado para instalaciones eléctricas.

    • Falta de conexión a tierra para protección de artefactos y equipos eléctricos.

    • Aislación dañada en instalaciones que la requieren.

    • Sobrecarga de los circuitos.

    • Equipos o materiales de mala calidad.

    Por acciones inseguras

    • Ignorancia de los efectos de la electricidad en el ser humano.

    • Uso indebido de herramientas para trabajos en líneas o equipos energizados.

    • No usar los elementos de protección personal otorgados para trabajos especificos.

    • Concepto errado de lo que es valentía, cometiendo actos temerarios. Realizar trabajos con equipos en mal estado.

    • No estar físicamente apto para ejecutar un trabajo en determinada ocasión.

    • Mala planificación del trabajo.

    • Intervenir en equipos o instalaciones sin conocimiento previo.

    Importancia de los Implementos de seguridad eléctricos

    La principal importancia de los elementos de seguridad eléctricos es proteger a los trabajadores de los posibles accidentes. Entendiéndose como accidente a todo hecho no deseado que interrumpe un proceso normal de trabajo y que causa lesiones o pérdida de bienes materiales. Para este efecto la Ley 16.744 establece que “son también accidentes de trabajo los ocurridos en el trayecto directo, de ida o regreso, entre la habitación y el lugar de trabajo. Así también los sufridos por dirigentes de instituciones sindicales, a causa o con ocasión del desempeño de sus cometidos gremiales, y los acontecidos a los trabajadores en acciones de capacitación laboral”.

    Luego, según el artículo 53 del Decreto Supremo 594 (ex 745) del Ministerio de Salud, establece que “el empleador deberá proporcionar a sus trabajadores, libres de costo, los elementos de protección personal adecuados al riesgo a cubrir y el adiestramiento necesario para su correcto empleo, debiendo, además mantenerlos en perfecto estado de funcionamiento. Por su parte, el trabajador deberá usarlos en forma permanente mientras se encuentre expuesto al riesgo”. Los dispositivos de seguridad eléctricos se entienden sobre la base de la necesidad de instalar e intervenir en las líneas de alta, media y baja tensión, de manera de poder extenderlas o mantenerlas en buen estado.

    Es así, como con estos dispositivos los trabajadores pueden desempeñarse en su labor con confianza, reduciendo el tiempo de exposición a la electricidad, y maximixando su rendimiento, manteniéndose enfocado hacia un trabajo minucioso y eficaz. De lo anterior, podemos deducir que un trabajo seguro significa una mayor productividad y un mejor servicio, dado que aleja al trabajador de preocupaciones centrándolo en un buen desempeño de su labor. De esta manera la empresa eléctrica se ve en la obligación de informar en forma oportuna y convenientemente a todos sus trabajadores acerca de los riesgos que entrañan sus labores y de las medidas preventivas y los métodos de trabajo correctos. Especialmente debe señalarles acerca de los elementos, productos y substancias que deben utilizar en los procesos de producción, sobre la identificación de los mismos (fórmulas, sinónimos, aspecto y olor), sobre los límites permisibles de exposición y especialmente de los peligros que les pudiesen producir a la salud. En forma sustantiva también se deben mencionar las medidas de protección y de prevención contra los agentes de peligro. El código del trabajo menciona en su artículo 184: “En el cumplimiento a esta disposición legal la empresa tomará las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y salud de sus trabajadores. Dispondrá de los elementos necesarios para prestar, en caso de accidente de sus trabajadores, oportuna y adecuada atención médica”.

    Al trabajar con altas tensiones las empresas eléctricas deben llevar con rigurosidad los procesos de instalación y manejo de líneas energizadas, procurando que sus trabajadores utilicen los equipos de protección personal adecuados y debidamente certificados. El trabajo con electricidad es catalogado como uno de los más peligrosos, por lo que es imprescindible el cumplimiento de lo antes señalado. Es así como en el artículo 54 del D.S 594 del Ministerio de Salud se expresa que “los elementos de protección personal usados en los lugares de trabajo, sean éstos de procedencia nacional o extranjera, deberán cumplir con las normas y exigencias de calidad que rijan a tales artículos según su naturaleza”.

    Además, las normas de seguridad influyen en el servicio que la empresa ofrece a sus clientes, pues evitan daños a la propiedad, a los artefactos eléctricos y a los mismos usuarios.

    Asimismo los implementos de seguridad eléctricos, aminoran las consecuencias de los accidentes, reducen la tasa de accidentabilidad, procurando evitar la pérdidas de recursos humanos y consecuentemente los costos económicos a la empresa.

    Protecciones básicas de los circuitos de alumbrado y distribución

    Toda instalación eléctrica debe estar dotada de una serie de protecciones que la hagan segura, tanto desde el punto de vista de los conductores y los aparatos aéreos conectados, como de las personas que han de trabajar con ellas.

    Existen muchos tipos de protecciones que pueden hacer una instalación eléctrica completamente segura ante cualquier contingencia, pero hay tres que deben usarse en todo tipo de instalación: de alumbrado, domésticas, de fuerza, redes de distribución, circuitos auxiliares, etc., ya sean de alta o baja tensión. Estas tres protecciones eléctricas, que describiremos con detalle a continuación:

  • Protección contra cortocircuitos

  • Protección contra sobrecargas

  • Protección contra electrocución

  • Protección contra cortocircuitos: se define como la unión de dos conductores o partes de un circuito eléctrico, con una diferencia de potencial o tensión entre sí, sin ninguna impedancia eléctrica entre ellos.

    Este defecto, según la Ley de Ohm, al ser la impedancia cero hace que la intensidad tienda a infinito, con lo cual peligra la integridad de conductores y máquinas por el calor generado por dicha intensidad, debido al efecto Joule. En la práctica la intensidad producida por un cortocircuito siempre queda amortiguada por la resistencia de los propios conductores, que aunque muy pequeña, nunca es cero.

    Las normas electrotécnicas especifican que en el origen de todo circuito deberá colocarse un dispositivo de protección, de acuerdo con la intensidad del corto circuito que pueda presentarse en la instalación. No obstante, se admite una protección general contra cortocircuitos para varios circuitos derivados.

    Los dispositivos más empleados para la protección contra cortocircuitos son los interruptores automáticos magnetotérmicos, que se usan en las instalaciones domiciliarias e industriales y pero también existen los fusibles calibrados, los cuales son atinentes de desarrollar para el presente trabajo:

    • Fusibles calibrados (también llamados cortocircuitos): son una sección de hilo más fino que los conductores normales, colocado en la entrada del circuito a proteger, para que al aumentar la corriente debido a un cortocircuito, sea la parte que más se caliente, y por tanto la primera en fundirse. Una vez interrumpida la corriente el resto del circuito ya no sufre daño alguno. Existen fusibles llamados rápidos, lentos y de acompañamiento, dependiendo del circuito que sea, generalmente se usan en los arranques de motores industriales.

    MM

    Protección contra sobrecargas

    Se entiende por sobrecarga el exceso de intensidad en un circuito, debido a un efecto de aislamiento, o bien a una avería o demanda excesiva de carga de la máquina conectada a un motor eléctrico.

    La sobrecarga debe de protegerse ya que pueden dar lugar a la destrucción total de los aislamientos de una red, de un motor de cualquier otro aparato eléctrico conectado a ella. Una sobrecarga no protegida degenera siempre en un cortocircuito.

    Según los reglamentos electrotécnicos si el conductor neutro tiene la misma sección que las fases, la protección contra sobrecargas se hará con un dispositivo que proteja solamente las fases; por el contrario, si la sección del conductor neutro es inferior a la de las fases, el dispositivo de protección habrá de controlar también la corriente del neutro. Además debe colocarse una protección para cada circuito derivado de otro principal.

    Los dispositivos más usados para la protección contra sobrecargas son:

    • Fusibles calibrados

    • Interruptores automáticos magnetotérmicos

    • Relés térmicos

    Sistemas de protección contra electrocución

    Frente a los peligros de la corriente eléctrica, la seguridad de las personas ha de estar fundamentada en que nunca puedan estar sometidas involuntariamente a una tensión peligrosa. Por tal motivo, para la protección contra electrocución deben de ponerse los medios necesarios para que esto nunca ocurra.

    La reglamentación actual clasifica las protecciones contra contactos indirectos, que pueden dar lugar a una electrocución en dos clases:

    Clase A: Esta clase consiste en tomar medidas que eviten el riesgo en todo momento de tocar partes en tensión o susceptibles de estarlo; las medidas a tomar pueden ser:

    - Separación de circuitos.

    - Empleo de pequeñas tensiones de seguridad (50, 24 ó 15 V).

    - Separación entre partes con tensión y masas metálicas por medio de aisla­mientos.

    - Inaccesibilidad simultánea entre conductores y masas.

    - Recubrimiento de las masas con elementos aislantes.

    - Conexiones equipotenciales.

    Clase B: Este sistema es el más empleado, tanto en instalaciones domésticas como industriales; consiste en la puesta a tierra de las masas, asociada a un disposi­tivo de corte automático (relé o controlador de aislamiento) que desconecte la insta­lación defectuosa. Por ello se emplean principalmente dos tipos de protecciones diferentes, a saber:

    - Puesta a tierra de las masas.

    - Interruptores o relés diferenciales, (solamente para redes con neutro a tierra).

    Para efectos de este trabajo sólo desarrollaremos la puesta a tierra de las masas, que es la unión eléctrica entre todas las masas metálicas de una instalación y un electrodo de unión con tierra, que suele ser generalmente una placa, una pica de cobre o hierro galvanizado, un conductor de cobre desnudo (o un conjunto, con varios de ellos), enterrados en el suelo con el fin de conseguir una perfecta unión eléctrica entre masas y tierra, con la menor resistencia eléctrica posible. Con esto se consigue que en el conjunto de la instalación no puedan existir tensiones peligrosas entre masas y tierra.

    Con la puesta a tierra se consigue que las corrientes de defecto a tierra ten­gan un camino más fácil que el que tendría el cuerpo de una persona que tocara una carcasa metálica bajo tensión. Por tanto, como la red de tierras ha de tener una resis­tencia mucho menor que la del cuerpo humano, la corriente de defecto circulará por la red de tierra, en vez de hacerlo por el cuerpo de la persona

    El tipo de toma de tierra (con placas, picas, cables, etc.) dependerá generalmente de la resistencia del terreno y de las dificultades de instalación de uno u otro tipo para conseguir una baja resistencia de contacto a tierra.

    En la práctica se suele medir la resistencia de la toma de tierra una vez realizada, y si aún es grande se coloca una pica o varias más y se mide de nuevo. Estas es mejor colocarlas separadas unas de otras, al menos 2 metros, para conseguir menor resistencia de contacto.

    Medida de las tomas de tierra

    La medida que se debe efectuar es la resistencia eléctrica existente entre los elec­trodos de toma de tierra y el terreno propiamente dicho. Esta medida se efectúa con unos aparatos especiales denominados telurómetros o medidores de toma de tierra.

    Estos aparatos constan de un ohmímetro, preparado para medir bajas resisten­cias, así como unos circuitos de tensión e intensidad que se conectan por separado en el circuito a medir por medio de tres conexiones (la toma de tierra a medir y dos electrodos auxiliares). Las picas o electrodos auxilia­res se conectan a una distancia determinada, según el tipo de aparato empleado, para evitar los errores que puedan producir las corrientes erráticas; el indicador nos dará la medida directa, o bien deberemos de ajustarla con un potenciómetro graduado.

    La medida debe de efectuarse después de desconectar las líneas de tierra, de los electrodos o toma de tierra propiamente dicha, ya que se trata de medir solamente la resistencia que éstos hacen con respecto a tierra, y el valor máximo de la resistencia de la toma de tierra ha de estar en consonancia con la sensibilidad del interruptor diferencial empleado.

    Riesgos en el trabajo con electricidad

    El principal agente de riesgo en esta actividad es el contacto con la elcetricidad, la que se produce en todo el proceso de generación y distribución. Este riesgo está presente tanto en la instalación de nuevas redes como en la mantención de las líneas existentes, siendo la mayor preocupación de los supervisores, pues está en constante contacto con los trabajadores, y como ya mencionamos, al menor descuido puede ser fatal. Puede ocasionar, dependiendo de su voltaje, desde simples lesiones hasta la muerte.

    En la etapa de instalación de redes y mantención de bodegas existen diversos agentes de riesgos:

  • Caídas a nivel y desnivel en superficies de tránsito y trabajo. Así también pueden ser de mayor peligro las caídas de distinto nivel desde escalas o postes en faenas de instalación de líneas. Las caídas en estos casos van desde los seis a ocho metros de altura

  • Inhalación de gases en los talleres de transformadores

  • Exposición a ruido continuo en centrales generadoras

  • Sobreesfuerzo, fuerzas mal hechas y golpes en el manejo manual de materiales en bodegas, taller de transformadores y en la faena propiamente tal (en el transporte de rollos de cables) o mal uso de herramientas y caídas de postes.

  • Otros agentes que también influyen en estas labores son las condiciones climáticas a las cuales se está expuesto.

  • Principales lesiones ocasionadas por estos agentes

    Accidentes eléctricos típicos

  • Accidente en que el trabajador recibe los efectos de arcos eléctricos intensos sin que haya paso de la corriente a través del organismo, aquí se cuentan las siguientes lesiones:

    • Quemaduras directas por arco eléctrico, proyección de metal fundido.

    - Quemaduras provocadas por la radiación de arcos potentes.

    - Lesiones provocadas por la puesta en marcha intempestiva de máquinas, explosión de aparatos de interrupción, etc.

    - Lesiones por inflamación o explosión de vapores, líquidos o sólidos, provocados por la electricidad.

    - Lesiones oftalmológicas producidas por los arcos eléctricos.

    - Traumatismos al retirarse bruscamente la persona para evitar las quemaduras.

    Las quemaduras por arco eléctrico pueden producirse al acercarse mucho una persona a un conductor energizado con alta tensión, originándose un arco eléctrico que desprende gran cantidad de calor (alrededor de 3.780 °C), lo que puede inflamar la vestimenta de la víctima. Una mala operación también puede provocar un cortocircuito.

  • Accidente por corrientes inducidas en el organismo por campos electromagnéticos intensos. Se pueden ocasionar lesiones como:

    • Lesiones provocadas al elevarse la temperatura del conjunto del organismo.

    • Lesiones locales (cataratas en el ojo).

    • Quemaduras provocadas por objetos metálicos, como anillos, pulseras, prótesis dentales, etc.; que se encuentran en contacto con algunas de las partes del organismo, y que conformen un anillo metálico cerrado.

  • Accidente en el que hay circulación de corriente a través del organismo. En este caso, la energía eléctrica puede ser peligrosa por varios factores, que no actúan independiente unos de otros, sino que existe una interacción entre ellos y son: intensidad de corriente, resistencia eléctrica del individuo, tensión de la corriente, frecuencia y forma de la corriente, tiempo de contacto, y trayectoria de la corriente por el organismo. Pude ocasionar las siguientes lesiones:

  • Puede ocasionar asfixia: El paso de la energía por el cuerpo humano puede producir la paralización del sistema respiratorio, llegando a ocasionar la muerte real o aparente, lo que puede ocurrir por dos razones:

    • Que el paso de la corriente eléctrica afecte los centros nerviosos respiratorios y esto cese cuando se corte la corriente, siempre que no se haya producido lesión en dicho centro nervioso.

    • Que el paso de la corriente produzca la tetanización de los músculos respiratorios y, en consecuencia, la detención de la respiración natural. Tetanización es cuando un músculo se somete a excitaciones que lo obligan a contraerse y estirarse en forma repetida, en un lapso corto de tiempo, éste queda en un estado de concentración permanente denominado tétano.

  • Fibrilación Ventricular: Cuando el corazón trabaja en forma normal, sus fibras se contraen rítmicamente y da lugar al ciclo cardíaco. Una corriente eléctrica puede alterar este ritmo provocando movimientos asincrónicos lo que puede acarrear una detención del ciclo cardíaco, provocando la muerte.

  • Quemaduras: Las quemaduras por circulación de corriente se rigen por la Ley de Joule, al igual que cualquier conductor. La electricidad provoca un calentamiento considerable sobre todo en los músculos que son muy buenos conductores y puede llegar a la cocción de los mismos ya que las proteínas se coagulan a 80 °C en forma irreversible. Se pueden presentar además hemorragias o acción tóxica en la sangre.

  • En trabajos en altura se pueden ocasionar accidentes como caídas de distinto nivel, provocando fracturas, esguinces, heridas y contusiones. También se pueden producir lesiones similares por caídas del mismo nivel, pero con consecuencias menos graves. Las recomendaciones para evitar estas lesiones son el no correr en los pasillos y el usar los pasamanos en la bajada y subida de escaleras. En trabajos en altura el uso de arnés y trepaderas (si no se usa escalera) es obligatorio.

  • Inhalación de gases: se pueden ocasionar enfermedades pulmonares, bronquiales y del sistema nervioso central.

  • Exposición al ruido: se puede producir pérdida de capacidad auditiva la que puede ser temporal o permanente dependiendo del tiempo de exposición.

  • Sobreesfuerzo: en el mal manejo de materiales se pueden producir lumbagos, distensiones musculares, desgarros y contusiones. Además pueden ocurrir lesiones por atrapamiento por caídas de postes, corte de manos por cables, lesiones y golpes o heridas con herramientas.

  • También se pueden provocar resfríos u otras enfermedades respiratoras por la exposición a bajas temperaturas o a la lluvia.

  • Implementos de seguridad eléctricos

    Equipos de Protección Personal

    Casco de seguridad con ala completa: Es un casco tipo A, dialéctico, con arnés ajustable, liviano, con barbiquejo elástico y certificado Cesmec. Estos cascos tienen el ala completa principalmente para proteger al trabajador de la lluvia (según se nos explicó).

    Guantes de baja tensión: son guantes de trabajo de goma dialéctica y recubiertos por cuero de manga corta. Para trabajo de 280 voltios.

    Guantes de media tensión: Son guantes de trabajo de goma dialéctica y recubiertos por cuero y de manga hasta el codo. Sirven para trabajo de 15 a 23 Kw.

    Guantes de Trabajo normales: para trabajos de tensado y corte de alambre entre otras labores que no tengan peligro de contacto con electricidad.

    Trepadoras: son implementos que se usan sobrepuestos a los zapatos de seguridad, fijados con correas, y que sirven para trepar por el poste. Cada una tiene una barra arqueada que se ajusta al ancho del poste mediante movimientos del pie.

    Zapatos de seguridad y ropa cómoda y que proteja de frío generalmente se usan prendas de jeans y trajes de agua en caso de lluvia.

    Detector acústico: es un dispositivo que se activa al haber corriente en la línea, mediante un aviso sonoro y otro visual (luz roja). Es un implemento personal que todos los trabajadores de la empresa lo deben portar al estar laborando. Se verifica con la ayuda de la pértiga.

    Arnés de cuero: es el elemento más usado en la faena de instalación o mantenimiento eléctrico. Y se define como un conjunto usado para sostener a una persona que se encuentra trabajando en altura, para reducir las probabilidades de caída.

    Entre sus características está que esta formado por un cinturón compuesto de una banda de cintura con hebilla y una argolla D a cada lado. Una banda o estrobo con un mosquetón en cada extremo.

    Antes de usarlo, es necesario inspeccionar primero el extremo perforado de la correa. Este extremo está sometido a considerable uso como resultado de repetidas aperturas y cierres de la hebilla del cinturón. Además de revisar los ojetillos del cinturón, ya que ellos pueden estar afectados por quebraduras y/o corrosión, y al tener esa falla, los hoyos son excesivamente ampliados por la hebilla y puede rajarse el tejido.

    Con respecto de la inspección del tejido se recomienda verificar lo siguiente:

  • Las puntadas deben ser chequeadas por peladuras, quemaduras, cortes o tirones en las costuras.

  • Cuando se deshilacha el tejido, generalmente aparecen pelusas sobre su superficie.

  • Para chequear esas condiciones se debe sostener el cinturón con ambas manos separadas 20 cm. entre sí.

  • Doblar el cinturón amoldándolo en forma de U, lo cual causará tensión en la superficie, exponiendo las zonas con deficiencias.

  • En cuanto a los remaches se debe:

  • Verificar si se encuentran rotos o flojos.

  • El estar picados o con peladuras, indican corrosión.

  • Si están rotos deben ser retirados los remaches y repuestos.

  • Hebilla

  • No debe presentar deformaciones ni grietas.

  • Verificar que el clavillo de la hebilla esté firme y sin deformaciones.

  • Inspección del Estrobo

  • Inspeccionar el seguro y resorte de los mosquetones.

  • Si al observar el estrobo aparece por desgaste el alma o banda central de seguridad, de color distinto al cuerpo de la correa, el estrobo deberá ser desechado de inmediato.

  • En suma, todas las partes metálicas del cinturón y estrobo deben ser chequeadas mensualmente para detectar bordes cortante, trizaduras, corrosión, deformaciones y lo desgastes. El cinturón y estrobo deben ser retirados del servicio si presentan señales de desgaste o daños. Poner especial atención al cuidado que debe dársele en invierno, ya que debe guardarse seco y en lugar seco. Debe evitarse exponer el cinturón a altas temperaturas, contacto con productos químicos, metales fundidos, fuego, arco eléctrico, pinturas y solventes. Mantener limpio de polvo ambos elementos, mediante un paño o escobilla si es necesario

    Implementos de seguridad

    Desconectador Fusible: Consiste en un implemento que está instalado en el poste de energía pública y que conecta el paso de la energía, de manera que cuando se trabaja en un sector determinado se interrumpe el paso de energía para que los trabajadores puedan acceder a la línea de tensión sin mayor peligro de un choque eléctrico. Ningún trabajo se lleva a cabo sin que se desconecte el desconectador fusible.

    Pértigas de media tensión (15 a 23 kw): Son de fibra de vidrio por lo que no conducen la electricidad y se usan para hacer varios movimientos en el poste. Entre estos está el activar o desactivar el desconectador fusible. Miden aproximadamente 1 metros y son extensibles a cuatro metros.

    Pértigas de gatillo: consiste en una estructura flectable de fibra de vidrio que tiene un gatillo en el extremo superior y que es accionado por un dispositivo ubicado en el otro extremo. Al extenderla mide tres metros

    Booster: Es un dispositivo que se maniobra en conjunto con la pértiga de media tensión y que sirve para evitar la formación de un arco de corriente cuando se desconecta la energía. Permite abrir la línea con dos o tres megawatts sin peligro de choque eléctrico.

    Desmontables: es un dispositivo de metal que se adosa la línea, fijándolo con la pértiga de gatillo (atornillando). Se usa para anular cualquier choque eléctrico en la línea de manera de garantizar la seguridad de los trabajadores al intervenirla. Mide aproximadamente 20 centímetros.

    Bloqueador de línea con conexión a tierra de media tensión: Se usa cuando se hace una abertura visible de la línea, con conexión a tierra mediante un barreno que se instala a dos o tres metros del poste y al cual se le engancha una nuez ubicada a un extremo del que cable que lo une al bloqueador. El bloqueador también se divide en cinco conexiones para los cinco cables del poste con sus respectivas nueces para engancharlos. Sólo una vez bloqueada la línea pueden pasar los trabajadores a realizar la faena. Son cinco cables de los cuales tres están adosados a tres varillas de dos metros de extensión cada una, con nueces en los extremos superiores y más otro cable a tierra.

    Bloqueador de Línea de baja tensión: es una varilla con cinco conectores que se cuelga o engancha en los cinco cables mediante nueces que están a lo largo de la varilla. Solamente una vez bloqueada la línea intervienen los trabajadores, nunca antes. Mide aproximadamente un metro y ochenta.

    Procedimientos para trabajos eléctricos en el sistema de transmisión y distribución

    Estos trabajos se pueden efectuar con los circuitos energizados o no pero en lo posible ellos se deben ejecutar estando el circuito desenergizado.

    Trabajos que se efectúan sin tensión.

  • Seccionar la parte de la instalación donde se va trabajar, separándola de cualquier posible alimentación, mediante la apertura de los aparatos de seccionamiento más próximos a la zona de trabajo.

  • Bloquear en posición abierta, si es posible, cada uno de los aparatos de seccionamiento. En todo caso, colocar un letrero con la prohibición de operarios.

  • Comprobar con un detector de tensión adecuado, la ausencia de tensión en cada una de las partes eléctricamente separadas de la instalación (ambos extremos de fusibles, fases, etc.), comprobando antes y después si el verificador de tensión funciona correctamente.

  • Conecte el circuito a tierra.

  • Al finalizar los trabajos no se restablecerá el servicio sin que el supervisor responsable del trabajo compruebe personalmente que no existe peligro alguno y si se ha retirado la tierra.

  • Trabajos que se efectúan con baja tensión (B.T.)

  • En caso que no pueda suprimir la tensión o se trabaje en circuitos cercanos a otros que estén energizados, con riesgos de contacto, el trabajo se efectuará teniendo en cuenta lo siguiente:

    • Solicitar "permiso de prevención".

    • Colocarse sobre objetos aislantes. (piso de goma).

    • Usar cascos, guantes aislantes para B.T. para protectores de cuero, lentes de seguridad, herramientas aisladas.

    • Ropa apropiada, sin accesorios metálicos.

    • Aislar previamente los demás conductores con tensión, próximos al lugar de trabajo, incluido el neutro.

    Otras consideraciones

  • El cable de alimentación de una máquina o lámpara portátil, debe estar perfectamente aislado y deberá mantenerse en perfecto estado.

  • Las lámparas portátiles estarán provistas de mango aislante, dispositivo protector de la ampolleta y el conductor debe tener aislación adecuada y suficiente resistencia mecánica.

  • No se debe usar una lámpara ordinaria como portátil.

  • No se puede fumar o utilizar llamas dentro de cuartos de baterías.

  • Para todas las manipulaciones con electrolitos debe utilizarse el equipo de seguridad adecuado (guantes o P.V.C., delantal de P.V., etc.).

  • Trabajos en equipos de alta tensión (A.T.)

  • Todo trabajo en una instalación de debe previamente ser informado a la línea superior y tener un permiso escrito donde quedará constancia de la identidad del solicitante, el que será intransferible.

  • Solamente se considerará corte de energía real, para la seguridad del personal la apertura visible del equipo. El corte con interruptor no se admitirá más que cuando sean visible las piezas de contacto y se tengan garantías de la imposibilidad de su cierre imtempestivo. Si el interruptor no es de corte visible, forzosamente deben estar abiertos los seccionadores correspondientes. En relación a los seccionadores, hay que asegurarse de que todas las cuchillas queden bien abiertas.

  • En el permiso escrito que se debe solicitar para trabajar en un equipo de alta tensión, una vez entregado supone que se han realizado las siguientes operaciones:

    • Abrir con corte visible, todas las posibles fuentes de tensión.

    • Enclavamiento o bloqueo, si es posible, de los aparatos de corte. A continuación y antes de empezar el trabajo deberá poner a tierra o en cortocircuito todas las posibles fuentes de tensión.

  • A continuación y antes de empezar un trabajo se deberá poner en tierra o en cortocircuito todas las posibles fuentes de tensión.

  • En el propio lugar de trabajo:

  • Reconocimiento de la ausencia de tensión mediante un instrumento adecuado y confiable.

  • Puesta a tierra y en cortocircuito (si procede).

  • Colocar la señalización de seguridad adecuada. En ciertas ocasiones será necesario colocar barreras protectoras que impidan aproximarse a partes energizadas.

  • Queda prohibido el abrir o quitar los enrejados de protección de las celdas de una instalación antes de dejar sin tensión los conductores y aparatos en ellas contenido. Se prohibe asimismo, energizar conductores y aparatos situados en una celda, sin haberla cerrado previamente con el correspondiente enrejado de protección.

  • Luego se deberá detectar la tensión. Siempre que se trabaje con un circuito eléctrico, sea éste en líneas o equipos, el trabajador deberá considerarlo "vivo" , o sea, energizado hasta que se verifique lo contrario. No basta desconectarlo, pues es común que pueda tener un retorno desde otro lado, salvo que se trate de un cortocircuito simple.

    Para poder verificar si un circuito eléctrico se encuentra energizado o no, se usan instrumentos especiales denominados detectores de tensión.

    Ellos pueden ser simples o complejos. Los primeros y más comunes son los conocidos neones. Constan generalmente de un cuerpo donde está alojada la ampolleta y de dos chicotes con los que el electricista puede verificar si esa lámpara enciende o no; también se encuentran en forma de destornilladores o punzones alojando en su mango el neón.

    De permanecer apagada se presume que el circuito se encuentra desenergizado. Una forma de asegurarse, es ver que el neón “encienda" en un punto energizado.

    Algunos electricistas ocupan un par de ampolletas de 220 volts en serie para usarlas como probador, permitiéndole detectar tensiones de 220 volts y 380 volts.

    También existen equipos similares para verificar voltajes en alta tensión, por ejemplo 12 o más kV. En este caso, el instrumento consta de dos pequeñas pértigas aisladas que en algunas marcas cuentan con un dispositivo para regular la tensión de acuerdo al voltaje a medir. Asimismo, existen detectores que cuentan con un instrumento que marca el voltaje presente en el circuito. Este instrumento puede tener un sistema de enclavamiento de la aguja, a fin de que el electricista pueda ver el marcador de cerca y es muy apropiado cuando el circuito a medir se encuentra con problemas de iluminación, por encandilaminto por luz solar. Esto último puede remediarse usando otro modelo que, al estar cerca o en contacto con un circuito energizado, emite una señal sonora. Este instrumento funciona aprovechando el campo magnético que se forma alrededor de los circuitos eléctricos.

    El instrumento puede utilizarse para una gran gama de voltajes, pues es proporcional la distancia con el voltaje a medir, puede tener algunos inconvenientes, cuando están presentes varios circuitos, o cruces de líneas, pudiendo dar por energizado un circuito cuando en realidad no lo está.

    El procedimiento seguro para verificar ausencia de tensión será:

    1. Verificar el estado general del detector: pértiga, cables, puntas, etc.

    2. Probar el instrumento en un punto del circuito que se encuentra energizado. Algunos instrumentos constan de un pequeño generador manual que permite probar si el detector se encuentra en buen estado. Otros tienen un botón para verificar el estado de las baterías.

    3. Verificar ausencia de tensión en la primera fase.

    4. Repetir punto 2.

    5. Verificar ausencia de tensión en la segunda fase.

    6. Repetir punto 2.

    7. Verificar ausencia de tensión en la tercera fase.

    8. Repetirpunto2.

    9. En este momento usted está seguro que el circuito probado se encuentra sin tensión. La repetición del punto 2 es importante, pues puede ocurrir que al probar la primera fase el instrumento se deteriora y podemos, por tanto, seguir la prueba con un instrumento malo, lo que nos podría llevar a dar por desenergizado un circuito que puede no estarlo.

    Conclusiones

    Al concluir este trabajo podemos decir con propiedad que hemos conocido la importancia de los implementos de seguridad tanto personal como del trabajo mismo, ya que son fundamentales para llevar a cabo cualquier maniobra en las líneas de electrificación, lo que se complementa con las políticas de perfeccionamiento del personal impuesta por la empresa.

    Hemos podido constatar en terreno el uso y funcionamiento de los implementos explicados en el trabajo y además comprender que se necesita de un entrenamiento previo para poder usarlos adecuadamente, como es el caso del arnés que necesita de cierta experiencia y habilidad para poder manejarlo junto a las trepadoras. En el mismo plano constatamos lo sacrificado de este trabajo en e cual se debe atender a cualquier hora y ante cualquier clima las emergencia que se susciten ya que es un servicio público que hoy es fundamental en cualquier hogar o industria.

    De hecho la metodología usada creemos que fue la correcta ya que no hubiese sido tan provechoso el trabajo si no lo hubiésemos visto y ejecutado nosotros mismos. El hecho que la empresa tenga su razón de ser en los campos y calles ratifican esta medida ya que es ahí donde radican los implementos a estudiar.

    Además el hecho de llevar más de dos años y medio sin accidentes muestran una buen política empleada por la empresa y suponen el uso correcto de los equipos e implementos de seguridad.

    Bibliografía

    Decreto 594, sobre condiciones sanitarias y ambientales básicas en los lugares de trabajo, del Ministerio de Salud de Chile.

    Decreto supremo Nº54

    Ley 16.744

    Manual de Capacitación de la Empresa Saesa-Frontel, “uso de elementos de protección personal”,mayo de 1994, confeccionado por Enrique Ahumada Montero.

    Safety and Maintenance Equipment for electrical lines and instalations, Catu-Paris, (catálogos de productos).

    Reglamento interno de Orden, Higiene y Seguridad para los trabajadores de la Empresa Eléctrica de La Frontera, 1999

    Fusible

    cortocircuito