Dispositivos de poder dentro de la escuela

Enseñanza. Autoridad escolar. Michell Foucault. Enseñanza. Castigo. Obediencia. Vigilancia

  • Enviado por: Gonzalo Vazquez
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

Trabajo Práctico

Materia: Sociología

Consigna: Elaboración personal de una investigación sociológica.

Tema desarrollado: Dispositivos de poder dentro del colegio.

Dispositivos de poder dentro de la escuela

Hablar hoy de que en la escuela se vigila, se castiga, se ejercen formas de poder sobre el alumnado, nos da la impresión de estar viviendo en una época de represión, de oscuro autoritarismo, pero no es así.

En la actualidad ya no se ejercen formas de castigos físicos, sometimientos, humillaciones, sino que se busca una manera más eficaz y poco visible de lograr corregir-vigilar y castigar malas actitudes, formas y gestos, entre muchas.

La forma que plantea Foucault para lograr este objetivo, el de lograr que el individuo sea moldeable, adaptable, obediente, es vigilar y sancionar esas desviaciones que sufre el alumno, como así también a toda la masa, para poder llevar un control minucioso y poder, al primer síntoma, corregir el error o la desviación.

En los establecimientos en los cuales se trata de “domar”, transformar y perfeccionar al individuo, como las escuelas, cárceles, reformatorios, etc., se utilizan formas de dominación perfectamente identificadas. A lo largo del trabajo desarrollaremos todos estos aspectos relacionados con la institución escuela, mas específicamente relacionado con el Instituto Fátima tanto su arquitectura física como “represiva”.

La escuela, como explica Foucault, intenta tratar al alumno en sus partes, en sus gestos, en los movimiento, en las actitudes. Intenta establecer sobre los individuos un tipo de presión, por ejemplo: “queda mal reírse del compañero”; “Juan detrás de Pedro”.

Y por otro lado se trabaja por el lado de tratar de que el alumno no se distraiga, no se mueva, no hable. La disciplina permite poder controlar al cuerpo, poder tenerlo contenido sin que en algún momento se revele.

Podemos nombrar algunas de las actividades escolares que contribuyen a la dominación, contención de la masa escolar como por ejemplo el tener que formar antes de entrar en el aula, cuando se toma asistencia todos deben estar callados y sentados en sus respectivos lugares, cuando suena la campanilla hay que entrar al aula, el simple hecho de pararse y saludar cuando ingresa alguna autoridad escolar al aula, etc.

Como comentábamos en párrafos anteriores, la escuela trata de ejercer poder mediante la vigilancia y el castigo. Por ello y para poder controlar mejor y vigilar, Foucault plantea, la idea de un establecimiento en el cual el poder dominante (preceptores, profesores, rectores, etc., en este caso) pueda controlar a todos al mismo tiempo, con mucha facilidad y por sobre todas las cosas sin que los dominados (en este caso el alumnado) sepan cuando los hacen, lo que generaría cierta desconfianza e incomodidad, logrando así menor posibilidad de conglomeraciones y agrupaciones conflictivas.

Precisamente es en este punto donde es posible hacer una comparación con el establecimiento (tomado como edificio) al que concurrimos, sabiendo destacar que esta diseñado como modelo de panóptico (Foucault). A continuación se enumeran los puntos claves que generan esta similitud:

  • Esta construido en forma de anillo, lo que permite situarse en una de los extremos y observar por completo cada unos de las aulas.

  • Gracias a las ventanas que se encuentran en cada uno de las aulas, es posible ver todo lo que sucede en su interior, detectando así posibles disturbios y demás ocasiones.

  • El aula en el cual se encuentran los vigiladotes (preceptores) se encuentra situada en el final del pasillo principal, contando con una “pared” y puerta de vidrio simple, lo que permite en todo momento la vigilancia ininterrumpida del pasillo.

'Dispositivos de poder dentro de la escuela'

Otros aspectos a tener en cuenta a la hora de enumerar las acciones y formas de coacción que ejerce el poder dominante sobre el dominado, a la hora de modificar gestos, actitudes, de enderezar a la masa de alumnos para llevarlos por el buen camino, de domarlos, etc., es el instrumento utilizado para que el individuo no se disperse, distraiga, “duerma”, y cualquier otra actitud o actividad que pueda generar la desconcentración y no atención del alumno al profesor (el que posee el poder, el que manda). A continuación se enumeran alguno de esos métodos:

  • Sillas incomodas: Se utilizan para que en individuo no se sienta cómodo y por una razón de molestia no se disperse y se mantenga despierto y alerta, así se logra una mayor atención. También son utilizadas con tablas rectas para dar mayor fuerza al método de disciplina y rigidez.

  • Pizarrón: Ubicado en la pared frontal a la vista del alumno, lo que logra concentración y atención sin dispersarse, ya que al esa característica no le da lugar a que pueda charlar con el compañero de al lado.

  • Filas de mesas: Se ubican de esta forma para que no tenga oportunidad de distracción, ya que pasa el 90% del tiempo mirando la nuca del compañero o el pizarrón.

Para poder llevar a cavo este método, cuando se vigila se pueden observar, como decíamos antes, actitudes, gestos y formas de actuar que difieran de lo que las autoridades definieron como bien o mal, como lo catalogaron. En el caso de suceder esto en las escuelas de la actualidad se utilizan metodos de castigos “sociales”, al no castigarse físicamente, se recurrio a esta nueva forma de hacer cumplir las “reglas”.

En la escuela el método de castigo, ya sea expulsión, amonestación, etc, no es utilizado simplemente para el infractor, sino también, como ejemplo para que aquellos que vieron el castigo, para que no cometan los mismos errores ni difieran de lo que las autoridades denominaron, en ese entonces, como lo permitido.

Conclusión

Después de recolectar tanta cantidad y variedad de información y analizarla he llegado a la conclusión de que toda la vida y en todo momento uno es dominado de tal o cual forma, la mayoría de las veces sin darse cuenta, y es, muchas veces, simplemete, para inculcarnos ese sistema capitalista, esa idea de querer dominar, de que halla alguien inferior a uno, de que lo primero es el trabajo, después la vida.

Nos utilizan todo el tiempo, ya sea para ponernos de ejemplo, evitando que terceros cometan los mismos errores, hasta mandándonos y tratándonos como una simple maquina (como explicaba Foucault), como un simple numero.

BIBLIOGRAFIA:

La escuela en el cuerpo. D. Milstein y Mendez Editorial: Miño y Dávila. 1999

Vigilar y Castigar: nacimiento de la prisión. Michell Foucault. Siglo XXI Editores..