Discriminación religiosa

Psicosociología. Estereotipos. Prejuicios. Historia. Nazismo. Kristallnacht. Noche de cristales rotos. Judaísmo. Nazis. Ataques

  • Enviado por: Luciana Martinez
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 15 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

Introducción

Para poder elaborar un trabajo sobre la discriminación, primero hay que conocer el concepto de discriminación, los tipos que existen de ésta, un poco de historia, y todo lo relacionado con ella.

¿Qué es la discriminación? :

Discriminación, (o discriminación social), término proveniente del latín, significa "separar", "distinguir", "diferenciar una cosa de la otra". Este último significado también le corresponde al término: Discernir, pero, con la sutileza de hacerlo a partir de comprender la diferencia.

Podemos decir que la discriminación consiste en tratar a la gente de manera diferente ( es decir, con injusticia) por alguna razón que no depende de su voluntad o que no guarda relación con la cuestión de que se trata, Por ejemplo, pagar dos salarios diferentes a dos personas que están en el mismo cargo y en las misma s condiciones.

¿Qué se discrimina?

El argumento estructural más utilizado en todos los tiempos, ha sido el de garantizar la pureza racial (por motivos de raza o de color de piel o de origen étnico), diferenciando a los pobres, las mujeres (por motivos de sexo, sí se es hombre o mujer), los ancianos (por motivos de edad), los homosexuales (por ser lesbiana o gay), los minusválidos (por ser discapacitados), los extranjeros. Cada sociedad, en distintos tiempos prioriza el orden de los ítems mencionados, abriendo "subtemas" para cada uno, también de acuerdo con la necesidad.

¿Por qué discriminamos?

La discriminación se debe a menudo a que las decisiones que adoptamos respecto de otras personas no se basan en razones válidas, o sea que las hacemos víctimas de un prejuicio.

Solemos pensar que los demás son automáticamente inferiores porque son de otra raza, tienen otra religión o pertenecen al otro sexo, etc. O bien porque nos hemos encontrado con un pelirrojo, por ejemplo, que tenía un carácter muy exaltado y pensamos automáticamente que todos los pelirrojos son exaltados.

Eso se llama hacer uso de los estereotipos.

¿ Qué son los prejuicios?.

El prejuicio es la evaluación, sin datos que la corroboren, que se hace de un grupo distinto y de sus integrantes. El estereotipo será el componente más claro del problema, las creencias que se tienen acerca de cómo es y cómo se comportará una determinada persona. Y la discriminación será la resultante en el plano del comportamiento, en relación con los otros, los evaluados.

Tal vez sea el prejuicio y la intolerancia lo que nos hace tan parecidos y contrapuestos.

. ¿Qué es la Discriminación religiosa? :

Existen numerosos casos de personas que son discriminadas por su inclinación hacia determinada religión. Sin duda, el ejemplo más trágico de esto sería el genocidio realizado por la Alemania nacionalsocialista durante las décadas de 1930 y 1940 para aniquilar la población judía de Europa. Al final de la II Guerra Mundial en 1945, en torno a seis millones de judíos habían sido asesinados en campos de concentración y pogromos por los nazis.

El artículo 1, inciso 3º, de la Declaración Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Intolerancia y Discriminación Fundadas en la Religión o las Convicciones, proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, establece que "La libertad de manifestar la propia religión o las propias convicciones estará sujeta únicamente a las limitaciones que prescriba la ley y que sean necesarias para proteger la seguridad, el orden, la salud o la moral públicos o los derechos y libertades fundamentales de los demás."

Además, el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, dice: "Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; ese derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual o colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia".

Hay muchas enseñanzas de la Biblia que claramente nos dicen que los cristianos no debemos sostener ideologías que consideren una raza, cultura, lugar o trabajo, y estatus como superior a otro. Desde el lado bíblico, uno puede ver que todos fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, por lo tanto somos todos iguales ante los ojos de nuestro Creador.

Está escrito también que Jesús murió por todos nuestros pecados y su muerte derribó el muro de la hostilidad, trayendo a existir una nueva comunidad para todas las naciones, tribus, y lenguas. Hoy la mayoría de la gente fracasa enseñándole a sus hijos lo perverso que es el odio y el desprecio por personas de otras culturas.

Es triste también saber que la atrocidad de la discriminación ocurre, en gran parte en organizaciones cristianas. Hay ciertas personas que se consideran cristianos y sin embargo son ellos los que dan oportunidades sólo a aquellas personas que pertenecen a su mismo país, grupo étnico o ideología. Son aquellos que participan de conferencias y reuniones y nunca implementan lo que resulta de los mismos. Si la gente joven trabajadora plantea sus problemas, son marginados.

Es desalentador darse cuenta que inclusive en nuestros lugares de oración, la discriminación igual está presente. Las iglesias son lugares donde uno debería ver modelos de integración al mismo tiempo que orar. La iglesia debería estar abierta a todos y respetar a todos por igual. Es peor aún y desafortunado que la mayoría no focaliza en estas cosas.

¿Cómo surge el nazismo?

Al termino de la Primera Guerra Mundial, Alemania quedó sumamente desvastada y empobrecida. Ello significó el caldo de cultivo apropiado para el surgimiento de un militar nacionalista, mesianico y antisemita como Adolf Hitler.

Terminada la primera guerra mundial, el hambre y las privaciones estaban a la orden del día en toda Europa y especialmente en Alemania donde la situación social era caótica.Al bloqueo impuesto por los aliados tras el armisticio se le agregaban las reparaciones territorales y económicas exigidas por el tratado de Versalles.

La pérdida de Alsacia y Lorena le significó a Alemania una merma en su producción de hierro en el orden del 75% con repecto a sus niveles de 1914. Francia también se apoderó de las minas del Sarre y Polonia se adueñó de la parte meridional de Silesia, región industrial y minera. A estas graves mutilaciones territoriales, se le sumaba la pérdida de sus colonias en Africa, Asia y Oceanía quedando su economía seriamente comprometida. Las duras penas económicas impuestas en el Tratado de Versalles en concepto de reparaciones de guerra ascendía a unos 132,000 millones de marcos oro y la inflación degeneró en una hiperinflación desenfrenada hacia 1923.

En medio del caos económico y político de la posguerra, los movimientos revolucionarios anárquicos y comunistas se propagaban como hongos por todo el país con líderes como Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht. El resentimiento y la humillación de los excombatientes, sumado a la creciente preocupación de la clase media y alta por el fenómeno revolucionario de índole comunista, abonó el terreno para un nacionalista mesiánico llamado Adolf Hitler. Con el argumento de que Alemania había perdido la guerra no en el campo de batalla sino en el campo de la diplomacia y especialmente por culpa de los dirigentes judíos y marxistas de la República de Weimar, Hitler supo aglutinar en sus filas no sólo a los movimentos de ultraderecha sino también a la burguesía y aristocracia alemana que temían al comunismo más que a cualquier otro fenómeno. El nacionalsocialismo era visto como una garantía contra el comunismo y su temida prédica de la distribución de los bienes. No por caso fueron los grandes industriales, que eran quienes más tenían para perder, el principal sustento económico de Hitler financiando su campaña electoral, poniendo los medios de prensa a su disposición (Hitler pudo tener incluso su propio diario) y facilitándole el acceso a los círculos de poder.

En 1919, Hitler se unió al Partido Obrero Alemán (DAP) y dos años más tarde ya era su jefe indiscutido. En 1920 Hitler estableció un programa partidario de 25 puntos, entre los que se destacaban la abolición de los tratados de Versalles y Saint-Germain, la unión de todos los alemanes en una gran Alemania, la necesidad de rearme, el racismo antisemita y el principio del espacio vital (Lebensraum), es decir, el “derecho” de los alemanes a conquistar todo el territorio extranjero que necesitasen para su expansión demográfica. A estos principios nacionalistas e imperialistas, se sumaban otros principios socialistas, como la nacionalización de las grandes empresas, el reparto de los beneficios de la gran industria y una reforma agrícola radical para atraer a los sectores más humildes de la población.

Una vez en el poder, Hitler cumplió al pie de la letra sus enunciados imperialistas y racistas pero hizo caso omiso de los postulados socialistas. Una vez más la aristocracia y los grandes industriales fueron los únicos beneficiarios de una política que llevó a Alemania a la ruina. El nacionalsocialismo al igual que el fascismo en Italia, se presentaron como movimientos populares de extracción obrera pero una vez en el poder sirvieron a los intereses de sus mecenas políticos acentuando aún más las diferencias de clases entre ricos y pobres.

Los sindicatos únicos se revelaron una farsa al servicio de los grandes patrones y las leyes sociales y de trabajo fueron dictadas en función del interés de los empresarios antes que del interés de los trabajadores. En cuanto al racismo, Hitler se limitó a ofrecerlo a una sociedad históricamente xenófoba como un aliciente más dentro de sus propuestas políticas. Cuando se hace referencia al racismo nazi se tendría que hablar más bien del racismo alemán intrínsicamente arraigado en su historia.

A mediados del siglo XIX el poeta judío alemán Heinrich Heine, haciendo referencia al antisemitismo de su época profetizó que un pueblo que quema libros a la larga quemará también a la humanidad. Lutero, Federico el Grande, Wagner y otras grandes personalidades alemanas auspiciaron el exterminio del pueblo judío entendiendo por judío lo no alemán, es decir, los extranjeros en patria y fuera de ella.El mérito de Hitler fue saber encauzar ese perverso sentimiento alemán dándole forma al holocausto más sangriento de la historia del hombre y en apenas doce años.

La complicidad del pueblo alemán en el genocidio tomó la forma de una colaboración abierta y activa que por momentos superaba el fanatismo propio de los nazis. Cientos de miles de alemanes que jamás se alistaron en el partido nazi, delataban a los judíos prófugos ante las autoridades, destruían sus negocios con la complicidad del poder policial y colaboraron en los campos de exterminio realizando las más diversas tareas de barbarie.Después de la guerra, los alemanes lavaron sus culpas atribuyéndole un poder sobrenatural a la propaganda de Goebbels y a las SS que numéricamente hablando no representaban ni el 1% del ejército regular. La complejidad del sistema de exterminio que implantó el gobierno alemán con el gran número de campos de concentración que se establecieron en Alemania y fuera de ella jamás hubiese podido funcionar con el sólo personal de las SS.

En 1923 Hitler acompañado de glorias de la primera guerra mundial como el general Ludendorff y el as de la aviación Hermann Goering fracasó en su intento por conquistar el poder, en un golpe armado que tuvo lugar en Munich.A raíz del intento de golpe, Hitler y sus grupo de colaboradores fueron encarcelados en Landsberg pero antes de cumplir el año ya estarían de nuevo en libertad. Estando en prisión Hitler escribió su libro “Mein Kampf” que pronto se convertiría en la biblia del nacionalsocialismo.Allí Hitler exponía claramente sus ambiciones territoriales en el Este e incluso hace referencia a la solución final para el problema judío.

Si los dirigentes políticos de la época hubiesen leído con atención ese libro muchos de los males posteriores podían haberse evitado.Algunos por omisión y otros en connivencia con las ideas de Hitler (entre estos gran parte del pueblo alemán que después de la guerra dijo haberse mantenido al oscuro de la solución final), permitieron que el fenómeno nazi creciera y se consolidara como una fuerza de hecho.

El 30 de enero de 1933, a los 43 años de edad Hitler se convertía en el canciller más joven de Alemania. Sin embargo, Hitler que vivía convencido de que iba a morir antes de los 55 años, lamentó hasta el final de sus días no haber asumido el poder en 1923. Esta “demora” de 10 años lo obligaba a acelerar sus tiempos y en este punto se hallan muchas de las respuestas cocernientes a sus doce años de gobierno. En apenas seis años transformó a Alemania en una potencia mundial y necesitó de otros seis años para causar una guerra mundial, un genocidio racial en gran escala y la destrucción total de su país cambiando para siempre el mapa político internacional.

MEMORIA / La noche de los cristales rotos

El escenario de la Kristallnacht

Una tienda berlinesa de dueños judíos aparece destrozada

Hace 59 años, el régimen hitleriano produjo un hecho que marcó el preludio de la política nacionalsocialista contra los judíos.

La experiencia nazi, como señala el historiador Charles S. Maier en su libro The unmasterable past (Un pasado que no se puede superar), puso a prueba lo que la historia es capaz de explicar.

"La naturaleza de la revolución reside en que cambia internamente a las personas", precisaba Goebbels en un discurso pronunciado el 10 de mayo de 1933 en el Opernplatz de Berlín. El nacionalsocialismo compartió con los críticos sociales de la década del veinte la necesidad de transformar al individuo. Las ideas acerca del compromiso y el valor de la comunidad que se gestaron en el período de Weimar pasaron con naturalidad a formar parte del canon oficial nazi, pero esta vez imbuidas de un nuevo y siniestro significado.

En febrero de 1933, en su primera proclama como canciller del Reich, Hitler expuso los principios rectores de la nueva política de Estado que ya había sido esbozada en Mein kampf (1923), y requirió de la multitud que postergara las lealtades "más limitadas".

Con el propósito de forjar un "hombre nuevo" para una "nueva Alemania", durante los doce años en que gobernó el régimen nacionalsocialista, el Estado dejó de ser el vehiculizador de la política para convertirse en el foco de todos los valores y esperanzas.

La ideología nazi atravesó todos los aspectos vitales de la existencia humana, hasta lograr una transformación en el sistema de creencias de la sociedad alemana. La obediencia como un valor superior a la capacidad de juicio, tan exaltada por Goebbels en su libro Michael -que se convirtió en el catecismo de la dictadura-, fue rápidamente incorporada a la cultura de la sociedad.

En el plano político, el 23 de marzo de 1933 los diputados del partido nacionalsocialista lograron la aprobación por el Reichstag de un documento de emergencia que otorgó facultades especiales al gobierno "hasta abril de 1937". Esto permitió la aprobación del proyecto de reformas jurídicas que institucionalizaron y consolidaron de jure lo que de facto ya se había instalado: la dictadura alemana. Un mes después, sin garantía legal ni juicio previo, el nuevo gobierno había recluido en los campos de concentración a decenas de miles de opositores políticos y de judíos.

Consecuente con el proceso de construcción de una "cultura total", el 11 de abril de 1933 el gobierno construyó la primera definición racial. Este fue el primer paso para desvincular la ciudadanía de la territorialidad. El 25 de abril introdujo en el campus de la Universidad de Berlín carteleras que indicaban que había llegado el momento de luchar "contra el espíritu antialemán". Estos párrafos formaron parte del prólogo del acta que labró el gobierno "contra el número excesivo de alumnos de raza extranjera en las escuelas y universidades de Alemania". Meses más tarde, ocurrió lo mismo con los profesores. De los miles de científicos que emigraron luego de que el gobierno los obligó a retirarse de su cátedra, seis habían sido premios Nobel: Albert Einstein, Enrico Fermi, James Franck, Fritz Haber, Otto Loewi y Otto Meyerhoff.

  • En contra del Judaísmo:

  • Adolf Hitler:

Político alemán de origen austríaco. Uno de los dictadores más poderosos del siglo XX, que transformó Alemania militarizando completamente su sociedad y llevando al país así como al resto del mundo a la II Guerra Mundial.

Austríaco, fundador del partido socialista. En 1933 fue nombrado canciller y un año después su partido la mayoría absoluta. A la muerte del presidente Hindenburg en 1934, Hitler asumió el poder e instauró un gobierno totalitario. En 1938 invadió Austria, luego Checoslovaquia y Polonia y conformó una alianza guerrera con Italia y Japón que en 1945 iba a aer derrotada por los aliados. Llevó a cabo una política antisemita y condujo al exterminio a seis millones de judíos. Se suicidó antes de ser arrestado. (1889-1945).

  • Papen, Franz Von:

(1879-1969). Diplomático y político alemán. Canciller del III Reich y vicecanciller del primer gabinete de Hitler, a quien había facilitado la ascensión al poder. Absuelto por le tribunal de Nuremberg, un tribunal le condenó a ocho años de trabajos forzados, pero quedó en libertad en 1949.

  • Eichman:

Nazi era un criminal, nació en Solingen, Alemania. Él se convirtió en un miembro de SS en 1932, y organizó actividades antisemitas. Capturado por US en 1945, él escapó de prisión algunos meses después de mantener su identidad oculta, y en 1950 vino a Argentina. Él era buscado por agentes israelitas, lo llevaron a Israel in 1960, condenado y ejecutado.

  • A favor del Judaísmo:

  • Kurt Von Schleicher:

(1882-1934) Militar y político alemán. Jefe de la sección política del ejército sucedió a Von Papen como canciller y trazó un programa de salvación nacional. Se vio obligado a dimitir ante Von Papen, aliado de Hitler en aquel momento.

Hitler lo hizo asesinar durante la jornada del 30 de Junio de 1934.

La Argentina Integradora y el surgimiento del SOS-Discriminación

Escribe Víctor Ramos

Son discriminados los jóvenes, cuando se les impide el ingreso a una discoteca por su color de piel o su aspecto físico. Son discriminadas las mujeres, cuando en lo laboral cuentan con mayor capacitación y son postergadas por los hombres. Son discriminados los mayores de 35 años cuando se exige tope de edad en los empleos. Son discriminados los extranjeros, cuando se los rechaza por esa condición. Son discriminados los judíos. Son discriminados quienes poseen una discapacidad o una enfermedad. Son discriminados los inmigrantes de las provincias al llegar a las ciudades. Y así podríamos continuar hasta el infinito.

Todos somos en algún sentido discriminados y fundamentalmente todos somos discriminadores. La discriminación es un fenómeno cultural sostenido en un conjunto de prejuicios, que no hacen otra cosa que evidenciar los temores que tenemos ante lo distinto, a lo desconocido y que pueda hacernos peligrar nuestra posición social. Son discriminados los pobres. Mientras que el capitalismo es discriminador por su concepción económica, el comunismo lo es ideológicamente.

La tradicional idea de la Argentina como "el crisol de razas" si bien da cuenta de una composición multitultural de nuestra sociedad, debe ser complementada por el criterio del "mosaico" . Entendiendo por ello el respeto a las particularidades. Esta imagen pretende encontrar una sociedad en que las minorías, finalmente, conforman el todo. Las sociedades, justamente, buscan los factores comunes y es deber de las circunstanciales mayorías respetar los particularismos. Hasta los Menonitas, residentes en la Provincia de La Pampa tienen y sus hijos tendrán aún más, puntos de contacto, con el resto de la sociedad argentina. No podrán evitarlo, pero la mayoría debe respetar con toda firmeza el deseo de intimidad de esta comunidad en el marco de la Constitución Nacional y las leyes.

En la batalla cultural nos dirigimos a generar la comprensión de una convivencia tolerante y respetuosas de las diferencias.

Por eso el Instituto Argentino contra la Discriminación y la Xenofobia -SOS-Discriminación- y SOS Discriminación Internacional. Los que conformamos esta organización no gubernamental, sufrimos la discriminación del gobierno actual, que por razones políticas intervino el INADI, organización estatal que paradójicamente se dedicaba a luchar contra la discriminación. Las ambiciones políticas llevaron al gobierno a poner bajo la órbita del Ministro del Interior a esta organización que es su memento contó con el aval de Parlamento Nacional. Ante la intervención, decidimos constituir esta organización independiente del poder estatal.

Constituimos esta ONG militantes de diversas corrientes ideológicas de Argentina: peronistas, socialistas, radicales, frepasitas, democratas cristianos e independientes. La única política que llevamos adelante es la lucha contra toda forma de discriminación, racismo y xenofobia, propugnando una sociedad justa, tolerante e integradora.

“Claramente estamos ante un hecho de discriminación”

Sobre el caso de las profesoras cesanteadas acusadas de "adúlteras" en una escuela católica de Corrientes, el abogado Jacobo Grossman, del Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI), opinó: "Claramente, estamos frente a un acto discriminatorio". Aunque admitió que habría que conocer más detalles, fue claro: "Se trata de un hecho de discriminación religiosa".
Según Grossman, la actitud del sacerdote Jorge Scaramellini Guerrero, a cargo de la escuela Nuestra Señora de Pompeya, se puede calificar como "una clara restricción al pleno ejercicio igualitario de derechos y garantías fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional". Y aclaró que este acto lo contempla el artículo 1° de la Ley Antidiscriminatoria N° 23.562 y que, a pedido del damnificado, puede ser obligado a dejar sin efecto el acto discriminatorio y reparar el daño moral.
"Incluso si hubieran firmado su acuerdo con algún reglamento interno, la actitud del sacerdote podría ser calificada del mismo modo. Uno podría dictar normas ilegítimas que violan la Constitución en su principio de igualdad. Aunque sea dictada no es válida", agregó Grossman. E indicó que el camino es hacer una denuncia en la justicia federal por violación al artículo 1° de la Ley Antidiscriminatoria.
Consultado por Clarín, el presidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, Atilio Alterini, consideró que para resolver el caso hay que determinar si la exclusión fue o no arbitraria. "Hay que analizarlo en el contexto dogmático de una escuela católica. En este caso, no podemos hablar de discriminación religiosa a docentes que trabajan en una escuela religiosa. Culturalmente se saben las reglas. Es más bien discriminación ideológica".

El Gobierno intenta bloquear la venta de objetos nazis en Internet

Un juez ordenó a la Cancillería que bloquee el acceso a un sitio por donde se entra a la subasta de objetos nazis · Y el Gobierno ya busca los mecanismos para hacerlo · La comunidad judía también hará un fuerte reclamo

Cualquier argentino puede comprar hoy, vía Internet, banderas con esvásticas, escuditos con la imagen de Hitler, medallas del partido nacional-socialista, estampillas y hasta accesorios para decorar la computadora con la imagen del Tercer Reich.

El procedimiento es muy simple: se ingresa a Yahoo.com.ar (la versión argentina del portal estadounidense Yahoo!); desde allí al mismo sitio en Estados Unidos; se tipea la palabra "nazi" en el buscador de subastas online, y de inmediato aparecerán en la pantalla 2.065 elementos con símbolos de ese régimen macabro.

Pero la Justicia argentina y la Cancillería ya tomaron cartas en el asunto, aunque con posiciones encontradas.

El juez federal de San Martín, Alfredo Bustos, ordenó al Ministerio de Relaciones Exteriores —responsable en la Argentina de otorgar los dominios en Internet— que impida el acceso al sector de subastas del portal Yahoo! a los usuarios de la Argentina.

El fallo del magistrado fue firmado el 27 de octubre pasado, pero hasta el momento los técnicos del Palacio San Martín no encontraron la forma de hacer realidad el pedido de Bustos. Los expertos dicen que es "complejo" instrumentar un mecanismo de bloqueo en la red.

De todas maneras, la voluntad política del canciller Adalberto Rodríguez Giavarini para resolver el problema "está", aseguran sus allegados.

"Los funcionarios de la Cancillería se pusieron de inmediato a disposición del juzgado de San Martín y están trabajando para encontrar cuanto antes una solución técnica y legal para bloquear el acceso a los objetos nazis cuanto antes", reveló a Clarín una fuente oficial del Ministerio.

La decisión del juez Bustos ya tiene un precedente en el mundo: a principios de este año un magistrado francés le ordenó a Yahoo! que instalara un mecanismo cibernético para que impedir a los usuarios franceses comprar objetos nazis en el sector subastas del portal.

No sólo eso, el juez parisino advirtió que "el usuario deberá interrumpir la consulta para no incurrir en las sanciones previstas por la legislación francesa, o responder a las acciones judiciales que se le iniciaren".

La resolución judicial de Bustos se originó primero por la demanda de Jorge Kirovsky, un comerciante de La Matanza que reclama los derechos de explotación de la marca Yahoo, argumentando que ese es el nombre de su negocio desde 1990.

Entre los fundamentos de su ofensiva legal, Kirovsky denunció que el portal remataba objetos nazis.

El juez terminó rechazando el reclamo del comerciante por la marca Yahoo, pero en el mismo fallo decidió ordenar a la Cancillería que "arbitre todos los medios a fin de que Yahoo Inc. se abstenga de exhibir ofertas (...) y/o difusión de objetos y simbología que reavivan el pensamiento y la doctrina nacional socialista ofendiendo al orden y a la moral pública, contraviniendo normas vigentes".

El juez también dispuso que se transmitiera su decisión a las autoridades de la DAIA, la AMIA (ambas entidades están analizando el tema y se harán en los próximos días un fuerte reclamo sobre el tema) y el INADI.

Por otra parte, Bustos notificó también al fiscal federal penal de San Martín Jorge Sica, para que determine si la sección de subastas de Yahoo! viola la ley antidiscriminatoria argentina, que penaliza la propaganda racista, la discriminación racial o religiosa y la incitación a la persecución o el odio contra algún grupo de personas.

Las conclusiones de Sica son bastante peculiares. El fiscal sostuvo en el informe que elevó a la Cámara que la venta de objetos nazis "no constituyen delito, más allá del repudio que merece el ideario" nazi.

El fiscal asegura que "el sitio de subastas no incita a la discriminación ni al odio; ahí únicamente se venden objetos de la simbología nazi, y eso no viola la ley".

Es más, en declaraciones a la publicación especializada "diariojudicial.com", el fiscal asegura que tiene un amigo judío que "si tiene la posibilidad de comprar estampillas de la época de la Alemania nazi, lo hace sin duda, porque se trata de hechos históricos".

Sica además, cuestiona la decisión del juez Bustos: "Si seguimos el mismo tono que el juez, entramos en un terreno muy riesgoso, porque estamos utilizando los mismos métodos que los nazis utilizaron antes de pasar a la acción directa", argumenta el fiscal.

La Cámara Federal de San Martín compartió el criterio de Sica y el 23 de noviembre pasado, la causa penal fue archivada.

Y los jueces Jorge Barral, Hugo Fossati y Narciso Lugones basaron su fallo en que la venta de objetos nazis no viola la ley de antidiscriminación, pero no se expidieron sobre la necesidad de bloquear la página. Sólo determinaron que no hay fundamentos para iniciar un juicio penal contra los eventuales responsables.

De todas maneras, aunque para la Cámara de San Martín no se trate de un delito penal, su fallo no revoca la decisión del juez Bustos de ordenar al Gobierno el bloqueo de la página.

Fuente:

Diario Clarín

26 de diciembre de 2000

Síntesis:

Denuncian a Yahoo!, Por venta de objetos nazis.

Se puede entrar a la página de Yahoo! E ir a las subastas de objetos nazis, fotos, escuditos y otras cosas con la figura de Hitler.

Quieren bloquear esa página.

La venta de objetos nazis no viola ninguna ley, pero claramente es una manera de promulgar el nazismo.

Acusarán a un rockero por discriminación religiosa

Iorio dijo a una revista: "...si vos sos judío no me vengas a cantar el Himno..." El INADI dice que va a demandarlo. Y él, que fue un malentendido

El presidente del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), Víctor Ramos, presentará hoy una demanda contra el músico Ricardo Iorio (37) porque considera "discriminatorias" las declaraciones que hizo sobre los judíos en el último número de la revista Rolling Stone.

En la entrevista, que ocupa seis páginas de la revista, el líder del grupo Almafuerte, dijo: "Yo creo que debe haber pocas personas que no sean judías que sepan tanto de judaísmo como yo, y si hay algo que yo valorizo de mi Nación es el libre culto. El libre culto hace bien al orden social. Lo que pasa es que nos falta tiempo de desarrollo. Somos una sociedad que se independizó de España hace apenas 200 años. Pero para nada estoy en contra de nadie. Estoy a favor de todos. Que prefiero a los pecadores antes que a los santos, sí. Pero es bueno que haya diversidad religiosa". concluyó: "Eso sí: si vos no sos judío, no me vengas a cantar el Hava naguila en la fiesta judía. Y si vos sos judío no me vengas a cantar el Himno... ¿Me entendés? Cada lechón en su teta es el modo de mamar. Lo que no me gusta es que a mi país traigan guerras intestinas de otros lares. Y eso se evita siendo argentino. Ojalá los políticos se dieran cuenta".

Ayer, en el primer día que la nota estuvo en la calle, el Instituto recibió 20 llamados de denuncia. "Todo el artículo es bastante violento. Iorio tiene la onda musical de un nacionalismo exacerbado. Expresa una corriente cultural neonazi que está surgiendo en todos lados -dijo Ramos-, y lo más preocupante es que penetra en la juventud. Más que un peligro jurídico, acá el problema es cultural".

La demanda es "por difundir su odio contra los que profesan el judaísmo". "Estamos analizando si además presentamos otra demanda contra la revista por haber resaltado la frase", aclaró Ramos.

Al enterarse por Clarín de la demanda, Iorio se mostró sosprendido. "Para nada mi intención tiene que ver con la xenofobia -se defendió-. Es más, admiro al pueblo judío por sus años de lucha. Estoy a favor del libre culto porque así cada uno accede a la religión que quiera".

Iorio es un símbolo del heavy metal en el país. Está casado, tiene dos hijas, fue líder de V8, Hermética y Almafuerte y ya editó cuatro discos.

Siempre se jactó de unir el heavy metal con el folclore. Hace poco participó en un disco de La Pandilla del Punto Muerto, grupo que le puso música a poemas de desaparecidos.

"Me muevo en ambientes con gente de todas las religiones y me defino como perro cristiano. Perro porque voy atrás de mi amo, que es el Señor. No tengo problema en ir a un juzgado a aclararlo. Soy músico, no tengo olor a pólvora en las manos".

Fuente:

Diario Clarín

2/3/2000

Síntesis:

El artículo trata sobre un rockero Iorio, quién dio una nota para la revista Rolling Stones y en ésta dio fuertes declaraciones acerca del judaísmo.

El presidente del Instituto Nacional contra la discriminación: Víctor Ramos, lo demandará por discriminación religiosa. Dice que Iorio es neonazi, mientras tanto, éste último se defiende: “todo fue un malentendido”.

Iorio puede defenderse, pero lo que dijo se puede entender de una sola manera...

Bibliografía

- Diccionario Enciclopédico Danae

  • Página web:

www.sosdiscriminacion.com

www.clarin.com.ar

www.aldeaeducativa.com

  • Ficha de la ONU, las Naciones Unidas, los derechos humanos

- Enciclopedia Encarta 98

- Diario “El País”

  • New York Times News Service

Conclusión

La discriminación religiosa, fue, es y será una realidad. Vivimos en una sociedad donde, la desigualdad de derechos (producto de la discriminación) existe en todas partes del mundo. Desde la religión, la raza, la sexualidad y hasta tener otro tipo o color de cabello es motivo de discriminación. Aunque organizaciones en campaña luchadoras por los derechos humanos peleen por cumplirlos, los estereotipos, prejuicios y distinciones de la gente seguirán vigentes eternamente.

Todos convivimos con el nazismo, el machismo, el racismo o la xenofobia, convivimos con el mal recuerdo de Hitler o de Malcom X, convivimos con la discriminación, convivimos, entonces, con la injusticia de la diferencia. Eso es una realidad que lamentablemente es muy difícil de cambiar, pero no imposible, para eso existen las organizaciones en contra de la discriminación, y a favor del cumplimiento de los derechos humanos, que promulgan a través de Internet, de TV, de anuncios periodísticos, etcétera, la lucha por la igualdad.

10

14