Discriminación racial

Evolución histórica. Racismo. Segregación. Holocausto judío. Nazis. Campos de Concentración. Solución Final. Apartheid. Sudáfrica. KKK (Ku Klux Klan). Kosovo. Serbia. Albania. Balcanes. Martin Luther King. Nelson Mandela. Malcolm X. Biografías

  • Enviado por: Nicolas Gagey
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 15 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

Discriminación Racial

Se desconocen, prácticamente, las razones por las que diversos grupos humanos poseen características físicas diferenciales. En el estado actual antropológico, poco más que conjeturas pueden efectuarse.

Existen, pues, diferencias, probablemente de origen adaptivo, entre unos grupos humanos y otros; pero los datos de que se dispone son todavía fragmentarios. Es preciso destacar, en cualquier caso, las características diferenciales en las que solemos fijarnos, color de piel, forma de rostro, que no son las que mayor importancia poseen consideradas desde el punto de vista biológico.

Tendemos a diferenciar a los seres humanos en tres o cuatro grupos, atendiendo el color de piel: blancos, amarillos, negros, cobrizos. Sin embargo seria posible hacerlo atendiendo a otro tipo de categorías.

El hecho de que el progreso científico haya superado hoy toda pretendida justificación biológica del racismo, no implica que no puedan existir diferencias en algún factor de capacidad intelectual entre unas y otras etnias; en cualquier caso, no estan demostradas.

Cuando nos creemos superiores por diferencias de cultura, de religión, educación, etc., esto quiere decir que los parámetros que se toman para discriminar dependen de la persona que los toma y lo peor es que se dan por validos.

Cabe afirmar, pues, que los estudios antropológicos estan contribuyendo a derribar la muralla de prejuicios culturales generados durante siglos de racismo.

Si bien él termino raza se utiliza para clasificar la humanidad de acuerdo con características superficiales físicas y de herencia común, este no resulta particularmente útil desde el punto de vista biológico o sociológico, ya que todas las razas pertenecen a una única especie biológica.

Cuando nos referimos desde el punto de vista biológico, la raza era mas evítente cuando las diferencias se referían a los rasgos morfológicos, como la pigmentación de la piel, el cabello, la forma de la nariz y la estructura corporal. La aparición del análisis genético vino a refutar esta idea. Antes de la definición genética, la clasificación de las razas dependía de una combinación de factores geográficos, ecológicos y morfológicos.

En cuanto a las razas, es decir la blanca, la amarilla, negra, etc., la ciencia no reconoce entre ellas otras diferencias que no sean las del orden biológico, como la pigmentación de la piel, estatura, forma del cráneo, etc. Estas diferencias genéticas no dan origen a desigualdades intelectuales o a distintas aptitudes sociales y políticas. Si bien se ha intentado demostrar que entre las razas existen diferencias sobre esos aspectos, se llego a la conclusión a que todas las razas poseen las mismas aptitudes intelectuales.

Actualmente, cuando tratamos de encontrar un significado especifico a la raza invalidado

Las diferentes razas humanas son una realidad indiscutible, pues poseen rasgos físicos distintos que se mantienen siempre aunque no existan mezclas entre ellas, de tal manera, que ninguna de estas razas tienen alguna superioridad o inferioridad biológica entre sí, es decir, con el solo hecho de ser un integrante de la especie humana, va a tener las mismas condiciones intelectuales que los demás siempre en cuando que sus medios geográficos y culturales sean similares. A esto se lo pudo demostrar a través de test que se realizaron durante la Segunda Guerra Mundial a niños de la raza blanca y negra, que habían recibido la misma alimentación, de tal manera que las aptitudes intelectuales de ambos grupos fueron iguales.

En la actualidad se admite la existencia de cinco grandes razas definidas por causas genéticas: 1°- La raza Europea o caucásica; 2°- La raza africana o negroide; 3°- La raza amerindia; 4°- la raza asiática; 5° la raza australoide, a la vez esta caracterización puede ser subdividida, por la frecuencia de los genes, de tal manera que se alcanzaría a diferencia alrededor de 30 razas.

Si bien estas cinco razas son verdaderas, y diferentes entre sí en el aspecto exterior no implica que unas sean inferiores y otras superiores. Sin embargo, el aspecto exterior de las razas, ha dado pie a diversas corrientes ideológicas.

Hoy, cuando las teorías tradicionales resultan insuficientes y la política sorprendida reacciona con hipocresía. En este punto, mas allá de las interpretaciones clásicas, es importante la reflexión sobre la ética, para poder lograr entender él porque existe hoy en día la necesidad de diferenciarse discriminando al otro, si bien, una persona discrimina al otro cuando necesita sentirse superior porque, en el fondo, se siente inseguro desde el punto de vista fisco, social, económico o culturalmente, de tal manera que no valora a las personas por lo que son, si no que las discrimina a través de cosas exteriores.

En definitiva el discriminador es un infeliz. No solo por la aceptación común del termino, sino simplemente porque no esta feliz consigo mismo.

Sin embargo, distintas formas de discriminación reaparecen permanentemente en diferentes momentos y partes del mundo, tales como la “depuración étnica”, otras a través de la aparición de partidos políticos que levantan las banderas de la xenofobia y el racismo, y otras que conviven cotidianamente con todos nosotros entre los pliegues culturales del prejuicio.

La discriminación contra las minorías, las poblaciones indígenas y los migrantes no solo continua sino que, en muchos casos a aumentado. Este aumento de la discriminación surge por la ruptura de solidaridades y la generación de inseguridad favorecen su aumento, pero a la vez existen elementos personales que hacen que alguien se diferencie negativamente de los otros.

Sin embargo, peses a la incasable lucha de los pueblos de eliminar este cruel método de “dominacion-dominado” falsamente guiado por infundadas creencias, el racismo sigue siendo una realidad y nuestro deber es frenarlo, este es el deber de la humanidad. El enemigo esta muy dentro nuestro, es la humanidad luchando contra sí misma.

Una solución es inminente, pero solo resta esperar a la concienciación de las masas.

El Racismo en la Historia

  • El Holocausto Judío

No se sabe con certeza cuándo comenzó a utilizarse este término para referirse al asesinato masivo de judíos a manos del régimen nazi.

La Persecución a los Judíos

Cuando el régimen nacionalsocialista (nazi) alcanzó el poder en Alemania en 1933, adoptó de inmediato medidas sistemáticas contra los Judíos, considerados ajenos a una raza aria

Se los clasificó por decreto según su relación con la religión, para delimitar quienes eran afectados por las leyes discriminatorias.

La Noche de los Cristales Rotos

El objetivo que se proponía el régimen nazi era la emigración de los Judíos.

En noviembre de 1938, después de que un joven Judío asesinara a un diplomático alemán, todas las sinagogas de Alemania fueron incendiadas, se destrozaron las vidrieras de los locales Judíos, y se arrestó a miles de ellos. Este suceso, conocido como la "Noche de los Cristales Rotos", fue la señal para que toda la población judía de Alemania y Austria abandonaran estos países rápidamente. Pero muchos, por razones económicas, tuvieron que quedarse y esperar un futuro incierto.

Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial en 1939, el ejército alemán ocupó la mitad occidental de Polonia, con lo que casi dos millones de Judíos polacos cayeron bajo la esfera de poder nazi. Las restricciones que se aplicaron a los Judíos polacos fueron mucho más duras que las sufridas por los judíos alemanes. Se les obligó a trasladarse a ghetos rodeados por muros y alambrados, con una administración propia muy limitada y condiciones de vida deplorables.

Se les proporcionaba escasos alimentos y carbón. La ración alimenticia diaria no superaba las 1200 calorías por persona, por lo que surgió un mercado negro de alimentos. El hacinamiento era tal que llegaban a vivir más de seis personas por habitación, y el ámbito se caracterizó por la rápida transmisión de enfermedades.

Mientras la población judía de Polonia era internada en guetos, el Ejército emprendió una acción a gran escala en el frente oriental. En 1941, los ejércitos alemanes invadieron la URSS, a la vez que la SS (oficina principal de seguridad del reich) enviaban hombres de las unidades especiales para eliminar la población Judía en el territorio recientemente ocupado.

Las matanzas solían realizarse en presencia de soldados o habitantes de la zona, y esta noticia fue difundida rápidamente por todo el mundo.

La "Solución Final"

Los Campos de Concentración

Un mes después del inicio de las acciones de grupos móviles en la URSS, el dirigente nazi y jefe de aviación H. Goering envió un comunicado al jefe de la SS, R. Heydrich, encomendando la organización de la "solución final para la cuestión Judía" en toda la Europa dominada por los nazis.

Se obligó a los Judíos a llevar un brazalete con una Estrella de David amarilla, y decenas de miles de Judíos fueron reportados a los ghetos de Polonia y la URSS.

Como una "solución al asinamiento" en los ghetos, se crearon los "campos de exterminio", donde se asesinaban a diario miles de Judíos en las cámaras de gas.

Los Judíos que podían ser utilizados como mano de obra permanecían en talleres o fábricas, pero acababan siendo ejecutados.

El destino de los envíos desde los ghetos a los campos de exterminio no se dio a conocer, pero la noticia terminó llegando a oídos de los supervivientes y de los gobernantes de EE.UU. y Gran Bretaña. En 1943, los 65.000 Judíos que aún quedaban en el gheto de Varsovia se sublevaron contra los alemanes que llegaron a realizar nuevos envíos. La lucha duró tres semanas.

Todos los bienes de los Judíos eran apropiados por los nazis, y en algunos casos distribuidos entre los alemanes cuyas casas habían sido bombardeadas.

Mientras los Judíos eran exterminados en las cámaras de gas, y explotados en talleres y fábricas, el resto de la Europa dominada por nazis deportó a los Judíos residentes en estos países, para que sean trasladados a los campos de concentración.

En algunos Estados como la URSS, Rumania y Dinamarca, se negó la entrega de la población judía, y se la envió a Suecia (Estado neutro), para salvarla de la masacre.

En toda la Europa dominada por los nazis se crearon campos de exterminio para la ejecución de los Judíos. El método más económico que obtuvieron fue el empleo de cámaras de gas, en las cuales murieron millones de Judíos.

Muchos de los hombres encerrados en los ghetos murieron de hambre o a causa de las enfermedades, antes de ser enviados a los campos de exterminio.

Para intentar eliminar la mayor cantidad de rastros de la masacre, se construyeron enormes crematorios para incinerar los cuerpos de las víctimas.

Auschwitz fue fotografiado por aviones aliados, que buscaban objetivos industriales. En 1944 se destruyeron las fábricas, pero no las cámaras de gas.

Las Consecuencias del Holocausto

Unos 6 millones de Judíos murieron a causa del Holocausto. A estos se le sumaron víctimas gitanas, eslavos, homosexuales, testigos de Jehová, comunistas, y otros grupos "no arios".

Las potencias victoriosas Aliadas, forzadas por la población Judía del Mundo, se vieron obligadas a crear un Estado que albergase a todos los Judíos del mundo en el territorio Palestino, por lo que se puede decir que la formación del Estado de Israel tiene como uno de sus disparadores la victoria aliada frente al nazismo.

En el Juicio de Nuremberg se juzgó a gran parte de los nazis que no lograron huir de Europa.

En Argentina, Perón tenía organizada la recepción de ciertos dirigentes nazis, que llegarían embarcados hacia Bs. As., pero por fortuna la flota fue interceptada y hundida por la flota aliada.

Con respecto a Hitler existen varias teorías. Una dice que se suicidó junto con su familia, y que sus restos fueron incinerados, otra (con la que más concuerdo), dice que huyó hacia el sur, probablemente hacia la Argentina, en dónde pasó el resto de sus días.

Lamentablemente, algunas organizaciones nazis y neo-nazis aún siguen en pie, como en el caso de Bariloche, pero tengo la esperanza de que algún día se acabe con esta amenaza.

El Testimonio de un Soldado Alemán

Heinz Jöst, un hotelero de la ciudad de Langelenseim, servía al ejército alemán en septiembre de 1941 en el Campo 31, cerca de Varsovia, sobre la ribera oriental de Vístula. Ese mes, pasó su cumpleaños en el gheto de Varsovia, y fotografió todo lo que vio.

"Estuve varios años en el Campo. Durante mis viajes vi grandes cantidades de cadáveres que yacían a lo largo del muro del gheto. Entré sin dificultad, y pasee por las calles, detrás de los muros, fotografiando todo lo que veía. Hasta ese momento, no había sabido nada de lo que ocurría tras esos muros".

"Incluso había tiendas, pero no se podían comprar alimentos, sólo polvo para lavar la ropa y toda suerte de ollas y marmitas. No supe lo que costaban, ni de cuánto dinero disponía la gente del gheto. Vi gente vendiendo papas, ajo o apio en la calle. La gente que se moría de hambre no me pedía comida a mí, puesto que llevaba el uniforme del ejercito alemán. Hacían fuera de las casas, entre los muertos, a quienes nadie les prestaba ya atención. De día, los cadáveres eran recogidos de la calle en carretillas. Fotografié muchas fosas comunes por todo el gheto. Vertían cal sobre los cadáveres"

"Esa noche había invitado a algunos amigos a una cena de cumpleaños. No quiero expresar cómo me sentí durante la cena. Había perdido el apetito".

"Al escribir a casa, no contaba nada de lo que había visto. No quería causar desasosiego a mi familia. Pensaba: ¿Qué clase de mundo es este?. Tampoco les dije nada a mis camaradas. Más tarde, cuando quemaron el gheto, tampoco prestamos atención.

Heiz Jöst nunca logró borrar esas escenas de sus recuerdos, las escenas del infierno del gheto de Varsovia. A principio de la década de 1980 entregó esas fotografías, que nunca habían sido publicadas, a los editores de la revista "Stern". Murió poco después.

Aprendamos de los Errores

No podemos ignorar los hechos, que ya hoy hace mas de cincuenta años después de estos acontecimientos. Si bien, no estamos viendo una acción que sucede en el presente, sino el lugar que ocupa en nuestra memoria una acción pasada. Pero...¿Qué podemos hacer con las atrocidades que se cometieron en el pasado? ¿ Cómo podemos ponerlas al servicio de nuestra educación moral? Los crímenes nazis son de una naturaleza que hacen imposible confundir los valores, si bien esos crímenes existieron y no son, de ninguna manera comparativos. Solo por esa razon, debemos preservar su recuerdo, también debemos abandonar aquella tendencia de diferenciar negativamente al otro y a su vez reconocer que la inhumanidad es parte del ser humano. Esta utilización de estos dos aspectos del juicio moral, nos permite a nosotros, hacer un uso juiciosos del pasado en el presente con el fin de luchar no solo contra los males de ayer, sino también contra los males de hoy.

Entonces, hoy, cuando el avance del neonazismo intranquiliza a varios países de Europa, recordar el Holocausto, analizar sus orígenes y consecuencias es un deber de toda la sociedad democrática, ya que, la intolerancia y la indiferencia hicieron posible no solo el exterminio nazi sino que también otras tragedias de la humanidad, como el genocidio Armenio o la limpieza étnica en Bosnia.

El Horror se puede contar sin imágenes Horribles

¿Cómo se cuenta el horror del Holocausto? A veces solo basta con una imagen, como en el Museo del Holocausto de Washington, donde con la inmensa montaña de zapatos, recuerda a los niños, mujeres y hombres que murieron en el Campo de concentración de Auschwitz. A lo mejor, este museo sea probablemente él más importante del mundo en relación con los derechos humanos, ya que recibe anualmente dos millones de personas. Cuando los visitantes entran al museo, se sumergen en las profundidades del horror, de tal manera que lo asimile y por ende para que no vuelva a pasar.

Si bien un cuarto lleno de zapatos es muy expresivo ya que cada zapato representa a una persona inocente que murió, no es una imagen de horror, sino que la produce. En nuestro opinión creemos que seria mejor evitando estas imágenes horribles, ya que al horror se lo puede representar con fotos hermosas de antes de la guerra, tales como, las que muestran picnics, reuniones familiares, grupos de chicos en la aldea, etc. Ya que el mensaje puede resultar a su vez muy fuerte, pero las imágenes son lindas, pero, sin embargo, los objetos como las fotos, no tienen un valor por si mismo, ya que a su vez son necesarios los testimonios, ya que reflejan la memoria, a pesar, de que la memoria e historia no son exactamente lo mismo. La historia es didáctica y la memoria subjetiva, mas emocional. De tal manera que llegamos a la conclusión de que explicar la magnitud del Holocausto es difícil, no basta con una inmensa torre de fotos o de objetos, o de la misma historia, siempre van a ser necesarios los testimonios de aquellas personas que pasaron por aquella situación, la cual la historia nos relata.

El principal objetivo de este tipo de museos es definir porque sucedió y como respondió la gente respecto a esto, a su vez, es para aquella gente que quedo al margen de los acontecimientos y quiere conocerlos y comprenderlos, ya que el recuerdo de los muertos da lugar a plena vida, como la xenofobia y el racismo que siguen en todas partes del mundo, por eso es importante que haya museos como este para que nadie olvide.

También, el museo del Holocausto de Washington, reproduce a través de fotos, videos, artefactos, el viaje que emprenderían los judíos desde que eran detenidos en los guetos, hasta una vez trasladados a los campos de concentración, donde eran eliminados en las duchas de gas y sus cuerpos, quemados en los grandes hornos de ladrillos, entonces, la visita de este museo es un verdadero viaje al horror.

En junio del corriente año, el presidente Fernando de la Rúa, visito a este museo, donde él pidió perdón por la manera en que Argentina acogió a los nazis después de la Segunda Guerra Mundial, en la manera en que de la Rua pidió perdón en publico fue la cosa mas fuerte que cualquier otra cosa que haya podido decir al respecto.

Allí de la Rua pudo ver todas las huellas que prueban el horror del Holocausto, como una enorme pila de zapatos que pertenecieron a hombres, niños y mujeres que por el solo hecho de ser judíos fueron sometidos a las peores torturas. También, visito a los vagones de tren, parecidos a los que en Argentina se utilizaban para transportar ganado, que los nazis utilizaron para transportar mas de 6.000.000 de judíos a los campos de concentración. Si bien, los vagones que de la Rua visito, estan ahora vacíos, cuando uno entra a uno de ellos, por un altoparlante se pueden escuchar los gritos, la desesperación, la incertidumbre de los pasajeros que, totalmente amontonados, ignoraban hasta ese momento cuan inhumana puede ser la humanidad.

A veces, la vida no es bella

Análisis de la película “La Vida es Bella” junto al testimonio de Jack Fuchs, un sobreviviente del Holocausto.

“Jack Fuchs salió vivo de Auschwitz, pero, sin embargo el no se considera un sobreviviente, sino que un resucitado, ya que el no supero el miedo y el dolor sino el que volvió de la muerte, la de sus padres, sus hermanos, de los seis integrantes de la familia que fueron asesinados en Campo y la suya propia, ya que el cuenta que en verdad murió en 1944 en Auschwitz, debido a que tuvo que callar durante cuarenta años todo lo vivido y de esa manera poder vivir como un hombre “normal”.

Este sobreviviente a diferencia del personaje de la película “La Vida es Bella”, Fuchs por el solo hecho de no seguir a su padre, como lo hizo su madre y sus hermanos, fue el único que logro sobrevivir. Entonces luego de cincuenta años después, fue a ver esta película. Cuando la termino de ver dijo que le había gustado, también contó que un amigo que lo acompaño a verla, se levanto en medio de la proyección, y empezó a hablar del miedo que las personas tienen al mirar y nombrar el horror, y luego casi con lagrimas, como aquel niño que fue, balbuceo “mi madre me mintió la vida no es bella”.

La vida puede ser bella si antes perdemos la ignorancia, sabemos, sentimos, y somos capaces de lamentarnos con aquellos que nos recuerdan que la vida no puede ser bella, con tanta tragedia alrededor.

Al reflexionar sobre “La Vida es Bella”, nos damos cuenta que somos niños caprichosos, llenos de ignorancia; las falsas ilusiones y la felicidad a plazos. La mentira disfrazada de amor para proteger la inocencia, confundiendo la felicidad que se paga con la abundancia, ese sentimiento profundo, fugaz que surge de agradecer la vida, con lucidez y solidaridad.

¿Esta bien plantear el Holocausto con Humor?

Si de “La Lista de Schindler” se puede sacar una moraleja, la de la acumulación del capital salva vidas y cuanto más dinero uno tiene, mas vidas puede comprar, en cambio, “La Vida es Bella” nos aporta otra conclusión, que ciertos talentos individuales, la simpatía y el humor, sirven para transformar las experiencias más atroces en simples juegos de ganar o perder, pero sin embargo, la acumulación del capital cuesta vidas, no las salva, y el horror del Campo de concentración es un fenómeno social que transciende la locura individual del demente que lo invento y del maníaco que lo desafío.

“La Vida es Bella” no es otra cosa mas que una película sobre el Holocausto, visto, como no podía ser de otra forma, con estética y la ética de los 90, por lo tanto esta película se dedica a trivializar la crueldad, en donde el Campo de concentración se convierte en un escenario para desplegar el juego desopilante, la inanición de suma puntos, la humillación se premia, los judíos hechos botones y jabones, en síntesis, pura ficción.

De tal manera, que se puede decir que a la hora de hacer una película sobre hechos atroces, como es el del Holocausto, no es solo que se filma, sino también como se filma, y a su vez tampoco sirve el humanismo melodramático, no sirven las imágenes bellas sino que sirven las imágenes justas.

  • El Apartheid en Sudáfrica

Apartheid, es una política de segregación racial practicada en la República de Sudáfrica. El término apartheid en lengua afrikaans significa separación y describe la rígida división racial entre la minoría blanca gobernante y la mayoría no blanca, vigente hasta las primeras elecciones generales de 1994.

El Partido Nacional (NP) introdujo el apartheid en su programa electoral de 1948 y, tras su victoria, pasó a formar parte de la política gubernamental de la República de Sudáfrica hasta principios de la década de 1990. Esta política ha sido muy criticada en el ámbito internacional y dio lugar a diversas sanciones económicas por parte de numerosos países. A pesar de que en el país ya no existe la segregación racial en forma oficial y legal, siguen existiendo desigualdades sociales, económicas y políticas entre la población blanca y la población negra.

La legislación del apartheid clasificaba a la población en tres grupos raciales: blancos, bantúes o negros y de color o mestizos. Posteriormente se añadieron los indios y paquistaníes como una cuarta categoría. La legislación fijaba los lugares de asentamiento de cada grupo, los trabajos que podían realizar y el tipo de educación que podían recibir. También prohibía casi cualquier tipo de contacto social entre las diferentes razas, autorizaba las instalaciones públicas separadas (como limitar determinadas playas al uso de blancos) y prohibía la participación de los no blancos en el gobierno del Estado. Estas leyes causaron un gran impacto en la vida cotidiana. Así, por ejemplo, las familias a veces quedaban separadas a causa del sistema de pases, como en el caso de un negro que no podía visitar a su esposa que trabajaba en una zona blanca porque los pases de visita sólo se concedían a los trabajadores de esa zona. Las personas que se oponían abiertamente al apartheid eran consideradas comunistas. El gobierno sudafricano decretó estrictas medidas de seguridad convirtiendo al país en un estado policial.

Antes de que el apartheid se convirtiera en la política oficial, Sudáfrica tenía una larga historia de segregación racial y dominio blanco. En 1910 sólo los blancos podían acceder al Parlamento y en 1913 se aprobó una ley que limitaba la tierra en manos de los negros a un 13% de la extensión total del país. Muchos africanos se opusieron a estas restricciones. En 1912 se creó el Congreso Nacional Africano (ANC) para luchar contra estas políticas injustas del gobierno. En la década de 1950, cuando el apartheid se adoptó como política oficial, el ANC declaró que "Sudáfrica era de todos sus habitantes, ya fueran negros o blancos" y luchó de forma activa por su abolición. Después de los disturbios antiapartheid en Sharpeville en marzo de 1960, el gobierno ilegalizó cualquier organización política negra, incluido el ANC.

De 1960 hasta mediados de la década de 1970 el gobierno intentó hacer del apartheid una política de "desarrollo separado". A los negros se les asignaron áreas pobres de nueva creación denominados bantustans, que estaban destinadas a convertirse en un futuro en insignificantes estados soberanos, mientras que la población blanca mantenía el control sobre más del 80% del país. Esto dio lugar a una escalada de violencia, huelgas, boicots y manifestaciones en el interior del país y cuando fueron derrocados los gobiernos colonialistas en Mozambique, Zimbabwe y Angola, el gobierno sudafricano se vio obligado a revocar algunas de estas restricciones.

Entre 1975 y 1985 el gobierno aprobó una serie de reformas que permitieron la organización de sindicatos negros y cierto grado de actividad política por parte de la oposición. En 1984, la Constitución abrió de modo parcial la participación en el Parlamento a los mestizos y a la población asiática, pero continuó excluyendo a los negros (más del 75% de la población). Se produjeron más enfrentamientos urbanos y a medida que crecía la presión externa sobre la República de Sudáfrica, se iba debilitando la política segregacionista del gobierno. En 1990 el presidente electo Frederik Willem de Klerk puso fin al apartheid con la liberación del dirigente negro Nelson Mandela y la legalización de las organizaciones políticas negras. Mandela fue elegido primer presidente negro en 1994 en las primeras elecciones generales abiertas a los negros en la historia del país.

Pero el monstruo sigue vivo...

En la actualidad parece que se está olvidando terriblemente el tema del racismo, o peor aún, se está haciendo cotidiano. Ya se ha vuelto común la discriminación, quizás porque ya nadie recuerda las consecuencias acarreadas por esta.

Hubo muchos luchadores para lograr una sociedad igualitaria, en la que se intente eliminar las diferencias biológicas y étnicas como medio de segregación.

En el mundo actual se está viviendo el Apartheid de la Era Moderna, en donde lo único que hace la gran diferencia con el trágico período experimentado por Sudáfrica por casi cincuenta años, son las legislaciones. Es un Apartheid ilegal, pero al que todo el mundo le es indiferente. Pero hay que acabar con estas diferencias. No significa que las diferencias sean malas, al contrario, gracias a las diferencias la vida no es monótona y aburrida, gracias a las diferencias podemos pensar, y darnos cuenta cuando estamos equivocados; progresamos gracias a las diferencias, pero cuando la diferencia acarrea segregación, odio a lo diferente, hay que intentar apaciguarla.

Muchos de los problemas sociales actuales de los países se deben a que no tuvieron anteriormente una base social fuerte. Hoy Estados Unidos aún debe acarrear el lastre del racismo, ya que aún existen miles de casos de discriminación hacia los negros, donde está influyendo la raza en aspectos como el trabajo, la vida cotidiana, los intereses en los préstamos hipotecarios, etcétera. Ciertas organizaciones de defensa de los derechos de los "negros" americanos, demostraron que un negro y un blanco, al presentar una solicitud para un mismo empleo, siempre interviene el prejuicio, y sale ganando el blanco, aunque no se termine llegando a una causa judicial.

Ahora, a casi cinco meses de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, la discriminación y la pena de muerte son temas de campaña política. A pesar de que la mayor parte del pueblo norteamericano se encuentra de acuerdo con la pena capital, nunca el temor de acabar con vidas inocentes fue tan fuerte, parece que se está dando una recuperación de los valores humanos sobre la vida y la muerte, ya que la pena de muerte estaría provocando la misma acción por parte de la Justicia que la que se le está juzgando al delincuente.

También se encuentra presente el infaltable "fantasma" del nazismo, el neo-nazismo, que es, hoy día, un terrible factor de riesgo para la humanidad. Si bien no se encuentra dado en la misma medida que en la Segunda Guerra Mundial, es un factor a tener en cuenta ya que se encuentran realmente organizados.

Desde la realización del congreso neo-nazi en Chile, y luego de la asunción de Haider en Austria, hemos estado investigando sobre el tema en el medio de comunicación más importante hoy día: la Internet.

Nos hemos quedado boquiabierta con los resultados obtenidos. En una página de Internet bajo el dominio "www.libreopinion.com", nos encontramos con un portal neo-nazi desde el cual accedí a mucha información sobre el tema. Nos impactó la existencia de sponsors en este sitio, dentro de los cuales se encontraban el de un estudio jurídico y el de una editorial de libros entre los cuales se encontraba "Mein Kampf" (Mi Lucha), de autor Hitler.

Accedimos también a páginas manipuladoras, en donde se dan a conocer engañosos "fundamentos" del nazismo, que en el caso de no poseer conocimientos históricos previos sobre el tema pueden llegar a convencer a alguien de que son "acertados".

Ingresamos sin grandes dificultades a un sitio donde se encontraba publicada la base ideológica del Ku Klux Klan, que daba a conocer claramente los "principios" racistas, prevaleciendo a la raza blanca (aria) sobre la del resto. En esta página encontré una sección "para niños", en la cual un supuesto niño de once años escribía su historia persuasiva de cómo su convivencia con niños no arios le había perjudicado.

También accedimos a una página en la que se encontraba la siguiente frase en Inglés:

"We must secure the existence of our race and a future for White Children", que en español significa "Debemos asegurar la existencia de nuestra raza, y el futuro para los niños blancos". En esta frase se dejan ver tanto los objetivos macabros de esta organización, como también se pueden deducir los posibles métodos a utilizar, por lo que se da a conocer el verdadero peligro de estas organizaciones, y la real necesidad de acabar con ellas.

El racismo no es cosa del pasado; ahora está mucho más fuerte, y hay que acabar con él antes que este termine con nuestra sociedad. Una sociedad desunida es mucho más fácil de gobernar, así como de destruir.

La desgracia de las sociedades humanas es que suelen desunirse por factores, quizás, al analizarse más profundamente, generalmente con pocos fundamentos, y no suelen estar preparadas para afrontar grandes golpes (tal es el caso del Holocausto y el Apartheid), a los que suelen perpetrarlos con la indiferencia.

Sudáfrica debe perdonar pero no olvidar

Las consecuencias del apartheid sobreviven en la pobreza y desigualdad que sufren millones de seres.

La experiencia de otros nos enseño que las naciones no se ocupan de su pasado sino que son atormentadas por él durante generaciones, tal el caso como el apartheid, en donde actualmente se exige el fin del mismo y medidas que lo apoyen. Que se trate de controlar las consecuencias que trajo este sistema inhumano que sobrevive en los comportamientos de algunos y en la pobreza y en la desigualdad que abruman a millones de seres.

Hoy, los sudafricanos tienen la necesidad de trabajar juntos para lograr superar estas divisiones y eliminar a su vez sus consecuencias.

Con las consecuencias que aun sobreviven, es necesario una reconciliación seria necesario para luchar contra el apartheid, la dominación blanca sobre los negros y lograr la creación de una nación no racial, democrática y unida, la cual, ofrezca una misma ciudadanía, los mismos derechos y las mismas obligaciones a todos, y que a su vez respete la diversidad de los pueblos.

Los millones de sudafricanos que aun viven en la pobreza a causa del apartheid, o sea en inferioridad de condiciones y excluidos de las oportunidades que se ofrecen por la discriminación del pasado, los sudafricanos deben recordar el pasado para poder manejarlo, perdonar cuando el perdón es necesario pero jamas olvidar. Al recordar, se puede llegar a pensar o tal vez nos aseguramos que nunca mas los sudafricanos volverán a ser víctimas de alguna similar crueldad.

En 1990, el enemigo creado por los prejuicios étnicos, fue eliminado con la elaboración de una nueva constitución, la cual, desarticula viejas leyes y toda forma de discriminación originada por causas raciales, religiosas o de genero.

A pesar de esta creación ninguno de los sudafricanos podrá apreciar una paz perdurable y la seguridad cuando una parte de la sociedad vive aun en la pobreza. Por lo cual la mejor reparación del sufrimiento de las víctimas seria la transformación de la sociedad en una imagen viviente de los derechos humanos por los cuales ellos mismos lucharon, esto, quiere decir concretamente, perdonar pero no olvidar.

Creemos que sé debería perdonar a la persona o a las personas que hayan cometido atrocidades tales como esta, ya sea contra uno mismo o contra la humanidad. Pero esto no significa que estos crímenes de deban olvidar, ya que uno siempre tiene que ser consciente y recordar esas experiencias para que en el futuro se puedan tomar las medidas correspondientes con el fin de controlar la repetición de esos crímenes.

Ante este tipo de acontecimientos y ante tantas atrocidades, seria muy fácil enojarse, ya que los acontecimientos que sucedieron en el mundo, creados en un ambiente totalmente impregnado por el crimen, frente a estas condiciones no es fácil, o quizás es imposible, lo que esta bien y lo que esta mal.

También, si los actos de violencia o de ofensa son realmente irreparables, es muy probable que la opinión publica pida una sanción, un castigo, un “precio” por el dolor. También es posible que el precio a pagar sirva de algo, ya que repara o desanima una nueva ofensa, pero sin embargo la ofensa inicial no desaparece, y el “precio” siempre, aunque no sea justo, es una nueva ofensa y motivo de dolor.

“ ¿El racismo pertenece al pasado?”

Por momento se puede llegar a pensar que el racismo es una obsesión para Europa y no para los sudafricanos ya que parece que los mismos se olvidaron que los sudafricanos consiguieron la victoria más extraordinaria del siglo XX, una victoria contra las fracturas raciales, la cual, a lo mejor no tenga antecedente en la historia, ya que se logro derrotar un régimen racista sin una guerra civil.

Recién hace cinco años y medio se llevaron las primeras elecciones no raciales. A partir de esto los sudafricanos comenzaron a defender con su vida la nueva Constitución, luego de soportar tantos siglos en donde el racismo y los prejuicios.

A través de esto se logro, igualdad entre los negros y los blancos, consediendole a los negros ciertas oportunidades que tuvieron denegadas durante años, tales como, la asistencia de los niños negros a las escuelas de blancos, poder acceder a los transportes públicos, mas oportunidades de trabajo, el tomar en cuenta sus opiniones, etc.

Sin embargo, nos damos cuenta que el racismo perdura, aun cuando ya se lo consideraba derrotado junto al nazismo, ya que todos los países en vías de desarrollo, los negros más pobres son los que cometen asaltos en los bancos y los atracos callejeros, esto se debe a la desocupación existente en los países en donde son desocupados y negros, por lo cual el desempleo de cierta manera esta asociado al crimen que provoca al racismo.

Pero, a pesar que el desarrollo de un país, resolvería el problema del desempleo, por ende, hacer frente a la criminalidad ocasionada por el hambre y la frustración, por ejemplo, en el ámbito universitario, si un blanco y un negro los califican con el mismo puntaje, pero el candidato preferencial para un cargo debe ser el negro, es comprensible que para el blanco esto pueda ser frustrante. Esto no quiere decir que se quiera instaurar un dominio de los negros, sino que compensar los desequilibrios, las inaceptables injusticias del pasado, cuando solo los blancos tenían la oportunidad de ocupar esos cargos. De tal manera, que actualmente Sudáfrica esta perdiendo gran cantidad de hombres y mujeres, los cuales emigran para ofrecer su competitividad en otros países, dejando de tal manera, espacios vacíos los cuales son muy difíciles de ocupar.

Pero en la atmósfera general, el espíritu que anima las relaciones entre las personas de distinto color de piel en la calle, en los placeres o en los momentos de tensión de una convivencia normal entre los ciudadanos de un mismo país, es algo que roza el milagro, los cuales no se alimentan o se cumplen en el cielo, si no que, lo que viven se lo deben a su gente, de tal manera que para el futuro el problema no va a ser el racismo, si no la necesidad de valorizar las riquezas naturales de la tierra y de la poblacion, para el beneficio de todos.

  • El Conflicto de Kosovo

Una diferencia étnica que por poco acaba en un genocidio en Yugoslavia.

A fines del siglo XIX, en la Península Balcánica, comprendida principalmente por Grecia, Macedonia y Yugoslavia, convivían muchas variedades étnicas, como católicos, musulmanes, cristianos ortodoxos, y en menor medida también judíos.

Esta zona, que había pertenecido a diferentes imperios (Austro Húngaro y Turco), sufrió un gran cambio junto con la caída del Imperio Turco, ya que fue repartida entre las potencias europeas, situación que se mantuvo antes, durante y después de la Primera Guerra Mundial.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial, la Península Balcánica fue dominada por la política expansionista nazi, a manos de Hitler, por lo que se organizó un Movimiento de Resistencia para defender la región y liberarse de los alemanes. Su líder fue el Mariscal Joseph Broz, más conocido como "Tito".

Al finalizar la guerra, Tito queda al frente de Yugoslavia, un país con grandes diferencias internas. En Yugoslavia existían diferentes etnias, que se caracterizaban por poseer una historia, lengua, religión y tradiciones diferentes (Croatas, Serbios, Eslovenos, Bosnios), siendo este el principal factor de diferencias en el país, y el disparador de conflictos.

Sin embargo, Tito mantuvo relativamente unido al país, empleando un sistema de gobierno Socialista, pero manteniendo un gran respeto a las etnias, por eso nunca había estallado un conflicto de mayor importancia.

En 1980, tras la muerte de Tito, comenzaron a existir incógnitas sobre el futuro del país. Se resolvió otorgarle autonomía a cada etnia como un país independiente, en el que cada una ejercía el poder. Principalmente Serbia, que cayó en manos de S. Milosevic, que con un mórbido objetivo buscaba conseguir lo que él llamó la "Gran Serbia", basado en el principio nazi del "Espacio Vital". Esperaba conseguir esto mediante una limpieza étnica, y principalmente, por la guerra.

Entre 1992 y 1995, Serbia entró en guerra con Eslovenia, Croacia y Bosnia Herzegovina, pero todas logran independizarse del tiránico poderío Serbio.

Tras estos hechos. Serbia continúa llamándose Yugoslavia, pero ahora integrada por Serbia, Vojvodina (que era autónoma), y Kosovo. En Kosovo se organizó el FNL, que era un grupo terrorista secesionista, que buscaba la autonomía kosovar a todo costo.

En 1999, Milosevic consideró peligroso al FNL, e inició una guerra civil contra Kosovo.

La administración de Clinton comenzó entonces a prepararse para una campaña disparándose en el pie: prometió no involucrar tropas terrestres en los Balcanes en misión de combate, sólo como parte de una fuerza internacional de pacificación que Milosevic no tendría más remedio que aceptar cuando le hicieran desplomar el cielo sobre su cabeza. Pero era muy probable que Washington descubriese que la única salida del problema era sacrificar sus tropas en una guerra también terrestre, el primer escenario posible de pesadilla.

Y fue esta acción de la OTAN la que salvó a Kosovo de caer en una posible masacre étnica.

La situación de Kosovo era distinta a la sufrida en Bosnia Herzegovina, debido a que se trataba de una nación que forma en sí parte de Serbia. Allí vivían unos dos millones y medio de personas, en su mayoría de ascendencia albanesa, que habían vivido (como dijimos anteriormente) bajo un régimen de autonomía, que fue eliminado por la represalia serbia, mientras se levantaba una guerrilla albano-kosovar independentista, que terminó de atizar el fuego separatista y la represión centralista.

Aceptar la existencia de Estados nacionales con poblaciones étnicamente homogéneas pudo significar un reguero devastador para toda Europa central, en la que países como Hungría, Rumania o Bulgaria, con importantes minorías nacionales de origen fronterizo, sistema que contradice a todo fundamento democrático en la organización de los Estados y las relaciones internacionales.

Fue por ello que Europa y las fuerzas de la OTAN tuvieron que asumir responsabilidades en la resolución del conflicto de Kosovo, donde murieron seiscientas personas en el transcurso de seis meses, y fueron desplazadas más de doscientas mil.

A último momento, y ya en la cuenta regresiva, los Estados Unidos lograron arrancarle un principio de acuerdo para Kosovo, que mantuvo en suspenso la intervención militar decidida, luego de seis meses de tragedia humanitaria en esa región balcánica.

La OTAN había resuelto finalmente lanzar una operación militar contra Serbia para detener el hostigamiento a la población albanesa de Kosovo. Las potencias occidentales no lograron, sin embargo, la aquiescencia de Rusia y el aval del Consejo de Seguridad de la ONU, con lo cual esta intervención pudo haber asentado un precedente para mayores conflictos.

La crisis de Kosovo supuso, en verdad, una situación dilemática para los países europeos y para los Estados Unidos. Se estaba enfrentando allí otro capítulo del secesionismo étnico-nacionalista que venía ocurriendo en la ex Yugoslavia desde hace tiempo.

Millares de familias huyeron, y quienes pudieron cruzaron el Mar Adriático hacia Italia. Desde estas costas, entretanto, se estaba incrementando el flujo de armas hacia la convulsionada región.

Por otro lado, Serbia era el único poder estatal extendido en la zona, que podía garantizar cualquier esquema de paz o reconstrucción de los países que compartían territorios y poblaciones en los Balcanes. Atacar a Serbia podía prolongar el desgranamiento de la región en interminables luchas por la preeminencia entre nacionalistas enfrentados, azuzados por fanatismos ideológicos y odios ancestrales.

Dos mil observadores internacionales tuvieron la misión de preservar la vida de los albanokosovares, y de contribuir a la pacificación de la región.

Mientras tanto, el gobierno serbio siguió mostrándose, como ya lo hizo en Bosnia, como principal responsable de la guerra y de la paz en los Balcanes.

Hoy día, Kosovo mantiene un gobierno provisional supervisado por la OTAN, y en estos últimos tiempos se ha debatido la elección de un presidente oficial, para este país devastado luego de la última guerra que conmocionó al Mundo.

Activistas racistas

Han pasado ya mucho años en los cuales hemos venido conviviendo con el racismo. Son discriminados tanto niños como gente adulta. Los niños son muchas veces discriminados en las escuelas por su color de piel. Esto se debe al tipo de educación que los niños reciben. Si los padres no les enseñan a no discriminar, es muy probable que lo hagan. Empiezan discriminando en la primaria, luego en la secundaria y luego cuando ya son personas adultas, lo siguen haciendo y cada vez peor. Es muy triste que la gente adulta siga discriminando. Por ejemplo que una persona no se quiera sentar al lado de otra porque no tiene el mismo color de piel, o su color de pelo no le agrada. Es algo irracional.

Por suerte no toda la gente discrimina. A lo largo de la historia ha habido gente que realmente luchó para que se termine el racismo, unos más que otros. Pero parece que no fue suficiente porque hoy en día la discriminación racial sigue existiendo. Algunos de los activistas racistas fueron Martin Luther King, Nelson Mándela, Malcolm X, etc.

King, Martin

Martin Luther King nació en Atlanta (Georgia), el 15 de enero de 1929.

Los estudios de King en Boston y Crozer le llevaron a investigar los trabajos del nacionalista indio Mohandas Gandhi, cuyas ideas se convirtieron en el centro de su propia filosofía de protesta no violenta. En 1954 King aceptó el nombramiento de pastor en la iglesia baptista de Alabama.

Ese mismo año, el Tribunal Supremo de Estados Unidos prohibió la educación pública segregacionista que mantenían numerosos estados del sur. En 1955 se pidió a King que dirigiera un boicot contra una compañía de transportes públicos en Montgomery, a raíz del arresto de una mujer negra tras negarse a dejar su asiento a un pasajero blanco. La protesta duró 381 días. King fue arrestado y encarcelado, su vivienda fue destrozada y además recibió muchas amenazas contra su vida. En 1956 finalizó el boicot con una orden del Tribunal Supremo, prohibiendo la segregación en el transporte público de la ciudad.

El boicot de Montgomery fue una victoria evidente de la protesta no violenta y Martin Luther King se convirtió en un líder muy respetado. A consecuencia de ello, los clérigos negros de todo el sur fundaron la Conferencia de Líderes Cristianos del Sur, y King fue elegido como su presidente.

El 28 de Agosto de 1963, King dirigió la histórica “marcha” a Washington, donde pronunció su famoso discurso “I have a dream”. Más tarde, en 1964, King fue homenajeado con el Premio Nobel de la Paz.

Finalmente, King fue asesinado el 4 de abril de 1968 en Memphis, por un blanco que había escapado de prisión.

Luchó por un trato igualitario y mejoró la situación de la comunidad negra mediante protestas pacíficas y enérgicos discursos sobre la necesidad de erradicar la desigualdad racial institucional. Pero no fue suficiente todo lo que hizo para lograr su objetivo.

'Discriminación racial'

Mandela, Nelson

Nelson Mandela, fue el preso político más famoso del mundo durante más de 25 años. En el año 1994, se convirtió en el primer presidente de raza negra de la República de Sudáfrica. En 1940 tomó parte en una huelga estudiantil junto con Oliver Tambo. Más tarde conoció a Walter Sisulu, quien le proporcionó un trabajo en un despacho jurídico.

En 1994, junto a Sisulu, Tambo y Anton Lembede, fue miembro fundador de la rama juvenil del Congreso Nacional Africano. Se convirtió en el secretario nacional de esta organización en 1948.

Aunque en un principio, Mandela se oponía a colaborar con otros grupos raciales, cambió de opinión en 1952, durante el proceso de la denominada “Campaña del Desafío”. Por ello defendió la acción conjunta contra el apartheid. En diciembre de 1952, Mandela fue detenido en virtud de la Ley de Represión del Comunismo. Aunque esa condena de nueve meses quedó en suspenso, se le prohibió acudir a mítines o abandonar el distrito de Johannesburgo. Esta prohibición se renovaría repetidamente durante los nueve años siguientes. A pesar de esta inhabilitación, continuó trabajando con los líderes del Congreso Nacional Africano. En 1956 fue, junto a otras 156 personas, juzgado por traición. El juicio se prolongó hasta 1961 y concluyó con la absolución de todos los cargos. El Congreso Nacional Africano y el Congreso Panafricano fueron prohibidos debido a la matanza de Sharpeville, donde 69 negros fueron asesinados por las fuerzas de seguridad sudafricanas durante una manifestación contra el apartheid. Luego, en 1961, Mandela pasó a la clandestinidad y, junto a Sisulu, recorrió en secreto el país para organizar una huelga de tres días.

Tampoco sirvió de mucho lo que hizo Mandela.

TÚ PODRÍAS HABER SIDO UN NEGRO EN SURAFRICA

Little, Malcolm

Malcolm X nació en 1925, en Omaha, Nebraska, con el nombre de Malcolm Little.

En 1946 fue condenado a prisión por robo. Mientras estaba en la cárcel se interesó por los musulmanes negros. Malcolm dedicó su tiempo en prisión para educarse y conocer más sobre los musulmanes negros, quienes pregonaban la separación racial. En 1952 lo dejaron el libertad y se unió al templo de los musulmanes negros en Detroit y adoptó el nombre de Malcolm X, sustituyendo simbólicamente su apellido, derivado de la herencia del esclavismo, por una X que representaba el nombre desconocido de sus antepasados africanos. En 1964 formó la Organización de la Unidad Afro-Americana: un grupo nacionalista negro de carácter secular. Ese mismo año realizó una peregrinación a la ciudad sagrada de Islam, La Meca (Arabia Saudí). Como consecuencia de este viaje y de otros por Africa y Europa, renunció a sus creencias anteriores, empezó a involucrar la solidaridad racial y adoptó el nombre árabe de El-Hajj Malik El-Shabazz. El 21 de febrero de 1965, mientras estaba dando una conferencia en una reunión el Nueva York, Malcolm fue asesinado por tres hombres presuntamente relacionados con los musulmanes negros.

La opinión de historiadores y otras personas

  • El famosos erudito afroamericano Du Bois predijo en 1903 que éste sería el siglo de la “raza” y la etnia. No podría haber estado más en lo cierto. La lista es tan larga que con solo nombrar algunos de los grupos que fueron marginados, discriminados o masacrados a causa de su raza o etnia, nos daríamos cuenta que Du Bois estaba muy acertado. Los armenios y luego los turcos en Turquía, los afroamericanos en Estados Unidos, los sudafricanos negros durante el apartheid, los judíos con el Holocausto, los indígenas americanos durante la colonización y el posterior régimen euroamericano, los inmigrantes del Tercer Mundo marginados en Norteamérica y Europa Occidental, los kosovares y los bosnios por los serbios... y la lista puede continuar. Si pensamos en las páginas de diarios y las pantallas de televisión dedicadas a lo que se dio a llamar “limpieza étnica” en Bosnia y Kosovo hoy y en Ruanda ayer; si tenemos presente que el apartheid en Sudáfrica fue abolido hace apenas unos años, etc; nos damos cuenta que Du Bois estaba más que acertado. Pocos temas dominaron tanto el siglo XX como los de la raza y la etnia, o más bien el odio, los prejuicios, la discriminación y otras formas de marginación y exclusión fundados en sentimientos de superioridad o prioridad racial o étnica en todos los ámbitos sociales: la política, el empleo, la asistencia social, la vivienda, la atención médica, los medios de comunicación y la educación.

  • Como demuestra el historiador Paul Lauren en su libo sobre la historia del racismo, hasta hace pocas décadas muchos líderes blancos de países occidentales de negaban incluso a sentarse a la misma mesa con líderes “de color” de países del Tercer Mundo.

  • El equipo dirigido por los profesores Luca Cavalli-Sforza, Paolo Menozi y Alberto Piazza ha publicado la gigantesca obra The History and Geography of Human Genes (1), donde niegan toda base científica al racismo. Usando modernas técnicas desarrolladas por la Genética de poblaciones, llegan a la apabullante conclusión de que no hay fundamento científico alguno para clasificar a los seres humanos en razas, ya que la diversidad genética, bioquímica y sanguínea entre individuos de una misma "raza" es incluso mayor a la que existe entre "razas" consideradas distintas. Los factores biológicos en los que se basa el concepto científico de raza serían sólo externos, mientras que los datos aportados por las nuevas técnica dibujan un panorama completamente distinto donde la noción de raza es irrelevante.

“I have a dream”

Martin Luther King

Tengo un sueño

“Todavía, tengo un sueño. Es profundamente arraigado en el sueño norteamericano.

Tengo un sueño de que, un día, esta nación se levantará y vivirá el verdadero significado de su credo. Sostenemos como verdaderos evidentes que todos los hombres nacen iguales.

Tengo un sueño de que un día, en los cerros rojos de Georgia, los hijos de los antiguos esclavos podrán sentarse juntos en la hermandad.

Tengo un sueño de que un día, aún en el estado de Mississippi, un estado sofocante por el calor de la opresión, se transformará en un oasis de libertad y justicia.

Tengo un sueño de que mis cuatro hijitos un día vivirán en una nación donde no se les juzgará por el color de su piel, sino por su carácter...

Esta es nuestra esperanza. Esta es la fe con la que volveré al Sur. Con esta fe podremos, de una montaña de desesperación, labrar una piedra de esperanza.

Con ésta fe podremos transformar el cencerreo discordante de nuestra nación en una hermosa sinfonía de hermandad.

Con ésta fe, podremos trabajar juntos, orar juntos, luchar juntos, ir juntos a prisión, escalar en lo alto en busca de nuestra libertad, sabiendo que un día seremos libres.

Cuando dejemos que repique la libertad, cuando la dejemos tañer de cada aldea y de cada caserío, de cada estado y de cada ciudad, podremos apresurar la llegada de aquel día cuando todos los hijos de Dios, los negros y los blancos, los judíos, los protestantes y los católicos, podrán tomarse de las manos y cantar las palabras de una antigua canción religiosa de los negros: “Libre al fin! Libre al fin! Gracias a Dios Todopoderoso, somos libres al fin!”

Martin Luther King pronunció este discurso durante la marcha a Washington en Defensa de los Derechos Civiles. Este discurso es todo lo que él pensaba, y tiene toda la razón.

Como pudimos observar, los tres activistas racistas fueron asesinados; ya que eran personas que opinaban muy distinto a la mayoría. Además eran otras épocas, donde se pensaba muy diferente a como se piensa hoy en día. La discriminación no desapareció del todo, pero no es tanta como lo era antes.

UN CUENTO

"- Dime cuanto pesa un copo de nieve, pregunto el colibrí a una paloma.

- Nada, fue la respuesta.

- Si es así, he de contarte una historia, dijo el colibrí.

- Me pose en la rama de un pino, cerca de un tronco. Empezaba a nevar, no era la nieve de una fuerte tempestad, era como un sueño sin ninguna herida ni violencia. Como no tenía nada que hacer empezó a contar los copos mientras caían sobre las ramas de mi tronco. El número exacto fue de 3.741.952. Cuando cayó sobre la rama el siguiente copo (sin peso, como dices tu) la rama se rompió. Dicho esto el colibrí levantó el vuelo.

La paloma, una autoridad en la materia desde el tiempo de Noé, se paro a reflexionar y, pasados unos minutos, se dijo:

-Quizá tan sólo sea necesaria la colaboración de una persona más para que la solidaridad se abra camino en el mundo."

Kurt Kauter

'Discriminación racial'

'Discriminación racial'