Dirección de cine

Cinematografía. Guión. Director. Construcción. Duración. Contenido. Forma expresiva. Rodaje. Tiempo. Montaje. Realización

  • Enviado por: Ronin
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

EL DIRECTOR DE CINE

LA TECNICA SOBRE EL GUION

En cinema, esta claro cualquiera que sea la película, reviste suma importancia el primer paso que no es otro que poner unos criterios básicos, unas pautas que orienten la imaginación creativa del realizador. Por tanto dos observaciones preliminares

  • Qué se quiere filmar?

  • ¿Para quienes esta pensada la película?

  • La realidad que queremos filmar tiene que adoptar un lenguaje cinematográfico, por tanto buscaremos la mejor transposición de esa realidad en un lenguaje que sea entendido para quienes va dirigida.

    Es necesario por tanto delimitar el espacio y el tiempo de la obra audiovisual. En el apartado del espacio debemos incluir: encuadre por planos, posición de la cámara con respecto al sujeto, movimientos de la cámara (travelling, panorámica) y definición y perspectiva de la imagen. En el apartado del tiempo cinematográfico dispondremos de: modificaciones de origen mecánico y las modificaciones de tipo psicológico.

    Llega el momento por fin de dar estructura o forma a un libro o guión. Esa ordenación es lo que finalmente decide cómo inciden en el espectador, los elementos seleccionados. A titulo de ejemplo y con el objeto de clarificar más el sentido de lo que es una estructura narrativa, podemos enumerar las etapas del proceso de construcción:

  • Recapitular los objetivos de la película

  • Pasar revista a todos los hechos que deben mostrarse, escenas, personajes, y situaciones

  • Proceder a distintos ensayos de ordenamiento del material resultante

  • Controlar la estructura de manera que el desarrollo de cada uno de los elementos componentes tenga su propio desarrollo lógico.

  • Manejar los contrastes y las expectativas, es decir mantener el interés

  • Otra manera de clasificar y ordenar la obra visual y que puede ser utilizada por nosotros es la que hace referencia a los géneros literarios. Básicamente se clasifican en tres categorías.

  • Duración, según el contenido podemos cambiar la duración, por tanto podemos clasificar desde un corto publicitario de breves segundos a un gran largometraje o una serie larga de televisión.

  • Contenido, que admite dos lecturas la realización de ficción y el documental.

  • La forma expresiva, en la que contemplaríamos distintas maneras: cámara y sonido directo, utilización de material de archivo, foto fija con descripción móvil y animación cuadro a cuadro

  • Cómo se habrá observado en las enumeraciones precedentes, es imposible fijar pautas o técnicas precisas, porque la variabilidad de formas, contenidos y metrajes, condicionan el trabajo del guión. Daremos un esquema final de la etapa de construcción del guión:

  • línea esquemática de base o sinopsis

  • desarrollo por secuencias y decorados

  • libro del guión literario o locución aproximativa

  • guión técnico o de encuadres, propio del director, técnicos y actores

  • LA TECNICA DURANTE EL RODAJE

    Debemos considerar la imagen. Aunque no es aquí el lugar para hablar de fotografía, no es menos cierto que muchos directores cumplen labores múltiples incluyendo la utilización de cámaras. Es aquí donde se hace necesario unos buenos conocimientos de composición. La imagen por tanto es un todo. Se debe aprender a mirar y ver simultáneamente, tanto el sujeto encuadrado como su entorno, relacionándolos entre si de manera tal que el sujeto se transforme en un punto de atención real y no imaginario.

    Varios son los elementos que conforman la composición en el plano:

  • figura y fondo

  • líneas y formas dominantes, teniendo en cuenta que la imagen no es estática sino dinámica. Tendremos como líneas: horizontales, verticales y oblicuas. Cuando una línea toma preeminencia en el contexto de la imagen, diremos que es una línea de fuerza ya que genera el carácter de la composición. En términos generales, las líneas verticales tienden a subrayar aspectos estáticos; las horizontales, reposo, y las oblicuas tensión y dinamismo. Asimismo las líneas pueden ser rectas, curvas y mixtas.

  • Al hablar de formas dominantes en la imagen cinematográfica, más que formas geométricas nos referimos a formas significativas es decir que sean claramente reconocibles por el espectador, digamos para sintetizar estos factores, que la figura u objeto requiere separarse de su contorno, no confundirse con él. Deben darse entonces elementos de contraste, algunos de los cuales podemos citar: contrastes tonales, cromáticos, ornamentales, lineales y finalmente contrastes proporcionales.

    No hemos considerado otro factor esencial en la imagen cinematográfica: su carácter plano, bidimensional (largo y ancho). Pero la realidad que toma la cámara, no es bidimensional, sino tridimensional (largo, ancho y profundidad). Para que el director o fotógrafo pueda sugerir la profundidad del espacio en la plana superficie de la imagen existen algunas posibilidades.

  • perspectiva lineal: es decir colocar la cámara de forma oblicua con respecto al fondo

  • contrastes zonales. Se trata de alternar distintas zonas de la imagen, aprovechando el resultado de los contrastes entre claros y oscuros

  • proporciones diferenciadas. Aprovechar la sensación de alejamiento y, por tanto de profundidad, establecida por la diferencia en el tamaño comparativo de personajes y cosas.

  • Inserción de objetos suplementarios. Colocar objetos entre el personaje y la cámara para dar sensación del espacio que los separa.

  • Zonas nítidas y fuera de foco. Consiste en pasar el foco generalmente de un personaje en acción a un objeto.

  • El tiempo, elemento importantisimo y decisivo del lenguaje cinematográfico, conduce y determina la validez de uno u otro de los métodos de composición de imágenes que ya hemos comentado, al someterlos a la dinámica del movimiento..El movimiento anula a menudo los demás componentes del cuadro, los transforma, les impone su ritmo, capta y conduce la atención del espectador. Analicemos algunos aspectos de la composición temporal:

  • tiempo y movimiento. Anotamos un hecho esencial que a veces permanece inadvertido conceptualmente y que surge de pronto, creando efectos inesperados. Por ejemplo el cambio de ubicación de una persona dentro del cuadro, producido entre una toma y la que le sigue, puede generar la ilusión del movimiento, aunque no se haya producido.

  • Dirección y velocidad. Estas relaciones deben considerarse desde un ángulo doble: continuidad y contraste. La continuidad permite restablecer una unidad lógica entre las diferentes tomas. El contraste permite acentuar el carácter de cada parte al oponerse previamente una escena de carácter contrario.

  • Diversificación. Se debe aplicar en el desarrollo temporal similares principios a los ejercitados en el plano. Unas diferencias en el desarrollo de la película le otorga e esta mayor riqueza formal.

  • Proyecciones del movimiento, refiriéndonos aquí a un movimiento sugerido y que se proyecta fuera de la imagen

  • Movimiento narrativo interno: hemos dejado para el final este aspecto importantisimo, capaz de subordinar y a veces suplantar los descritos previamente. Hace referencia a la articulación del tema. Estamos narrando algo a través de una película y esa narración se desarrolla en un tiempo.

  • LLEGAMOS AL RODAJE..

    En el momento del rodaje es cuando es mas obvio el trabajo y la labor del director de cine. Precisemos que el papel del director ha evolucionado mucho durante el desarrollo de la historia del cine, y que, aun, hoy, sigue variando extraordinariamente. Más allá de todas las clasificaciones de sus labores, tratemos de precisar lo que constituye el núcleo de la tarea del director de una película:

  • condicionar o elegir que aspecto de la realidad será filmado. Cuando un director recibe un guión cinematográfico o lo escribe, las palabras enumeran personajes, acciones o paisajes cuyos efectos en la sensibilidad del espectador sola están señalados de manera sugestiva o tentadora. por tanto el decide el enfoque final.

  • Definir cómo será visto ese espectador la cámara. Se trata no solo de aprender a encontrar el mejor ángulo y el mejor encuadramiento; si no también cuando debe moverse la cámara, el corte o la altura en la que se filma la escena.

  • Prever el ordenamiento de todo el material filmado. Significa organizar su desarrollo narrativo en forma tal que el tema sea claro e interesante al mismo tiempo. Este ordenamiento es continuo, debe establecerse antes, durante y después de la filmación.

  • No existe un método infalible para una buena dirección durante el rodaje. No hay reglas fijas, sino principios generales y lucidez para aplicarlos. Nada puede suplir la observación del trabajo de los buenos directores, y sobre todo nada puede suplantar la propia experiencia y la capacidad critica constructiva con respecto al trabajo personal. Es una experiencia absolutamente intransferible. De todas maneras fijar con claridad el tema y el objetivo junto con resolver todas y cada una de las escenas en función de ese objetivo son dos buenos consejos.

    Es bastante frecuente, ya en el rodaje, no advertir que los elementos de que se disponen : cámara, personajes, objetos, espacio, pueden utilizarse simultanea y complementariamente.

    Un excelente estado de animo, capacidades dialécticas, brillantez imaginativa y saber trabajar con los imprevistos caracterizan un buen director durante el rodaje.

    LLEGAMOS AL MONTAJE

    Uno de los momentos mas esenciales de una película es evidentemente el montaje. La labor de unir los distintos elementos visuales para darle un sentido completo. Es aquí donde se puede dar el ultimo toque a la película . Este labor demuestra las inmensas posibilidades que abría a la creación, introduciendo planos de distintos tamaños, modificando los tiempos, aplicando una síntesis expositiva, o estableciendo relaciones de orden conceptual más que narrativo.

    Tipos de montaje

    • lineal continuo: donde la acción se desarrolla con una unidad de tiempo y lugar. Los cortes solo establecen una selección de momentos significativos.

    • Lineal condensado: la narración es continuada y lineal, pero comprende distintas etapas de una anécdota o proceso que se suceden en diferentes épocas y lugares.

    • Paralelo: dos o más líneas narrativas se suceden en forma alternada. Normalmente se trata de sucesos que transcurren a un mismo tiempo, pero en distintos lugares.

    • De tiempos alterados: el transcurso del tiempo (continuo, condensado paralelo) es quebrado introduciendo escenas del pasado llamadas flashback; escenas premonitorias, proyecciones o imaginaciones. Debemos mencionar los acelerados, ralentíes, inversiones y elipsis.

    • Conceptual: se trata de una estructura liberada de las circunstancias de tiempo y lugar. Las sucesivas tomas y escenas no pretenden desarrollar una estructura lógica de los hechos, sino de los conceptos.

    • Rítmico: repeticiones, aceleraciones, ralentíes, destiempo y otras características de este genero, hacen posible un montaje que nos es decididamente narrativo, ni conceptual, sino rítmico. O que por medio del ritmo desenvuelve la narración o el concepto.

    Etapas materiales

    Las operaciones de montaje o compaginación, comprenden el armado material de la pelicula, los cortes del negativo, el marcado de los efectos, la confección y sincronización de las bandas de sonido, la preparación de los negativos de imagen y sonido para su procesado en el laboratorio, etc,

    A la hora de compaginar podemos optar por un sistema lineal, es decir sigue un esquema determinado que no se puede alterar; o por el contrario lo haremos libre en el sentido que alteraremos el resultado para favorecer la expresividad y creatividad.

    Considerar que “solo un buen montaje extrae el mejor partido posible de un buen film”

    APRENDIZAJE

    De este apartado no merece la pena hablar. El autor de origen argentino comenta la realidad académica del mundo audiovisual en su país. Comenta un hipotético plan de estudios que podría solucionarlo. Lo único interesante es que quizás al leer este capitulo es que aquí en España seguramente nos encontramos igual de mal..

    REALIZACION

    Casi siempre la realización de una película es fruto del trabajo de un equipo de personas. Es decir el director delega o deja hacer a cada profesional su labor. Técnicos, actores, productores etc. forman parte de ese equipo y aunque un director no tiene porque saber de todo si es necesario un conocimiento aproximativo de los mismos.

    Lo primero con lo que nos vamos a encontrar en la realización, mejor dicho antes, es sin duda el plan de trabajo, que previamente habrá respondido a las preguntas ¿que y para quienes? En un equipo profesional completo, existen técnicos especializados en producción encargados de diseñar el plan de trabajo, así como otros de previsiones técnicas y económicas. En una primera etapa se realiza un desglose de necesidades y labores este desglose se realiza en partidas. Aquí el autor lo clasifica en 17 partidas, a modo de ejemplo. En este punto recuerdo que Antonio Guerra lo hace en 12. No importa lo que esta claro que una exhaustiva clasificación ahorra tiempo, dinero y trabajo.

    La segunda consideración es de tipo técnico y hace referencia a la película como soporte físico: blanco/ negro o color; virado a color, filtros, preexposición, rapidez de emulsión, negativo o reversible y las películas especiales.

    Con las cámaras entramos en una tercera etapa. Esta claro que el avance tecnológico puede hacer cambiar el modo de trabajo, pero de todas maneras sobre las cámaras tenemos que considerar: peso y maniobrabilidad, objetivos, velocidades de rodaje, obturación, motores o cuerda, visores etc..

    Sobre el sonido otro tanto. Considerar si será directo o no directo. Que tipo de grabadores y soporte magnético utilizaremos; como desarrollaremos las sucesivas etapas de grabación.

    El laboratorio también es importante por que tiene posibilidades y limitaciones determinadas, producto de sus características, que deben conocerse y consultarse, aun antes de comenzar el rodaje. Es común, entre quienes comienzan considerar el laboratorio solo desde el ángulo del revelado y el copiado de las películas. Olvidamos muchas veces que cualquier laboratorio y formato de película admite ciertos retoques, efectos, posibilidades y controles.

    Con títulos y animaciones nos referimos los titulos de encabezamientos y presentación así como algunas animaciones para producciones concretas.

    Efectos y trucos es el ultimo de estos apartados. En ellos incluimos los propiamente realizados mediante ópticas, decorados etc como los de mas reciente aparición los de tipo informático, robótica, etc.

    EL DIRECTOR

    Quienes pretender crear por primera vez una película o nuevas formas de realización cinematográfica, nuevos sistemas de producción y exhibición, deben vencer, no solo grandes dificultades económicas y técnicas, sino los hábitos del publico que difícilmente admite variantes que lo saquen de la rutina.. estos esfuerzos se desarrollan a menudo en medio de sacrificios de toda índole, enfrentando la resistencia y el rechazo, tratando de alcanzar los altos costos de producción con todos los recursos de la inventiva y la paciencia, que ponen a prueba la obstinación indispensable, pocas veces sospechada por el espectador.

    Un individuo, un grupo, un equipo de gente que quiere utilizar el cine como medio de comunicación debe someterse necesariamente a reglas de juegos impuestas. Deben contar con recursos económicos suficientes y rebajar además sus exigencias técnicas a las mínimas posibles. La realización de una película no termina cuando el laboratorio ha entregado la copia correspondiente. Normalmente se quiere exhibirla al publico, verificar si sea conseguido lo que se quería, transmitir y recibir una respuesta que justifique la acción. Aquí también debe llegarse a la comprobación de que los medios de exhibición: salas de proyección, proyectores, exigen recursos técnicos y económicos a menudo fuera del alcance de esos individuos o grupos.

    Se establece así una red de necesidades mínimas a cubrir, impuestas por un sistema organizado para la explotación del cine como mercancía del ocio.