Dinámica de comunidades

Composición. Límites. Relaciones interespecíficas. Neutralismo. Comensalismo. Tanatocresis. Foresia. Mutalismo. Simbiosis. Competencia

  • Enviado por: Eva
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad

  • DINÁMICA DE COMUNIDADES:
    Las comunidades son entidades con características propias de las que cada componente (población) tiene independientemente.
    Una comunidad se puede caracterizar estudiando su composición y sus límites:

  • Composición: consiste en hacer un recuento de las especies que la forman. Esto es complicado, puesto que depende del número de muestras tomadas y del volumen del hábitat explorado, además ignora el número de individuos de cada población. Por esto, es interesante conocer tanto el número de especies que forman parte de la comunidad como la diversidad. Para ello se emplean los índices de diversidad.
    En una comunidad de observa que diferentes especies abundan sobre las demás (especies dominantes), las cuales se emplean para nombrar a la comunidad (pinar, encimar, etc.).

  • Límites: las comunidades no presentan límites claros y estrictos, salvo en raras ocasiones. El límite no es estricto, pues hay animales que lo cruzan (ranas, insectos, etc.). Aparecen de esta manera una seria de zonas de transacción que se denominan ecotonos. Son zonas de “grandes tensiones” debido a la competencia que se establece entre las comunidades de ambos ecosistemas por conquistar terreno a la vecina. En ellas aumenta la diversidad, lo que se denomina efecto borde.

  • Relaciones interespecíficas: cuando el nicho propio de una especie no es ocupada por especies competidoras se habla de nicho fundamental (combinación de condiciones que permiten que la especie mantenga una población viable). Pero, en presencia de competidores, la especie puede verse limitada al nicho efectivo (condiciones en las que un organismo puede vivir en presencia de otros).
    Si dos especies competidoras coexisten en un ambiente estable, lo hacen como resultado de la diferenciación de sus nichos efectivos. Si por el contrario, no existe dicha diferenciación o si el hábitat la hace imposible, una de las especie competidoras eliminará a la otra. Esto es el principio de exclusión competitiva. Las especies reparten los recursos, de forma que dos especies con necesidades semejantes usan los recursos en tiempo, forma o lugares distintos.
    Existen otros tipos de relaciones entre individuos de diferentes especies:

  • Neutralismo: ninguno de los organismos salen beneficiados o perjudicados. (Pez aguja).

  • Comensalismo: una especie se aprovecha del sobrante de comida de la otra. Ninguna es perjudicada; al contrario, una se beneficia de la otra. (Bacterias intestinales).

  • Tanatocresis: una especie se beneficia de la otra (utilización de cadáveres, excrementos, etc.). Ej.: cangrejo ermitaño.

  • Foresia: el patrón actúa como agente de transporte o diseminación.

  • Mutalismo: ambas especies resultan beneficiadas (alimento). Gaviotas.

  • Simbiosis: es cuando la acción mutalista es tan intensa que forma un todo orgánico. Ej.: asociación de algas y hongos para formar líquenes.

  • Competencia: individuos de diferentes especies e igual nivel trófico demandan un recurso común que puede ser limitante. Ej.: pájaros.

  • Explotación: una especie se beneficia a expensa de otras. Ej.: cuco europeo.

  • Amensalismo: algunos segregan sustancias que impide que otros vivan allí.

  • Parasitismo: una resulta beneficiada de otra, que sale perjudicada. Ej.: sanguijuelas.