Diferencias individules en razonamiento

Estrategias. Competencia. Sesgo. Modelos teóricos. Racionalidad humana

  • Enviado por: Elena
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

tema 10: Diferencias individuales en razonamiento

Introducción

En los últimos años, las investigaciones de Sternberg o Stanovich y West comienzan a potenciar el estudio del pensamiento desde una óptica conjunta, es decir, conjugando el enfoque psicométrico, que nos proporciona información cuantitativa sobre el razonamiento humano; con el enfoque cognitivo experimental, que nos da información cualitativa.

Estos autores pretendían investigar cuestiones como, por ejemplo, hasta qué punto las habilidades cognitivas de los sujetos, medidas a través de pruebas psicométricas, correlacionaban con la percepción de esos sujetos en las tareas experimentales de razonamiento.

Otra cuestión que se pretende estudiar es si existe correlación en la decisión de los sujetos en las diferentes tareas de razonamiento o si existe correlación entre las medidas de la inteligencia y el estilo de pensamiento (forma que tiene el sujeto de enfrentarse a la tarea).

El papel de las estrategias en el estudio de las diferencias individuales

Stanovich y West conjugaron la perspectiva psicométrica y experimental para estudiar en qué medida la ejecución de los sujetos en las diferentes tareas psicométricas pueden estar relacionadas con su ejecución en las diferentes tareas experimentales de razonamiento.

Otros autores se han centrado en analizar las diferencias individuales en función del tipo de estrategias concretas, fundamentalmente reglas o modelo mentales, que utilizan los sujetos para razonar y llegar a una conclusión. Desde esta segunda perspectiva, se encuentra la perspectiva analizada por Galotti, Garon y Subini y Johnson-Laird, Savary y Buccicuelli.

Una tercera perspectiva en el estudio de las diferencias individuales es estudiarlas en variables tales como sexo, edad, etc.

El interés de los psicólogos cognitivos en el estudio de las diferencias individuales se centra en;

-Investigar sobre las diferencias individuales en habilidades que tienen los sujetos para resolver diferentes tareas cognitivas.

-Estudiar las diferencias individuales en el estilo cognitivo; estudiar las diferencias entre los sujetos en la forma que tienen de enfrentarse a tareas cognitivas.

El concepto de diferencias individuales es muy amplio ya que existen diferentes fuentes de diferencias individuales. Sternberg señaló alguna de ellas; por ejemplo, diferencias en el tipo de estrategias a utilizar, diferencias en el formato de la representación de la información sobre la que van a razonar los sujetos, diferencias individuales en la velocidad de codificación de la información y velocidad de respuesta, diferencias en la precisión, etc.

Otro autor, Roberts, planteó que el estudio de las diferencias individuales se puede abordar a dos niveles: a nivel cuantitativo y a nivel cualitativo. A nivel cuantitativo, parte de lo que se va a estudiar son variables de tipo cuantitativo como la velocidad o la precisión a la hora de resolver una tarea. A nivel cualitativo, se plantea que los sujetos se diferencian en el tipo de mecanismos que utilizan para elaborar una inferencia. En esta segunda línea, se plantea el estudio de las diferencias individuales en el tipo específico de estrategias que utiliza el sujeto para razonar.

Una estrategia es un proceso relativamente lento, dirigido a un objetivo y bajo control explícito consciente (Evans). Una estrategia es una secuencia de pasos que sigue un sujeto para intentar resolver un problema.

La cuestión de la competencia y el sesgo en el estudio de las diferencias individuales

Para algunos autores como Cohen, las diferencias entre las respuestas que dan los sujetos en una determinada tarea y las dictadas por la lógica no son indicio de la existencia de racionalidad. De hecho, estos autores cuestionan que la racionalidad humana pueda ser empíricamente demostrada.

El planteamiento que defienden estos autores parte del modelo de la dualidad competencia-actuación propuesta desde la psicolingüística para explicar que el origen de los errores que cometen los sujetos a la hora de razonar está en fallos asociados a la actuación o ejecución (distracción, lapsus momentáneos, mala interpretación de las premisas, etc.), no por falta de competencia. De manera que, de acuerdo con estos autores, los sujetos tienen una competencia lógica y los posibles “errores” que puedan cometer son contratiempos transitorios a nivel algorítmico. Sólo en el caso en que esas divergencias fuesen sistemáticas podríamos decir que es un índice de irracionalidad, pero no lo es. Por lo tanto, los errores que cometen los sujetos no serían indicios de la falta de racionalidad humana.

Los errores que cometen los sujetos son puntuales, pero no están asociados a nivel competencias, sino que están asociados a variables de actuación o ejecución.

Frente a este tipo de argumentos, otros autores proponen que los errores que cometen los sujetos pueden ser errores asociados a falta de competencia cognitiva, a problemas computacionales (asociados a sus capacidades). Estos argumentos tienen serias implicaciones en el estudio de las diferencias individuales porque, en realidad, si los errores que cometen los sujetos son errores puntuales asociados a la actuación, no tendría sentido esperar obtener correlación entre las tareas experimentales y las psicométricas; sin embargo, si los errores están asociados a su competencia sí se obtendrá correlación en la ejecución de los sujetos con ambos tipos de tareas.

Modelos teóricos sobre razonamiento y el estudio de las diferencias individuales

A nivel general, desde el punto de vista de las teorías que explican la ejecución de los sujetos en este tipo de estudios, se puede hablar de tres tipos de modelos;

  • Modelos normativos; son aquellos que explican cómo debe ser la ejecución de un sujeto en función de un sistema normativo (por ejemplo, la lógica formal).

  • Modelos descriptivos; explican cómo es la conducta real del sujeto, la describe.

  • Modelos prescriptivos; Estos modelos explican cómo debe ser el razonamiento de cada sujeto teniendo en cuenta cuáles son sus limitaciones tanto a nivel de su sistema cognitivo como limitaciones de la propia situación experimental (tiempo limitado para la tarea, etc.)

Los modelos normativos no siempre son los modelos prescriptivos de los sujetos para un sujeto concreto en una situación determinada. Por esto, es importante el estudio de las diferencias individuales, porque si se obtiene una correlación alta entre la ejecución de los sujetos en tareas psicométricas y experimentales podría indicar que para los sujetos de baja capacidad, el modelo normativo no puede ser el prescritivo porque existen limitaciones a nivel computacional del sujeto que van a estar influyendo en su ejecución. Y, por otra parte, en el caso de que se obtuviese una ausencia de correlación entre tareas psicométricas y experimentales, esto querría decir que las limitaciones computacionales no estarían afectando a la ejecución, lo que significa que la respuesta normativa es la prescriptiva para todos los sujetos.

Stanovich y West analizaron si existe o no correlación entre diferentes tareas experimentales de razonamiento (tarea de las cuatro tarjetas, el problema Thog, silogismos, etc.) y tareas psicométricas (matrices de Raven, test de vocabulario, comprensión lectora), esto es, si correlacionaban sus puntuaciones. Lo que observaron estos autores es que cinco de seis correlaciones que analizaron eran significativas, es decir, había correlación entre ambos tipos de tareas).

Estos resultados demostrarían que los errores que cometen los sujetos estaban asociados a problemas a nivel computacional, son errores sistemáticos y no simplemente lapsus puntuales.

Diferencias individuales y Racionalidad humana

Stanovich y West explicaron sus resultados a partir de la idea de que existen dos tipos de procesos, idea que plantearon en un primer momento Wason y Evans en el contexto de la teoría del proceso dual, la cual considera que en nuestro sistema cognitivo operan procesos tipo 1 o inconscientes; y procesos tipo 2 o conscientes.

Esta teoría desembocaría más tarde en la teoría de los heurísticos analíticos de Evans.

Sloman, en vez de hablar de procesos o de heurísticos plantea dos tipos de pensamientos;

-Pensamiento rápido, intuitivo, inconsciente y basado en la experiencia.

-Pensamiento consciente, lógico y lento.

La idea que subyace a todo este tipo de planteamiento es la existencia de dos tipos de cognición; la cognición implícita o tácita y la cognición explícita.

IMPLICITA

EXPLICITA

-Rápida, preconsciente y paralela

-Lenta, secuencial y limitada

-Común a otros animales

-Específica de la especie humana

Eficiente y efectiva; Aprendida a partir de eventos pasados

-Consciente

-De primera adquisición a nivel evolutivo

-Capacita a los sujetos para realizar y desarrollar pensamiento hipotético, aunque con errores.

-Independiente del factor G de inteligencia

-Relacionada con el factor G de inteligencia

Estos dos tipos de cognición ha sido el punto de partida para que Evans y Over planteasen hipótesis entre los dos tipos de cognición, la racionalidad humana y la ejecución de los sujetos en la tarea de las cuatro tarjetas. Así, la versión abstracta o indicativa de la tarea de las cuatro tarjetas estaría relacionada con procesos de razonamiento consciente, con la cognición explícita, dependiendo del factor G de inteligencia, e en la cual los sujetos deben poner en marcha la racionalidad de tipo 2. En cambio, en la versión temática o deóntica se ponen en marcha procesos de razonamiento no conscientes, la cognición implícita, independientes del factor G de inteligencia y relacionadas con la racionalidad tipo 1.

Este argumento de Evans y Oven permitía explicar los resultados obtenidos por Stanovich y West, los cuales se encontraron con que en la versión abstracta de la tarea de las cuatro tarjetas, si existe una correlación entre la ejecución de los sujetos en tareas experimentales y la ejecución de los sujetos en tareas psicométricas; sin embargo, esta correlación no se daba en las versiones temáticas porque, según los autores, en estas los sujetos utilizan o acuden a claves de tipo pragmático para razonar, claves independientes del factor G de inteligencia.

Evans y Over concluyen que los investigadores deberían tener en cuenta la influencia de estos dos tipos de cognición, la importancia de la cognición implícita y de la cognición explícita; y, por otra parte, la forma como la cognición explícita puede mejorar el razonamiento.

84