Didáctica de la Educación Infantil

Observación. Evaluación. Práctica educativa. Currículum. Enseñanza

  • Enviado por: Luna
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

EVALUACIÓN Y OBSERVACIÓN

1 LA EVALUACIÓN

  • ¿QUÉ ES LA EVALUACIÓN?

  • Constituye un elemento y proceso fundamental en la práctica educativa, inseparable y forma una unidad con ella, permitiendo en cada momento recoger la información y realizar los juicios de valor necesarios para la orientación y para la toma de decisiones respecto al proceso de enseñanza y aprendizaje.

    Los tres momentos de la evaluación son: inicial, continua (formativa) y final.

    ¿Qué evaluar?

    Una evaluación acorde con los principios del currículo tiene por objeto valorar capacidades, que expresadas en los objetivos generales, tanto de etapa como de las áreas, no son directamente, pero si indirectamente evaluables, a través de indicadores, son las capacidades y no las conductas o los rendimientos, lo que debe constituir objeto de la evaluación.

    ¿Cuándo evaluar?

    Un Diseño Curricular abierto y flexible reclama una evaluación continua, que empieza al comienzo del propio proceso educativo, requiere una evaluación inicial, de sus conocimientos, sus actitudes, sus capacidades, cuya finalidad es obtener información sobre la situación actual de cada niño y adecuar el proceso de enseñanza/aprendizaje a sus posibilidades.

    La evaluación que acompaña constantemente al propio proceso de enseñanza/aprendizaje suele ser denominada “formativa”, tiene carácter regulador, orientador y auto corrector del proceso educativo.

    ¿Cómo evaluar?

    El Currículo es abierto y flexible para poderse adaptar a las diferentes necesidades individuales, a esta evaluación en la que se fijan las metas que el alumno ha de alcanzar a partir de criterios derivados de su propia situación inicial, suele llamársele evaluación “criterial”, es decir, suministra información al propio alumno acerca de lo que realmente ha hecho, de sus progresos y de lo que puede llegar a hacer con arreglo a sus propias posibilidades y que se opone a la de carácter “normativo”, estandarizado en la que los alumnos son comparados y contrastados y desconoce las peculiaridades de cada sujeto.

    ¿Para qué evaluar?

    Se evalúa no para clasificar a los niños, para compararlos entre sí o con respecto a una norma genérica, sino para orientar al propio niño y para guiar el proceso de enseñanza y aprendizaje. No consiste en hacer juicios de valor sobre el niño o sus trabajos sino en recoger toda la información necesaria para apreciar y ajustar eficazmente la acción educativa.

  • RIESGOS AL EVALUAR EN EDUCACIÓN INFANTIL

  • El referente de la evaluación será siempre los objetivos educativos planteados, evitando utilizar indicadores contractuales muy concretos para evaluar objetivos de tipo general.

    Algunas indicaciones para tener en cuenta al evaluar:

    • Ante todo es preciso no pretender realizar una evolución ideal y completa, depende de la situación concreta, de los intereses de los que la realizan y de la utilización que se va a hacer de ella.

    • Para realizar la evaluación es necesario tenerla prevista en la planificación de la activad educativa. Si se mantiene que la técnica fundamental para realizarla es la observación, es necesario tener claro qué observar y planificar cuidadosamente la observación.

    En relación con los indicadores:

    • Evitar los conductuales extraídos de tests de desarrollo diseñados para el diagnóstico.

    • Evitar los extraídos de contextos socioculturales ajenos a los de los niños que trabajemos.

    • Elaborar preguntas en relación con los objetivos educativos planteados y pensar en comportamientos o tipos de actividad que puedan darles respuesta, tanto de los niños como de los educadores y los padres.

    • Utilizar listas de comprobación de materiales, distribución del espacio, horario, actitudes del educador, etc… que tengan que ver con los objetivos propuestos y con nuestros principios metodológicos.

    Para evaluar la intervención educativa es necesario plantearse además del nivel de logro de los objetivos en los niños, otros aspectos que tienen que ver más con el propio proceso de enseñanza como pueden ser:

    • El grado de cumplimiento real de la programación, que modificaciones se han ido introduciendo y por qué.

    • El tipo de entorno creado en el aula, los materiales con que se cuenta, el horario, etc…, tanto antes como después de la jornada.

    • Las actitudes y tipos de intervención del propio educador, su manera de organizar la vida de los niños, el tipo de actividades que favorece a lo largo del día.

  • NORMATIVA SOBRE EVALUACIÓN EN EDUCACIÓN INFANTIL

  • Orden de 12 de noviembre de 1992, sobre Evaluación en Educación Infantil, se trata de una normativa que un educador infantil tiene que conocer y saber manejar, ya que incide muy directamente en todo el proceso de enseñanza y cuyas principales medidas son:

  • Carácter de la Evaluación

  • La evaluación en E.I. será global, referida al conjunto de capacidades expresadas en los objetivos generales, estos objetivos, adecuados al contexto sociocultural del centro y a las características propias del alumnado, serán el referente permanente de la evaluación.

    La evaluación tendrá carácter continuo, considerándose un elemento inseparable del proceso educativo, al proporcionar una información constante que permitirá mejorar tanto los procesos como los resultados de la intervención educativa.

    Constituyen referentes básicos para la evaluación del proceso de aprendizaje:

  • Los objetivos grales de etapa o en su caso el primer ciclo.

  • Los objetivos generales de las áreas.

  • Corresponde al equipo docente de la etapa adecuar al contexto y a las características de los niños los objetivos y contenidos curriculares, éstos objetivos y contenidos formarán parte del Proyecto Curricular de la Etapa y guiarán el proceso de evaluación.

    Dado el carácter general de los objetivos, el equipo docente deberá establecer algunos indicadores o criterios de evaluación que permitan valorar el grado de adquisición de las capacidades en cada ciclo.

    Según establece el RD 1333/1991, la observación directa y sistemática constituirá la técnica principal del proceso de evaluación.

    La valoración del proceso de aprendizaje se expresará en términos cualitativos, recogiéndose los procesos efectuados por los niños y, en su caso, las medidas de refuerzo y adaptación llevadas a cabo.

  • Documentos de Evaluación

  • Al inicio de la escolaridad el centro abrirá un expediente personal de cada niño con un formato de carpeta-dossier, en cuya carátula se inscribirá la expresión: Expediente personal y el nombre del niño, además del relativo al centro.

    Se considera indispensable la inclusión de la ficha personal del alumno, los resúmenes de la escolaridad, los informes anuales y el informe final de evaluación.

    Los resúmenes de la escolaridad, en el primer y segundo ciclo de E.I. reflejarán los cursos escolares realizados, el centro en que el alumno ha estado escolarizado cada año, la firma del Director y las observaciones y que sustituyen en esta etapa al Libro de Escolaridad.

    Cuando el alumno tenga necesidades educativas especiales (nee), se incluirá en el exp. Personal una copia del dictamen de escolarización elaborado por el quipo interdisciplinar y el documento individual de adaptaciones curriculares.

    La cumplimentación anual del resumen de escolaridad en E.I. es responsabilidad del tutor, que elaborará un informe anual de evaluación al finalizar cada curso a partir de lo datos obtenidos a través de la evaluación continua. El contenido y formato del informe será decidido por el equipo docente de la etapa, en el marco del proyecto curricular.

    Al finalizar la etapa de E.I. el tutor recogerá los datos más relevantes de los informes de cada curso y elaborará un informe final de evaluación.

    Cuando el alumno permanezca en el mismo centro, el informe se trasladará al tutor del primer ciclo de E.Primaria para facilitar la continuidad del proceso de aprendizaje y que servirá de base para la evaluación inicial al comienzo del curso.

    Cuando el alumno se traslade a otro centro, el Secretario del nuevo centro solicitará al centro de origen la ficha personal del alumno, los resúmenes de la escolaridad de los ciclos y el informe final de evaluación, si ha finalizado la etapa, sino con el último anual, en el centro de origen se conservará copia de los documento durante tres años.

  • Desarrollo del proceso de Evaluación

  • La evaluación del aprendizaje del niño corresponde al tutor que recogerá la información de otros profesionales que puedan incidir en él.

    • Evaluación inicial:

    Al incorporarse al centro se recogen los datos relevantes sobre su proceso de desarrollo, incluye la información proporcionada por los padres, informes médicos, psicológicos, pedagógicos y sociales que revistan interés para la vida escolar. Cualquier centro que escolarice a niños que hayan asistido a otro centro anterior solicitará la información correspondiente al centro de origen. Esta evaluación se completa con la observación directa por parte del educador.

    • Evaluación continua:

    A lo largo del ciclo y de forma continua el educador utilizará las distintas situaciones educativas para analizar los progresos y dificultades de los niños, con el fin de ajustar la intervención educativa para que estimule el proceso de aprendizaje Cada educador concretará mediante objetivos didácticos el grado de las capacidades esperado en cada unidad de programación que guiarán la intervención educativa y constituirán el referente inmediato de la evaluación continua. Se recogerá y anotarán los datos relativos al proceso de evaluación continua y elaborará, al finalizar cada curso escolar, un informe de evaluación con los aspectos más relevantes del proceso de aprendizaje de cada niño.

    • Evaluación final:

    Al término de la etapa se procederá a la evaluación final del alumnado a partir de los datos obtenidos en el proceso de evaluación continua con la referencia de los objetivos establecidos en el Proyecto Curricular y de los criterios de evaluación elaborados. En el informe final se recogerán las observaciones más relevantes sobre el grado de adquisición de los diversos tipos de capacidades que reflejan los objetivos generales y reflejará las medidas de refuerzo y adaptación que hayan sido utilizadas.

  • Información a las familias

  • Corresponde al tutor informar regularmente a los padres sobre los procesos y dificultades detectados e incorporar a la evaluación las informaciones que éstos proporcionen. Habrá al menos un informe escrito trimestral sobre los aprendizajes que hacen los niños, referidos a las capacidades que se pretenden conseguir.

  • Evaluación del proceso de enseñanza y del Proyecto Curricular

  • La evaluación del proceso de enseñanza incluirá, al menos, los siguientes aspectos:

    • La organización del aula y el ambiente entre los niños, así como la relación entre el profesorado y el alumnado.

    • La coordinación entre los maestros de un mismo ciclo y la coherencia entre los ciclos.

    • La regularidad y calidad de la relación con los padres.

    • Los resultados obtenidos en la evaluación del proceso de enseñanza incidirán en la adaptación del Proyecto Curricular y de la Programación de Aula.

    El Proyecto Curricular incluirá precisiones sobre su evaluación en lo que se refiere a los momentos o plazos para realizarla, los mecanismos para hacerlo, las personas implicadas y otros aspectos que ayuden a que la evaluación del Proyecto se realice y revierta en la mejora del mismo.

    Entre los aspectos concretos del Proyecto Curricular que habrán de someterse a evaluación, figurarán los siguientes:

  • EL REGISTRO Y LA COMUNICACIÓN DE LA INFORMACIÓN

  • Debido a su importancia y a las condiciones legales, analizaremos estos instrumentos, su necesidad viene indicada en la Orden de Evaluación pero el diseño de su contenido es responsabilidad del equipo educativo.

    Documentos de Evaluación

    En el expte personal que el centro abrirá a cada niño se incluirán:

    • Ficha personal del alumno, con los datos de tipo personal y familiar.

    • Resúmenes de la escolaridad (Ciclo), es el equivalente al Libro de Escolaridad de etapas posteriores.

    • Informes anuales de evaluación, en donde cada tutor recoge los principales aspectos de los progresos de cada niño.

    • Informe final de etapa que quedará registrado en el centro y se enviará al centro de Primaria.

    • Dictamen del Equipo Interdisciplinar, en el caso de niños con necesidades educativas especiales (A.N.E.E.)

    Además fuera del expte personal se elaborarán informes a las familias con carácter trimestral.

    La Ficha personal y el Resumen de la escolaridad vienen determinados en su contenido y formado por la Orden de Evaluación, ya que su contenido admtvo así lo requiere.

    Los informes de Evaluación, el Anual y el Final cuyo contenido y formato tiene que decidir el equipo educativo se introducirán en el Expte Personal de cada niño

    El Informe Anual será elaborado por el tutor y permanecerá en el centro, su objetivo es facilitar la continuidad del proceso educativo ante posibles cambios de educadores.

    Ejemplo

    DIDÁCTICA TEMA 9

    6