Dictadura maoísta en Camboya

Historia Universal Contemporánea siglo XX. Maoísmo. Socialismo y comunismo en Asia. Genocidio. Derechos Humanos

  • Enviado por: Alejandro Guevara Onofre
  • Idioma: castellano
  • País: Perú Perú
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

LA DICTADURA MAOISTA: POL POT DE CAMBOYA

EL IMPERIO DE LA MUERTE:

El 16 de abril de 1975 es una fecha triste para la Declaración Universal de Derechos Humanos. A decir verdad, es la fecha en la cual llegan los rebeldes Khmers Rouges al poder en Camboya, un país localizado en el Sudeste Asiático. Entanto, el presidente Lon Nol, un dictador de estilo pro-estadounidense huye a Indonesia.

Tras cerca de cuatro años en el poder, los maoístas lograron exterminar a más de tres millones de camboyanos en nombre de una emblemática revolución dogmática que tuvo como fin borrar del mapa todas las estructuras anteriores y crear un individuo autómata enraizado en el pensamiento de los revolucionarios Khieu Samphan y Pol Pot. Tristemente el genocidio camboyano logró superar las cifras de muertes de las masacres del Apartheid de Sudáfrica. Antes de la llegada del Genocidio Camboyano, el país tuvo un historial trágico de conflictos internos y enfrentamientos externos. El territorio nacional fue azotado por las guerras civiles en los años 1945-54 y 1970-75. También hubo encuentros externos con Estados Unidos ( 1965, 1969, 1970, 1973), Tailandia (1969) y Vietnam ( 1969, 1970 y 1971).

El país, ex colonia de Francia, fue cuna del milenario reino Khmer del siglo VII, una de las culturas más interesantes del continente asiático. De allí que los comunistas de la edad de piedra utilizaran este apelativo para el gfrupo terrorista. De hecho la revolución camboyana nunca se identifico con el marxismo de la Unión Soviética, por lo que rechazó su alianza. Los ideales estuvieron comprometidos con la China de Mao Tse-tung y la famosa Banda de Shangai, liderada por Madame Jiang Qing, esposa de Mao. Durante los años 1975-1979, Camboya se convirtió en el tercer país en adoptar el socialismo bajo la línea del pensamiento maoísta, después de la China Roja y la Albania de Enver Hoxha.

Los líderes del Khmer Rouge fueron Khieu Samphan, economista con doctorado en París y graduado con la tesis El campesino camboyano y el problema de la industrialización; Pol Pot, periodista y profesor con estudios marxistas en la China de la década de los sesenta;Hou Yuon, catedrático en leyes; y Ieng Sary, ex canciller, quien llegó al Perú, en los años setenta, para la Conferencia del Movimiento de los No-Alineados.

La estrategia genocida del régimen de los Khmers Rojos se concentró en destruir toda civilización humana, retrocediendo al año cero para que todo pueda ser construido de acuerdo a la filosofia de la dictadura. Se evacuó las ciudades (totlmente destruidas), las zonas urbanas fueron convertidas en cementerios y los campos en centros de trabajos forzados o de concentración, donde no pudieron sobrevivir, por las condiciones infrahumanas, los más débiles (niños, ancianos, inválidos, enfermos, mujeres). Se minaron las fronteras, clausurándose los contactos mundiales con políticas de xenofobi. Existió una especie de pseudoautosuficiencia agraria, base de la economía camboyana, que causó estragos bíblicos con sequías y hambrunas por todo el territorio camboyano. Durante el gobierno polpotiano, los deportistas camboyanos fueron asesinados en trabajos rurales y fue prohibida la práctica deportiva. Por estos motivos y por la prolongada guerra civil, país no llego a participar en los Juegos Olímpicos de Montreal (1976) y Moscú (1980).

La metodología utilizada por los terroristas, en las matanzas, se simplificó cuando se consideró que sólo se contaría con un millón y medio de habitantes en la nueva República Khmer. Sin embargo, la triste Revolucion camboyana tuvo ardientes defensores: el escritor Noham Chomsky y el periodista Jean Lacouture. Entanto, a pesar de los crímenes en Camboya, muy pocos protestaron, como muy bien lo manifestó el senador norteamericano Mc Govern, luego de la negativa del gobierno de los Estados Unidos de implicarse en el conflicto.

EL FIN DEL GENOCIDIO CAMBOYANO

El 7 de enero de 1979, el Frente Unido para la Salvación Nacional (FUSN), apoyado por las tropas vietnamitas, derrocan al gobierno del Khmer Rouge, luego de una prolongada lucha civil en Pnom Penh, la capital de Camboya. Posteriormente, se impone un nuevo gobierno promoscovita encabezado por Heng Samrin, un ex militante de las fuerzas rebeldes maoístas. De hecho, la invasión fue propiciada por el bloque de la desaparecida URSS y aliados. Tras la invasión, la condena mundial es sistemática, a pesar del derrocamiento de un gobierno genocida. Más tarde, una resolucion de las Naciones Unidas exige la retirada de las fuerzas de ocupación en Camboya.

Es difícil olvidar la magnitud y el dolor que cobró el mayor genocidio del Tercer Mundo en Camboya, cuna de una de las joyas milenarias del mundo: la cultura Khmer, así como el silencio de Naciones Unidas, la Administración Carter y otros gobernos del Mundo del Atlántico.

A principios de los ochenta, Camboya comienza a renacer de sus cenizas gracias a la ayuda de los paises de la Comecon, una organización económica que tuvo vida durante los años del Mundo Soviético.

RECUERDOS IMBORRABLES

Desde mediados de los ochenta, miles de camboyanos se congregan el 20 de enero de cada año en el Museo del Genocidio Tuol Sleng para conmemorar el Día Nacional del Odio (portesta y aniversario).Los presentes depositan coronas y queman incienso en honor a las víctimas del genocidio más grande del Tercer Mundo durante una extraña campaña de purificación contra las influencias occidentales (la población fue trasladada a campos rurales y obligados a trabajos forzados a tiempo completo). En febrero de 1996, la Comisión Norteamericana de Investigación sobre el Genocidio Camboyno confirmó que las cifras dadas por los vietnamitas de 3,3 millones de muertos en la masacre del gobierno de Pol Pot son bastante ciertas. Sin embargo, se estima que la cifra sea mayor. Sobretodo a raiz de los recientes descubrimientos de los investigadores de la Universidad de Yale.

Fuentes:

Donnelly, Jack. Universal Human Rigths: In Theory and Practice, Cornell University Press, New York, 1989

Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana Suplemento Anual 1960-1989, Espasa-Calpe, Barcelona, 1960-1989

Encyclopaedia Britannica Book of the Year 1977, 1981y 1984, Encyclopaedia Britannica Inc, Chicago, 1976, 1980 y 1983

Guevara Onofre, Alejandro. Enciclopedia Muntotal 1999, Editorial San Marcos, Lima, 1998

Khalilian, Setareh. “Mejor una paz aparente que ninguna paz? El proyecto de un tribunal penal internacional para los crímenes de los Khmers Rouges, Camboya”, Revista Memoria, Centro de Derechos Humanos de Nuremberg, Nuremberg, julio 2002

Wallechinsky, David-Wallace, Irving. The People´s Almanac 2, Batam Book Inc