Dictadura chilena de Pinochet

Historia de Chile contemporánea. Allende. Golpe de estado y derrocamiento. Gobierno. Economía. Socialismo. Política

  • Enviado por: Viviana Valenzuela
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 11 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


Paper:

“Gobierno de Allende, sólo se buscaba la igualdad…”

Hace un par de semanas empecé una investigación acerca de los acontecimientos producidos en mi país hace tres décadas atrás.

El objetivo de esta investigación, comprende el análisis de los hechos que ocurrieron desde las elecciones de 1970, donde es elegido Salvador Allende como presidente de la nación hasta el 11 de septiembre de 1973, día del golpe de estado, muerte del presidente y el comienzo de un régimen militar que duraría 17 años.

Puedo decir que el enfoque que le quiero dar a esta investigación se concentra mas que nada en la izquierda de ese tiempo, viendo así también que es lo que pensaban los opositores sobre el gobierno socialista dando las causas y las consecuencias que se produjeron, planteándome también el ¿por qué le fue tan difícil a Salvador Allende lograr las metas que tenia para el pueblo de Chile? y ¿Por que existía tanta oposición a que estas metas se cumplieran?

El tipo de investigación que realizaré en este trabajo será más que nada una investigación descriptiva, las fuentes de información son en su mayoría secundarias y pretendo incluir también un aporte de información primaria.

A través del desarrollo del objetivo de este trabajo pretendo armar mi propia opinión sobre lo hechos ocurridos en esos años, que por no haber estado presente, solo tengo una versión poco objetiva y que ha sido un poco moldeada por la experiencia de mis padres y familia en general.

Para comenzar, hay que analizar todo el ambiente político en que se encontraba Chile en el año en el cual se realizarían las elecciones presidenciales para suceder al gobierno de Eduardo Frei Montalva.

Los meses previos al 4 de Septiembre de 1970, la situación social presente Chile, sobre todo de los partidos políticos de derecha de ese entonces, era de nerviosismo total. La alta posibilidad de que un gobierno de izquierda asumiese el control del poder ejecutivo del país, tenía inquieto a los miembros y colaboradores de los partidos de centro derecha, quienes, a través de campañas de distinta índole crearon un ambiente de extrema tensión.

Pero, ¿Qué era lo que se temía de un gobierno de izquierda?

En esos tiempos, a finales de la Guerra Fría, había una radicalización de los partidos políticos. Por un lado existían los partidos de centro y derecha que apoyaban el lado “capitalista”, representado por EE.UU. Y por otro, estaban los partidos de izquierda que eran representados por el bloque Soviético. Así la problemática mundial se traducía a escala nacional, alterando aún más el ambiente político existente en ese entonces.

Para tener una idea de lo que sentían los opositores a un gobierno socialista, mirado desde el punto de vista del comunismo, puedo abstraer parte del testimonio de la señora Josefina Ramos Silva, una activa participante del partido Comunista en Chile.

La señora Josefina afirma que a las grandes industrias y empresarios, no les convenía que un gobierno de ese tipo tomara el poder por la simple razón que ellos eran los que iban a perder el dinero porque no iban a estar tan apoyados por el gobierno, sino que este, apoyaba a los trabajadores dando varias facultades que los dueños no podían aceptar.

Y con la debida anticipación, surgieron los candidatos para la sucesión de Frei que eran:

Jorge Alessandri Rodríguez: independiente, ex presidente de la republica (1958-1964), lo apoyaban los partidos nacionales y la Democracia Radical y una gran cantidad de independientes, que hacían del alessandrismo una fuerza poderosa.

Radomiro Tomic Romero: abogado, ex senador, candidato de la Democracia Cristiana.

Salvador Allende Gossens: conocido por una larga trayectoria política y por sus tres candidaturas anteriores a la presidencia (1952, 1958,1964). Candidato de la unidad popular (UP).

*Unidad Popular: combinación de partidos políticos de la izquierda

Democrática (radicales y pequeños grupos de escasa fuerza de opinión) y la izquierda marxista (comunistas, socialistas y mapusistas).

*el MIR no era parte de la unidad popular, los apoyaba como grupo violentista de extrema izquierda.

* El MIR se define como un Partido Revolucionario Marxista-Leninista que fundamenta en estas teorías su visión crítica y revolucionaria de la sociedad y en contra del Capitalismo.

Así, con estos candidatos se llevaron acabo las elecciones del 4 de septiembre de 1970 donde Salvador Allende obtiene la mayoría relativa del 36% contra un 34% de Alessandri y un 27% de los votos para Tomic.

En esos años no existía la segunda vuelta, sino que ganaba el que obtenía la mayoría de votos y el congreso debía ratificar al candidato electo. En este caso, la Democracia Cristiana aceptó el triunfo de Allende a cambio de la aceptación por este de un estatuto de garantías democráticas, donde Allende debía respetar una serie de condiciones y el cual fue aceptado rápidamente en el congreso con lo votos de la DC y de la UP.

El 4 de Noviembre, Allende asume como presidente de la Republica en medio de una gran expectación de todos los chilenos, convirtiéndose así en el primer presidente elegido con programa socialista en un país no comunista de occidente, iniciando así la: “vía chilena al socialismo”, también conocida como la “revolución con empanada y vino tinto”, donde Allende quiere nuestra propia versión de lo que va a ser un gobierno socialista sin basarse en las experiencias de los países como Rusia y Cuba. El nombre de esta revolución a mi parecer suena muy atrayente y como lógica, atrae el apoyo de muchos ciudadanos, en que obviamente se encontraban aquellos fieles que creían en el buen gobierno que Allende llevaría adelante, pero, inevitablemente seguía el temor entre la sociedad por el como Allende llevaría a Chile al socialismo.

Uno de los objetivos que Allende tenía y creo era el que mas le importaba conseguir, era la participación de los trabajadores en todas las esferas de la sociedad, en lo que personalmente concuerdo con el apuro de llevar a cabo las medidas para que esto llegara a concretarse y se acabara de una vez por toda la discriminación que existía en nuestro país. Es así como en diciembre de 1970 comienza a aplicarse un plan económico redistributivo y se empieza a preparar la creación del Área de la Propiedad Social (APS).

Allende en su campaña para las presidenciales propuso a la comunidad: “las primeras 40 medidas”, que son una serie de medidas que ofrecen al pueblo de Chile una cantidad de beneficios mas que nada dirigidas a los trabajadores, que supone cumpliría en el plazo que duraría su gobierno, donde destaco algunas de ellas:

  • Una reforma agraria de verdad

  • Honestidad administrativa

  • El fisco no fabricara nuevos ricos

  • Previsión para todos

  • Protección a la familia

  • El niño nace para ser feliz

  • Casa, luz, agua potable para todos

  • Leche para todos los niños de chile

Esta última se materializó en el año 71 donde comenzó la distribución de medio litro de leche para cada niño chileno.

No niego, que al leer estas y las otras medidas que no menciono en el trabajo, siento una admiración hacia Salvador Allende, por todo lo que el se proponía realizar en su gobierno, lo que no era fácil porque no dependía solo de él que estas medidas se llevaran a cabo, ¿porque era tan difícil que todos, incluyendo obviamente a los miembros de la oposición quisieran lograr estos objetivos que lo único que querían era darle a cada chileno lo que deben tener por derecho y no por cuantas monedas y billetes se tiene en el bolsillo?, era una oportunidad que se le quería dar a las personas que no contaban con los recursos ni para educarse, ni para alimentarse, ni que podían optar por la salud, para poder surgir. Pero no faltó la gente de oposición que puso sus ojos en sus empresas y se negaron a aceptar que podrían perder plata por un gobierno en que su principal propósito era hacer surgir a los trabajadores para que ellos también tuvieran estos derechos esenciales y hacer que tuvieran las mismas oportunidades que estos empresarios tenían.

En lo que a economía refiere, la nacionalización del cobre fue también realizada en este año (1971), lo que es hasta hoy en día, vital para la economía del país ya que se le considera como el sueldo de Chile.

Este mismo año se realiza en La Serena, el Congreso del PS, donde se nombra secretario general a Carlos Altamirano y se ratifica la orientación radical al socialismo.

También en 1971, se aceleró la reforma agraria, ante la gran presión campesina. Y como una consecuencia, se trasladó el Ministerio de Agricultura a la zona de Temuco y Cautín, por ser estos centros de mayor presión.

A pesar de que todos los propósitos de Allende hacían ver un Chile a futuro sin discriminación, lo que personalmente creo es lo que todos queremos para nuestro país, aun existía la oposición de aquellos que veían la amenaza en persona de que los trabajadores llegaran a ser participes de todas las áreas de la sociedad.

En Octubre de 1972, Salvador Allende presenta un proyecto de ley sobre: “Áreas de la economía y participación de los trabajadores”, donde propone la creación de tres áreas de propiedad: social, mixta y privada.

Social, donde las empresas de interés social pasaban a ser propiedad del Estado; mixta, en la que el estado seria el principal accionista y privada, conformada por pequeñas empresas que operaban con bajos capitales. Este proyecto fue rechazado por el Parlamento.

Ahora hago un balance de lo que fue económicamente el primer año de gobierno de Salvador Allende. Como una temprana conclusión puedo decir que éste arrojó resultados positivos para el país, ya que el producto interno bruto y la producción industrial aumentó, mientras que la cesantía disminuyó.

A finales de 1971, llega Fidel Castro a nuestro país. En un principio sería una visita de una semana, pero que Fidel la prolongó por hasta casi un mes, donde recorrió la mayoría de nuestro país. Esta visita, produjo un temor en aquellos que no creían en un socialismo de una nación sin revolución de por medio, porque Fidel era un buen amigo de Allende y por ende apoyaba las decisiones que este tomara en su gobierno y muchos imaginaron que Allende se guiaría por las ideas de Fidel hacia la revolución, como lo hizo en Cuba, lo que hacia que existiera desconfianza en la llamada “revolución con empanada y vino tinto” que Allende proponía para nuestro país. Por otra parte, aquellos que apoyaban el gobierno socialista y los miembros de la unidad popular, se alegraron con la visita del mayor líder comunista, porque Cuba para ellos, es considerada hasta hoy en día como un ejemplo de nación. Por lo tanto el país sigue dividido. El día anterior a la partida de Fidel, muchas mujeres salieron a las calles haciendo sonar sus cacerolas vacías, esto en contra del gobierno de la UP. Fidel regresa a su país.

Lo que mencione anteriormente acerca del balance económico del primer año del gobierno, que reitero trajo a Chile buenos resultados, tuvo consecuencias para la población. Una de las fuentes de información en la que me apoyo, dice que estos resultados obtenidos fueron logrados por una expansión monetaria, es decir, que se emitieron muchos escudos (la moneda de la época), sin el respaldo necesario del Banco Central, lo que produjo que estos perdieran su valor, generando una inflación alarmante. Esto hizo que las mercancías que se vendían a precio fijo fueran poco rentables para los productores y que desaparecieran de los supermercados y almacenes; apareció entonces el mercado negro y se produjeron las famosas “colas” frente a los establecimientos comerciales para poder conseguir el alimento, lo que obviamente produjo descontento de algunos chilenos.

Ahora, también, otras fuentes y parte del testimonio de la señora Josefina, dicen que este desabastecimiento de mercancías lo produjeron agrupaciones clandestinas de personas que veían en el gobierno de Allende una amenaza, para producir el descontento de la ciudadanía, acaparando los productos en bodegas. También se dice que estas agrupaciones apoyaron económicamente las huelgas de los transportistas que prácticamente paralizaron el país. No puedo decir cual de estas dos versiones es la correcta, creo que cada uno debe sacar sus propias conclusiones o investigar a mayor profundidad estos hechos para poder llegar a una verdad.

Ante el desabastecimiento, el gobierno creó la Empresa Nacional de Distribución y Comercialización, que otorgaba al comercio mayorista los productos esenciales y en 1972 se creó la Junta de Abastecimientos y Precios (JAP), que repartía alimentos a los miembros inscritos en esta organización. También se entregaban productos a algunas instituciones que lo repartían en sus empleados.

En ese punto se centro el Gobierno de Allende, en el dar alimento a la población porque “se puede vivir sin un abrigo de pieles importado pero no se puede vivir sin alimento” dice Josefina.

Toda esta situación, provocó que en octubre de 1972, por el descontento de la población, la agrupación de dueños de camiones, convocara a un paro donde luego se unieron comerciantes, profesionales y algunas agrupaciones estudiantiles.

1972 fue el año donde se pudieron ver los primeros indicios de la crisis. En agosto se creó la alianza de los partidos opositores, en mira a las elecciones parlamentarias del 73. También estuvieron presentes los choques entre los partidarios de la UP y los opositores, hubo sabotajes, atentados de patria y libertad, por lo que el gobierno debió llamar a un estado de emergencia.

El gobierno, en una medida, a mi juicio desesperada, integró a su gabinete a militares, como una señal de confianza, para superar la crisis, siendo nombrado como Ministro del Interior al general Carlos Prats, lo que no entiendo es como el incorporar militares al gabinete podía tranquilizar y dar confianza a la gente, a mi eso me hubiera dado temor.

Aunque que se halla tomado esta medida, en las calles del país, se hablaba de revolución, de guerra civil, entre opositores y partidarios, fascistas y “upelientos”.

Llega 1973 y con ello las elecciones parlamentarias, donde la UP logra un 43% de las votaciones, lo que terminó con la posibilidad que tenia la oposición por derrocar constitucionalmente a Allende. Los militares abandonaron el gabinete el 8 de marzo.

En este año también hubo enfrentamientos por el proyecto de educación nacional unificada (ENU), o sea, hay más impedimentos para Allende de lograr sus propósitos de la manera que tenia que ser.

Lo que viene se veía difícil para el gobierno, Allende continua la lucha para consolidar sus políticas, la crisis económica, política y social que se vivía crecía cada vez mas, la derecha por mientras cada vez ganaba mas terreno, ya que había persuadido a mucha gente para que se uniera a la oposición, los grupos extremistas de izquierda (MIR) y de la derecha (Patria y Libertad) se enfrentaban a diario. Algo había que hacer o para sacar adelante el gobierno de Allende y mostrarle al pueblo que las medidas que se tomaban, no eran para perjudicar al país, ni para llevar a Chile a la ruina ni económica, ni política, ni socialmente, sino que era para que Chile fuera un país con las mismas oportunidades para todos, o definitivamente sacar a Allende de la presidencia, por que sí había gente que pensaba que Allende con sus políticas y medidas no conseguiría mas que tirar a Chile al suelo.

Allende en un discurso de mayo, habla al pueblo sobre la amenaza que existe para la democracia y la paz y llama a que el pueblo se relaje de las tensiones que producían los debates en los que se dividía el país.

En junio del 73, para ser mas exacta, el 29, el regimiento de blindados (tanques) comandados por el general Roberto Souper hacen, por decirlo de alguna manera, un ensayo de lo que iba a ser el golpe del 11 de septiembre. Este no cumplió el objetivo deseado y la rebelión fue aplacada exitosamente con la intervención del general Carlos Prats, comandante en jefe del ejército en ese momento, quien renunciaría posteriormente al cargo siendo reemplazado por Augusto Pinochet.

Uno de los hechos que puntualmente derivo en el alzamiento de las fuerzas armadas, es la declaración de inconstitucionalidad del gobierno por parte del Congreso Nacional con una votación mayoritaria por parte de la oposición, en otras palabras, el parlamento estaba diciendo que el gobierno se había puesto al margen de la ley. Esto, sumado a la discrepancia existente entre los partidos políticos, la crisis económica, los paros en gran parte de las actividades del país, entregaron a los militares la justificación necesaria para derrocar por la fuerza al presidente, o sea, el golpe de estado. La situación estaba tan tensa en Chile que hasta el propio Allende estaba dispuesto a realizar un plesbicito, pero las Fuerzas Armadas actuaron anticipadamente a este anuncio del presidente, y con maniobras que estaban planificadas de antemano, atacaron el Palacio de la Moneda el 11 de septiembre. En las radio se empezaron a transmitir los comunicados de la Junta de Gobierno, presidida por Augusto Pinochet, comandante en jefe del ejercito, y conformada además por Gustavo Leight, comandante de la Fuerza Aérea, el almirante José Toribio Merino y el general de carabineros Cesar Mendoza. La Moneda fue atacada por tanques y bombardeada aéreamente con misiles desde aviones Hunter. El palacio quedó en llamas. A Allende se le dió la opción del exilio, la que por supuesto rechazó. El presidente, en el palacio incendiado, se reunió con los hombres que lo acompañaban, les informó sobre la situación y la decisión que había tomado de luchar hasta la muerte, defendiendo el gobierno legítimo y popular de Chile frente al golpe fascista y les dictó instrucciones para defender el palacio.

Cuando ya no había forma de poder resistir al ataque, les dijo a sus compañeros que se rindieran y que abandonaran el palacio presidencial, el se quedó mas rato dentro de este, donde le entregó al pueblo su ultimo discurso, dirigiéndose a estudiantes, trabajadores y a la mujer, el que finalizó con las siguientes palabras:

“El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar ni acribillar, pero tampoco puede humillarse. Trabajadores de mi Patria, tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo en el que la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor.

¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!

Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición.”

Salvador allende se suicida, con una metralleta que le había regalado Fidel Castro.

Hubo rumores de que Allende no se había suicidado si no que había sido asesinado, lo que después se descartó.

He encontrado el testimonio de la hija de Salvador Allende, Beatriz, donde entregaré parte de el:

“Vengo a ratificarles que el presidente de Chile combatió hasta el final con el arma en la mano. Que defendió hasta el último aliento el mandato que su pueblo le había entregado, que era la causa de la revolución chilena, la causa del socialismo.”

El 11 de septiembre de 1973, va a se recordada por muchos chilenos como una fecha dolorosa y para muchos también será recordada como la fecha en que se acabó la crisis, pero nadie se imaginó lo que sucedería con nuestro país los 17 años siguientes con el gobierno militar, con la presidencia de Pinochet.

Esto fue lo último que concluyó la señora Josefina después del golpe:

“Los que aplaudieron el Golpe vivían contentos y felices pero los que no lo hicimos, vivimos en un ambiente muy tenso y muchas veces doloroso”

Con todos estos hechos finaliza, lo que fue el gobierno de Salvador Allende, también finaliza lo que es mi trabajo de investigación.

Puedo concluir con este trabajo, que como he dicho quizás muchas veces anteriormente, Allende se propuso una meta a cumplir, una meta que para mi, fuera el gobierno que fuera, debían hacer lo posible por lograrla, porque solo buscaba la igualdad entre chilenos, pero también creo que todo debe partir por una base, por que lograr todo lo que Allende anhelaba para Chile no era algo de llegar y hacer, si no que debería haber empezado por educar y capacitar a los trabajadores para que ellos lograran crecer y participar en la sociedad. Sin educación obviamente es todo más difícil.

Ahora, gracias a lo que me he informado, el principal objetivo que tenía con este trabajo se cumplió, porque ahora tengo una opinión mucho más amplia de la que tenía antes de realizar esta investigación. Defiendo a Allende, en lo que se refiere a los errores que supuestamente cometió en su gobierno y por los cuales se le criticó. Creo que para nadie es fácil poder realizar las medidas como las que Allende se propuso con toda la presión que tenía por parte de todo lo que era la oposición, mas todas las barreras que ésta le puso en el camino, donde la única manera de poder concretar sus proyectos para el pueblo, antes que lo sacaran de la presidencia, fue haciendo cosas apresuradas, lo que hizo que se desatara la crisis.

No estoy de acuerdo en el cómo los militares terminaron con el gobierno socialista, no estoy de acuerdo ni con las armas ni con la violencia, creo que hay mejores maneras de solucionar cosas sin pasar a llevar a los demás y creo que nadie puede ser castigado por sus ideas políticas, como lo hicieron los militares después del golpe. Si alguien debe ser castigado, deben ser los que hicieron sufrir a muchas familias hasta el día de hoy por la desaparición de sus familiares, detenidos desaparecidos.

Es así como finalizo mi trabajo, y digo, como el nombre que se le dio al homenaje que se hizo en septiembre del 2003 a Salvador Allende a los 30 años del golpe, que el sueño existe.

Bibliografía.

En esta investigación, reconozco que las fuentes de donde me informé, fueron en su mayoría extraídas de Internet, como también fueron testimonios y opiniones de mi padre, madre y de la señora Josefina.

Las páginas de Internet son las siguientes:

- Enciclopedia Encarta 2002

Vídeos relacionados