Días de vino y rosas; John Frankenheimer

Cine norteamericano contemporáneo. Drama. Alcoholismo. Tabaquismo. Consumo de drogas. Adictos. Dependencia. Amor

  • Enviado por: Ocrosko
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

Aspectos formales

La película Días de vino y rosas, producida en el año 1962, está dirigida por el director austriaco Blake Edwards, autor conocido fundamentalmente por sus comedias. El reparto de actores está compuesto por Jack Lemmon (Joe Clay), Lee Remick (Kirsten Anderson), Charles Bickford y Jack Klugman. El film se encuentra condicionado por la problemática del alcoholismo en la clase media americana así como las consecuencias que de su consumo se generan.

La producción pertenece al género de la tragedia, ya que Edwards plantea una visión total del problema del alcoholismo, analizando las causas y motivos que conducen a la dependencia del alcohol: caída progresiva, la familia, malos tratos, intentos de recuperación, degradación física, etc.

Su estilo es totalmente realista, porque intenta reflejar una situación social, sin embargo, la obra se inicia con el amor que existe entre la pareja y que será la base para el desarrollo de la trama.

Aspectos narrativos

En esta película se narran las relaciones entre Joe Clay, unas relaciones públicas y Kristen Arnesen, quien trabaja como secretaria en una empresa. Se conocen en una fiesta y se casan. Él tiene problemas con la bebida y ella acaba bebiendo también.

La primera parte de la película, lo que podríamos considerar el primer bloque, es bastante cómica, con escenas divertidas como la cena en casa de Kristen, donde va a quedar clara la afición de él por la bebida y la de ella por el chocolate.

Después la película se convierte en un drama, comenzando el segundo bloque, a partir del momento en el que Joe acostumbra a beber a Kristen y esta le prende fuego a la casa durante una borrachera, mientras su marido esta en un viaje de negocios y aún estando su propia hija en la casa. Durante todo el segundo bloque se va a ir viendo como va empeorando la personalidad y el físico de cada uno, a causa del alcohol. Este bloque terminará con el reconocimiento de la obsesión por el alcohol por parte de Joe.

En el tercer y último bloque de la película, Joe y Kristen intentan dejar la bebida, primero; yéndose a trabajar con el padre de ella y más tarde Joe acudirá a una asociación de alcohólicos anónimos y aunque sufre varias recaídas, este parece recuperarse. Mientras, Kristen no admite su dependencia del alcohol y no lo consigue superar.

En la trama se pueden distinguir tres personajes principales, Joe, Kirsten y el señor Anderson, padre de la joven. Cada uno está caracterizado por unos rasgos propios que a lo largo del desarrollo de la película evolucionan y cambian, llegando incluso a haber características similares entre personajes.

Joe Clay, él magnifico relaciones públicas, representa el prototipo de hombre alcohólico que no reconoce su enfermedad y vive en un mundo propio en el que nada malo es consecuencia de sus actos. En la película, se aprecia desde un principio su afición al alcohol, hecho que aparece a menudo asociado a su puesto de trabajo. De la posición de caballero y persona atenta con Kirsten, pasa a una situación de violencia y chantaje que le lleva a una situación que no puede controlar y en la que reconoce su enfermedad. A partir de este momento, en él se aprecia un interés por cambiar y mejorar, aunque con una fuerza de voluntad débil que le lleva a beber de nuevo, incitado por su mujer. Finalmente, el orgullo y sus ganas de cambiar, hacen que consiga una vida mejor.

Kirsten, la bella secretaria, se nos presenta como una mujer autosuficiente y decidida, a parte de una mujer ilusionada por la vida, y con sueños e imaginación. El profundo respeto que siente hacia su padre, hace que no quiera engañarle, aunque a lo largo de la película esta actitud cambia. Uno de sus rasgos, es lo influenciable que llega a ser, hecho que se mezcla con la fidelidad, amor y sometimiento que siente hacia su marido y que hace que caiga en la bebida. Al final de la obra, su interés por cambiar y mejorar, se alternan con su escasa fuerza de voluntad y su reconocimiento del alcoholismo, como se aprecia en la última escena.

El tercer personaje principal es el padre de la joven. Se nos muestra como un hombre tradicional que no acepta en parte la emancipación de su hija, fruto de la época en la que viven. Protege a su hija y lucha porque nada malo le ocurre, y así se ve como es él el que la interna en un hospital para remediar su enfermedad, cosa que no consigue. En un principio no acepta al marido de su hija, pero esta opinión sobre él cambia más adelante. Al final del film, culpa a Joe del alcoholismo de su hija.

Las escenas más impactantes, son las más duras, las cuales cuentan con un gran aspecto realista. La película además de mostrar las peores consecuencias del alcohol en la vida de las personas, enseña lo difícil que es abandonarlo y las recaídas que sufren al intentarlo.

De aquí, que las escenas más impactantes sean, las dos protagonizadas por Joe, en las que se muestra lo que es capaz de hacer una persona alcohólica, por un trago. La primera tiene lugar en el invernadero del padre de Kristen (el cual queda destrozado, por la búsqueda de una botella que Joe había escondido), y la segunda en una tienda de bebidas (que se encuentra cerrada cuando Joe intenta robar una botella). Por sus escenas tan realistas, esta se ha considerado una de las mejores películas que se han rodado sobre el tema del alcohol.

El contexto social que predispone a la bebida primero a él, es sin duda el trabajo que desempeña como relaciones públicas de la empresa donde trabaja: la multitud de fiestas, reuniones y cenas, hacen que el alcohol sea un elemento más, sin ninguna diferencia y de esta forma es visto por él, es decir, el alcohol es una forma de relacionarse socialmente. Ella se inicia en el alcohol de la misma manera, en una cita con Joe. Él es quien la empuja a beber por medio de chantajes y trucos para que se enganche. De ello se deduce que el alcohol es un medio de relación, sin el cual, uno está excluido, en parte, del grupo social que frecuente. Esto se aprecia, en la primera cena entre la pareja, o en la cena que mantiene con los directivos de la empresa de herramientas, a la que es invitado, con el propósito de que podrá beber todo el whisky que quiera. Los aspectos de personalidad que favorecen esta circunstancia, son por un lado la falta de autoconciencia de sus problemas, la gran afición de Kirsten al chocolate, y la falta de una personalidad fuerte en Joe.

Cuando una persona depende del alcohol, intenta deshacerse de las culpas, echándoselas a otras personas. Una de las maneras empleadas por Joe al comienzo de la película, es la de la utilización del chantaje emocional hacia su mujer Kristen, quien en ese momento no podía beber por cuidar a su hija pequeña. Joe en el chantaje la incita a beber, y este lo consigue.

Después del ingreso de Joe en el hospital y más tarde en la asociación de alcohólicos anónimos, Joe consigue apartarse un poco de la bebida, pero en este momento es Kristen quien chantajea a Joe, diciéndole que, añora la vida anterior en la que eran tres; ella, él y la botella.

Los efectos del alcoholismo se pueden apreciar en tres aspectos, por una lado y el más visible son las consecuencias físicas: la enfermedad producida por la adicción, los problemas que requieren hospitalización y el cambio fisíco que experiementan y que ambos reconocen: él al verse reflejado en un escaparate y ella cuando se encuentra sola y sin fuerza de voluntad al final de la película. Las consecuencias de tipo moral, como la culpabilidad, el odio que tienen hacia su propia persona o el encontrarse en un estado desánimo total y sin ganas de continuar o mejorar. En Ojee se aprecia al final un cambio, una fuerza de voluntad nueva que le impulsa a seguir y luchar por su hija y por él. Por otro lado, las consecuencias sociales se ven representadas por los despidos de Joe, todos ellos como consecuencia de su consumo de alcohol. Además, hay un rechazo por parte de la sociedad que no acepta que se den estos problemas, sin embargo, el grupo de Alcohólicos Anónimos representa la salvación y el cambio que ofrece la sociedad.

El argumento de la película, no puede ser más cotidiano, ya que representa la vida misma. Según mi punto de vista, es un tema interesante por su gran utilidad, pudiendo dar a conocer al público, una vista cruda y realista de los problemas que conlleva el depender del alcohol. Una de las cosas que más fuerza da al argumento, es la interpretación de los actores, ya que la actuación se considera de primera.

En los personajes se aprecia una complejidad en la forma en que son tratados, siendo cada uno distinto a los otros. Además, no son sino que el ejemplo y la representación de los efectos de la dependencia en gente real, por lo que el cineasta los presenta como intentos ejemplarizantes.

Aspectos temáticos

El tema principal de la película, esta claro que es el alcoholismo. De este tema derivan muchos otros como puede ser su facilidad de consumo entre la sociedad media, su dependencia, sus malas consecuencias, etc.… Entre estas últimas consecuencias, podemos destacar, la perdida del trabajo, el empeoramiento tanto físico como psíquico, la mala conducta (o perdida de respeto, como puede ser al padre o al dependiente de la tienda), etc.…

Un tema que no parece destacar en la película, es el tema del tabaco, que aunque no se le dé importancia se puede ver relacionado con la sociedad de la época, donde su consumo era muy excesivo, tanto en las fiestas, como en las reuniones, en el trabajo o entre la familia.

Es decir, la idea principal de la película, puede ser la de intentar dar a conocer a los espectadores lo duro de la realidad.

El argumento se organiza sin duda, entorno al alcohol y todo lo relacionado con su consumo. Por ello, las escenas están presentadas como ejemplos ante las distintas circunstancias que puede acarrear el consumo. Otra de las líneas de fuerza, es el amor, el amor que existe al inicio entre la pareja y como éste se degrada hasta un punto critico, donde se pierde el respeto y surge la violencia. Por todo ello, el principal fin con el que se hace la película, es un fin moralizante, un fin educativo para evitar una situación desagradable, que es retratada con toda su dureza. Se podría decir que existe una moraleja.

En esta película tan realista, se puede dar a entender que en todos los casos relacionados con el alcohol, el final será el mismo. Pero tampoco es del todo cierto porque en la vida real, muchas de las personas que eran consumidoras excesivas de alcohol, han logrado su completa recuperación gracias a las muchas asociaciones y ayudas que se ofrecen hoy en día para abandonar el hábito del consumo de alcohol.

Aun así, lo representado en la película es muy real, ya que en nuestra vida, muchos casos son parecidos, en los que amigos, familiares o desconocidos ejercen sobre nosotros un efecto, como el que causó Joe ante Kristen, y también en muchos casos son los familiares cercanos los que nos ayudan a intentar dejarlo, como es el caso del amigo de Joe o el padre de Kristen.

Al inicio de la película se transmite una forma de vida de placer, lujo y disfrute. Con el aumento del consumo de alcohol, esta visión cambia hacia una mas realista con la situación que se vive, una forma de vida dura y desagradable que presenta unos valores ejemplarizantes y moralizantes. El final, es el ejemplo de la vida después del placer, el fracaso y la ruina moral, una forma de vida que refleja unos valores de esfuerzo, lucha, superación y ganas de vivir.

En esta película, se le da mayor importancia a unos temas que a otros, como por ejemplo, a todo lo relacionado en un primer momento con Joe y más tarde con Kristen. Estas relaciones pueden ser las emociones que hay entre ellos, el amor que en algunos momentos les ayuda, como es el caso del intento de Joe por dejar el alcohol y el seguimiento de su mujer por su amor e insistencia. También destaca mayoritariamente la acción, y las respuestas y actuaciones de los personajes, ante diversas situaciones, en este caso ante su enfermedad.