Diario; Ana Frank

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Racismo nazi. Autobiografía literaria. Hitler y el Holocausto. Antisemitismo

  • Enviado por: Challs
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad

TRABAJO SOBRE EL DIARIO

DE ANA FRANK

FICHA LITERARIA

  • Título: “Diario de Ana Frank”

  • Título original: “Het Achterhuis”

  • Autora: Anne Frank

  • Época: el diario fue escrito entre junio de 1942 y agosto de 1944

  • 1ª Edición: 1947. Esta primera edición, no fueron los textos originales de Anne, sino que ella misma hizo una reelaboración abreviada, y de esa reelaboración, su padre hizo una adaptación, en la cual se suprimieron algunos párrafos en los cuales, Anne expresaba la antipatía hacia alguno de sus compañeros. Su padre, los suprimió por respeto a esas personas.

ARGUMENTO

El diario de Ana Frank, es la historia de un niña judía de trece años que nos cuenta, la invasión de los nazis en Holanda, y como ocho personas se escondieron en una buhardilla de unas grandes oficinas, durante dos años, desde junio del 1942 hasta agosto de 1944.

El 12 de Junio de 1942, Anne Frank cumple 13 años y recibe, entre otros regalos, un diario. En esos momentos tenía muchas amigas, pero ninguna tan íntima como ella deseaba, para poder confiarle todos sus secretos y sentimientos. Al relatar sus hechos en su nuevo diario, decide convertirlo en más que eso y le pone un nombre: Kitty, convirtiéndolo en su íntima amiga, capaz de guardar todos sus secretos.

Empieza presentándose y haciendo una breve historia de su vida.

Anne llevaba una vida “normal” con su familia, sus padres, su hermana Margot y su gato, en Holanda.

Normal entre comillas, puesto que debido a la ideología religiosa de su familia (el judaísmo) y los tiempos que corrían por aquel entonces, los judíos tenían una serie de restricciones con respecto a las demás personas. Por ejemplo: los niños judíos debían ir a escuelas para judíos, no les estaba permitido utilizar bicicleta, debían llevar colgada una estrella amarilla del cuello para que fueran reconocidos como judíos.

El verano había comenzado bien, hasta que un día recibieron una citación de las SS dirigida a su hermana. Esa citación suponía que se iban a llevar a su hermana, y lo más seguro era que no iba a volver más. Así que esa misma noche, toda la familia Frank, abandonó su casa para dirigirse a un escondite que había estado preparando su padre para cuando llegara aquél momento, puesto que tenían previsto marcharse voluntariamente a mediados de julio, pero la fecha se adelantó debido a aquella citación.

Se trataba de una de las buhardillas que había en los edificios de las oficinas de su padre, y que calificaron como “La Casa de Atrás”. Ellos se escondieron allí para evitar que los nazis los encontraran y capturaran, y los mandaran a campos de concentración. Nadie sabía que estaban allí escondidos, solo el señor Kleiman, el señor Kugler, Bep Voskuijl, su padre, y Miep y Jan Giesp. Miep trabajaba para el padre de Anne, y era muy buena amiga de la familia, y Jan era su marido. Bep era la secretaria y los demás trabajaban allí en los almacenes.

Con la familia Frank, pronto se uniría la familia Van Daan (amigos y socios de la empresa de Otto Frank), y también Albert Dussel, un dentista amigo del padre de Anne al que acogieron porque estaba en la misma situación que ellos.

Al principio Ana nos cuenta como era su vida antes de ir a vivir a la Casa de atrás y nos habla de sus amigos y amigas del colegio, de sus notas y de sus profesores. Cuenta que en el primer periodo (el de adaptación al escondite y a sus compañeros) lo pasa muy mal, ya que todos la toman como una niña estúpida y parlanchina, que se cree superior, dado el grado de inteligencia que tenía en comparación con las niñas de su edad, y con la otra familia de refugiados, así que ella solo confiaba en su padre, que para ella era un buen ejemplo, el ejemplo a seguir de cada persona, en cambio su madre le parecía el peor ejemplo de mujer y de madre, porque Anne decía que ella no aguantaría como lo estaba haciendo su madre, todo el día en casa fregando y barriendo, además pensaba que todas las atenciones eran siempre para Margot, y nunca para ella, se sentía terriblemente sola, sin tener alguien que confiar sus sentimientos, más que a Kitty. Ana quería llegar a ser algo más en la vida.

En su diario, nos relata muchos momentos en los cuales pensaron podían ser detenidos, largas horas de tensión, miedo, desesperación, momentos en los que se sentía terriblemente sola.

El estado en el que estaban, encerrados en una buhardilla, les ponía a todos de mal humor y por eso no entablaron una amistad una familia con otra, y menos con el viejo dentista, que estaba siempre de mal humor y protestando. La verdad es, que todos estaban casi siempre de mal humor, solo en algunos momentos Anne y el hijo de la familia Van Daam, Peter, hacían reir a los demás, cuando se disfrazaban, para divertirse un rato y distraer a sus compañeros, pero por lo demás aquello era casi siempre monotono y aburrido.

También escribe acerca de Peter, a quien califica de torpe cuando llega a la casa. Pero a medida que pasa el tiempo (un año más o menos a partir de que entran en la Casa de Atrás) y lo conoce bien, va sintiendo algo por él, se siente atraída por él, hasta el punto de creer que está enamorada. Anne también se siente correspondida por el chico, y escribe cómo pasaban las noches mirando por un huequecito de la ventana la luna y las estrellas, habla sobre la emoción de su primer beso, la seguridad que sentía cuando estaba en brazos de él, lo contenta que estaba, a pesar de la situación, de tener un amigo a quien confiarle todo. Estos son, para Anne, los mejores momentos de su estancia en la Casa de Atrás.

Durante su estancia allí, entraron unos ladrones a robar a las oficinas y les dieron a los refugiados un susto de muerte, porque se pensaron que los de la Gestapo (la policia alemana), les habían encontrado, pero no era así, eran ladrones y se dieron cuenta cuando al verlos a ellos, los ladrones salieron corriendo, ellos sabían que estaban igual de asustados que los ladrones, pero que los ladrones los habían tomado como guardias de seguridad o personal del almacén.

Dos años después de su entrada en la casa, el 4 de agosto de 1944, un sargento de las SS, Karl Josef Silberbauer junto con tres miembros de la policía verde (Grüne Polizei) descubrió el escondite de los 8 refugiados.

La policía se llevó a los ocho refugiados y a los que habían sido sus protectores durante aquellos dos años (menos a Miep y Bep).

El señor Kugler y el señor Kleiman fueron trasladados a una prisión. Mientras que los refugiados estuvieron encarcelados cuatro días, y después fueron enviados a Westerbork, un campo de concentración para judíos en Holanda. De allí, en septiembre del mismo año fueron trasladados a Auschwitz (Polonia).

Edith Frank (la madre de Anne) murió allí en un estado de debilidad extrema y desnutrición en enero de 1945.

El señor Van Daan fue enviado a las cámaras de gas en septiembre de 1944, cuando llegó a Auschwitz.

La señora Van Daan fue enviada en abril de 1945 a un campo de concentración de Checoslovaquia (Theresienstadt), tras haber estado en Auschwitz, Bergen - Belsen y Buchenwald. A partir de ahí, se perdió su pista.

Margot y Anne fueron enviadas a Bergen - Belsen en octubre de 1944, pero no fue hasta 1945 cuando perdieron la vida debido a un brote de tifus. Se cree que murieron sobre febrero o marzo de 1945.

Peter fue llevado de Auschwitz a Mauthausen y murió allí en mayo de 1945.

Albert Dussel pasó por distintos campos de concentración: Buchenwald y Sachsenhausen, pero finalmente murió en Neuengamme.

Otto, el padre de Anne, fue el único de los ochos refugiados que consiguió vivir al holocausto nazi, siendo liberado de Auschwitz por las tropas rusas.

Diario de Ana Frank

HOLOCAUSTO

Los judíos empezaron a ser considerados ajenos a la raza aria cuando en enero de 1933 el régimen nacionalsocialista (nazi) alcanzó el poder en Alemania.

El odio hacia la raza judía, llevó a este régimen a establecer por decreto las características típicas que identificaban al “judío”

Cualquier ciudadano que tuviese tres o cuatro abuelos de esta religión, se le consideraba como tal aunque no fuera esta su religión, tampoco se tenía en cuenta el lugar de nacimiento.

A los de padres judíos se les consideraba totalmente judíos si pertenecían a esta religión o se habían casado con un miembro de esta.

Los mischlinge (semi-raza) eran los que tenían algún pariente o un solo abuelo judío.

Esta clasificación servía para distinguir a quienes les afectarían las leyes discriminatorias de los que no.

Entre los años 1933 y 1939, el partido nazi, los banqueros y los comerciantes se pusieron de acuerdo para dejar de lado a los judíos en el campo económico, esto es llamado “arianización”.

Muchas empresas judías fueron cerradas; los doctores, abogados... perdieron su clientela aria; muchos judíos perdieron sus puestos de trabajo.

Lo que quería el régimen nazi era que los judíos emigrasen. En noviembre de 1938, todas las sinagogas de Alemania fueron quemadas, se destrozaron escaparates de comercios judíos y fueron arrestados miles de ellos.

A esto se le llamó “la noche de los cristales rotos” y sirvió de señal para que los judíos abandonasen Alemania y Austria rápidamente.

La gente que no tenía suficiente dinero tuvo que permanecer allí, los que sí tenían se refugiaron en otros países cercanos como Francia, Holanda, Noruega, Suiza...

La Segunda Guerra Mundial comenzó en septiembre de 1939; el Ejercito alemán ocupó la mitad occidental de Polonia, así que todos los judíos que vivían en esa zona cayeron bajo el poder alemán. Se les llevó a guetos, que eran unos barrios destinados a judíos, rodeados por muros y alambradas. Cada gueto tenía una administración propia muy limitada parecida a la de los campos de concentración.

A estos guetos se les proporcionaba alimento (principalmente cereales, verduras y hortalizas) y carbón. Surgió mercado negro de alimentos pero sus precios eran muy altos y la mayoría de la gente era pobre o estaba desempleada.

Las casas eran insuficientes, en cada habitación solían dormir seis o siete personas, y el tifus que era una enfermedad transmitida por piojos era muy habitual en estos lugares.

En junio de 1941, los ejércitos alemanes invadieron la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) mientras que las SS enviaba 3.000 soldados de las unidades especiales para eliminar a todos los judíos que estuvieran en este territorio ocupado.

Diario de Ana Frank

La SS (Shutzstaffel o Camisas Negras o Escalón de Protección) era lo que sustentaba el poder de los socialistas alemanes bajo el comando de Hitler. Fueron creadas en 1925 como la guardia privada de Hitler, pero luego fueron puestas al mando de Heinrich Himmler. La diferencia radicaba en que la SS era una policía Militarizada, cuyo único fin era matar, los de esta organización estaban entrenados para matar sin sentir dolor. Estas fuerzas se utilizaban en manifestaciones, atentados, asesinatos, etc. En realidad la SS era el organismo más alto y controlaba la Kripo, Gestapo, Geheimdienst y la SD.

Tenían control sobre campos de labor y varias compañías civiles. Se les conocía como los “labensborn” o fuente de vida, de donde los más puros representantes de la raza aria provenían, era uno de los más altos honores tener un padre perteneciente a la SS. Ser miembro tenía muchas ventajas, siempre recibían lo mejor en: lugar, vivienda, equipo, recursos, alimentación y tratamiento médico; también se les permitía tener más de un hijo.

Pero convertirse en Ssmann no era fácil, para empezar el aspirante debía mostrar prueba de su pureza racial desde 1836, de preferencia si es rubio, alto, de ojos azules, etc. También debía ser leal al partido por lo menos cinco años, debía haberse formado en una escuela militar o de policía, pero era obligatorio que se haya formado bajo “doctrina Hitleriana”. La instrucción de un miembro de la SS empezaba desde muy temprana edad, donde se les “lavaba el cerebro” y se les inculcaban las doctrinas basadas en el libro Mein Kampf de Hitler y Mythus des XX Jahrunderts de Rosenberg.

De los 10 años a los 14 eran miembros de la Jungfolk, después se convertían en miembros de activos de la Hitlerjungen (juventudes Hitlerianas) hasta los 18 años, a esta edad eran elegibles para unirse a la Streifendienst (Servicio de Policía). Mientras estaban en la Streifendienst recibían la enseñanza final de la SS, que incluía enseñanzas míticas y ritos paganos. El lema era “Crece!, Obedece! y Pelea!” y en la hebilla de su correa estaba escrito “Nuestro Honor se llama Lealtad”.

Controladas en 1929 por Heinrich Himmler también llamado el “reichsfusrer”. Himmler era el hijo de un tutor en la Real Corte de Bavaria, después de servir en la Primera Guerra Mundial se dedicó a su alto cargo de comandante de las fuerzas de Terrorismo y Genocidio. Este mismo comandante era la máxima autoridad para la Gestapo. A partir de 1940 la SS se convirtió en una auténtica unidad militar llamada Waffen-SS. Estas dos organizaciones juntas (SS-Gestapo) capturaron a 4 millones de judíos y los llevaron a lo campos de concentración para luego aniquilarlos.

Estos organismos también formaron los grupos llamados “Einstatz” que más tarde asesinaron a 2 millones de judíos y gente no deseada o perjudicial para el gobierno alemán..

Himmler también controlaba la red de campos de concentración y sus fuerzas (SS) tenían pleno control de acto y pensamiento. Este grupo militar actuaba en los países que Alemania planeaba tomarse, como Polonia. La SS proveyó al ejercito alemán más de un millón de tropas en los frentes de batalla. Al final de la guerra Himmler por intentar concertar un armisticio con los aliados fue capturado por los británicos y se suicido (1945) antes de ser juzgado.

Tenía una sub-sección, llamada S.A.( Sturm Abteilung o Sección de Asalto), que Era un cuerpo paramilitar, desempeño un importante papel en la violenta conquista del poder por el Partido Nacionalista. Esta sección estaba dirigida por Ernst Röhm y desapareció, por los propios nazis en la “noche de los cuchillos largos” (1934).

La SS fue un elemento tan importante para Hitler que es uno de los 7 elementos básicos para el control total de nazismo, siendo la fuerza personal y guardaespaldas de Hitler.

Himmler tuvo un subordinado que ayudaba a controlar más de cerca la SS, el coronel Adolf Eichmann, colaboro para la organización de los Campos de Concentración y el Holocausto judío.

La “solución final para la cuestión judía” consistía en que todos los judíos de Alemania llevasen un brazalete con una estrella amarilla a partir de septiembre de 1941. Fueron enviados a guetos de Polonia y a las ciudades conquistadas en la URSS a lo largo de los siguientes meses. Pero poco tiempo después se creó un nuevo método de exterminio: los campos de concentración.

En Polonia se construyeron campos con instalaciones de gases. Los primeros que fueron enviados a estos campos de concentración desde los guetos fueron las mujeres, los niños y los ancianos y también la gente discapacitada para trabajar. Los judíos que podían trabajar lo hacían en talleres o fábricas pero siempre acababan ejecutados.

El transporte de las víctimas a los campos de concentración se hacían en ferrocarril, y la SS tenía que abonar al sistema ferroviario alemán el precio de un billete de ida de tercer clase por cada persona. Se cargaban mil personas en un vagón para poder pagar la mitad de la tarifa por ser tarifa de grupo. Los trenes seguían horarios especiales y los viajes solían durar bastante y los viajeros iban en muy malas condiciones por eso antes de llegar hasta el campo de concentración muchas personas fallecían normalmente los enfermos y los ancianos.

Cuando terminó la guerra habían sido asesinados 6.000.000 de personas aproximadamente. Entre judíos, gitanos, homosexuales, eslavos, testigos de Jehová y otros grupos.

Los “malos” fueron arrestados y algunos de ellos condenados por crímenes de guerra. A los judíos supervivientes se les creó un estado para que pudieran establecerse allí, este estado es el estado de Israel creado tres años después de la derrota alemana.

TABLAS CON LOS RESULTADOS DEL HOMICIDIO JUDIO

LUGAR

Nº DE MUERTOS

METODO

Kumhof (Chelmo)

150.000

Furgones de gas

Belzec

600.000

Gas de monoxido de carbono

Sobibor

250.000

Cámaras de gas

Treblinka

700.000-80.000

Cámaras de gas

Lublin

50.000

Cámaras de gas o fusilamientos

Auschwitz

+ 1.000.000

Cámaras de gas

VIDA DE ADOLF HITLER

Diario de Ana Frank

Hitler, Adolf

(Brannau-am-Inn, Austria, 1889-Berlín, 1945)

Político alemán de origen austriaco. De niño demostró una gran inteligencia, así como un carácter obstinado. En 1905 Adolf Hitler abandonó la escuela secundaria para ir a Viena, con la intención de ingresar en la Academia de Artes y convertirse en pintor; rechazado en el examen de ingreso, decidió Hitler no regresar a Linz, donde vivía su madre, y quedarse en Viena viviendo una existencia bohemia.

La estancia en la capital del Imperio Austrohúngaro marcó profundamente su vida y su pensamiento, al ponerlo en contacto con los círculos pangermanistas y antisemitas de esa ciudad. En 1913 Adolf Hitler marchó a Munich, donde se hallaba al inicio de la Primera Guerra Mundial. Se alistó en el ejército alemán y se distinguió en acción en el frente occidental, lo que le valió la Cruz de Hierro de Primera Clase.

En la fase final de la guerra Hitler resultó afectado por un ataque con gas, y se encontraba aún convaleciente cuando se firmó el armisticio. La derrota de Alemania representó un duro golpe para Hitler, quien, como muchos alemanes, pensaba que aquello sólo podía deberse a una «puñalada por la espalda» de los políticos. Por ello dedicó sus energías a destruir a la naciente República de Weimar, a la que culpaba de todos los males de Alemania.

Hitler se afilió al pequeño Partido de los Trabajadores Alemanes, del que asumió el poder rápidamente, para convertirlo en el Partido Nacionalsocialista Alemán del Trabajo (NSDAP), el partido nazi. Los nazis empezaron a ganar fuerza en la turbulenta política alemana de principios de los años veinte y pronto se vieron involucrados en diferentes complots para derribar el gobierno, hasta el fallido intento de golpe de Estado conocido como el putsch de 1923.

Los dos cabecillas de la intentona, Hitler y Ludendorff, fueron detenidos y juzgados; las penas, empero, fueron muy leves, y Hitler aprovechó la reclusión para escribir Mein Kampf, libro en el que condensaba todo su pensamiento político. La situación de marginalidad del partido nazi cambió súbitamente con la crisis económica de 1929, que le hizo ganar tantos votos provenientes de las clases medias, que se convirtió en el segundo partido de Alemania. En 1933, Hitler fue nombrado canciller con el apoyo de los partidos de derechas.

Ya en el poder, Adolf Hitler se apresuró a poner en práctica su programa político basado en el control de todos los aspectos de la vida pública por los nazis, al tiempo que vaciaba de contenido las instituciones democráticas, rearmaba al ejército e iniciaba una campaña contra los judíos. Su agresiva política exterior, que buscaba recuperar los territorios arrebatados a Alemania a raíz de la firma del tratado de Versalles, incrementó la tensión internacional hasta el punto de conducir a la guerra, cuando Alemania invadió Polonia en septiembre de 1939.

Al principio Hitler se benefició de la neutralidad soviética, que le permitió concentrar sus fuerzas contra Francia y el Reino Unido. En 1940, el ejército alemán aplastó a Francia después de haber ocupado Bélgica, Holanda, Dinamarca, Noruega y Polonia, pero la incapacidad de la aviación germana de doblegar a los ingleses lo indujo a atacar a la Unión Soviética para hacer realidad su sueño de erigir un Imperio Alemán en el este. El ataque contra los soviéticos comenzó en 1941 y, a pesar de un avance inicial rápido y victorioso, la gran ofensiva fue detenida finalmente a las mismas puertas de Moscú.

La guerra contra la URSS se convirtió en un descalabro, y Hitler decidió asumir personalmente el mando del ejército. En 1944, poco después del desembarco aliado en Normandía, Adolf Hitler sufrió un atentado, organizado por sectores descontentos del ejército, del cual salió con algunas heridas leves. La represión que luego siguió contra los conspiradores fue implacable. La desesperada situación de Alemania a finales de 1944 no disuadió a Hitler ni a los demás jerarcas nazis de continuar el genocidio sistemático contra los judíos, que se cobraría millones de víctimas. Cuando las tropas soviéticas entraban ya en Berlín, Adolf Hitler se suicidó junto con su amante y secretaria Eva Braun, con quien había contraído matrimonio horas antes, el 30 de abril de 1945.

HISTORIA DEL NAZISMO

El Nazismo o el movimiento del nacionalsocialismo, surgió como una doctrina política germana que veía al comunismo como el peligro peor y más auténtico contra Alemania y la Europa entera. Hitler consideró al pueblo ruso un conglomerado de razas dominadas por la fuerza de un núcleo marxista-judío y convertidas en un instrumento para el dominio de otros pueblos. Y consideró que Alemania debía luchar contra la URSS en defensa propia. El crecimiento del Reich a costa del suelo soviético sería la compensación material de esa lucha.

El mismo año de 1919, Hitler llegó a creer que tal política contaría con el apoyo de las naciones occidentales, también amenazadas por la "revolución mundial" que anunciaban Lenin y los demás exegetas del marxismo. Desde entonces comenzaron, pues, a delimitarse los campos de la nueva contienda. Hitler y sus partidarios se declaraban categóricamente enemigos del movimiento político judío representado en el Oriente por el marxismo, y a la vez se declaraban enemigos de las masas soviéticas, a las que consideraban como un instrumento de aquel movimiento, carentes de voluntad y destino propio.

Es curioso observar que en 1886 Nietzsche había previsto en "Mas Allá del Bien y del Mal": "...Alemania está indigesta de hebreos.. Los hebreos son sin disputa la raza más tenaz y genuina que vive en Europa. Saben abrirse paso en las peores condiciones, quizá mejor que en las condiciones favorables... Un pensador que medite sobre el porvenir de Europa deberá contar con los hebreos y con los rusos como los factores más probables y seguros en la gran lucha..."

Este pensamiento anti semita y anti marxista, se puede reflejar en la siguiente cita del libro "Mi Lucha" de Hitler, en el que decía: "..En consecuencia, la única posibilidad hacia la realización de una sana política territorial reside para Alemania en la adquisición de nuevas tierras en el Continente mismo.. Y si esa adquisición quería hacer en Europa, no podía ser en resumen sino a costa de Rusia. Por cierto que para una política de esta tendencia, había en Europa un sólo aliado posible: Inglaterra..."

".. No debe olvidarse jamás que el judío internacional, soberano absoluto de la Rusia de hoy, no ve en Alemania un aliado posible, sino un Estado predestinado a la misma suerte política. Alemania constituye para el bolchevismo el gran objetivo de su lucha. Se requiere todo el valor de una idea nueva, encarnando una misión, para arrrancar una vez más a nuestro pueblo de la estrangulación de esta serpiente internacional...."

Debido al temor del ejército alemán ante la infiltración del bolchevismo, Hitler fue comisionado para observar las actividades de algunos nacientes "consejos de soldados", similares a los soviets de Rusia, y con el mismo fin visitó la asamblea del naciente Partido Obrero Alemán. Fue así como Hitler accedió a ingresar al Partido Obrero Alemán, creado por dos fuertes políticos: Harrer y Drexler. Dos años más tarde, en 1920, Hitler asumió el cargo de secretario de propaganda y desde ese momento, el Nazismo comenzó a extenderse entre la clase obrera alemana, a través del Partido Obrero Alemán, que desde ese momento recibió el nombre de Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei (Partido Nacional Socialista Obrero Alemán).

Diario de Ana Frank

Hitler mismo creó la bandera del Movimiento Nazi. El rojo significaba la idea social; el blanco, la idea nacionalista; y la swástica, "la misión de luchar por la victoria del hombre ario y por el triunfo de la idea del trabajo productivo, idea que es y será siempre antisemita".

OPINIÓN PERSONAL

Mi opinión sobre el libro, es que me parece una injusticia lo que los alemanes hacen con los judíos, ya que son personas normales como ellos, a los que tratan como si fueran animales, los meten en campos de concentración, sin higiene, sin comida, y si lo resisten, lo meten en cámaras de gas, para deshacerse de ellos, eso creo y me parece una barbaridad por su parte.

Por otro lado el libro si que me ha gustado, porque la mayoría de los libros tienen el testimonio de la persona que vence, o que sale ganado, sin embargo en este libro, como es un hecho real, lo cuentan los oprimidos y los que al final salen perdiendo y a los que al final matan, así pienso que es muy objetivo, cosa que no ocurre en la mayoría de los libros.

Por otra parte el libro me ha parecido fácil de leer, pero en ocasiones monótono y aburrido, sobre todo los días que cuenta, lo que comen, cenan, el dinero que se gastan en la comida y lo que les cuesta cada cosa, pero eso se comprende ya que era el diario de una niña que estaba encerrada en una buhardilla y no tenía contacto con el exterior, solo se enteraba de noticias a través de una radio que tenía.

Pero lo que me parece aún más triste de todo este tema es que no ha cambiado nada. Las terribles y horrendas vivencias que sufrieron miles de seres humanos en los campos de concentración, como en el caso de Ana Frank o cualquiera de las otras personas que allí había, no han servido para que la historia no se vuelva a repetir, al contrario, la historia se repite una y otra vez sin que aprendamos nada de ella, seguimos cometiendo los mismos horrendos fallos que cometieron bárbaros del pasado y las guerras no acaban nunca y es algo que me produce asombro, desolación y espanto. La verdad es que pienso que el ser humano no es tan racional como se piensa en muchos puntos ya que no responde correctamente a sus actos.

REFLEXIÓN SOBRE EL HOLOCAUSTO

Entendemos por Holocausto la persecución y asesinato de una raza, concretamente la judía, perseguida por un régimen dictatorial y sanguinario, III Reich, presidido por Adolf Hitler.

Desde mi punto de vista parece imposible que unos hechos criminales tan horrendos pudieran haber sido cometidos por personas con una cultura como la alemana, en los años 1940 aproximadamente.

En los campos de concentración existentes en los territorios ocupados por el ejército Nazi se sometía a los judíos, por el sólo hecho de serlo, a todo tipo de humillaciones, trabajos forzados, mala alimentación e higiene...Incluso, muchos de ellos eran utilizados como cobayas para experimentos médicos. Se les arrancaban los dientes, el cabello, se les privaba de todas sus pertenencias y en definitiva se les trataba como a si fueran esclavos, es decir, seres sin derecho de ningún tipo.

Me sorprende sobremanera pensar que hace tan pocos años una población tan instruida y culta como la alemana, capaz de crear genios en la literatura, música, ciencias...conociera las atrocidades que un cuerpo de policía política conocido como las SS cuyo mando supremo lo ejercía Hitler, y sin embargo, bien sea por miedo, o por otra causa, mostrara pasividad ante tales actos.

De ello debemos sacar como conclusión que las dictaduras constituyen un grave riesgo para la sociedad y si además coincide con dirigentes que practican una política xenófoba y racista ello hace llegar a situaciones tan terribles como la leida.