Diario de muerte; Enrique Lihn

Literatura hispanoamericana contemporánea. Poesía y lírica chilena. Argumento. Temas. Estilo poético

  • Enviado por: Snoopya
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 12 páginas
publicidad

Índice

Introducción 2

Biografía 2

Cronología 3

Premios recibidos 4

Presentación del poemario 4

Contexto en que vivió 4

Escritura y generación 5

Latinoamérica en su escritura 5

Ejemplificación de poemas 5

Simbología visual relativa al tema 10

Instructivo para el público 11

Conclusión 12

Bibliografía 12

Por lo general, más de alguna vez hemos leído un poema, a lo mejor fue porque nos entregaron en la calle, lo leímos en alguna revista, tal vez hemos tenido que leer por el colegio o universidad e incluso algún poema que haya servido como declaración de amor.

Ahora bien, si preguntamos en la calle por poemarios conocidos, nuestro universo se reduce a la mitad, muchos dirán ¿qué es eso?, tal vez que no conocen ninguno, y si es que conocen, son los más conocidos como los de Pablo Neruda y Gabriela Mistral.

Ahora bien, si nos ponemos a averiguar un poco más acerca de poetas, vemos que no solo son Neruda y Mistral, existen poetas, reconocidos y de gran calidad como Vicente Huidobro, Antonio Machado, Nicanor Parra(aunque eso más que poesía son antipoemas), Paulo Cohelo, Rubén Darío, un importante escritor latinoamericano, y un sin fin de autores reconocidos que muchas veces caen en el saco del olvido de la gente.

Nosotras nos damos cuenta de ello, es por eso que en este caso hemos querido cambiar un poco esta situación exponiendo sobre un renombrado escritor chileno. Queremos mostrar un poco de la vida, obra, y estilo de Enrique Lihn, quien tuvo una larga trayectoria, con un número aproximado de 36 obras editadas. Y con un gran reconocimiento tanto en el ámbito nacional como internacional.

Biografía

Nació en Santiago de Chile el 3 de septiembre de 1929. Hijo de un funcionario de impuestos internos, de una madre que era de la familia de los Délanos, de un tío pintor; Gustavo Carrasco a quien le debió la vocación artística; de una abuela puritana sensible a la manera victoriana; de hermanos y hermanas con aptitudes para el dibujo.

Mal atleta, vivió mejor en el círculo abuélico, donde pasó gran parte de su niñez, más que en el colegio(“detesté el colegio, era un lugar bárbaro”). Estudió en el colegio Saint George y en el Colegio Alemán.

Cuando cumplió 12 años, su tío Gustavo decide que entre a Bellas Artes a estudiar pintura. Estudió en liceos nocturnos y se incorporó al mundo de la bohemia, donde lo apodaron “el chico Lihn”. Pero la pintura no lo convenció, se convirtió en crítico de arte, en realidad le interesó más la literatura.

A los 20 años publicó su primer libro “Nada se escurre”, editado por su amigo Alejandro Todomowsky.

A los 36 años viajó a Europa como becario de la UNESCO para estudiar museología. En esta época trabajaba como director de la revista de Arte en la Facultad de Bellas Artes. Visitó Francia, Bélgica, Suiza e Italia. Durante este viaje escribió un grupo de poemas que formaron “poesía de paso”, publicado en 1996. En ese mismo año ganó el premio de la casa de las Américas en Cuba.

Lihn a sus 51 años era profesor de literatura del departamento de estudios humanísticos de la facultad de ciencias y matemáticas de la Universidad de Chile.

Es el fantasma de la generación del cincuenta; hoy es uno de los poetas Chilenos con reconocimiento nacional e internacional.

Murió a los 59 años el 10 de julio de 1988, en su casa en la calle Passy #065, en Santiago de Chile, debido a una enfermedad que lo aquejaba.

Cronología de sus obras

1.- Nada se escurre poesía- 1950.

2.-Introducción a la poesía de Nicanor Parra(estudio, datos biográficos y selección de

textos), crítica e interpretación-1952.

3.-Poemas de este tiempo y de otro. 1949-1954, poesía, 1955.

4.-Pedro Luna( con Néstor Montusinas H.), biografía y ensayo- 1959

5.-La pieza oscura 1955-1952, poesía-1963

6.-Agua de arroz, cuentos-1964

7.-Poesía de Paso, poesía- 1969

8.-Escrito en Cuba, poesía- 1969

9.-La musiquilla de las pobre esferas, poesía-1969

10.-La cultura en la vía Chilena al socialismo(con Carlos Ossa), ensayo-1971.

11.-Algunos poemas, poesía-1972

12.-Diez cuentos de bandidos, antología de cuentos-1972

13.-Batman en Chile, novela-1973

14.-Por fuerza mayor, poesía-1974

15.-La orquesta de Cristal-1976

16.-París, situación irregular, poesía-1977

17.-Lihn y Pompier, monólogo en verso-1978

18.-El arte de la palabra, novela- 1978

19.-A partir de Manhattan, poesía- 1979

20.-Derechos de autor, collage de y sobre Lihn-1981

21.-Noticias del extranjero: Pedro Lastra cumple cincuenta años, poesía-1981

22.-Poesía al azar, poesía-1981

23.-Estación de los desamparados-1982

24.-Poetas, voladores de luces-1982

25.-Al bello aparecer de este lucero, poesía-1983

26.-El paseo ahumada, poesía-1983

27.-Lihn sobre el estructuralismo de José Miguel Ibáñez Longlois-1983

28.-Penas de estrañamiento, poesía-1986

29.-Mester de juglaría, poesía-1987

30.-Señalar de ruta de Juan Luis Martínez, crítica e interpretación, selección de textos

escritos por J.L. Martínez-1987

31.-Eugenio Téllez: descubridor de invenciones, crítica e interpretación-1988

32.-Álbum de toda especie de poemas, poesía-1989

33.-Asedios a Oscar flahn, historia y crítica-1989

34.-Diario de muerte, poesía- 1989

35.-La república independiente de Miranda, cuentos-1992

36.-Porque escribí, antología poética-1995

37.-El circo en llamas, antología póstuma-1997

Premios Recibidos

Si bien, es un renombrado autor, solo ha recibido estos premios o bien solo estos se conocen:

Premio municipal de poesía(1970) por la musiquilla de las pobres esferas

Premios de la casa de las Américas de Cuba(1966) y Premio del extremo sur.

Presentación del poemario “Diario de Muerte”

Este poemario presenta el tema principal que es la muerte, este libro Lihn, no lo escribió para editarlo, solo escribió estos poemas en un cuaderno. Éstos fueron reunidos y transcritos por Pedro Lastra y Adriana Valdés. Quienes además de editarlo, hacen un pequeño análisis de sus poemas.

La temática principal de este poemario salta a la vista, “la muerte”, notamos aquí como Lihn sufre las etapas del morirse o de duelo(negación, ira, negociación, decepción y aceptación), las va sufriendo a través de sus poemas. En el poema “de todas las desesperaciones”, notamos que no acepta la muerte, la niega, y siente ira hacia ella, siente ira de que la muerte lo toque a él. Luego viene la etapa de negociación en el poema “el día de los muertos”, donde ya comienza a aceptar poco a poco lo que será su destino. Las 2 últimas 2 etapas se hacen notar en la mayoría del poemario, decepción y aceptación. De echo se podría establecer como un temple de ánimo predominante, la decepción, la tristeza, melancolía, y la aceptación, pero esta no se presenta de manera alegre, solo lo acepta, espera que llegue.

Todo el poemario en sí es un simbolismo, un simbolismo alusivo la muerte, lo ejemplifica a través de cuadros y citas, o fragmentos de otros poetas o pintores, pero todo simbolismo presente apunta hacia el mismo lado... la muerte, tanto su negación, como su aceptación.

Contexto en que vivió Lihn

Su escritura y generación

Se reconoció por escribir en el espacio de lo imaginario mediatizado por la palabra. Generalmente cuando estaba con su grupo de amigos reflexionaban sobre el suicidio y la muerte. Lo que él escribe lo define como una antiutopía, un lugar en que no se puede vivir, un lugar abominable.

Me propuse utilizar el espacio del lenguaje que es el lenguaje donde existen ciertas cosas que no existen en otra parte para crear la situación de un espacio invisible.

El habla que el arte de la palabra sería el arte de reemplazar la realidad por el lenguaje.

Referente a su grupo; perteneció a la generación del '50. Esta se caracteriza por ser heterogénea, eran políticamente escépticos, rupturistas para diferenciarse de los neocriollistas y sin compromisos. Vivían en una cierta atmósfera de un existencialista de un conflicto privado y de redención por el arte.

Era una generación festiva, dramática donde reflexionaban sobre el suicidio y la muerte. También se provocó un destape sexual, habían mujeres muy lindas, pero muy subversivas.

Eran personas muy ensimismadas, con reglas propias.

Latinoamérica en su escritura

Es bien sabido que Latinoamérica es un país violento, eso ha sido desde sus inicios, y lo podemos notar en muchas cosas, en la literatura no es la excepción; Lihn, tiene un grado de violencia en su poesía, es directa, fuerte, se podría decir que es brusca, ya que, habla sin ningún tapujo sobre la muerte, para hablar de ella es fuerte y violento

Ejemplificación de poemas

Pág.40

[El yo de los demás no te dará ninguna luz... ]

El yo de los demás no te dará ninguna luz sobre tu propia muerte

Ella y la memoria -esa ciudad fantasma- coinciden búscala en tu pasado

Sin haber sido un sueño tu vida es un campo perfecto para el estudio in situ de la

/irrealidad

La simple superposición de la memoria y la muerte

es todavía una idea general

(y “generalizar es ser un imbécil”)

Pero, ¿cuántas creaturas has sido tú, que no tienen una historia en común

sino el haz de la memoria muerta?

Recuerdos prenatales de guarisapo coleteando el cieno amniótico

Recuerdos de un salto de rana a la niñez, palpitante y de ojos desorbitados

Recuerdos embetunados del misticismo de los púberes que tienen poluciones nocturnas

/en la creencia de que se trata de un encuentro con los ángeles jetas de las que se cuelga /un hilo de luz

Tiempo de garzas besándose con los cuellos en el paraíso del incesto

hasta que cae la ley como un hacha

Recuerdos con olor a lobo:

el cojo rural de las iniciaciones.

Pág.43

La ciudad del Yo.

La ciudad del yo debiera paralizarse

cuando entra en ella la muerte

Toda su actividad es nada ante la nada

Quiéranlo o no los agitados viajeros

que inútilmente siguen

entrando y saliendo de la cuidad

bajo la mano ahora

que convierte en sombras todo lo que toca

La mera inercia, sin embargo, despierta

en el gobernador una desahuciada esperanza

Ante la muerte se resiste a capitular

aunque tocado por ella es una sombra

pero una sombra de algo, aferrada

a la imitación de la vida.

Pág. 17

[de todas las desesperaciones...]

De todas las desesperaciones, la de la muerte tiene que ser la peor

ella y el miedo a morir, cruz y raya

cuando ya se puede pronosticar el día y la hora

Hay una fea probabilidad de que el miedo a morir y la desesperación de la muerte sean /normalmente inseparables como la uña y la carne

Recuerdo a un amigo de otros años él huía de noche de su casa y del hospital sin más /salvoconducto que el que se daría a un condenado en el infierno se dejaba caer en casa /de amigas que no compartían su amor por ellas, condenadamente bellas

exigía con argumentos propios de la ciencia de la locura

que lo recibieran en esas casas como huésped estable

me parece ver cómo al final de esas conversaciones imposibles

era reconducido a su madriguera por las señoras y los esposos

en medio del gran silencio, él, el gnomo de la selva negra del amanecer

da vuelta a su anticasa

o al aeródromo de los hospitales para que no perdiera su vuelo.

Pág.80

[Estoy tratando de creer...]

Estoy tratando de creer que creo

no es el mejor punto de partida

pero al menos dudo de mi escepticismo

como de una racionalidad sin antecedentes

no ha sido para mí, en su larga trayectoria

un particular motivo de orgullo.

Creer pero lo más lejos posible

de la iglesia católica y romana

a años luz del superpapa

Pág.57

Día de los muertos

Día de los muertos que no tiene ni principio ni fin

hilado con el huso de todos los días

En el inconcebible mundo de un solo habitante

se desharía la unión de vivos y muertos

paralizándose el inmenso trabajo

La obra que no tiene origen

no debe perder la continuidad de su origen

sólo de los cabos sueltos que ellos dejaron

brota el tejido sin fin obra de nuestras manos y las suyas

La extensión de la obra conspira contra quienes quieren hacerla suya

Contra su mismo sentido

Basta aceptar que otros pusieron sus fundamentos hace millones de años

La pregunta por el sentido no tenía en ese tiempo sentido

Esos fundamentos fueron cráneos y huesos (a)morosamente acariciados

con angustia, inhumados junto al fuego

No hay otros fundamentos más sofisticados que éstos

Todo ser que acaricia a otro está ritualizando

la primera postura de esos cráneos, de esos huesos

Pág.31

Contra los pensamientos negros

Pensamientos

no pensamientos negros

La relación paradigmática de éstos con la muerte es un recurso fácil

una mala metáfora

Los pensamientos no lloran

no se conduelen objetos

tampoco deben ser pensados como auxiliares de la razón contra la locura

(Fourier no anunció sin razón las ciencias de la locura)

El desahuciado observa que, en la perspectiva de la muerte, las cosas

forzadas a ocupar un espacio limitado antes que fluir en un tiempo amorfo

/supuestamente ilimitado

se ordenan como en un cuadro de Mantenga

Nunca antes se había visto así, al centro del escenario

Como un santo con un león a sus pies

Nunca fui un santo ni domestiqué un león

lo importante es el centro del cuadro

como lo veo como lo ven

en el andén de la equidistancia

el de ser sin que esto sea un motivo de orgullo

(¿qué orgullo puede tener el que va a morir?)

el centro de un pequeño sistema planetario

al que, en honor a la claridad, le falta la cuarta dimensión

el tiempo que ciega en punto a la perspectiva.

Pág.36 Para Hernán Valdés

El aprendiz del arte de morir

El aprendiz del arte de morir debe olvidarse de todos los muertos

si quiere mendigar, al acaso, los rudimentos de un oficio

que nadie enseña ni ha cifrado su saber

en un hábeas de obras de dominio público

abundan los inexpresivos trozos de bravura

los agonizantes operáticos que abusan del efecto de la muerte

El libro de los muertos

las estaciones inolvidables de la Danza de la Muerte y las Coplas

de Jorque Manrique

Toda una bibliografía de obras geniales de la antigüedad

judeocristiana plagada de un solo error

la otra vida

que volatiliza a la primera línea esos monumentos

no menos ni más memorables que las nubes

más le vale al aprendiz seguir por esas calles sin Dios a los muertos vivos

a la vieja que removía la tierra al pie de un solo árbol, junto al Hudson

todas las tardes y después de arar devolvería cada terrón a su sitio

el mohicano desgreñado y rapado, que pasa horas de pie con la frente apoyada contra un /muro de contención

en una arteria de Santiago

dignos de toda atención serían esos rituales

si el aprendiz estuviera iniciado en lo más incomprensible

esa ciencia que nos falta

los gestos y la indumentaria de esos seres despiertan la atención

se comportan como relojes de carne y hueso

como las estructuras de un poema con metro y rima

vaciado de las palabras

como un cubo de agua sucia

Hay una compostura letal en la forma en que los usuarios de pingajos inmundos cuidan

/de mantenerlos unidos con aguja e hilo

se puede decir que visten correctamente a condición de que esta palabra no signifique /nada

Son actores moribundos que representan a unos cadáveres, sin bajarse del escenario

lugares estratégicos que elige el gran teatro del mundo para dar el espectáculo de su

/descomposición

a través de esas obras selectas admiten o convocan al público

a condición de que hagan ver por los actores

fortuitamente

después de todo

Pero lo único recomendable para el aprendiz es que observe “su vida fuera de su vida”

Como lo que fue tantas veces. Un cuadro inerte simulando un paisaje

un fantasma de poca monta haciéndole el gasto de una persona

en situaciones que no eran lo que parecían

Alguna vez un maniquí fue su mujer

Y su amigo quien le cerró la puerta de su casa, arrojándole a la calle sus manuscritos

Para los perros y el viento.

Pág.62

[Los que van a morir...]

Los que van a morir pueden no esperar

que termine el horror de la historia

De los moribundos es el reino de la duda

la desesperanza y la convicción

Dudan que el monstruo doble la cerviz

desesperan del ovillo de Ariadna un camino tan irreal

y de la realidad del tal Teseo

Saben que el laberinto se desmoronará por sí solo

sobre la cabeza de un viejo minotauro incapaz ya de sostenerlo

con sus cuernos

inapetente ante la carne viva

Los que van a morir sospechan que otros horribles trabajadores

Reconstituyen el laberinto un poco más allá

Para los devoradores que vienen

Pág.81

[Hay los monjes de clausura...]

Hay los monjes de clausura que rezan día y noche para rescatar el alma de la

/podredumbre del cuerpo

en la vida eterna, más allá del infierno

y hay los clausurados que piensan en la vida

para salvarla en la tierra

de la muerte y del Samsara

Un monje misterioso

va de enfermo en enfermo con la vida en un frasco

una oscura religiosa

desovilla el ovillo de la muerte con sus manos que se dirían de ángel

En estos escritos Enrique Lihn pareciera que comienza a escribir lo que será para él el camino hacia la muerte. Habla de la tierra y de los árboles, de su niñez y su juventud, de las muyeres y los hombres, y junto con ello de lo que significa la vida, la muerte, la locura, el infierno, etc.

Al analizar los poemas podemos entender que en todos ellos hay sentimientos que lo van embargando. Se desespera, tiene miedo, hace recuerdos “de todas las desesperaciones, la de la muerte tiene que ser la peor”

“La vida le da pensamientos negros que tienen relación con la muerte”

En el desarrollo de la obra, Lihn va sintiendo que en todo esto no es más que un aprendiz. Aprendiz en examinar de lo que es su vida y cuales son las situaciones que lo están llevando a la locura. Habla de que su mujer fue un maniquí y que su amigo le cerró la puerta de su casa. ¡Una terrible desilusión!.

Los recuerdos de lo que ha sido surgen como una luz y, ”sin haber sido un sueño la vida es un campo perfecto para el estudio in situ de la irrealidad”.

Él va sintiendo que en su camino hacia la muerte toda actividad debiera paralizarse porque todo... “nada ante la nada”. Hace ver que el mundo es necesario para muchos y que todas las cosas tienen su origen... ”basta aceptar que otros pusieran sus fundamentos hace millones de años”. Los que van a morir siempre tienen dudas, y sienten que todo “se desmoronará por sí solo”.

Por último trata de creer que todo lo sucedido tiene algo de verdad, ya dudo que todo esto no ha sido para mí. Hay quienes rezan día y noche para que ese cuerpo mortificado pueda entregar el alma y lo lleve a la vida eterna.

Simbología visual relativa al tema

Ya que dentro de la exposición, no se pueden crear stands, ni pegar papelógrafos, quisimos buscar algo que fuera representativo, con el tema principal de la obra; que objeto más simbólico que un ataúd.

Se pondrá un ataúd semi acostado, con el poeta dentro, con pie afuera y un pie dentro de este. Esto simboliza todo, ya que, Lihn escribió estos poemas, semanas antes de su muerte y en ellos, hace un pequeño análisis a la muerte, es por eso que quisimos asemejar un poquito el popular dicho “con una pata adentro del cajón y la otra afuera).

Si se pregunta ¿y donde van a escribir? fácil, se escribe alrededor del ataúd y de las ropas del escritor. Para evitar los papelógrafos, mostrando a dicho autor, pero de una manera original y entretenida.

Instructivo para el público

A lo largo de este informe, tuvimos que recatar mucha información para completarlo, a medida que encontrábamos fuimos notando que Lihn, no solo es un poeta chileno, sino que, es uno muy renombrado y conocido, tiene una literatura muy especial, algo que a la mayoría agrada.

Es por esta razón que nos sentimos satisfechas una vez más de cumplir nuestro objetivo, dar a conocer alguien de gran valor en cuanto a literatura Chilena, alguien que esperamos al ser visitada a exposición no se borre de sus mentes, y ya no sea un universo tan pequeño como Neruda o Mistral, si no que ahora también esté en sus mentes el gran Enrique Lihn.

Bibliografía

-Efraín Szmulewicz

Diccionario de la literatura Chilena

Editores Rumbos- 1997 dic.

-Enciclopedia Encarta 99.

-Revista Ercilla nº 2764, Stgo., 20/8/88. Pág. 33.

-Diccionario Enciclopédico Planeta Tomo VII

-www.escritores.cl

-www.altavista.com

Enrique Lihn “Diario de muerte”

4