Diabetes

Medicina. Enfermería. Enfermedades. Diabetes. Pie diabético. Caso clínico. Tratamiento. Amputación

  • Enviado por: LOKITOS2004
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 36 páginas

publicidad
cursos destacados
Geometría Básica
Geometría Básica
En el curso de Geometría Básica aprenderás los fundamentos de esta rama de las matemáticas....
Ver más información

Ejercicios Resueltos Cálculo Integral
Ejercicios Resueltos Cálculo Integral
Serie de ejercicios resueltos de Cálculo Integral Este curso va ligado al curso actual de Cálculo...
Ver más información


Índice

Pagina

- Identificación y filiación del paciente ……………………….......

2

  • Situación problema ………………………………………………...

4

- Exámenes complementarios ……………………………………...

5

- Plan terapéutico y medicación……………………………………

5

- Diagnostico medico ………………………………………………...

6

- Alteración de las necesidades y diagnósticos de enfermería.

7

- Vademécum ………………………………………………………….

8

- Confrontación bibliografía ………………………………………...

15

- Proceso de atención de enfermería ..……………………………

17

- Bibliografía …………………………………………………………...

38

Situación problema

Paciente NN de 65 años de edad que cursa 8vo día de postoperatorio mediato de amputación de miembro inferior izquierdo. El paciente ingresa a la guardia del hospital Ramón Carrillo el día 20/09/2006, traído en forma particular por su hijo, refiriendo dolor en el miembro inferior izquierdo al caminar; el paciente comenta ser diabético e hipertenso, estar medicado con hipoglucemiante y antihipertensivo oral, el hijo comenta que no realiza una dieta adecuada, ni controles con el diabetologo. El paciente es ingresado a sala de internación para valoración y tratamiento de diabetes. A los 20 días se practica amputación de miembro inferior izquierdo por necrosis seca.

Al momento de mi valoración el paciente se encuentra en la cama en posición supino presentando venoclisis en miembro superior derecho, de aspecto alineado y acorde a la temperatura ambiental. Paciente lucido situado en tiempo y espacio con un nivel de conciencia 15/15. Refiere dolor en el miembro inferior izquierdo, lo cual lo imposibilita en algunas de sus actividades de autocuidado. Al quitar la sabana presenta herida quirúrgica con una buena evolución, refiere un buen dormir y descanso, comenta que su internación se torno muy prolongada y desea volver a su casa, refiere dolor en el miembro amputado cuando se realiza la inspección de la herida, constato alteraciones de la perfución tisular del miembro afectado, verificando diferencias de los pulsos, tegumento cianótico, frió y con poca hidratación. Presenta diuresis positiva, espontánea, catarsis positiva de consistencia normal, se auscultan ruidos hidroaereos normales, en colon transverso y descendente, de tono alto y frecuentes, a la palpación, abdomen blando, depresible, indoloro, no presenta signos de hepatomegalia ni esplenomegalia. El paciente me comenta que no sigue las pautas nutricionales recomendadas por el nutricionista para el control de su glucemia, porque no le apetece los cambios en su dieta, ni las modificaciones que debe realizar en sus hábitos nutricionales. Me comenta que se siente muy deprimido por su imagen corporal, por la falta de actividades y la estadía prolongada.

El paciente no presenta signos ni síntomas de alteraciones de su función cardiorrespiratoria.

Es pensionado, vive en Villa de Mayo, la accesibilidad a su domicilio es difícil cuando llueve por que se inunda y además tiene varias fábricas alrededor de su vivienda. Vive solo ya que su esposa falleció hace 6 años. Refiere no haber terminado la escuela primaria, de religión católica

Tiene 3 hijos, casados, que se turnan para cuidarlo, dice que se siente contenido por ellos, y por el personal del hospital pero que no logra disminuir su ansiedad y depresión.

Signos vitales:

TA: 140/90

FR: 21 x m

FC: 70 x m

Tº : 36,5 ºC

Exámenes complementarios

RX de tórax

RX de miembro inferior izquierdo

Electrocardiograma

Laboratorio

Referencia

Hematocrito : 30 % 42-52 %

Glóbulos blancos : 11600 mm3 5.000-10.000 mm3

Glucemia : 190 mg 80-110 mg

Ionograma

Sodio : 135 mmol/l 135-145 mmol/l

Potasio : 3,30 mmol/l 3,50-5,51 mmol/l

Cloro : 101 mmol/l 100-105 mmol/l

Plan terapéutico

  • Plan de hidratación parenteral a 28 gotas por minutos.

  • Paralelo de klosidol (clorhidrato de D-propoxifeno 50mg + dipirona 1500mg, 3 ampollas) por 5ml en solución de dextrosa a 7 gotas por minuto.

  • Dieta para diabetes tipo II e hiposódica.

  • Heparina (anticoagulante) subcutánea 5000 ui cada 12 horas.

  • Glibenclamida (hipoglucemiante) vía oral 5 mg por día.

  • Enalapril (antihipertensivo) vía oral 5 mg cada 12 horas.

  • Ciprofloxasina (antimicrobiano) vía oral 200mg cada 12 horas.

  • Clindmicina (antibiótico) 600 mg vía oral cada 8 horas.

  • Omeprasol (antiulceroso) vía oral 20 mg cada 8 horas.

  • Insulina NPH (hipoglucemiante) subcutánea 8 ui cada 4 horas.

Diagnostico medico de ingreso

  • Pie diabético

Necesidades

Necesidad

Alterada

Oxigenación

No

Nutrición/hidratación

Si

Eliminación

No

Moverse y mantener una postura adecuada

Si

Descanso-sueño

No

Termorregulación

No

Vestimenta

Si

Higiene y protección de la piel

Si

Evitar peligros

Si

Comunicarse

No

Religión

No

Trabajar y realizarse

Si

Recreación

Si

Aprendizaje

No

Diagnósticos de enfermería

  • Dolor r/c solución de discontinuidad de la piel secundario a la amputación de miembro inferior izquierdo.

  • Alteración de la perfución tisular periférica r/c interrupción del flujo arterial.

  • Alteración de la nutrición, por defecto r/c desconocimiento del manejo de la dieta.

  • Afectación de la movilidad física r/c intolerancia a la actividad m/p dolor.

  • Déficit del autocuidado: vestimenta r/c trastorno del estado de movilidad.

  • Alteración de la integridad cutánea r/c solución de discontinuidad de la piel secundaria a herida quirúrgica.

  • Déficit del autocuidado: higiene r/c trastorno del estado de movilidad.

  • Ansiedad r/c cambios el la imagen corporal secundario a la amputación de miembro inferior izquierdo.

  • Trastorno de la imagen corporal r/c la perdida de la función de una parte del cuerpo.

  • Déficit de la actividad recreativa r/c tratamiento prolongado.

  • Alto riesgo de infección r/c proceso invasivo (vía periférica miembro superior derecho).

  • Alto riesgo de infección r/c herida quirúrgica secundario a la amputación de miembro inferior izquierdo.

  • Alto riesgo de déficit de volumen de líquidos: hemorragia r/c perdida anormal de sangre secundaria a la amputación de miembro inferior izquierdo.

Vademécum

Heparina

Acción terapéutica: Anticoagulante.

Propiedades: La heparina sódica se obtiene de mucosa intestinal porcina o de pulmón bovino, en concentraciones de 1.000UI a 40.000UI/ml. La heparina cálcica se obtiene de mucosa intestinal porcina en concentraciones de 25.000UI/ml y produce una menor incidencia de hematomas locales. Las heparinas de bajo peso molecular (menor que 7.000 daltons), producen un efecto mínimo sobre las pruebas de coagulación in vitro y se prescriben en unidades de actividad antifactor Xa; difieren de las anteriores heparinas en su farmacocinética y mecanismo de acción. La acción anticoagulante de la heparina se basa fundamentalmente en su efecto inhibidor sobre la trombina y el factor X activado. La antitrombina, sintetizada en hígado, inhibe los factores de la coagulación activados: trombina, IXa, Xa, XIa, XIIa y calicreína. La antitrombina III inhibe la trombina sólo en presencia de la heparina, ya que ésta al fijarse a la antitrombina le induce un cambio conformacional que hace más accesible el sitio reactivo a la trombina. Los preparados de heparina de bajo peso molecular, que no presentan la longitud suficiente para catalizar la inhibición de la trombina, producen el efecto anticoagulante principalmente por inhibición del factor Xa por la antitrombina. La heparina sólo puede administrarse por vía parenteral (infusión intravenosa continua, intermitente o subcutánea). Cuando se administra por vía intravenosa la acción comienza de inmediato; en cambio, existe una gran variación de la biodisponibilidad si se administra por vía subcutánea (la acción comienza entre 20 y 60 minutos). La actividad anticoagulante desaparece de la sangre con una cinética de primer orden. La heparina no atraviesa la barrera placentaria. Las de bajo peso molecular presentan una vida media biológica más prolongada. El tratamiento con heparina en general se controla con KPTT, llevándolo de 1,5 a 2 veces el valor medio. La terapéutica con dosis bajas (5.000UI c/8 a 12h) no requiere control de laboratorio ya que no se prolonga el KPTT. La heparina de bajo peso molecular no causa menos sangrado que la estándar, pero tiene la ventaja de que debe ser administrada por vía subcutánea sólo una vez por día.

Indicaciones: Prevención y tratamiento de la embolia pulmonar. Prevención y tratamiento de trombosis venosa profunda. Fibrilación auricular con embolización. Coagulación intravascular diseminada. Prevención de oclusión de dispositivos extracorpóreos: cánulas extravasculares, máquinas de hemodiálisis y máquinas de by-pass cardiopulmonar. Trombosis venosas postoperatorias y profilaxis del tromboembolismo posquirúrgico (régimen de bajas dosis de heparina). Pacientes en que están contraindicados los anticoagulantes orales (por ej. embarazadas).

Dosificación: Las dosis de heparina deben ser ajustadas de acuerdo con las pruebas de coagulación del paciente. Cuando se administra por infusión IV continua, el tiempo de coagulación o el KPTT se debe determinar cada 4h, en el primer período del tratamiento. La terapéutica puede iniciarse con la administración en bolo de 5.000UI, seguidas de 700 a 2.000UI cada hora. Luego de alcanzar la dosificación estable, es suficiente un control diario del KPTT (1,5 a 2 veces el valor normal). Pacientes en que están contraindicados los anticoagulantes orales, heparina, vía subcutánea profunda, 7.500UI a 15.000UI cada 12h hasta alcanzar un KPTT igual a 1,5 veces el valor control. Prevención del tromboembolismo: heparina SC 5.000UI cada 8 a 12h o heparinas de bajo peso molecular 7.500UI cada 24h. En niños, las dosis de inicio en general son de 2.500UI/10kg.

Reacciones adversas: El principal efecto adverso es la hemorragia (1% a 33% de los pacientes), y es menor la incidencia en pacientes que reciben heparina por fleboclisis (ciertas hemorragias, suprarrenal, ovárica o retroperitoneal, suelen ser de difícil detección). Se han descrito 2 formas de trombocitopenia aguda inducida por heparina: a) trombocitopenia leve, 5% de los pacientes; después de 2 a 5 días de iniciada la terapéutica completa el tratamiento puede ser continuado sin riesgo de hemorragia, y b) trombocitopenia pronunciada (reacción alérgica), se presenta con menor frecuencia, a los 7 o 14 días de iniciado el tratamiento y es reversible al suspenderlo. De manera paradójica, la forma grave de trombocitopenia está asociada con complicaciones trombóticas (coágulos blancos) que pueden provocar infarto, accidente cerebro vascular o llevar a la amputación de una extremidad. La trombocitopenia es menos frecuente con la heparina porcina que con la bovina. La heparina no está asociada a malformaciones fetales, pero administrada durante el embarazo se ha observado mortalidad fetal o parto prematuro en un tercio de las pacientes.Alteración de las pruebas funcionales hepáticas: aumento de transaminasas. Osteoporosis y fracturas vertebrales espontáneas: dosis de heparina mayores a 20.000UI/día durante 3 a 6 meses. En ocasiones: hiperpotasemia (inhibición de la síntesis de aldosterona de la glándula suprarrenal). Sobre dosificación: se neutralizará el efecto de la heparina con sulfato de protamina a 1%. Cada mg de sulfato de protamina neutraliza 100UI de heparina, aproximadamente.

Cuidados enfermeros:

  • Una de las complicaciones mas frecuentes del tratamiento con heparina es la aparición de hemorragias espontáneas en cualquier parte del cuerpo.

  • Es fundamental controlar la aparición de signos tales como: hematuria, contusiones, epistaxis, hemorragia gingival.

  • Otra complicación es la Trombocitopenia, que generalmente surge de 7 a 10 de comenzado el tratamiento.

  • La enfermera junto con el medico deben controlar periódicamente la medición seriada de la cuenta plaquetaria, si aparecen recuentos bajos graves se debe interrumpir el tratamiento y administrar Sulfato de Protamina hasta revertir los signos y síntomas.

Glibenclamida

Composición: Cada comprimido contiene: Glibenclamida 5 MG.

Acción Terapéutica: Hipoglucemiante que estimula la liberación de insulina pancreática.

Presentaciones: Envases conteniendo 30, 60 y 100 comprimidos.

Posología: La dosis usual de comienzo es de 2.5 MG por día, administrados con el desayuno o con el primer alimento del día. Aquellos pacientes que pueden resultar más sensibles a los fármacos hipoglucemiantes, deben comenzar el tratamiento con una dosis de 1.25 MG. Las fallas en el seguimiento pueden a veces precipitar una hipoglucemia. Los pacientes que no adhieren a un adecuado plan alimentario pueden exhibir respuestas menos satisfactorias. En caso de ser necesario se incrementará la dosis a razón de 2.5 MG hasta obtener el control de la glucemia. Este control puede obtenerse con dosis de 10 MG, 15 MG y en casos excepcionales de 20 MG por día. No debe sobrepasarse una dosis única mayor a 10 MG. En caso de requerirse más de 10 MG, la segunda dosis debe tomarse inmediatamente antes o durante la cena. Intervalo de dosis: usualmente se requiere una sola toma diaria excepto para aquellos pacientes que reciben más de 10 MG por día de glibenclamida.

Cuidados enfermeros:

  • Como todo hipoglucemiante, se deben controlar los valores de glucemia para detectar hipoglucemias graves, producidas por dosis elevadas, omisión de comidas, ejercicio intenso no acompañado de ingesta calorica.

  • Verificar y controlar, signos de alteraciones gastrointestinales, tales como, nauseas, vómitos, diarrea, anorexia, sensación de hambre.

  • Suele provocar reacciones alérgicas: prurito, erupciones, eritemas.

  • Controlar periódicamente cambios hematológicos, leucopenia, trombocitopenia, anemia hemolítica.

Enalapril

Composición: Comprimidos 5 MG: cada comprimido contiene: Maleato de Enalapril 5 MG. Comprimidos 10 MG: cada comprimido contiene: Maleato de Enalapril 10 MG. Comprimidos 20 MG: cada comprimido contiene: Maleato de Enalapril 20 MG.

Acción Terapéutica: Está indicado en todos los grados de la hipertensión esencial, hipertensión renovascular, insuficiencia cardiaca. Además está indicado para reducir la mortalidad en pacientes con cualquier grado de insuficiencia cardiaca.

Presentaciones: Comprimidos 5 MG: envases conteniendo 20 y 50 comprimidos. Comprimidos 10 MG: envases conteniendo 20 y 50 comprimidos. Comprimidos 20 MG: envases conteniendo 20 y 50 comprimidos.

Posología: Se pueden administrar antes, durante o después de las comidas. Hipertensión esencial: la dosificación es de 10 a 20 MG diarios, según el grado de hipertensión, en 1 sola dosis al día. La dosificación inicial recomendada es de 10 MG diarios en la hipertensión leve y de 20 MG diarios en los demás grados de hipertensión. La dosificación de mantenimiento usual es de 1 comprimido de 20 MG, 1 vez al día. Se puede ajustar la dosificación hasta un máximo de 40 MG diarios. Hipertensión renovascular: dado que la presión arterial y la función renal de estos pacientes pueden ser particularmente sensibles a la inhibición de la ECA, el tratamiento se debe iniciar con 1 dosis más baja (por ej.: de 5 MG o menos). Insuficiencia cardiaca: la dosis inicial en pacientes con insuficiencia cardiaca es de 2.5 MG y se debe administrar bajo estrecha supervisión médica para determinar el efecto inicial sobre la presión sanguínea.

Cuidados enfermeros:

  • Suele se frecuente la presencia de cefaleas e inestabilidad, por lo tanto se debe controlar la aparición de la misma y el estado de conciencia.

  • También se debe hacer controles periódicos de la TA, ya que es un potente hipotensor.

  • Se debe hacer una valoración física en busca de erupciones cutáneas y edemas en los tobillos.

  • Es muy común la presencia de tos seca, lo cual produce ardor en la garganta y dolor pectoral si los ataques de tos son frecuentes.

  • Se deben tomar los medios pertinentes en caso de presentarse signos y síntomas, tales como, nauseas y vómitos, constipación, diarrea, y sequedad de la boca.

  • Se deben hacer controles periódicos de recuentos de eritrocitos y contenido de hemoglobina, ya que produce disminución de los mismos.

  • Otros síntomas que produce y deben ser tratados son, calambres musculares, impotencia eréctil, vasculitis y mialgias.

Ciprofloxasina

Acción Terapéutica: Antibacteriano quinolónico

Posología: La dosificación de ciprofloxacina se determina por la gravedad y el tipo de infección, la sensibilidad de los organismos causales y por la edad, peso y función renal del paciente. Infección del tracto urinario: Leve a moderada: 250 mg cada 12 horas (dosis diaria: 500 mg). Severa a complicada: 500 mg cada 12 horas (dosis diaria: 1000 mg). Infección del tracto respiratorio inferior: Leve a moderada: 500 mg cada 12 horas (dosis diaria: 1000 mg). Huesos y articulaciones, piel y estructura cutánea: Severa a complicada: 750 mg cada 12 horas (dosis diaria: 1500 mg). Diarrea infecciosa: Leve, moderada o severa: 500 mg cada 12 horas (1000 mg). Dosis (mg): 250. Máxima concentración en suero (mcg/ml): 1.2. Área bajo la curva (AUC) (mcg-h/ml): 4.8. Dosis (mg): 500. Máxima concentración en suero (mcg/ml): 2.4. Área bajo la curva (AUC) (mcg-h/ml): 11.6. Dosis (mg): 750. Máxima concentración en suero (mcg/ml): 4.3. Área bajo la curva (AUC) (mcg-h/ml): 20.2. Dosis (mg): 1000. Máxima concentración en suero (mcg/ml): 5.4. Área bajo la curva (AUC) (mcg-h/ml): 30.8.

Indicaciones: Antibacteriano quinolónico de acción sistémica activo contra un amplio espectro de gérmenes Gram.-positivos y Gram.-negativos.

Contraindicaciones: Susceptibilidad al principio activo o conocida alergia a otras quinolonas. Niños y adolescentes (menores de 18 años de edad).

Composición: Cada comprimido contiene: Ciprofloxacina Clorhidrato Monohidrato (equivalente a 500 mg de Ciprofloxacina base) 583 mg.

Cuidados enfermeros:

  • Son muy frecuentes los trastornos gastrointestinales, hay que controlar la aparición de nauseas, vómitos, suelen producir diarreas o constipación, malestares gástricos como acumulación de gases, sensación de plantad.

  • Suele también provocar reacciones cutáneas, prurito, ardor y enrojecimiento.

  • Se debe controlar las funciones renales, ya que suele ser nefrotoxico, fundamental controlar diuresis, aparición de edemas, aumento de presión, obnubilación, desorientación.

  • Suele producir leucopenia, por lo que hay que hacer controles periódicos de recuentos de leucocitos.

Clindamicina

Composición: Inyectable: cada ml contiene: Clindamicina (como fosfato) 150 mg.

Acción Terapéutica: Está indicado en el tratamiento de infecciones serias provocadas por bacterias susceptibles anaeróbicas.

Presentaciones: Envase conteniendo 1 ampolla de 4 ml.

Posología: Adultos: Parenteral (vía I.M. o I.V.): Infecciones severas debidas a cocos gram positivos y a anaeróbicos más susceptibles: 600-1200 mg/día en 2 ó 3 dosis iguales. Para infecciones más serias, estas dosis pueden ser incrementadas. Se han llegado a administrar dosis de hasta 4800 mg/día. Neonatos (menores de 1 mes): 15 a 20 mg/kg/día en 3 ó 4 dosis iguales. La dosificación más baja puede ser apropiada para prematuros pequeños. Niños (mayores de 1 mes): Parenteral (I.M. o I.V.): 20 a 40 mg/kg/día en 3 ó 4 dosis iguales. La dosis más alta está aconsejada para usarse en infecciones más severas.

Cuidados enfermeros:

  • Se debe hacer una valoración física en busca de reacciones cutáneas, como, dermatitis, hipersensibilidad, rashes urticarianos, eritemas.

  • Suele provocar nefrotoxicidad.

Dextropropoxifeno+Dipirona

Composición: Comprimidos recubiertos: cada comprimido recubierto contiene: D-Propoxifeno Napsilato (como monohidrato) 98 mg; Dipirona 400 mg. Inyectable: cada ampolla de 5 ml contiene: D-Propoxifeno Clorhidrato 50 mg; Dipirona 1500 mg.

Acción Terapéutica: Analgésico narcótico.

Presentaciones: Comprimidos recubiertos: envases conteniendo 24 y 48 comprimidos recubiertos. Envase hospitalario conteniendo 480 comprimidos. Inyectable: envase hospitalario conteniendo 100 ampollas de 5 ml.

Posología: Comprimidos recubiertos: 1 comprimido recubierto cada 6 a 8 horas. Dosificación máxima diaria: 4 comprimidos recubiertos. Inyectable: 1 ampolla por vía I.M. o I.V. lenta, cada 8 horas. Dosificación máxima diaria: 3 ampollas.

Cuidados enfermeros:

  • Suele provocar alteraciones digestivas: nauseas, vómitos, dolores abdominales, constipación.

  • Deben hacerse controles estrictos a nivel nervioso, ya que suele producir alteraciones neurosiquiatricas: cefaleas, euforia, vértigo, somnolencia, desorientación.

  • Hay que controlar los valores de glucemia en sangre ya que suele provocar hipoglucemias graves.

Omeprazol

Acción Terapéutica: Antiulceroso. Inhibidor de la secreción ácida gástrica. Inhibidor de la bomba de protones.

Presentaciones: Cápsulas: envases conteniendo 14 y 28 cápsulas. Inyectable (I.V.): envase conteniendo 1 frasco-ampolla y ampolla de solvente.

Posología: Administración oral: se recomienda administrar la dosis por la mañana. Ulcera duodenal: la dosis recomendada es de 20 mg 1 vez por día durante 2 semanas. En aquellos pacientes en los que no se ha logrado una curación total, reiterar otras 2 semanas de tratamiento. En casos severos o recurrencias se pueden utilizar 40 mg diarios durante 4 semanas. Para prevención de recaídas se recomienda 10 mg por día. Ulcera gástrica: la dosis recomendada es de 20 mg 1 vez por día durante 4 semanas. Si no se produce curación repetir el tratamiento por otras 4 semanas. En pacientes con úlcera gástrica con pobre respuesta han sido utilizados 40 mg diarios por 8 semanas. Para prevención de recaídas se aconseja 20 mg por día y de ser necesario se puede duplicar la dosis. Ulcera péptica asociada a Helicobacter pylori: los tratamientos recomendados para la erradicación del Helicobacter pylori consisten en administrar omeprazol 20 mg por día asociado a antibiótico terapia (amoxicilina o claritromicina) bajo vigilancia y criterio médico. Esofagitis por reflujo: la dosis recomendada es de 20 mg 1 vez por día durante 4 semanas. Si no se obtiene una curación completa repetir el tratamiento por otras 4 semanas. En pacientes con cuadros severos o con pobre respuesta se pueden utilizar 40 mg diarios por 8 semanas. Para prevención de recaídas se aconseja 20 mg por día y de ser necesario se puede duplicar la dosis.

Cuidados enfermeros:

  • Suele producir reacciones cutáneas, como prurito, erupciones, eritemas, alopecia.

  • Se debe controlar la aparición de signos de alteraciones músculo esqueléticas, como debilidad muscular, mialgias, calambres.

  • También suele provocar, cefaleas, mareos, insomnio, somnolencia, vértigo, confusión mental, depresión, por ello hay que controlar la aparición de estos signos y síntomas.

  • A nivel gastrointestinal, verificar la aparición de nauseas, vómitos, diarreas, constipación, dolor abdominal, flatulencias, sequedad de boca, estomatitis.

Insulina NPH

Composición: Cada 1 ml contiene: Insulina Humana Biosintética (origen ADN recombinante, producida a través de Saccharomyces cerevisiae) 100 U.I. 1 unidad internacional corresponde a 0.035 mg de Insulina Humana Anhidra. Excipientes: Cloruro de Zinc; Glicerol; Metacresol; Hidróxido de Sodio; Ácido Clorhídrico; Agua para Inyección.

Presentaciones: Vial: envase conteniendo 1 vial de 10 ml. Penfill: envase conteniendo 5 cartuchos 3 ml. Novolet: envase conteniendo 5 jeringas prellenadas de 3 ml. Industria Danesa (vial y NovoLet) Industria Estadounidense (Penfill 3 ml)

Posología: La posología es individual y la determina el médico de acuerdo con las necesidades del paciente. Los requerimientos diarios promedio de insulina para el tratamiento de la diabetes en pacientes diabéticos tipo 1 varían entre 0.5 y más de 1.0 U.I. /kg según el paciente. Se inyecta generalmente por vía subcutánea en la pared abdominal. Se puede utilizar el muslo, la región glútea y la región deltoide.

Indicaciones: Tratamiento de la diabetes mellitus. Clasificación ATC: A10A B01. Se utiliza como estabilizador inicial de la diabetes, durante situaciones de estrés tales como infecciones severas y cirugía mayor en pacientes hiperglucémicos.

Cuidados enfermeros:

  • Una de las funciones de enfermería es la de enseñar al paciente a colocar la dosis correcta de insulina, ya que este deberá seguir con el tratamiento en su domicilio.

  • Dentro de la información proporcionada destacar:

  • Enseñar a preparar la dosis indicada.

  • Como debe realizar la limpieza del área a inyectar.

  • Enseñar técnica para la administración (realizando pliegue de la piel e introducir la aguja a 45º).

  • Rotar las áreas de administración (se recomiendan, abdomen, muslos, glúteos, deltoides).

  • Informar al paciente sobre las posibles complicaciones y aparición de síntomas, como:

  • Alergias localizadas.

  • Hipoglucemias (por sobre dosificación).

  • Infección del sitio de inyección.

  • Edema insulinico (sobre todo localizado a nivel de los MI, por retención de sodio).

  • Visión borrosa (suele presentarse al comienzo de la terapia, en forma transitoria y luego desaparece al continuar el tratamiento).

Confrontación bibliografiíta.

Pie diabético

El trastorno de los pies de los diabéticos es provocado por oclusión de las arterias periféricas que irrigan el pie, complicado a menudo por daño de los nervios periféricos e infección.

El pie del paciente diabético es muy sensible a todas formas de traumatismos: el talón y las prominencias óseas resultan especialmente vulnerables.

Los daños a los nervios periféricos de los pies provocan trastornos sensoriales, úlceras de la planta del pie, atrofia de la piel.

Es frecuente en los pacientes diabéticos que las lesiones propias del denominado pie diabético trascurran sin dolor, debido a lo cual se suele agravar la lesión antes de que el paciente pida ayuda especializada.

El cuidado de las lesiones existente son:

Se debe hacer un examen detallado de ambos pies, con una inspección cuidadosa de los talones y los espacios interdigitales.

El estado de la circulación, y sensibilidad deben evaluarse con detalle.

Deben tenerse en cuenta la temperatura y el color de la piel, la respuesta vascular a la elevación del miembro, es decir si se producen cambios en el color según la postura de la extremidad, el cambio en la cantidad de pelo de la pierna.

Una fotografía en color es útil para poder juzgar la progresión de la falta de riego.

El tratamiento se basa en:

Protección contra el daño que se asocia a la pérdida de sensibilidad causada por lesión de los nervios periféricos.

Tratamiento de la infección que pueda aparecer.

Mejoría de la circulación evitando el uso de calzado o prendas ajustadas.

Control médico de la diabetes, es decir, comprobar que los niveles de glucosa se encuentran dentro de los límites permitidos.

Diabetes tipo II

La diabetes tipo II suele ser el tipo de diabetes que se diagnostica en pacientes mayores de 30 años, pero también se presenta en niños y adolescentes. Se caracteriza clínicamente por hiperglucemia y resistencia a la insulina. Muchos pacientes son tratados con dieta, ejercicio y fármacos orales, algunos necesitan insulina en forma intermitente o persistente para controlar la hiperglucemia. La diabetes tipo II se asocia comúnmente con obesidad, especialmente de la mitad superior del cuerpo (visceral/abdominal), y suele presentarse tras un período de ganancia de peso. El deterioro de la tolerancia a la glucosa asociado con el envejecimiento está estrechamente correlacionado con la ganancia de peso normal.

Hipertensión

La hipertensión arterial es el aumento desproporcionado de los valores de la presión en relación, principalmente con la edad. La presión arterial normal en un adulto alcanza un valor de máxima no mayor de 140 mmhg (milímetros de mercurio) y de mínima no mayor de 90 mmhg, por encima de estos valores hay hipertensión (alta presión).

La incidencia de presión alta se da en relación con:

• Edad y Sexo: La presión alta es más común en los hombres que en las mujeres y en la gente mayor que en los jóvenes.

• Herencia: Quienes tienen antecedentes familiares de alta presión, tiene mayor predisposición a padecer hipertensión.

• Stress

• Sobrepeso (obesidad).

Hemorragia

Hemorragia es la salida de sangre del aparato circulatorio. Generalmente es una extravasación, arterial o venosa; la hemorragia de origen cardíaco es menos frecuente. La sangre puede quedar en los tejidos, puede acumularse en las cavidades naturales del cuerpo o puede perderse al exterior.

Toda pérdida de sangre debe ser controlada cuanto antes, sobre todo si es abundante.
En caso de hemorragias el organismo pone en funcionamiento su mecanismo para controlarla, agregando las plaquetas alrededor del vaso lesionado y formando un coagulo que tapona dicho vaso, impidiendo la salida de sangre.
La atención de primeros auxilios contribuye a que este proceso sea efectivo.
Esta atención debe ser inmediata porque en pocos minutos la pérdida de sangre puede ser total, ocasionando shock y muerte.

Amputación

Es la pérdida de una parte del cuerpo, generalmente un dedo de la mano o del pie, un brazo o una pierna que se presenta como resultado de un accidente o un trauma. La amputación traumática, accidental o quirúrgica puede asociarse con diversas complicaciones en el muñón: dolor, trastornos de la sensibilidad, cambios en la temperatura o en el color, intolerancia a la prótesis, sensación fantasma. Tras la amputación, el hueso también puede quedar inflamado. Finalmente la cicatrización de los tejidos blandos puede ser causa de dolor y de otros síntomas. Las reoperaciones causan más daño e irritación y pueden tornar irreversible el cuadro de dolor.


Diagnostico

Objetivo

Acciones

fundamentos

Dolor r/c solución de discontinuidad de la piel secundario a la amputación de miembro inferior izquierdo.

Reducir el dolor.

Lavando las manos antes y después de cada procedimiento.

El lavado de manos reduce el recuento de microorganismos de la flora normal previniendo la transmisión de los mismos y las posibles infecciones cruzadas.

Colocando guantes no estériles.

El uso de guantes evita la transmisión de gérmenes patógenos por contacto directo e indirecto.

Preparando bandeja con materiales.

Promueve la eficiencia y reduce los tiempos.

Valorando las constantes vitales.

Nos proporciona datos para determinar el estado de salud habitual del paciente, a identificar problemas y evaluar la respuesta del paciente a las intervenciones.

Evaluando según escala del dolor.

Es un indicador simple y fiable de la existencia e intensidad del dolor y de cualquier molestia.

Explicando procedimiento al paciente.

Ayuda a establecer un patrón de comunicación, fomentar la colaboración del paciente, disipar miedos y preocupaciones.

Valorando escala del dolor.

Es un indicador fiable que ayuda al enfermero a identificar los efectos del dolor.

Valorando área donde presenta el dolor.

Permite al enfermero identificar las áreas de dolor y planificar las acciones permanentes.

Fomentando a que el paciente exprese sus sentimientos acerca del dolor.

Favorece a la comunicación y a que el paciente exteriorice sus sentimientos y disminuya sus niveles de estrés.

Valorando conocimientos acerca del dolor.

Permite identificar conocimientos erróneos y otorgar aquellos que ayudan a su tratamiento.

Valorando efectos adversos consecuencia del dolor (fatiga, estrés, falta de descanso y o apetito).

La identificación precoz de estos signos y síntomas permite al enfermero prevenir y proporcionar medidas que disminuyan el dolor.

Fomentando y proporcionando posición antialgica

La posición antialgica permite reducir los efectos del dolor.

Limpiando la herida con apositos embebidos en povidona.

Reduce la transferencia de microorganismos. Evita las contaminaciones cruzadas.

Elevando los miembros inferiores.

Las técnicas posturales contribuyen a reducir la presión sobre las venas de las piernas. Contribuye a la disminución de los trombos.

Observando área quirúrgica en busca de signos de infección.

Nos ayude a previsualizar áreas susceptibles a infecciones.

Aplicando compresas con calor húmedo.

Mejoran a la circulación, favorece la vaso dilatación, alivian el edema y favorecen a la consolidación del pus y la secreción.

Ofreciendo distracciones.

Permite que el paciente dirija su atención hacia otras actividades disminuyendo sus niveles de estrés y dolor.

Fomentando a que el paciente use sus propias medidas para calmar y o disipar el dolor.

Esto favorece al auto cuidado y autorrealización del paciente.

Fomentando los cambios posturales según tolerancia del paciente.

Los cambios posturales ayudan a disminuir la presión y el dolor que ejercen la superficie sobre la piel durante un periodo prolongado.

Enseñando e implementando medidas de relajación.

Las medidas de relajación son técnicas no invasivas para disminuir el dolor y permite al paciente a controlar sus crisis dolorosas.

Aplicando analgésicos según indicación medica.

La utilización de analgésicos es el método más común de aliviar el dolor. Estos actúan en el sistema nervioso central produciendo efectos estimulantes y depresivos.

Registrando.

Los registros de enfermería son documentos que avalan legalmente al accionar del profesional y favorecer en la continuidad del tratamiento.

Alteración de la perfución tisular periférica r/c interrupción del flujo arterial.

Recuperar la perfución tisular.

Lavando las manos antes y después de cada procedimiento.

El lavado de manos reduce el recuento de microorganismos de la flora normal previniendo la transmisión de los mismos y las posibles infecciones cruzadas.

Colocando guantes no estériles.

El uso de guantes evita la transmisión de gérmenes patógenos por contacto directo e indirecto.

Preparando bandeja con materiales.

Promueve la eficiencia y reduce los tiempos.

Valorando las constantes vitales.

Nos proporciona datos para determinar el estado de salud habitual del paciente, a identificar problemas y evaluar la respuesta del paciente a las intervenciones.

Valorando características de los pulsos periféricos.

Permite identificar variaciones de la circulación periférica, como ausencia o disminución de los pulsos, cianosis, disminución de la temperatura, aparición de varices, todos signos indicativos de alteraciones de la circulación periférica.

Valorando temperatura de los miembros inferiores.

Nos ayuda a constatar la perfución tisular periférica.

Valorando tegumentos.

Nos ayuda a detectar anormalidades de la epidermis.

Valorando hidratación de los tegumentos.

Es otro indicador fiable de oclusión arterial o venosa

Valorando sensibilidad cutánea.

Nos ayuda a detectar compromiso a nivel sensitivo.

Realizando valoración tisular periférica.

Nos proporciona datos útiles sobre el estado del flujo sanguíneo circulatorio.

Colocando la extremidad en posición descendente.

Las técnicas posturales contribuyen a reducir la presión sobre las venas de las piernas. Contribuye a la disminución de los trombos.

Fomentando la realización de ejercicios pasivos.

Nos ayuda a mejorar la movilidad del miembro afectado y fomenta el auto cuidado y la autorrealización.

Aumentando requerimientos metabólicos.

Suplementa la demanda metabólica requerida para la reparación de tegumento.

Valorando presencia de áreas eritematosas.

Nos ayuda identificar el primer estadio de las ulceras.

Previniendo superficies de fricción (sabanas, presión excesiva)

Es una medida preventiva para el cuidado de los tegumentos.

Fomentar la realización de ejercicios de movilización.

Disminuye el éxtasis venoso al aumentar el retorno venoso a través de las venas profundas de las extremidades inferiores.

Registrando.

Los registros de enfermería son documentos que avalan legalmente al accionar del profesional y favorecer en la continuidad del tratamiento.

Alteración de la nutrición, por defecto r/c falta de conocimientos de dieta para diabetes.

Mejorar la nutrición.

Lavando las manos antes y después de cada procedimiento.

El lavado de manos reduce el recuento de microorganismos de la flora normal previniendo la transmisión de los mismos y las posibles infecciones cruzadas.

Colocando guantes no estériles.

El uso de guantes evita la transmisión de gérmenes patógenos por contacto directo e indirecto.

Preparando bandeja con materiales.

Promueve la eficiencia y reduce los tiempos.

Valorando las constantes vitales.

Nos proporciona datos para determinar el estado de salud habitual del paciente, a identificar problemas y evaluar la respuesta del paciente a las intervenciones.

Valorando peso y talla.

Nos proporciona datos objetivos sobre el estado de salud del paciente.

Valorando estado de piel y mucosas.

Nos ayuda detectar anomalía por deshidratación y exacerbaciones de la piel.

Valorando diuresis y catarsis.

Es un indicador de la falta de aportes de nutrientes.

Fomentando a que el paciente exprese su duda acerca de la dieta.

Permite al enfermero identicar la falta de conocimientos y proporcionar la información pertinente.

Valorando los niveles de conocimiento acerca de su enfermedad.

A través de la valoración se podrá preparar al paciente para afrontar su estadía de recuperación.

Informando al paciente sobre la dieta que debe implementar.

Forma parte de la educación del paciente, de una recuperación y aceptación de su enfermedad.

Fomentando a que el paciente exprese sus consumos dieteticos preferidos y no preferidos.

Permite adecuar una dieta aceptable por el paciente que cubra los requerimientos metabólicos.

Educando al paciente sobre la importancia del cumplimiento de su nueva dieta.

Permite asegurar el buen cumplimiento de la dieta y toma de conciencia por parte del paciente.

Fomentando y eseñando a la incorporación de ejercicios adecuados junto con la nueva dieta.

Facilita junto con la dieta a mantener los niveles bajos de glucemia.

Sugiriendo ínterconsulta con personal de nutrición.

La colaboración del servicio de nutrición es esencial para poder cubrir los requerimientos nutricionales.

Educando al paciente sobre la forma y alimentos que debe consumir.

Favorece a la prevención de posibles complicaciones, la participación del paciente en su plan de cuidados y a la recuperación temprana.

Registrando.

Los registros de enfermería son documentos que avalan legalmente al accionar del profesional y favorecer en la continuidad del tratamiento.

Afectación de la movilidad física r/c intolerancia a la actividad m/p dolor.

Recuperar el movimiento.

Lavando las manos antes y después de cada procedimiento.

El lavado de manos reduce el recuento de microorganismos de la flora normal previniendo la transmisión de los mismos y las posibles infecciones cruzadas.

Colocando guantes no estériles.

El uso de guantes evita la transmisión de gérmenes patógenos por contacto directo e indirecto.

Preparando bandeja con materiales.

Promueve la eficiencia y reduce los tiempos.

Valorando las constantes vitales.

Nos proporciona datos para determinar el estado de salud habitual del paciente, a identificar problemas y evaluar la respuesta del paciente a las intervenciones.

Explicando procedimiento al paciente.

Ayuda a establecer un patrón de comunicación, fomentar la colaboración del paciente, disipar miedos y preocupaciones.

Realizando valoración de escala de dolor

Es un indicador fiable que ayuda al enfermero a identificar los efectos del dolor.

Valorando área donde presenta el dolor.

Permite al enfermero identificar las áreas de dolor y planificar las acciones permanentes.

Fomentando a que el paciente exprese sus dificultades en su movilidad.

Permite identificar las capacidades físicas para el plan de cuidado.

Valorando estado de animo del paciente

El dolor y la falta de movilidad afectan el estado de ánimo de los pacientes impidiendo su recuperación óptima.

Fomentando los cambios posturales según tolerancia del paciente.

Los cambios posturales ayudan a disminuir la presión y el dolor que ejercen la superficie sobre la piel durante un periodo prolongado.

Rotando al paciente cada 2 horas.

Los cambios posturales ayudan a prevenir posibles alteraciones tegumentarias.

Fomentar la realización de ejercicios de movilización pasiva.

Disminuye el éxtasis venoso al aumentar el retorno venoso a través de las venas profundas de las extremidades inferiores.

Aplicando frió o calor para aliviar síntomas dolorosos según indicación.

Ambos sirven para disminuir las sensaciones dolorosas y favorecer a la movilidad física.

Valorando efectividad de los ejercicios.

Permite la verificación de las acciones de enfermería.

Proporcionando posición antialgica.

La posición antialgica permite reducir los efectos del dolor.

Aplicando analgésicos según indicación medica.

La utilización de analgésicos es el método más común de aliviar el dolor. Estos actúan en el sistema nervioso central produciendo efectos estimulantes y depresivos.

Valorando efectos de la terapia analgésica.

Permite verificar los efectos terapéuticos y reacciones adversas.

Registrando.

Los registros de enfermería son documentos que avalan legalmente al accionar del profesional y favorecer en la continuidad del tratamiento.

Déficit del autocuidado: vestimenta r/c trastorno del estado de movilidad.

Lograr en el paciente un auto cuidado eficaz.

Lavando las manos antes y después de cada procedimiento.

El lavado de manos reduce el recuento de microorganismos de la flora normal previniendo la transmisión de los mismos y las posibles infecciones cruzadas.

Colocando guantes no estériles.

El uso de guantes evita la transmisión de gérmenes patógenos por contacto directo e indirecto.

Preparando bandeja con materiales.

Promueve la eficiencia y reduce los tiempos.

Valorando la capacidad del paciente para realizar movimientos para vestirse.

Esto nos brinda la información sobre la habilidad física y la habilidad cognitiva del paciente para llevar a cabo las medidas de vestimenta.

Proporcionando los elementos de vestimenta al alcance del paciente.

Promueve la eficiencia y reduce los tiempos.

Proporcionando seguridad ambiental.

Permite acondicionar el ambiente acorde a la situación del paciente.

Adaptando el entorno para la mejor realización de tareas.

Favorece el auto cuidado y la interdependencia.

Proporcionando ropa cómoda acorde a la movilidad del paciente.

Favorece a cumplir con los requerimientos del auto cuidado y eleva la autoestima.

Proporcionando privacidad.

Disminuye la ansiedad

Fomentando la independencia para vestirse por si mismo.

Favorece a la participación del paciente en su plan de cuidados y a la recuperación temprana.

Consultando con el fisioterapeuta.

Nos sirve para implementar ejercicios que aumenten la movilidad.

Registrando.

Los registros de enfermería son documentos que avalan legalmente al accionar del profesional y favorecer en la continuidad del tratamiento.

Alteración de la integridad cutánea r/c solución de discontinuidad de los tejidos secundario a herida quirúrgica y falta de movilidad.

Restablecer la integridad de la piel.

Lavando las manos antes y después de cada procedimiento.

El lavado de manos reduce el recuento de microorganismos de la flora normal previniendo la transmisión de los mismos y las

posibles infecciones cruzadas.

Colocando guantes no estériles.

El uso de guantes evita la transmisión de gérmenes patógenos por contacto directo e indirecto.

Preparando bandeja con materiales.

Promueve la eficiencia y reduce los tiempos.

Valorando las constantes vitales.

Nos proporciona datos para determinar el estado de salud habitual del paciente, a identificar problemas y evaluar la respuesta del paciente a las intervenciones.

Valorando el estado de la piel.

Es una barrera protectora contra la proliferación de microorganismos patógenos.

Explicando procedimiento al paciente.

Ayuda a establecer un patrón de comunicación, fomentar la colaboración del paciente, disipar miedos y preocupaciones.

Realizando técnicas de higiene.

El mantenimiento de la higiene retira el exceso de sudor, células cutáneas muertas y suciedad que pueden facilitar el crecimiento bacteriano.

Manteniendo la piel limpia y seca.

Permite reforzar los cuidados y las medidas preventivas para la infección.

Aplicando masajes suaves sobre la piel sana de alrededor de la zona afectada.

Mejora y aumenta la circulación favoreciendo a una mejor y rápida cicatrización.

Aplicando hidratantes para el sistema tegumentario.

Los hidratantes tópicos tegumentarios proporcionan una barrera de protección contra los microorganismos patógenos, al prevenir la sequedad y/o descamación de las células de la piel.

Valorando signos y síntomas que indiquen infección.

Permite tomar medidas pertinentes para prevenir o revertir las infecciones.

Valorando estado de la herida quirúrgica.

Es una potencial entrada de microorganismos debe reunir las condiciones para poder prevenirlas.

Fomentando la deambulacion precoz.

Ayuda al mejor restablecimiento general y a una pronta recuperación.

Fomentando los cambios posturales.

Los cambios posturales ayudan a disminuir la presión y el dolor que ejercen la superficie sobre la piel durante un periodo prolongado.

Reduciendo las zonas de fricción y o presión.

Es una medida preventiva para el cuidado de los tegumentos.

Proporcionando ropa de cama limpia y sin arrugas.

Ayuda a mantener limpias las heridas y prevenir las infecciones.

Fomentando y proporcionando periodos de descanso.

Ayuda a la mejor recuperación de los tegumentos y del estado en general.

Sugiriendo el consumo de nutrientes.

Los pacientes posquirúrgicos necesitan del aporte adecuado de nutrientes para favorecer una buena cicatrización.

Rotando al paciente.

Los cambios posturales ayudan a prevenir posibles alteraciones tegumentarias.

Cambiando la ropa de cama.

El mantenimiento de la ropa de cama limpia ayuda a prevenir heridas por fricción y la entrada de microorganismos patógenos alojados en la ropa de cama contaminados.

Enseñando al paciente técnicas de auto cuidados.

Favorece a la prevención de posibles complicaciones, la participación del paciente en su plan de cuidados y a la recuperación temprana.

Registrando.

Los registros de enfermería son documentos que avalan legalmente al accionar del profesional y favorecer en la continuidad del tratamiento.

Déficit del autocuidado: higiene r/c trastorno del estado de movilidad.

Lograr que el paciente sea capaz de realizar su aseo en base a sus posibilidades.

Lavando las manos antes y después de cada procedimiento.

El lavado de manos reduce el recuento de microorganismos de la flora normal previniendo la transmisión de los mismos y las posibles infecciones cruzadas.

Colocando guantes no estériles.

El uso de guantes evita la transmisión de gérmenes patógenos por contacto directo e indirecto.

Preparando bandeja con materiales.

Promueve la eficiencia y reduce los tiempos.

Valorando las constantes vitales.

Nos proporciona datos para determinar el estado de salud habitual del paciente, a identificar problemas y evaluar la respuesta del paciente a las intervenciones.

Valorando la capacidad del paciente para realizar su propio cuidado personal.

Esto nos brinda la información sobre la habilidad física y la habilidad cognitiva del paciente para llevar a cabo las medidas higiénicas básicas.

Proporcionando privacidad.

Disminuye la ansiedad

Proporcionando los elementos de higiene al alcance del paciente.

Promueve la eficiencia y reduce los tiempos.

Asegurando el entorno.

Valorando requerimientos de ayuda extra.

Permite identificar si el paciente necesita la asistencia de enfermería.

Permitiendo la presencia de un familiar.

El paciente a veces requiere de la ayuda de un familiar para su aseo.

Fomentando la independencia para el aseo.

Favorece a la participación del paciente en su plan de cuidados y a la recuperación temprana.

Registrando.

Los registros de enfermería son documentos que avalan legalmente al accionar del profesional y favorecer en la continuidad del tratamiento.

Ansiedad r/c cambios el la imagen corporal secundario a la amputación de miembro inferior izquierdo.

Reducir la ansiedad.

Lavando las manos antes y después de cada procedimiento.

El lavado de manos reduce el recuento de microorganismos de la flora normal previniendo la transmisión de los mismos y las posibles infecciones cruzadas.

Colocando guantes no estériles.

El uso de guantes evita la transmisión de gérmenes patógenos por contacto directo e indirecto.

Valorando las manifestaciones fisiológicas y emocionales de la ansiedad.

La ansiedad es un sentimiento de incomodidad y tensión que experimenta una persona frente a la vida.

Reforzando la confianza enfermero-paciente.

Permite afianzar la comunicación y disminuir la ansiedad.

Animando a que el paciente exprese sus sentimientos.

Nos permite valorar el nivel de ansiedad y las acciones a implementar.

Proporcionando información requerida acerca de su situación actual.

Nos ayuda a reducir los niveles de ansiedad.

Favoreciendo cambios posturales.

Favorece a una recuperación temprana y alcanzar la autodependencia.

Animado al paciente a que mire la zona afectada.

Ayuda al paciente aceptar los cambios de su imagen corporal.

Enseñando al paciente a que controle su propio progreso.

Permite al paciente a participar de sus cuidados, aceptar su imagen corporal y fomenta al auto cuidado.

Proporcionando actividades de distracción.

Permite que el paciente dirija su atención hacia otras actividades disminuyendo sus niveles de estrés y dolor.

Fomentando periodos de descanso.

Ayuda a disminuir los niveles de ansiedad y favorece a su propia recuperación.

Proporcionando ayuda psicológica.

El psicólogo se encargara de evaluar y proporcionar un plan asistencial para mejorar la autoestima del paciente.

Fomentando sobre las medidas que pueden ayudar a la relajación (duchas, masajes, etc.).

El entrenamiento de estas técnicas resulta útil para tratar síntomas como cefalea, dolor, tensiones y el nerviosismo.

Proporcionando bienestar y seguridad permaneciendo junto al paciente.

La presencia de otra persona suele ser más tranquilizante.

Proporcionando un ambiente tranquilo.

Los factores estresantes pueden hacer fracasar mecanismos de adaptación.

Registrando.

Los registros de enfermería son documentos que avalan legalmente al accionar del profesional y favorecer en la continuidad del tratamiento.

Trastorno de la imagen corporal r/c la perdida de la función de una parte del cuerpo.

Lograr que el paciente exprese una imagen positiva de su cuerpo

Lavando las manos antes y después de cada procedimiento.

El lavado de manos reduce el recuento de microorganismos de la flora normal previniendo la transmisión de los mismos y las posibles infecciones cruzadas.

Colocando guantes no estériles.

El uso de guantes evita la transmisión de gérmenes patógenos por contacto directo e indirecto.

Estableciendo relación de confianza con el paciente.

Facilita el propósito y el beneficio mutuo de la interacción para la enfermera/o y el paciente.

Valorando la preocupación del paciente sobre la percepción de su imagen corporal.

Esto nos ayuda para comprender las preocupaciones del paciente.

Estimulando al paciente a manifestar sus sentimientos, las limitaciones de su actividad u otras preocupaciones.

Una discusión abierta nos sirve para aclarar los sentimientos y las preocupaciones del paciente, de comprender sus problemas haciendo que recupere o mantenga una actitud positiva respecto a su imagen corporal.

Recomendando a familiares y amigos del paciente que mantengan una comunicación abierta con el.

La comunicación ayuda a reducir el estrés del paciente, a mantener sus funciones y a potenciar sus perspectivas positivas.

Reforzando la explicación dada por el medico

Nos ayuda a un mejor entendimiento sobre su estado actual.

Proporcionando un ambiente tranquilo.

Los factores estresantes pueden hacer fracasar mecanismos de adaptación.

Sugiriendo interconsulta con el departamento de psicología.

El psicólogo se encargara de evaluar y proporcionar un plan asistencial para mejorar la autoestima del paciente.

Remitiendo al paciente y su familia a un grupo de autoayuda.

El paciente podrá interactuar con otros pacientes, expresar sus sentimientos y estar contenido.

Animando al paciente a que participe de forma activa en sus funciones y responsabilidades habituales.

De este modo se consigue fomentar en el paciente actitudes positivas

Registrando.

Los registros de enfermería son documentos que avalan legalmente al accionar del profesional y favorecer en la continuidad del tratamiento.

Déficit de la actividad recreativa r/c tratamiento prolongado.

Restablecer las actividades recreativas.

Lavando las manos antes y después de cada procedimiento.

El lavado de manos reduce el recuento de microorganismos de la flora normal previniendo la transmisión de los mismos y las posibles infecciones cruzadas.

Colocando guantes no estériles.

El uso de guantes evita la transmisión de gérmenes patógenos por contacto directo e indirecto.

Preparando bandeja con materiales.

Promueve la eficiencia y reduce los tiempos.

Proporcionando los elementos de recreación.

Ponemos disposición los materiales a fin de conseguir lo que se desea.

Estimulando a realizar las actividades recreativas.

Nos ayuda a incitar, excitar a la ejecución de alguna tarea.

Permitiendo las presencia de un familiar.

Ayudara al paciente a establecer actividades recreativas con su familia.

Fomentando actividades entre pacientes.

Fomenta la interacción con otros pacientes y permite el desarrollo de actividades recreativas.

Registrando.

Los registros de enfermería son documentos que avalan legalmente al accionar del profesional y favorecer en la continuidad del tratamiento.

Alto riesgo de infección r/c proceso invasivo (vía periférica miembro superior derecho).

Prevenir posibles infecciones.

Lavando las manos antes y después de cada procedimiento.

El lavado de manos reduce el recuento de microorganismos de la flora normal previniendo la transmisión de los mismos y las posibles infecciones cruzadas.

Colocando guantes no estériles.

El uso de guantes evita la transmisión de gérmenes patógenos por contacto directo e indirecto.

Preparando bandeja con materiales.

Promueve la eficiencia y reduce los tiempos.

Valorando las constantes vitales.

Nos proporciona datos para determinar el estado de salud habitual del paciente, a identificar problemas y evaluar la respuesta del paciente a las intervenciones.

Valorando el estado de la piel.

Es una barrera protectora contra la proliferación de microorganismos patógenos.

Explicando procedimiento al paciente.

Ayuda a establecer un patrón de comunicación, fomentar la colaboración del paciente, disipar miedos y preocupaciones.

Valorando signos y síntomas de infección.

Permite identificar la presencia de un proceso infeccioso.

Realizando técnicas de higiene y mantención.

El mantenimiento de la higiene retira el exceso de sudor, células cutáneas muertas y suciedad que pueden facilitar el crecimiento bacteriano.

Manteniendo superficie de la piel limpia y seca.

Es una medida de higiene y preventiva para impedir la colonización de microorganismos patógenos.

Realizando limpieza de la zona de inserción del catéter.

Previniendo la transmisión de los microorganismos y las posibles infecciones cruzadas.

Asegurando una ventilación y limpieza adecuada del ambiente.

Es una medida de seguridad que ayuda a mantener en buena condición el ambiente y prevenir la transmisión de microorganismos.

Promoviendo una ingesta adecuada de calorías y proteínas

Las caloras y proteínas son esenciales para favorecer una buena recuperación tegumentaria y ayuda a evitar las infecciones porque refuerzan el sistema inmunitario.

Valorando permeabilidad de la vía periférica

Es una medida para prevenir una lesión tegumentaria y en consecuencia la instalación de una infección.

Enseñando al paciente técnicas de auto cuidados.

Favorece a la prevención de posibles complicaciones, la participación del paciente en su plan de cuidados y a la recuperación temprana.

Registrando.

Los registros de enfermería son documentos que avalan legalmente al accionar del profesional y favorecer en la continuidad del tratamiento.

Alto riesgo de infección r/c herida quirúrgica secundario a la amputación de miembro inferior izquierdo.

Prevenir posibles infecciones.

Lavando las manos antes y después de cada procedimiento.

El lavado de manos reduce el recuento de microorganismos de la flora normal previniendo la transmisión de los mismos y las posibles infecciones cruzadas.

Colocando guantes no estériles.

El uso de guantes evita la transmisión de gérmenes patógenos por contacto directo e indirecto.

Preparando bandeja con materiales.

Promueve la eficiencia y reduce los tiempos.

Valorando las constantes vitales.

Nos proporciona datos para determinar el estado de salud habitual del paciente, a identificar problemas y evaluar la respuesta del paciente a las intervenciones.

Valorando el estado de la piel.

Es una barrera protectora contra la proliferación de microorganismos patógenos.

Explicando procedimiento al paciente.

Ayuda a establecer un patrón de comunicación, fomentar la colaboración del paciente, disipar miedos y preocupaciones.

Valorando estado de herida quirúrgica

Es fundamental la valoración para identificar signos de infección sobre la herida quirúrgica y aplicar las medidas pertinentes.

Promoviendo una ingesta adecuada de calorías y proteínas

Las caloras y proteínas son esenciales para favorecer una buena recuperación tegumentaria y ayuda a evitar las infecciones porque refuerzan el sistema inmunitario.

Asegurando Una Buena Higiene De La Habitación

Es fundamental asegurar un ambiente limpio para prevenir la instalación de una infección.

Limpiando la herida con apositos embebidos en povidona.

Reduce la transferencia de microorganismos. Evita la contaminaciones cruzadas.

Realizando técnicas de higiene y mantención.

El mantenimiento de la higiene retira el exceso de sudor, células cutáneas muertas y suciedad que pueden facilitar el crecimiento bacteriano.

Enseñando al paciente técnicas de auto cuidados.

Favorece a la prevención de posibles complicaciones, la participación del paciente en su plan de cuidados y a la recuperación temprana.

Registrando.

Los registros de enfermería son documentos que avalan legalmente al accionar del profesional y favorecer en la continuidad del tratamiento.

Alto riesgo de déficit de volumen de líquidos: hemorragia r/c perdida anormal de sangre secundaria a la amputación de miembro inferior izquierdo.

Prevenir posibles hemorragias.

Lavando las manos antes y después de cada procedimiento.

El lavado de manos reduce el recuento de microorganismos de la flora normal previniendo la transmisión de los mismos y las posibles infecciones cruzadas.

Colocando guantes no estériles.

El uso de guantes evita la transmisión de gérmenes patógenos por contacto directo e indirecto.

Preparando bandeja con materiales.

Promueve la eficiencia y reduce los tiempos.

Explicando procedimiento al paciente.

Ayuda a establecer un patrón de comunicación, fomentar la colaboración del paciente, disipar miedos y preocupaciones.

Valorando las constantes vitales.

Nos proporciona datos para determinar el estado de salud habitual del paciente, a identificar problemas y evaluar la respuesta del paciente a las intervenciones.

Valorando examen de laboratorio.

Actualiza al personal y facilita la detección temprana de complicaciones.

Valorando el estado de la piel.

Es una barrera protectora contra la proliferación de microorganismos patógenos.

Valorando perfución circulatoria.

Detecta claves relacionadas con anormalidades cardiacas patológicas.

Valorando apositos.

Al observar el oposito nos da un indicativo del la cantidad, color, el olor y la consistencia de los drenajes depositados en el oposito.

Elevando los miembros inferiores.

Las técnicas posturales contribuyen a reducir la presión sobre las venas de las piernas. Contribuye a la disminución de los trombos.

Asegurando una buena hidratación

Permite prevenir la disminución del volumen minuto consecuencia de la perdida de sangre.

Registrando.

Los registros de enfermería son documentos que avalan legalmente al accionar del profesional y favorecer en la continuidad del tratamiento.


Bibliografía

6