Diabetes

Salud. Metabolismo. Glucosa. Precauciones. Diabetes mellitas, insulinodependiente, no insulino dependiente, gestacional. Prevención. Tratamiento

  • Enviado por: Kicialera
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

¿QUÉ ES LA DIABETES?

Enfermedad metabólica caracterizada por eliminación excesiva de orina, adelgazamiento, sed intensa y otros trastornos generales.

La diabetes es una enfermedad en la que el cuerpo es incapaz de usar y almacenar adecuadamente la glucosa, lo que provoca su permanencia en la sangre en cantidades superiores a las normales. Esta circunstancia altera el metabolismo de los hidratos de carbono, los lípidos y las proteínas.

CONSIDERACIONES

Es bueno mantener ciertas precauciones:

Las dosis insuficientes o excesivas de insulina pueden causar complicaciones. Todo diabético que toma insulina tiene que reconocer las señales indicadoras de una sobredosis:

- Cosquilleo en la boca, las manos y otras partes del cuerpo

- Frío, sudor y palidez

- Fatiga o desmayo

- Dolor de cabeza

- Hambre

- Dolor abdominal

- Latidos acelerados y temblores

- Deterioro de la visión

- Irritación o cambios en el comportamiento

- Somnolencia

Si se presentan algunos de estos síntomas, es necesario comer algo dulce e ir al médico.

TIPOS DE DIABETES.

Diabetes Mellitas

La diabetes mellitus es una enfermedad que incapacita al cuerpo para metabolizar o usar eficazmente los carbohidratos, las proteínas y las grasas. Cuando comemos, los alimentos (especialmente carbohidratos y frutas) se convierten en glucosa. Todas las células del cuerpo necesitan glucosa para vivir, pero la glucosa no puede penetrar en las células sin la intervención de la insulina. La insulina se produce en las células Beta, que están ubicadas en el extremo del páncreas.

Diabetes Mellitas Insulinodependiente.

La diabetes insulinodependiente, por lo general, comienza en la niñez o la adolescencia aunque existen casos en que a causa de daños al páncreas se presenta a otras edades.  Quienes padecen esta condición tienen muy poca o ninguna capacidad para producir insulina y dependen de inyectarse esta hormona para sobrevivir.  La diabetes tipo 1 es por lo general más severa que el otro tipo de diabetes.

Características:

- Suele presentarse por debajo de los 35 años de edad y frecuentemente en las dos primeras décadas (0-20 años) de la vida.

- Suele acompañarse de delgadez

- Se controla con insulina, dieta y ejercicio

Sus principales síntomas son:

- Mucha sed (polidipsia)

- Exceso de orina (poliuria)

- Rápida pérdida de peso.

- Fatiga y cansancio.

- Náuseas y vómitos.

Diabetes mellitas no insulino dependiente

En los diabéticos del tipo 2, el páncreas produce poca insulina o no puede usarla correctamente. El resultado es que se genera un exceso de azúcar en la sangre que daña las venas y ciertos órganos. Esta diabetes también se llama diabetes adulta ya que suele presentarse en esa edad.

Características:

- Suele aparecer por encima de los 45 años.

- Presenta un componente genético

- Puede ir acompañada de obesidad o no

- Presenta tasas de glucemia (azúcar en sangre) menores que la Diabetes Mellitus Insulino Dependiente

- Se puede controlar con la dieta y agentes hipoglucemiantes

Síntomas:

- Sed excesiva (Polidipsia)

- Orinar frecuentemente (Poliuria)

- Rápida pérdida de peso.

- Fatiga y cansancio.

- Irritabilidad y cambios de humor.

- Cambios en la visión.

- Adormecimiento en las piernas, pies o dedos

- Frecuentes infecciones de piel.

- Curación lenta de heridas.

- Impotencia en el hombre

- Infecciones vaginales en la mujer

Diabetes gestacional

Diabetes detectada durante el embarazo. La causa parece residir en una síntesis deficitaria de insulina, no siendo ésta suficiente como para mantener la concentración sanguínea de glucosa normal durante el embarazo.

Sin cuidados puede producir malformaciones en el feto. Suele desaparecer tras el parto.

Tratamiento:

- Mantener los niveles de glucosa en la sangre dentro de los límites normales durante el embarazo y asegurar el bienestar del feto.

- Se debe realizar una observación muy de cerca del feto y de la madre a lo largo de todo el embarazo. La observación para evaluar el tamaño y bienestar fetales pueden incluir exámenes de ultrasonido y cardiotocografía en reposo.

La cardiotocografía en reposo es una prueba simple e indolora para la madre y su bebé, que se realiza colocando un monitor fetal electrónico (máquina que escucha y muestra los latidos cardíacos del bebé) sobre el abdomen de la madre. Cuando el bebé se mueve, su frecuencia cardiaca suele elevarse a 15 ó 20 latidos por encima de la tasa regular.

El médico puede observar el patrón de latidos del bebé en relación con los movimientos y determinar si el bebé está bien. El médico busca tres aceleraciones de 15 latidos por minuto por encima de la frecuencia cardiaca normal del bebé, que ocurren dentro de un período de 20 minutos.

- La dieta suministra las calorías y nutrientes adecuados y necesarios para el embarazo y controla los niveles de glucosa en la sangre.

Si la dieta no controla los niveles de glucosa en la sangre, se debe iniciar una terapia con insulina.

Complicaciones de la diabetes

La diabetes hace que su nivel de azúcar en la sangre sea más alto de lo normal. Con el tiempo, los niveles elevados de azúcar en la sangre pueden dañar los vasos sanguíneos y los nervios. Este daño puede ocasionar problemas en muchas áreas de su cuerpo. Las áreas principales donde puede haber problemas son los nervios y los vasos sanguíneos en los ojos, riñones, piernas y pies.

En las mujeres embarazadas, las complicaciones son:

- Nivel de glucosa bajo en la sangre o enfermedad del neonato

- Incremento de la incidencia de muertes de recién nacidos

- Desarrollo posterior de diabetes.

¿Qué puedo hacer para prevenir o retardar las complicaciones de la diabetes?

Para prevenir problemas de la diabetes hay mantener su nivel de azúcar en la sangre lo más cercano que pueda al nivel normal y seguir las instrucciones del médico para controlar el nivel de azúcar en la sangre. Aquí hay algunos consejos:

- Comer una variedad de alimentos nutritivos y evitar las comidas con mucha grasa y azúcar.

- Hacer ejercicio regularmente

- Dejar de fumar

- Visitar al médico con regularidad aunque se sienta bien.

Tratamiento.

Se llevará a cabo con la ayuda de tres elementos fundamentales:

Tratamiento dietético.

- El contenido de calorías de la dieta tendrá en cuenta la actividad de la mujer y especialmente su peso. La dieta debe ser lo más variada y completa posible:

Con respecto a los hidratos de carbono, es preferible consumir los que se absorben más lentamente (legumbres, pan, pastas de sopa, patatas, etc.), y reducir el consumo de los de absorción más rápida (frutas). Se prescindirá del uso de azúcar.

La dieta completarse con una ingesta adecuada de proteínas (carnes, pescados, huevos, leche, etc.) y grasas. También será el necesario aporte de vitaminas y minerales, en especial hierro, ácido fólico, calcio y vitamina D.

Es conveniente repartir la ingesta diaria en tres comidas principales (desayuno/comida/cena) y tres tomas suplementarias (media mañana/merienda/acostarse).

- No deben tomarse bebidas alcohólicas, ni se deberá fumar durante la gestación.

- Realización de ejercicio físico. El ejercicio físico ayuda a descender los niveles de glucosa en sangre (glucemia). Suele ser recomendable la natación.

- Tratamiento con insulina. Cuando no se consigue controlar la diabetes, hay que acudir a la administración subcutánea de insulina en dos o tres pinchazos diarios.

INMA LEDESMA CARRASCO

3