Diabetes

Endocrinología. Paciente diabético. Concentración glucosa sangre. Hiperglucemia. Tratamiento. Alimentación. Tipos

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad

La diabetes es una enfermedad que cursa con elevación de la glucosa o azúcar en la sangre debido a la falta total o parcial de una hormona secretada por el páncreas llamada INSULINA. Esta sustancia tiene la función de regular los niveles de glucosa en sangre, haciendo que se gaste en forma de energía, si es que se necesita en ese momento, o que sea almacenada en el hígado.

Todos los alimentos son transformados en glucosa, ya sean grasas, proteínas o hidratos de carbono.

También hay casos de diabéticos que su páncreas libera la suficiente insulina, pero sus órganos, músculos se hacen resistentes a ella, aquí será preciso administrar dosis crecientes de insulina, esto se produce sobre todo en personas obesas (un 80 por ciento de los diabéticos lo son).

¿Qué pasa cuando la glucosa está alta en sangre?

El riñón deja escapar la glucosa por la orina y los músculos, al no tener glucosa para gastar en sus movimientos transforman sus propias grasas y proteínas en sustancias tóxicas.

A largo plazo se lesionan grandes vasos del cerebro, corazón, riñones, extremidades y los pequeños vasos de los ojos y riñones.

Los síntomas de la diabetes no tratada serán: pérdida de peso, debilidad, emisión de gran cantidad de orina, sed excesiva, gran apetito, debilidad y atrofia muscular, incluso puede producirse el coma.

Existen dos tipos de diabetes, una que es de aparición infanto-juvenil y necesita la administración de insulina desde su comienzo, y otra cuyo inicio es a partir de los cuarenta años y se trata con dieta y ejercicio

TRATAMIENTO NATURAL DE LA DIABETES.

  • ALIMENTACIÓN:

  • Será rica en fibras vegetales porque favorecen una absorción lenta de la glucosa, con lo cual no se producirán elevaciones bruscas en la sangre, además la fibra combate el estreñimiento, que es importante eliminar para evitar putrefacciones intestinales que perjudicarían para un buen control de la glucosa por parte del páncreas. La fibra también ayudará a mantener un peso adecuado pues un 80 por ciento de los diabéticos están por encima de su peso, y a regular los niveles de colesterol en sangre.

    Se podrá tomar:

    • Verdura gratinada o al vapor

    • Cebolla y ajo, especialmente crudos

    • Ensalada de verduras amargas: endibias, diente de león, alcachofas

    • Pan integral, pastas integrales, bollería integral, arroz integral cereales integrales, harina integral

    • Requesón, leche ácida, yogur, kéfir

    • Ensalada: col blanca, lechuga, berros, rábano picante, espinacas tiernas, zanahoria

    • Sopas de verduras con cereales

    • Semillas: nueces, almendras, sésamo, pipas: no más de una cucharada por día

    • Levadura de cerveza: echar una cucharada a la ensalada o tomar 4 comprimidos al día

    • Copos de avena: 250 gr. por día (éste cereal está especialmente indicado en ésta dolencia)

    • Legumbres: soja, lentejas, garbanzos, judías

    • Aceites vegetales: oliva o girasol

    • Fruta: no se debe consumir en exceso, sobre todo la que contenga mucha azúcar (cerezas, ciruelas, sandía, melón, plátano)

    Disminuir la ingesta de carne a 1 o 2 veces por semana ,especialmente el cerdo y sus derivados no deberían comerse por producir subidas y descontroles del azúcar en la sangre (embutidos, jamón serrano, jamón york, foie gras, mantecados o bollería hecha con la manteca del cerdo).

    Evitar el azúcar blanco, la morena y la fructosa, los productos hechos con harinas blancas o refinadas (pan, pastas, bollería , etc)

    Tampoco es aconsejable el alcohol porque produce bajadas bruscas de glucosa con malestar, sudoración y

    pérdida del conocimiento.

    Se debe comer despacio, masticando bien los alimentos , en un ambiente tranquilo, evitando comer mucho.

    ¿Qué es la diabetes?

    La diabetes es una enfermedad en la que el cuerpo es incapaz de usar y almacenar apropiadamente la glucosa, lo que provoca su permanencia en sangre en cantidades superiores a las normales. Esta circunstancia altera, en su conjunto, el metabolismo de los hidratos de carbono, los lípidos y las proteínas.

    Ver la sección: clasificación de la diabetes

    La diabetes mellitus tipo 1 es una enfermedad que aparece, generalmente, en personas de menos de 30 años, aunque puede ocurrir a cualquier edad. Su característica principal es la incapacidad del cuerpo para producir insulina, la hormona que hace posible la utilización de la glucosa por parte de las células del organismo.

    ¿Porqué se produce la diabetes tipo 1?

    El proceso de desarrollo de la diabetes tipo 1 es gradual, pudiendo ser necesarios varios años antes de que se manifieste clínicamente. La enfermedad se desarrolla por el ataque del sistema inmune contra las propias células beta del páncreas, encargadas de producir la insulina. Este proceso parece tener varias etapas:

    • Hay, primero, una susceptibilidad o predisposición genética, en la que parece haber implicados varios genes.

    • Además, parece necesario que ocurra un factor desencadenante ambiental (infección viral, estrés, toxinas, etc.), tras el cual, aparece el proceso inmunológico frente a las propias células beta, que son destruidas.

    La reacción inmunológica está mediada por anticuerpos (reacción humoral) y células (reacción celular), habiéndose detectado autoanticuerpos frente a proteínas presentes en la superficie de las células beta, como la descarboxilasa del ácido glutámico (GAD), que es similar a una proteína del virus Coxsackie B, potencialmente implicado en el desarrollo de la diabetes. Otros anticuerpos incluyen: los IA2, dirigidos contra una fosfatasa presente en el interior de las células beta; y, anticuerpos contra la propia insulina. Estos anticuerpos pueden ser detectados en el suero de los pacientes meses y años antes del desarrollo de la enfermedad, y se han convertido en marcadores de un estado conocido como prediabetes.

    ¿Cuáles son los síntomas de la diabetes, y porqué se producen?

    Los alimentos digeridos en el estómago y el intestino son transformados a glucosa, aminoácidos y lípidos. Una vez que la glucosa pasa a la sangre, se convierte en la fuente principal de energía de la mayoría de las células del organismo. Para que pueda ser introducida y utilizada eficazmente por las células, la glucosa necesita de la ayuda de la insulina, producida por las células beta del páncreas. La entrada de la glucosa dentro de las células hace que caiga su nivel en sangre (glucemia).

    Cuando existe una deficiencia de insulina, la glucosa es incapaz de entrar en las células del organismo y permanece en la sangre, elevando su nivel por encima de los límites normales. Al mismo tiempo, las células, en las que no ha entrado la glucosa, sufren la falta de su principal fuente de energía.

    Al carecer las células de su principal fuente de energía, el paciente se encuentra excesivamente cansado, con desproporcionada sensación de hambre (polifagia) y progresiva pérdida de peso. Por otra parte, la glucosa que se mantiene en exceso en sangre, supera la capacidad del riñón para retenerla y se empieza a perder por orina, acompañada por una cantidad de agua excesiva, lo que provoca que el paciente orine más de lo normal (poliuria) y pierda un exceso de líquido, que le lleva a tener que beber agua en exceso (polidipsia). Cuando esta situación se mantiene en el tiempo, sin corregirse mediante el suministro de insulina, puede aparecer un cuadro de cetosis y coma, en el que el paciente tiene un grave riesgo vital.

    ¿Cuál es el tratamiento?

    El tratamiento consiste en el suministro diario de insulina mediante inyecciones, ya que la insulina administrada oralmente no es eficaz al ser degradada en estómago y duodeno. Una vez que se inicia el tratamiento con insulina, los pacientes recientemente diagnosticados pueden tener un periodo de remisión parcial, llamado de “luna de miel”, durante el cual, un resto de células beta mantiene una cierta capacidad de producir insulina. Al continuar el suministro externo de la hormona, el periodo de "luna de miel" se mantiene durante algunos meses. Finalizado este breve periodo, el adecuado aporte externo de insulina, se convierte en la exclusiva fuente de esta hormona para el paciente, que deberá mantenerse durante toda su vida, siguiendo estrictamente las pautas de administración que el diabetólogo establece de manera individualizada.

    Clasificación realizada por el comité de expertos de la ADA y la OMS, de acuerdo con las causas de la enfermedad

  • Diabetes mellitus tipo 1

  • Diabetes mediada por procesos autoinmunes

    • Está causada por un proceso autoinmune que destruye las células beta pancreáticas.

    • Se pueden detectar autoanticuerpos en el 85-90% de los pacientes en los que se detecta hiperglucemia por primera vez.

  • Diabetes idiopática

    • Forma de la enfermedad cuya causa es desconocida.

  • Diabetes Mellitus tipo 2

    • Puede presentarse por una resistencia a la insulina acompañada de una deficiencia relativa en su producción pancreática.

  • Diabetes Gestacional

  • Otros tipos específicos de diabetes

  • Defectos genéticos de la función de la célula beta:

  • Cromosoma 12, HNF-1 alfa (antes MODY 3)

  • Cromosoma 7, glucokinasa (antes MODY 2)

  • Cromosoma 20, HNF-4 alfa (antes MODY 1)

  • DNA mitocondrial

  • Otras

  • Defectos genéticos en la acción de la insulina

  • Resistencia insulínica tipo A

  • Leprechaunismo

  • Síndrome de Rabson-Mendenhall

  • Diabetes lipoatrófica

  • Otras

  • Enfermedades del páncreas exocrino:

  • Pancreatitis

  • Traumatismo/pancreatectomía

  • Neoplasia

  • Fibrosis quística

  • Hemocromatosis

  • Pancreatopatía fibrocalculosa

  • Otras

  • Endocrinopatías :

  • Acromegalia.

  • Síndrome de Cushing

  • Glucagonoma

  • Feocromocitoma

  • Hipertiroidismo

  • Somatostinoma

  • Aldosteronoma

  • Otras

  • Inducida por químicos o drogas:

  • Vacor

  • Pentamidina

  • Ácido nicotínico

  • Glucocorticoides

  • Hormonas tiroideas

  • Diazoxido

  • Agonistas beta-adrenérgicos

  • Tiazidas

  • Dilantin

  • Alfa-interferón

  • Otras

  • Infecciones

  • Rubeola congénita

  • Citomegalovirus

  • Otras

  • Formas no comunes de diabetes mediada por fenómenos inmunes

  • Síndrome de "stiff-man"

  • Anticuerpos anti-receptor de insulina

  • Otras

  • Otros síndromes genéticos asociados a veces con diabetes

  • Síndrome de Down

  • Síndrome de Klinefelter

  • Síndrome de Turner

  • Síndrome de Wolframs

  • Ataxia de Friedreich

  • Corea de Huntington

  • Síndrome de Laurence Moon Beidl

  • Distrofia miotónica

  • Porfiria

  • Síndrome de Prader Willi

  • Otros

  • Referencia

  • The Expert Committee on the Diagnosis and Classification of Diabetes Mellitus. Report of the Expert Committee on The Diagnosis and Classification of Diabetes Mellitus. Diabetes Care 2000; 2 3: S4-S19.