Día Internacional de la Mujer

Mujeres trabajadoras. Derechos humanos. 8 de Marzo. Sexo femenino. Capacitación laboral. Madres. Esposas. Igualdad de sexos y discriminación

  • Enviado por: Micker22
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

Un día para la mujer

Porque ya no se conforman con cuidar del hogar, sino que salen de él en busca de sus sueños. Porque su naturaleza les permite dar vida a otro ser y eso les da la fuerza para enfrentar cualquier reto. Porque pueden asumir cualquier rol, pero ante todo son mujeres.

Hay muchas razones para celebrar un día al sexo femenino y hoy, ocho de marzo, es la fecha elegida por las Naciones Unidas como el Día Internacional de la Mujer.

Lo mismo amas de casa que profesionistas, madres solteras o estudiantes, todas tienen el derecho de recibir este día una felicitación.

Y a manera de homenaje, cuatro mujeres laguneras comparten su historia de lucha por el éxito, que seguramente iguala en valores a las de muchas otras que permanecen en el anonimato.

La mujer lagunera también ha conseguido avanzar en un mundo -y en un país- que por muchos años ha estado supeditado por los hombres.

Por mencionar sólo a algunas de ellas (ya que son muchas) las mujeres avanzan y son productivas por ejemplo la doctora Blanca Inés Martínez de Alba, una mujer a la cual una necesidad interior la llevó a crear el Centro Alzheimer de La Laguna. Inició desde el año de 1999 y hasta la fecha sigue con esta noble labor al frente de este Centro que busca una vida más digna para las personas que padecen esta enfermedad.

Patricia Hernández, joven mujer que ha trabajado la gráfica desde hace tiempo, ha logrado que su obra se haya expuesto en diversas partes del país y algunas del extranjero, y que ahora es miembro del taller El Chanate, comentó su apreciación acerca de cómo percibe el festejo del Día de la Mujer.

Asimismo Perlita Lourdes Olivia Lee Chibli, empresaria lagunera, platicó un poco de lo que para ella significa este gran día y Frida Ciprés de Rayas, profesionista y estudiante a la vez, en entrevista, se pronunció en contra de la igualdad entre las mujeres y hombres.

Por una vida mejor

Algunas han logrado ser personas independientes y sin importar la edad, las mujeres jóvenes y las mayores, encaminan su vida hacia la valoración, el bienestar y el espacio en sí mismas que les corresponde.

Las hay artistas, promotoras culturales, empresarias, deportistas, amas de casa, en fin, mujeres que dan lo mejor a cada minuto, que van construyendo un camino sin entrar en competencia con los hombres, sino entrando en un mismo equipo con ellos.

Cabe mencionar que exigir derechos para las mujeres no significa hacer a un lado a los hombres, ni siquiera ser como ellos, cada género es infinitamente valioso y por lo tanto las dos partes deben recibir el bienestar y la libertad que les corresponde no sólo como hombre o mujer, sino como seres humanos.

Conscientes de los avances pero también de los desafíos pendientes en materia de igualdad de oportunidades, nos unimos en el esfuerzo necesario para culminar un cambio cultural y social que permita una igualdad real entre mujeres y hombres.

Mujeres y hombres tienen que sumar energías hasta conseguir que la conmemoración del día ocho de marzo sea el recuerdo de este reto, y que las capacidades, las aportaciones y las aspiraciones de las mujeres -más del cincuenta por ciento de la población- se integren en una sociedad constituida por todos: diferentes pero iguales.

Historia

El Día Internacional de la Mujer es una celebración para todas y todos los que saben que la historia, el presente y el futuro se construye cumpliendo con un rol, diferente, pero igual de importante.

Su origen fue la rebeldía de las obreras de la fábrica Cotton de New York. Era la época pre-industrial de 1908, cuando las obreras que trabajaban con salarios de miseria, sin horario, en condiciones de higiene insufribles y sin ningún derecho, levantaron su voz contra las condiciones infrahumanas de trabajo que vivían. Sus peticiones no fueron atendidas y se declararon en huelga, permaneciendo en la fábrica. El patrón, prendió fuego a la fábrica y quedaron calcinadas 129 obreras.

En 1910, en el Congreso de las mujeres socialdemócratas celebrado en Copenhague se aprobó el ocho de marzo como la Jornada Mundial de la Mujer Trabajadora, con sentido universal, por todas las reivindicaciones por las que las trabajadoras venían luchando.

Hoy, el ocho de marzo se celebra en todo el mundo, se conmemora también en las Naciones Unidas y es fiesta nacional en muchos países. Las mujeres de todos los continentes a menudo separadas por fronteras nacionales y diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas, se unen para celebrar su día y celebrar la lucha por la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo para todas y todos.

Patricia Hernández

Lo primero que viene a la mente de esta joven creadora, cuando le mencionan el ocho de marzo es que precisamente es el día en que cumple años su mamá. “Sinceramente, creo que ese día sólo lo inventaron para callar las conciencias, ¿por qué no hay un día del hombre por ejemplo?”.

Para Patricia, plantear sólo un día para festejar a la mujer es contradictorio, ya que termina siendo más discriminatorio por el simple hecho de tener que reconocerlas un solo día, cuando su labor debería tomarse en cuenta a diario.

“A mí me gustaría que no fuera necesario, si se tiene que hacer es porque apenas lo están notando, en cuanto nos podamos olvidar de que hay un `día de la mujer', entonces será más válido”.

Patricia admira a todas las mujeres que pueden sacar adelante una familia por ellas mismas y que además no dependen “de” que son valiosas por ellas mismas. “Creo que es una de las labores más importantes que puede lograr una mujer”.

Acerca de las mujeres que admira menciona a Remedios Varo y a Leonora Carrington. Patricia ha logrado un crecimiento en el arte joven lagunero y cada vez su presencia gráfica va abriéndose paso al lado de las muchísimas otras propuestas visuales.

Su mayor logro hasta el momento como mujer es cada instante que vive.

“Yo creo que todavía me faltan por hacer muchísimas cosas, no puedo definir un único logro, ya que pasan cosas importantes todos los días, que a lo mejor en el momento no lo parecen, pero con el tiempo te das cuenta de su trascendencia”.

“Para mí es más importante el trabajo de todos los días que una cosa en particular, no vale que alguna vez ganes un premio y pensar que por `eso' ya la hiciste”.

Me agrada la mujer que no dependa de alguien, que se dé cuenta de que tiene una vida propia, porque si no se valora ella misma, se le olvida a la gente, e incluso a ella misma que es una persona capaz.

Para Patricia es importante que las mujeres “sean” por sí mismas y que se les recuerde como tal, no sólo como la mamá, la esposa, la hija, de los demás sino como una mujer individual que es lo suficientemente valiosa como para poder desempeñar todos esos roles.

Perlita Lee Chibli

Actualmente el papel de una mujer sigue siendo tan importante como cuando empezó la historia en la humanidad, y a medida que ha ido girando el tiempo, y las ruecas de la hilatura han ido caminando, su quehacer se ha hecho más exigente y necesario, expresó Perlita Lee.

Hace años que el sexo femenino por mucho tiempo estuvo relegado en las cuestiones de la casa, hijos y marido, por cierto aún sigue ahí, no se ha desligado de todo lo que ello implica, y precisamente por el gran potencial que posee la mujer ha evolucionado en otros sentidos de su vida tal como en el ámbito social, político, empresarial, económico y demás.

Pero qué pasa con esa primera tarea heredada de siglos antes, la de ser mamá y esposa, ninguna de las dos desaparecería si la fémina quisiera incursionar en el campo laboral, su rol nunca cambiaría, pero su vida sí, ya que tendría la posibilidad de explotar los conocimientos y habilidades que tal vez en casa, poco probable hubiera podido realizar.

“Las mujeres tenemos un papel importante en la vida y si nos apoyamos unas a otras en darnos consejos, ser honestas con nosotros mismas, podemos crecer aún más, somos el complemento del mundo, al igual que los hombres, si faltara alguno de los dos, el universo se termina porque no podríamos vivir separados”.

Falta mucho porque la mujer entienda cuál es su papel en la vida es bello: “somos una extensión del poder divino de Dios para procrear junto con el hombre. Hay que vivir en equilibrio, comunicación y con la posibilidad de superar las debilidades y temores, que nunca falte ese optimismo y alegría en todo lo que haga, que siempre empecemos el día con un `sí', muy positivamente”.

Perlita Lourdes Olivia Lee Chibli, es una mujer empresaria quien además se da tiempo para participar en actividades de asistencia social, es dama rotariana y socia del Club de Mujeres Profesionistas y de Negocios de La Laguna. Su matrimonio lo lleva felizmente con Antonio Pérez Vázquez, con quien procreó tres hijos Antonio, Perita Joselin y Alejandro. El sábado pasado celebró sus 22 años de casada.

Frida Ciprés de Rayas

Días como hoy nos sirven, no para festejar nuestra condición de mujeres, sino para hacer más conciencia del papel que desempeñamos en nuestra familia, comunidad y en el mundo, tanto hombres como mujeres.

“De principio yo no creo en eso de la igualdad de la mujer de un modo tan categórico. Los hombres y mujeres no podemos ser iguales por muchas y obvias razones, somos un complemento unas de otras lo que es todavía mejor” pronunció Frida Ciprés de Rayas.

Asimismo dijo que sí se debe trabajar de manera proactiva, no beligerante para que haya una igualdad en cuanto a los derechos que hombres y mujeres tienen por el simple hecho de ser seres humanos.

Muchas veces las mujeres, como bien dijo Sor Juana “somos la ocasión de lo mismo que juzgamos” ya que a las niñas las enseñan desde pequeñas que están para servir y atender a sus hermanos porque ellos son hombres, pero luego pregonan que son firmes partidarias de la liberación femenina, no hay congruencia entre lo que hacen y dicen.

Respecto a si es fácil de combinar los papeles de madre, ama de casa con los gustos profesionales o laborales, Frida comentó que se requiere de mucha organización, planeación y la mayoría del tiempo un gran sentido del humor para ir sorteando las eventualidades de cada día, hay cosas que son urgentes, otras importantes y otras que son realmente importantes por lo que es necesario analizar las prioridades.

“En mi caso mi prioridad es y será siempre mi familia, pero fíjate que en los tres últimos años que he dedicado gran parte de mi tiempo a estudiar; mis hijos y mi esposo me han dado su apoyo incondicional, pues saben que me gusta y que me satisface” con estas palabras la joven madre, esposa y también profesionista concluyó la entrevista.

Dra. Blanca Inés Martínez de De Alba

La doctora Blanca hace notar que de alguna manera el hecho de festejar este día es para acentuar la presencia de la mujer.

“Primero porque nos sirve a las que ya estamos haciendo algo como un incentivo, que reconozcan nuestro trabajo”.

“Por otro lado, permite a algunas mujeres el cuestionarse sobre su papel en la sociedad, ya que pasan los años y muchas ni siquiera se cuestionan que están haciendo aquí”.

Para la doctora es de suma importancia que a la mujer se le permita “florecer”.

“En mi generación (los años 70), fuimos pioneras en el ramo de educación, mi generación fue la primera de mujeres que sobrepasaron el grado de preparatoria aquí en La Laguna”.

El hecho que la mujer sobresalga debe tener una justificación según la doctora: “Considero que no es importante figurar, sino hacer las cosas bien y por iniciativa propia, antes nos hallábamos supeditadas por lo que decidieran los hombres”.

Las mujeres dignas de admiración para Blanca Inés Martínez son Teresa de Calcuta y Adela Ayala, esta última una escritora lagunera que se caracteriza por sus textos que incitan a los niños hacia los valores sensibles como la bondad.

Considera también que el mayor logro para una mujer es poder sostener una familia, no sólo hablando en términos económicos, sino también en crear los principios y valores dentro de la misma.

La doctora es el ejemplo de una mujer inclusiva que trata de aportar algo valioso a la sociedad, ya que fue la mujer que en 1999 emprendió la labor de crear un centro digno para personas con Alzheimer en el cual los pacientes pudieran tener una mejor calidad de vida y también sus familiares. Hoy en día cuentan con más apoyo pero aún así “todavía somos muy pocas personas colaborando”.

Vídeos relacionados