Día de los Difuntos

Tradiciones y cultos bolivianos. Cementerios. Día de Todos los Santos. Halloween

  • Enviado por: Mohammed
  • Idioma: castellano
  • País: Bolivia Bolivia
  • 2 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

SANTOS DIFUNTOS

“Siempre y cuando recordemos a los seres queridos que han dejado este mundo, nunca nos habrán abandonado por completo”

"Dios no es un Dios de muertos, sino de vivos."
(San Marcos 12,27)

Aquellos que nos han dejado, no están ausentes, sino invisibles.
Tienen sus ojos llenos de gloria, fijos en los nuestros, llenos de lágrimas.
(San Agustín)

El día de los difuntos es una tradición de varios siglos muy importante no solo en nuestro país, sino en todo el mundo. En este día, los Bolivianos visitan las tumbas de sus familiares; llevan comida, bebidas, y velas, así transformando el panteón en un paisaje mágico de luces vacilantes y de sociabilidad calurosa

Desde el siglo IV la Iglesia de Siria consagraba un día a festejar a "Todos los Mártires". Tres siglos más tarde el Papa Bonifacio IV transformó un templo romano deificado a todos los dioses (Panteón) en un templo Cristiano dedicándolo a "Todos los Santos", a todos aquellos que nos habían precedido en la fe. La fiesta en honor de Todos los Santos, inicialmente se celebraba el 13 de Mayo, pero fue el Papa Gregorio III quien la cambió de fecha al 1º de Noviembre, que era el día de la "Dedicación" de la Capilla de Todos los Santos en la Basílica de San Pedro en Roma.

Más tarde, en el año 840, el Papa Gregorio IV ordenó que la Fiesta de "Todos los Santos" se celebrara universalmente. Como fiesta mayor, esta también tuvo su celebración vespertina en la "vigilia" para preparar la fiesta (31 de Octubre). Esta vigilia vespertina del día anterior a la Fiesta de todos los santos, dentro de la cultura Inglesa se tradujo al inglés como: "All Hallow's Even" (Vigilia de Todos los Santos).

Con el paso del tiempo su pronunciación fue cambiando primero a "All Hallowed Eve", posteriormente cambio a "All Hallow Even" para terminar en la palabra que hoy conocemos "Halloween"(Que en nada estaba relacionada con lo que hoy se conoce como Halloween.) Por otro lado ya desde el año 998, San Odilo, abad del Monasterio de Cluny, en el sur de Francia, había añadido la celebración del 2 de Noviembre, como una fiesta para orar por las almas de los fieles que habían fallecido, por lo que fue llamada Fiesta de los "Fieles Difuntos" la cual se difundió en Francia y luego en toda Europa

Pero ahora, después de conocer la historia del origen de esta fecha, les pregunto:

¿Es realmente necesario tener una fecha específica para recordar a nuestros seres queridos?

Para muchas personas la fe se ha convertido en un instrumento para la muerte. Cuando muere un ser querido se acuerdan de Dios, pero mientras esto no sucede el Señor es un fardo inútil que intentan quitar de sus vidas.

Los muertos ya no pueden elegir. Los difuntos no pueden convertirse ni pueden aceptar en su muerte a Cristo. Sólo es en el camino de la vida cuando se pueden tomar opciones que tendrán validez más allá de esta existencia terrena.

Cuando una persona vive con temores a la muerte se olvida de vivir. La gran promesa que Jesús nos ha dejado nos hace ver a nuestros seres queridos como compañeros de camino, no como propiedad nuestra

A lo que me voy es, que el “Día de los Difuntos” no debe ser tomado como una tradición mas, como una costumbre a la cual estamos obligados a asistir y recordar, o simplemente realizarla por respeto.

Siento decir que este día, tal como otras famosas fechas: “Día de la Amistad”, “Día de la Madre/Padre”, “Día del Maestro”, etc, ha caído en el círculo matutino de costumbres que se deben realizar por que sí, pues son pocos los que realmente lo ven como debe ser.

No necesitamos de una Fecha Especial para recordar todo el amor de nuestra madre o la amistad del verdadero amigo, estos son hechos y notas que deben perdurar desde el momento en que abrimos los ojos y hasta que los cerramos. Son cosas que se sienten y se viven.

¿Por qué recordar con miedo? Siento que todos debemos reflexionar sobre este tema y darle más importancia, dejando a aun lado la comida y atractivas luces y risas.

La vida es un camino corto, no esperemos hasta el último momento para decir lo que sentimos o hacer lo que anhelamos, por que podría ser demasiado tarde.

De igual forma, no dispongamos de una fecha específica para recordar a los que han dejado esta vida para renacer en un Reino Mejor, el recordarlos con amor y respeto es algo que debe nacer de nuestro interior, debe ser sincero...evitemos hacer de este Día Especial una costumbre más de nuestra sociedad, una obligación.