Despostismo Ilustrado en España

Historia Española. Reinado Carlos III. Legislación reformadora. Límites reformismo borbónico

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

EL DESPOTISMO ILUSTRADO

Carlos III

- Carlos III - rey español al morir su hermanastro fernando VI sin descendencia (1759-1788)

- había gobernado Nápoles (1734-1759), contacto con ideas ilustradas

- en España era partidario de seguir ideas de progreso y racionalización ilustradas, manteniendo la soberanía de su monarquía absoluta.

- SE INICIA LA ETAPA DE DESPOTISMO ILUSTRADO

- fuerte oposición de los privilegiados a sus reformas

- MOTÍN DE ESQUILACHE - revuelta por el malestar de la población por la escasez y el precio de los alimentos, el rechazo al excesivo poder de altos cargos extranjeros (Grimaldi, Esquilache) y la oposición de los privilegiados a las reformas que reducían su poder e influencia.

revuelta popular en Madrid contra las medidas de saneamiento y orden público tomadas por el ministro Esquilache: limpieza urbana, alumbrado y prohibición de los juegos de azar, el uso de armas y utilizar sombreros chambergos y capas largas.

- Esquilache destituído, se paralizan las reformas y bajan los precios de algunos productos básicos (aceite, pan). Los motines cesan y el país se pacifica.

- Carlos III continúa su política reformista, cuenta con ministros y colaboradores españoles. (Pedro Rodríguez Campomanes, Conde de Floridablanca, Conde de Aranda, e ilustrados como Pablo de Olavide, Francisco Cabarrús y Gaspar Melchor de Jovellanos)

LA LEGISLACIÓN REFORMADA

Religión:

- Énfasis en reformar el papel, el poder y la influencia de la Iglesia.

- Los ilustrados eran regalistas, d. h. defensores de la autoridad del rey frente a la Iglesia. Carlos III reclamó el derecho al nombramiento de los cargos eclesiásticos, control de la Inquisición y la fundación de monasterios y combatió el intento de la Iglesia de construir un poder dentro del Estado.

- Expulsó a la Orden de los Jesuitas,(enorme poder y odeciencia directa al papa) por probable instigadora de los motines contra Esquilache.

Sociedad:

- Decreto de 1783, se declaran honestas todas las profesiones y se admiten como mérito para la consecución de la hidalguía.

- Reforma de los estudios universitarios y las enseñanzas medias (Estudios de San Isidro de Madrid), se fundaron las escuelas de artes y oficios, con conocimientos prácticos, obligatoriedad de la educación primaria. Se promovió la fundación de Academias dedicadas a las letras y las ciencias.

Economía:

Para acabar con las trabas que inmovilizaban la propiedad, entorpecían la libre circulación y amordazaban los mercados, se tomaron medidas:

- limitación de los privilegios de la Mesta, propuesta de Olavide de colonización de nuevas tierras (Sierra Morena), proyectos de reforma agraria.

- fomento de le libre circulación de mercancías por España y de granos (1765), liberalización progresiva del comercio colonial (fin del monopolio del puerto de Cádiz, 1765)

- apoyo a la actividad industrial, libre proceso de fabricación, abandonando la gestión directa de las Reales Fábricas, desde 1761.

Se establecieron aranceles (1782) y firmaron tratados comerciales para defenderse de la competencia exterior.

- moderación en la política impositiva - intención de fomentar la producción y limitar el gasto público.

- creación de las Sociedades Económicas de Amigos del País (1ª 1765) - objeto de fomentar la agricultura, el comercio y la industria, traducir y publicar libros extranjeros e impulsar ideas fisiócratas y liberales.

LÍMITES DEL REFORMISMO BORBÓNICO

- Despotismo ilustrado de Carlos III - balance positivo (reformas económicas, proyectos para el progreso de la instrucción pública, saneamiento de ciudades, mejora de la red de carreteras, se defendieron las prerrogativas del Estado frente a la Iglesia, se animó al desarrollo de actividades productivas, ect.)

- La reforma agraria implicaba la pérdida de poder de los privilegiados. En el XVIII enfrentarse a la nobleza significaba destruir la base de la desigualdad civil, sobre la que se asienta una monarquía absolutista. Necesario era mantener el poder del monarca y el esqueleto del orden del Antiguo Régimen.