Desnutrición en México

Evolución. Efectos. Causas. Prevención. Programas de ayuda

  • Enviado por: Charlie Angel
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

INTRODUCCION

“La desnutrición problema de salud pública que afecta a un grupo poblacional grande, que tiene consecuencias mediáticas e inmediatas, que involucra a diversos sectores gubernamentales y que necesita para su resolución de políticas de salud como políticas públicas”

La desnutrición en México, en 1979, 1996 y 1999, presentó los porcentajes de 54%, 42.7% y 25.9% de menores de cinco años, respectivamente. Ello muestra una disminución a través del tiempo; sin embargo, aún sigue siendo un problema de consideración, dado que en forma global casi treinta por ciento de la población infantil la padece. Debido a la magnitud y las repercusiones que trae consigo la desnutrición en el sujeto que la padece, desde los años setenta surge la iniciativa de mejorar la condición nutricional de la población mediante diferentes intervenciones:

a) Un diagnóstico inicial

b) La provisión de suplementos alimenticios

c) Acciones de promoción y prevención del problema

d) Seguimiento de la población.

El propósito de este trabajo es saber mas afondo y descubrir como podemos evitar la desnutrición y sus consecuencias mas sin embargo cabe mencionar que este tema es muy importante para mi ya que yo sufrí de anorexia nerviosa y se lo que es estar desnutrido.

EL PROBLEMA DE LA DESNUTRICION EN MEXICO

La desnutrición es un problema de salud, que desde décadas atrás lo padecen muchos países, principalmente de escasos recursos o en vías de desarrollo.

En México, las estadísticas de la Encuesta Nacional de Nutrición, llevadas a cabo en 1979, reportaron 54 por ciento de los niños del grupo preescolar con algún grado de desnutrición. En 1996, en la Encuesta Nacional de Alimentos se mencionó la existencia de 42.7 por ciento menores de cinco años que padecían desnutrición; de éstos, 25.9 presentaron desnutrición leve, 12.7 moderada y 4.2 severa. Mientras los informes emitidos por la Encuesta Nacional de Nutrición de 1999, del Instituto Nacional de Salud Pública, refirieron para ese año un número de 4'480 100 (25.2 por ciento) niños menores de cinco años con algún grado de desnutrición, de los cuales 800 000 sufrían desnutrición de alto riesgo.

La desnutrición es una asimilación deficiente de alimentos por el organismo, que conduce a un estado patológico de distintos grados de severidad y variadas manifestaciones clínicas o un estado patológico del organismo, que no permite un adecuado aprovechamiento de los nutrientes que son consumidos, ocasionando un deterioro del cuerpo. Esta condición sitúa a esta enfermedad como un estado de deficiencia en el consumo de energía o nutrimentos que va a afectar de modo negativo la salud de quien la padece, incluso puede, según el grado de afectación, dejar secuelas permanentes o poner en peligro la vida.

EFECTOS DE LA DESNUTRICIÓN

Durante la etapa de 0 a 5 años ocurren los cambios más importantes en el crecimiento y desarrollo, el crecimiento alcanza las velocidades más elevadas y el desarrollo se caracteriza por el logro de importantes hitos sucesivos en periodos muy cortos de tiempo. Es durante esta fase en la que el menor logra su madurez inmunológica y adquiere habilidades y destrezas en su desarrollo psicomotor que lo preparan para su ingreso exitoso al sistema educativo formal. En un periodo tan importante para la formación del individuo, la alimentación y la nutrición ocupan un lugar central, al proporcionar la energía y los nutrimentos necesarios para soportar las exigencias del crecimiento y propiciar las condiciones para que se manifieste un desarrollo óptimo.

Los resultados de la Encuesta Nacional de Nutrición (ENN 1999), encabezada por el grupo de investigadores del Centro de Investigación en Nutrición y Salud Poblacional del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), muestran que en México existe una prevalecía de talla baja para la edad en menores de 5 años de 17.8%, de bajo peso para la edad de 7.6% y de bajo peso y talla de 2.1%. El 27.2% de los menores de cinco años cursa con anemia principalmente por deficiencia de hierro, así mismo, se conoce que existen deficiencias específicas de algunos micronutrimentos, como vitamina A, C, E, zinc, hierro, ácido fólico, yodo, entre otros. Se aprecia que los niños desnutridos pierden entre 12 y 15% de su potencial intelectual, corren un riesgo de contraer enfermedades infecciosas 8 a 12 veces mayor que un niño sano y son más propensos a padecer enfermedades crónico degenerativas.

El ciclo pobreza-enfermedad inicia desde la gestación, cuando la insuficiente nutrición de la madre, las características del patrón reproductivo (edad al procrear, número y frecuencia de los hijos) y la inapropiada atención prenatal y del parto provocan elevadas tasas de mortalidad infantil, alto riesgo de bajo peso del recién nacido.

La alimentación deficiente en la infancia deja huellas irreversibles. El crecimiento y desarrollo defectuosos provocarán baja estatura, mayores riesgos de enfermedad y bajo desempeño escolar. La desnutrición en menores de cinco años provoca un gran número de consecuencias en diversas áreas del sujeto. Se han documentado efectos a corto, mediano y largo plazo, a largo plazo la desnutrición afecta la capacidad de trabajo físico, el desempeño intelectual y escolar durante la adolescencia y edad adulta.

El periodo de los dos años de edad es una “ventana de edad crítica” para la promoción del crecimiento, la salud y desarrollo óptimos. Se ha justificado que ésta es la edad pico en la que ocurren fallas de crecimiento, deficiencias de ciertos micronutrimentos (minerales y vitaminas) y enfermedades comunes de la niñez como la diarrea. Después de que el niño alcanza los dos años de edad, es muy difícil revertir la falla del crecimiento ocurrida anteriormente.

CAUSAS DE LA DESNUTRICION

Las prácticas deficientes de lactancia materna y alimentación complementaria, junto con el índice elevado de enfermedades infecciosas, son las causas principales de desnutrición en los primeros dos años de vida. Por esta razón, es esencial asegurar que las personas encargadas del cuidado y salud de los niños reciban orientación apropiada en cuanto a la alimentación óptima de lactantes y niños pequeños.

La desnutrición y las deficiencias de vitaminas y minerales ocurren principalmente durante la gestación y los dos primeros años de vida. Por ejemplo, la talla baja es de sólo el 8% en el primer año de vida, pero casi se triplica en el segundo año de vida y posteriormente se mantiene estable, indicando que el retardo en talla ocurre antes de que el niño cumpla los dos años.

La prevalencia de anemia es de casi 50% en los niños de 6 a 23 meses y la deficiencia de hierro es de 67% en este grupo de edad. Además las prevalencias de desnutrición son mucho más elevadas entre las familias más pobres. Por ejemplo, la prevalencia de talla baja es de casi 48% en el status socioeconómico más bajo y de sólo 4.6% en el status más alto.

PREVENCION DE LA DESNUTRICION

Con el fin de prevenir la desnutrición o la malnutrición de los niños y mujeres, la Secretaría de Salud a través de un grupo de expertos en nutrición, desarrolló suplementos alimenticios específicos para niños menores de cinco años y de mujeres embarazadas o en lactancia. Estos suplementos tienen como cualidad aportar el 100% de los micronutrimentos diarios requeridos y 20% en promedio de las necesidades calóricas.

El Programa Oportunidades dispone de dos suplementos alimenticios dicho programa nos permite abordar el tema sobre la motivación sobre el consumo de suplementos alimenticios como se mostraran a continuación:

  • Nutrisano (para niños y niñas)

  • Nutrivida (para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia).

Nutrisano

Está indicado para el consumo diario de todos los niños que se encuentran en el periodo de edad de 4 a 23 meses, y en caso de que los niños de dos y hasta cinco años, sólo está indicado a aquellos que se encuentren con desnutrición leve, moderada y severa, una vez que estos se han recuperado de la desnutrición (6 meses continuos en estado normal) se suspende el consumo de suplemento. Actualmente está disponible en tres sabores: chocolate, vainilla y plátano, en sobres de 264 grs., con 6 raciones en cada uno.

Nutrivida

Está diseñado para apoyar desde el punto de vista nutricional a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Está indicado su consumo diario desde el inicio del embarazo y hasta el periodo de lactancia. Actualmente está disponible en tres sabores: natural, vainilla y plátano, en sobres de 260grs., con 5 raciones cada uno.

CONCLUSION

Podemos concluir que la malnutrición o desnutrición en México es grave ya que por falta de nutrientes las madres o mujeres embarazas durante este periodo de gestación del neonato o por ignorancia de algunas mujeres que no saben como cuidarse durante y después de un embarazo dando como consecuencia que el producto sea de bajo peso y en casos fatales llegar hasta la muerte en casos severos de malnutrición.

Por otro lado la desnutrición ataca a todos sin distinguir raza ni sexo ya que a mi me paso y no simplemente una desnutrición si no cayendo en una enfermedad mortal a causa de la desnutrición severa que me fui ocasionando como es mi caso la anorexia nerviosa, así como esta patología hay muchas como: el marasmo, el kwashiorkor, bulimia, anorexia, etc.

Así como todas la patología son mortales si no se atienden a tiempo por eso es muy importante ir con el medico para saber si no tenemos un bajo peso de nuestro peso normal.

2