Desinfencción del suelo en horticultura

Agronomía. Vapor de agua. Solarización. Productos químicos. Suelos hortícolas desinfectados. Procedimientos biológicos no convencionales. Controles patógenos

  • Enviado por: LARRA
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

LA DESINFECCION DEL SUELO EN HORTICULTURA

La desinfección del suelo es una practica que se emplea en horticultura, sobre todo en invernadero que consiste en tratar de evitar los efectos negativos que ocasionan los parásitos producidos por una continua repetición de un cultivo o grupo de cultivos.

Estos parásitos suelen ser insectos, nematodos, hongos, malas hiervas, bacterias y virus, y generalmente hacen peligrar la viabilidad de los distintos cultivos implantados en el suelo, para lo cual se han desarrollado varias técnicas o productos que combaten la acción de los mismos:

  • Técnicas físicas: Estas técnicas están basadas en la utilización del calor como esterilizante, en sus diferentes formas de aplicación, como son la desinfección por calor y la solarización.

  • Desinfección del suelo con productos químicos: Esta técnica esta basada en el empleo de los distintos productos químicos y mediante los efectos de los mismos lograr la desinfección del suelo. Estos productos químicos son los siguientes:

    • Bromuro de Metilo

    • Cloropicrina

    • Dicloropropeno y sus mezclas

    • Metam - sodio y metam - potasio

    • Dazomet

    • Nema

    Desinfección con vapor de agua:

    Es un método de desinfección del suelo en el que se emplea el vapor de agua como desinfectante de todos los parásitos existentes en el suelo. Dicho vapor se obtiene de una caldera móvil generalmente a 80 - 100ºC que mediante una serie de tuberías y tubos es conducida al suelo donde va desinfectándolo poco a poco a una profundidad variable (5 - 15 cm) según el sistema utilizado, y con una duración media del tratamiento comprendida entre 5 y 20 minutos.

    Pero el efecto de este vapor también puede ser negativo ya que si se aplica a una profundidad demasiado elevada puede destruir las bacterias nitrificantes del suelo.

    La efectividad del sistema es mucho mayor en suelos secos que húmedos por lo que será aconsejable que evitar aplicar riegos antes de efectuar el tratamiento.

    La desinfección con vapor de agua es un método con una efectividad alta y su principal inconveniente es su alto costo.

    Las desinfección por vapor de agua presenta ventajas e inconvenientes, como son:

    Cuando se emplea este método, las bacterias amonificantes suelen ser destruidas por lo que se suele producir una elevación en el contenido en amoniaco del suelo, por lo que pueden producirse fitotoxicidades por una excesiva acumulación amoniacal.

    De lo contrario cuando se realiza la desinfección con calor determinados elementos minerales pasan a formas mas asimilables por la planta, lo que en terrenos muy ricos pueden llegar a ocasionar riegos de salinidad.

    Solarización:

    La solarización es una técnica de reciente instauración en España que logra desinfectar el suelo recubriendo el terreno con una lamina plástica de polietileno de un espesor entre 0.025 y 0.1 mm durante un periodo de tiempo comprendido entre 4 y 6 semanas, pudiendo efectuar riegos por debajo de la lamina durante este tiempo.

    Así se alcanzaran temperaturas de 45 - 50ºC a una profundidad de 10 cm y 38 - 45ºC a 20 cm lo que destruirá todos los parásitos existentes en el suelo.

    Además, con la solarización se consigue una reducción de las perdidas de calor latente de evaporación ya que el plástico impide la evaporación del agua del suelo al producirse una condensación de las gotas de agua en la cara interna del mismo plástico. Asimismo se reducen las perdidas de calor debidas a la emisión infrarroja del suelo, y aumenta la capacidad calorífica y la conductividad térmica, lo que produce un aumento en la eficiencia de la transmisión del calor.

    La solarización se suele realizar los meses de verano, en los que la temperatura ambiental es mas alta, y si se para practica junto a la técnica del enarenado, llega a ser de gran interés en el manejo de los invernaderos a lo largo de todo el litoral mediterráneo.

    Esta técnica tiene un claro efecto herbicida pero los estudios realizados recientemente demuestran que algunas malas hierbas, sobre todo aquellas que son perennes, tienen la capacidad de rebrotar después del tratamiento.

    Entre los hongos que la solarización puede controlar están los siguientes:

    • Funsarium oxysporum sp vasinfectum y sp lycopersici........ que centran sus ataques sobre todo en el tomate algodón...

    • Verticullium dahliae que puede dañar muchas especies de plantas hortícolas como la berenjena, la patata...

    • Rhizoctonia solani que daña el tomate, pimiento, melón, cebollas

    • Sclerotinia cepivorum que ataca cebollas, ajos, puerros

    • Slerotinia minor que es un patógeno del apio, perejil, lechuga...

    • Thielaviopsis basicola y Macrophomina phaseoli que son parásitos habituales del cultivo de judías verdes

    • Pyrenochaeta terrestris que puede atacar cebollas y Pyrenochaeta lycopersici que produce las enfermedades de las raíces del tomate

    • Pytium ultimum que ataca las plantitas de la lechuga y espinaca

    • Plasmodiphora brassicae que genera la hernia de las coles.

    Entre los nematodos que la solarización puede controlar están los siguientes:

    • Ditylenchus dipsaci que son los parásitos habituales en raíces de ajos, cebollas, apios, melones...

    • Pratylenchus thornei que ataca las raíces de la patata

    • Meloidogyne sp parásitos del tomate, pimiento...

    Otros nematodos que ocasionalmente se controlan mediante la solarización son los siguientes:

    • Globodera rostochiensis

    • Tylenchulus semipenetrans

    • Macrophostonia xenoplax

    Se ha observado que tras la solarización, se ha desarrollado una gran acción bactericida, en ocasiones superior al 90% de la flora bacteriana, aunque en la mayoría de los casos se puede observar una recolonización de la misma a niveles normales.

    En lo referente a la materia orgánica, tras la solarización se ha notado un desarrollo en el suelo de la misma sobre todo del contenido en nitrógeno, tanto nítrico como amoniacal.

    En ocasiones esta técnica se asocia con inyecciones de algún fumigante a dosis reducidas, como el metam - sodio, el isotiocianato de metilo, para producir un efecto desinfectante superior.

    Desinfección del suelo con productos químicos:

    A continuación se describirán los productos químicos mas usados para la desinfección de suelos:

    Bromuro de metilo:

    Es un fumigante de acción general con una clara actividad en contra de los nematodos, insectos hongos y malas hierbas, y se presenta en forma de liquido volátil inodoro.

    Se formula conjuntamente con clorocipicrina por la gran toxicidad del bromuro y porque la acción de ambos juntos es mas intensa que por separado, presentándose normalmente en proporción de clorocipicrina comprendida entre el 2 y el 33%.

    Este producto se aplicara en dosis comprendidas entre 500 y 1000 kg/ha que se aplicaran una vez se haya realizado el acolchado del suelo exclusivamente por personal autorizado, y solo se podrán realizar labores agrícolas pasados 12 días, transcurridos entre 2 y 7 días después de levantar la lamina plástica.

    Este producto, al igual que otros fumigantes biocidas, afecta a la microflora del suelo, sobre todo a las bacterias nitrificantes y destruye la flora celulítica. También se han detectado casos de fitotoxicidad en algunos cultivos hortícolas como la cebolla, clavel, crisantemo... pudiendo llegar a producir resistencia de algunos patógenos criptogámicos.

    Cloropicrina:

    Este producto se presenta como un liquido volátil de gran toxicidad, que en España se comercializa en junto con el Bromuro de metilo. Normalmente se aplica en dosis de 500 - 600 kg/ha, con un plazo de seguridad para la instauración del cultivo de 10 a 20 días.

    Al igual que otros desinfectantes puede afectar a las bacterias nitrificantes del suelo.

    En suelos ligeros y ácidos, la Cloropicrina puede llegar a ser fitotóxica por medio de sus residuos para las plantas hortícolas como el tomate.

    Dicloropropeno y sus mezclas:

    Se trata de un fumigante de suelos de acción meramente nematicida que se aplica en dosis de 300 - 1000 l/ha. Posee un periodo de seguridad entre la aplicación del producto y la instauración de el cultivo de aproximadamente 15 días tras el tratamiento.

    En el mercado hay productos que se asocian con el Dicloropropeno tales como el dicloropropano y el metilisotiocianato que amplían la actividad de dicho producto hasta el campo de los hongos del suelo, las malas hierbas en germinación.

    Se ha dado el caso de que este producto ocasione alteraciones organolépticas en cultivos hortícolas como la zanahoria.

    Metam - Sodio y Metam - Potasio

    Otro liquido fumigante como todos los anteriores de acción funguicida, insecticida y en cierta medida herbicida, que se aplicara con dosis variables entre 500 y 1500 l/ha, excepto para cuando se desee que actúe como herbicida, cuyas dosis deberán mas elevadas.

    Normalmente se aplica localizadamente en surcos o disuelta en el agua de riego.

    Tiene un plazo de seguridad de 20 - 30 días, aunque a partir de 15 días puede empezar a labrarse el suelo para ser aireado.

    Dazomet:

    Se trata de un producto biocida comercializable en gránulos, de acción nematicida y funguicida principalmente aunque también es efectivo ante los insectos del suelo como gusanos, y malas hierbas en periodo de germinación.

    Normalmente se aplica en dosis comprendidas entre 350 y 500 Kg/ha excepto para cuando se quiere combatir las malas hierbas perennes, para lo que será necesaria una dosis mayor.

    Presenta un plazo de seguridad de unos 30 días, aunque a partir del décimo día se puede empezar a labrar el suelo para airearlo

    Nema

    Producto desinfectante del suelo que se puede aplicar por pulverización o inyección sobre el mismo que se sellaría mediante un riego. Se suele aplicar con dosis comprendidas entre 100 y 500 l/ha, y presenta un plazo de seguridad de 2 a 4 semanas

    Es un producto muy apropiado en suelos salinos o con riesgos de salinización que normalmente se aplica mediante el riego localizado, pudiéndose aplicar en determinadas plantas como la cebolla, calabaza, fresa... en abono foliar.

    Otros productos:

    Para la desinfección del suelo también existen unos productos mas específicos, que son los siguientes:

    Quintoceto o PNCB: Producto que se aplica al terreno en bandas o globalmente que se puede utilizar también en la desinfección de semillas. También tiene la facultad de controlar los siguientes hongos del suelo:

    • Sclerotinia

    • Pytium

    • Rhizoctonia

    • Plasmodihora brassicae

    TMTD: Producto que se puede utilizar tanto en la desinfección de suelos, como de semillas, de semilleros hortícolas y de pequeños recintos.

    Propamocarb: Producto que se puede emplear para las plantas como los espárragos, clavel, patata, fresa... y para las desinfecciones de suelos

    Pencicuron: Producto mas especifico que utiliza para controlar los ataques de Rhizotonia en plantas como fresas, clavel...

    Nabam: Producto que actúa de funguicida que normalmente se aplica en el agua de riego y hace frente al mildiu del pimiento

    Fenaminosulf: Producto de una elevada toxicidad que se aplica junto al agua de riego. Tiene acción anticriptogámica que se utiliza para combatir la traqueomicosis vascular en plantas ornamentales como el clavel, crisantemo...

    Etridiazol: Producto que se aplica directamente al terreno en semilleros y desinfección de semillas que se utiliza especialmente para combatir los patógenos productos de traqueomicosis como Phytium, Rhizoctonia Fusarim...

    Entre los productos con acción insecticida y nematicida que normalmente se aplican al suelo en forma granular, constan los siguientes:

    Carbofurano: Producto que presenta un plazo de seguridad entre la aplicación y la recolección del producto de unos 60 días.

    Fenamifos: Que presenta un plazo de seguridad de aproximadamente 3 - 4 meses.

    Oxamilo, Furatiocarb, forato, aldicarb...

    Comportamiento de los suelos hortícolas desinfectados:

    Tras una desinfección del suelo que se haya llevado indistintamente por cualquiera de los dos métodos estudiados, tanto físicos (vapor de agua) como químicos, la flora microbiana queda reducida, pudiendo llegar incluso a generar problemas como la acumulación excesiva de nitrógeno amoniacal, aumento de la salinidad...

    El proceso de reactivación del suelo dependerá en gran medida del método empleado para lograr la desinfección ya que la actividad microbiana será mayor en aquellos suelos en los que se haya realizado mediante métodos físicos que químicos, debido a la posibilidad de dejar restos en el suelo. El proceso seguirá los siguientes pasos:

  • Se produce una reactivación y desarrollo de las bacterias, sobre todo las amonificantes.

  • Posteriormente se inicia la recolonización los actinomicetos.

  • Por ultimo se produce la recolonización de los hongos.

  • Procedimientos biológicos no convencionales de control de los patógenos del suelo

    Actualmente se han desarrollado una serie de métodos de lucha biológica contra ciertos patógenos.

    Consiste fundamentalmente en implantar en el terreno cepas de ciertas especies de hongos como el Arhrobotrys irregularis que actuara de predador de nematodos del genero Meloidogyne y distintos mas.