Desde el jardin; Jerzy Kosinsky

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa y novela norteamericana. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Goose
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


Universidad Técnica Federico Santa María

Departamento de Estudios Humanísticos

Comunicación

Análisis de Lectura

“Desde el Jardín”

Profesor: ...............................................

Alumno: -----------------------------------

Valparaíso 19 de Junio del 2001

Introducción.

Chauncey Gardiner es un hijo de la televisión. Con esta frase quiero expresar lo que significa Chance como prototipo de los que crecimos pegados al televisor.

“Desde el jardín “ es un libro ameno y extraordinariamente bien narrado, si bien parece ser una historia sin mucho peso termina por llevarte a compararla con su posible par fílmico (a pesar que existe un versión del libro en la gran pantalla), “Forrest Gump” y a Chance con el protagonista personificado por Tom Hanks.

Kosinsky logra llevar a un simple jardinero al estrato de héroe nacional de los Estados Unidos, a través de una historia bien hilada y atractiva.

Desde el jardín”

Chance es el protagonista de la historia. El vive en la vieja mansión de un hombre moribundo, que le dio alojamiento desde que nació. En esa mansión ha vivido Chance toda su vida sin conocer la vida afuera de esa gran casa.

El relato se ubica en la ciudad de Nueva York más específicamente en la zona de Manhattan.

Allí ha vivido cumpliendo la labor de jardinero y solo conoce el mundo a través de la televisión que tiene en su pieza.

Sin embargo el dueño de la casa muere y Chance se ve obligado a salir al mundo externo donde comienza a vivir un sinnúmero de aventuras.

Por un accidente justo en las afueras de la mansión conoce a la esposa de un hombre influyente y millonario, debido al accidente que lo afecta directamente es invitado a vivir en casa del multimillonario.

Este matrimonio es muy particular debido a que el hombre es entrado en edad y su esposa es muy joven y atractiva (EE son sus iniciales y así es conocida entre sus amigos).

A través de esta experiencia Chance conoce al presidente de EEUU, el cual en un discurso nacional toma frases de la conversación que sostuvo con Chance. De esta manera Chauncey Gardiner, como es bautizado por EE, se transforma en un personaje publico y su fama va aumentando, haciendo creer a todos que él es un gran economista y consejero político. Vive entre la alta sociedad norteamericana, conoce la sexualidad con EE y debate con políticos de las grandes potencias europeas.

El relato termina cuando Chance, en medio de una fiesta, sale al jardín como queriendo volver a sus raíces, a su hogar, al lugar que bien conoce y que le permitió llegar a donde está.

Análisis comunicacional

La obra entera es un homenaje y a la vez un insulto, a la televisión.

Digo homenaje debido a que para Chance era el único medio de comunicación con el mundo, ahí aprende la mayoría de las cosas y al salir de su “claustro” se dedica a comportarse como lo hicieran las pequeñas personas que él veía en esa caja, fue su escuela y su vida (junto con el jardín) por mucho tiempo. Y un insulto en el sentido que la televisión solo puede formar a personas como Chance, un analfabeto que incluso podría ser tomado por deficiente mental de no ser por la extravagancia y excesivo sentido metafórico de las personas que le conocen.

La comunicación de los personajes es muy singular. Chance es un personaje ignorante pero que por fuera expresa ser un hombre elocuente. Cada vez que alguien le habla sobre un tema él solo puede hacer referencia a su jardín. Así lo hace con el multimillonario, con EE, con el presidente, son el ruso Skrapinov y con el entrevistador del programa “Esta Noche” (Tonight). Sin embargo hay dos aspectos rescatables.

El mundo que conoce Chance es su jardín y la Televisión. Sin embargo para interactuar solo hace referencia a su jardín y para comparar su propio comportamiento, solo recuerda la Televisión. Este aspecto es común en la vida actual. Todos renegamos de la televisión, decimos que los programas son para tontos (exceptuando algunos contados con los dedos de la mano), que las noticias solo muestran atrocidades, que la TV no educa -no por nada han bautizado a la TV como “la caja tonta”- que solo sirve para mostrar barbaridades y tonteras, sin embargo todo nuestro propio accionar se realiza en torno a lo que en ella vemos, las modas, las preferencias, la música que escuchamos, los productos que compramos, todo nuestro comportamiento se basa en lo que sale en “la caja tonta”, tal vez para algunos no tanto, pero en más de algún momento a determinado un comportamiento, por lo menos para los que hemos tenido un tiempo para dedicarle.

Otro aspecto importante es lo que se podría llamar, la proyección de lo que queremos ver. Que quiero decir con esto. Cuando Chance era requerido para hacer algún comentario sobre economía o política, él solo hacía referencia a su jardín sin tener claro que le estaban preguntando, y sucedía lo impensado. El destinatario de la información no veía en él a un jardinero hablando necedades sino a un hombre cuya cultura le permitía hacer analogías geniales acorde al tema y de un gran y profundo sentido humano. Eso era lo que querían ver y eso era lo que veían. Un genio. Y lo aplaudían y ensalzaban. El texto revela un aspecto grave de la sociedad norteamericana que responde a la pregunta ¿Quién es más necio, el necio o el necio que lo sigue?. A mi parecer, el necio que lo sigue, así como lo hicieron todos los personajes que vieron en Chauncey Gardiner al hombre del momento. Desde el presidente hasta la hermosa EE, la crema y nata de la sociedad norteamericana.

Hoy en día muchas veces vemos solo que queremos ver y no lo que está en realidad. Y la TV es gran responsable de eso.

El texto habla también de cómo confundimos con facilidad la apariencia externa con la persona interna. Chance, si bien era jardinero, andaba muy bien vestido debido a que el hombre moribundo que le dio alojamiento y trabajo toda su vida le permitía usar sus trajes, esto unido a rasgos físicos esbeltos hacían parecer a Chance un hombre que no era.

Cuantas veces hemos tachado a alguien por la primera impresión que tenemos, ya sea para bien o para mal, cuando lo primero que se debería hacer para clasificar a alguien es saber quien es, que piensa y conocer un poco más acerca de su historia.

El libro está lleno de realidades que nos suceden a diario y que nos transforman a todos en un Chauncey Gardiner, u otras veces transformamos a otros en este singular personaje.

Conclusión

“Desde el jardín” es un libro ameno, fácil de digerir y revelador. Nos enfrenta a quienes somos realmente, apela a nuestra individualidad y a lo que proyectamos en los demás, como si nosotros fuéramos los televisores expresando millones de cosas, de las cuales solo algunas nos identifican en realidad.

Habla de caretas que nos ponemos, que les ponemos a otros y que de repente recibimos sin siquiera darnos cuenta, como es el caso de nuestro protagonista.