Descongestionantes adrenérgicos tópicos

Fármacos. Constricción de vasos. Efedrina. Oximetazolina. Fenilefrina

  • Enviado por: Francisco J. Molina
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad

R01A2A. DESCONGESTIONANTES ADRENERGICOS TÓPICOS

S

on agentes activos sobre receptores alfa adrenérgicos y por tanto provocan la constricción de los vasos que riegan la mucosa nasal. La reducción subsiguiente del flujo sanguíneo hace disminuir la congestión y facilita la ventilación nasal.

La acción vasoconstrictora se puede conseguir por vía tópica o por vía sistémica (ver GRUPO R01B). Los descongestionantes tópicos tienen mayor rapidez de acción, pero el inconveniente de la congestión de rebote (ver abajo).

Los adrenérgicos sistémicos no suelen ocasionar congestión de rebote y producen una vasoconstricción más duradera y completa (hay zonas de la mucosa nasal y paranasal que no se alcanzan en aplicación tópica). Sus inconvenientes son: acción más lenta y sobre todo producir una vasoconstricción periférica generalizada que en ciertos casos puede dar lugar a problemas de hipertensión.

La actividad de los adrenérgicos tópicos es muy parecida; las diferencias de potencia se suelen compensar con ajustes en la concentración de las soluciones, y la única diferencia digna de tener en cuenta es la duración de acción.

Los principales preparados comercializados clasificados según duración de acción, son:

ADRENERGICOS TOPICOS

Cuatro a seis horas

Ocho a doce horas

Efedrina

Fenilefrina

Fenoxazolina

Metoxamina

Tramazolina

Oximetazolina

Xilometazolina

CONGESTION DE REBOTE

El uso de descongestionantes adrenérgicos tópicos puede dar lugar a un aumento de la congestión de la mucosa cuando disminuye el efecto vasoconstrictor inicial.

El origen de esta congestión de rebote no está bien aclarado. Puede ser un mecanismo compensatorio a la vasoconstricción prolongada o un estímulo simultáneo de receptores beta-adrenérgicos de acción vasodilatadora. En cualquier caso el resultado práctico es un cuadro de congestión nasal que el paciente suele tomar como recaída en el estado original y por tanto como una indicación para usar de nuevo el medicamento, o incluso aumentar dosis, empezando un ciclo que puede transformar el proceso en una rinitis medicamentosa.

Para minimizar el riesgo de congestión de rebote, los adrenérgicos tópicos no deben administrarse más de cinco días seguidos. Si es necesario utilizar descongestivos nasales durante más tiempo, recurrir a productos de vía oral.