Descartes: Razón y método

Filosofía cartesiana. Racionalismo. Método cartesiano. Duda metódica. Intuición. Deducción. Realidad. Substancias: res infinita, cogitans, extensa

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

DESCARTES

CONTEXTO HISTÓRICO

René Descartes nació en La Haye, Turena, el 31 de marzo de 1596. Su padre fue consejero del Parlamento de Bretaña, lo que hizo que Descartes perteneciera a la baja nobleza. Su madre murió cuando él tenía un año y su padre se volvió a casar en Rennes, él permaneció en La Haye al cuidado de su abuela y una niñera. Su familia era Católica Romana y estaba relacionada con Poitou, su padre poseía granjas y casas en Châtellerault y Poitiers. Poitou era un baluarte hugonote y Châtellerault una ciudad segura en la que el Edicto de Nantes (concede la libertad de culto a los protestantes en Francia) se desarrolló en 1597-98. Descartes volvió regularmente a Poitou hasta 1628.

En 1610 entra en los jesuitas de La Flèche, allí estudia a Aristóteles en los textos escolásticos. En 1610 participa en la ceremonia en la que el corazón de Enrique IV se deposita en la catedral de La Flèche. Con la muerte de Enrique IV se destruye la esperanza de tolerancia religiosa en Francia y Alemania. En 1614 va a Poitiers donde se gradúa en leyes en 1616, en esta época la ciudad hugonota se encuentra virtualmente en revuelta contra Luis XIII.

En 1618 se traslada a Breda (Holanda) durante quince meses para estudiar matemáticas y seguir carrera militar al servicio del príncipe protestante Mauricio I de Orange. Allí conoce al físico Isaac Beeckman que le anima a dedicarse a la ciencia y las matemáticas.

De 1619 a 1628 viaja por el norte y sur de Europa para estudiar “el libro del mundo”. Durante este periodo decide que su carrera científica y filosófica debe dedicarse a la búsqueda del conocimiento en beneficio de la humanidad. En 1620 concibe el método universal de razonamiento deductivo aplicable a todas las ciencias. Se dedica también en este período al estudio de los conocimientos esotéricos resultando decepcionado con el mago Raimundo Lulio y el alquimista Cornelius Agripa, en cambio le impresiona el matemático alemán rosacruz Johann Faulhaber.

Descartes compartía algunas metas y hábitos de los rosacruces. Como ellos vivió una vida sencilla y apartada, cambiando a menudo de residencia (durante los 22 años que pasó en Holanda vivió en 18 lugares distintos) y era optimista acerca de las posibilidades de la ciencia para mejorar la vida humana. Nunca rechazó las creencias mágicas y místicas de los rosacruces.

En 1620 ingresa en el ejército católico romano de Maximiliano I, duque de Baviera, que derrota a los protestantes en Bohemia. No hay constancia de que participara en ninguna batalla. Decía que la vida militar era estúpida, cruel, inmoral y ociosa.

En 1622 se va a París donde se relaciona con los intelectuales y artistas de la época y se dedica a hacer vida social. La intolerancia que reina allí hace que en 1628 se traslade a Holanda y no vuelva durante 16 años, este año escribe las Reglas para la dirección del espíritu que se publicará en 1701.

En 1629 se va a la universidad de Franeker donde escribe el primer borrador de las Meditaciones. En 1630 estudia en la universidad de Leiden con el físico Henri Renen. El 31 visita Dinamarca. Dl 33 al 34 está en Alemania con el físico y alquimista E. Villebressien.. En 1633 intenta publicar El mundo (publicado el 64), pero al enterarse de la condena de Galileo decide retirarlo a la espera de que la iglesia católica se retracte. El 37 publica el Discurso del método - primera obra filosófica que no se publica en Latín -.En 1641 publica Meditaciones sobre la filosofía primera. En 1644 publica los Principios de la filosofía.

En los años 44, 47 y 48 visita París por asuntos financieros. El 47 se encuentra con Gassendi y Hobbes. El 48 estalla una revuelta de la nobleza contra la corona y Descartes abandona precipitadamente París.

En octubre de 1649 se traslada a Suecia invitado por la reina Cristina a la que imparte clases. El 11 de febrero de 1650 muere en Estocolmo de neumonía.

CONTEXTO FILOSÓFICO

  • Aristóteles niega la existencia de las ideas innatas, mientras que Descartes y Platón afirman el innatismo de las ideas.

  • Aristóteles sostiene que la sustancia es el individuo concreto y Descartes sostiene que es Res Cogitans, Res Extensa y Res Infinita.

  • En Descartes las ideas son evidentes y están fuera del propio individuo y en Locke están en la mente y no existe con independencia del individuo.

  • Dios representa la perfección; en Aristóteles con idea y en Descartes como sustancia.

  • De la afirmación cartesiana “COGITO ERGO SUM” se deduce que Descartes concede mayor importancia a las formas del ser que al ser mismo. Esto supone una inversión del método aristotélico; Aristóteles afirma que las formas del ser son secundarias, y Descartes las considera como primarias.

  • Platón y Descartes le dan importancia a las matemáticas.

  • Descartes considera la metafísica como ciencia al contrario que Hume y Kant.

  • La metafísica de Descartes se dedica al estudio de Dios y en Aristóteles la filosofía primera, que es de donde procede la metafísica, se dedica al estudio de los primeros principios.

  • VOCABULARIO DE DESCARTES

    • Precepto: Cada una de las instrucciones o reglas que se dan o establecen para el conocimiento o manejo de un arte o facultad.

    • Claro: es aquello que se presenta de forma evidente a la mente.

    • Distinto: es lo que se conoce por sí mismo, lo que tiene evidencia independiente.

    • Evidente: lo que se presenta con claridad y distinción.

    • Examinar: investigar con cuidado una cosa.

    • Enumerar: enunciar sucesivamente y ordenadamente las parte de un conjunto o de un todo.

    • Revisar: someter una cosa a nuevo examen para corregirla, enumerarla o repararla.

    • Álgebra: parte de las matemáticas en la cual las operaciones aritméticas son generalizadas empleando números, letras y signos; cada letra o signo representa simbólicamente un número u otra entidad matemática.

    • Geometría: estudio de las propiedades y relaciones formales de la figura del plano y del espacio.

    • Lógica: ciencia que expone las leyes, modos y formas del conocimiento científico.

    • Análisis: dividir un problema o enunciado complejo en sus componentes simples.

    • Síntesis: Procedimiento inverso al análisis. Se vuelve a unir los elementos simples en un nuevo elemento complejo con sentido.

    • Duda: procedimiento por el que se cuestiona todo conocimiento con objeto de alcanzar la evidencia.

    RAZÓN Y MÉTODO. EL CRITERIO DE VERDAD.

    El punto de partida de la filosofía cartesiana es la revisión de los conocimientos que había recibido fundamentalmente en la “la Flèche”. Descartes llega a la conclusión de que la mayor parte de los conocimientos recibidos son inútiles y carentes de fundamento. Se plantea de donde procede la diversidad de opiniones que se encuentra en los conocimientos filosóficos, ya que según él toda nueva filosofía anula la filosofía anterior y parte de cero. Dado que según Descartes la razón es igual en todos los individuos, prueba de ello es que ningún ser humano se considera estúpido, la diversidad de opiniones depende de la forma de conducir la razón, es decir, del método. Por tanto, los errores que se han producido en la historia de la filosofía son producto del método no de la razón. Es necesario para construir una nueva filosofía encontrar un método que dirija rectamente la razón y evite los problemas de las teorías anteriores. El método debe ser único, porque todo lo que está bajo una sola dirección es más armónico y perfecto que lo que está bajo varias.

    Descartes busca las fuentes de conocimiento humano y halla dos: uno mismo y el mundo. Es preferible la primera porque el ser humano procura no errar en aquello que le interesa o incumbe directamente.

    El método debe regirse por la economía de precepto, por lo que da cuatro reglas de dirección:

  • No admitir como verdadero más que lo evidente. Evidente para Descartes es lo que se presenta con claridad y distinción. Este primer precepto se transformará en el criterio de verdad de la filosofía cartesiana.

  • Realizar análisis de los problemas planteados (análisis matemático).

  • Ir de lo más simple a lo más complejo (síntesis)

  • Realizar recuentos integrales y revisiones generales para no omitir nada.

  • Antes de comenzar la depuración de los conocimientos anteriores, para evitar el vacío absoluto de las ideas y la caída en el relativismo, Descartes propone una moral provisional que sirva de guía en la actuación cotidiana mientras se encuentran las auténticas verdades. Esta moral tiene también un mínimo de preceptos para dirigir nuestro comportamiento cotidiano, las máximas.

    La primera máxima de esta moral provisional es seguir las costumbres y leyes del país en el que uno se encuentra, conservando las creencias y la religión en las que ha sido instruido, todo esto desde una postura moderada. Esta primera máxima se plantea para evitar los problemas políticos y religiosos del momento. La segunda máxima es tener constancia en las acciones. La tercera máxima es alterar mis propios deseos antes que el orden de la naturaleza.

    Establecida la moral provisional Descartes se propone depurar el conocimiento por medio de la duda metódica. Este método consiste en cuestionar todo para poder llegar a algo evidente.

    La duda Metódica se aplica en primer lugar a la sensibilidad ya que es la primera facultad que aporta información al ser humano. Al aplicar la duda Descartes descubre que la sensibilidad conduce a engaño, pues los sentidos proporcionan información falsa. Llega a la conclusión de que si los sentidos nos engañan alguna vez pueden engañarnos siempre. En segundo lugar somete la imaginación a la duda metódica y observa que algunas veces nuestros sueños son tan reales que pueden confundirse con lo que sucede cuando estamos despiertos. Por tanto la imaginación tampoco nos conduce a la evidencia.

    Por último somete a la razón al proceso de duda metódica. Descartes es un pensador racionalista o lo que es lo mismo, está convencido de que la razón es la facultad que conduce al verdadero conocimiento, de hecho la duda metódica es un procedimiento racional. Todo esto hace verdaderamente difícil la depuración del conocimiento racional. Para solucionarlo Descartes supone la existencia de un genio maligno empeñado en engañarnos que cambia diariamente las verdades matemáticas. Luego la razón también puede conducir a error.

    Pero mientras duda debe ser algo para dudar y llega a la conclusión: “Cogito ergo sum”.

    La afirmación COGITO ERGO SUM plantea varios problemas de traducción. Si traducimos por: pienso luego soy, estamos infiriendo el ser del pensar. Dado que el ser tiene mayor amplitud que el pensar la inferencia no es lícita.

    Soy pensando es la traducción más aceptable. El problema de esta traducción es que solo se garantiza el ser mientras se produce el acto de pensar. Y que si el ser se garantiza por el acto de pensar solo podemos tener conciencia de nuestro propio ser.

    El “cogito ergo sum” es el primer principio de la nueva filosofía cartesiana. Analizando esta afirmación Descartes observa que puede dudar que exista el mundo, incluso que tenga cuerpo, pero en ningún momento puede dudar el pensar mismo. Por tanto el pensamiento es más real que la materia y el alma o espíritu que se encarga del pensamiento más real que el cuerpo.

    Descartes observa que el primer principio de la filosofía COGITO ERGO SUM es evidente, pues se presenta con claridad y distinción y por tanto es la primera verdad de la nueva filosofía. Dado que esta primera verdad goza de la evidencia debemos buscar otras afirmaciones igualmente evidentes para completar la filosofía, pues con el COGITO ERGO SUM sólo garantizamos la realidad interna.

    Ya habíamos dicho que existen dos fuentes de conocimiento uno mismo y el mundo, esta verdad corresponde con la primera fuente de conocimiento. Ahora debemos buscar otra verdad que nos garantice el acceso al mundo.

    Descartes observa que todo lo que conoce es compuesto y la composición denota dependencia e imperfección pero en su mente existe la idea de perfección. Dado que esta idea no procede del mundo ni de uno mismo debe haber sido puesta en nuestra mente por un ser perfecto, Dios. Dios es la perfección y es independiente, por tanto todo lo que conocemos depende de Dios.

    La idea de perfección a través de la cual llegamos a la existencia de Dios, es una idea innata, por tanto existe en nuestra mente antes de toda experiencia. Aunque a Descartes se le plantea la duda de porque si existen las ideas innatas no se dan igual en todos los individuos, en cuyo caso todos los individuos tendrían conocimiento completo. Descartes lo soluciona tomando en parte la idea platónica. Es de decir, las ideas están como facultad o posibilidad y no de forma completa.

    Descartes se plantea que es lo que caracteriza al Universo. Toma el ejemplo de una vela y observa como ésta se transforma al encenderla y pierde el color, la forma… entonces llaega a la conclusión de que lo único que permanece y caracteriza el universo es la extensión. La extensión es la tercera verdad de la filosofía cartesiana. Al afirmar la extensión se ve obligado a negar el vacío.

    La extensión plantea un problema en la filosofía cartesiana: considera que la extensión es una sustancia (lo que tiene existencia independiente) cuando se habla de ella en la metafísica o filosofía. Considera a la extensión como la porción del espacio que ocupa un cuerpo, en la física. En este segundo sentido la extensión es la delimitación del espacio y no una sustancia.

    La teoría cartesiana como teoría racionalista sostiene que la fuente de conocimiento es la razón, facultad suprema de conocimiento.

    LA ESTRUCTURA DE LA REALIDAD: LA TEORÍA DE LAS TRES SUBSTANCIAS.

    El concepto de sustancia que maneja Descartes es el de aquello que existe con independencia de otros. Bajo este concepto solo existe con propiedad una sustancia en el sistema cartesiano, “Dios”. A esta sustancia Descartes la llama “RES INFINITA”. Esta sustancia aparece en el sistema cartesiano con la segunda verdad. El ser perfecto no necesita de nada para existir.

    La RES INFINITA no necesita de nada para existir, pero afirmar la existencia sólo y exclusivamente de esta sustancia nos llevaría al problema de: ¿qué somos los seres humanos? Y ¿qué es en general el mundo? Descartes para evitar el problema al que conduce la afirmación de la existencia de un solo sustancia, considera que existen dos sustancias más, que son finitas y gozan de independencia en el mundo aunque en última instancia depende de Dios. Estas dos sustancias finitas son: la RES COGITANS y la RES EXTENSA.

    La RES COGITANS se caracteriza por el pensamiento y la RES EXTENSA por la extensión, ambas tienen existencia independiente. La primera se alcanza por la primera verdad de la filosofía cartesiana en que se afirma que es más real el pensamiento que el cuerpo y el mundo, por tanto que el pensamiento es con independencia de otros.

    La segunda se alcanza por la tercera verdad, admitiendo previamente la existencia de Dios que hace imposible que nuestras facultades nos engañen de forma permanente. Cuando observamos que lo único que permanece en las cosas externas es la extensión y al existir con independencia es substancia.

    La extensión está dotada de movimiento mecánico, por el que el comportamiento de las cosas extensas es como el de los autómatas, carente de finalidad y voluntad. Esto plantea el problema de la libertad humana que Descartes soluciona afirmando que los seres humanos son compuestos sustanciales de alma (RES COGITANS) y cuerpo (RES EXTENSA), el alma dirige al cuerpo y dota sus acciones de voluntad y libertad.

    El compuesto sustancial humano surge para posibilitar el desarrollo de las dos sustancias componentes. Y la comunicación entre ambas sustancias se produce a través de la glándula pineal.

    Volvemos nuevamente a la estructura binaria de la realidad pues aunque inicialmente parezca triádica en verdad Descartes está dividiendo la realidad en : infinita e finita.

    Rosacruces: son una sociedad secreta que tiene como fin el desarrollo de la humanidad y se dedica en gran parte a desarrollar el trabajo no remunerado.

    Filosofía C.O.U.

    Página 5 de 5