Descartes: Problema del método y criterio de la verdad

Filosofía moderna. Racionalismo. Método cartesiano. Duda. Reglas: evidencia, análisis, síntesis y enumeración

  • Enviado por: Natalia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

DESCARTES:

El problema del método y el criterio de verdad.

Se le llamaba René des Cartes, era francés, s. XVII. Pertenece a la corriente histórica del "racionalismo". Autores que incluye: Parménides, Heráclito, la escolástica (filosofía de la Edad Media, Tomás de Aquino, San Agustín).

Contesto histórico:

El sistema político: el Antiguo Régimen "Monarquía Absoluta" (separación clases privilegiadas y no privilegiadas).

Descartes era noble.

Él quiere hacer una filosofía absoluta, una filosofía universalmente válida, está convencido de que es la mejor. La llamó "filosofía primaria".

Aparece lógica deductiva en su filosofía. Crea una filosofía científica para que sea cierta, utiliza las matemáticas. El método que más utiliza es el deductivo.

Ciencia experimental (Bacon). Guerras religiosas entre católicos y protestantes. Descartes era católico y participa en la guerra de los 30 años defendiendo el catolicismo.

Características del racionalismo:

  • Confianza excesiva en la razón y desconfianza en los sentidos.

  • Acepta las ideas innatas.

  • Mecanicismo: el universo funciona como una máquina programada en un principio por Dios.

  • Las matemáticas.

INTRODUCCIÓN:

Aplica el método matemático-analítico de Descartes.

Siglo XVII epistemología es lo mismo que gnoseología.

La atracción hacia lo matemático en toda la ciencia y filosofía es manifiesta.

La razón es igual en todos lo hombres y la diversidad de opiniones humanas se origina solamente de los diferentes modos de guiarla y la diversidad de los objetos a los cuales se aplica. La sabiduría humana, a la cual todas las cosas se reducen, es denominada por Descartes "bona mens".

La filosofía no coge las matemáticas sino que la filosofía se considera sabiduría por o que las matemáticas estarían dentro de la filosofía.

Según Descartes: "la metafísica el árbol de la ciencia, ella está en perfecto derecho de considerar como suyo el método que se descubra como el más apto para el saber humano".

Características de las matemáticas:

  • Evidencia: la base de las matemáticas es clara indubitable.

  • Intuitivas: los primeros enunciados se captan enseguida directamente.

Deductivas: sacamos el resto de las matemáticas a partir de esa base.

  • simplicidad: sencillo es lo contrario de complejo.

  • Inmunidad: no se puede refutar.

Definición de análisis: cuando nos encontremos ante proposiciones complejas, hay que comenzar a reducirlas a las simples.

Pensar inaugurado por el Renacimiento: el pensar por identidad y diferencia. El pensar en la filosofía antigua había sido el pensar por semejanza.

Método matemático universal: "mathesis universalis".

Descartes renuncia a la lógica clásica a la que le reprocha ser puramente formal, lo que utiliza es su método: la deducción.

LAS REGLAS DEL MÉTODO. (Preceptos).

Crear un sistema filosófico universalmente válido e irrefutable. Para ello utiliza un método científico. Este es el método matemático (MATHESIS UNIVERSALIS---método inductivo-deductivo) o también método matemático analítico.

La capacidad de razonar es igual para todos los hombres, y la diversidad de opiniones humanas se origina de los diferentes modos de guiarla y la diversidad de los objetos a los cuales se aplica. La sabiduría humana se denomina por Descartes "bona mens" (razón).

"La metafísica el árbol de la ciencia, ella está en perfecto derecho de considerar como suyo el método que se descubra como en más apto para el saber humano".

Descartes define el método como "un conjunto de reglas ciertas y fáciles que hacen posible, para quien las observa, no tomar lo falso por lo verdadero".

Descartes señala cuatro reglas como fundamentales:

  • La evidencia: clara (fácil, lo entiendes perfectamente) y distintamente (diferente, no se confunde con otra cosa). No hay que admitir nada que sea dudoso. La evidencia es contrapuesta a la conjetura (cualquier sistema que me permita llegara la evidencia que no sea la intuición), que es aquello cuya verdad no aparece a la mente de un modo inmediato. El acto por el cual el alma llega a la evidencia es la intuición (facultad mental que me permite captar las cosa a la primera). Descartes entiende por intuición "una concepción del espíritu (mente) puro y atento, tan fácil y distinta, que no quede en absoluto duda respecto de aquello que pensamos".

  • El análisis: consiste en dividir cada una de las dificultades que se han de examinar en el mayor número posible de partes para resolverlas mejor. Análisis significa dividir las ideas complejas en simples.

  • La síntesis: consiste en conducir los pensamientos por orden empezando por los objetos más simples y fáciles de conocer, para ascender poco a poco hasta los conocimientos más complejos. Esta regla supone un procedimiento, la deducción, resolución de cada parte simple empezando por lo más fácil a lo más complejo.

  • La enumeración: se trata de revisar todo el proceso para estar seguros de o omitir nada. "Consiste en hacer enumeraciones tan complejas y revisiones tan generales que estemos seguros de no omitirá nada". La enumeración comprueba el análisis y la revisión la síntesis.

Todas estas reglas se reducen a la evidencia: hay que lograr encontrar una verdad primera evidente a partir de la cual se deduzcan todas las demás.

La duda, instrumento par allegar a la certeza.

No es extraño que Descartes concibiera la idea de construir una ciencia suprema, que llama filosofía primera.

Esta destrucción de las opiniones antiguas se hace mediante la duda.

La duda cartesiana no es una duda escéptica, es un hábito del pensamiento, es un momento en que no somos capaces de afirmar si algo es verdadero o falso. Un instrumento para elaborar una filosofía, por eso se llama duda metódica. Podemos decir que es una duda universa, ya que es una duda teorética, no se extiende el plano de las creencias o de las normas morales, sólo al plano de la teoría.

Descartes duda de:

  • Los sentidos: "si alguna vez me han engañado, me hace ser precavido y suponer que me pueden engañar siempre". A veces cuando vemos algo de lejos nos parece una cosa pero cuando se acerca es otra por lo que los sentidos nos engañan. Así eliminamos los sentidos y todo lo que se apoye en ellos.

  • El mundo exterior: debido a la falta de criterio para distinguir entre la realidad y el sueño, y porque se capta con los sentidos.

  • De sus propios razonamientos: mi entendimiento se puede equivocas cuando razona". Descartes elimina los juicios como conocimiento verdadero.

  • De sí mismo: "puede que exista un "duendecillo" o "genio maligno" en mi interior que me induce continuamente a error". Así, todas las verdades que pueden haber quedado en pie con los criterios anteriores, se destruyen. Descartes pretende llegar a una verdad que pueda ser creída por sí misma, independientemente de todo conocimiento anterior.

RESULTADO DE LA DUDA: COGITO ERGO SUM (Pienso luego existo).

Ha producido duda de todo, menos de que piensa, y, por lo tanto, de que existe. Si se piensa se existe, pero se puede existir y no pensar.

Si dudo, pienso

Si pienso, existe lo saca intuitivamente.

"Para dudar hace falta pensar, y para pensar, es necesario existir".

La proposición "cogito ergo sum", "je pense donc je suis", "pienso luego existo", nos indica que es imposible pensar sin existir. Esta proposición se presenta como indubitable y sirve de fundamento para deducir de ella todas las demás verdades.

Todo el que piensa, existe

Yo pienso, silogismo.

Yo existo.

Criterio de verdad de Aristóteles y Descartes.

La verdad para la filosofía anterior era una propiedad de los juicios que consistía en adecuarse con la realidad exterior que pretenden reproducir, evidencia objetiva.

Descartes había encontrado motivos para dudar de la misma existencia del mundo exterior, el criterio de verdad, evidencia (subjetivo).

De este modo, al partir de Descartes, el pensamiento filosófico se encierra en el sujeto.

DIOS EN EL SISTEMA CARTESIANO. Argumento deductivo cartesiano.

Pregunta: ¿Hay algún filósofo anterior a Descartes que utilice el método deductivo? Sí, Aristóteles (teología).

Premisa 1: pienso, luego existo.

¿Qué pienso?

¿De qué? De cosas finitas, físicas, limitadas, imperfectas...

Premisa 2: la causa de una idea ha de poseer tanta o más perfección que la

idea misma. (El bolígrafo es igual o más perfecto que la idea,

si es al contrario, aparece la imaginación).

¿De dónde proceden mis ideas?

- de algo finito, limitado.

- yo soy finito por lo tanto puedo ser la causa de las ideas finitas.

- la idea de finitud implica la infinitud.

¿Cuál es la causa de la idea de infinitud?

Algo infinito.

Conclusión: ese algo infinito es Dios. Luego Dios existe. Error argumento ontológico (pasar del plano del pensamiento, al plano de la existencia).

Conclusión válida (a la que no llega Descartes): un ser finito puede crear una idea finita del infinito.

Premisa 3: puesto que Dios existe y es perfecto no me puede engañar.

-creo que existe lo que capto a través de los sentidos.

Conclusión 2: la realidad exterior existe.

CONCEPTOS IMPORTANTES.

IDEA: es importante señalar que el concepto de idea cambia en Descartes respecto a la filosofía anterior (la escolástica).

Definición escolástica: la idea sería algo así como u medio transparente a través del cual el pensamiento recae sobre las cosas, como una lenta a través de la cual se ven las cosas, sin que ella misma sea percibida.

Para Descartes la idea no es una lente transparente, sino una representación o fotografía que contemplamos.

Descartes distingue dos aspectos:

  • La idea en cuanto acto mental(la mente humana establece ideas): "Si las ideas se consideran como modos de pensar, no reconozco entre ellas ninguna diferencia o desigualdad y todas me parecen proceder de mi de una misma manera".

  • La idea en cuanto contenido objetivo: "Si considero las ideas como imágenes que representan unas una cosa, y otras otra cosa, es evidente que son diferentes unas de otras". Es el hecho de que cada idea representa un objeto diferente.

Además, Descartes diferencia tres tipos de ideas:

Ideas adventicias: son aquellas que parece provenir de nuestra experiencia externa. (es una copia de la realidad externa, ver una cosa y que se nos quede).

Ideas ficticias (o facticias): poseen de nuestra imaginación. Las formamos con varias ideas adventicias (por ejemplo, un pegaso es la asociación de dos ideas adventicias con o son el caballo y las alas).

Ideas innatas: poseen el entendimiento por sí mismo. Estas, según el racionalismo, son las más importantes.

SUSTANCIA: Descartes define sustancia como "una cosa que existe de tal manera que no requiere más que de sí misma para existir". Cada sustancia tiene un atributo (esencia aristotélica, que no tiene que cambiar porque sí cambia se convierte en otra cosa). También consta de dos modos que pueden cambiar (accidente de Aristóteles).

Descartes afirma la existencia de tres sustancias distintas:

Dios o sustancia infinita (atributo): es una sustancia infinita (modo), eterna, inmutable...

Sustancia pensante: entendimiento, una razón, un alma.

Sustancia extensa o "res extensa" (cosas materiales): las cosas que poseen extensión en longitud, anchura y profundidad.

La definición de Descartes era equívoca, resolvió el problema indicando que la independencia mutua entre la sustancia pensante y la sustancia extensa, ya que no necesitan la una de la otra para existir. El alma existe independientemente del cuerpo, la independencia de las sustancias plantea a Descartes el problema de la comunicación de las sustancias, porque aunque dice que cuerpo y alma son dos sustancias separadas, debe existir una relación entre ellas. El alma es una sustancia que piensa, el cuerpo es una sustancia extensa.

Sin embargo, están unidas, hay un YO que las une: el mismo yo que piensa es el mismo que sufre, habla, crece... Esta unión no puede ser sustancial a la manera aristotélica, accidental. Esta unión la encuentra Descartes en la glándula pineal, una glándula situada en el cerebro que origina una doble circulación hacia el alma y hacia el cuerpo, es decir, lleva información del cuerpo al pensamiento y viceversa.

Otros pensadores, como Spinoza le reprocharán su incoherencia con su criterio de verdad que consistía en aceptar sólo lo que es evidente, requisito que no presenta la glándula pineal.