Descartes

Filosofía moderna. Racionalismo. Método cartesiano. Duda. Cogito. Verdad. Metafísica. Dios. Mundo. Sustancia. Vida y obra

  • Enviado por: Lorena Cicuéndez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


DESCARTES

INTRODUCCIÓN

  • Con Descartes comienza en Francia la filosofía moderna.

  • En la filosofía moderna el problema primero lo constituyen las relaciones entre el sujeto cognoscente y el objeto cognoscible.

  • Descartes se pregunta como descubrir la verdad, y tratará no tanto de descubrir muchas verdades sino una sola pero que sea absolutamente cierta y de la que sea imposible dudar.

  • Para este objetivo se va a dejar influir por el modelo del razonamiento matemático

VIDA.

  • Nació en la Haya en 1596

  • Estudió en un colegio de jesuitas hasta 1962 estudiando lógica, filosofía y matemáticas.

  • En 1613 marcha a París donde se licencia en Derecho

  • En 1649 de traslada a Estocolmo, donde muere en 1650

OBRAS

  • “Discurso del método” en 1637

  • “Las reglas para la dirección del Ingenio”

  • “Meditaciones Metafísicas”

  • “Principios de filosofía”

  • “Tratado del mundo”

SU FILOSOFÍA

  • EL MÉTODO CARTRESIANO: El primer problema que se plantea reduce a la invención de un método para aplicarle a todo el dominio del saber.

  • Descubre este método al considerar el procedimiento matemático. Planteando el un problema matemático y alcanzada la solución, el problema deja de serlo y su solución es admitida por todos.

    El método matemático tiene una estructura especial: lo que Descartes llama “Cadena de Razones”(el matemático procede en su discurrir paso a paso, siendo cada uno de estos evidentes. Al estar constituida la cadena por eslabones evidentes, todo el razonamiento se torna él evidente)

    Gracias a este método intentará construir una filosofía a modo de “una ciencia universal que pueda elevar la naturaleza a su más alto grado de perfección.

    El método consiste en una serie de reglas como las usadas en matemáticas. Descartes no pretende dar a entender que haya una técnica que pueda ser aplicada de tal manera que llegue a carecer de importancia la capacidad natural de la mente humana.

    Esta lleva a cabo dos operaciones fundamentales:

    - Intuición: Actividad puramente intelectual, tan clara y tan distinta, que no deja lugar a duda.

    - Deducción: Se distingue con la intuición por el hecho de llevar consigo un cierto movimiento o sucesión.

    LAS REGLAS DEL MÉTODO: El método consiste en reglas para emplear correctamente estas dos operaciones mentales.

    Se trata de la evidencia que se expresa mediante la claridad y la distinción:

  • Claridad: La mutua adaptación del objeto y de la facultad cognoscente. Esto es, la presencia de una idea en la inteligencia que la intuye. Se distinguen tres clases de ideas:

  • Ideas Innatas; la mente las produce a partir de sus propias potencialidades, con ocasión de alguna experiencia.

  • Ideas Adventicias; ideas confusas producidas por la percepción sensible.

  • Ideas Facticias; las constituidas por la imaginación.

  • Distinción: Separación de unas ideas de otras, de modo que una no este contenida en la otra.

  • El acto por el que se llega a la evidencia es la intuición.

    Se trata del análisis. Por medio de la intuición, sólo podemos percibir con evidencia las ideas simples. Si se nos presenta una idea compleja es necesario descomponerla en sus elementos simples, los cuales se harán evidentes por intuición.

    Se trata de la síntesis, que consiste en recomponer las ideas complejas mediante las simples, sin descuidar la percepción intuitiva.

    Se trata de la enumeración, mediante la cual se comprueba si el análisis ha sido correcto.

    Y de la revisión, mediante la cual se comprueba el procedimiento de la síntesis.

  • LA DUDA Y EL “COGITO”, COMO FUNDAMENTO DEL MÉTODO

  • Descartes pensó que, como preliminar a la búsqueda de la certeza absoluta, era necesario dudar de todo aquello de lo que se pudiese dudar y tratar como falso todo aquello de lo que se dudara.

    Para conseguirlo puso en duda todas las cosas con la intención de liberar su ánimo de todos los perjuicios, de modo que consiguiese un fundamento mediante el cual todos los conocimientos se muestren claros y distintos.

    La duda practicada por Descartes tiene una triple característica:

  • Es Universal: ; se entiende a todo contenido de conciencia

  • Es Metódica; ya que no la practica nada más que como etapa preliminar para alcanzar la certeza.

  • Es Radical; mediante ella pretende alcanzar el fundamento de todo conocimiento cierto.

  • LOS NIVELES DE LS DUDA: El duda de todo cuanto ha aprendido por medio de los sentidos. También se puede dudar que se tiene cuerpo.

    Las proposiciones matemáticas parecen que deban excluirse de la duda. Además el fundamento de las matemáticas es Dios, como creador de las verdades eternas.

    EL COGITO: Descartes busca un conocimiento que no ofrezca ningún flanco a la duda. En este propósito no tendrá otro recurso que, o fracasar o llegar a un conocimiento que no sea mediato; que no se consiga por medio de cosa o concepto alguno.

    Lo único capaz de llenar estas condiciones es el pensamiento mismo

    Tal vez mi cuerpo no exista, pero si estoy dudando tal vez mi pensamiento exista; es decir, yo existo cuando estoy pensando. Este será el primer principio de la Filosofía de Descartes.

    EL CRITERIO DE LA VERDAD: Una vez encontrada esta verdad (cogito ergo sum) descartes la examinan y descubre en ella lo que se necesita en una proposición para que sea verdadera o cierta.

    Llega a la conclusión de que en la proposición “pienso, luego soy”, no hay nada que le asegure la verdad. Armado con este criterio va a intentar la reconstrucción de su filosofía.

  • LA NUEVA FUNDAMENTACIÓN DE LA METAFÍSICA: EL ALMA, DIOS Y EL MUNDO

  • Lo único que de verdad es, es el pensamiento. No parece posible descubrir todas las dificultades que esta nueva postura exige de nosotros.

    Así, todo conocimiento consistirá en la aprehensión de un objeto. Ahora no, el ha descubierto el único ser que existe y del que no se puede dudar, es el pensamiento, por que el pensamiento es tan inmediato que le hace indudable, claro y distinto.

    LA EXISTENCIA DE DIOS: Descartes se ve impedido a utilizar el tipo de demostración ofrecida por Sto. Tomás. Descartes tiene que probar la existencia de dios desde dentro de sí mismo..

    En la tercera meditación comienza a examinar las ideas que tiene en la mente. Y entre los pensamientos claros y distintos descubre uno que tiene la garantía de que lo pensado por ese pensamiento tiene que existir fuera del pensamiento. Ese pensamiento es único es la idea de dios.

    Si examino esas ideas y atributos no pueden haber sido producidos por si mismo, y, por lo tanto, yo no podría como, sustancia infinita existente. En la sustancia infinita hay más realidad que en la finita. Luego lo mencionado en esa idea esta tan por encima de mis posibilidades que tiene que responder a una idea existente fuera de mí y que la ha puesto en mi.

    Esta misma línea de argumentación puede ser suplementada con otra forma diferente: yo existo, de eso no puedo dudar; pero, yo, que existo, tengo una existencia cuyo fundamento no percibo, tengo una existencia contingente. No vale que diga que mi existencia se la debo a mis padres por que no tengo razones; por lo tanto tendré que acabar admitiendo una existencia que sea fundamento de la mía: DIOS

    En la Meditación 5ª procede a exponer el famoso argumento ontológico de San Anselmo, aunque redactado de forma diferente. Descartes tiene en gran estima este argumento, que empieza preguntándose “todo lo que conozco clara y distintamente como perteneciente a ese objeto le pertenece realmente; ¿No puedo derivar una argumentación que demuestre la existencia de Dios?

    Esto es posible por que la existencia de Dios es en sí misma una de las perfecciones de Dios y pertenece a la esencia divina.

    EL MUNDO: Una vez demostrada la existencia de Dios, ya tiene dos realidades existentes de las cuales es imposible dudar, él COGITO y DIOS

    Dios es perfecto y bueno. Por tanto es incapaz de engañarme. Puede permitir que me equivoque; más si me atengo a no aceptar nada más que ideas claras y distintas, aunque sepa pocas cosas, lo sabré con certeza y verdad. Dios es la garantía de que los objetos pensados clara y distintamente son ciertos y verdaderos.

    De esta manera ha salido Descartes de ese “pienso, luego existo”. Ha recobrado el mundo. Pero el mundo cartesiano no es el que estamos acostumbrados a ver. Su mundo es el construido por las verdades matemático-geométricas. Es un mundo de líneas, ángulos, puntos y esferas que están en movimiento. Es el mundo de la ciencia moderna, en el que se prescinde de la cualidad y sólo queda la cantidad, y esta está sometida a medición y tratada matemáticamente.

  • EL NUEVO CONCEPTO DE SUSTANCIA: Cerciorada la existencia del alma como del cuerpo o realidad mundana. Descartes investiga más atentamente la naturaleza de una y de otra.

  • Definió la Sustancia como: una cosa existente que no requiere más que de sí misma para existir. Pero esta definición solo es aplicable a Dios.

    Sin embargo, Descartes entendió que el concepto, sustancia, aunque primariamente sólo conviene a Dios, puede aplicarse secundaria y analógicamente a las criaturas

    En este sentido, si dejamos a Dios fuera de consideración, y pensamos en la sustancia, podemos ver que sólo hay dos clases.

    Descartes afirma que una sustancia se distingue de la otra en virtud de su atributo personal. La sustancia en si misma es incognoscible, la nada no tiene atributos; pero si intuimos un atributo es porque pertenece a una sustancia.

    El Atributo: es lo que nos permite conocer el ser o la naturaleza de la sustancia. Entre los atributos hay uno que es el principal, y de él dependen todos los demás.

    Según esta doctrina, el atributo principal de la sustancia espiritual es el pensar. Y el atributo principal de la sustancia corpórea tiene que ser la extensión

    En relación con la sustancia divina entiende que el atributo principal es la infinitud.

    La conclusión natural que se deriva de la precedente división de la sustancia es que el ser humano consta de dos sustancias, cuya fundamentación es Dios. Descartes intenta solucionar el problema afirmando que el nexo de unión entre ambas se da a través de la glándula pineal, situada en el cerebro.

    El hombre por la sustancia pensante es un ser libre, pero por la extensa es mecanismo puro.