Descanso infantil

Educación infantil. Esfuerzo físico e intelectual. Descanso. Equilibrio. Sueño. Relajación. Eliminación de fatiga

  • Enviado por: INS
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
publicidad

RECURSOS PARA EL DESCANSO INFANTIL

  • Introducción……………………………………………………………………………..pág.3

  • Guía de recursos………………………………………………………………………pág.4-6

  • Actividad………………………………………………………………………………….pág.7-8

  • Anexos……………………………………………………………………………………..pág.9-11

  • Biografía/bibliografía…………………………………………………….............pág.12

  • Para poder compensar el esfuerzo que realizan los niños al realizar una actividad y controlar el equilibrio físico y psíquico es conveniente descansar.

    El descanso es el tiempo necesario para restablecer el equilibrio, reponiendo los nutrientes gastados y pretendiendo una distensión muscular y psíquica.

    El descanso, en muchas ocasiones da lugar al sueño.

    El sueño es el estado en el que el organismo inhibe todas las funciones, produciéndose una relajación casi completa de los músculos.

    Si no hay un buen descanso, habrá fatiga.

    La fatiga es el desequilibrio entre el nivel de actividad y el descanso.

    El estado general del organismo se puede ver afectado, relacionando de manera inadecuada o anómala, pudiendo interferir en los procesos de aprendizaje y de relación social.

    Para no estar fatigado, es necesario tener un buen descanso y para ello, muchas veces es imprescindible llevar a cabo una serie de actividades para que al niño le sea más fácil descansar o conciliar el sueño.

    Las actividades para el descanso son aquellas que tienen un bajo gasto energético tales como un cuento antes de ir a la cama, jugar a juegos tranquilos o bien cantarles canciones de cuna.

    Para los niños, leer un cuento antes de ir a dormir es un momento mágico y a la vez muy educativo.

    Para contar el cuento, éste, tiene que estar adecuado a la edad del niño, tiene que ser un cuento que generalmente guste y que estemos, mas o menos, emocionalmente o estéticamente identificados.

    Para empezar a contar el cuento, colocaría a los niños en semicírculo y nosotros a su altura, y después, esperaría en silencio.

    Una vez los niños estén sentados y tranquilos, empezaría a contar el cuento con un tono de voz suave, mirando a los niños directamente y creando un clima de misterio.

    A lo largo del cuento, diferenciaría la voz del narrador con la de los personajes, cambiando el timbre y la entonación. Daría sonido a las onomatopeyas (y puffff), e iría dejando pausas, dejándoles intervenir a ellos, por ejemplo, en los momentos de las onomatopeyas, las repeticiones….


    • Garbancito

    • La cenicienta

    • La caperucita roja

    • Pinocho

    • El patito feo

    • Los tres cerditos

    • El flautista de Hamelín

    • Merlín el mago

    • Hansel y Gretel

    • El gato con botas

    • El traje del emperador

    • Los siete cabriditos

    • La ratita presumida

    • Ricitos de oro

    • La liebre y la tortuga

    • Peter pan

    • Blancanieves

    • El patito feo

    • El gato con botas

    • La gallina de los huevos de oro

    • La bella durmiente

    • Simbad

    • Alicia en el país de las maravillas

    • El soldadito de plomo

    • La bella y la bestia

    • Barba azul

    • El enano saltarín

    • El gigante egoísta

    • El rey rana

    • El ratoncito Pérez

    • Juan sin miedo

    • La oca de oro

    • La pastora y el deshollinador

    • La ratita presumida

    • Los músicos de Bremen

    • Rapunzel

    • El lobo y el pastor


    Otra forma de llevar a cabo el descanso es a través de los juegos, cada juego tiene una manera diferente de realizarse.

    • Escondite mental: el niño ha de pensar en un sitio de su casa o bien del aula, esconderse allí con la imaginación y, después, va a tener que darte pistas diciendo “frío” o “caliente” para que le encuentres. Así desarrollara su imaginación y su capacidad de desarrollo y narración.

    • Viaje imaginario: trazad un viaje imaginario desde la cama o el sitio donde el niño vaya a descansar, describiendo criaturas fantásticas, paisajes, aventuras… Este juego estimula la imaginación y ayuda a distinguir entre la realidad y la ficción.

    • Letras en la espalda: Se trata de hacerle o un dibujo en la espalda y ayudarle a adivinar que estás trazando en su piel. Las caricias le relajarán y le harán sentirse muy querido, además de potenciar sus capacidades de leer y escribir y favorecer su orientación espacial.


    • Dedos parlantes

    • Cinco pistas

    • La esponja

    • Frente al espejo (con acciones suaves)

    • La ducha

    • Tocar hojas, describirlas y describir como se siente.

    • El agua y la pelota de ping-pong

    • Burbujas

    • Plastilina

    • Las partes del cuerpo pesan mucho

    • Dejando fluir la arena

    • Estoy oyendo…

    • El mentoncito

    • El jefe indio

    • Mis pies

    • El señor pulgar

    • La casa del sueño

    • El despertador

    • El globo de goma

    • El gorila

    • El caracol

    • Las marionetas

    • La tormenta

    • El reloj de sol

    • La tarta de cumpleaños

    • Ejercicios de yoga.


    Las canciones de cuna son parte de la transmisión cultural oral de las tradiciones que aparecen en América, y que tienen sus orígenes en el cancionero español popular.

    Son melodías que se cantan en voz baja o susurrando, suaves y dulces, que sirven para ayudar a calmar y hacer dormir a los niños

    Tipos de canciones de cuna:


    • Arrorró

    • Para dormir a un elefante

    • Vamos a dormir

    • Cinco lobitos

    • A dormir

    • Hora de contar ovejitas

    • Duerme

    • Antes de ir a dormir

    • El coco

    • Duerme mi niño

    • Canción de cuna

    • Besitos de buenas noches.

    • Relojito de los campos

    • Lunita

    • Pajarito que cantas

    • A descansar

    • Con mis manos.

    • El gallo pinto se durmió

    • Dulces sueños.

    • A la camita

    • Caracoles de tu cabello

    • Bona nit.


    • Los piojos

    • La hora de los sueños

    • Sale la luna

    • Estrellita donde estas




    Nombre de la actividad: Sentidos alterados.

    Objetivos:

    • Provocar la calma y la relajación

    • Tomar consciencia de las diferentes partes del cuerpo

    Contenidos:

    Conceptuales:

    • Percibir las diferentes partes del cuerpo.

    Procedimental:

    • Utilizar la pluma para relajarse.

    Actitudinal:

    • Disfrutar del momento del descanso

    Actividad:

    El niño toma una pluma delicadamente entre el pulgar y el índice de su mano.

    • Sopla sobre ella suavemente, observa los pelillos que se mueven (llamados barbas).

    • Suelta la pluma, la sigue con la mirada mientras cae. La vuelve a coger y repite de nuevo la acción dos o tres veces.

    • Se le pone en la mano, en el dorso, en la palma, en un dedo, toma consciencia de su ligereza y centra su atención sobre esta sensación.

    • Cierra los ojos y sopla sobre la pluma para hacer que se eleve; primero flojito y poco a poco va incrementando el soplido para que vuele mas alto.

    • Sopla para que se ascienda el aire.

    • Coge de nuevo la pluma entre el pulgar y el indice de la mano izquierda con los dos mimos dedos de la mano derecha, sigue el tubo córneo del centra de la pluma. Sigue las barbas de un lado y después del otro, centra la atención sobre la diferencia de grosor, y se centra en este aspecto con los ojos cerrados.

    • Se acaricia la nariz, las mejillas, el mentón, la frente, el cuello, etc. Con la pluma.

    Para finalizar esta actividad permanecerían con los ojos cerrados durante unos instantes y poco a poco los van abriendo, el niño que se haya dormido lo dejamos dormir.

    Organización del tiempo:

    La actividad la realizaríamos durante unos 15/20 minutos todos los días después de la hora de comer, durante un periodo de 2 semanas.

    Organización del espacio:

    La actividad se llevaría a cabo en el lugar de descanso de los niños.

    Recursos materiales:

    • Pluma de ave encontrada por la calle durante el paseo.

    • Pluma de una almohada o edredón de plumas.

    Evaluación:

    Evaluaríamos la actividad a través de la observación.

    Observaríamos si los niños han conseguida relajarse/dormirse, y si lo han hecho bien o se han quedado excitados.

    Si esto pasase tendríamos que buscar otra actividad para realizarla con ellos.

    Patufet - Garbancito

    Érase una vez un niño tan pequeño que cabía en la palma de la mano. Por ese motivo todos le llamaban Garbancito. Era tan pequeño, que cuando salía a la calle le gustaba cantar: - ¡Pachín, pachín, pachín! ¡Mucho cuidado con lo que hacéis! ¡Pachín, pachín, pachín! ¡A Garbancito no piséis! Sus padres le querían mucho, pues sabían que poco importa el tamaño cuando uno es listo.

    Cierto día en que su padre iba al campo, Garbancito le pidió que le dejara acompañarle y guiar al caballo. - ¡Verás cómo puedo hacerlo! - Garbancito le pidió que le situara sobre la oreja del animal, desde donde le iba dando órdenes que éste obedecía a pesar de no saber de dónde venían. - ¿Ves, Papá? ¿Qué más dá ser pequeño si puedes pensar?
    Caminando, caminando, llegaron al prado de coles y Garbancito saltó al suelo para estirar las piernas. Mientras su padre recogía las verduras para luego venderlas en el mercado, el diminuto muchacho jugaba entre las hileras de plantas. Jugando y saltando, Garbancito no cayó en la cuenta de que se alejaba cada vez más de su padre.
    Tras uno de sus saltos, Garbancito fue a caer dentro de una col. El movimiento de Garbancito captó la atención de un enorme buey que pastaba a pocos pasos de allí. El gran animal de color pardo se dio la vuelta, se encaminó hacia donde estaba el minúsculo muchachito y se comió la col de un bocado con el niño dentro.
    Cuando llegó la hora de volver a casa el padre buscó a Garbancito por todas partes, pero fue incapaz de encontrarlo. Tras mucho tiempo, avisó a su mujer y juntos recorrieron caminos y campos buscando a su hijo: - ¡Garbancito! ¿Dónde estás? - Gritaban al unísono. Pero cayó la noche, vino el día y Garbancito no aparecía.
    Los padres apenas durmieron y después del desayuno siguieron buscando. Cayó la lluvía y después nevó, y los padres seguían buscando: - ¡Garbancito! ¿Dónde estás? - Llamaban a voz en grito. - ¡Aquí estoy! ¡En la tripita del buey, donde ni nieva, ni llueve, ni hace frío! - Escucharon a lo lejos.

    Contentos por haberle encontrado, los padres del hicieron cosquillas en la nariz al enorme buey pardo. Con un gran estornudo del animal, Garbancito salió de la tripa y abrazó a sus padres con alegría. Mientras volvían a casa para celebrarlo, los tres cantaban alegres: - ¡Pachín, pachín, pachín! ¡Mucho cuidado con lo que hacéis! ¡Pachín, pachín, pachín! ¡A Garbancito no piséis!


    ARRORRÓ MI NIÑO

    Arrorró mi niño,
    arrorró mi sol,
    arrorró pedazo,
    de mi corazón.

     Este niño lindo
    ya quiere dormir;
    háganle la cuna
    de rosa y jazmín.

     Háganle la cama
    en el toronjil,
    y en la cabecera
    pónganle un jazmín
    que con su fragancia
    me lo haga dormir.

    Arrorró mi niño,
    arrorró mi sol,
    arrorró pedazo,
    de mi corazón.

    Esta leche linda
    que le traigo aquí,
    es para este niño
    que se va a dormir.

    Arrorró mi niño,
    arrorró mi sol,
    arrorró pedazo,
    de mi corazón.

    Este lindo niño
    se quiere dormir...
    cierra los ojitos
    y los vuelve a abrir.

    Arrorró mi niño,
    arrorró mi sol,
    duérmase pedazo,
    de mi corazón.

    Para dormir a un elefante

    Para dormir a un elefante,

    se necesita un chupete grande,

    un sonajero de coco y saber cantar un poco


    Para dormir, para dormir, para dormir a un elefante

    para dormir, para dormir, para dormir a un elefante.

    Si se despierta de noche, sácalo a pasear en coche
    si se despierta de madrugada acomódale bien la almohada


    Para dormir, para dormir para dormir a un elefante

    para dormir, para dormir para dormir a un elefante.

    Un recado de parte de la tele 
    ya va siendo hora 
    de que los peques 
    nos vayamos a la cama 
    ¡¡ ale !! 

    Vamos a la cama

    Vamos a la cama 
    que hay que descansar 
    para que mañana 
    podamos madrugar 

    Vamos a la cama 
    que hay que descansar 
    para que mañana 
    podamos madrugar 

    Vamos a la cama 
    que hay que descansar 
    para que mañana 
    podamos madrugar 

    Vamos a la cama 
    que hay que descansar 
    para que mañana 
    podamos madrugar 

    Vamos a la cama 
    que hay que descansar 
    para que mañana 
    podamos madrugar



    http://caffelatte.es/cierta-ficcion/mucho-cuidado-con-lo-que-haceis-a-garbancito-no-piseis/ cuento: garbancito

    http://www.crecerfeliz.es/Ninos/Desarrollo-y-aprendizaje/Juegos-infantiles-para-la-siesta/(image)/8 , en esta pagina web podemos encontrar diferentes juegos para el descanso.

    http://www.pekegifs.com/cuentos_infantiles_clasicos.htm en esta pagina podemos encontrar diferentes cuentos infantiles clásicos.

    http://www.silvitablanco.com.ar/cancionesdecuna/dormir.htm

    en esta pagina web hay diversas canciones de cuna.

    Libro de juegos para calmar y relajar a los niños, de Denise Chavel y Crhistiane Noret

    Libro de aprender a relajar a los niños en casa y en la escuela, de Denise Chavel y Crhistiane Noret.

    Libro de cómo relajar a los niños en preescolar, de Michele Guilland

    Libro de juegos de relajación, de Michele Nadean.

    Libro de Yoca radiante, de Susan Kramer.

    Libro de Expresión y Comunicación

    CD de canciones infantiles

    - 1 -