Desarrollo y libertad; Amartya Sen

Economía mundial. Premio Nobel. Progreso y bienestar económico. Libertades esenciales

  • Enviado por: Mónique
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

ENSAYO DE LAS CONCLUSIONES FINALES DE “DESARROLLO Y LIBERTAD”

EL DESARROLLO DESDE LA PERSPECTIVA HUMANA

La propuesta que presenta el Nobel de Ciencias Económicas es la del desarrollo desde una perspectiva más allá de las cifras y al aumento del Producto Interno Bruto (PIB) y plantea la importancia que tiene el reconocimiento de las libertades fundamentales del hombre dentro del desarrollo social, definidas éstas como la capacidad de satisfacer las necesidades básicas, el desarrollo integral del individuo y el derecho de cada persona de vivir sanamente, en una sociedad en donde pueda expresarse abiertamente, con una participación activa en las decisiones que afecten su desarrollo y la importancia del mejoramiento físico, emocional e intelectual de los individuos. Además de la obligación del Estado de pensar estas necesidades dentro de los Planes de desarrollo.

Dentro del desarrollo de la propuesta ha combinado diferentes disciplinas como la economía, la filosofía e incluso la religión, para recuperar las dimensiones éticas del debate entre desarrollo humano vs. Desarrollo tecnológico y económico propiamente dicho y las necesidades económicas de las clases empobrecidas.

El autor analiza el problema del desarrollo económico desde los medios de comunicación, el papel de las mujeres en la sociedad, la educación, el papel de los agentes en el desarrollo social, entre otros, para sustentar la propuesta de que el desarrollo económico debe ir de la mano del cumplimiento de las libertades fundamentales del individuo y la obligación que tiene el estado para satisfacer las necesidades y permitirle a las personas un desarrollo integral.

Inicialmente se plantea el papel que cumple la riqueza dentro de esta propuesta de desarrollo y en mi opinión este concepto es la raíz de los demás planteamientos. En primera instancia a pesar de que el dinero es el principal motor de la economía no existe una relación directa entre éste y la libertad, pues existen en el mundo millones de personas que no cuentan con la posibilidad de tener dinero, ni mucho menos riquezas para cumplir al menos con los servicios básicos de salud y alimentación. Es importante tener en cuenta la relación que tiene la riqueza con el desarrollo pues como lo plantea Manfred Max-Neef, de que sirve que el consumo de medicamentos haya aumentado el PIB de un país, si la razón por la cual se presentó este incrementó fue porque hubo más personas enfermas?.

Este ejemplo evidencia claramente la razón por la cual el desarrollo no se debe concebir sólo desde el punto de vista de el incremento de la producción de dinero de un país, sino reflexionar a costa de qué se produce ese aumento. Las hambrunas son una consecuencia devastadora de este fenómeno, pues en muchos países a pesar de que los grandes empresarios cada vez aumentan sus capitales y le dan más ganancias en impuestos y utilidades, el hecho de que cada vez obtengan más capital y reemplacen la mano de obra nacional por alta tecnología e insumos importados, reduce la posibilidad de empleo y en consecuencia la libertad de muchas personas de conseguir alimentos.

En cuanto al problema del hambre, al que ha dedicado atención preferente, el análisis ha puesto de manifiesto que las hambrunas pueden producirse en momentos en los que la oferta no es especialmente limitada, o incluso en lugares exportadores de alimentos (como Etiopía en los años 80). Uno de sus hallazgos principales en el análisis de la pobreza es el concepto de capacidad social: la desigualdad no debe medirse sólo según el acceso a bienes materiales y sociales; es fundamental que los individuos tengan la capacidad de utilizarlos eficazmente, “el conjunto de facultades” que les permita ser libres para procurarse su bienestar. Entre ellas, por supuesto, la educación.

El estado y el sistema de gobierno cumple un papel fundamental, pues es éste quien garantiza el cumplimiento no sólo de los deberes sino también de los derechos fundamentales de sus ciudadanos, o al menos así debería ser. Se plantea la democracia como uno de los modelos económicos más acertados ya que hace frente a la opinión pública pues sus gobernantes deben responderle y cumplirle planean estrategias que impidan que ocurran desastres, claro está que éste modelo debe ser replanteado o perfeccionado pensando más en el desarrollo de los habitantes y no en la acumulación de riqueza de los gobernantes, tal como ocurre en Colombia.

Como lo dice Amartya Sen el sistema económico debe concebir la libertad como la base de la evaluación del éxito y el fracaso y como el determinante de la iniciativa individual y la eficacia social, no sólo porque esto sirve de estímulo a la población y mejora la calidad de vida, sino porque este desarrollo integral puede mejorar la producción de insumos en el país, el nivel de educación de los habitantes, los índices de pobreza entre otros, sin olvidar por supuesto que es necesario que el Estado tenga en cuenta estos factores en su plan de Desarrollo y en el presupuesto Nacional, pues de nada serviría pensar en mejorar la calidad de vida de los habitantes, sin tener un presupuesto necesario para garantizar esta meta.

Para llevar a cabo esta meta, es necesario que se genere un ambiente de confianza y no llevar al fatalismo la idea de que la situación nunca puede mejorar, pensar por ejemplo que como hay tantos enfermos de VIH en el mundo, la epidemia nunca podrá erradicarse o que como hay tanta pobreza y tanta hambre en el mundo, la calidad de vida de estas personas nunca podrá mejorar y en este caso optar por no hacer nada.

El autor propone la elaboración de medidas y programas basados en las conclusiones extraídas de investigaciones analíticas y productos empíricos que han buscado encontrar las razones de algunos fenómenos que afectan el desarrollo integral de muchas personas, como por ejemplo las proyecciones demográficas y ambientales. Al mismo tiempo el estado debe conjugar sus acciones con otras instituciones, entre ellas las ONG y el sector privado que aunque generalmente centran su interés particular en algunos sectores de la población, y en el caso de las ONG no cuentan con recursos suficientes para ampliar sus áreas de cobertura, han contribuido a mi parecer, mucho más que el estado a el mejoramiento del desarrollo desde el ser humano.

En el caso específico de las ONG, éstas a pesar de que se financian ellas mismas o cuentan con incentivos de algunas instituciones interesadas en un trabajo determinado han luchado por defender esas libertades individuales, entre ellas el derecho a la libertad de expresarse, promovido por organizaciones como Medios para la paz; las cuales se han encargado de promover la libertad de prensa y el papel de los comunicadores y periodistas como agentes sociales, definido este término por el autor como propulsores de cambio en función de los propios valores y objetivos independientemente de si son evaluados o no en función de algunos criterios externos.

En su papel como actor social y mediador entre la sociedad y el Estado, los Comunicadores y Periodistas están en la obligación de ser líderes sociales y vigilar que el Estado garantice a sus ciudadanos el cumplimiento de las libertades fundamentales y trabaje para promover el desarrollo humano. Infortunadamente en la actualidad, la situación de conflicto no le ha permitido a muchos periodistas expresarse libremente y hacer todo tipo de denuncias sobre acciones que afecten el desarrollo físico, emocional e intelectual de los individuos, pues hasta los mismos gobernantes, como es el caso de nuestro país, se han encargado por medio de las balas de que los periodistas no puedan defender los intereses sociales, afectando e incumpliendo el derecho a la libertad de expresión.

Para concluir es necesario aclarar que dentro del texto el autor también plantea el problema de la falta de asistencia sanitaria, la falta de seguridad social, el desarrollo sostenible desde el punto de vista de la explotación de recursos y el medio ambiente e incluso el derecho a vivir una vejez tranquila como factores que afectan el desarrollo y el cumplimiento de los derechos y las libertades del individuo. Por esta razón es importante transformar ese objetivo de la globalización más allá de romper las fronteras arancelarias, ya que esto afecta a países que posean mejor tecnología en el proceso de fabricación de los productos que exportan, y desarrollar primero las fortalezas de cada individuo para que luego se vaya expandiendo hacia su comunidad y así sucesivamente hasta llegar a la globalidad.