Desarrollo sostenible

Medio ambiente. Recursos naturales. Sostenibilidad. Economía sensible

  • Enviado por: 4lkon
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

DESARROLLO SOSTENIBLE

Definición de desarrollo sostenible: las personas que se preocupan por el desarrollo sostenible señalan que la satisfacción de las necesidades del futuro depende de cuánto equilibrio se logre entre los objetivos --o necesidades-- sociales, económicos y ambientales en las decisiones que se toman ahora. Algunas de estas necesidades son: sociales, autodeterminación, movilidad, social, económicas, ambientales, recursos naturales, crecimiento industrial, hacer uso eficiente de la mano de obra aire y agua limpios.

Muchos de estos objetivos parecen estar en conflicto, por ejemplo: el crecimiento industrial puede estar en conflicto con la preservación de los recursos naturales. Sector económico. El objetivo del desarrollo sostenible es mejorar el nivel y la calidad de vida de la población, en la actualidad y en las generaciones futuras. Los aspectos económicos son una parte importante del desarrollo de un país. Todo el mundo desempeña una función en la economía.

La economía es un sistema para decidir cómo asignar recursos limitados que se utilizarán para satisfacer las necesidades de los seres humanos. Cada vez que compramos, vendemos o intercambiamos algo, estamos participando en el comercio de bienes y servicios que constituye la economía. Algunos ejemplos de bienes y servicios son: alimentos, libros, minerales y armas militares, además de fábricas, electricidad, hospitales, ropa y programas de televisión. Cuando la economía de un país es floreciente, la mayoría de la gente puede producir, comprar o comerciar la mayoría de los bienes y servicios que necesita y desea. En algunos países sólo relativamente pocas personas tienen acceso a estos bienes y/o servicios. Para ayudar a las economías de países que tiene una economía baja o muy baja a seguir creciendo con el tiempo, los países se esfuerzan por establecer objetivos y estrategias económicas. Un ejemplo de estas estrategias económicas es el 0,7% del PIB (Producto Interior Bruto), que consisten donar a los países en vías de desarrollo el 0,7% de lo que saca un país desarrollado de sus industrias y sectores. Relación entre la economía y los sectores ambiental y Sociales. Los aspectos económicos están estrechamente vinculados con los problemas ambientales. La economía depende del uso sostenible de recursos renovables. El uso excesivo de estos recursos para obtener ganancias a corto plazo puede perjudicar el futuro económico a largo plazo de un país. Las cuestiones económicas también están relacionadas con los problemas sociales.

Definición de desarrollo sostenible: la más conocida definición de Desarrollo sostenible es la de la Comisión Mundial sobre Ambiente y Desarrollo que en 1987 definió desarrollo sostenible como: "el desarrollo que asegura las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para enfrentarse a sus propias necesidades". Según este planteamiento el desarrollo sostenible tiene que conseguir a la vez: satisfacer a las necesidades del presente, fomentando una actividad económica que suministre los bienes necesarios a toda la población mundial. Otra forma de satisfacer a las necesidades del futuro, reduciendo al mínimo los efectos negativos de la actividad económica, tanto en el consumo de recursos como en la generación de residuos, de tal forma que sean soportables por las próximas generaciones. Cuando nuestra actuación supone costos futuros inevitables (por ejemplo la explotación de minerales no renovables), se deben buscar formas de compensar totalmente el efecto negativo que se está produciendo (por ejemplo desarrollando nuevas tecnologías que sustituyan el recurso gastado).

El consumo mundial aumentó en una proporción sin precedentes en el siglo XX. El consumo en sí mismo no es malo, todos los seres vivientes deben consumir para mantener su existencia biológica. El problema real es el nivel, los patrones y los efectos del consumo. Para muchos en los países en vías de desarrollo, los niveles del consumo y los patrones actuales resultan insostenibles. La huella ecológica constituye una herramienta útil para determinar la extensión de nuestro consumo. Muestra cuánta tierra productiva y agua necesitamos para generar todos los recursos que consumimos y para absorber los desechos que se producen. A estas alturas, la huella ecológica del género humano puede que sea un 30 por ciento mayor que el espacio ecológico que el planeta puede ofrecer. La clasificación de huellas ecológicas muestra qué países son más sostenibles ecológicamente, y cuáles son los que funcionan según un déficit ecológico.

Un norteamericano promedio presenta una huella ecológica 1,7 veces mayor que la de una persona en Suecia y más de 9 veces la de un individuo de la India. La cultura de consumismo materialista está ganando terreno entre las clases medias emergentes de países como la India, Malasia y Brasil. Se debe desarrollar políticas para fomentar los modelos de consumo que reduzcan la huella ecológica y satisfagan las necesidades de todas las personas para que disfruten de una buena calidad de vida. Una de ellas puede ser la participación pública que puede: ayudar a establecer buenos caminos para el desarrollo sostenible, mejorar el entendimiento y las relaciones, incrementar el entusiasmo de participar, lo que lleva a una mejor implementación de las decisiones y por último enriquecer la comunidad y desarrollar capital social. También es necesario reducir la corrupción y otros aspectos dañinos para la sociedad (vandalismo, robos..) para lograr el desarrollo sostenible. Se ha comprobado que la corrupción es enormemente destructiva ya que ella conduce a ignorar el interés público y deformar los mercados competitivos. El eliminar siquiera una parte de estos subsidios perversos, proporcionaría un gran estímulo para el desarrollo sostenible.

El sistema económico basado en la máxima producción, el consumo, la explotación ilimitada de recursos y el beneficio como único criterio de la buena marcha económica es insostenible. Un planeta limitado no puede suministrar indefinidamente los recursos que esta explotación exigiría. Por esto se ha impuesto la idea de que hay que ir a un desarrollo real, que permita la mejora de las condiciones de vida, pero compatible con una explotación racional del planeta que cuide el ambiente. Es el llamado desarrollo sostenible.

Definición de desarrollo sostenible: según la Unión Europea, en el V Programa de acción de la Comunidad en medio ambiente, define el desarrollo sostenible como una acción que «no podemos esperar y no podemos equivocarnos», «el medio ambiente depende de nuestras acciones colectivas y estará condicionado por las medidas que tomemos hoy». Este programa reconoce que “el camino hacia el desarrollo sostenible será largo”. Su objetivo es producir un cambio en los comportamientos y tendencias en toda la Comunidad, en los Estados miembros, en el mundo empresarial y en los ciudadanos de a pie".

Características de un desarrollo sostenible:

1.- Buscar la manera de que la actividad económica mantenga o mejore el sistema ambiental.

2.- Asegurar que la actividad económica mejore la calidad de vida de todos, no sólo de unos pocos selectos.

3.- Usar los recursos eficientemente: promover el máximo de reciclaje y reutilización, poner su confianza en el desarrollo e implantación de tecnologías limpias y restaurar los ecosistemas dañados.

4.- Promover la autosuficiencia regional.

5.- Reconocer la importancia de la naturaleza para el bienestar humano.

El punto de vista del desarrollo sostenible pone el énfasis en que debemos plantear nuestras actividades "dentro" de un sistema natural que tiene sus leyes. Debemos usar los recursos sin trastocar los mecanismos básicos del funcionamiento de la naturaleza. Un cambio de mentalidad es lento y difícil. Requiere afianzar unos nuevos valores. Para hacerlo son de especial importancia los programas educativos y divulgativos. En la Unión Europea se elaboró en 1992