Desarrollo humano y social en una administración

Economía. Inequidad económica. Salud pública. Política laboral. Desarrollo social. Recesión y reactivación del ciclo económico

  • Enviado por: Alien
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 16 páginas
publicidad

1. DESARROLLO HUMANO Y SOCIAL

L

a política de Desarrollo Humano y Social aplicada por esta administración busca propiciar las condiciones para eliminar las causas primarias que originan la inequidad económica y social de un gran sector de población en nuestro país. A casi dos años de gobierno, el Ejecutivo Federal ha avanzado en su compromiso con los mexicanos de otorgar igualdad de oportunidades en el acceso de los servicios sociales, necesarios para alcanzar su pleno bienestar individual y familiar, estableciendo con la sociedad y los demás órdenes de gobierno una relación incluyente, corresponsable y participativa, lo cual ha requerido:

  • Mayor articulación de los programas del Gobierno Federal entre sí y con los que llevan a cabo los gobiernos estatales y municipales, las organizaciones de la sociedad civil y las comunidades.

  • Transformar las acciones que requerían un impulso renovado para lograr un mayor impacto social, y el fortalecimiento de los programas existentes para lograr una mayor eficiencia y mejores resultados.

  • Orientar los esfuerzos, cada vez menos en acciones de carácter asistencial, y cada vez más al fomento de procesos permanentes, que permitan a la población desarrollar de manera corresponsable su potencial productivo en concordancia con sus necesidades y aspiraciones.

  • Reformar las estructuras de las instituciones responsables de proporcionar los servicios sociales básicos de educación, salud, seguridad social, capacitación y vivienda, entre otras.

En un entorno de restricciones presupuestarias, el Gobierno de la República canalizó el mayor monto de recursos federales a los programas, procesos y proyectos vinculados directamente con el área de Desarrollo Humano y Social, con estricto apego a las Reglas de Operación establecidas para aumentar la transparencia y una rendición de cuentas más eficaz de los recursos.

En 2002, se asignó un presupuesto programable en la función desarrollo social por 641 314.2 millones de pesos, que en términos reales, per cápita y como proporción del PIB es el más elevado en la historia.

  • Estos recursos representan respecto a los ejercicios de 2001 y de 2000 un crecimiento en términos reales de 4.6 y 11 por ciento, respectivamente.

  • Su participación en el Producto Interno Bruto pasó de 8.5 por ciento en 1995 a 9.5 en 2000 y 10.4 por ciento en 2002.

  • Como proporción del gasto programable alcanzó 62.5 por ciento en 2002, 61.9 por ciento en 2001 y 60.7 por ciento en 2000.

  • Las mayores asignaciones correspondieron a los rubros de educación, seguridad social y salud, los cuales absorbieron 85.8 por ciento del total de recursos en desarrollo social.

  • Medido en términos per cápita, el gasto en desarrollo social se ubicó en 6 262.8 pesos en el presente año, 3.2 por ciento más en términos reales al nivel registrado en 2001, mientras que el gasto programable total per cápita en igual lapso se estima que crecerá 2.3 por ciento en términos reales al pasar de 9 799 a 10 024.9 pesos.

Las tendencias demográficas y los cambios en la estructura de la población constituyen un punto de referencia fundamental para la planeación del desarrollo y la formulación de políticas públicas. La población residente en México a mediados del año en curso se estima en 102.3 millones de personas, 1.4 millones más que en igual periodo del año anterior.

  • La amplia y libre aceptación de los programas públicos de planificación familiar, ha desembocado en un persistente descenso de la tasa de fecundidad, que permite vislumbrar que será posible alcanzar el nivel de reemplazo intergeneracional a mediados de la década actual.

  • Nuestra población está envejeciendo paulatinamente. Desde mediados de la década pasada el grupo de menores de 15 años experimenta anualmente variaciones absolutas negativas, que en los últimos 12 meses fue de poco más de 230 mil habitantes al pasar de 32.85 millones de personas en 2001 a 32.62 millones de personas en 2002. En contrapartida, los grupos de personas de 15 a 64 años y de 65 años y más han ganado cada vez un mayor peso en el total de habitantes del país; en los últimos 12 meses alcanzaron un incremento de 1.4 millones y casi 200 mil personas más, respectivamente, al pasar de 63.2 a 64.6 millones de 2001 a 2002 en el primer caso, y de 4.9 a 5.1 millones de 2001 a 2002 en el segundo caso.

  • La distribución de los habitantes por tamaño de localidades muestra un proceso de urbanización caracterizado por el incremento de polos de atracción poblacional a las ciudades de tamaño medio y a las zonas metropolitanas, tanto de las áreas rurales como de las localidades con menos de 20 mil habitantes.

El Gobierno Federal ha asumido cabalmente el reto de disminuir la pobreza que flagela a un gran número de mexicanos. El Programa Nacional de Desarrollo Social 2001-2006, Superación de la Pobreza: una tarea Contigo, recoge las iniciativas emprendidas por esta administración e integra en una estrategia articulada y de manera coordinada, los programas y esfuerzos dirigidos en esta materia. El presupuesto destinado en 2002 para los programas de superación de la pobreza, alcanzó un máximo histórico, que significa 12.1 por ciento del gasto social y un crecimiento de 23.2 y 34.9 por ciento real respecto a 2001 y 2000, respectivamente.

  • El Programa de Educación, Salud y Alimentación creció y se fortaleció a partir del presente año, transformándose en el Programa de Desarrollo Humano Oportunidades. Con este cambio, el Programa OPORTUNIDADES mantiene y hace más eficiente la entrega de los apoyos, e incorpora nuevas acciones de desarrollo social y económico en beneficio de las familias más pobres del país. Además, se realiza un esfuerzo extraordinario para incorporar en 2002 a un millón de familias más, tanto de las zonas rurales como de las urbanas, que se sumarán a las 3.2 millones de familias ya beneficiadas.

  • En 2002, las becas otorgadas por el Programa OPORTUNIDADES se habrán incrementado en 36.7 por ciento, al proporcionar 4 millones 534 mil becas, de las cuales 2 millones 691 mil corresponderán a primaria, 1 millón 359 mil a secundaria, y 483.8 mil a nivel medio superior, rebasándose en 31.6, 35.4 y 80.7 por ciento, respectivamente, el número de becas registradas el año anterior.

  • Adicionalmente, se prevé que al término del año, 1.2 millones de mujeres embarazadas y 9.7 millones de menores de cinco años, beneficiarios de OPORTUNIDADES, habrán recibido atención médica, cifras superiores en 27 y 22.4 por ciento a lo alcanzado en 2001. En relación a los suplementos alimenticios, se distribuirán 178.8 millones de dosis de suplemento alimenticio a mujeres embarazadas y 487.8 millones de dosis a niños menores de cinco años.

  • En apoyo a la alimentación de los hijos de las familias con menores recursos, el Programa de Abasto Social de Leche distribuye diariamente 3.2 millones de litros del lácteo, en beneficio de poco más de 4.6 millones de niños menores de 12 años. Por primera vez, a partir de este año, se da seguimiento al peso y la talla de los niños beneficiarios, para conocer su estado nutricional. Por su parte, el Programa de Desayunos Escolares, que a través del tiempo ha logrado una gran penetración en la vida de las familias y comunidades con mayor desventaja, otorga 3.6 millones de raciones alimenticias, en promedio diario.

  • En el transcurso del presente año se avanzó en el desarrollo de nuevos programas para apoyar la generación de opciones y el desarrollo del patrimonio para las familias que viven en condiciones de pobreza, en particular en las microrregiones con mayor grado de marginación. Entre éstos destacan: Superación de la Pobreza Urbana, y Desarrollo de los Pueblos y Comunidades Indígenas.

La educación constituye el eje fundamental que el Gobierno de la República ha establecido para concretar con ella, la estrategia central del desarrollo y la equidad social. Por ello, se ha promovido el acceso a una educación de calidad, desde los niveles de preescolar hasta el posgrado, alcanzando un crecimiento en la matrícula de casi 1.2 millones de estudiantes en el primer bienio del actual gobierno. Al término del ciclo escolar 2002-2003 se habrán incorporado más de 12 mil escuelas al Programa Escuelas de Calidad.

  • La matrícula en México es una de las más grandes de América Latina y del mundo al sumar más de 30 millones de alumnos en el ciclo escolar 2001-2002. Este gobierno se ha propuesto ampliar la cobertura hacia las poblaciones que presentan el mayor rezago, como son las indígenas y las comunitarias.

  • En el ciclo 2001-2002 el Sistema Educativo Escolarizado contaba con 221 719 escuelas, 1.7 por ciento más que en el periodo anterior. En ese mismo ciclo, todos los alumnos de educación básica contaron a tiempo con sus libros de texto gratuitos: 165.4 millones de ejemplares se distribuyeron en todo el territorio nacional.

  • En la búsqueda del mejoramiento cualitativo de la educación, han surgido iniciativas por demás relevantes, como es el caso de los Programas Integrales de Fortalecimiento Institucional (PIFI), desarrollados por las instituciones públicas de educación superior con los que se abordan: la superación académica del profesorado, la actualización de contenidos educativos, y enfoques educativos centrados en el aprendizaje, entre otros aspectos. En septiembre de 2001 se pusieron a consideración de la SEP los PIFI de 39 universidades públicas estatales y de 44 universidades tecnológicas.

  • A través del Programa de Becas y Financiamiento para Estudios de Tipo Superior (PRONABES) se benefició a casi 44 mil jóvenes con apoyos económicos, para que pudieran continuar sus estudios en instituciones públicas de educación superior y no cancelaran su proyecto educativo, por falta de recursos.

En materia de salud pública la expectativa de vida sigue aumentando, ahora se sitúa en 76 años como resultado de la paulatina erradicación de enfermedades infecciosas y del avance en el tratamiento de enfermedades crónico-degenerativas. Sin embargo, aún persisten brechas inaceptables entre grupos sociales y entre regiones del país. Por ello la equidad es el primer imperativo que plantea el Programa Nacional de Salud 2001-2006.

  • México tiene el esquema de vacunación más completo de América Latina, por el total de vacunas que lo componen y por su cobertura que integra además de niños menores de cuatro años, a adolescentes, adultos y adultos mayores. En cuanto a la prevalencia de uso de métodos anticonceptivos, nuestro país se ubica en el cuarto lugar de América Latina y el Caribe, ya que de un total de 21 países, sólo es superado por Brasil, Costa Rica y Colombia.

  • La mortalidad de niños menores de cinco años ha disminuido de manera importante, sobre todo la registrada por enfermedades diarreicas, respiratorias y de la nutrición, al pasar del periodo 2000 a 2002 de 23.2 a 17.9, de 39.4 a 28.5, y de 11.2 a 9.2 por ciento, respectivamente.

  • Entre las condiciones que significan oportunidad y seguridad para la creciente población mexicana debe considerarse el Sistema Universal de Salud, el cual se consolida con las diversas acciones puestas en marcha para atender a la población más desprotegida. Los retos establecidos en el Programa Nacional de Salud 2001-2006 (equidad, calidad de los servicios y protección financiera) demandan un enfoque multisectorial que se encuentra en la estrategia Contigo, base de la política social del gobierno actual.Para reducir los rezagos en salud que afectan a mujeres y niños, el programa Arranque Parejo en la Vida, en su segundo año de operación incorporó a nueve entidades federativas, con lo cual su cobertura llega a 16 estados.

  • El reto de la calidad de los servicios responde a las expectativas de las mexicanas y los mexicanos por un trato digno en las unidades de atención médica, por lo que se ha puesto en marcha desde el inicio de la presente administración la Cruzada Nacional por la Calidad de los Servicios de Salud.

La seguridad social constituye un reto que debe encontrar una solución en breve para ofrecer bienestar a largo plazo. Para ello, se están canalizando esfuerzos para lograr la viabilidad financiera de los Fondos de Pensiones, y así garantizar su pago a los actuales y futuros jubilados y pensionados.

  • Se estima que en 2002 las instituciones responsables de la seguridad social, atenderán a 2 259 miles de pensionados.

  • La población derechohabiente amparada por las dos instituciones, asciende en el presente año a 56 961 miles de mexicanos, lo que significa cerca de 56 por ciento de la población total del país.

La política laboral promueve renovados programas de capacitación para y en el trabajo orientados a garantizar el aprendizaje continuo y el desarrollo integral de los trabajadores, incrementar su productividad y mejorar su nivel de vida y el de sus familias.

  • A través del Programa de Apoyo a la Capacitación se capacitó a 46 289 trabajadores de 12 447 empresas. Mediante todos los servicios de vinculación al empleo durante los primeros ocho meses de 2002 se atendieron 1 011 683 personas, de las cuales 341 158 se colocaron en un puesto laboral.

  • Por segundo año consecutivo el salario de los trabajadores ha mostrado una recuperación en términos reales. Desde el inicio de la actual administración hasta agosto de 2002 los salarios contractuales de jurisdicción federal se han incrementado en promedio 2.1 por ciento una vez descontada la inflación y el salario mínimo general ha acumulado una recuperación real promedio de 3.9 por ciento. Con estos avances, el Gobierno Federal reconoce que aún falta un buen trecho por recorrer para lograr la plena recuperación de la capacidad adquisitiva de los trabajadores.

2. Crecimiento con Calidad

D

esde el inicio de la actual administración, el Plan Nacional de Desarrollo 2001-2006 planteó la necesidad de fortalecer las bases de la economía mexicana y avanzar con responsabilidad en el propósito de consolidar un país con un crecimiento económico con calidad, equitativo, incluyente, sostenido y sustentable, que permita ampliar las oportunidades de empleo e ingreso a la población y cerrar los diferenciales económicos y sociales extremos entre regiones, sectores y empresas del país.

El crecimiento con calidad que busca el Gobierno mexicano hace necesario avanzar en las siguientes líneas de acción:

  • Propiciar un entorno macroeconómico cierto y estable a través de la conducción responsable de la política económica.

  • Promover finanzas públicas sólidas que, a su vez, impulsen la inversión, la generación de empleos y la recuperación de los salarios.

  • Impulsar una programación eficaz y transparente de las erogaciones públicas en favor de la promoción en áreas de educación, salud e infraestructura.

  • Promover un sistema financiero sólido y eficaz que apoye el aparato productivo.

  • Apoyar los procesos microeconómicos con políticas de desarrollo empresarial.

  • Lograr la expansión económica y la reducción de la pobreza con la protección y el crecimiento de capital natural de la nación.

  • Garantizar un desarrollo incluyente a fin de incrementar la disponibilidad de infraestructura y de servicios de salud y educación entre las regiones con mayores rezagos.

El Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo 2002-2006 (PRONAFIDE) reconoce que es indispensable el fortalecimiento del ahorro interno de familias, empresas y gobierno para construir el círculo virtuoso de ahorro, inversión y crecimiento. Sólo mediante la instrumentación de una política económica responsable y transparente es posible cumplir con los objetivos planteados sin afectar la estabilidad y el orden en las cuentas del país.

Para aprovechar al máximo el potencial de desarrollo del país y colocar a México en una senda de crecimiento vigoroso y sostenido, es fundamental continuar avanzando en la instrumentación de la agenda de reformas estructurales contempladas en el Plan Nacional de Desarrollo, a fin de ampliar las perspectivas de crecimiento y desarrollo del país.

La recesión y reactivación del ciclo económico

México ha sorteado favorablemente las dificultades derivadas de la desaceleración de la economía mundial.

  • Durante los últimos cuatro meses de 2001 la evolución de la economía nacional se vio severamente afectada por diversos acontecimientos del entorno mundial. En particular, los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre perpetrados en los Estados Unidos de América acentuaron la recesión de la economía mundial manifestada desde el segundo semestre de 2000, lo cual retrasó la recuperación en la región norteamericana en su conjunto.

  • La economía estadounidense experimentó un crecimiento de 0.3 por ciento anual durante el 2001, sustancialmente inferior al promedio de la década de los noventa. El modesto crecimiento americano se vio alentado por la expansión del gasto público y por la reducción de las tasas de interés.

  • La economía mexicana, una de las más abiertas del mundo, fue afectada por la recesión mundial y por la creciente incertidumbre. Su volumen de producción registró en 2001 una caída de 0.3 por ciento con respecto al nivel registrado un año antes.

  • En efecto, la integración creciente con la región norteamericana ha conducido a una elevada correlación entre la actividad industrial mexicana y la de los Estados Unidos de América. Es por ello que el rezago en su recuperación ha incidido particularmente sobre la economía mexicana.

En el primer semestre de 2002 los mercados financieros internacionales experimentaron una nueva ronda de incertidumbre como resultado de los siguientes factores:

  • La incertidumbre generada acerca del vigor con el que se recuperaría la economía estadounidense.

  • La crisis en Argentina y la devaluación del real en Brasil que debilitaron la posición de la mayoría de las economías emergentes.

  • El hallazgo de graves distorsiones en la información contable en algunos corporativos internacionales de gran envergadura y su impacto sobre los mercados bursátiles de todo el mundo, a lo que se sumó una mayor aversión al riesgo.

Actividad productiva

La contracción de la demanda externa que se observó durante 2001 y en el primer trimestre de 2002, afectó severamente aquellos sectores productivos que están estrechamente vinculados con la actividad exportadora. Además, las proyecciones de un menor ritmo de expansión de la economía mundial propiciaron una posición más cautelosa por parte de los inversionistas nacionales y extranjeros, lo que provocó efectos adversos en el comportamiento de los principales agregados económicos.

Empleo

Afectado por la disminución en los flujos mundiales de comercio, durante 2001 el nivel de empleo presentó una contracción considerable. El total de trabajadores asegurados permanentes y eventuales urbanos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se redujo en 382 631 personas. Sólo en los sectores agropecuario, de comercio y de servicios hubo un aumento neto de contrataciones, que no compensaron la desincorporación de trabajadores en el sector industrial.

El volumen de empleo inició su recuperación durante el primer semestre de 2002. Cifras recientes proporcionadas por el IMSS revelan que entre el 16 de enero y el 15 de agosto pasado se crearon 263 556 plazas de trabajo.

Fundamentos de la estabilidad económica y financiera

México ha transitado de manera ordenada un entorno externo caracterizado por una recesión económica profunda y que incidió simultáneamente sobre los grandes bloques globales, choques recurrentes en distintas economías emergentes, y una acentuada incertidumbre en los mercados financieros. Este tránsito exitoso no ha sido casual preservar un entorno económico estable, caracterizado por las tasas de inflación y de interés más bajas en las últimas tres décadas, por un balance externo en orden y estabilidad cambiaria ha sido el resultado de un manejo prudente de las finanzas públicas.

Finanzas públicas

  • Para 2002 se espera alcanzar un déficit público de 0.65 por ciento del PIB. Este indicador en 2001 se ubicó en 0.73 por ciento del PIB, cifra ligeramente superior al considerado en el programa económico para ese año. La desviación de la meta se explica por la reducción de la capacidad recaudatoria como consecuencia de la recesión de la actividad económica, la caída de los precios internacionales del petróleo y la apreciación del peso frente al dólar. 1/

  • Durante el primer semestre de 2002 el balance público acumuló un superávit de 23 945 millones de pesos, monto superior en 73.1 por ciento en términos reales al alcanzado en el mismo periodo de 2001.

  • Asimismo, con el fin de aminorar el efecto recesivo durante la primera parte del año 2002, en el primer semestre de 2002 se ejerció el 43.6 2/por ciento del gasto programable del sector público presupuestario, cifra que se compara favorablemente a la registrada en los últimos años.

Precios y salarios

  • A lo largo de 2001 la inflación, medida por el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en 4.4 por ciento, claramente por debajo de la meta de 6.5 por ciento establecida para ese año por el Banco de México.

  • En julio de 2002 la inflación anual fue de 5.51 por ciento, tasa inferior en 0.37 puntos porcentuales a la alcanzada en el mismo mes de 2001. En el mismo periodo la inflación subyacente, que señala las presiones inflacionarias de mediano plazo, se ubicó en 3.94 por ciento, nivel 2.2 puntos porcentuales por abajo de lo observado en igual mes del año previo. La evolución de los precios ha sido congruente con el objetivo de lograr, al final del año, una inflación anual menor a 4.5 por ciento.

  • A lo largo de 2001 los salarios contractuales de jurisdicción federal, excluyendo bonos de productividad, registraron un incremento nominal promedio de 9.1 por ciento. Para el periodo enero-julio del presente año estos salarios han registrado un incremento nominal de 6.3 por ciento, tasa que se ubica por arriba de la inflación acumulada hasta junio de 2002, mejorando con ello el poder adquisitivo de los trabajadores.

Mercado de dinero

  • Las tasas de interés de los Certificados de la Tesorería (CETES) a 28 y 91 días alcanzaron mínimos históricos al registrar en diciembre de 2001 un rendimiento promedio de 6.29 y 7.53 por ciento, respectivamente.

  • A mediados de enero de 2002, las tasas de interés registraron presiones al alza, propiciadas por la expectativa de mayores niveles de inflación y los problemas políticos y financieros en Brasil. Con el fin de evitar un posible deterioro de las expectativas de inflación y de prevenir el contagio sobre la formación de precios en general, la Junta de Gobierno del Banco de México decidió aumentar el “corto” a 360 millones de pesos el 8 de febrero.

  • La determinación de mantener una estricta disciplina monetaria, al despejar dudas sobre el compromiso con la meta de inflación, condujo al reinicio de la tendencia descendente de las tasas de interés primarias. La autoridad monetaria disminuyó el “corto” el 12 de abril, el cual pasó de 360 a 300 millones de pesos. Así, la tasa de interés primaria de CETES a 28 días alcanzó en la cuarta semana de abril su nivel mínimo del año, al ubicarse en 5.28 por ciento, nivel inferior en 864 puntos base al registrado en el mismo periodo de 2001.

  • Entre mayo y julio de este año los mercados financieros domésticos se vieron afectados por el recrudecimiento de la incertidumbre económica y política en Brasil, y las irregularidades en las prácticas contables de algunas grandes empresas estadounidenses, situación que se reflejó en ligeras presiones al alza en las tasas de interés. No obstante, éstas se mantuvieron por debajo de los niveles observados en el mismo periodo de 2001. Así, el promedio acumulado en el periodo enero-agosto de este año de la tasa primaria de CETES a 28 días se ubicó en 6.96 por ciento, 682 puntos base por debajo del nivel registrado en el mismo período del año anterior.

  • La estrecha coordinación de las políticas fiscal y monetaria, generaron un clima de confianza para los inversionistas nacionales y extranjeros, lo que contribuyó a que la percepción del riesgo país asociado a México se mantuviera en niveles moderados y esto ha permitido que la variación acumulada del riesgo país en lo que va del año se compare favorablemente con otros países.

2.11 COMUNICACIONES Y TRANSPORTES

El nuevo proyecto de Nación demanda contar con medios de transporte y comunicación de calidad, suficientes y accesibles, para apoyar la competitividad de la economía y la integración regional, insertar al país con éxito dentro de la globalidad, y lograr una distribución más justa del desarrollo.

Durante los últimos 12 meses se avanzó en la creación de infraestructura y servicios de comunicaciones y transportes, de conformidad con los objetivos y líneas estratégicas comprometidas en el Programa Sectorial de Comunicaciones y Transportes 2001-2006.

2.11.1 Infraestructura

Infraestructura Carretera

Con la finalidad de integrar al país y modernizar la infraestructura carretera que lo comunica, durante el periodo septiembre de 2001-agosto de 2002, se invirtieron recursos públicos federales por 10 975.9 millones de pesos, de los cuales 5 431.1 millones de pesos se destinaron a la modernización de los corredores carreteros prioritarios y carreteras de impacto regional, 3 646.7 millones de pesos al mantenimiento de la red libre de peaje; y 1 898.1 millones de pesos a la atención de 58 876.9 kilómetros de la red de caminos rurales y carreteras alimentadoras del país.

Adicionalmente, se ejercieron 754 millones de pesos de inversión privada para la construcción y ampliación de 31 kilómetros de autopistas concesionadas.

Modernización

La modernización de las carreteras federales incluye obras de construcción y/o ampliación de los tramos estratégicos que forman parte de los 14 corredores carreteros prioritarios, así como proyectos de importancia regional que inciden de manera directa en el desarrollo de las diversas regiones del país.

  • Al mes de agosto de 2002 se encuentran modernizados 12 235.6 kilómetros, longitud que significa el 63.5 por ciento de los 19 263 kilómetros que conforman los 14 corredores prioritarios, equivalente a un avance de 2.2 puntos porcentuales respecto a los 11 812.6 modernizados hasta agosto de 2001.

  • De septiembre de 2001 a agosto de 2002 se canalizaron recursos públicos y privados por 6 185.1 millones de pesos a la modernización de 541.8 kilómetros.

  • Del total de recursos, 3 948.7 millones de pesos fueron recursos presupuestales, de los cuales el 84.5 por ciento se destinaron a trabajos dentro de los corredores prioritarios y 15.5 por ciento a obras en carreteras regionales.

  • El Fideicomiso para el Desarrollo Estratégico del Sureste (FIDES) aportó 903.3 millones de pesos, canalizando el 74.1 por ciento a los corredores carreteros y el 25.9 a carreteras regionales.

  • El Fondo de Inversión en Infraestructura (FINFRA) aportó 579.1 millones de pesos.

  • El sector privado aportó 754 millones de pesos.

La aplicación de estos recursos y los trabajos realizados en los últimos 12 meses se detallan a continuación:

Corredores carreteros prioritarios

Construcción

  • Con 2 062 millones de pesos de inversión pública, se construyeron 148.1 kilómetros, destacando los tramos: del kilómetro 8 al 10 de la carretera Oaxaca-Mitla y la pavimentación del kilómetro 88-Zacatepec, Mixes en Oaxaca, del kilómetro 54 al 60 de la carretera Estación Manuel-Zaragoza y del kilómetro 210 al 225.8 del Libramiento de Ciudad Victoria en Tamaulipas; las estructuras del Libramiento San José del Cabo en Baja California Sur y el Entronque Ojo Caliente del Libramiento de Saltillo en Coahuila.

De igual forma se continuó trabajando en los tramos: Libramiento de Durango en Durango; Oaxaca-Mitla y Salina Cruz-La Ventosa en Oaxaca; Rosario-Villa Unión y Villa Unión-Concordia en Sinaloa; el Libramiento de Perote en Veracruz, y Entronque Cuauhtémoc-Entronque Osiris en Zacatecas.

  • Con recursos por 669.4 millones de pesos provenientes del FIDES se construyeron 30.4 kilómetros, destacando la terminación de las obras del kilómetro 34 al 50 de la carretera Agua Dulce-Cárdenas en Tabasco y del kilómetro 181.3 al 209.2 de la carretera Gutiérrez Zamora-Tihuatlán en Veracruz, así como diversos tramos de la carretera Las Choapas-Raudales-Ocozocoautla en Chiapas y Veracruz: Ocozocoautla-Margen Sur de la Presa Malpaso, Margen Norte de la Presa Malpaso-Puente Grijalva, el puente auxiliar Chiapas II y Las Choapas (kilómetro 80)-Límite del estado de Chiapas.

Además, se avanzó en el Puente Chiapas, en el tramo Puente Grijalva-Límite de estados Veracruz y Chiapas y en el tramo Las Choapas al kilómetro 80 de la carretera Las Choapas-Raudales-Ocozocoautla en Chiapas y Veracruz, así como en la carretera Gutiérrez Zamora-Tihuatlán en Veracruz.

  • Con 579.1 millones de pesos del FINFRA se construyeron 28.1 kilómetros de la carretera Uruapan-Nueva Italia-Lázaro Cárdenas en Michoacán.

Ampliación

  • Se destinaron 1 273.3 millones de pesos de inversión pública a la ampliación de 216.4 kilómetros, destacando la terminación de los tramos siguientes: del kilómetro 45 al Entronque Cosío de la carretera Rincón de Romos-Límite de estados Aguascalientes y Zacatecas en Aguascalientes; Champotón kilómetro 139.7-Punta Xen en Campeche; del kilómetro 5 al 34.8 y el Entronque el Canelo de la carretera Colombia-Entronque Ruta Dos-El Canelo en Nuevo León; del kilómetro 31 al 51.5 de la carretera Villahermosa-Límite de estados Tabasco y Campeche en Tabasco, y Rancho Grande-Límite de estados Zacatecas y Durango en Zacatecas.

Asimismo, se avanza en las obras Ciudad del Carmen-Champotón en Campeche, Chetumal-Desviación a Majahual en Quintana Roo, Apizaco-Cuapiaxtla en Tlaxcala y Texcoco-Calpulalpan en el Estado de México. Estos dos últimos tramos se modernizan con la participación de los Gobiernos de los estados de Tlaxcala y México, en el marco del Programa Regional de Gran Visión.

  • Con recursos privados por 754 millones de pesos, se prevé concluir la ampliación a cuatro carriles del tramo Venta de Bravo-Maravatío, en el estado de Michoacán, y está programado iniciar la modernización de Atlacomulco-Venta de Bravo, en el Estado de México, la construcción del tramo Tejocotal-Nuevo Necaxa en Puebla; y la de los entronques Lomas Verdes y López Portillo, en el Estado de México.

Carreteras regionales

  • Con recursos públicos por 613.4 millones de pesos se construyeron 58 kilómetros y se ampliaron otros 20.4 kilómetros. Estos recursos permitieron avanzar en las obras, Celaya-Salamanca en Guanajuato, en el Libramiento Ixtapa, Libramiento Pantla y El Chico en Guerrero, en los tramos Atlapexco-Benito Juárez y Actopan-Ixmiquilpan en Hidalgo, el tramo Entronque Tonalá-Entronque Tlaquepaque en Jalisco, el Puente Río Ameca II en Nayarit y el Puente Internacional Las Flores en Tamaulipas.

  • Con 233.9 millones del FIDES se realizaron trabajos de construcción de 9.4 kilómetros, lo que permitió terminar la construcción del Libramiento de Lagunillas, en Guerrero, y avanzar en la obra de la carretera Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, hasta sólo dejar en proceso los trabajos del Puente San Cristóbal.

Mantenimiento

En materia de conservación, durante el periodo que cubre este Informe, se invirtieron 3 646.7 millones de pesos para el mantenimiento de la red carretera federal libre de peaje, por la cual se mueve el mayor volumen de tránsito vehicular. Con dichos recursos se realizaron los trabajos siguientes:

  • Se reconstruyeron 215.8 kilómetros entre los que destacan los tramos Tepic-Mazatlán con 20.2 kilómetros; Libramiento de Apizaco con cinco kilómetros; Cuautla-Límite de estados Morelos y Puebla con 11.7 kilómetros entre otros, cuyas inversiones fueron de 24.7 millones de pesos, 8.1 millones de pesos y 25.3 millones de pesos, respectivamente.

  • Además se reconstruyeron 107 puentes en las 31 entidades federativas entre los que destacan los puentes Ciénega de Flores en el tramo Monterrey-Sabinas Hidalgo, Río Guadalupe en el tramo Zacatecas-Durango y Barra Vieja en el tramo El Cayaco-Las Horquetas, con inversiones de 12.4 millones de pesos, 8.3 millones de pesos y siete millones de pesos, respectivamente.

  • Se dio conservación periódica a 4 909.4 kilómetros, así como conservación rutinaria a 45 856.1 kilómetros y 7 928 puentes.

  • Se atendieron 150 puntos críticos con altos índices de accidentes en 27 estados.

Con estas acciones el estado físico bueno y regular de la red carretera federal es ya de 66.6 por ciento estimándose que a mediano plazo se logre alcanzar el 50 por ciento en buen estado y el resto en condiciones regulares, aumentándose la tendencia en las inversiones destinadas al mantenimiento de esta red carretera.

Autopistas de cuota

Para superar los rezagos que existen en infraestructura carretera, es necesario incrementar la inversión pública y privada en el menor tiempo posible.

Para esto se han identificado cuatro esquemas para desarrollar proyectos de autopistas con financiamiento mixto, en donde participen los tres órdenes de gobierno, la iniciativa privada y la banca nacional y extranjera.

  • Concesionamiento a la iniciativa privada: consiste en otorgar concesiones al sector privado para operar, explotar y mantener autopistas de peaje hasta por 30 años a través de licitaciones públicas, con la posible participación de recursos públicos.

  • Emisión de bonos a largo plazo para financiar la construcción de infraestructura: los activos de carreteras de cuota existentes generan ingresos que se utilizan como fuente de pago de instrumentos de deuda colocados en los mercados financieros. Los recursos obtenidos se destinan a inversión física en nuevas carreteras.

  • Cesión o bursatilización de activos de cuota en operación: los ingresos del activo cedido se usan como fuente de pago de financiamiento para obras que pueden o no tener relación operativa con el activo cedido.

  • Obra pública financiada: los peajes de una determinada autopista que requiere ser modernizada, se utilizan como fuente de pago de créditos otorgados para financiar obras de ampliación y mejoramiento de esa misma autopista.

Como culminación del diseño del nuevo esquema de concesionamiento de autopistas de cuota, el 29 de agosto pasado se publicó la convocatoria para otorgar la concesión del Libramiento de Matehuala, en el estado de San Luis Potosí. Con esta acción se inicia un programa de concesionamiento de obras a particulares a través del cual se espera desarrollar, en una primera etapa, 10 proyectos con una longitud total de alrededor de 600 kilómetros.

En las autopistas operadas y administradas por Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (CAPUFE), se desarrollaron las siguientes acciones:

  • El Organismo operó y administró su infraestructura de 1 226.4 kilómetros en 13 autopistas, incluyendo 30 puentes de los cuales 13 son internacionales. En paralelo operó por contrato 3 554.2 kilómetros de autopistas y 10 puentes dentro de los que destacan 3 133.3 kilómetros de autopistas y cuatro puentes de la Red del Fidecomiso de Apoyo al Rescate de Autopistas Concesionadas (FARAC).

  • El Gobierno Federal entregó al FARAC para su administración y operación, los tramos Tihuatlán-Gutiérrez Zamora, en Veracruz, y Nueva Italia-Entronque El Naranjito-Feliciano, en Michoacán y Guerrero, con una longitud conjunta de 48.1 kilómetros.

  • Con inversiones por 219.8 millones de pesos, CAPUFE reconstruyó 102.3 kilómetros de carpeta asfáltica en las autopistas Tijuana-Ensenada, Tecate-La Rumorosa, México-Querétaro, Querétaro-Irapuato, Puebla-Acatzingo, Ciudad Mendoza-Córdoba, Arriaga-Huixtla y Cuacnopalan-Oaxaca. Además, realizó trabajos de ampliación de 8.4 kilómetros de terceros carriles en las autopistas México-Puebla y México-Querétaro.

  • En la red operada por el Organismo se registró un incremento global del 3.4 por ciento del tránsito vehicular en comparación con el periodo de septiembre de 2000 a agosto de 2001.

  • En la red propia de CAPUFE, el tránsito vehicular fue de 171.7 millones de vehículos y 19.8 millones de peatones en los puentes fronterizos. En la red contratada se registraron 53.2 millones de vehículos y 136.9 millones más en la red FARAC.

Caminos rurales y alimentadores

Para facilitar a las poblaciones rurales el acceso a los servicios básicos y favorecer su integración geográfica y regional, se continuó atendiendo aquellos caminos rurales y alimentadores estratégicos y prioritarios. Para ello, en el periodo septiembre de 2001-agosto de 2002, se invirtieron 1 898.1 millones de pesos, logrando los siguientes resultados:

  • Con el programa de obras a contrato a cargo de la SCT, se construyeron 148.8 kilómetros, se modernizaron 429.6 y se reconstruyeron 117.3 kilómetros.

  • A través del Programa de Empleo Temporal (PET), se reconstruyeron 7 592 kilómetros y se conservaron 50 589.2 kilómetros, lo que permitió generar más de 21.6 millones de jornales lo que equivale a cerca de 285 mil empleos temporales. Estos trabajos se realizaron en 1 217 municipios de las 31 entidades federativas.

Infraestructura Complementaria del Autotransporte

Con recursos privados y públicos se amplió y modernizó la infraestructura complementaria del autotransporte. En los últimos 12 meses:

  • Se instalaron 57 terminales de pasajeros, de las cuales 16 son centrales y 41 individuales, con lo que al mes de agosto se cuenta con un total de 687 terminales, 154 centrales y 533 individuales.

  • A través del Programa de Construcción de Centros Fijos de Pesaje y con recursos del sector privado, se pusieron en marcha los centros de Nuevo Laredo, Tamaulipas y de Calamanda, Querétaro, y se inició la construcción de otro en Mexicali, Baja California.

  • Se autorizaron 21 nuevos Centros de Capacitación para Conductores, con lo cual actualmente suman 106 los centros y 884 los instructores que tienen reconocimiento oficial de la SCT. A efecto de garantizar elevados estándares de calidad y un cabal cumplimiento de sus objetivos, se realizaron 25 visitas de evaluación y se están revisando y actualizando los Programas Mínimos de Capacitación en las modalidades de pasaje, turismo, carga general y residuos peligrosos.

Infraestructura Ferroviaria

El desarrollo de la infraestructura ferroviaria se encuentra bajo la responsabilidad de las seis empresas ferroviarias concesionarias, asignatarias, y de la paraestatal Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, y se realiza a través de los compromisos de inversión establecidos en los planes de negocios de los títulos correspondientes.

  • Los concesionarios ferroviarios invirtieron 2 986.4 millones de pesos en 2001 y han previsto invertir 2 832.3 millones de pesos en 2002, lo que refleja el cumplimiento de los compromisos previstos en el Plan de Negocios establecido en sus títulos de concesión.

  • Una parte de estos recursos, se aplican al programa de mantenimiento, rehabilitación y modernización de la infraestructura ferroviaria del tramo Lázaro Cárdenas-Celaya, con una inversión total de 50 millones de dólares. Asimismo, se rehabilitaron las instalaciones ferroviarias de Coatzacoalcos para la operación del servicio de ferrobuques entre Coatzacoalcos, Veracruz, y Mobile, Alabama, así como el mantenimiento de cruceros viales en Monterrey, y la ampliación del patio de Sánchez en Tamaulipas.

  • El Gobierno Federal, por conducto de la SCT, otorgó al gobierno de Baja California el título de asignación de la vía férrea Ensenada-Tecate para otorgar los servicios de carga y pasaje. Este proyecto consiste en construir una línea ferroviaria de 100 kilómetros, y significa una inversión estimada por 230 millones de dólares. Esta construcción constituye un hecho que no se había llevado a cabo en 30 años.

  • Por lo que respecta al desarrollo de infraestructura a cargo de la paraestatal Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, durante 2001 se invirtieron 58.5 millones de pesos y para 2002 se prevé invertir 49.6 millones de pesos, que se han destinado a realizar obras de mantenimiento integral y rehabilitación de la infraestructura, tales como la rehabilitación de vías y reparación de estructuras metálicas y puentes, entre Salina Cruz, Oaxaca y Medias Aguas, Veracruz.

Infraestructura Aeroportuaria

Para consolidar el proceso de apertura al sector privado, ampliar y modernizar la red de aeropuertos y mejorar la calidad y seguridad de los servicios, se realizaron las acciones siguientes:

  • Los grupos aeroportuarios pese a la situación económica mundial y los efectos de los actos terroristas del pasado 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos de América, realizaron en 2001 inversiones por 1 260.7 millones de pesos, de los cuales 275.5 correspondieron al Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR), 267 al Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) y 225.2 al Grupo Aeroportuario Centro-Norte (GACN). Por su parte, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) realizó conjuntamente con el sector privado inversiones por 493 millones de pesos. Para el año 2002, los grupos aeroportuarios proyectan invertir alrededor de 533 millones de pesos. Por su parte, el GACM prevé una inversión pública superior a los 217 millones de pesos.

  • Dentro de las principales obras realizadas por los grupos aeroportuarios sobresalen la ampliación y remodelación de los edificios terminales en Cancún, Guadalajara, Monterrey, Bajío, Culiacán, Mazatlán y Huatulco; la ampliación de las plataformas comercial y de aviación general en Cancún, Guadalajara, San José del Cabo, Tijuana, Ciudad Juárez y Torreón; la rehabilitación de pistas, rodajes y plataformas en Cancún, Ciudad Juárez, Tijuana, Veracruz y Puerto Vallarta; y la realización de obras de protección ambiental en Tijuana, San José del Cabo, Puerto Vallarta, Hermosillo, Bajío y Minatitlán.

  • Al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) se canalizaron 493 millones de pesos en 2001, de los cuales 300 millones corresponden a inversiones privadas que se destinaron a la terminación de un estacionamiento para vehículos y del Módulo XI, con capacidad para alojar ocho posiciones de contacto para igual número de aeronaves. Asimismo, se aplicaron 193 millones de pesos de inversiones públicas a diversas obras de la zona operacional y terminal, así como a obras complementarias, principalmente.

  • En la red a cargo de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), durante 2001 se invirtieron 184 millones de pesos, y se prevén inversiones por 353.4 millones de pesos para 2002, con el propósito de ampliar y mejorar la infraestructura existente en favor de la actividad comercial y turística en nuestro país.

  • Dentro de las obras realizadas por ASA, sobresalen la colocación de mortero asfáltico en el aeropuerto de Chetumal; la rehabilitación de pistas en Poza Rica y Campeche; la colocación del refuerzo estructural de pavimentos aeronáuticos, rodajes y plataforma comercial en Ixtepec, Puerto Escondido y Uruapan; el bacheo en áreas operacionales en Nogales, Tamuín, Tuxtla Gutiérrez, y Ciudad Victoria; y la rehabilitación de la plataforma comercial y del rodaje alfa en Tehuacán. Asimismo, a la fecha se encuentra en ejecución la ampliación y remodelación de los edificios terminales en los aeropuertos de Ciudad Obregón y Ciudad del Carmen.

  • Por su parte, Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM) ejerció una inversión por 141 millones de pesos en 2001 y prevé invertir 81 millones en 2002 en diversos proyectos de equipamiento e infraestructura. Con estos recursos, se realizó la instalación, certificación y puesta en operación de radares en los aeropuertos de San José del Cabo, Tampico, Villahermosa y Bajío, así como la apertura de los servicios de aproximación radar en este último, que entrarán en operación durante el segundo semestre del presente año. Además, SENEAM modificó los procedimientos de llegada y salida de aeronaves en el AICM, lo que ha generado importantes ahorros de combustible a las aerolíneas.

  • En lo referente a la construcción de nuevas instalaciones aeroportuarias para la ZMVM en Texcoco, hasta el 31 de julio del presente año se avanzó en el proceso de licitación internacional para el desarrollo del Plan Maestro del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que debería quedar concluido a principios de 2003.

Sin embargo y no obstante que la Administración Pública Federal fue especialmente respetuosa del régimen legal y reglamentario al realizar en octubre de 2001 la expropiación requerida de bienes ejidales y comunales, varios ejidos manifestaron, por diversas vías, su oposición a las expropiaciones necesarias para el desarrollo de las nuevas instalaciones aeroportuarias. Ante ello, el Gobierno Federal realizó diversas gestiones de carácter conciliatorio con los afectados que no fructificaron, lo que comprometió y obstaculizó la realización oportuna del proyecto. Aunado a lo anterior y ante la posibilidad técnica de explorar nuevas opciones para satisfacer adecuadamente la demanda de servicios aeroportuarios, a principios de agosto el Gobierno Federal tomó la determinación de realizar los trámites conducentes para dejar sin efecto los decretos expropiatorios publicados en octubre pasado.

Al considerar otras alternativas, el Gobierno Federal logra el propósito de conciliar el interés general en la construcción de un nuevo aeropuerto con el interés particular de las comunidades que han decidido conservar el destino original de sus tierras. En lo que hace a otros proyectos aeroportuarios, se ha iniciado la construcción del nuevo aeropuerto de Querétaro, al tiempo que continúan los estudios para el nuevo aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas.

Infraestructura Portuaria

Para afianzar la expansión y modernización de la infraestructura en los puertos mexicanos, que permita aumentar y diversificar los intercambios comerciales con el resto del mundo, se continuó con la promoción de las inversiones privadas nacionales y extranjeras.

1/ El análisis detallado del comportamiento del balance público se presenta en el apartado 2.1.1. Equilibrio presupuestal y esfuerzo del ahorro público.

2/ El avance está calculado respecto a la meta de gasto pagada para el año.